Dimes y Diretes: “EPN desconoce al PRI”

Cada que tiene oportunidad el presidente de todos, Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, hace referencia sobre los peligros del “populismo” para México y claro para el sistema neoliberal que tiene nuestro país. No hay otra forma de ver esto más que por el lado de que, el mismo Peña Nieto, esta desconociendo a su partido y junto con ello la historia del mismo.

El presidente del copete de oro parece no conocer la historia del partido del que forma parte desde hace muchos años. El PRI, originalmente conocido como Partido de la Revolución Mexicana y antes de esto como el Partido Nacional Revolucionario, es y fueron partidos populistas.

Uno no debe de olvidar que fue el mismo PRM con Lázaro Cárdenas, el que expropio el petróleo mexicano, una acción 100% populista y socialista. Este mismo partido, el PRM, estuvo formado por diferentes sindicatos mineros, campesinos, profesionales, industriales, artesanos y comerciantes.




Tampoco olvidemos que incluso hoy en día el PRI, tiene una de las maquinarias sindicalistas más importantes a nivel nacional. La CTM, CROC, CNC, Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y el Sindicato Mexicano de Electricistas, son gremios creados por el mismo PRI y que claro representan mucho de su voto duro en época electoral.

Peña Nieto sigue insistiendo en hablar de populismo y sus peligros, cuando el partido al que pertenece lleva ejerciendo políticas populistas desde hace 88 años. El PRI no es un partido liberal, es un partido que en su momento fue creado para atender las necesidades del pueblo, después de la Revolución Mexicana. Incluso, me arriesgo a decir, que el PRI tiende a escoger candidatos “populacheros” puesto que está en su naturaleza hacerlo.

Tratar de satanizar el populismo, que ha ejercido por años el PNR, PRM y ahora PRI, para dañar la imagen de Andrés Manuel López Obrador “el Peje, no funciona, no va a funcionar, no va a lograr su objetivo.

¿Qué acaso nuestros personajes políticos creen que la frase “es un peligro para México” sigue funcionando?

¡Ahí Se Leen!




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

El peor de la historia

El pasado martes del presente año, los mexicanos conmemoramos un aniversario más del natalicio de uno de los personajes de la historia del país más conocidos y respetados por los acontecimientos históricos que le preceden; el abogado y expresidente Benito Juárez.

Una historia cargada de heroísmo y superación personal donde un oaxaqueño de origen zapoteca contra toda adversidad logra llegar a la presidencia y promulgar una serie de reformas que enaltecían el nombre de México en el ámbito legislativo. Un avance en la historia liberal y democrática del país en aras de una igualdad social absoluta.

Sin embargo, muchos historiadores tildan a Juárez como “la mejor mentira jamás contada en la historia del país” dejando entrever la verdadera faceta en torno a esta figura histórica. De traición, racismo e hipocresía está llena la vida de este expresidente, con reformas de dudosa autoría y procedencia, con un repudio al indigenismo y con tratados internacionales que debilitaban fuertemente la soberanía del país, se caracteriza la época juarista.

Juárez duró en el poder 11 años, pudiendo haber sido más, pero la muerte le encontró una mañana de 1872, candidato y vencedor en tres distintas elecciones mismas que se recuerdan con tintes fraudulentos o que debido a la situación bélica con potencias internacionales sirvieron de contrapeso para catapultar al oaxaqueño al cargo presidencial.

Recordado como el mejor presidente de México

Mucho se habla de su contemporáneo Antonio López de Santa Anna, el ya conocido como el mayor traidor a la patria, donde por salvar su vida cede territorios norteños a los Estados Unidos, resultando en la perdida de la mitad del territorio nacional que poseía México a mediados del siglo XIX.

Pero poco se habla del tratado McLane-Ocampo, negociado y firmado por el juarista Melchor Ocampo, una de las manos derechas del presidente y que contaba con el total respaldo de Juárez, estableciendo un contrato en el cual México cedía el libre tránsito por el Istmo de Tehuantepec a cambio del reconocimiento del gobierno juarista y de dinero para enfrentar la guerra de Reforma. Un documento que de facto dañaba la soberanía nacional y convertía a México en una nación dependiente de los Estados Unidos.




Benito Juárez era capaz poner en jaque la autonomía de México y hacerlo un peón más del adoctrinamiento estadounidense en pro de conseguir y satisfacer sus propios intereses, se dice que con él comienza el régimen clientelar, de represión y sometimiento que continúa sufriendo México hasta nuestros días. Y que podemos verlo en tratados como el Tratado de Libre Comercio (TLC), aplaudido y criticado por propios y ajenos, pero que subyuga al país a las necesidades mercantiles de nuestros vecinos del norte.

O en reformas como las establecidas por el actual presidente, Enrique Peña Nieto, como la reforma energética que este año entra en total funcionamiento, cediendo recursos públicos mexicanos a manos de corporaciones privadas nacionales e internacionales, con la excusa del avance globalizado e internacionalización del mercado. Y que asimismo como a Juárez sus reformas no tuvieron gran aceptación al inicio de su promulgación y que no eran vistas con buenos ojos por gran parte de la población mexicana debido a los cambios radicales que generaría su instauración.

En la actualidad a EPN se le ha etiquetado como al peor presidente de la historia, inclusive por debajo de “villanos” presidenciales como Porfirio Díaz o López de Santa Anna, todo esto en parte a su total impopularidad, su ineficiencia política, su pésima administración y su incapacidad intelectual que lo han caracterizado.

Pero Peña Nieto no ha sido tan diferente a Juárez, viéndolo fríamente, han mantenido similitudes y que solo el tiempo y la historia dará juicio correcto en posicionar a Peña Nieto como héroe o villano, todo esto como el resultado obtenido de sus reformas, peculiaridad directa de su administración.

Por un lado, la historia ha sido benéfica con Juárez y hasta el momento le recordamos como un héroe que pese a sus fallas contribuyó a la democratización del país, mas nadie recuerda las campañas de desprestigio en su contra, los fraudes electorales o su mala administración, pero le recordamos sus reformas, con sus beneficios obtenidos a largo plazo y su triunfo por defender el gobierno nacional ante invasiones, como la francesa.




Pudo haber sido el peor presidente que ha gobernado al país, pero la historia misma lo beatificó y hoy a más de 144 años de su muerte conmemoramos sus acciones y celebramos su vida.

Por lo que esto me hace pensar si la historia ejercerá de igual manera su juicio sobre las acciones del actual presidente, dándole a la sociedad la última palabra y siendo el verdugo en definirlo como alguien que beneficio o perjudico a México.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Todos quieren con Andrés Manuel

La disputa electoral rumbo a la presidencia de México en el 2018 parece tomar sus mejores panoramas. Por un lado se encuentra un Andrés Manuel López Obrador renovado, mediador y dispuesto a cambiar todo aquello que crítico pero que terminó por sepultar sus aspiraciones en contiendas pasadas. Por el otro lado, su competencia parece aún no definir rumbo.

Las pretensiones del Partido Revolucionario Institucional siguen estando muy lejanas de refrendar a su partido en la silla presidencial, luego de una pésima gestión de Enrique Peña Nieto y una contundente derrota en Estados clave para su militancia. Su rol se muestra secundario y podría funcionar más como una moneda de cambio que como un serio aspirante a competir.

Mientras que el Partido Acción Nacional– quien en teoría es el candidato natural a ocupar la silla presidencial- no ha logrado definir su figura estandarte para las elecciones presidenciales. En una esquina se encuentra Rafael Moreno Valle que representa un desarrollo en infraestructura muy notable para Puebla, acompañado de una incansable promoción en las diversas plataformas que no le ha logrado negar la ley, aun cuando se encuentra claramente en actos anticipados de campaña. Mientras que la lucha de Margarita Zavala y Felipe Calderón por obtener la preferencia al interior de su partido parece compleja y así lo muestra su caída en la preferencia electoral de diversas casas encuestadoras.




Militantes y funcionarios de diversos partidos, empresarios, apáticos del sistema político e incluso algunos ciudadanos están despejando de su mente la etapa del “peligro para México” al grado de expresar abiertamente su afinidad con el proyecto de nación que AMLO propone para México, dirigido- ahora sí- por un grupo de empresarios con gran peso en diversas industrias del país.

¿Cuál es el principal obstáculo de Andrés Manuel para ser presidente de México? La respuesta es muy sencilla: él mismo.

Durante los siguientes 15 meses será objeto de un sinfín de bombardeos publicitarios negativos, de una ola de descalificaciones y de adjetivos que alimenten la posibilidad de que su gobierno sea un martirio casi similar al de Hugo Chávez, Fidel Castro e incluso al de Nicolás Maduro, cuestiones que solemos achacar a candidatos de la izquierda mexicana aun cuando las proporciones y el contexto estén muy alejados de dichas comparaciones.

Hoy todos quieren con Andrés Manuel, es casi el yerno que todos los suegros quieren y su camino a la presidencia parece estar remarcado en líneas blancas en un camino recto. La forma de conducir y enfrentar al Andrés Manuel explosivo y radical- mismo que no creo que haya desaparecido- definirá si se convierte o no en el futuro presidente de México.

Todos quieren con Andrés Manuel, pero ¿Andrés Manuel sabrá lidiar con su ego radical y explosivo? He ahí la clave.




______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “AMLO y los “provocadores””

Vaya error que cometió el pre-pre-pre-pre-pre candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador “el Peje. Durante un evento en la ciudad de Nueva York, llamó, “provocador” a uno de los papás de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa. Esto después de que el papá le recriminara haber apoyado al ex gobernador de Guerrero y al ex alcalde de Iguala en el 2012.

La realidad es la siguiente, a todos nos molesta que nos recriminen algo y nos cuestionen. Pero el caso de “el Peje” es muy diferente, estamos hablando de alguien que busca ser presidente de México.

Antes de este acontecimiento, AMLO usaba el caso de los 43 normalistas desaparecidos como una forma de ataque contra la famosa, “mafia del poder” y claro el gobierno de Enrique “Henry Monster” Peña Nieto.

Mas al momento que ahora son los padres, los que cuestionan u protestan los nexos que pudo haber tenido en su momento AMLO con Abarca, exalcalde de Iguala, a Andrés ya no le pareció y decidió recriminar a la persona, llamándola “provocador”.




Muchos se preguntan por qué el papá no fue a reclamarle a Peña Nieto, pues fue, presumiblemente, la Policía Federal, junto con policía municipal y delincuencia organizada la que desapareció a los 43 normalistas en aquella noche de septiembre del 2014.

Señoras y señores, la realidad es la siguiente, en su momento, AMLO apoyó al asesino de 43 estudiantes en Guerrero, más allá de que el cuestionamiento al presidenciable está fuera de lugar o no, no se le puede contestar al papá de una víctima, diciéndole “provocador”.

La reacción de AMLO, mismo que lidera muchas de las encuestas para el 2018, pone en tela de duda que tanta tolerancia tiene en realidad contra los cuestionamientos y las protestas en su contra. El presidenciable tendrá que aprender a ser más tolerante a las protestas, pues no la tendrá fácil con toda la guerra sucia que se le avecina.




Por último, quiero hacerle notar a los AMLOvers que esta no es la única ocasión que los papás de los normalistas se manifiestan contra un funcionario mexicano. Cuando Henry Monster” Peña Nieto visitó los Estados Unidos, es confrontado por los papás de los normalistas. Y recientemente Enrique “Rana” Ochoa Reza, también fue confrontado por papás de normalistas.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

SISTEMA ESTATAL ANTICORRUPCIÓN

Los fracasos del gobierno de Enrique Peña Nieto han logrado hacer consenso nacional sobre la urgencia de erradicar la corrupción y de eliminar la impunidad que es su principal soporte. Tan es así que antes de tomar posesión, él mismo anunciaba un Sistema Nacional Anticorrupción, para desactivar sus antecedentes de gobernador corrupto.

Tardó más de tres años, necesitó los escándalos de la casa blanca de la Gaviota y de la de Malinalco de Luis Videgaray, la amenaza de escándalo internacional del tren rápido a Querétaro, para finalmente darle luz verde al PAN para presentar una propuesta.

¿Era lo más adecuado pedirle al PAN, cómplice de múltiples asaltos a la moral y al erario federal, ser el portavoz del combate a la corrupción? Probablemente no. Por esto salió un Sistema Nacional Anticorrupción descolorido, sin dientes y que no asusta a ningún político medianamente capacitado en asuntos de corrupción.

Los estados deben por mandato constitucional, elaborar un Sistema Estatal Anticorrupción, “equivalente” al Nacional. Pero en Nuevo León, después de los atracos de la familia Medina y de sus amigos de los cuales varios están todavía en posición de saquear las finanzas públicas, después de un cobijagate que reveló la falta de compromiso del nuevo gobierno contra la corrupción, la Sociedad Civil se levantó en armas legales y decidió acompañar de muy cerca la elaboración del Sistema Estatal Anticorrupción.

Esto dio nacimiento a la Coalición Anticorrupción, agrupación de ONG’s, de diferentes asociaciones enfocadas al combate a la corrupción y de un buen número de individuos comprometidos a contribuir a título personal en la elaboración de un Sistema Estatal Anticorrupción bastante más sólido que la copia pálida que nació en San Lázaro.




6 meses de trabajo constante, con innumerables reuniones, con mucha paciencia, con algo de creatividad y mucha comprensión mutua, permitieron demostrar que la democracia participativa es posible cuando existe fe, particularmente buena fe, suficiente confianza, dedicación y profesionalismo de los dos lados.

Las reformas constitucionales que permitirán el nacimiento del Sistema Estatal Anticorrupción que aprobaron las Comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Asuntos Legislativos el día de martes en el HCNL, incluyen muchos elementos que la harán la base para diseñar el mejor Sistema Estatal Anticorrupción del país.




Falta todavía concretar la tarea con una labor titanesca de corrección y adaptación de siete leyes, que van desde la creación de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, hasta las reformas al Código Penal, a la Ley de Fiscalización y la del Servicio Público y a otras tantas.

¿Se podrá realmente combatir la corrupción desde la Ley y la erradicación de la impunidad? La apuesta es muy alta. El compromiso ciudadano irrenunciable. En juego, se encuentra el deseo de restablecer una sociedad que tenga fe en si misma, en la cual el político haga política para contribuir al bien común y no para su provecho personal.

En juego, se encuentra el deseo de cambiar un sistema político fallido, pero sin violencia, en base a la Ley y a la Justicia.

¿Será posible? Sí, si todos colaboramos con nuestro granito de arena y mostramos que la Sociedad dispone de la voluntad y de los argumentos suficientes para construir un país mejor para todos.
______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

PRI: Entre ilusiones y simulaciones

El pasado fin de semana se celebraron 88 años desde la creación del Partido Revolucionario Institucional. “88 años contigo” fue el eslogan que uso el partido para sus festividades.

Los altos dirigentes y mayores representantes del partido que ha gobernado México por más de 70 años, se reunieron en una de las épocas más oscuras y difíciles que tenga memoria el PRI. Con las elecciones en el Edomex, Nayarit y Coahuila en juego este año y la Presidencial en el 2018, los priistas tuvieron que mostrar una cara de unidad y de esperanza de que puedan derrotar a la oposición este y el año que viene.




En un acto que demuestra la simulación dentro del partido, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le hizo entrega de la medalla “Luis Donaldo Colosio” al ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Desde hace tiempo se habla sobre los desacuerdos y la rivalidad entre Beltrones y el presidente Peña Nieto. Pero para los festejos del 88 aniversario estas rencillas parecen haberse eliminado de momento.

El PRI, debe demostrar que está más unido que nunca, debe de demostrar fortaleza, pero al hacer esto cae en la simulación, en la mentira.

El PRI es el dinosaurio de ochenta y ocho años que tiene la esperanza de vivir otros ochenta y ocho. Tal es la prueba de los discursos de Enrique Ochoa Reza y del Presidente. Ambos personajes tienen la esperanza, o por lo menos quieren transmitir esa fe, de que este año arrasarán en el Edomex, Nayarit y en Coahuila, y que los triunfos también los llevará a ganar en el 2018.

Lejos están de la realidad los dirigentes del PRI Nacional. No se dan o no se quieren dar cuenta que la sociedad mexicana está harta del partido oficial. Este hartazgo se está traduciendo apoyo para la oposición, en específico, para Andrés Manuel López Obrador, al que ellos catalogan como “un peligro para México” y un “retroceso”.

El dinosaurio que nació después de la Revolución Mexicana y dio forma a las instituciones que hoy rigen a México, ciertamente, no morirá, pero tendrá que reformarse. Tendrá que entregar a sus Duartes, Moreiras, Borges, Medinas, si quiere en algún momento volver a Los Pinos.

Tendrá que pedir perdón por sus errores y por todos los muertos que han dejado administraciones como la de Díaz Ordaz, Echeverría y por qué no, Peña Nieto.

La regla es: reformarse o morir.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿88 años contigo?”

El sábado fue el festival del cinismo, se celebraron los 88 años del Partido Revolucionario Institucional. En medio de una de sus peores épocas en la historia reciente, los dinosaurios del partido oficial, que ha gobernado por más de 70 años al país, se dieron baños de pureza y criticaron duramente a la oposición.

El primero en hacerse como que la Virgen le habla, fue Enrique “Henry Monster” Peña Nieto. El presidente de todos, aseguro que la victoria de la oposición, ya sea PAN o Morena, sería un retroceso para el país, o sea para el presi, el bueno, el bueno es solamente alguien del PRI.

El otro que se pasó de cínico fue el dirigente nacional del partido, Enrique “Rana” Ochoa Reza. Llamó a que se cumpliera la ley y se capture lo más pronto posible a Javier “Ñoño” Duarte y que se haga cumplir el estado de derecho de nuestro país. Ochoa, dijo esto no sin antes, hacer mención del lamentable hecho de las quimioterapias falsas que el gobierno de “Javidu” dio a niños con cáncer.




En verdad que, escuchando los discursos de los dos Quiques, no sé qué hacer. Llorar, reírme, hacer algún tipo de berrinche.

Es increíble el cinismo que siguen teniendo los altos dirigentes de este partido político. Desde su eslogan, “88 años contigo”, se ve el cinismo y la poca vergüenza que tienen. En 88 años el PRI, sí dio forma al sistema institucional de México después de la Revolución, pero en todo este tiempo, han habido múltiples matanzas donde directamente se han señalado a gobiernos del PRI.

¿Acaso el PRI estuvo con los muertos de la Matanza de Tlatelolco de 1968? ¿Estuvo el partido oficial con los muertos del jueves de Corpus en 1972? ¿Y qué nos pueden decir de Atenco? ¿Ayotzinapa? ¿Los casos de corrupción en más de cuatro entidades? Claro que no, el PRI no ha estado con nadie, más que con ellos mismos.

Desde siempre solamente han visto por el bien de sus bolsillos, no por el bien de la patria y de la gente. Si acaso con los que han estado es con su voto duro, que recuerdan cada que hay elecciones.

Hoy por hoy, el PRI es un partido en decadencia, o se reforma en verdad o va a desaparecer como tal.




En definitiva, el cinismo y la poca vergüenza de sus principales caras y dirigentes no ayuda. Señalar y exigir que Duarte sea detenido, cuando fue al mismo gobierno priista al que se le fugo, va más allá de la lógica de cualquier persona. Pero bueno, el PRI tristemente es un ejemplo de lo viciado que está nuestro sistema político.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Publicidad en beneficio del PRI Edomex

Desde hace varias semanas el Gobierno Federal ha estado lanzando spots publicitarios en televisión y radio, con un enfoque especial sobre sus acciones en el Estado de México.

Resulta descarado que el gobierno federal de todas las entidades haya escogido al Edomex para “informar” sobre sus acciones. Considerando que este año hay comicios electorales en este estado y que por cierto está en estos momentos en pleno periodo de pre campañas.

Los anuncios del Gobierno Federal que dicen de manera descarada, “En el Estado de México las cosas buenas cuentan…”, promocionan algunas de las acciones del gobierno de Enrique Peña Nieto en su estado natal.

Entre estas acciones están las relacionadas a obra pública y claro apoyos sociales, como lo es el Programa de Escuela de Tiempo completo y los beneficios del Programa Prospera.

Aunque ciertamente la ley marca que no se está incurriendo en ninguna ilegalidad, el PRI en los comicios del 2011 se había quejado de la misma situación con el gobierno de Felipe Calderón.




En ese entonces, el gobierno federal de Calderón comenzó a transmitir anuncios en Edomex, Nayarit y Coahuila, algo que no le pareció al PRI y logro bloquear a través del Instituto Federal Electoral, ahora INE.

En esta ocasión, la historia se repite, ahora es el PRI, a través del gobierno de Enrique Peña Nieto, el que busca manipular el voto en el Edomex. No es casualidad, ni es coincidencia que los anuncios usados en tiempo oficial vayan dirigidos hacia el Edomex.

No olvidemos que el Estado de México es la joya de la corona del PRI. Por un lado, por qué es uno de los estados que nunca en su historia ha visto la alternancia de gobierno, también por qué es sede de uno de los grupos más fuertes al interior del PRI, el Grupo Atlacomulco.

Mismo del cual han salido figuras como Carlos Hank González, Carlos Hank Rhon, Arturo Montiel y claro Enrique Peña Nieto y gran parte de su gabinete.




La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, defendió los spots, al argumentar que está dentro de la ley hacer promoción de las “acciones” del gobierno. La Lic. Robles, tiene razón en eso, y la legalidad no es algo que se cuestione, lo que sí es debatible es que de una manera descarada el Gobierno Federal, esté dando promoción a costa del presupuesto público para promocionar a Eruviel Ávila y claro al PRI.

¿Reaccionará el INE de la misma manera que lo hizo en el 2011? Está por verse.
______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Negociaciones Presidenciales”

Ayer el presidente de todos, Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, dio un poco de claridad, si le podemos llamar así, a las recientes declaraciones del Secretario de Gobierno de Nuevo León, Manuel González.

Ya recordará usted que la semana pasada durante la celebración por el Día de la Bandera, Don Manuel le dio por andar de pico flojo. Primero se puso a presumir los logros del gobierno estatal durante un evento donde se debía de hablar sobre soberanía y patria.




Y después le dio por hablar sobre la posible, y ya muy sospechada, candidatura de “el Bronco” a la Presidencia en el 2018. Eso sí, dejando cola al decir que se estaba “negociando con la Federación” y que todo era para beneficiar a Nuevo León.

Don Manuel dice algo, que es muy cierto, “todo en la política es negociación”. Y claro que lo es, y el que no lo sepa para estas alturas, mejor que se salga. Pero ciertamente lo que se me hace una vil jalada, es que estén negociando el futuro político de Jaime a cambio de apoyos por parte de la Federación, ¿o cómo?

Ayer no crean, el presidente dejó muy mal parado a Jaime, y esto se notó por la falta de risas que tuvo el gober cuando Peña hablo de los apoyos por parte de la Federación. Al afirmar que la Federación sí apoyará a Nuevo León con lana, pero no con fines electorales le dejó algo muy en claro a Jaime, “tú no te me vas a postular, sino yo veo cómo te ahorco las finanzas…”.

La verdad lo de “el Bronco” ya se me hace pura ambición política. La candidatura a la Presidencia de la República ni debería de negociarse, Jaime no debe de lanzarse, no va a ganar, no tiene esperanzas, así lo marcan las encuestas. Hasta las encuestas de SDP Noticias, de su compadre Fede Arreola, lo ponen en un distante quinto lugar.

¿O acaso la cosa es al revés y es cierto que “Henry Monster” Peña Nieto anda convenciendo a Jaime para que se lancé?




¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Dimes y Diretes: “Los Medina”

Para cerrar la semana quiero tocar un tema que no he abordado en mucho tiempo, los Medina. En los recientes días mucho se ha hablado a nivel local de la familia Medina. Por un lado, tenemos las ya conocidas acusaciones en su contra por desviar recursos del estado. Pero también ahora salen nuevamente a relucir, los famosos terrenos en Mina. ¿Por qué siguen estos ladrones sueltos?




Se le puede culpar a la Procuraduría Anticorrupción por no meter a Rodrigo “Golden Boy” Medina a la cárcel. También a la jueza federal que le ha concedido amparo, tras amparo, tras amparo. También podemos culpar a la justicia de este país. Pero lo que es cierto, es que algo huele mal, muy mal en el caso de “Rorro”.

Al parecer, a nadie, fuera de los ciudadanos y el gobierno estatal, le parece sospechoso que de la noche a la mañana los Medina se volvieron más ricos (el papá ya tenía dinero, tranzeo hasta más no poder en la Procuraduría de Coahuila). De una casa en Pedregal del Valle, se fueron a vivir a una mansión en las Misiones. Viven en el lujo total en la Ciudad de México, en Santa Fe, para ser precisos, una de las zonas más caras y exclusivas de la capital.




¿Por qué no le parece eso sospechoso a las autoridades? ¿Por qué la PGR no ha actuado con la contundencia que actuó contra Padrés y Duarte (que ni lo han agarrado)? Estas preguntas sin resolver llevan a uno a sospechar que hay mano negra, que afirmativamente la federación, en específico Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, está protegiendo a los Medina, como lo ha hecho hasta el momento también con los Duarte, los Moreira y claro Roberto Borge.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”