#ElNidoDelGavilán: “Frente Amplio Progresista”

Hace un par de días, el PRD anunció la creación de un Frente Amplio Democrático abriendo la posibilidad de alianzas con otros partidos en un frente común para 2018. Dicha decisión anunciada por su dirigente Alejandra Barrales es una clara señal de lo que se vive dentro del PRD.

El partido entendió y afortunadamente distintas corrientes dentro del partido fueron parte de este aprendizaje, de que la situación actual del PRD no da para ser la fuerza nacional que pueda hablarse de tu con Morena o el PRI.

Es totalmente sensato y positivo ver que el PRD se abre a nuevas posibilidades, quizás más pragmáticas, pero no por eso menos propositivas. La izquierda nacional tiene que modernizarse, tiene que salir al debate con nuevos conceptos, con ideas frescas, renovadas y sobre todo tiene que hacer una limpia de gente nociva que daña el partido.

Una alianza con el PAN parece aún lejos pero no es algo imposible. Como se escribió en este espacio hace un par de semanas, la izquierda tiene que unirse y aquí incluyo a Movimiento Ciudadano. Es ilógico y necio querer competirle al PRI o a Morena con figuras regionales o hasta locales como un Juan Zepeda.

El PRD da un paso sólido hacia su transformación que tanto necesita y sobre todo pone en la mesa una alianza que si se ciudadaniza y se consensa en favor de agenda plurales sin atavismos del pasado puede llegar a ser una opción muy interesante para el 2018.

Existen figuras relevantes dentro del PRD que pueden armar un equipo muy diverso e incluyente de cara al 2018. Esperemos se dé por el bien del país y por el propio bien del partido, la izquierda mexicana no puede ir con 10 pesos a la “feria política” en 2018. Y esto va más allá de Morena o el PT, siempre es sano tener candidatos fuertes y sobre todo agendas propositivas, esperemos que en el PRD impere la unidad, el consenso y no lo que diga X grupo o X líder.

Lo dicho, dicho está.

#MartesDeGrilla: “Pájaros en el alambre”

Estimado lector, hoy hablaremos del famoso espionaje que ha sido noticia en México durante los últimos días.

Dicho espionaje que cuesta en promedio 77 mil dólares por cada ataque (según John Scott, investigador del CitizenLab) y que de acuerdo al periódico New York Times habría sido orquestado por el Gobierno Federal. Leyó bien, 77 mil dólares por cada ataque. Como si el gobierno no tuviera otras prioridades más urgentes que espiar a sus opositores.

El caso es sumamente grave, y es que por medio de peritajes independientes el periódico de talla internacional habría llegado a la conclusión de que el gobierno en turno estaría utilizando el software “Pegasus” para espiar a activistas, defensores de los derechos humanos y periodistas.

Dicho software se utiliza internacionalmente para el espionaje en asuntos de terrorismo y crimen organizado. Por medio de Pegasus, el usuario tiene la capacidad de ver las llamadas, mensajes, correos, además de tener acceso al micrófono y las cámaras del celular. Pero aquí lo preocupante es que hoy en día se haya utilizado en personas particulares, que en este caso da la casualidad son quienes enfrentan constantemente al gobierno federal.

“Somos una sociedad que más de las veces nos sentimos espiados. Yo mismo, como presidente de la República, a veces recibo mensajes cuya fuente u origen desconozco. Procuro, en todo caso, ser cuidadoso de lo que hablo telefónicamente. No faltará que alguien exhiba alguna conversación mía, ya lo ha ocurrido, ya ha pasado, pero nada más falso y nada más fácil que culpar al gobierno.” dijo el presidente con complejo de inspector gadget, quien negó rotundamente que el espionaje sea un plan orquestado por gobierno que encabeza.

Entre que yo no fui, fue teté. El más perjudicado es el ciudadano activo quienes no solo tienen que remar contra corriente al denunciar y gritar “foul” cada vez que el gobierno se equivoca, sino que ahora lo hacen mientras les tiran piedras y los amenazan. Esto es un atentado directo contra la libertad en todas sus formas.

Fuerza Aristegui, Mario Patrón, Juan Pardinas, Carlos Loret, Salvador Camarena y todos aquellos que han sido víctimas de este terrible y cobarde acto. No nos dejaremos.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.

Seguridad Nacional e intervención de comunicaciones

La mayoría de las Naciones del Mundo disponen de leyes, instituciones y políticas destinadas a enfrentar riesgos o en su caso amenazas sean efectivas o latentes contra sus aspiraciones, objetivos e intereses nacionales. Para ello disponen de recursos materiales, humanos, logísticos y organizacionales que les permitan anticiparse a los riesgos o amenazas o en su caso enfrentarlos.  En nuestro país existen disposiciones establecidas en la Constitución en materia de seguridad nacional e interior y la Ley de Seguridad Nacional define claramente las amenazas que ponen en riesgo a la nación misma y que requieren operaciones concretas del Estado mexicano para conocerlas, anticiparlas y enfrentarlas.

Los riesgos y amenazas son actividades que pueden desarrollar los Estados u organizaciones o actores no estatales contra nuestro país, de ahí la necesidad de tener un sistema de seguridad nacional. Sobra decir que los actores estatales y no estatales que podrían actuar contra los intereses y objetivos nacionales disponen de capacidades financieras, tecnologías, armas y demás elementos que pueden causar un daño, tal y como ha ocurrido en diferentes momentos de nuestra historia nacional.  Por ello, el Estado mexicano no sólo tiene, sino que debe tener la tecnología para dar seguimiento a las actividades de grupos, organizaciones o personas que puedan atentar contra la seguridad nacional o interior.

Existe un programa llamado Pegasus, creado por la empresa NSO Group, se trata de un software que recaba información de teléfonos móviles. El programa sólo se vende a gobiernos y su propósito es vigilar organizaciones criminales y terroristas. De acuerdo con datos del NYTimes cada instalación exitosa del programa cuesta unos US$77,000.

Debe subrayarse que el Estado mexicano sólo puede dar seguimiento para intervenir comunicaciones privadas en materia de seguridad nacional con la autorización de un Juez, al que se le deben explicar los fundamentos, causas, así como el modo, tiempo y lugar para una actuación de este tipo. Lo anterior se establece de manera detallada en la Ley de Seguridad Nacional en materia de información de inteligencia y contrainteligencia en los artículos que van del 29 al 49 que establecen con todo rigor el procedimiento para  intervenir comunicaciones privadas en materia de seguridad nacional. Desobedecer la ley implica sanciones.

Los periodistas y los defensores de Derechos Humanos difícilmente podrían encuadrar en los supuestos de la Ley de Seguridad Nacional. Al mismo tiempo en México la situación del periodismo es preocupante por factores que dañan un principio de la democracia: la libertad de expresión, es el caso de los asesinatos de periodistas; algunas publicaciones señalan que México sólo es superado en esta situación por países que enfrentan conflictos armados. La organización Reporteros sin Fronteras señala que el 90 por ciento de los asesinatos de comunicadores en México siguen impunes. Por su parte, la Fiscalía para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión asienta que en poco más de seis años se  registraron 798 denuncias por actos cometidos contra periodistas, de estos 47 fueron de asesinato y sólo se tiene registro de tres sentencias condenatorias, es decir el 99.7% de las agresiones no han recibido sentencia. Por último asentar, que de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) 120 periodistas han sido asesinados en el país.

La polémica por la vigilancia hacia periodistas y defensores de derechos humanos dejó el siguiente saldo: a) la necesidad de una investigación que establezca qué sucedió; b) hoy es conocido que México dispone de un programa de alta tecnología para intervenir comunicaciones, una pena que ya NO pueda usarse en México contra la delincuencia organizada o que vaya a perder efectividad al ventilarse su existencia ; c) la intervención de comunicaciones privadas se ha vuelto algo común en el espacio público, sin que medie algún principio ético o jurídico;  d)  es normal ver que en las campañas se cuestione a actores institucionales o políticos sobre sus comunicaciones privadas; f) el Estado no puede vigilar a nadie sin motivo y autorización de un juez; g) la filtración a los medios de comunicaciones privadas se convierte en un mecanismo de control y daño a las personas; h) es fundamental evitar prácticas que afecten a la persona periodista y dañen al periodismo como profesión. Si vamos a asumir un debate sobre lo que se denomina espionaje habrá que hacerlo en cada línea y con base en el derecho humano a la intimidad y a la privacidad. El debate debe ser basado en el espionaje ilegal y no en las personas objeto del espionaje. Es fundamental evitar prácticas que afecten a la persona periodista, pero también a la persona político, a la persona personaje público, es decir a las personas sea cual sea su profesión. #HagamosloJuntos

Ciudadanos de primera

En todos lados escuchamos que tenemos a los políticos que merecemos. Eso se acabará cuando la ciudadanía esté más activa, organizada y sea menos permisiva. Estudios recientes del Instituto Nacional Electoral reflejan la frecuencia y el tipo de participación que está teniendo la sociedad y los resultados son poco alentadores.

Solamente un 20% de la gente participativa ha generado contenido o compartido información política en sus redes sociales (Facebook Twitter principalmente), un 18% ha participado en campañas políticas o de algún partido político, únicamente el 15% ha asistido a reuniones en cabildo municipal y sólo el 3% de la gente ha intentado convencer a terceros de votar sobre el candidato de su elección.

El éxito de la participación ciudadana dependerá principalmente de la experiencia previa y el involucramiento en asuntos del interés público. Mientras que tengamos ciudadanía desinteresada y sin experiencia, se abren las posibilidades de tener que seguir aguantando malos gobiernos. Hoy en el estado de Nuevo León tenemos ya una Ley de Participación Ciudadana que se verá reflejada en todos los reglamentos municipales a más tardar en septiembre, lo cual nos dará herramientas para fomentar y fortalecer el papel que deberá ir tomando la ciudadanía sin necesidad de estar condicionados al humor o apertura del gobernante en turno.

Una de las formas clásicas de ver cómo se da la participación ciudadana en las democracias es mediante la observación de la participación electoral. Los niveles de participación electoral en México son comparables o incluso mayores que los de algunas democracias consolidadas como Canadá, Estados Unidos, España o Francia. Sin embargo, lo que resulta preocupante para nuestro caso en México, siendo una democracia joven, es que sigue creciendo el abstencionismo, quizá gracias al descrédito en las instituciones y especialmente en los partidos políticos. ¿Cómo esperamos tener políticos de primera si no ejercemos nuestro voto?

“El que no habla, Dios no lo oye” y nada vale más que un ciudadano bien informado con ganas de aportar a su comunidad. Si somos ciudadanos de primera, merecemos políticos de primera y para eso tenemos que empezar por sumar, aportar y lograr lo que la mayoría queremos, un lugar con la mejor calidad de vida y oportunidades. Ciudadanos de primera elegirán candidatos de primera; no populistas y oportunistas.

#EspacioWiki: “Wikipolítica NL y la 17 Marcha por la Diversidad”

1978 debería ser un año relevante –tal vez más que relevante– para la comunidad LGBT+ de México. Debería ser recordado como el año en que se tomaron las calles para celebrar la disidencia sexual y protestar la represión que el estado –en ese momento, el PRI— ejercía sobre las comunidades LGBT+. Sin embargo, la pantomima del mercado internacional y del capitalismo rosa, en su infinita búsqueda por los cuerpos y agendas capitalizables, parecen haber tenido más fuerza sobre la memoria; han pasado la escoba sobre la tierra y en el aire sólo quedó algo del polvo.

¿Marchar?

El pasado sábado 17 de junio, en punto de la seis de la tarde, se llevó a cabo la 17 Marcha por La Diversidad en Monterrey, NL. Wikipolítica NL no asistió como contingente, aunque sus integrantes sí fueron cada quien por su cuenta. ¿Por qué?, ¿por qué no asistir a la 17 Marcha por La Diversidad cuando, en teoría, celebra la dignidad y los derechos fundamentales de las comunidades LGBT+ en NL? Para poder responder a esta pregunta hay que considerar tres elementos importantes: la comercialización de la marcha, el discurso y la inclusión, y la propia agenda LGBT+ de Wikipolítica NL.  

Comercialización de la marcha, o cómo el arcoíris se ha vuelto una estrategia comercial

Cuando lxs compañeros del FHAR, Oikabeth y Grupo Lambda tomaron las calles de la Ciudad de México en el ’78, tenían en claro que esa sería una movilización política alejada del capital privado y sus intereses por comercializar los cuerpos disidentes. La organización de la 17 Marcha por La Diversidad, sin embargo, apuntaba a un discurso distinto, uno aterrizado en la explotación económica del evento.

De antros a tiendas; servicios de transporte y frituras, se aprovechó la oportunidad de generar capital a base de uno de los símbolos más importantes de la visualización LGBT+ en la ciudad. Es certero el decir que el mercado internacional neoliberal, empujado por la globalización, se ha permeado en el día a día en México. Sin embargo, es necesario hacer un ejercicio crítico sobre el papel que está tomando el mismo sobre la realidad LGBT+ en el estado. Premiando la creación de cuerpxs “deseadxs”, a-políticos, que eviten una educación problematizadora y radical; castigando a lxs cuerpxs que no se alineen a la comercialización corpórea.

Ante un escenario en donde el capitalismo neoliberal se adhiere a la comunidad LGBT+, explotando sus cuerpxs y empujando al establecimiento de normas de consumo, Wikipolítica NL no puede cegarse ni enmudecer a un ejercicio de juicio crítico. No puede, ni debe, no cuestionar la uber-comercialización de un símbolo que inició en México apartado del mercado internacional y su tendencia totalizadora.

Discurso e inclusión: las agendas que sí entraron y las que ya no cupieron.

Paulo Freire (1970) en Pedagogía del Oprimido, presenta un modelo de aprendizaje basado en la reeducación y deconstrucción, que nace del “nostroxs” y no del “yo”, un modelo que toma en consideración cada una de las realidades que circunnavegan los espacios sociales actuales. La organización de la 17 Marcha por la Diversidad, sin embargo, no tomó en cuenta la búsqueda de un “nosotrxs” en lugar de la promoción del “yo”.

Hablar del “nosotrxs” LGBT+ en NL no es solo presentar agendas universitarias de un sector social acomodado y con tendencias institucionales. Ante un símbolo como lo es la Marcha, se necesita asegurar la representación de agendas y vivencias populares, radicales y problematizadoras. ¿Qué pasa con la representación LGBT+ migrante en el estado, con las agendas y representación de lxs adultxs mayores trans en el estado, con las representaciones y agendas de quienes viven en los conos del estado? La marcha tendría que ser casa de todxs, sin importar la condición migratoria , de edad o estrato socioeconómico.

El llamado de Wikipolítica NL es el de celebrar la diversidad en su totalidad, en especial dentro de las mismas comunidades LGBT+ del estado. Solo en esta inclusión completa de las comunidades y vivencias LGBT+ se puede evitar el seguir silenciado a aquellas personas que históricamente se les ha prohibido hablar, cuestionar y confrontar. Solo así, se puede evitar caer en el juego que Freire (1970) señala, cuando lxs oprimidxs encuentran comodidad imitando a quienes antiguamente lxs oprimían y comenzando a oprimir con quienes antes eran violentadxs.

La agenda LGBT+ de Wikipolítica NL

Levantar una bandera por el hecho de levantarla, sin conocimiento, sin crítica y conciencia popular –esa que nace de las bellas bases– es un ejercicio de apropiación. Es el tomar, por mandato divino, una lucha y querer participar en nombre de una causa desconocida. Wikipolitica NL se abstuvo de marchar ante la carencia de una agenda de trabajo que tomase en cuenta las realidades populares LGBT+ del estado. Iría en contra de la propia constitución de la plataforma y entraría en el mismo juego en el que está el mercado internacional, ahora llamado incluyente, en el que se explotan identidades para un proyecto personal.

No es una cuestión de oportunidad, es la defensa y visibilización de los derechos humanos. Sería una falta de respeto para quienes han dado sus vidas en esta lucha el tomar como propio un símbolo sin una postura establecida, invisibilizando así a comunidades que siguen resistiendo contra un sistema homogeneizador que insiste en la persecución de su existencia.

Wikipolítica NL hace un llamado al ejercicio de la autocrítica, al análisis de nuestra situación como integrantes de las comunidades LGBT+ sobre el involucramiento del mercado internacional, la falta de genuina representación y la digna búsqueda del “nosotrxs” en este mundo que demanda la exaltación del “yo”. Solo así podemos asegurarnos el construir una casa en la que quepamos todxs.

-No seremos libres hasta que todxs seamos genuinamente libres- (Frente Homosexual de Acción Revolucionaria)

‘No está claro que un nuevo principio sea una buena noticia’: L.M. Oliveira

L.M. Oliveira acaba de publicar una nueva novela, su tercera: Por la noche blanca (ediciones B), en la que narra la historia de Otelo, un joven de 19 años que embaraza a su novia y toda su vida cambia; se convierte en conductor de Uber y un accidente lo empuja a adentrarse en el mundo de la droga de la Ciudad de México.

Una aparente solución resulta en una complicación, y cuando todo termina queda la pregunta: ¿Es un nuevo principio una buena noticia?

¿Cómo surge en la elaboración de la novela el personaje de Otelo y cómo se relaciona con el estilo narrativo?

Otelo es un personaje muy inocente, lo cual me funciona para contar la historia como la quiero contar, me inspiré en muchos jóvenes de 19 años que creen que se pueden comer el mundo con dos mordidas y resulta que el mundo es un poco más complicado. Lo primero que pensé para hacer esta novela fue el título, se iba a llamar Über Coca, inspirado en el libro de Freud y entonces pensé que necesitaba a un chofer de Uber que vendiera cocaína. ¿Cómo se liga esto con el ritmo? Otelo es un muchacho al que le gusta el reggaeton, el rap y por eso decidí escribir toda la novela escuchando reggaeton. No es ningún logro, hay muchísimas personas que lo escuchan todo el día, pero tampoco es lo que más me gusta hacer. Creo que parte de la cadencia se metió en la prosa, lo cual me gusta.

La novela refleja muy bien las distinciones y distancias que existen entre las diferentes clases sociales del país, de la capital, en este caso. Pero también refleja que todas las clases sociales están relacionadas hoy en día, de alguna u otra forma con el crimen.

Desgraciadamente vivimos en una sociedad muy estratificada, eso lo trato de reflejar. Y si bien estamos divididos, compartimos varias cosas, entre esas por supuesto, el vínculo con el crimen. Son vínculos distintos, siempre se dice que los de arriba roban y nadie les hace nada y los de abajo se roban un sándwich y los meten seis años a la cárcel. Todos tenemos vínculos, ya sea mediante la corrupción o porque asaltan o son asaltados. Además, como vivimos en un país tan violento y tan lleno de crimen, me parece que es muy difícil que alguien pueda vivir aquí sin estar relacionado con él.

Leer esta novela, Por la noche blanca puede dar a entender que el destino es inevitable. ¿Existe algo como el destino o todo es un efecto dominó derivado de nuestras propias decisiones y acciones?

Yo, obviamente, no creo en el destino. El destino es casi un Dios, es un Dios. Sin embargo, mi personaje sí y está convencido que se pueden romper todas las reglas excepto la regla de que el destino marca tu vida. Pese a que yo no estoy nada de acuerdo con eso, tuve que hacer a un personaje que crea en el destino. Obviamente hay cosas que determinan o influyen en nuestra vida: tu lugar de nacimiento, quiénes son tus padres, cómo son tus vecinos, qué estudias  – si es que estudias – o si tienes un accidente y pierdes una pierna. Por supuesto que hay fatalidades y bondades en la vida que influyen en la forma en la que nos desarrollamos, pero también creo que todos los seres humanos tenemos la posibilidad de escoger, obviamente no todo, pero siempre hay la posibilidad de escoger si vamos a ir por un camino o por el otro. Por más que parezca que todos los eventos nos empujan a un lugar, hay personas que van y otras que no. No somos salmones subiendo por la corriente, aunque a veces parece.

Una de las muchas reflexiones de Otelo es: “Además, si los sueños no están apartados de la realidad, ¿de verdad son sueños? Nel, soñar se trata de querer lo irreal. La mediocridad es inversamente proporcional a la distancia que tus sueños tienen de la realidad: a menor distancia, más mediocre”. ¿Qué motiva a Otelo a ser optimista ante tanta adversidad?

Es su forma de ser. Yo creo que es la inocencia; muchas veces se piensa que es muy difícil ser un soñador y no ser ingenuo. Yo no estoy seguro si eso es una regla definitiva: que para ser soñador o idealista tienes que ser ingenuo, quizá la mejor combinación humana para tener carácter es ser un soñador pese a todo el pesimismo que se carga. No sé si es posible, me imagino que sería una de las alternativas más constructivas. Por otro lado, sí creo que entre más inocencia, más fácil es ser idealista o soñador, entre más jóvenes, quieren cosas que seguramente son inalcanzables para su circunstancia, quieren volar más alto de lo que las circunstancias lo permiten. Yo no estoy diciendo que no lo hagan, al contrario, pero sí me parece, que como dice Otelo, la mediocridad se mide entre la distancia que tienen tus sueños y la realidad.

Ninguna de las mujeres en la novela tienen nombre propio, Otelo siempre se refiera a ellas a través de apodos, pero tienen un papel importante en el origen de la historia y de todas las situaciones que se van presentando. ¿Cómo describes el rol de las mujeres, específicamente de la Barbie y de Mi vieja, la esposa de Otelo?

Mi vieja, la vieja de Otelo, es la que lo lleva al encierro, el pequeño infierno que es la casa donde están sus suegros y las hermanas. Lo lleva no porque quiera, sino porque se embaraza y se casan y tienen que tratar de empezar la vida bajo esas circunstancias. En este caso, ella marca el principio de la historia. La Barbie hace la primera ruptura muy importante porque le abre una puerta a Otelo que quizá es una puerta falsa y claro que es un personaje importante. Ahora, ¿por qué no tienen nombre las mujeres? Obviamente Otelo no se da cuenta y no tiene ninguna reflexión al respecto, pero yo como el creador de este personaje decidí que es una forma de reflejar una de las características que tiene la sociedad mexicana que es invisibilizar a las mujeres en tanto que individuos, es decir, las mujeres están ahí pero no las consideramos individuos, esa es una parte de nuestra sociedad que es terrible. No quiero decir que es una forma de denunciarlo, es un reflejo.

Me llamó la atención las notas periodísticas que incluyes sobre el caos que se genera dentro de la novela porque ayuda a entender el escape de Otelo, pero también muestra que la prensa puede distorsionar información y presentar los hechos de una forma equivocada.

La nota de prensa que aparece en la novela, que es inventada, muestra la justificación de la huida de Otelo, ¿en qué sentido?  Si bien en la primera parte empieza a descubrir este mundo que apesta, nunca estamos seguros como lectores si de verdad existe ese peligro o no, en realidad eso podría ser mera paranoia de Otelo. La presentación de un texto periodístico parece que confirma sus sospechas, pero el texto está elaborado de tal manera que cuenta la verdad que hemos estado viendo pero no toda la verdad, incluso le inventan cosas que él sabe que no hizo y eso está ahí para evidenciar que tampoco podemos creer que todo lo que se lee en la prensa es la verdad.

Una de las partes que considero muy importante de la novela dice:”De pronto, a la derecha, apareció el estadio de futbol del Puebla. Antes, desde la carretera era posible ver sus tribunas vacías, alguna vez pasé por ahí con mi padre y me lo hizo notar. Ver que lo remodelaron me puso melancólico, no sólo porque las cosas cambian y uno sigue como si nada. Sino porque ese cambio en el mundo era un pedazo más de mi padre que desaparecía. Mi padre estaba en esa vista de los asientos vacíos. Ahora ya no estaba”. Tal vez aquí sí se pueda refutar  a Otelo, ya que la pérdida, los cambios, le pueden estar diciendo que él ya no es el mismo.

Otelo está tratando de ver cómo hay objetos, estadios, ropa circunstancias, que, si entramos en contacto con ellos tiempo después, nos remiten a un pedazo de nuestra vida y nos hacen recordar quién llevaba puesto ese saco, o cómo era esa casa o cómo era ese estadio, o a qué olía esa cocina. En cambio, si todas esas cosas desaparecen, no va a haber nada que haga evocar esas memorias, nada que las traiga de vuelta y por lo tanto cuando se pierden esos objetos, estamos perdiendo un pedazo de nuestra vida.

Definitivamente tu estilo como narrador de novelas es muy distinto al que muestras en tus ensayos y trabajos filosóficos, pero no deja de estar relacionada la filosofía en tus historias. Da la impresión que hay mucha filosofía en lugares que nunca imaginamos, una filosofía callejera que tiene algo importante que decir en México.

No es lo mismo escribir ensayos que novelas y eso yo lo tengo muy claro, no podría pretender que mis novelas fueran ensayos o que mis ensayos fueran novelas, aunque a veces meto pedazos de ficción. Yo no pretendo jamás dejar de ser quien soy y las cosas que me preocupan, que me obsesionan son vistas a través de la filosofía y cuando tengo que hablar a partir de mis personajes siempre se cuela algo de esa reflexión filosófica. El único problema que me toca enfrentar es que sea creíble, que cuando lo lean puedan creer que todo lo que estoy escribiendo es una reflexión de un muchacho de 19 años y no que estoy yo como Unamuno en Niebla hablando detrás. Y no me molesta Niebla, me encanta esa novela, pero yo tomo distancia. Y bueno, yo creo que la filosofía también está en lo cotidiano, desde la ética, que es la más práctica de las ramas de la filosofía hasta preguntas epistemológicas o metafísicas.

 La historia de Otelo acaba por demostrar que todo final es un nuevo comienzo, ¿no?

Sí. Yo no sé si eso es esperanzador o deprimente porque a veces parece el eterno retorno. El otro día le decía a Jaime Mesa que si bien los relojes de cuarzo o incluso los de manecillas son más precisos para dar las horas, los relojes de arena son más precisos para describir cómo es la vida. No hay vuelta. La arena cae y termina de caer. Hay que pensar en el tiempo como esto que se cae y no vuelve. No está claro que un nuevo principio sea una buena noticia.

¿Qué podemos hacer para que nuestros niños coman bien?

La prevalencia de obesidad y diabetes tipo 2 en niños es muy alta y ha estado incrementando. Podemos ver que cuando la familia tiene problemas de obesidad y sobrepeso, los niños sufren de esto con mucho más frecuencia.  Este tema me interesa mucho porque yo trabajo con niños y aparte soy mamá de una niña de 3 años y veo muy directamente como la alimentación y el estilo de vida cambia drásticamente el desarrollo de los niños en todos los aspectos físicos, psicológicos, emocionales, etc.

En los ochentas se hizo un estudio llamado Bogalusa, donde se hacían autopsias de personas muertas de edades entre 3 años a 26 años. Los depósitos de grasa en las arterias, que es la primera etapa de enfermedad aterosclerótica, fueron encontrados en 100% de niños de 10 años y se encontró que el factor de riesgo más grande fue el colesterol.

Según J.P Strong en su artículo de “The pediatric aspects of atherosclerosis¨ (Los aspectos pediátricos de la aterosclerosis)  sugiere que la prevención primaria en los últimos años de adolescencia ayudan a aminorar las etapas de aterosclerosis y prevenir o retrasar la progresión de lesiones cardiacas avanzadas. La exposición de altas concentraciones de colesterol sérico (colesterol en sangre), en cualquier etapa de la vida puede acelerar el desarrollo de aterosclerosis, por esto se puede explicar porque la diabetes y el infarto al miocardio siguen siendo las primeras 2 causas de muerte en México según la CONARPA y el infarto sigue siendo la primera causa mundial de muertes según la OMS y los rangos de edades cada vez son menores.

Pero, ¿Qué es la prevención primaria? Son acciones dirigidas para reducir o evitar la presencia de enfermedades relacionadas a  los malos hábitos alimenticios y estilo de vida.  Tenemos que dar mucho más importancia en como educamos en la alimentación a nuestros niños. No me refiero a que les den puras cosas orgánicas o nutritivas y que no disfruten de la comida no tan nutritiva de vez en cuando, sino que los eduquemos de una manera en la cual disfruten los alimentos nutritivos.

Tengan muy presente que las enfermedades metabólicas causadas por una mala alimentación no solo vienen de las grasas saturadas, trans, etc. Los carbohidratos simples hacen el mismo efecto que las grasas si son consumidas en exceso, y nuestros niños siguen expuestos a muchos de estos alimentos muy densos en azucares como el jarabe de maíz de alta fructosa. Este es considerado el factor más importante para la elevación de obesidad y diabetes en los niños.

El primer paso que debemos de tomar para que esto suceda es que nosotros, los adultos ya sea papás, maestros, tíos, abuelos y cualquier persona que esté en contacto diario con los niños tienen que poner el ejemplo. Si como papás o como familia hay buenos hábitos de alimentación, optan por convivir haciendo algún tipo de actividad recreativa y  tienen una buena educación en la alimentación, los niños eso es lo que van a aprender. Es decir, si ustedes no comen verduras no esperen que sus hijos se coman el brócoli que les pusieron en el plato. Si optan siempre por tomar las escaleras  eléctricas, el elevador, estacionarse cerquita de los lugares para no caminar, los niños eso es lo que van a hacer también.

Acuérdense que todas nuestras acciones cuentan cuando alguien nos está observando y somos su ejemplo, es nuestra obligación darles las mejores herramientas que conozcamos, y la alimentación es algo básico.

#HojaDeRuta: ¿Segunda Vuelta Electoral es necesaria?

Decir que la democracia se trata de mayorías es una obviedad, pero decir que un sistema político democrático se trata montar un entramado legal institucional para construir mayorías legítimas, nos acerca más al meollo del asunto. México tiene un serio problema en su forma de construir mayorías consecuencia directa de décadas de autoritarismo expresadas a través del que por mucho tiempo fuera el partido hegemónico y un férreo sistema presidencialista. Pasamos de las mayorías aplastantes pero falsas, propias de un sistema de simulación democrática, a la fragmentación pragmática.

Es cierto que el sistema ha venido cambiando: la oxigenación del legislativo a través de las reformas políticas; estados que comenzaron a vivir alternancia (aunque aún hay otros que tienen casi un siglo sin conocerla); la separación del ejecutivo de la instancia encargada de organizar y vigilar las elecciones; el cambio de sistema político en la capital del país; la existencia de organismos descentralizados como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y, sobre todo, la alternancia a nivel presidencial y una mayor separación de poderes. Pero esa luna tiene un lado oscuro que inevitablemente parte de la incertidumbre respecto a la legalidad y, por ende, legitimidad de los procesos electorales. Aunado a esto, los ganadores de las últimas tres elecciones presidenciales han alcanzado un umbral de victoria de 38% en promedio, lo que en términos reales significa que únicamente cerca del 20% de los mexicanos acaban eligiendo a nuestra máxima autoridad.

En este contexto, por supuesto que tiene sentido discutir el establecimiento de la segunda vuelta, pero no por sí misma. Una segunda vuelta no solamente se trata de crear una mayoría más realista y, por ende, legitima. Se trata también de negociar apoyos que se vuelvan coaliciones, lo que en sistemas semi-presidenciales y parlamentarios implica compromisos programáticos e incluso el control de ciertas áreas del gabinete por otras fuerzas políticas. De ahí viene la idea de “formar” gobierno. En un escenario donde el PRI, aun debilitado, logra triunfos con poco más de 30%, la necesidad de cambio es evidente.

Un sistema que acepta mayorías débiles no da incentivos para coaliciones sólidas y hace casi imposible cambiar de gobernantes dentro de los periodos establecidos (que un presidente o un gobernador en México pierdan su puesto es más que difícil). Además este tipo de sistema inevitablemente favorece a la política del dinero y la movilización electoral clientelar sobre la de las ideas y el convencimiento.

Aunque es muy poco probable observar cambios del sistema político de alto calado antes de la elección de 2018, la realidad está marcando el paso a las fuerzas políticas exigiendo la formación de alianzas sustanciosas que no dependan de la coyuntura ni tengan como fin último la mera supervivencia.

Como país urge comenzar a perder el miedo a destruir gobiernos y armarlos de nuevo. Dice un viejo principio taoísta que la rama verde, aunque sea más suave y débil en apariencia, resiste más que la rama seca en apariencia fuerte, pero que se quebrará a la primera ventisca. Este sistema político endurecido, rígido y, sobre todo, drenado de legitimidad, quizá no vaya a romperse de buenas a primeras, pero de seguir por el mismo camino continuará secándose y haciéndose más débil, hasta que un día el viento no le perdonará

La marcha de la discordia

«¿Por qué las marchas tienen que ser así?» es creo la pregunta obligada cuando se te ocurre tocar el tema de las marchas del orgullo gay. En muchos lugares del mundo, durante el mes de junio, se celebra el mes del orgullo gay y se llevan a cabo las marchas por la diversidad sexual y el orgullo LGBTTTIQ. 47 años después de las primeras marchas, muchos y muchas siguen (o seguimos) sin entenderlas.

Cada año es la misma historia, las marchas son motivo de discordia, división y agresión entre la comunidad LGBT, y otra oportunidad para que conservadores y homofóbicos puedan decirnos cosas muy feas. También como cada año, personas que son parte del amplísimo espectro de la diversidad sexual, parecen brincarse a la cancha de los conservadores y a veces terminan expresando posturas y opiniones intolerantes y en los peores casos, homofóbicas.

Las marchas del orgullo LGBT son expresiones sociales que enmarcan protesta, resistencia, fiesta y carnaval. No puedo pensar en otro movimiento o acontecimiento que tenga esas mismas características. Tal vez esa singularidad es la misma que hace que estas demostraciones sean tan difíciles de comprender.

Marchamos para promover el orgullo por ser lesbiana, gay, bisexual, travesti, transexual, transgénero, intersexual o queer porque nuestra sociedad continúa nutriendo un sistema de creencias y actitudes que está ahí justamente para decirnos lo contrario, que ser así está mal. Un sistema que permite que se nos discrimine, violente e invisibilice. Por eso es necesario que nos vean, y que nos vean en todas las formas y expresiones en las que existimos; que comprendan que todas ellas son aceptables, naturales, dignas de respecto, dignas de inclusión y merecedoras de todos los derechos. Sin tapujos, sin condiciones.

Algunos dicen que las marchas ya sólo son fiesta y no protesta, pero nunca he sabido de una donde no estén presentes las dos cosas. Basta con escarbarle poquito -en internet, por ejemplo- para descubrir que estas marchas con las que exigimos respeto y tolerancia siempre han sido diferentes, año con año, desde sus primeras ediciones, y su evolución ha ido de la mano con los avances que se han tenido en la batalla contra la discriminación y la homofobia.

Tampoco entienden la desnudez o el exhibicionismo. Le tenemos reserva o hasta miedo a los senos, a los glúteos, a las tangas o calzones. Pero la desnudez y la protesta desde hace mucho tiempo son dos canicas que muy seguido van en el mismo morralito y sirven para cumplir un importante objetivo: que la gente voltee a ver. Resulta muy tentador para los inconformes apelar al código de conducta con el que todos hemos sido formados para justificar su molestia por tanto encuerado y encuerada, sexualizando invariablemente la desnudez o el exhibicionismo. Está claro que no todos los que se desnudan en la marcha lo hacen como un acto de protesta, pero ¿no será que apoyar esta inconformidad sería alinearse y atenerse al mismo sistema moralino que es la base de muchos actos de discriminación en contra de la comunidad LGBT o las mujeres? Negociar con ese sistema es ir de reversa, es aceptar que el respeto es negociable, que la sociedad nos debe de respetar sólo si nos vestimos como ellos quieren, si nos comportamos como ellos quieren, si marchamos como ellos quieren.

Sin duda siempre hay cosas que se pueden mejorar. En muchas ciudades del país, las marchas se realizan con poco apoyo e intervención de las autoridades. Cumplen generalmente con los roles más elementales como controlar el tránsito, alertar a protección civil y asegurar la presencia de los cuerpos de seguridad pública. Pero el mantenerse en un rol de espectadores provoca que no se regulen y corrijan actos y conductas como el consumo de bebidas embriagantes -o drogas- en la vía pública. En las ciudades donde esto se ha visto reducido, ha sido en aquellas donde las autoridades participaron con un rol más integral, con operativos de seguridad y monitoreo y campañas de información para prevenir estos actos ilegales, pasando de espectadores a organizadores.

Las marchas del orgullo LGBT a las que he podido ir siempre han sido diferentes. No hay dos que resulten igualitas.

Las de Ciudad Juárez, debo admitirlo, no son tan grandes o bonitas como en otras ciudades; no participan empresas que no sean antros, el gobierno sigue sin entrarle de lleno (aunque este año participaron más) y la organización no siempre es la mejor, pero no por eso dejan de ser muy bellas. Encontrarás personas de todos los colores, formas y sabores; cada vez puedes ver a más familias -de todos los tipos que hay- marchando juntos o como espectadores; te toparás con gente cargando bolsitas de basura recogiendo lo que algunas cochinas y cochinos tiraron por ahí o jóvenes regalando besos y abrazos. A lo largo de la marcha, verás personas bailando y cantando, y a otras hondeando pancartas con mensajes de amor e inclusión o de protesta y oposición.

Si no estás de acuerdo con las marchas por razones meramente homofóbicas, intolerantes y discriminatorias, no hay mucho por hacer. Hará falta un cambio de corazón que un simple intercambio de ideas no siempre logrará.

Pero si tus razones son otras, puede haber respuestas más fáciles. Si no te gusta la fiesta, no vayas, pero ¿por qué arruinársela a otros? Si no te sientes representado, asiste como eres, haz que la marcha te represente. ¿No te gusta andar en calzones?, vete en jeans y chamarra, ¿quieres protestar sin bailar y cantar?, protesta calladito y caminando. ¿No te gusta algo de la organización? Siempre se necesitan voluntarios.

Y si de plano ni sabes por qué no te gustan sólo no seas de esos que ni pichan, ni cachan, ni dejan batear.

Venezuela: Estado Fallido

Esta semana en Cancún, Quintana Roo se inauguró la 47 asamblea general de la Organización de Estados Americanos (OEA) que por primera vez en su historia lleva a cabo su asamblea en nuestro país.  Uno de los temas más discutidos en la agenda de esta asamblea es el caso Venezuela que desde hace varios meses ha venido teniendo roces diplomáticos son un sinnúmero de naciones, entre ellas México, por los intentos del gobierno de Nicolás Maduro de disolver la asamblea nacional y convocar a una asamblea constituyente.

Solo para entrar en contexto, vale la pena recordar que en las elecciones parlamentarias de Venezuela de 2015 la coalición de oposición obtuvo 112 escaños contra 55 del PSUV, partido gobernante de Nicolás Maduro fundado por Hugo Chávez. Desde que esta nueva legislatura tomó protesta ha ido aprobando legislaciones y señalando malos manejos y abusos por parte del gobierno de Maduro quien tiene a Venezuela sumida en una crisis política, social y humanitaria de escala mayor. Desde que Hugo Chávez tomó protesta en 1998 este régimen se ha dedicado a pisotear los derechos de periodistas, empresarios y otros sectores de la población que han decidido abandonar Venezuela y continuar con su activismo desde el exterior. En los primeros años los altos precios del barril de petróleo le daban al estado venezolano los ingresos suficientes para llevar a cabo un plan de políticas populistas de subsidios y asistencialismos que terminaron por destrozar la economía interna.

Venezuela presenta todos los síntomas de un estado fallido, falta de credibilidad en las instituciones, procesos electorales cuestionados, según consultores privados se estima que hay un desabasto en alimentos y medicinas en Venezuela de 87% a finales de 2016, en ese mismo año tuvo una inflación de 141.5% y hay un intento calificado de “autogolpe” que tiene paralizado al poder legislativo. Muchísimos países se han expresado en contra del régimen de Maduro y de manera más enérgica después del reciente intento de formar una asamblea constituyente.

El populismo de Venezuela no tiene fronteras, la propia canciller de ese país calificó el martes a sus países vecinos de ser una “camada de perritos simpáticos para el imperio” y no lo es todo ya que originalmente Venezuela se había retirado de la mesa de negociación por la propuesta que presentó México para buscar forzar un diálogo entre el régimen y la oposición en Venezuela, pero no ha logrado los 23 votos necesarios para ser aprobada ya que solo obtuvo 20 de los 34 apoyos posibles.

Como patadas de ahogado hace unos días la propia cancillería venezolana en lugar de contestar a México los cuestionamientos sobre la asamblea constituyente, decidió contestar haciendo señalamientos a problemas internos que México desde hace años ha abierto y sujeto al escrutinio y análisis de organismos internacionales, cosa que Venezuela no ha hecho con su situación.

Creo que vale la pena estar al pendiente de lo que se discuta y decida en esta asamblea de la OEA, no me parece tan descabellado que se expulse o suspenda a Venezuela de la organización en caso de no aceptar reanudar el diálogo con la oposición, debido a que un gobierno respaldado por una asamblea constituyente como la que quieren instaurar sería a todas luces antidemocrática y en contra de varias convenciones internacionales. México siempre ha mantenido un papel importante en esta organización, recordemos aquella histórica votación de 1962 donde se expulsó a Cuba y México fue el único país que no votó a favor absteniéndose y promoviendo el dialogo y la reconciliación, como atinadamente busca hacerlo de nuevo buscando la reconciliación en Venezuela, con el apoyo de muchos otros estados americanos. En este debate se enfrentan no solo contra un gobierno venezolano anticonstitucional y fallido, sino contra la amenaza del populismo que bien puede servir como advertencia para otros países del continente.