AMLO celebra elección de Ríos-Farjat como ministra de la SCJN

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su tradicional conferencia de prensa matutina celebró la elección de Margarita Ríos-Farjat como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).”Lo celebro, las tres propuestas son muy buenas… ya se decidió que sea Margarita Ríos-Farjat que sea la nueva ministra… vamos a procurar que en todos los casos cuando menos, mitad de mujeres“.

Cabe recordar que el Pleno del Senado de la República aprobó que Margarita Ríos-Farjat sea la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esto debido a que se obtuvo la mayoría calificada la ahora extitular del Servicio de Administración Tributaria (SAT) apoyada por Morena, PES, PT y PRI.

Por su parte, Damián Zapeda, senador del PAN, argumentó que el perfil de las tres aspirantes es idóneo, sin embargo sospecha de dos de ellas (en referencia a Ríos-Fartjat y Diana Álvarez Maury) ya que trabajan en la actual administración federal.

Con información de Político MX

Comparecen candidatas a la SCJN en el Senado

Comparte este artículo:

Las tres candidatas para ocupar la vacante de la ministra Margarita Luna en la Suprema Corte de Justicia comparecieron ante el pleno del Senado.

La magistrada Yasmin Esquivel fue la primera en presentarse después de que los legisladores aprobaran el dictamen de elegibilidad de la terna. Indicó que se comprometería a respetar los derechos humanos y a tomar sus decisiones con imparcialidad, profesionalismo e independencia.

La magistrada Celia Maya reiteró su independencia con el fin de disipar los señalamientos de sus relaciones con Morena. También habló de su trayectoria de más de 40 años en el Poder Judicial y como académica en materia de derecho.

Loretta Ortiz, quien aspira por segunda ocasión a ser ministra de la SCJN, expresó que la inadecuada atención a las víctimas y sus familiares ha causado una grave crisis de Derechos Humanos en México. 

Después de las comparecencias, los legisladores votarán en urna por alguna de las tres candidatas. La próxima ministra será elegida si se alcanzan las dos terceras partes o 85 votos de los senadores.

Por ahora, la bancada de Morena reveló que votarán por Yasmin Esquivel. Sin embargo, el PAN y PRI la rechazaron por ser esposa de José María Riobóo, asesor de Andrés Manuel López Obrador.

 

Con información de El Heraldo de México. 

Cuauhtémoc Cárdenas no ve a Morena como el partido de izquierda de México

Comparte este artículo:

Cuauhtémoc Cárdenas, excandidato a la Presidencia de México, aseguró que no ve en Morena, el partido del presidente AMLO a la izquierda de México, al tiempo que consideró que tampoco hay algún político importante en ella.

No conozco cuáles son las propuestas de Morena para elevar el crecimiento económico o para hacerlo sostenido y a largo plazo… Hay muchas izquierdas. Es muy difícil decir quién está en la izquierda y quién no. No veo una izquierda organizada en este momento, ni a ningún político importante ubicado en lo que yo llamaría izquierda”, declaró Cárdenas en entrevista para El País.

El también fundador del PRD hizo referencia a que López Obrador se declare cardenista; señaló que hasta el momento no ve a nadie al mismo nivel que los personajes que aparecen en el emblema del Gobierno de México: Miguel Hidalgo, José María Morelos, Benito Juárez y Lázaro Cárdenas, su padre.

Agregó que para él el cardenismo sería una lucha permanente por el rescate, ampliación y ejercicio efectivo de la soberanía del país, por la elevación de los niveles de vida de la gente, por una política internacional que buscase la equidad en las relaciones.

Luego de un viaje por España, Cárdenas declaró que de lo ocurrido de 500 años o más no se le puede “echar la culpa a nadie“, esto tras la insistencia del tabasqueño para que aquel país pida disculpas por la Conquista.

 

 

 

(Con información de Político)

Acusa Morenista que INE Actúa Como Oposición.

Comparte este artículo:

El diputado morenista Sergio Gutiérrez, acusó que el INE actúa como si fuera Opositor al Gobierno y no como un árbitro imparcial, que además pretende mantener el status quo. 

Sergio Gutiérrez, quién es el autor de la iniciativa que intenta acortar el periodo del consejero presidente Lorenzo Córdova, afirmó que el árbitro electoral asumió una posición radical.

Lo que yo sí percibo, particularmente, es que han empatado su agenda con una agenda de la Oposición y eso sí me parece que vulnera al Instituto”, 

Yo como presidente del Grupo de Trabajo para la Reforma Electoral, he dialogado con ellos, pero veo que últimamente han tomado una posición radical, no de árbitro, sino de actor político empatando su agenda con lo que muchas veces la Oposición trae sobre el tema”. Declaró en entrevista.

 

Gutiérrez añadió que los consejeros electorales no quieren renunciar a privilegios.

“Lo que yo veo es que ellos están, por todos los medios, tratando de defender su status quo: su salario, sus presupuestos altísimos, sus viajes al extranjero, sin reconocer, sin tener la humildad de reconocer, que las cosas pueden cambiar para bien”,

“Nosotros le hemos dicho en muchas ocasiones que no es un tema de vulnerar a la autonomía, pero perdóname, si nosotros les decimos que no estamos de acuerdo con el presupuesto que tienen porque nos parece excesivo lo que están gastando, por ejemplo en viajes al extranjero, y ellos insisten en que es necesario, pues sí vamos a tener una diferencia. Y eso no significa vulnerar su autonomía de ninguna manera”. Pronunció el Morenista. 

Córdova aclaró que su iniciativa de reforma no pretende perjudicar a particularmente.

Yo creo que el tema de particularizarlo contra alguien no nos lleva por buen camino. Yo la verdad es que no particularizo el tema contra Lorenzo o para Lorenzo. Es un tema de modificar instituciones. Si lamentablemente ellos han asumido una posición que no es de árbitro, parecen más bien la oposición y eso sí me parece que es algo que lastima al órgano“, consideró.

La iniciativa de Gutiérrez establece que el cambio de presidente del INE se lleve a cabo por primera ocasión en la próxima designación de cuatro consejeras o consejeros electorales, que asumirán el cargo en abril de 2020.

En caso de prosperar, Córdova sería obligado a dejar la presidencia del INE, cargo que asumió en abril de 2014 para concluir en 2023.

 

 

(Con información de el Norte) 

Protestar contra AMLO

Comparte este artículo:

Manifestación de rechazo al régimen del presidente López Obrador, anteayer domingo 1º de diciembre en la Explanada de los Héroes en Monterrey. No me aventuraré en estimar el número de participantes, pero suficientes para que la voz de reclamo sea tomada en cuenta cómo expresión de una parte de la sociedad, probablemente insuficientes para que al régimen actual le haga cosquillas.

Principalmente porque no deja de ser un reclamo de los “fifís” que el presidente desprecia y desconoce. La voz se dejó oír, que es lo importante. Es una más de las manifestaciones de inconformidad con el rumbo que está imprimiendo el presidente al país. Todavía no es suficiente para hacerlo cambiar de rumbo. En particular, me parece en lo personal, que uno de los gritos de rechazo “fuera AMLO” no es el adecuado. No podemos menospreciar que el presidente fue electo democráticamente  y que su legitimidad no es tema de discusión. Creo que el foco de atención debe ser el rumbo que está imponiendo a la República.

Igual se le debe reclamar a él y a los diputados y senadores que actúan cómo levanta dedos sin aceptar que en muchas de sus decisiones de apoyo al Ejecutivo, están violando la Constitución y haciendo evidencia de un servilismo que a la larga estará afectando la estabilidad y la prosperidad del país.

La democracia implica el respeto a las mayorías. No implica la aceptación de procesos populistas que pretenden justificar decisiones arbitrarias, cómo la consulta popular para validar la cancelación del NAIM, y la que se prepara para justificar un tren maya y una refinería de Dos Bocas que no aportarán beneficios al país. Estos procesos son violatorios del orden establecido, y demuestran una imposición a la fuerza de decisiones injustificables.

Creo que las marchas anti régimen deben señalar de igual manera al presidente que a los diputados y senadores de Morena y de los partidos satélites. A medida que se acerca el nuevo proceso electoral de 2021, el foco de rechazo debe apuntar a los legisladores que deberán conformar el nuevo Congreso 2021-2024. ¿Existirá una fuerza política capaz  de encabezar este rechazo? Parece que el PRIAN está anestesiado. Si no lo está es cómplice del régimen de la cuarta transformación y entonces comparte la responsabilidad de la ruta hacía el desastre que está siguiendo el país.

Sin crecimiento económico, sin apoyo a los desarrollos tecnológicos que marcarán el lugar que ocuparán los países del mundo en el siglo XXI, y con una marcada tendencia a regresar a las condiciones de vida y sociedad del siglo XIX. Esto el sueño de AMLO, cada día que  ve en su espejo el reflejo de Benito Juárez. 

INE Acusa Intromisión del Poder Legislativo

Comparte este artículo:

Los 17 integrantes de la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE) exigieron a la Cámara de Diputados no intervenir en la vida interna del organismo. 

Tal exigencia se presenta luego de la iniciativa del diputado de Morena, Sergio Gutiérrez, y respaldada por 160 legisladores, de recortar el periodo del consejero presidente Lorenzo Córdova, a fin de que concluya su cargo el próximo año.

Es lamentable la reciente andanada en contra del Instituto y de quienes -consejeras y consejeros- lo dirigen. Lamentamos y rechazamos la reciente iniciativa legislativa que busca disminuir, sin sustento racional, la duración de la presidencia del Consejo General, para poner un supuesto nombramiento rotativo, al servicio de los vaivenes políticos en la Cámara de Diputados“, declara la Junta.

Lo decimos sin ambages: esta iniciativa de decreto, como otras presentadas recientemente en la misma lógica, son una clara e injustificada intromisión en la vida interna del Instituto y una flagrante violación a la autonomía del INE plasmada por el propio Legislativo en la Constitución Política del País”.

De renovarse la Presidencia cada tres años, a la víspera de cada proceso electoral federal, cambiaría la conducción del Instituto, lo cual desestabilizaría y sometería el proceso a una carga política adicional por el nombramiento. Por ello para la Junta resulta preocupante un eventual rompimiento de la continuidad”.

Los miembros de la Junta pidieron a la Cámara de Diputados analizar con cuidado la iniciativa.

Exhortamos a los legisladores que conforman el Congreso de la Unión y las 32 legislaturas locales a analizar detalladamente las implicaciones de una reforma constitucional de esta magnitud que, de prosperar, significaría un retroceso en la certidumbre de las reglas vigentes y, por tanto, en la confianza en los resultados electorales”, se agregó en el documento firmado por los funcionarios de primer nivel.

 

(Con Información de Reforma) 

Un año de reformas constitucionales en México

Comparte este artículo:

En unos cuantos días el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador cumplirá su primer año de ejercicio del poder. Aunque este período puede evaluarse desde diversos aspectos, he decidido centrarme en esta colaboración en las reformas constitucionales que se han propuesto y aprobado en estos doce meses. Lo hago con la convicción de que las normas constitucionales tienen un valor para la gobernanza de un país y, por tanto, reconociendo que las reformas constitucionales que hasta la fecha se han aprobado representan algo importante para el país y, desde luego, para quienes llaman a este tiempo político como la Cuarta Transformación de México (4T). Finalmente, escribo estas líneas con el objetivo de revalorar el cambio constitucional como una adecuación institucional indispensable para la democracia mexicana.

Dado que en nuestro país contamos con un sistema presidencial, aun demediado como le llama Salazar Ugarte (2017), las reformas constitucionales regularmente se periodizan para su análisis por administraciones presidenciales, reconociendo así el factor de poder que representa el Ejecutivo Federal en las relaciones político-constitucionales. De hecho, en su portal de Internet, la propia Cámara de Diputados agrupa las reformas a la Constitución de 1917 bajo tres criterios: i) por Decreto en orden cronológico, ii) por artículo reformado y iii) por periodo presidencial.

Debe reconocerse en primer lugar que cualquier cambio constitucional, dentro o fuera de la 4T, es parte del problema general del cambio en las instituciones políticas, según nos explica Negretto (2015). De acuerdo con este autor, pueden existir incentivos para iniciar un proceso de cambio constitucional, sea por medio de una reforma o por una nueva constitución, tales como “transformaciones políticas a nivel del Estado o del régimen, cambios en el equilibrio de poderes entre actores partidarios, y crisis institucionales derivados de un desempeño deficiente de la constitución.” (70).

Tal parece que estos tres incentivos han estado presentes durante este año en la política de reforma constitucional amloísta: Al menos en el nivel discursivo el nuevo gobierno se asume como una transformación de régimen; sin duda, el partido MORENA representa un nuevo ajuste en el equilibrio de poder entre los partidos políticos nacionales y, finalmente, en algunos casos, como en el tema educativo, el gobierno parte de la premisa de un deficiente o perverso diseño y funcionamiento de las normas constitucionales.

Veamos en primer lugar las reformas constitucionales propuestas directamente por el Presidente o por su partido en este primer año.

La primera de ellas es la relativa a la Guardia Nacional. Esta modificación constitucional, como recordamos, se propuso en su momento como una de las estrategias de seguridad pública del país más importantes para el Gobierno Federal. La declaratoria de aprobación del decreto respectivo se realizó hasta que se contó con la aprobación de  la totalidad de las 32 Legislaturas Estatales, y con ello el Presidente y su partido demostraron los recursos de poder con los que cuentan para el cambio constitucional: Sólo requerían 17 legislaturas pero esperaron hasta que fuera aprobada de forma unánime en los estados.

Una segunda reforma constitucional es la relativa a la adición al artículo 19 constitucional de otras conductas delictivas que justifican la prisión preventiva oficiosa. Para esta modificación constitucional la declaratoria respectiva se pronunció con 20 votos aprobatorios de los Congresos Locales. AMLO ha reiterado en suficientes ocasiones que con esta modificación se desmarca de sus antecesores, porque agrega como delito que justifica la prisión preventiva oficiosa conductas como el uso de programas sociales con fines electorales y la corrupción en sus tipos de enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo de funciones; no obstante, no se tomó en cuenta la opinión en contrario de organismos como ONU-DH y la CIDH que señalaron algunos problemas al ampliar el catálogo de delitos, dado que esto representaría una posible inconvencionalidad y una probable causa de la crisis del sistema carcelario (https://www.animalpolitico.com/2019/01/onu-cidh-diputados-prision-preventiva/).

La tercera es una de las modificaciones que asume una falla en el diseño y funcionamiento de la institución constitucional. Me refiero a la reforma (¿o contrarreforma?) en materia educativa. Este cambio sirve no solo para cumplir promesas de campaña, sino para  marcar diferencia con el gobierno anterior, el cual había promovido la aprobación de “su” reforma educativa (¿o contrarreforma?) en 2013. A diferencia de las dos anteriores que fueron iniciadas por MORENA, esta tercera sí fue presentada directamente por el Ejecutivo Federal. Ahora la declaratoria de reforma se da cuando se contabilizaron 22 votos a favor de los legisladores en los estados.

La siguiente reforma, la cuarta que podemos atribuir directamente a este gobierno, aún no se publica en el Diario Oficial de la Federación, pero hasta ahora  ya cuenta con los 17 votos necesarios de las Legislaturas Locales. Me refiero a la revocación de mandato. Esta es una reforma que, sin duda, aun con sus adecuaciones respecto a que no pueda ser peticionada más que por ciudadanos y ciudadanas, hará posible que el Presidente demuestre nuevamente su poder y su legitimidad en las urnas en marzo del 2022. Con esta adecuación se reajustará el funcionamiento institucional del régimen presidencial mexicano, dado que la solicitud de revocación de mandato, si bien debe ser solicitada por al menos el tres por ciento de electores y con una dispersión geográfica en diecisiete entidades, regularmente es movilizada por líderes y partidos políticos, a favor y en contra. En 2021-2022, muy probablemente será instrumentada para que el Presidente cumpla su promesa de campaña de consultar su permanencia o no en el cargo, pero bien podría ser utilizada en contra en un futuro gobierno, con la consecuente inestabilidad del respectivo gobierno presidencial.

Finalmente, aunque no sean directamente sus propuestas, sí fueron aprobadas con la amplia mayoría de MORENA en la Cámara de Diputados y en Congresos Locales, están las reformas constitucionales en las siguientes materias: extinción de dominio, paridad de género y pueblos y comunidades afromexicanas. La primera agrega, entre otras cosas, la facultad del Congreso de la Unión de expedir la legislación nacional y única en esta materia, esto es, las Legislaturas Estatales ya no tienen esta facultad; por la segunda, se adiciona en la Constitución el principio de paridad entre géneros no solo para los cargos públicos electivos, sino también para los de nombramiento, por ejemplo para la integración de los gabinetes de los Ejecutivos federal y locales; por último, la tercera reconoce como parte de la multiculturalidad del país a los pueblos y comunidades afromexicanas, esto es, lo que también se conoce como la tercera raíz de la mexicanidad.

En síntesis, en este primer año se ha reformado la Constitución Mexicana en siete ocasiones. Algunas de estas reformas han sido bandera política del Presidente de la República, tales como la revocación de mandato, delitos de hechos de corrupción como delitos graves, el problema educativo y de los maestros del país y, más recientemente, la Guardia Nacional. En todo caso, al menos por lo que hace a las reformas directamente atribuibles al Presidente y a MORENA, parecería que este año ha refrendado lo que acontecía con presidencias anteriores: Por un lado, que se incorporan a la Constitución intereses coyunturales o visiones particulares de los presidentes (Carbonell, 2008: 252); y, por el otro, que los reformadores de la Constitución, en una suerte de fetichismo constitucional como le llaman Casar y Marván (2014), esperan que la reforma por sí misma transforme la realidad del país.

Parecería ser que en lo que concierne a la reforma constitucional, este primer año continúa siendo más de lo mismo de los gobiernos anteriores, es decir, como afirma Garza Castillo (2010), “la ausencia de un nuevo pacto fundador de la nueva realidad política mexicana, ha facilitado el desarrollo de un proceso de adaptación y no de transformación.” (417). Ni siquiera la llamada 4T ha sido suficiente para convocar a un recambio constitucional suficientemente profundo. Todo lo contrario, hemos seguido por el camino de la revisión o reforma constitucional pero sin asumir este proceso con temor y con temblor. (García-Atance, 2002).

Referencias bibliográficas.

Carbonell, Miguel. (2008). Constitución, reforma constitucional y fuentes del derecho en México. Mexico: Porrúa/UNAM.

Casar, María Amparo y Marván, Ignacio. (2014). “Pluralismo y reformas constitucionales en México: 1997-2012”. En íd. (coords.), Reformar sin mayorías. La dinámica del cambio constitucional en México: 1997-2012. México: Taurus.

García-Atance, María Victoria. (2002). Reforma y permanencia constitucional. Madrid: CEPC.

Garza Castillo, Mario A. (2010). “Continuidad y revisión constitucional en el México post-autoritario como factores estructurantes de la cartelización del sistema de partidos (1997-2008). En Torres Estrada, Pedro Rubén y Núñez Torres, Michael (coords.), La reforma constitucional. Sus implicaciones jurídicas y políticas en el contexto comparado. México: Porrúa/EGAP/Cátedra de Derecho.

Negretto, Gabriel L. (2015). La política del cambio constitucional en América Latina. México: FCE/CIDE.

Salazar Ugarte, Pedro. (2017). El Poder Ejecutivo en la Constitución mexicana. Del metaconstitucionalismo a la constelación de autonomías. México: FCE.

Diferente partido, lo mismo de siempre

Comparte este artículo:

Hace poco asistí a un panel en el ITESM donde los dirigentes nacionales del PRI, PAN y MORENA iban a dialogar con los jóvenes sobre los rumbos de cada uno de sus partidos.

Asistí con un una mente objetiva y lista para criticar; no tenía mucha esperanza de Marko Cortés del PAN o Alejandro “Alito” Moreno del PRI pues ya estos partidos tienen discursos preparados y repetitivos. Sin embargo, sí tenía esperanza en que Yeidckol Polevnsky, dirigente de MORENA, tuviera algo diferente que decir y demostrara que en verdad quieren hacer un cambio.

Mi decepción fue absoluta. No pude ni siquiera quedarme a escuchar el panel completo, porque simplemente lo que cada uno de los dirigentes decían eran mentiras, incongruencias y sobre todo comentarios hipócritas con lo que realmente hacen en la arena política, y fue tanta mi desesperación que simplemente salí del evento.

Del PRI y PAN ya no sorprende que hablen sobre ser partidos que defienden la libertad y democracia y que los políticos corruptos no son tolerados. De ellos nos queda decir nada y no me voy a enfocar en ellos, porque no vale la pena analizar su discurso.

Pero Yeidckol dijo dos cosas que no se me van de la mente:

1) Que la percepción de la inseguridad ahora está sesgada porque ahora “los números no se miden como en el pasado” y

2) Sólo los partidos conservadores son los que recortan el presupuesto a los programas sociales

Ambas declaraciones son falsas y solo muestran la cobardía que tienen para aceptar sus errores. No es posible que MORENA se haya lanzado como la “cuarta transformación” y de transformación tenga más negativo que de positivo.

En el primer argumento se puede reflejar en que MORENA es el partido con el inicio de sexenio más violento, pues el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indica que de enero 2019 a octubre 2019 en materia de homicidio han habido alrededor de 27 mil casos, a comparación del inicio de Enrique Peña Nieto en 2013 con 23 mil y Felipe Calderón en 2007 con 10 mil.

Sobre el segundo punto quisiera realizar unas simple preguntas: ¿si solo los partidos conservadores disminuyen los programas sociales, el hecho de que AMLO haya eliminado comedores comunitarios, recortado presupuesto a hospitales, apoyo a la vivienda y atención a jornaleros agrícolas, entre otros, significa que Morena es conservador?

Entonces Yeidckol, ¿qué es exactamente lo que están haciendo diferente? ¿El decir “abrazos, no balazos”? ¿Criticar cada mañana a los fifís, conservadores o cualquier medio que esté en su contra? ¿O el decir todos los días que son la esperanza de México? Porque para mí las acciones hablan más que las palabras, y aunque AMLO solo lleva un año en mandato, ha tenido otros 12 años para desarrollar un mejor plan. El buscar excusas y deslindarse de su responsabilidad de aceptar que han habido fallos no es justo para los mexicanos que votaron por ustedes creyendo en verdad en un cambio, y es mejor reconocer, aceptar y cambiar que solo desviar los temas controversiales y vivir en una burbuja de felicidad en la cuarta transformación.

#ContraPortada: “¿Dónde quedó Andrés Manuel López Obrador?”

Comparte este artículo:

Hace poco más de tres décadas apareció en escena un joven genuinamente preocupado por los más pobres, una especie de justiciero social protector de los indígenas y una persona que, por sobre todas las cosas, se mostraba incorruptible.

Aquel joven vivió ascensos meteóricos como figura de la izquierda mexicana desde 1988 como candidato por el Frente Democrático Nacional, partido que también postularía a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano como candidato a la presidencia de México.

Su historia es digna de destacar desde el primer escándalo en donde él mismo alude-con pruebas sólidas, que le robaron la gubernatura de Tabasco, hasta el 2006 donde se proclamó presidente legítimo luego de afirmar que el candidato del PAN le había ‘robado’ la presidencia de México.

En todo momento las derrotas lejos de sepultarlo lo convirtieron en el opositor más importante del sistema, en el político más popular de México y, no es cosa menor, en el hombre más querido por los más de 60 millones de pobres que [sobre] viven en este país.

Su recorrido puede ser presumido en récord como el hombre que le ha dado la vuelta al territorio nacional en innumerables ocasiones recogiendo-al menos ese es el sentido- las necesidades y encomiendas de los que no pertenecen a los privilegios de la clase opulenta.

El 23 de Noviembre de 1991 emprendió un recorrido de protesta que se convertiría en el segundo más largo de la historia política de México con un recorrido de más de mil cien kilómetros desde Tabasco hasta el entonces Distrito Federal, reclamándole al gobierno de Carlos Salinas [a quien considera uno de los artífices de la mafia del poder] la falta de democracia en los procesos electorales de su Estado.

Su trayectoria de protesta incluye el bloqueo de 59 pozos petroleros que se convirtieron en amenaza a la seguridad nacional, la batalla contra el rescate bancario, la austeridad republicana y la famosa frase del “voto por voto, casilla por casilla”; sus desencuentros con los empresarios más poderosos de México, las disputas con Fox al que llamó “chachalaca” y las acusaciones de monopolio contra Televisa.

Todo lo anterior logró colocar a Andrés Manuel López Obrador como el fenómeno que sacaría del gobierno a la fórmula más poderosa de la política y el sistema mexicano: el PRIAN.

Su triunfó fue tan contundente que ambos partidos quedaron tan lejos donde ni sumando sus votos alcanzaban al líder de la izquierda. López Obrador llegó con la mayoría en el Congreso de la Unión, con un gran número de diputados locales, alcaldes, gobernadores y con el poder absoluto de hacer lo que se le antoje.

Muchos esperaban con grandes expectativas las reformas y transformaciones que vendrían de su mano y de la 4T, se creía que llegarían menos detalles imperiales y un resurgimiento absoluto de la vida en democracia.

Todo lo contrario, al presidente se le ve resentido, vengativo y caprichoso. No acepta un “no” por respuesta, no le gusta la crítica y descalifica toda postura de la oposición. Un presidente que no impulsa procesos democráticos al interior de su partido, donde permite la entrada de impresentables en las filas de MORENA y se queda callado ante la imposición de una de las suyas en la CNDH que vive del respeto y la esencia de su autonomía.

No se ve gobernando al justiciero social, al hombre inquebrantable y a la persona capaz de entender la importancia de la libertad de expresión en un país donde, sin estar en guerra, se matan periodistas con total impunidad.

Dicen que el poder corrompe, envenena y deforma… cuestión que parece padecer Andrés, el joven que luchaba por lo que hoy al parecer ha olvidado.

¿Dónde quedó Andrés Manuel López Obrador? Solo él tiene la respuesta.

PAN acusa que recorte a autónomos es para debilitar.

Comparte este artículo:

Para el Partido Acción Nacional (PAN), el recorte de recursos que tendrán organismos autónomos, como el Instituto Nacional Electoral (INE), representa una acción de querer debilitar los contrapesos e intentar “apoderarse” estos.

Damián Zepeda, Senador del PAN, señaló que la austeridad debe ser bienvenida, pero remarcó que es necesario no poner en riesgo la autonomía de instituciones como el INE, la cual es un pilar de la democracia mexicana.

Muy delicado que se hagan recortes sin explicar los motivos. Parecería más bien un intento de desgaste y parte de la estrategia de control y daño a la democracia. Por supuesto que es bienvenida la austeridad pero sin poner en riesgo el trabajo y acciones que se tienen que llevar a cabo para proteger la democracia”, señaló. 

A tal opinión se suma la de Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, en la que asegura que con el recorte al presupuesto del órgano electoral el presidente, López Obrador “se empeña en debilitar los contrapesos y apoderarse de los organismos autónomos”

Cabe mencionar, que el presidente consejero del INE, Lorenzo Córdova, también denunció en entrevista con El Universal que hay intentos para controlar políticamente al máximo órgano electoral, por lo que consideró que no se perfilan buenos tiempos para la “recreación de la democracia”.

“No sé si hay una intención [de minar], espero que no sea así, porque la construcción de la democracia requiere la responsabilidad de todas y todos”, mencionó.

En respuesta, el líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que el haber ajustado los recursos de la autoridad electoral no corresponde a un “revanchismo“, sino que  “se trata de que la austeridad republicana sea para todos”.

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2020 tiene previsto recortar al INE más de 1,072 millones de pesos, además  de reducir la remuneración de sus consejeros, que pasaría de 3 millones de pesos anuales a 1.7 millones, por debajo de lo que gana el presidente.

El INE emitió un comunicado en el que precisó que este recorte se hace a su presupuesto operativo y no afecta los recursos que se entregan a los partidos. Explicó que es equivalente a cerca del 9% de lo que solicitó para en 2020 expedir cerca de 16 millones de credenciales e iniciar el próximo proceso electoral, que será el más grande de la historia debido a que habrá alrededor de 6 millones más de ciudadanos que en comparación con los comicios de 2018.

 

 

 (Con información de El Financiero)