#ReformaEducativa: Un enfoque en resultados

Comparte este artículo:

Antes de emitir un juicio, es fundamental conocer los hechos, las posturas involucradas en el tema, y el contexto en el que el evento se desarrolla. Luego, hay que aplicar un sentido de objetividad y de empatía para que el juicio que se decida emitir, no sea pasional o de valor, o que incluso afecte la libertad de los demás.

Aquí, un análisis de la Reforma Educativa de EPN, y los cambios que propone AMLO en el memorándum recientemente publicado. En este caso, hablaré de dicha Reforma desde un punto de vista de resultados, donde los protagonistas son quienes sufren (o se benefician) de ella; es decir, el alumnado y los maestros directamente involucrados. 

Primero, se hablará de la observación de la Reforma Educativa de Peña Nieto de 2012 a 2018, en cuanto a los resultados negativos. Dicha reforma llegó a medios de información internacionales como consecuencia de la protesta y la violencia que desató. Según New York Times en Español, se hacían notar tres posturas: a favor de la reforma; -principalmente actores del Sindicato Nacional de Maestros-, en contra de la reforma; -encabezada por los maestros afectados con la pérdida de sus empleos-, y por último, un punto de vista como outsider o actor ajeno; -donde se encuentra el sector de la sociedad que no conforma la esfera del conflicto central-. En la cobertura de NY Times, se habla de la batalla que se llevó a cabo en Nochixtlan, Oaxaca, entre los maestros de la zona y la Policía Federal. Ahí, fallecieron nueve maestros y más fueron arrestados por actos de rebeldía. Con esto, se muestra que el miedo a perder sus empleos, llevó a las personas a protestar de manera enfurecida. Recordemos que, en ocasiones, las situaciones de riesgo legitiman la violencia por parte de quienes viven dicho contexto, ya se ha visto en numerosas protestas estudiantiles y en levantamientos de armas de grupos guerrilleros. Es así que, hace falta una toma de decisiones de carácter público con base en el bienestar de las personas que se verán directamente impactadas por ellas y que contemple consecuencias largoplacistas. 

Por otro lado, los aspectos positivos de esta reforma de 2012 a 2018, yacían en las ideas: garantizar una educación de excelencia para los mexicanos por medio de la capacitación y evaluación docente, y evitar el desvío de fondos para el pago de nóminas. La motivación principal para la implementación era la deficiencia en el sistema educativo, la falta de preparación de los estudiantes y los bajos resultados en pruebas como la PISA, que demandaban acción por parte del sector gubernamental. Además, la herencia de plazas de maestros, era otro problema que merecía atención desde tiempo atrás. No obstante, el sexenio de difusión e implementación no dio suficiente tiempo para ver resultados tangibles en la mejora de la educación. Se predecían resultados, hasta diez años después de verla funcionar, y esto no dio cabida a que los involucrados directamente en las consecuencias de la reforma, vieran su rendimiento. 

El plan de AMLO respecto a la reforma, busca atacar estos y otros puntos débiles, pero no es del todo claro por sí mismo. El memorándum emitido el día 16 de abril de este año, pretende liberar a los presos por las protestas de maestros, unirse a manera de apoyo a las familias de los maestros fallecidos, poner en manos de la SHCP la nómina de profesores, y delegar a la SEP el manejo de la evaluación y regulación de plazas de maestros. Al igual que en el caso de la reforma por EPN, las ideas parecen atractivas cuando se encuentran escritas en papel; no obstante, habría que esperar a ver cuentas para determinar la bonificación de estos cambios a los ojos de alumnos y maestros. 

Con esto, volvemos al punto que hice en un inicio. Si se trata de medir con base en resultados y en el impacto esperado según las motivaciones originales de la gestión de EPN para poner la reforma en marcha, los resultados no son tangibles y mucho menos, positivos. Además de haber deficiencia en la enseñanza, estudiantes perdieron muchos días de clases en zonas vulnerables al sur de país, por lo que en lugar de verse a la merced del público principal, que son los niños, ellos terminaron por sufrir más. Respecto a la iniciativa de cambios que presenta AMLO, hace falta esperar para emitir un juicio basado en la realidad.

No es válido aferrarse a políticas públicas que no funcionan del todo y que traen más perjuicios que beneficios. Busquemos el cómo sí, que haya puntos a favor para todas (o la mayoría de) las partes involucradas, si bien no en el corto plazo, en el largo. Esto debe estar acompañado de una campaña publicitaria efectiva, transparente y objetiva de la política pública que se implementará, para que las personas tengan confianza de que el proceso rendirá frutos y que vale la pena formar parte de los reajustes y ser pacientes. Por el momento, es indispensable mantenerse al tanto de las acciones del ejecutivo actual sobre la Reforma, y sostener un juicio basado en los resultados que afectan a los alumnos y a los maestros, ya que su beneficio es la razón de que ésta exista en primer lugar. 

Justicia tardía, también es injusticia

Comparte este artículo:

Hace unos días, el Primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Distrito con sede en Cancún, Quintana Roo, giró la orden de aprehensión en contra del ex Gobernador de Puebla y uno de los actores mas impresentables del priísmo, Mario Marín, mejor conocido como “El Gober precioso”, el empresario textilero de origen libanés, Kamel Nacif, mejor conocido como “El rey de la mezclilla” y de otros dos sujetos acusados de los delitos de abuso de autoridad y tortura a la periodista Lydia Cacho en el año 2005.

Recordando un poco el caso, para quienes no lo conocían, Lydia Cacho publicó en 2005 el libro titulado: “Los Demonios del Edén“, donde denunció casos de prostitución infantil, pederastia y corrupción de menores, con testimonios de víctimas, quienes nombran las fiestas que específicamente dos personajes hacían: Jean Succar Kuri, preso en Arizona y extraditado en 2006 a México, su esposa, el empresario textilero Kamel Nacif y muchos otros políticos y empresarios, por ejemplo, en el libro menciona al ex gobernador de Veracruz Miguel Angel Yunes y el ex Senador Emilio Gamboa. Dicha publicación desató los hechos que relato brevemente a continuación.

El 16 de diciembre de 2005 se aprehendió a la periodista en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, acusada por “difamación” al empresario Kamel Nacif, lo curioso fue, que dicha detención se llevó a cabo por policías estatales de Puebla, en territorio de Quintana Roo, violando así, todo debido proceso y las facultades que tienen los cuerpos policiacos por la autonomía y soberanía de los estados. La trasladaron de Cancún a Puebla en un viaje por carretera de 30 horas a bordo de una patrulla violando la ley y sus derechos humanos, pues la tuvieron en condiciones inhumanas sufriendo maltrato físico y verbal. Además, donde al ingresar al penal de Puebla, -en el cual estuvo detenida hasta el 24 de diciembre- el “rey de la mezclilla” ya había ordenado que se agrediera y abusara sexualmente a la periodista. 

Doce llamadas entre empresarios y el entonces Gobernador de Puebla fueron las publicadas por “La Jornada”, llamadas, que caen en el cinismo, descaro, soberbia, asco, crueldad y desvergüenza de los involucrados, audios sobre los cuales, se escucharon distintas hipótesis, una de las que mas se presumieron fuertemente fue que desde “Los Pinos” funcionarios del Gobierno del entonces Presidente Vicente Fox, específicamente del ya extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional -CISEN–filtró las conversaciones al medio nacional antes mencionado. Lo sorprendente, es que a pesar de que el ánimo social en Puebla pedía la renuncia inmediata del entonces Gobernador, acabó su sexenio, que apenas comenzaba, sin ningún inconveniente y no solo eso, sexenios posteriores dejaron impune este caso de evidente corrupción, por lo que algunos señalan, fue a causa de acuerdos electorales que obedecían a la coyuntura del momento, de cara a las elecciones presidenciales de 2006.

Catorce años después se gira la orden de captura hacía estos personajes -al ser delito de lesa humanidad, no prescribe- y vale la pena recordar este vergonzoso caso, pues la historia debe servir para no volver a repetirla y que las deficiencias de nuestro sistema de justicia sean corregidas. Este caso es un verdadero crimen y como diría el filósofo Séneca “nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía”, pero a pesar de que no hay reparación del daño, ni a la periodista, ni a las menores de edad abusadas sexualmente, este caso nos recuerda a quienes buscamos la justicia que hay que luchar por ella, aunque a veces los costos por tocar fibras sensibles de élites políticas-empresariales sean altos. 

Aun falta ver que sucede con este caso, son varios los ejemplos que la historia nos muestra donde los encargados de elaborar los expedientes, suelen plagar de errores las mismas, provocando impunidad a los acusados. Pero, aunque se lograra encarcelar a estos sujetos, hay muchas preguntas que nos debemos hacer alrededor de este caso, por ejemplo, ¿quién garantiza que esto no vuelva a suceder?, ¿qué pasa con las miles de denuncias por casos de abuso sexual y pornografía infantil?, ¿qué se esta haciendo en materia de prevención?.

Hay 4 vertientes importantes donde hay que poner especial atención, la primera es el conocimiento de la verdad, -¿qué pasó?- a través de procesos de esclarecimiento sobre las violaciones de derechos por parte de órganos no judiciales (comisión de la verdad, fiscalía especial); la segunda, el castigo a los responsables vía procesos judiciales; la tercera, es la reparación del daño a las víctimas por medio de diversas formas (materiales, simbólicas, colectivas) en casos de violación de derechos humanos; y la cuarta, reformas jurídicas e institucionales que otorguen garantías de que no se volverá a repetir, y ésta sin duda, es la que mas difícilmente se cumple.

El estado debe ser garante de la protección de los Derechos Humanos, la autoridad tiene la obligación de responderle a las víctimas de violación causadas por la acción, o en su caso, omisión del gobierno mediante la reparación integral del daño, pero sobre todo, la garantía de la no repetición de los hechos, si no, seguiremos teniendo casos tan vergonzosos como este. 

El debate enriquece la mente, se vale discrepar.

#ElNidoDelGavilán: “Fifí: ser o no ser”

Comparte este artículo:

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española el término “fifí” refiere a una “persona presumida y que se ocupa de seguir las modas“.

Este concepto del lopezobradorismo se ha vuelto cotidiano en cada una de las conferencias mañaneras del Presidente. De acuerdo al Google Trends, en noviembre tuvo su mayor repunte en búsquedas de Google.

Pero, ¿a qué se refiere? ¿Quiénes son estos de quienes tanto se refiere?

En la lógica política de Andrés Manuel, ellos representan el -mal- y enemigos del pueblo. Los fifís son ese grupo conservador de clase alta, abiertamente de derecha política y que -en sus palabras- aplaudieron el asesinato de Madero.

En la narrativa, este grupo controla los periódicos vinculados al PRI y al PAN, tiene una línea editorial de defender al neoliberalismo, son reacios opositores al progresismo y principalmente están vinculados a la oligarquía económica, religiosa y política. Ha puesto como ejemplo de miembros de este grupo a personajes como Lucas Alamán, a los conservadores que trajeron a Maximiliano, a los Polkos, a los Científicos de Porfirio Díaz y más recientemente a Carlos Salinas.

En una retórica de izquierda, son la burguesía que explota a los trabajadores y los explota para financiar sus guerras y negocios.

Los fifís en palabras -más millenials- serían los whitexicans de derecha que buscan perpetuar las desigualdades, el clasismo y las relaciones de poder en la sociedad actual.

Es importante resaltar que Andrés Manuel es cauto en algunos puntos de la narrativa debido a que selectivamente protege a empresarios vinculados a su persona y ataca a los fifís de manera abstracta para evitar decir nombres. También hay que subrayar que la élite no es homogénea y que no necesariamente están organizados en su totalidad por lo que el ataque es a veces disperso.

Algunos críticos llaman a esto una polarización del discurso y una manera de generar conflictos. Sin embargo, lo cierto es que la polarización es parte de la democracia y que las élites no les gusta ser tocadas en sus intereses.

A pesar de esto, el gobierno de AMLO en lo que lleva, rara vez ha tocado intereses de los -fifís-. Es más un combate ideológico en medios, una batalla de símbolos.

Finalmente, es triste ver a algunos clasemedieros adoptando el término de “yo soy fifí”, cuando claramente no les aplica, pero lo toman para solidificar su clasismo y desprecio a -los otros-. 

Es debatible si el Presidente tiene que seguir usando esos adjetivos, lo cierto es que su gobierno tiene que trabajar en reducir la brecha de desigualdad y pobreza en el país con o sin fifís.

Lo dicho, dicho está.

La movilidad en Monterrey: entre contaminación y tarifazos

Comparte este artículo:

Desde hace algunos días se había anunciado que los regiomontanos se iban a encontrar con una sorpresa regresando de Semana Santa: el transporte público sería sujeto (nuevamente) a aumentos en sus tarifas. Pues el día de ayer anunció Manuel González, el secretario General de Gobierno, que el llamado Santo Tarifazo no se producirá, sino que durante la semana de Pascua se revisará. Más que suponer un tipo de alivio, realmente alarga la agonía. 

Desde finales de 2018 ya se había anunciado que los aumentos también se registrarían en materia vehicular, con rubros que sufrieron un incremento de hasta el 90% y con un pago de refrendo que asciende a los $3092 para vehículos en una franja de diez años (2009-2019). Si comparamos este último dato con los costos del año 2015 -año en que El Bronco recibió la gubernatura- el refrendo tenía tres costos según el vehículo: aquellos con cuatro años o menos pagaban $1401, los de entre cinco y nueve años pagaban $686 y los de diez o más años, una cuota de $379. Es decir, en algunos casos, los incrementos han sido de hasta el 451% en un lapso de cuatro años. A lo anterior hay que sumarle que la línea 3 del metro no entrará en funciones sino hasta octubre de 2020, a pesar de que las obras iniciaron en 2013.

Y es que, si con los aumentos de inicio de año a los automóviles se pretendía fomentar el uso del transporte público, el Santo Tarifazo es todo lo contrario. Pagar $15 por viaje en camión -para llegar a $18 en 2021- no es la manera correcta de incentivar el uso del transporte pues, aunque permite a los usuarios hacer recorridos largos, el transbordo sigue teniendo penalización. A esto hay que agregar la poca capacitación que se ofrece a los choferes y las condiciones en las que se encuentran la mayoría de las unidades y el ya evidente problema que tenemos en la ciudad: el tráfico, lo que se traduce directamente a contaminación.

Entonces, ¿cuál es la solución? Depende del problema a atacar. Resolver los aumentos por sí solos es muy complicado, pues el gobierno tendría que otorgar subsidios, lo que descompensa en otras áreas y provoca problemas en otros rubros. No nos dejaron de otra: habría que esperar a que saliera un nuevo presupuesto para revertir los aumentos, pero este tipo de ajustes rara vez se producen. Este pronóstico suena nada alentador.

Por otro lado, si lo que de verdad se quiere resolver es el tema de la contaminación (hay que recordar que es una de las justificaciones del alza en materia vehicular), entonces aumentar los impuestos en este rubro sí tendría lugar, pero la estrategia se cumple sólo si se acompaña de bajadas en los precios y reinversión al transporte público. Igualmente, se requiere una medida que ponga fuera de circulación los vehículos altamente contaminantes, pues su constante uso perjudica en ambos sentidos: más tráfico y más contaminación.

Aparte de esto, debe haber una transición entre vehículo particular y el transporte público. Mejoras al sector del taxi podrían ser una solución, pues una de las principales razones por las que los neoleoneses no utilizan el transporte público es la rapidez y la comodidad. En este sentido, la próxima uberización del taxi es podría ser un buen comienzo, pues reequilibra la balanza entre los servicios de transportación y favorece a la competitividad.

Visto de esta manera, queda claro que el Santo Tarifazo no resuelve ni uno ni otro problema, sino todo lo contrario: perjudica a la gran mayoría de la población y sigue hipotecando nuestro futuro. Ojalá y después de la semana de Pascua, ya con un poquito de claridad y descansados, Manuel González y compañía, ahora sí, diseñan una estrategia centrada en el uso eficiente de los recursos y pensando en la gente.

#ContraPortada: “La Pesadilla que AMLO está convirtiendo en Realidad”

Comparte este artículo:

Debo iniciar esta columna con total sinceridad: voté por Andrés Manuel López Obrador. Las razones fueron muchas y, a pesar de todo lo que ha pasado, sigo guardando una ligera esperanza de que la 4 cuarta transformación llegue a nuestro país.

Siempre dije que lo que más miedo me causaba de López Obrador no era precisamente él, pues lo conocí en campaña y me pareció un hombre genuinamente interesado en pasar a la historia como un gran presidente, ayudando a su pueblo y viviendo el último tramo de su vida con la dignidad de hacer o al menos intentar hacer las cosas de una mejor manera que los anteriores [y vaya que eso es cosa sencilla]. Lo que más miedo me causaba y continúa son sus seguidores, que en ese afán de justicia [el grito donde muchos cabemos] han decidido destrozar a todo aquel que no piense como ellos y se atreva a retar al presidente o al menos a cuestionarlo.

Estamos viviendo en un país donde es el propio presidente, que debería estar encargado de la unidad y la pacificación nacional, el primer responsable de la división que parte en dos grandes grupos a México: eres chairo o eres fifí. Sí, bajo la etiqueta humorística del hombre y de la mujer “fifí” el presidente ha menoscabado a quienes piensan distinto a él, como si hacerlo fuera causa suficiente para ser el ‘villano de la película’.

De buenas intenciones está lleno el infierno, eso nos ha quedado claro en distintos momentos con AMLO como presidente. Pero hay cosas imperdonables, que bajo ninguna razón tienen cabida en un país como el nuestro.

Le permitimos que, bajo las siglas de su partido, llegaran personajes despreciables a los distintos poderes, personajes que pertenecen a “la mafia del poder”, sí a la misma que él tanto crédito político le ha sacado. 

Perdonamos también el cambio de sede del nuevo aeropuerto de la CDMX con las implicaciones económicas que trae consigo, el cierre del INADEM y con ello la falta de apoyo al sector emprendedor que, dicho sea de paso, son el brazo laboral más fuerte de este país.

El cierre de las estancias infantiles, el precio de la gasolina que jamás ha bajado, la lista de candidatos a la Comisión Reguladora de Energía carentes de toda capacidad y la intención inevitable de meter las manos en el poder judicial. Le hemos perdonado TODO.

Pero toda situación tiene su límite y el de nosotros está llegando a su fin, justo cuando de su boca salió la frase de amenaza: “Si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede, ¿no?”, en clara amenaza a la libertad de expresión.

La pesadilla de la que nos platicaron de un hombre autoritario, miope y sordo se está convirtiendo en realidad. Hoy Andrés Manuel López Obrador está comportándose en el monstruo que muchos nos advirtieron pero que millones de mexicanos nos negamos a creer.

La pesadilla que AMLO está convirtiendo en realidad…

#HojaDeRuta: “Entre redes y realidades”

Comparte este artículo:

“Las redes”: esas nuevas deidades etéreas de la opinión pública. Ante cada nueva polémica, desde espacios informativos y de opinión suele preguntarse: ¿qué dicen las redes? Como si fueran oráculos dando sus designios. 

Se les menciona con toda naturalidad, como si no fueran una masa amorfa, un mar cambiante donde lo mismo pueden encontrarse ideas valiosas que rabia pura, grandes piezas periodísticas que noticias falsas.

Cierto, mediante softwares especializados ya se pueden medir tendencias y “sentimientos”, tomando variables como los temas más repetidos o las palabras más mencionadas. Por ejemplo, la agencia digital Etnoscopía realizó un mapeo de identificación ideológica en México, tomando datos de Facebook Insights y encuestas digitales. Este mapa de tendencias ideológicas considera 5 categorías: extrema izquierda, izquierda, centro, derecha y extrema derecha. 

Algunos resultados parecen lógicos, por ejemplo, la zona del bajío es la más identificada con la derecha, mientras que entidades como Guerrero y Oaxaca lo hacen por la izquierda. Sin embargo, sorprende que entidades como Coahuila y Nuevo León se clasifiquen como centro, lo que sugeriría una disposición a tomar posturas progresistas en ciertos temas.

De acuerdo a la Asociación de Internet MX, en su último estudio de hábitos de los usuarios, el año pasado el 67% de los mexicanos mayores de 6 años eran usuarios de Internet. Si bien esta cifra no deja de subir año con año, es preciso reconocer que una tercera parte de la población aún no está en la red. Este mismo estudio señala que la principal actividad de los usuarios mexicanos es acceder a redes sociales, siendo Facebook la de mayor penetración, cubriendo prácticamente la totalidad de los usuarios (98%).

¿Esto implica que lo que se dice en las redes es un reflejo real del pulso social? No necesariamente. Para empezar, porque no todos están ahí, y segundo, porque de los que están, no todos tienen el mismo nivel de politización ni activismo digital. El New York Times, dentro de la sección The Upshot realizó un análisis que refuerza este punto, titulado: “El electorado demócrata en Twitter no es el electorado demócrata real”.

Los datos marcan un contraste notable. Por ejemplo, el 39% de los demócratas en redes sociales se identifican como activistas progresistas, pero en el electorado abierto, esta cantidad baja a 22%, es decir, sí existe una porción importante de simpatizantes que están empujando la agenda del partido a la izquierda, pero en términos reales es una menor proporción de lo que las redes y la percepción mediática sugieren.

Un dato complementario es aquellos demócratas que se identifican como personas moderadas: en redes son apenas el 13%, pero en la vida real esta cifra casi se duplica, para llegar a 24%. Es decir, al menos 1 de cada 4 votantes demócratas se considera a sí mismo como una persona moderada políticamente.

El análisis sugiere que si bien el movimiento hacia la izquierda que el partido ha experimentado es real, pero que el ánimo y fervor que existe en las redes sociales no coincide con el electorado demócrata en la vida real. Esto debiera generar una reflexión interesante en nuestro contexto: ¿qué tan real es la polarización entre fifís y chairos? ¿Qué tanto del electorado en realidad es moderado? ¿Qué proporción realmente está desinteresada de la política y no se expresa (por tanto, no registra) en redes sociales? 

En general, la lección es la cautela y el análisis frío de la información, pues la realidad política y comunicacional se transforma, pero esto no implica cambios radicales o totales en el electorado como un todo, que si bien puede irse transformando, no necesariamente lo hace en la medida y tono que las redes parecen reflejar.

#Kleroterion: “Justicia Laboral”

Comparte este artículo:

En pasados días fuimos testigos de la aprobación de una gran reforma que cambia el cause para la seguridad de todas y todos los trabajadores a nivel nacional, me refiero a la mencionada “Reforma Laboral”, que consiste en la iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de las leyes Federal del Trabajo, Orgánica del Poder Judicial de la Federación, Federal de Defensoría Pública, de los institutos del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y del Seguro Social, lo anterior en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, que sin duda, es un esfuerzo que se reconoce a la Cámara de Diputados.

Cabe mencionar que el dictamen adecúa los ordenamientos con la reforma constitucional en materia de justicia laboral de fecha 24 de febrero de 2017, así como diversos tratados internacionales suscritos por nuestro país, en materia de derechos humanos de las y los trabajadores, como los Convenios 87 y 98 de la OIT, sobre derecho de sindicación y negociación colectiva, el anexo 23 del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que por cierto, falta ser ratificado, y el capítulo 19 del Tratado Integral y Progresista de Asignación Transpacífico. 

Como antecedentes legislativos, dicho dictamen surge de 14 iniciativas presentadas de septiembre de 2018 a abril de 2019, teniendo cuatro de Morena, tres del PES, dos del PRI, dos del PAN, dos del PT y una de MC. 

Ahora bien, ¿en qué consiste esta tan afamada reforma?, a continuación menciono los aspectos principales. Para empezar gracias a este trabajo aprobado, se introduce la democracia en la elección de las dirigencias sindicales a través del voto libre, secreto y directo, lo que termina con el charrísimo sindical que durante muchas décadas se mantuvo en las dirigencias en México, por lo que se abre la verdadera democracia sindical con ejes de transparencia y rendición de cuentas, además de asegurar a las nuevas generaciones laborales y a todos los trabajadores en general, el poder elegir con plena libertad el pertenecer o no a un sindicato, federación o confederación, así como la tranquilidad de no tener ningún tipo de represalia, así también se estipula que el patrón no podrá descontar del salario de los trabajadores las cuotas sindicales, salvo consentimiento por escrito, por lo que comienza una nueva cultura laboral.

Asimismo, a partir de esta reforma, todos los contratos colectivos tienen que ser aprobados y votados por la mayoría de los trabajadores, por lo que los empleadores serán respaldados para que no sean presionados o extorsionados por líderes corruptos, además, se establece como se mencionó anteriormente, mecanismos eficaces para la transparencia y rendición de cuentas, previendo la revisión de contratos colectivos en un plazo no mayor a cuatro años posteriores a la entrada en vigor de la reforma.

Por otro lado, se crean los tribunales laborales especializados al ámbito del Poder Judicial, despareciendo las juntas de conciliación y arbitraje que dependían de los Poderes Ejecutivos federal y estatales, que hoy en día no eran funcionales y actualizadas; por lo que el nuevo órgano será el encargado de los problemas obrero patronales y la conciliación entre sindicatos, estipulando que antes de acudir a dichos Tribunales se deberá asistir a la instancia conciliatoria que estará a cargo de los Centros de Conciliación que se instituyan en las Entidades Federativas y en el orden Federal. Esta función estará a cargo de un organismo descentralizado, denominado Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral al que le corresponderá, el registro de contratos colectivos de trabajo y organizaciones sindicales, así como los procesos administrativos que estén relacionados, teniendo autonomía de decisión y gestión.

Otro tema de vital importancia, es que se eliminan las brechas por género, lo que evita la violencia o inequidad salarial, estableciendo también que las trabajadoras víctimas de discriminación por embarazo o trata laboral, quedarán exentas de agotar instancias conciliatorias y se buscará mayor presencia de mujeres en la toma de decisiones.

Dentro de los trabajos especiales, se regula el régimen de las y los trabajadores del hogar, estipulando la obligación para los patrones de inscribirlos al IMSS y pagar sus respectivas cuotas, así como facultar a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos para fijar los salarios mínimos profesionales de las y los trabajadores del campo, por lo que con esto se brinda protección a estos grupos de trabajadores que han sido olvidados durante muchos años.

Entre otros aspectos que se establecen, se contempla la nulidad de la renuncia que los trabajadores hagan de derechos y prestaciones que deriven de los servicios prestados e incluye la obligación de los patrones para entregar a sus trabajadores de manera gratuita un ejemplar impreso del contrato colectivo vigente, por lo que conocerán de manera clara y precisa los derechos y obligaciones que tienen con el mismo.

Es entonces que con este gran avance en esta materia, se mejora la productividad, generando beneficios y transparencia para patrones-empleadores como a todas y todos los trabajadores, que son el soporte real de cualquier Nación, por lo que se favorecen las condiciones de trabajo y se transita con una verdadera justicia, libertad y negociación, teniendo como premisa principal, la más importante, la “Justicia Laboral”.

#Kleroterion: “¡La presa está libre!”

Comparte este artículo:

Dentro de los principales proyectos de infraestructura que puede tener cualquier estado, son sin duda los relativos al tema del agua. Desde su acumulación, distribución, traslado y su destino final, ya sea público o privado. Por lo que cada año, se demuestra la capacidad de los servidores públicos, para poder solicitar, negociar y obtener los recursos necesarios para concretar o iniciar proyectos estructurales que beneficiarán a sus estados, por consiguiente a los ciudadanos, asegurándoles este vital líquido.

Tal es el caso de mi estado Nuevo León, que después de tres años de arduo trabajo se logró que la Comisión Nacional del Agua firmara el convenio de asignación de aguas nacionales y el título de concesión para la “Presa Libertad”.

En dicha firma, se pactó la cesión de derechos para construir el embalse en los límites de los municipios de Montemorelos y Linares, con una extensión de 2 mil 292 hectáreas, además de establecer el uso de 50 millones de metros cúbicos de agua del Río Cabezones por un lapso de 30 años.

Con este gran proyecto se garantizarán mil seiscientos litros por segundo para el abasto de más de 700 mil habitantes de la zona metropolitana y está prevista concluirla en 2021, al tiempo que el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón termine su mandato.

Estamos convencidos que con este título de concesión, en primer lugar, se garantiza que el agua se utilice de manera exclusiva para la población, atendiendo la instrucción que dio el Presidente de la República a sus funcionarios de Conagua, “el derecho humano al agua tiene prioridad sobre las demás actividades”, y en segundo lugar, con esta acción se refleja la buena voluntad del Ejecutivo Federal con el Gobierno de Nuevo León.

Cabe recordar que el propio Gobernador le ofreció al Presidente Obrador, a nombre de los neoloneses una colaboración absoluta, siempre y cuando sea mutua la corresponsabilidad, por lo que con esta firma queda demostrada tal reciprocidad.

Ahora bien, ¿qué significa o por qué un proyecto de esta magnitud?

Para Monterrey el agua es un tema imprescindible por su demografía y geografía, es así que debemos tener en cuenta que las presas y sus ensambles, permiten entre muchas cosas más, poder tener reservas de agua, lo que proporcionará certeza al estado en momentos de escasez de agua acrecentando los recursos hídricos renovables, además de que con una estructura de este tamaño es posible generar energía hidroeléctrica, que será de gran utilidad para diversos municipios como a la capital, se brindará protección en la medida de las posibilidades de grandes precipitaciones, nos ayudará a distribuir su consumo humano, así como para el industrial, que es una parte importante en la capital, tendrá un gran uso agrícola regulando y garantizando el riego, asimismo nos ayudará para el turismo y esparcimiento, fomentar la piscicultura y la navegación, en temas de protección civil, con la presa podemos tener protección de márgenes y contención de aluviones, además de hacer habitables llanuras que antes no lo eran, es así que una presa, para cualquier comunidad es de incuantificable valor.

Por otro lado, la manera en que se llevará a cabo el proyecto será de forma multianual hasta el 2021, es decir, en cada año habrá recursos etiquetados para desarrollar las obras, haciéndose por partes iguales entre el estado y la federación; por lo que después de la firma y los trabajos técnicos, así como los estudios de la tierra y de impacto ambiental, los trabajos para la presa, comenzarán en el segundo semestre del año en curso.

Cabe recordar, que durante la pasada administración federal no se lograba nada, el trabajo que el estado realizaba para conseguir los recursos necesarios era constante y totalmente justificado, sin embargo, durante ese sexenio el trato Nuevo León-Presidencia fue muy tortuoso, nos fueron quitando presupuesto en la mayoría de los rubros, por ejemplo en salud, infraestructura, en apoyos para gasto corriente, o para la misma presa nunca nos dieron el apoyo necesario, entre otros temas más, por lo que fue directo el castigo hacia el estado por haber votado por un gobierno independiente y hasta la fecha, son notorias las acciones de la pasada presidencia de la República y no lo digo yo, ahí están los números que son irrefutables, es entonces que con el nuevo gobierno, sin lugar a dudas, ha tenido que ver para que estos proyectos avancen, ya que es notoria la nueva disposición o actitud de no estrangular a los gobiernos independientes, por lo que solo nos esperar a mayo para que lleguen los recursos para comenzar esta gran obra.

Debo mencionar, que estas negociaciones implicaron más de tres años de trabajo, que aunque como se mencionó, en el sexenio pasado nos tenían castigados de una manera vil y me atrevo a decir inmadura y poco profesional, realizamos todas reuniones, explicaciones, proyectos y análisis de viabilidad adecuados, para poder exponer la necesidad de una proyecto de este calado y los beneficios que todo el estado obtendría, dichas negociaciones se avivaron previas a la nueva administración federal, así como desde la LXIII Legislatura del Congreso Federal, dentro del análisis y solicitudes del PEF correspondiente, cerrando con el entrante sexenio, que sin duda fue un gran aliado para poder cerrar dichos acuerdos.

Por lo anterior, concluyo diciendo que el proyecto de la presa “Libertad”, es sin duda, una muestra del trabajo arduo, de trabajo constante, de negociaciones certeras y oportunas, de responsabilidad sustentable, de una gestión de recursos, que inminentemente sin ellos, hoy no podría haberse consolidado esta gran acción, por lo que hoy podemos decir con mucho orgullo que ¡La presa está libre!

La historia al servicio de AMLO

Comparte este artículo:

El día de ayer se conmemoró el cien aniversario luctuoso Emiliano Zapata. Desde principios de año, el presidente declaró que 2019 sería el año homenaje al caudillo durante una de sus mañaneras, que muchas veces han sido auténticas clases de historia. La presente administración es la que más se ha empeñado en revivir la historia nacional, incluso más que durante el año 2010. Una estrategia de comunicación política que está siendo llevada a cabo con sumo cuidado.

La conmemoración de Zapata supone adueñarse a nivel institucional de lo que el general representa: alguien que estuvo a favor de cambiar el rumbo del país, que defiende los derechos de los más débiles, pero que nunca estuvo de acuerdo con las formas en las que se hizo, negándose incluso a ser la cabeza del poder. AMLO quiere proyectar esa imagen: es el que manda y es el titular del Ejecutivo, sí, pero siempre dejando una distancia para la autoridad del pueblo; distancia que en el ejercicio diario del poder le da margen de maniobra para no asumir todo el coste político de las decisiones.

El presidente ha decidido explotar este relato. Llamar a su partido “Morena”, tener como eslogan de campaña “Juntos Haremos Historia”, hacer el encuadre con el fin de una etapa (la neoliberal que él llama) y su llegada al poder, nombrar su gestión como la “Cuarta Transformación” y poner en el logotipo oficial del gobierno a personajes notables de la historia; por cierto, siempre manteniendo a Juárez como el centro de todo (hasta lo puso en el billete de $500), le ha permitido a AMLO hacer de la historia nacional una herramienta más para legitimarse.

No es el primero que apostó por una estrategia así en la historia reciente del país. Si recordamos el año 2000, Vicente Fox ya había intentado hacer algo similar al compararse con Francisco I. Madero. Intentó hacer un símil entre su llegada a Los Pinos y el fin de los gobiernos del PRI con la caída del porfiriato. Pero ¿por qué cuando Fox hizo esta comparación recibió muchas críticas? ¿Por qué con Andrés Manuel parecería ser que sí cuadra? Muy sencillo: hablar de la historia en pleno año del jubileo y cambio de siglo, después de la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría; a nivel mundial, el marco mental era de mirar hacia el futuro y dejar al pasado descansar.

Y lo mismo aplicaba para México, que ya desde 1988 se volcó hacia el mundo globalizado en aras de convertirse en la siguiente economía emergente. Sin embargo, después de la crisis económica de 2008 y con los niveles de desconfianza para con los partidos políticos por los cielos, en el ideario colectivo de los mexicanos se instaló la idea del anhelo por tiempos pasados en contraste con la incertidumbre del futuro. Fuimos golpeados de tal manera que se abrieron las heridas de nuestro pasado y, ante esto, qué mejor que venga alguien y sane. Pues este quiere ser AMLO.

La gente se siente orgullosa de su historia y Andrés Manuel lo sabe. Las personas difícilmente van a cuestionarle que quiera conmemorar a personajes como a Juárez o Zapata y eso le es mucho más útil para seguir asociando la idea de que la manera de gobernar de Morena puede asemejarse a las antiguas glorias de la política nacional. Pedir disculpas al Rey de España y al Vaticano no fue un acto de megalomanía. Al contrario, sirvió para probar los límites y alcances del relato que sigue construyendo. “Zapata no murió. Zapata vive”. “¡Y qué bueno!”, dice Andrés Manuel.

#QueremosAireLimpio: Cultura del transporte colectivo

Comparte este artículo:

El tema de seguridad ambiental ha sido tratado por muchos medios de información, que difunden noticias que alarman a la población al mostrar los índices de contaminación en el aire. Pero, exactamente ¿qué es la seguridad ambiental? ¿por qué es importante? ¿cómo se relaciona con el uso del transporte?

Según Geoffrey y David Dabelko, la seguridad ambiental “representa un paradigma alternativo para ordenar y para enfrentarse a ciertas amenazas en el mundo cada vez más interdependiente y con un medio ambiente cada vez más degradado”; con esto, la seguridad ambiental se refiere a las acciones correctivas a desempeñar para contrarrestar el daño al medio ambiente. 

Dicho daño, es el resultado de múltiples conductas humanas en el medio urbano, principalmente, de la dependencia y el uso excesivo de los vehículos motorizados. En el Área Metropolitana de Monterrey, se encuentra el municipio con la mayor proporción de automóviles por habitante; San Pedro Garza García, donde cada persona cuenta con 1.2 automóviles en promedio. Este dato fue proporcionado por el actual alcalde del municipio, Miguel Treviño, en el panel “Contaminación: ¿Es esta la ciudad que queremos?”, organizado por la SALED del Tec de Monterrey, el 8 de abril del presente año. Esto es alarmante y desencadena preguntas como, ¿por qué hay tantos autos en manchas urbanas como esta? ¿es necesario que los haya? 

La respuesta a la primera de las preguntas es extensa. Un parte de ella hace referencia a la falta de disposición para usar el transporte público, lo que está relacionado con la falta de acceso al mismo y su deficiencia ecológica y sustentable. No obstante, es importante reconocer que el problema vial se debe a la motivación para usar este tipo de transporte, y no solamente a su ausencia. La organización geográfica de las ciudades y su conjugación con el crecimiento de la concentración poblacional es en el fondo, la raíz del caos vial. En el Área Metropolitana de Monterrey, y en muchas otras ciudades de México y del mundo, las zonas habitacionales se encuentran considerablemente lejos de empresas y universidades, lo que obliga a los habitantes a hacer uso de vehículos motorizados para llegar a (y regresar de) sus destinos, a diario. Es por esto que, la opción de trasladarse activamente; es decir, de usar una bicicleta o caminar para llegar al lugar deseado, no es una opción para gran parte de los viajes que las personas realizan día tras día en el AMM. De aquí nace la inevitabilidad de usar dichos medios de transporte. 

Ahora, si bien no es viable reubicar oficinas y escuelas para que se encuentren cerca de las zonas habitacionales de la ciudad; la gestión y adaptación del sistema de transporte público, sí lo es. Y se trata de una demanda real y urgente. Pero, ¿es la falta de acceso al transporte público de calidad, ecológico y accesible, el único impedimento para que los regios hagan uso de él? En caso de que éste exista, ¿se reducirían los problemas viales en el AMM? 

Recordemos que vivimos en una sociedad fragmentada, donde la idea de contar con un automóvil para uso individual, representa para muchas personas un sinónimo de prestigio y evidencia de abundante poder adquisitivo. En otras palabras, se percibe el uso del automóvil como un acto que va más allá de un mero traslado, y apela a la comodidad y placer de los conductores. Una postura de esta naturaleza y la constante justificación del automóvil para uso individual por encima de los medios colectivos, ya que “para eso tengo coche”, tiene un poder más grande que los esfuerzos de la esfera pública por invertir en el transporte público sostenible y confiable. Esta baja de conciencia cívica debe cambiar para volver a tener aire limpio en la ciudad.

Trabajemos en pro de la cultura de uso del transporte colectivo. Dejemos de alimentar el discurso consumista y clasista que nos lleva a desechar la idea de utilizar el transporte público. Demandemos a las autoridades gubernamentales, construcción de la infraestructura de este transporte, y sumémonos a la solución en lugar de sumarnos al problema.