Dimes y Diretes: “Sí al #Jitomatazo”

Durante las recientes semanas ha sonado mucho en redes sociales la propuesta de tirarle jitomates a los diputados federales de México que hayan recibido el bono navideño y no lo devuelvan.

El ex City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo, Arne aus den Ruthen, es el impulsador del #Jitomatazo, y aunque ha sido duramente criticado, yo coincido con el mismo.

César Camacho, diputado federal plurinominal y miembro del afamado Grupo Atlacomulco (mismo al que pertenece nuestro querido Presidente), fue la primera víctima del #Jitomatazo.

El ex gobernador del Estado de México ya hizo una denuncia penal contra Arne y todos los que resulten responsables de aventarle jitomates y arruinarle su traje (muy probablemente de marca). Aquí es donde yo me pregunto, ¿y nosotros cómo los denunciamos a ellos por ratas?

La realidad es esta: cada diputado federal nos cuesta alrededor de un millón de pesos mensualmente. También no tiene progenitora que a pesar de la crisis económica por la que pasa el país, los diputados se hayan otorgado millones de pesos en bonos navideños (cada diputado recibió alrededor de entre 500 mil a 700 mil pesos). ¿Ahora salen que por unos jitomatazos van a lloriquear?

Los diputados del PRI y su Presidente Nacional, Enrique Ochoa, piden que no haya violencia, pero ¿cuántas veces el PRI ha incitado a la violencia? Es más, ¿cuántas matanzas han sido hechas por gente afiliada al PRI?




Ahí, le va un recuento: Tlatelolco (1968), La Masacre del Jueves de Corpus (1971), las ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato (2015), los periodistas asesinados durante los sexenios de varios gobernadores, sobresaliendo Javier Duarte.

Ya que estamos con Javier “Ñoño” Duarte, los 9 niños que murieron de cáncer fue porque el tratamiento era patito, pura agua. Después de todo esto, ¿neta los priistas se quejan por unos jitomates? Denle gracias a Dios que no les avientan piedras y que realmente el hartazgo social no se ha desbordado por completo.

Para mí ni los jitomatazos, ni el pañalazo que se avecina son actos de violencia. Son acciones que demuestran el hartazgo social que comienza a crecer en México, en esta clase política, que en su mayoría se ha encargado de desfalcar al país.

Por lo tanto, yo digo, que adelante con los jitomatazos, hasta que los diputados federales devuelvan el bono navideño y cumplan con su trabajo. Y yo no lo dejaría en los diputados federales, también a cualquier político corrupto en México.




¡Ahí Se Leen!

P.D. Aventar jitomates no es un delito penal, es una falta administrativa por vejaciones, por lo tanto no amerita cárcel.

Qué hubiera hecho yo… Y la mayoría

Durante su mensaje por Año Nuevo y en medio de las protestas y saqueos en todo el país, el Presidente Enrique Peña Nieto, lanzó la siguiente pregunta: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”. Anterior a la pregunta, Peña Nieto dio a conocer las razones detrás del gasolinazo que entro en vigor el pasado primero de enero.

Entre los puntos hablo del recorte de gasto del gobierno, eliminación de plazas laborales y claro el panorama negro que le esperaba al país si no se hacían estos ajustes al precio de la gasolina. A continuación, presento que es lo que debería de hacer el gobierno federal, o más bien debió de hacer.

Uno de los puntos que tocó el Presidente es los presuntos recortes por 190 mil millones de pesos, la realidad es totalmente otra. Simplemente, según cifras de la Cuenta Pública correspondiente al 2015, indicaron que el Gobierno Federal gastó 185.8 mil millones de pesos más que lo presupuestado.

Aunque no se tienen cifras del 2016, hasta septiembre del año pasado el Gobierno Federal llevaba 174 mil 507 millones de pesos más que lo asignado por parte de la Cámara de Diputados. En otras palabras, los supuestos recortes que incluso ayer prometió el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y que su antecesor, Luis Videgaray, también había prometido no se han cumplido.




El otro tema que tocó Peña Nieto, es el supuesto recorte de 20 mil plazas laborales en el Gobierno Federal. Nuevamente las cifras muestran algo totalmente diferente. Durante la administración de Enrique el aparato burocrático ha crecido año con año y hasta noviembre del año pasado se habían pagado en sueldos y prestaciones 944 mil 641.6 millos de pesos, cifra que rebasa por 24 mil 235 millones de pesos lo que se había gastado en el 2015.

Entonces, ¿dónde están reflejados estos supuestos recortes en la nómina? Son inexistentes según lo que muestran las cifras que el mismo Gobierno Federal proporciona.

Por otro lado, tenemos los bonos que recibieron los diputados federales a finales del año pasado. Cada diputado según información de “El Universal” y luego confirmado por San Lazaro, recibió 507 mil pesos. Es decir, en total la Cámara baja recibió un total de 235 millones de pesos por el concepto de “bono navideño”.

¿Acaso los diputados no podían renunciar a este bono? Varios lo hicieron, entre ellos legisladores de Movimiento Ciudadano y Morena, aún así el gasto es excesivo.

Finalmente, tenemos el presupuesto que se asigna a los partidos políticos cada año, para este 2017 más de 3 mil millones de tus pesos se irán a los partidos políticos. La democracia en México le cuesta a los mexicanos, y mucho. Debido a la Reforma Fiscal, se habla que el presupuesto para partidos políticos seguirá incrementándose.

Aunque hay voces que están en contra de que se le quite el presupuesto a los partidos, ya que consideran que se va a privatizar la “democracia”, la realidad es que mantener partidos políticos no está siendo negocio para el país, al contrario cuesta mucho.




En conclusión, si Peña Nieto quiere saber qué hubieran hecho los mexicanos, creo que la gran mayoría con cuerda con lo que digo. El Gobierno Federal debe en verdad recortar el gasto, las dependencias públicas siguen gastando como si las finanzas públicas estuvieran en su mero apogeo.

También debe de cumplir con los recortes en la nómina que menciono en su discurso, sino por obvias razones no hay otra opción que seguirle cobrando los excesos gubernamentales al pueblo. Por último, se le deben de limitar o hasta quitar las prestaciones a los diputados federales, de igual manera el famoso “bono navideño”, dado que millones de pesos se van en un muy complejo aparato legislativo y que debe de ser reducido.

¿Por qué Peña Nieto le miente de esta manera al pueblo? La mayoría de su discurso está lleno de falsedades, en un momento donde el país pide a gritos que se le hable con la verdad o mejor que se vaya. ¿Tú que hubieras hecho?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

7 pesos para el pueblo, 450 mil para diputados

Aunque año tras año, los mecanismos de transparencia en México se han ido mejorando, esto no ha combatido los desfalcos injustificados de los funcionarios. Tal es el caso del bono “legal” que se están asignando esta semana los 500 diputados federales.

Cada diputado, según lo reportado, recibirá $450 mil pesos de bonos, aunque también se dice que el bono será de $781 mil pesos. Mientras tanto, los ciudadanos recibieron un aumento de siete pesos al salario mínimo, ¿ven la incongruencia?

Lamentablemente, se ha vuelto una “tradición navideña” que los 500 diputados federales se den este tipo de bonos. A pesar de que la economía del país no está en el mejor de sus tiempos, los legisladores se siguen sirviendo con la cuchara grande.




Este año los diputados se darán el regalito de $140 mil pesos de aguinaldo cada uno, $160 mil pesos de “dieta mensual” o “apoyos económicos” y $150 mil pesos en el llamado “bono inventado”. En total cada legislador recibirá $450 mil pesos, representando un total de $225 millones de pesos, que salen de tus impuestos y de los míos. Todo esto, tras 6 meses y medio de trabajo duro.

Mientras tanto, el mexicano promedio, recibirá un aguinaldo de $2 mil pesos, aproximadamente, y claro también un súper regalazo de 7 pesos más en el salario mínimo, pasando así de $73.04 pesos a $80.04 pesos. Vivimos en el país de las incongruencias.




Mientras los expertos en finanzas piden al país que se vaya amarrando el cinturón. Los diputados federales de este país continúan haciendo un desfalco. Además, todavía tienen el descaro de decir que estos bonos son una “tradición” y que están “100% transparentados”. Es decir, en otras palabras, “ciudadano te desfalque millones de pesos, pero mira, es transparente, puedes ver cuánto nos tocó a cada quien.”

Tal y como escribía ayer la periodista Sanjuana Martínez, “no por qué no sea ilegal, significa que es correcto…”, y estoy totalmente de acuerdo con ella. Los diputados y senadores, a ellos les toco bono de $200 mil pesos a cada quien, ahora justifican y le dan mérito de “limpieza” a sus tranzas, diciendo que todo es “transparentado” en el sitio web de sus respectivas cámaras.

El detalle está en que según el periódico El Universal, el bono que se darán los diputados no será de $450 mil pesos, sino de $781 mil pesos, representando un total de $390 millones de pesos, por lo tanto, no todo el “paquete de regalo” está transparentado, como presumen.

En un país donde existen 70 millones de pobres, la clase política se sigue sirviendo con la cuchara grande, haciéndonos recordar esas épocas donde la monarquía era rica y el pueblo a veces ni pan tenía para comer.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Transparencia al caño”

Justamente en el momento que nuestro país está necesitado de transparencia y funcionarios que estén comprometidos con ella, salen nuestros queridos diputados federales a hacer todo lo contrario.

Ayer un periódico de prestigio dio a conocer que 14 de los 21 diputados federales de Nuevo León, no quisieron dar a conocer a quien o quienes, destinaron los “fondos de moches”.

Así es, dos tercios de nuestros flamantes diputados federales no quieren que la ciudadanía sepa a quien le dieron esos fondos que son, millones de pesos. Cada año los curulecos reciben hasta 66.1 millones de pesos del Presupuesto federal para que los asignen al estado o a los municipios.

Hace tiempo a este dinero se le llamaba “fondos de los moches”, después de que alcaldes y gobernadores se quejaran que los diputados, les pedían moches a cambio de los fondos. Ahora estos milloncitos tienen nombres bien fancy, se llaman Fondo de Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal, Ampliaciones de Proyectos de Desarrollo Regional y Ampliaciones de Cultura.

 




Pero para no hacerles el cuento largo, fueron en su mayoría los diputados federales del PRI y su coordinador Álvaro Ibarra (sí, el que tiene una mansión en Olinala en San Pedro), quienes no quisieron revelar los montos y a quiénes le asignaron los milloncitos.

De hecho, entre los que quisieron mantener la “discreción” está otro discípulo de Rodrigo “Golden Boy” Medina, Federico “El Bailador” Vagas (con el sí bailo la transparencia).

 




No entiendo cuál es el fin de mantener los recursos que recibieron en secreto, ¿qué tienen que ocultarle a la ciudadanía? ¿Acaso los están asignando en campañas políticas para el 2018? Todos es una incógnita cuando se habla de estos diputados federales, pero pues por qué no decimos la verdad y es que probablemente los asignaron a sus compadres, con el fin de que este les dé un buen moche de los milloncitos que le están dando.

Es increíble que el país pide a gritos transparencia a sus funcionarios, pero diputados como estos tengan el descaro de ocultarle información muy valiosa a los ciudadanos, que al final de día son los dueños de la lana que ellos están repartiendo y también (y sin sonar muy Gilberto Lozano) son sus patrones.

¡Ahí Se Leen!

P.D. Así como critico, aplaudo a los diputados que si transparentaron a donde fue la lana: Waldo Fernández, Brenda Velásquez, Carlos de la Fuente, Baltazar Martínez, Tanía Arguijo, Ricardo Canavati y Mirna Saldívar. Bravo por ellos, ejemplos de funcionarios transparentes.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Las Tres Iniciativas del Gobernador

Quiero hablarles sobre las tres iniciativas que se presentaron por instrucciones del Gobernador la semana pasada, pues como toda propuesta innovadora, han surgido aristas sobre dichos temas.

Aunque es la menos comentada de las tres, quiero comenzar por la iniciativa en materia electoral. La representación proporcional es la única posibilidad de que los ciudadanos que no obtuvieron la mayoría en una elección en la que se conforma un grupo (Regidores en caso de Ayuntamientos y Diputados en caso del Congreso) puedan tener representación (proporcional al número de votos emitidos y espacios disponibles) en dicho grupo.

Para que se den una idea de la importancia de esta figura en Nuevo León: Si en estas últimas elecciones no hubiera existido la representación proporcional, en el Congreso del Estado solo habría dos partidos: PRI y PAN; a diferencia de la conformación actual, de PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, PVEM, PT y PANAL.

¿Cuál opción es la más plural? ¿Cuál es la más representativa de la voluntad del ciudadano? La voz de todos los que no votaron por el PRI o el PAN (su servidor, por ejemplo) hubiera sido aniquilada sin esta figura.

La propuesta del Gobernador es que la voz de quienes voten por candidatos independientes en la próxima elección no sea silenciada por un sistema que impide que los independientes (quien quiera que ellos sean) tengan igualdad frente a los partidos políticos, pues la Ley Electoral actualmente prohíbe que los independientes tengan representación proporcional (por esta razón no vemos a ningún Diputado que haya sido candidato independiente el año pasado en el Congreso, a pesar de que obtuvieron más votos que algunos partidos que sí están representados).

La propuesta sobre la Auditoría Superior del Estado es una iniciativa local que plantea (por medio de la Legislatura del Estado) una iniciativa de reforma a la Constitución Federal para que este órgano de fiscalización tenga la posibilidad de no depender en forma alguna de los Congresos Locales.

Siendo esta reforma el reto más grande de los tres en términos procedimentales (pues no solo la tienen que aprobar los Diputados Locales de NL, sino los Diputados Federales, los Senadores y hasta la mayoría de las otras Entidades Federativas), debemos impulsar lo más posible su éxito, pero sin perder de vista la posibilidad de iniciar otras acciones legislativas, que aunque menos contundentes, pueden contribuir fuertemente a impulsar la autonomía de este órgano sin necesidad de llegar a modificar nuestra Carta Magna para ello.

Por último, está la iniciativa que propone desincorporar del gabinete del Ejecutivo a la Procuraduría General de Justicia para darle absoluta autonomía e independencia, y no solo eso, sino que la forma de seleccionar al Procurador sea por medio del sufragio popular en comicios electorales. Sobre esta propuesta me llama la atención la crítica de algunos que no están de acuerdo que el pueblo vote por esta figura y quieren que sea electo por grupos de expertos.

No solo tenemos el antecedente de que en 43 de 50 estados en EEUU así se elige al Procurador (llamado State Attorney General) y funciona con éxito, sino que tomando en cuenta que el propósito de desincorporar del Gabinete Estatal esta figura es que tenga independencia y autonomía en su actuar para evitar que se corrompa por intereses ajenos a los ciudadanos, no existe procedimiento más apto para ello en un Estado Democrático que los comicios electorales.

No es casualidad que los gobiernos encabezados por grupos selectos de personas “expertas” (las Aristocracias) ya no existan en el mundo moderno, y hayan sido reemplazadas por la Democracia.

Cuidado con quienes piensen que los ciudadanos de Nuevo León no tenemos la capacidad e inteligencia para elegir a nuestro propio Procurador y digan que nos va a ir mejor con un grupo de personas ‘sabias’ que lo elijan por nosotros. El principio de que la voluntad de todos los ciudadanos mexicanos (expertos o no expertos) en una elección vale lo mismo, es un derecho alcanzado desde nuestra Independencia y yo no quisiera retroceder más de 200 años.

¿Ustedes?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Ley 3de3 no es opcional

Trascendió la semana pasada que las bancadas del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México en el Senado estancaron las negociaciones para formar el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción. La razón detrás de este estancamiento es que para los senadores de ambos partidos hay puntos de la famosa iniciativa ciudadana, Ley 3 de 3 que a ellos no les parece y en palabras del coordinador de la bancada priista, Emilio Gamboa Patrón, la ley iniciaría una “cacería de brujas”.

La “cacería de brujas” a la que se refiere el Senador Gamboa es por el sistema de recompensas que estipula la propuesta de ley, la recompensa sería para la persona que denuncio el caso de corrupción. Lo que da Gamboa a entender es que a le da miedo que lo indaguen o que en el futuro indaguen a personal de su partido, porque no olvidemos, “el que nada debe, nada teme”. ¿A qué le teme Senador Gamboa?

La Ley 3de3 es necesaria para combatir el mal que esta pudriendo las raíces de nuestro México, la corrupción. De seguir como vamos, la corrupción acabara con nuestro país, con nuestra sociedad y hasta con nuestro modus vivendi, no olvidemos que son millones y millones de pesos los que se van por la coladera de la corrupción…

El sistema de recompensas ha sido un esquema muy exitoso en otros países, de hecho la corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociación se dio a conocer gracias a al sistema de recompensas que se propone en la Ley 3 de 3. El argumento de Gamboa Patrón es que ahora los van a traer bien checaditos, y que incluso si llegan a comprar un nuevo automóvil los van a querer investigar. Me pregunto y capaz estoy equivocado, ¿eso no lo hace ya hoy en día el Servicio de Administración Tributaria? En teoría si tienes ingresos y esos ingresos te dan para comprar un nuevo coche, tienes que comprobar de donde vinieron los ingresos, ¿no?

El verdadero problema para muchos senadores y diputados federales, que son los que al final de cuentas están negociando la parte del SNA, es que para ellos poner o no poner la Ley 3de3 es opcional y no es así señoras y señores, no es opcional y menos dando la excusa que se iniciaría una “cacería de brujas”.

Lo que da Gamboa a entender es que a le da miedo que lo indaguen o que en el futuro indaguen a personal de su partido, porque no olvidemos, “el que nada debe, nada teme”. ¿A qué le teme Senador Gamboa?

La Ley 3de3 es necesaria para combatir el mal que esta pudriendo las raíces de nuestro México, la corrupción. De seguir como vamos, la corrupción acabara con nuestro país, con nuestra sociedad y hasta con nuestro modus vivendi, no olvidemos que son millones y millones de pesos los que se van por la coladera de la corrupción y que es actualmente, además de la violencia, uno de los males que aquejan a nuestro país.

Que no nos vengan con el argumento que buscan darle “dientes” a la Ley 3de3, pues al momento de quitarle una de sus partes fundamentales que es el esquema de recompensas, la comienzan a dejar chimuela. Es grave también que siendo esta una ley hecha por ciudadanos, sea a la sociedad civil independiente a la que se deja fuera de las mesas de discusión.

Es hora que los Senadores y Diputados Federales se pongan a chambear y se dejen de absurdos pretextos como el que menciono la semana pasada Emilio Gamboa Patrón, personaje político que lleva décadas viviendo del erario público y que por sus declaraciones da a entender que tiene mucho, mucho que ocultar.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”