La última oportunidad: Evo Morales

Comparte este artículo:

Este fin de semana el expresidente Evo Morales, actualmente con asilo político en Argentina, anunció que su partido político, el Movimiento al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), finalmente cuenta ya con un binomio de cara a las elecciones del próximo mes de mayo: se trata del exministro de Economía Luis Arce (para presidente) y el exministro de asuntos exteriores, David Choquehuanca (para la vicepresidencia).

Para quienes no los conocen, Arce estuvo en su cargo desde 2006 y prácticamente hasta el la reciente salida del expresidente. Durante los primeros años, y por encargo de Morales, estuvo altamente involucrado en las empresas estatizadas desde el gobierno y a él se le atribuye el “milagro boliviano”: desde 2006 y hasta la fecha, la economía boliviana ha crecido ha ido siempre en crecimiento y tan sólo en 2015 tuvo un pequeño revés en términos de PIB per cápita. Por su parte, Choquehuanca acompañó desde 2006 y hasta 2017 y fue Secretario General de la ALBA, organismo internacional de entre cuyos miembros destacan Cuba, Nicaragua y Venezuela; países con fuerte sentimiento antiimperialista y con gobiernos de izquierda originarios de la revolución.

Otros nombres como el de Andrónico Rodríguez, considerado como el hijo político de Morales, también fueron propuestos por grupos al interior del partido. A pesar de su cercanía con el expresidente, no fue tomado en cuenta. En cambio, tanto Arce como Choquehuanca fueron de los miembros que más tiempo permanecieron dentro de los distintos gabinetes de Evo.

La clave de su designación podría tener una triple vertiente. En primer lugar, y la más sencilla, por la cercanía con Morales. Después de que el mandatario ocupó la presidencia por más de una década -y tomando en cuenta la manera en la que se produjo su salida- el designar a este binomio podría, hasta cierto punto, garantizarle condiciones para su regreso al país.

En segunda instancia, por las áreas en las que anteriormente operaban. Un país como Bolivia que es altamente dependiente de sus recursos naturales (más del 80% de las reservas mundiales de litio se encuentran en territorio boliviano) y con un gasto público “alto” (debido a la nacionalización de empresas y servicios), requiere de un buen administrador. Además, y de manera tradicional, una de las áreas que siempre es prioritaria para un gobierno es la relación que tiene con sus similares. El reconocimiento de las soberanías entre estados siempre es una prioridad. Si no, que les pregunten a los escoceses, los québecois, los catalanes o a Guaidó y Maduro.

Y, finalmente, por la necesidad de una apuesta moderada en tiempos convulsos. Si bien el objetivo de Morales es que su partido se mantenga en el poder, sabe que existe un riesgo de que no sea así. Por lo cual, y en caso de que la derecha se mantuviera en el gobierno (y da muestras de ello al Jeanine Áñez haber ampliado su mandato recientemente), la única alternativa que tendría el MAS sería negociar con el nuevo gobierno y así buscar la manera de, desde la oposición, mantenerse relativamente vigente y no perder todo su poder político, particularmente Arce, quien es conocido por ser de un ala menos radical dentro del partido.

El panorama para el más MAS es complicado de cara a la cita electoral de mayo y se enfrenta a una prueba importante. Es la última oportunidad para Morales de conservar algo de poder. “El hombre propone y Dios dispone”, o más bien “Evo propone y Jeanine dispone” porque, así como hay mecanismos en contra de Morales, ¿por qué no pensar que también podrían ser activados en contra de Arce y Choquehuanca? Habrá que esperar.

En busca de la Dictadura Perfecta

Comparte este artículo:

La semana pasada hubo mucha controversia en el gremio jurista. Se planteó una posible reforma a nuestro Sistema Penal en México, misma reforma que contenía muchas leyes retrogradas a nuestro Sistema Penal actual.

Esta reforma, es una prueba más de que la cuarta transformación quiere controlar los tres poderes de gobierno, imponiéndose sobre la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sobre el Consejo de la Judicatura y sobre la autonomía de los Congresos Locales.

Dentro de la propuesta, se busca crear un Tribunal Especializado en materia de Responsabilidades Penales, con la finalidad de que los integrantes del Poder Judicial Federal puedan ser juzgados en caso de que incurran en delitos relacionados con su responsabilidad. 

Este tribunal especializado estaría conformado por Jueces y Magistrados, que serían designados por el mismísimo Senado, de igual forma, el Senado tendría la facultad de observar, vigilar y controlar las intenciones de investigación que el Tribunal Especializado realice, sustituyendo la labor que realiza el Consejo de la Judicatura Federal.

En la misma propuesta, se busca la creación de un Código Nacional Penal, con la finalidad de que el Congreso de La Unión sustituya la facultad de establecer y tipificar delitos a los Congresos Locales.

Actualmente los Congresos Locales tienen autonomía para establecer y tipificar delitos, por ejemplo, cada Congreso Local tiene la facultad de definir como conducta delictiva o no delictiva la interrupción voluntaria del embarazo; de proceder la iniciativa, esa facultad que tienen los Congresos Locales quedaría únicamente en manos del Congreso de la Unión.

Éstas sólo son unas de las pocas propuestas de reforma que se plantean para la modificación del Sistema Penal en el año 2020. Es increíble el descaro del Gobierno Federal de querer controlar todo, así mismo es lamentable que teniendo actualmente un Sistema Penal garantista, regresemos a un Sistema Penal con muchas fallas y violaciones a los derechos humanos, sin olvidar todo el gasto que se ha hecho para implementar el Sistema Penal actual.

Una vez más, bienvenidos a la cuarta transformación. 

#ElNidoDelGavilán: “La Línea 3 que no llega”

Comparte este artículo:

6 años han pasado desde que la construcción de la Línea 3 de Metrorrey empezó. 6 años de promesas de término, de cambio de gobernador, de presidente, de financiamientos que no llegaron, de trenes que siguen sin llegar y de un nuevo acuerdo, ahora con China, para la compra de vagones.

Una obra que debió inaugurarse en 2015, ahora El Bronco promete su operación para 2021, si bien nos va. Un gobierno como el de Jaime que se recordará como inconsistente, débil en el tema de la seguridad y sin obras de infraestructura importantes, asegura que en los últimos meses de su gobierno estará lista.

El Plan Maestro de 1987 proyecta a la Línea 3 con un término sobre la avenida López Mateos llegando a los límites entre San Nicolás y Apodaca. Sin embargo, la obra civil sólo llegó hasta el Hospital Metropolitano.

De acuerdo con dicho plan, para el año 2000, Monterrey debió tener 4 líneas (La cuarta hacia Santa Catarina), sin embargo, en pleno 2020 se hace una línea 3 incompleta y que es insuficiente ante la expansión de la ciudad. Es increíble que Metrorrey siga operando con un proyecto de ciudad basado en 1987 cuando la ciudad cambió en mayor medida a lo esperado… y sigue.

La Línea 3 es un proyecto que no movilizará a gran parte de la ciudad, pues va del centro hacia el Hospital Metropolitano. Esta zona se pudo atender mediante otro sistema de transporte como Ecovía, priorizando el Metro hacia las zonas realmente densas del área metropolitana como Escobedo, Juárez o García.

El área metropolitana de Monterrey cada día se va atrasando en opciones de movilidad a nivel latinoamericano frente a ciudades como Medellín, La Paz o Caracas con poblaciones semejantes.

Mientras tanto, lo único que tenemos -completo– de la Línea 3 es la réplica en Minecraft de dicha línea que se viralizó en Facebook y prensa hace un par de días.

Lo dicho, dicho está.

#Kleroterion: “¿Por qué antes no corrigieron el fraude del Seguro Popular?”

Comparte este artículo:

Hoy quienes nunca se interesaron por la seguridad social de los más pobres cuestionan el esfuerzo titánico de la Cuarta Transformación por consolidar un modelo de seguridad social universal comparable a los mejores del mundo. Las críticas sobran, pero esos  mismos críticos nunca alzaron la voz ante las irregularidades detectadas en el Seguro Popular. 

De acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) entre 2015 y 2016 los gobiernos estatales desviaron recursos millonarios del Seguro Popular,  las irregularidades encontradas sumaron más de 19 mil 500 millones de pesos. A esta cantidad deberían añadirse otros 13 mil millones que el Gobierno federal distrajo en esos mismos años del fideicomiso concentrador, donde el Seguro Popular guardaba sus recursos.

Eso es sólo en esos dos años y si usted busca pronunciamientos de la oposición denunciando la situación será difícil que las encuentre porque básicamente guardaron un SILENCIO COMPLICE ¿por qué?

Quizás la respuesta a esa pregunta se encuentre en los millones de pesos que cada gobierno estatal dispuso y en las muchas irregularidades documentadas. Hubo gobiernos que recibieron dinero y lo ejercieron con opacidad, que no elevaron el nivel de atención y que antes JAMÁS pusieron un peso más de su bolsa, como ahora anuncian que lo harán, para cubrir la atención en enfermedades que el Seguro Popular no cubría.

Pero incluso si les damos el beneficio de la duda, la pregunta es: ¿por qué se niegan a apoyar al INSABI? ¿por qué critican el nuevo modelo en lugar de ser pro activos y colaborar para perfeccionarlo?  ¿Por qué hoy sí “les interesa” la salud de los que menos tienen si antes volteaban la vista y dejaban todo a cargo del Seguro Popular? Otra vez quizás la respuesta se encuentre en los millones que dejarán de recibir, en los contratos de medicinas y construcción de hospitales que ya no podrán asignar, en la nómina que ya no podrán controlar a su antojo y beneficio.

Durante el fin de semana los gobernadores del PAN anunciaron la creación de una alternativa al INSABI que “garantice el servicio gratuito, cobertura y calidad en los servicios de salud para todos los mexicanos” y  que mantenga los beneficios del seguro popular.

Habría que preguntarse ¿beneficios para quien?, pero en última instancia el tema de fondo aquí es: si tanto les importaba, como hoy dicen, la salud de los más pobres, ¿por qué no le pusieron un alto a las irregularidades del Seguro Popular documentadas en las tres administraciones anteriores? ¿por qué no hicieron los ajustes de presupuesto y las leyes necesarias para que desde hace décadas México tuviera un sistema de salud universal? ¿por qué prefirieron mantener un sistema que los beneficiaba a ellos y permitieron que la calidad del sistema de salud disminuyera año con año? ¿Por qué a pesar de las pruebas documentadas y de los señalamientos de organismos internacionales nunca corrigieron EL FRAUDE DEL SEGURO POPULAR?

La izquierda dividida (Segunda Parte)

Comparte este artículo:

Como argumenté en la primera entrega de este texto, tomando como punto de partida la declaración de Cuauhtémoc Cárdenas diciendo que “MORENA no es la izquierda de México[…] hay muchas izquierdas y no ve una izquierda organizada en este momento”, aunado a afirmaciones como la de José Woldenberg sobre los choques internos del partido político Movimiento de Regeneración Nacional, podemos ilustrar varias particularidades de los tiempos actuales. Antes que nada, no podemos caer en falsos debates, y como menciona el líder moral de la izquierda mexicana, Cárdenas, no podemos afirmar que la izquierda es un movimiento homogéneo ya que su naturaleza son la diversas de posiciones y filosofías cuyo fin puede (o no necesariamente) ser el mismo, a diferencia de la derecha y el centro cuyas expresiones tienen a ser más sólidas, y sus militantes tienden a ser uniformes. Esa naturaleza sumamente diversa de la izquierda la retrata muy bien Bobbio al afirmar que no se puede hablar de una izquierda y derecha como tal, un binomio extremo, ya que existen diferentes tonalidades y expresiones y hemos transitado a un modelo más complejo de análisis de las ideologías y filosofías políticas.

En ese sentido, podemos entender que los movimientos y partidos progresistas o liberales tengan una tendencia a la división, sin embargo, mientras esa división recaiga en pensamientos, ideas y posiciones, estamos hablando de una división “natural”, pero cuando esta fragmentación se debe a las luchas internas por el poder y posiciones estrategias, estamos hablando de otro tipo de divisiones. La carrera por la Presidencia Nacional de MORENA, sin duda alguna, ha tenido efectos tanto locales como nacionales. En primera instancia, son palpables las inmensas y distantes posiciones entre Bertha Luján, Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado, Ricardo Monreal y Tatiana Clouthier, entre muchos otros liderazgos. Como se puede apreciar, gran parte de las pugnas internas no son ideológicas sino pugnas que intentan tomar el liderazgo nacional, ya sea por cuestiones personales o por intentar liderar el movimiento e institucionalizarlo como un partido político en forma para que perdure en el tiempo.

Otra situación que también está siendo parte de esa división, son los señalamientos de académicos, activistas y otros partidos sobre la no pertenencia de MORENA a una ideología de izquierda, esto por una falta de agenda progresista a nivel nacional y local, ya que incluso en aspectos locales vemos la inconsistencia ideológica debido a peleas internas o el reciclaje de viejos liderazgos no pertenecientes a la izquierda, sin embargo, esto puede ser en cierto sentido erróneo, ya que como analízanos anteriormente, son varias izquierdas y no solo una, generando un cierto purismo exclusivo de aquellas que consideren que no pertenecen a dicha ideología.

Estos tiempos son sumamente fundamentales para dar vuelta atrás a una tradición política de derecha que sigue viva en el corazón del sistema político mexicano, al parecer, la izquierda actual no entiende la importancia del éxito de su gobierno y movimiento político. Con la mayoría y la legitimidad actual, podrían desarticular viejas practicas autoritarias, antidemocráticas, desigualdades y polarizaciones. La izquierda no tendrá éxito si continúa en una carrera  por el poder y no por la transformación y una verdadera transición. Cómo mencionó a finales del 2018 el ex presidente de Uruguay Pepe Mujica: ” la división de la izquierda se traduce en derrota”. No se puede dejar pasar la oportunidad histórica de verdaderamente tener un país plural para todos.

#ContraPortada: “La llanta Ponchada y el Nieto Gringo”

Comparte este artículo:

Las trivialidades de la vida del presidente intentan esconder lo imposible: el año más violento de la historia ya está en su cuenta presidencial.

El personaje casi mesiánico de Andrés Manuel López Obrador le permite tomar con total calma los problemas que hoy tienen preocupado al mexicano de a pie.

Sus redes sociales-las mismas que lo posicionaron como el político más popular del país- van desde su vídeo grabado por una llanta ponchada camino a Sonora hasta las interminables críticas hacia su nieto nacido en Houston y no en un hospital del tan criticado INSABI.

No pretendo caer en la crítica mundana y vaga que acostumbran los opositores [no todos, pero tampoco ninguno] de López Obrador, pero hoy son varios los problemas de fondo que nos dejan muy lejos de la esperanza que prometió el gobierno de la 4T.

El año más violento en la historia de México actual: Las cifras de inseguridad son de terror, no solo no ha funcionado la estrategia pérdida de la Guardia Nacional, sino que además las cifras están superando cualquier panorama negativo que pudiéramos esperar de un gobierno que suele tener funcionarios improvisados y sin la capacidad necesaria para enfrentar las crisis que vive el país.

En el primer año de gobierno han superado los números de Felipe Calderón [27, 213 homicidios dolosos] y los de Peña Nieto [33, 743 homicidios dolosos] con un ritmo de 4 mexicanos asesinados por hora, sumando hasta el momento la nada alentadora cifra de 34, 579 homicidios según datos de su propio gobierno.

La transición del Seguro Popular al INSABI: El deterioro del sistema de salud pública y las condiciones en que éste opera no solo es ineficiente, sino que además es detestable; dentro de todo lo negativo quizá lo menos malo era el Seguro Popular que ofrecía una cobertura casi total a enfermedades de primer, segundo y tercer nivel para todos aquellos que no tenían otra forma de tratarse mediante seguridad social.

Ese no es el principal problema, incluso puede ser una estrategia mayormente efectiva el transitar a un nuevo instituto de salud pública. Lo grave aparece cuando se hace con las prisas de una planeación nula, de una proyección apegada más a temas de corrupción [preocupantes por supuesto] que a temas de acceso a la salud y con la falta de sensibilidad de dejar en la incertidumbre a miles de personas que necesitan tratamientos como el cáncer.

De nueva cuenta las buenas voluntades no bastan para construir un buen gobierno, los discursos populares no generan mejores condiciones de vida y el stand up mañanero no soluciona la sangre que todos los días derrama nuestro país a razón de cuatro homicidios dolosos por hora.

Pero claro, la llanta ponchada y el nieto gringo, a eso le da importancia el gobierno y la oposición.

No todos, pero tampoco ninguno.

Contaminación a la vista

Comparte este artículo:

¿Observaste el horizonte la última semana? ¿De qué color era el cielo? ¿Pudiste ver los cerros? ¿Los edificios altos eran claros? ¿Sentiste complicaciones al respirar?

Si vives en el Área Metropolitana de Monterrey te habrás dado cuenta de que la calidad del aire de la ciudad no ha sido óptima. De hecho, por lo menos nueve de las 13 estaciones del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) han registrado mala calidad del aire y más de 100 puntos IMECA los últimos días.

Para los ciudadanos que todos los días salimos a trabajar, a hacer compras, a dejar niños a la escuela o a hacer ejercicio es fácil notarlo y es que es imposible ver con claridad lo que tenemos a más de dos metros de nosotros. Además de esta lamentable situación, las enfermedades del sistema respiratorio han crecido exponencialmente; yo, por ejemplo, no he dejado de toser desde que inicio el año y mis familiares con alergias han sufrido mucho.

La situación ya ha sido denunciada en redes sociales por diversos usuarios tanto con palabras como con fotografías y videos. Personas de todos los municipios están preocupadas por lo que sucede; la sociedad civil, a través del Observatorio del Aire de Monterrey y Reforestación Extrema, entre otros colectivos, han presionado al gobierno para tomar medidas urgentes.

Incluso, encontré algunas peticiones en Change.org para realizar diversas acciones en pro del medio ambiente como la propuesta por +O2 la cual propone crear jardines verticales que estén financiados por la sociedad organizada y la iniciativa privada.

El problema está más claro que el agua, sin embargo, parece que quien puede tomar verdaderas decisiones lo está tomando a la ligera, me refiero al Gobierno del Estado. Contrario a atender las peticiones y reclamos de la ciudadanía, la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a cargo de Manuel Vital, ha justificado los días de contaminación con la escasez de lluvias.

Y mientras se dan estas explicaciones, las redes sociales del estado defienden las mejoras en la calidad del aire del año 2019. Un claro ejemplo es la publicación que realizó la cuenta de la Secretaría de Economía y Trabajo @SedetNL en Twitter el pasado 9 de enero donde se puede apreciar una imagen del periódico Oficial del Estado Nuevo León Asciende con el encabezado “Respira Nuevo León mejor aire”.

La realidad es que la norma NOM-172 Semarnat 2019 está a punto de entrar en vigor y el Estado tiene que hacer algo al respecto. La Secretaría de Desarrollo Sustentable convocó el pasado martes a realizar mesas de trabajo para realizar modificaciones al Programa de Respuesta a Contingencias Atmosféricas de la entidad.

Uno de los grandes cambios anunciados después de la primera reunión y que se aplicará a partir del 20 de febrero de este año es que se reducirán los tiempos de medición de calidad del aire pasando de 24 a 12 horas. Además, se prevé que el Comité integrado por autoridades estatales, municipales, federales, cámaras empresariales y diputados locales se reúna al menos dos veces más previo a la entrada en vigor de la normativa para definir los nuevos lineamientos que regirán en el Estado.

Mientras esto sucede tendremos que seguir observando el gris panorama y evitando los exteriores para disminuir las probabilidades de enfermedad. ¿Será posible que los índices de contaminación disminuyan en Nuevo León?

Ombudsman de la Salud

Comparte este artículo:

El 29 de noviembre de 2019, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud (en adelante LGS) y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud.

Lo anterior, implica uno de los cambios más trascendentales en el sistema de salud mexicano impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto, pues se derogaron las disposiciones relativas al Sistema de Protección Social en Salud (en adelante Seguro Popular) y se implementaron las disposiciones sobre la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social, mismas que entraron en vigor a partir del 1º de enero de 2020.

Las nuevas disposiciones, tienen como objetivo que las personas que no cuenten con seguridad social tengan derecho a recibir de forma gratuita la prestación de servicios públicos de salud, medicamentos y demás insumos al momento de requerir la atención.

Para materializar lo anterior, se crea un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal cuyo fin es promover y garantizar la prestación gratuita de servicios de salud para las personas sin seguridad social denominado Instituto de la Salud para el Bienestar (INSABI) y del cual su titular es el Maestro Juan Antonio Ferrer.

Sin embargo, desde el 1º de enero y al día de hoy ha existido confusión y mal información sobre el contenido de la reforma abordada, que incluso llegó a la Bancada del PAN en el Senado.

Lo anterior, pues los Senadores Keila López Rabadán, Guadalupe Murguía, Alejandra Reynoso, Xóchitl Gálvez, Julen Rementería y Damián Zepeda del PAN anunciaron que presentarán una iniciativa de reforma a los artículos 36 y 77 de la LGS para garantizar 1) que los servicios otorgados por el INSABI sean gratuitos y 2) que se eliminen las cuotas de recuperación para sus beneficiarios.

Iniciativa, que no sería más que un acto fútil, pues los Senadores del PAN, pasan por alto primeramente que el nuevo sistema de salud para las personas que no cuentan con seguridad social garantiza el derecho de sus beneficiarios a recibir los servicios de salud de manera gratuita, pues así lo consignan expresamente los reformados artículos 77 bis 1 y 77 bis 37 de la LGS.

Máxime que incluso con el nuevo sistema, los beneficiarios ya no tendrán que realizar las aportaciones anuales que enteraban al Seguro Popular, puesto que ahora el financiamiento del INSABI será realizado únicamente por la Federación y Entidades Federativas.

También, soslayaron que el artículo 36 de la LGS que prevé las cuotas de recuperación que pueden cobrar algunos hospitales, no fue materia de la reforma de 29 de noviembre de 2019, puesto que dichas cuotas de recuperación existen desde 1987 y su última modificación se dio en 2005.

En la misma tesitura, contrario a sus manifestaciones, olvidaron que la fracción XIV, del artículo 77 bis 37 de la LGS también reformado, expresamente señala que los beneficiarios del INSABI tienen derecho a no cubrir ningún tipo de cuota de recuperación o cualquier otro costo por los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados.

Por esto, es que la iniciativa de reforma pretendida por la Bancada del PAN resulta un acto fútil, pues las “mejoras” que pretenden implementar ya se encuentran previstas expresamente en la LGS desde la reforma de 29 de noviembre de 2019.

Así, como en otras columnas lo he mencionado lo que me parece y a la ciudadanía debe parecerle verdaderamente preocupante es la amnesia con la que se conducen nuestros legisladores, pues se olvidaron del contenido de un texto reformado que no tiene más de un mes de vigencia y que supuestamente estudiaron para ser votado.

Finalmente, lo cierto es que hoy el titular del INSABI se erige como el nuevo Ombudsman del sistema de salud nacional.

#ElTalónDeAquiles: “Cambia, todo cambia”

Comparte este artículo:

En el debate sobre los puntos de partida y llegada de las décadas, sigo la matemática, según la cual el conteo inicia en uno y termina en cero. También me ajusto al calendario gregoriano, que cuenta las décadas de la misma forma.  Así, a pesar de algunos precoces que insisten en celebrar el inicio de los nuevos años veinte, debo insistir sobre el hecho que seguimos en la segunda década del siglo XXI, lo cual no nos impide echar un vistazo a los últimos nueve años de historia, a manera de una preparación antecedente a la celebración.

En 2011, sentíamos todavía la resaca de la crisis económica mundial (2008). Tal vez lo peor de los apuros del Euro había ya pasado, pero las secuelas en la arquitectura europea apenas se gestaban (la novela del Brexit era todavía inimaginable). El precio del barril de petróleo superaba los USD 112: era la época de oro de las nomenklaturas de petro-Estados como el angolano y el venezolano, que pudieron continuar endeudándose para alimentar sus redes corporatistas de distribución de rentas. Hoy, el precio del crudo está en USD 67. A pesar de su reciente aumento, producto, entre otros, del nerviosismo generado por el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, es difícil imaginar una tendencia sostenible al alza de los combustibles fósiles en medio de una crisis climática como la actual.

A inicios de la década, Snapchat y Google+ son creados, Facebook y Twitter entran en la bolsa de valores, y Facebook compra Instagram. WhatsApp surge y la transmisión por streaming se extiende. Sin la masificación de internet, la generalización de banda ancha y la popularización de los teléfonos inteligentes, el crecimiento en importancia de las redes sociales habría sido imposible. Cierto es que la primavera árabe generó ilusión ante el rol que estas tecnologías podría jugar en la apertura de nuevas rutas de progreso. El desplome de los regímenes autoritarios en Tunes, Egipto, y Libia nutrieron el optimismo. Pero la democratización electrónica instauró un nuevo reino, el de los opinólogos e influencers, que dio paso a las fake news, uno de los peligros más importantes de nuestra época. Hoy, cualquiera puede decir lo que sea, y su opinión vale lo mismo que la de un experto. No existen árbitros en este juego y nadie sabe quien miente, si es que verdad existe.

Un intento de rebelión en Siria nos hizo imaginar la democracia, pero la aventura terminó en un complejo conflicto armado que perdura hoy en día. La muerte de Osama ben Laden permitió tal vez cerrar el trauma abierto una década atrás con el atentado de las Torres Gemelas en New York (2001), pero el Estado Islámico se expandió. La vuelta al poder de los socialistas franceses, la elección de Dilma Rousseff, de Luis Guillermo Solís, y la reciente llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, fueron hechos esperanzadores, como también lo fueron la reelección de Barack Obama, de Michelle Bachelet, y de Juan Manuel Santos (a quien Colombia le debe la paz que continúa disfrutando). Pero a la vuelta de la esquina esperaba Jair Bolsonaro, al tiempo que irresponsables y demagógicos líderes pentecostales, como Fabricio Alvarado, surgieron por toda América Latina, convirtiéndose en verdaderas amenazas al modernismo como filosofía política. ¿Y qué decir del primer Papa nacido en el continente americano, jesuita además? Francisco inició su pontificado como una auténtica estrella de rock.

Después de 19 meses de guerra comercial, Washington parece dejar de lado su proteccionismo y se apresta a firmar un acuerdo comercial con Pekin. El Papa rebelde ya no electrifica fans; su cotidianeidad es marcada por la gestión burocrática de múltiples escándalos sexuales que no terminan de deslegitimar la institución que representa. Muchos esperamos el milagro que nos salvará de la segunda presidencia de Trump. Y aunque las Greta Thunberg de este mundo han surgido gracias a las redes sociales, hoy son más las preguntas en materia de desinformación social y de deformación política que estas herramientas generan, que las ilusiones que alimentan. Cambia… ¿todo cambia? Tenemos todavía este año para hacer el balance de lo bueno y malo, y para ver qué nos deja esta segunda década del siglo XXI. ¡Feliz 2020!

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), 15 de enero de 2019

#HojaDeRuta: “Chamín ha tenido que partir”

Comparte este artículo:

Algo más se va con Chamín que sus manos. 90 años después, deja una estela de sonidos inolvidables. Hubo una época en que los apodos elegantes de la farándula se quedaban en la memoria popular: “El Príncipe de la canción”, “El lujo de México”, “El charro cantor”. Chamín era “El requinto de México”.

Hace un año -quizá en su última entrevista larga- dijo a La Jornada que ya no veía a nadie llorar con una canción. Puso “Amor Eterno” de ejemplo, contando la anécdota de que Juanga no se la habría compuesto su mamá, sino a un lanchero de Acapulco que se ahogó después de una parranda. Quizá. Pero el público la volvió parte de su patrimonio sentimental para siempre, convirtiéndose en la elegía más bella de la música en español junto con la musicalización de Serrat del poema “Elegía a Ramón Sijé” de Miguel Hernández.

Aunque no soy partidario de considerar la calidad con base a las épocas (quizá por mi resistencia al conservadurismo de pensar que todo pasado fue mejor), tampoco puede negarse que una época musical, un pedazo significativo de nuestra historia cultural y emocional, se ha venido desvaneciendo durante los últimos años con las partidas de figuras como Juan Gabriel, José José y ahora, Chamín Correa.

Chamín nunca tuvo las dimensiones de José José o Juan Gabriel, pero él siempre se asumió como una pieza de algo más grande: “Cada quien tenía su misión. Como yo, nadie tocaba la guitarra, pero yo no cantaba tan bonito como la primera voz y, no hacía canciones como Cantoral. En mi caso era el arreglista y Roberto, el autor”.

Sin Roberto Cantoral, jamás hubiese existido “La Barca”, un tema cumbre de la canción romántica mexicana, pero sin Chamín, no hubiese tenido ese requinto de apertura que está tatuado en todo bohemio y ha sobrevivido a décadas de versiones, desde la de los propios Tres Caballeros hasta la de Luis Miguel en “Romance” (donde, por supuesto, Chamín grabó el requinto).

El mayor beneficio que alguna vez obtuve de la privatización de Teléfonos de México fue que a alguna persona de alma bohemia se le ocurrió editar dos grandes obras: el libro “Recogiendo Poemas” de Jaime Sabines (con un maravilloso ensayito de Monsiváis titulado “Sabines al Poder” en el que relata el carácter popular del único poeta que la gente reconocía en la calle) y la otra fue el CD “Cuerdas, amor y guitarra” de Chamín correa, que en la portada y de su puño y letra, estampó “Juntos…con LADA”, el eslogan de llamadas de larga distancia que Telmex tenía allá por la mitad de los noventa.

El Disco Compacto (en ese entonces, el formato imponía con sus reflejos multicolor) estaba en casa de mi abuela y entre eso y que jamás le cambiaron a la AW (El lujo del gran radio) quedé atrapado por el bolero.

Romance, de Luis Miguel, vino a sellar para siempre mi fascinación por el bolero. Y ahí estaba Chamín. Y seguirá estando entre quienes hagamos vibrar una y otra vez sus arreglos, entre quienes creemos que hay pocas cosas tan lindas como llorar por una canción.

Hoy mi playa se viste de amargura, porque tu barca tiene que partir.