Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos: una solución contraproducente a los excesos de la alta burocracia

Comparte este artículo:

La semana pasada fue aprobada en la Cámara de Diputados la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual pone un “tope” al ingreso laboral de los funcionarios. 

Por un lado, la ley muestra múltiples inconsistencias y contradice la Ley Suprema.

Por ejemplo, al determinar que ningún funcionario público puede ganar más que el Presidente de la República, dicha ley atenta contra el federalismo. Al ser una ley federal, es decir, emitida por el Congreso de la Unión en su carácter de órgano del Poder federal, no atañe a los servidores públicos del orden local. 

Buscar que dicha ley imponga un ingreso laboral máximo a todos los funcionarios representa una invasión a la esfera de competencia de las entidades federativas, por lo cual puede promoverse una controversia constitucional.

Por otro lado, el artículo 94 constitucional determina que las percepciones de los Jueces de Distrito, los Magistrados de Circuito, los Consejeros de la Judicatura Federal y los Ministros de la Suprema Corte no pueden modificarse durante su cargo. 

¿Cómo se resolverá esto? Posiblemente en dos “rounds”. Primero, los Ministros de la Suprema Corte promoverán un amparo indirecto contra dicha ley. ¿Me pregunto quién vencerá? Sin embargo, con el respaldo legislativo a López Obrador en el Congreso Federal y en la mayoría de los locales, no sorprendería que éste llevara el tema a sus últimas instancias: una reforma constitucional.

Por ello, una vez promulgada, la ley será causa de controversias constitucionales y de amparos indirectos. Empero, más allá de las inconsistencias y los potenciales problemas judiciales que presentará, resulta conveniente analizar el origen, el alcance y las consecuencias de dicha ley para la estructura del poder. 

El fundamento de dicha ley es de forma y no de contenido: nuevamente el simbolismo ‘lopezobradorista’ aparece. Responde a la perpetuación de la legitimidad a partir de los modos de hacer política; de lo que representa no de lo que transforma; del estruendo político que ocasiona; y de la reverberación social que tendrá. 

¿Cómo puede López Obrador desvincularse del “antiguo régimen”, acusado del despilfarro del erario público y de la búsqueda de beneficios personales? 

Promoviendo frugalidad y probidad financiera. 

Para López Obrador, la responsabilidad del Presidente se traduce a un sueldo de 108 mil pesos, ergo, bajo la premisa de que la función del Ejecutivo posee el nivel más alto de responsabilidad, los demás funcionarios no deberían exigir un sueldo mayor a éste. 

Y aquí encontramos el alcance que busca la ley, un simple corolario del apotegma: si el Presidente es honrado, mecánicamente, el resto del sistema político lo será. 

Sin mencionar la dimensión estructural de la corrupción que se encuentra enraizada en la misma base de nuestro régimen político, la especie de interiorización ético-psicológica que propone López Obrador resulta improbable. 

Aquellos que apoyan la reducción de las remuneraciones, a partir del argumento que un servidor público (perdón por la tautología) debe servir al pueblo y no buscar enriquecerse, se basan en un argumento puramente normativo. 

No existe ningún mal en buscar el “deber ser” de los funcionarios públicos, sin embargo, siendo más realistas debemos analizar cuáles son las consecuencias de disminuir las remuneraciones y no esperar que surja una epifanía ética que fomente el altruismo político. 

De esa manera dejando todas las demás variables constantes, la intuición nos diría que si se disminuyen los ingresos laborales del sector público, la fuerza laboral migraría al sector privado. 

¿Por qué?

En un primer sentido, existe un principio económico que dicta que siempre se prefiere más que menos; sin embargo, profundizando la cuestión encontraríamos que el agente concluiría que el sector público no está remunerando en términos monetarios el equivalente a sus cualidades adquiridas (nivel educativo, liderazgo, conocimiento, etc.). 

Por otro lado, también se percataría de que la remuneración no equivale al nivel de responsabilidad de sus decisiones. Imaginemos a un alto funcionario de alguna área especializada en la Secretaría de Hacienda, quien es consciente de que un pequeño error puede repercutir gravemente en las finanzas públicas. De esa manera, una disminución en su ingreso laboral podría ocasionar que se abstuviera de trabajar en un área tan riesgosa.  

López Obrador cae en el vicio de la búsqueda inmediata de legitimidad, aquella en la que caen muchos de los presidentes de América Latina y quienes han sido llamados populistas: aprobación cortoplacista e indiferencia por el futuro.  

Nuevo León ¿La nueva independencia?

Comparte este artículo:

A casi 3 años del primer gobierno estatal independiente en la historia de México, nos lleva a hacer un profundo análisis sobre el desempeño, congruencia y resultados de este gobierno de Nuevo León hacia la ciudadanía. 

Si bien, es cierto que los partidos tradicionales (PRI y PAN) en la pasada legislatura pareciera que se empeñaron en no dejar trabajar al gobierno del estado, esto no es excusa para, en términos generales, tener un gobierno que no ha respondido a las demandas de la ciudadanía. 

Aunque ha habido aciertos, como el tema de la deuda pública del estado, el corte de pagos millonarios en medios de comunicación oficialistas, las expectativas de este gobierno entre la ciudadanía estaba mucho más elevada. Lamentablemente, desde los inicio del gobierno hemos visto “desdichos” del propio gobernador, cuando aceptó que el impuesto de la tenencia vehicular siguiera, a pesar de que era una propuesta de campaña eliminarla, entre otras propuestas. Posteriormente vimos a un gobernador y a un gobierno aferrado en figurar en la carrera presidencial del 2018, etapa en la que se abandonó la responsabilidad en el estado. 

Más recientemente, con el lamentable e inminente aumento a las tarifas del transporte público, diversas expresiones políticas y de la sociedad civil han evidenciado la incongruencia del gobernador, al ofrecer en campaña “obligar a las ocho familias que manejan el transporte en Nuevo León” a brindar un mejor servicio y a un “mejor precio” de lo contrario les quitaría la concesión, cosas que no han sucedido, por el contrario. 

Ante la percepción de la ciudadanía, el primer gobierno estatal independiente de México y Nuevo León no ha respondido a las demandas de la ciudadanía, pareciera que tenemos un gobernador al que ya no le interesa gobernar y hacer bien las cosas. ¿Entonces todos los videos y publicaciones en Facebook de la primera parte del gobierno eran solo para un tema electoral?, Ojalá, por el bien de Nuevo León que no sea así, pues queda la mitad del gobierno. 

Si bien es cierto que toda alternancia es buena para una democracia, porque evita que sigan las prácticas de corrupción y que se acostumbren a malas prácticas los grupos, sindicatos y caciques de siempre que abusan y se aprovechan del poder. El momento político que vive Nuevo León nos obliga a preguntarnos ¿Cuál será el futuro de la figura de Candidatos Independientes en el estado? ¿Debemos fortalecer esta figura, o tenemos que exigir a los partidos políticos que se transformen y que realmente se conviertan en instrumentos que le sirvan a la ciudadanía?

En Nuevo León tendremos elecciones de gobernador en el 2021, y eso debería ser el principal motor de los partidos políticos para prepararse y reinventarse siendo más cercanos a la ciudadanía y sus afiliados para elevar la calidad del debate y de la clase política en este estado.

¿Qué es el Buro de Crédito?

Comparte este artículo:

De seguro has escuchado “Buro de Crédito”, ¿sabes qué es? Es una empresa privada que se dedica a integrar y proporcionar información crediticia sobre personas físicas y morales.

¿Estoy en Buro de Crédito?

Estar en Buro de Crédito no quiere decir que has dejado de pagar, sino que cuentan con un historial crediticio tuyo -bueno o malo, eso depende de ti-. Si tienes algún crédito vigente, o si lo tuviste, tu información está ahí, y puedes solicitarla, tienes derecho de solicitarla sin costo 1 vez al año.

En tu Reporte Crediticio, los otorgantes (quién te da el crédito) brindan información sobre el cómo llevas tu crédito, si te has atrasado en algunos pagos, o si siempre pagas puntual. También si has liquidado alguna deuda anterior con algún descuento. 

¿Puedo salir del Buro de Crédito? ¿Cuánto tiempo tarda en borrarse el historial?

El tiempo que tarda en eliminarse es en relación con el monto de tu deuda.

*UDI (Unidades de Inversión) 

– Si es menor o igual a 25 UDIS (aprox. $150), se eliminan después de un año.

– Si es mayor a 25 UDIS (aprox. $150), hasta 500 UDIS (aprox. $3,000), se eliminan después de dos años.

– Si es mayor a  500 UDIS (aprox. $3,000), hasta 1000 UDIS (aprox. $6,000), se eliminan después de cuatro años.

– Si es mayor a 1000 UDIS (aprox. $6,000), se eliminan después de seis años. Siempre y cuando la deuda no sea mayor a 400 mil UDIS (que no supere aprox $2,000,000)

¿Debo revisar mi Buro de Crédito?

Si no has consultado tu Reporte Crediticio en el Buro de Crédito, ¡hazlo! También puedes conocer tu puntuación con un costo adicional. 

Se recomienda revisarlo por lo menos 1 vez al año, para conocer cómo te ven los otorgantes de crédito. Pero también por una razón primordial, que es verificar que no hayas sido víctima de robo de identidad, o sea, conocer si alguien ha utilizado tu información para adquirir un crédito que después te cobrarán a ti. Si desconoces algún crédito que está en tu historial, es necesario que tomes acciones cuanto antes.

Recuerda que es importante tener un buen historial crediticio, porque se convierte en “una carta de presentación” al solicitar algún crédito. 

Que el dinero te acompañe, nos leemos pronto.

El Establecimiento del Racismo

Comparte este artículo:

El 12 de agosto de 2017 en la ciudad de Charlottesville, al sur de Virginia, se presenció un enfrentamiento brutal: algunos manifestantes nacionalistas blancos se encontraron con un grupo de oposición a su protesta. El conflicto resultó en la muerte de una persona y 34 personas heridas.

Este solo es un ejemplo de los distintos conflictos con los que podemos encontrarnos en la actualidad debido a los ideales que derivan de la segregación racial en Estados Unidos a lo largo de su historia. Esto nos lleva a una pregunta muy importante: ¿Cuando surge el racismo en Estados Unidos?

Después de la Revolución de las Trece Colonias inició un proceso de creación que concluiría con la declaración de la independencia. Durante 1787 y 1788 inició un segundo período de creación: la definición de los ideales que conformarían el carácter de la Nación Americana. Muchas de las ideas que el pueblo americano promulga con tanto fervor tienen su origen en este período histórico. Es claro que no todas las ideas que surgieron en este período histórico han tenido un impacto negativo: algunas otras ideas son la Justicia, la Libertad y la Soberanía del pueblo.

No obstante, la esclavitud fue un punto sumamente importante durante esta segunda fase. En la constitución de los Estados Unidos de 1789 podemos observar un artículo que explícitamente prohibía la abolición o restricción del comercio de esclavos hasta 1808 (Artículo 1, sección 9). Esto es debido a la naturaleza de la sociedad americana en ese entonces: El comercio de esclavos era una parte fundamental. Durante la Convención Constitucional de Filadelfia en 1787 quedó sumamente claro que la mayor parte de los estados del sur no ratificarían la constitución en caso de que se aboliera la esclavitud. Una explicación a la existencia de este artículo es que una serie de acuerdos secretos se llevaron a cabo para lograr la unión. En principio, debemos reconocer que en ese momento era mucho más importante establecer la unión. Sin embargo, no debemos olvidar que estas ideas lograron moldear el pensamiento de todo un país.

Las ideas que acompañan la fundación del país son principalmente la Libertad, la Soberanía del pueblo y la Justicia. Podemos observar que estas ideas acompañan a los Estados Unidos en todo momento. A su vez,  la esclavitud se encontraba fuertemente relacionada con la economía  del sur.  Para tener una idea mas clara sobre el número de esclavos que había en los diferentes estados en 1790, es importante analizar la siguiente tabla.

ESTADO

BLANCOS LIBRES OTRAS PERSONAS LIBRES ESCLAVOS TOTAL

Vermont

85,268 255 16

85,539

New Hampshire

141,097 630 158 141,885

Maine

96,002 538 N

96,540

Massachusetts

373,324 5,463 N

378,787

Rhode Island

64,470 3,407 948 68,825

Connecticut

232,674

2,808 2,764

237,946

New York

314,142 4,654 21,324 340,120

New Jersey

169,954 2,762 11,423

186,139

Pennsylvania 424,099 6,537 3,737

434,373

Delaware

46,310 3,899 8,887 59,024

Maryland

208,649

8,043 103,036 319,728

Virginia

442,117 12,866 292,627

747,610

Kentucky

61,133 114 12,430 73,677

North Carolina

288,204

4,975 100,572

393,751

South Carolina

140,178 1,801 107,094

249,073

Georgia

52,886 398 29,264 82,548

Total

3,140,205 59,150 694,280

3,893,635

Podemos observar que el mayor número de esclavos se encuentra en los Estados del Sur. Un reciente estudio intentó determinar qué áreas tienen un mayor índice de racismo en la actualidad. Aunque es muy difícil medir este comportamiento, se descubrió que los lugares en los que existe mayor racismo se encuentran en una línea desde Georgia hasta Nueva York. 

Las ideas promulgadas por los padres fundadores en 1787 sirvieron en un inicio para lograr la unión de todos los estados que se encuentran en el territorio de lo que sería Estados Unidos. En la actualidad, millones de afroamericanos deben de aguantar los insultos de personas que han crecido escuchando los ideales racistas que se han promulgado desde la creación del país. No debemos denostar a los padres fundadores, ya que en el momento de la creación de la república era necesario lograr la unión antes de cambiarla. La tarea de cambiar estas ideas y su rol en la sociedad actual es de esta generación.

AMLO y Rosario

Comparte este artículo:

Ya se cumplió la mitad del periodo de transición y finalmente, cayeron las máscaras. Al igual que en Nuevo León, el combate a la corrupción resultó ser sólo un pretexto. Solamente esto. Y aquí en Nuevo León cayeron un millón de electores. A nivel nacional, cayeron 30 millones. 

Resulta que todo el discurso de veinte años de AMLO contra la mafia del poder era porque quería ser el nuevo jefe de la mafia. Logró su propósito y ya en su nueva investidura de jefe de la mafia, acuerda perdones y culpabilidades. Ahora, resulta que Rosario Robles, su antigua promotora a la gubernatura del DF, cuando Cuauhtémoc Cárdenas le encargó el despacho para dedicarse por tercera vez a buscar la presidencia de la República, no es más que un “chivo expiatorio” que los “jefes de los jefes” manipularon a su antojo y que la pobrecita no es más que una ejecutante de tercer nivel. 

¿Alguna alusión a que va a perseguir los “jefes de jefes”? ¡No! Porque ya pactó con ellos, y entre mafiosos se tienen que respetar las reglas de la mafia, que durante tantos años denunció. Siendo ahora el nuevo jefe mafioso, se debe de respetar a los que le permitieron ocupar el lugar. Las leyes de la mafia son muy duras y no hay perdón para los traidores.  

Repitió su insulto a sus electores: “nosotros no vamos a perseguir a nadie”. “¿Y es un circo esto de Rosario (Robles), los desvíos?” “Sí, porque no fueron al fondo. Nunca cuestionaron a los responsables, a los jefes del saqueo desde tiempo atrás. Llevan 30 años saqueando el País, ….” Hizo algún planteamiento para cuestionar a los responsables, a los jefes del saqueo?  ¡No! porque en su nueva calidad de jefe de la mafia, tendrá que asumir la simulación que tanto denunció. “Agarrando que al Gobernador de no sé qué Estado, que la Secretaría de no sé qué, que el presidente municipal, y los jefes de jefes gozando de impunidad y sin perder siquiera su respetabilidad. Ya basta de esa simulación”. 

Con su negación de otorgar autonomía a un Fiscal Independiente, en su calidad de nuevo jefe de la mafia, decidirá quien es jefe de jefes, y quien no merece perdón. Todo cambió para que no cambiará nada. México se acerca cada vez más al precipicio. La corrupción solamente cambió de dueño.  

#Kleroterion: “Suicidio…”

Comparte este artículo:

¿Qué pasará por la mente de las personas que deciden quitarse la vida? ¿Qué tan mal debe de sentirse una persona como para encontrar en el suicidio la solución a todos sus problemas?

Para muchos de nosotros quizá nunca nos haya pasado por la cabeza la primer pregunta, y muy seguramente tampoco hayamos pensado en contemplar este hecho como una salida a fácil para alejarnos de los problemas.

El suicidio es el acto por el cual una persona de forma deliberada se provoca la muerte. Acorde algunas definiciones, este es consecuencia de la desesperación derivada o atribuible a una enfermedad física, una enfermedad mental -como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia o el trastorno límite de la personalidad– el alcoholismo o el abuso de sustancias. No obstante, el más importante factor de riesgo individual es el antecedente de un intento de suicidio no consumado.

Por si fuera poco cada año hay 800 mil suicidios en todo el mundo, y tan solo en México la tendencia registrada de la mortalidad por suicidios va en aumento, y se ha llegado a niveles más que preocupantes. Los datos de los años 2015 y 2016, registrados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestran indicadores de 6,425 y 6,370 casos, respectivamente.

De manera acumulada, entre los años 2010 y 2016, el INEGI estima que se han consumado 41,321 casos de suicidio en todo el país; sin embargo, en estudios previos, dados a conocer mediante la publicación Estadísticas de Suicidio e Intentos de Suicidio, el propio INEGI alertaba que por cada caso en que se concretaba el suicidio, podría haber hasta 8 casos en los que la persona que lo intentó había fallado en su propósito.

Lo alarmante de esta situación es que no hay políticas públicas que prevengan la atención al suicidio. Todo el esfuerzo por atender este problema ha sido puesto por organismos como el Centro de Integración Ciudadana que posee un número de atención las 24 horas del día, o como el Consejo Psicológico e Intervención en Crisis que atiende también vía telefónica a quien se encuentre en este problema.

A menudo influyen diversos factores estresantes como las dificultades financieras, los problemas en las relaciones interpersonales o el acoso psicológico.

Regresando a la pregunta del primer párrafo, ¿estamos fallando como sociedad? ¿Qué clase de atención le estamos dando a nuestros hijos, familiares y amigos?

Dentro del manejo que se debe tener al hablar del suicidio, éste se termina convirtiendo en un tabú por el temor a que se replique en otras personas, y con esto, se bloquea el flujo de información para todas aquellas personas que se encuentren en crisis, en situaciones conflictivas a las que no sabrán cómo reaccionar, a las cuales no tendrán con quien hablar por tratarse de un tabú.

Me parece que vamos tarde con esta situación porque las enfermedades mentales son un problema de todos los días, y entre más los evadimos, más daño les hacemos a la sociedad. Es momento de hablar de las emociones y de lo que realmente siente una persona cuando se encuentra en ese estado de depresión, es tiempo de hablar con claridad, de hablar abiertamente y difundir para conocer, es hora de conocer para entender, el día para entender y decir “Si necesitas algo, puedes hablar conmigo” es hoy.

Porque el suicidio no solo le sucede a quienes padecen un trastorno mental. El suicidio puede pasarle a cualquiera de nosotros en cualquier momento, hablemos y hagamos de su conocimiento que las medidas drásticas no son necesarias, porque todo en esta vida tiene solución, todo se puede superar, solo hay que saber pedir ayuda.

Criptomonedas: ¿Juego o Negocio?

Comparte este artículo:

Desde hace algunos años se ha hablado mucho sobre un nuevo modelo de intercambios monetarios en línea iniciado por el famoso “Bitcoin”, considerado el padre de las criptomonedas. El revuelo fue tal que comenzaron a inventarse infinidad de nuevas monedas con inversiones multimillonarias y no solo eso, sino que la idea transito a modelos de negocio multinivel donde gente con poca capacidad de inversión decidió invertir todo o gran parte de sus ahorros en estas monedas con promesas de grandes ganancias.

Estas últimas semanas estas monedas han perdido aún más su valor, sin contar la burbuja que estalló el mes pasado, algunas monedas han llegado a devaluarse más del 70% de su valor más alto y otras han perdido prácticamente todo su valor. Esto ocurre debido a que el valor de estas monedas lo da el propio mercado con todos los actores dispuestos a comerciar con ellas pero al final terminó prestándose a especulaciones que no trajeron más que problemas para los “inversionistas”.

Para darnos una idea de la magnitud del daño, en países como Corea o Japón donde estas monedas tuvieron un gran auge llegaron a abrirse casas de cambio únicamente para este tipo de monedas (para aquellos que desconfían comprarlas en línea para evitar fraudes) y ahora tienen en promedio 1 cliente cada 2 o 3 horas, porque muchos ya no quieren invertir en estas monedas o por enojo las venden por no querer perder aún más de sus ahorros.

Estas monedas no necesariamente son un engaño, porque representan la adaptación de los sistemas de transferencias y compras en línea con el comercio cada vez más globalizado que busca brincarse el obstáculo de los tipos de cambio, las criptomonedas representan una forma efectiva y fácil de realizar transacciones sin estas barreras. El reto es regular estos negocios para que no se manejen como juegos especulativos para agentes multinivel o peor aún para aquellos que buscan transferir fondos desde el anonimato. 

De cuchillos y mesías: Bolsonaro el puntero

Comparte este artículo:

Las y los brasileños están llamados a votar el día 7 de octubre del presente. De momento, el panorama electoral está en crisis dado que los dos candidatos punteros de las encuestas están en circunstancias adversas, Lula, en la cárcel y Jair Bolsonaro, en un hospital. 

El atentado a Bolsonaro, de acuerdo a las últimas encuestas, está fortaleciendo al candidato de la ultraderecha de cara a la primera vuelta. El exmilitar Jair Bolsonaro, de ser un candidato minoritario se está volviendo popular entre la gente. 

Por otro lado, el candidato del “establishment” Geraldo Alckmin se mantiene relegado en un tercer lugar, casi fuera de las posibilidades de meterse a la segunda vuelta electoral.

A todo esto, Lula sigue en la cárcel y aunque se sigue intentando en los juzgados buscar su liberación, la realidad sigue adversa y el Partido de los Trabajadores muy posiblemente tendrá que elegir a otro candidato. Lo cual es una gran desventaja pues será un candidato estilo Delfina Gómez en el Estado de México, una candidata que depende de la luz e imagen de Andrés Manuel, en este caso, de Lula.

Sujetos como Bolsonaro que pueden parecer deleznables para algunos sectores liberales de la población, es en estos momentos cuando capitalizan apoyo para sí a costa de sectores menos acomodados de la población.

Los comentarios de Jair Bolsonaro en materia de género, interrupción legal del embarazo, tortura, dictadura, etc son polémicos, y se pensaría que es impensable un candidato así con apoyo popular; sin embargo, los sectores conservadores de toda clase social apoyan en cierto modo dichas ideas, lo cual es un signo de atavismos aun presente en la sociedad brasileña.

Sea verdad o no el atentado, Brasil se perfila para decidir entre un “Juanito” designado por Lula desde la cárcel y Jair Messias Bolsonaro que en el nombre lleva el eslogan de la ultraderecha pseudo-religiosa brasileña.

Lo dicho, dicho está.

No es lo mismo ser oposición a ejercer el poder como gobierno

Comparte este artículo:

Morena está sintiendo la presión de ejercer el poder con la realidad de no cumplir al 100% sus promesas.

A casi 3 meses del 1 de julio, ya con el cambio en el Congreso de la Unión, lo que estamos viendo es un adelanto en el cambio de poderes. Enrique Peña Nieto ha desaparecido desde que dio su último informe de gobierno, si no es que había desaparecido ya, opacado por la figura de López Obrador. 

Hoy prácticamente todos en México ven a Morena y a AMLO como el gobierno en funciones. Esto se potencia más con el cambio en el Congreso de la Unión, donde Morena y sus aliados tienen un control casi absoluto. 

Pero no es lo mismo prometer que ejercer el poder y cumplir los compromisos. El nuevo gobierno y su congreso se han enfrentado a distintas realidades, haciéndoles ver que no será fácil conseguir su anhelada cuarta transformación. 

Entre decisiones controversiales, como el apoyo a Manuel Velasco para que obtuviera su licencia y volviera como gobernador, o el que la disminución al salario de los diputados se discutirá hasta el próximo año, hay ciertos sin sabores que le pueden costar en un futuro al Movimiento de Regeneración Nacional. 

A todo esto hay que sumarle la inexperiencia del nuevo equipo de gobierno, falta coordinación en las decisiones del movimiento. Mientras Esteban Moctezuma organiza foros y asegura que muchas de las cosas en la Reforma Educativa se tienen que mantener, los diputados de la coalición Juntos Haremos Historia sacan un exhorto para que el gobierno federal suspenda la evaluación docente. 

Hasta el momento no hay puntos rojos y el bono democrático de López Obrador sigue creciendo, pero lo que es un hecho es que la figura de un solo hombre, no bastará para asegurar el buen resultado de las cosas. La inexperiencia, la novatez o lo que sea que esté pasando al interior del nuevo gobierno, deberán matizarse pronto, porque el país no espera y los problemas se deberán atender a la brevedad. 

Paridad numérica

Comparte este artículo:

Muchos aplauden el hecho de que en el Congreso de la Unión hay un número similar de hombres y mujeres, ¿pero con esto ya podemos decir que tendremos una verdadera paridad de género? Técnicamente que exista esta equidad en las Cámaras es producto de las cuotas de género, lo cual no es una medida mal intencionada, pero sólo causan que los partidos llenen las listas de candidaturas con mujeres que puede resultar en dos escenarios: 1) mujeres preparadas que por fin tendrán la oportunidad de poder formar parte de la vida política de México, o 2) mujeres que solo están para cumplir con la cuota, seguir las órdenes de su partido y que no necesariamente tienen la intención de contribuir en la legislación. 

Si nos fijamos en las 18 coordinaciones de bancada sólo una es mujer: Sasil de León por el Partido Encuentro Social en el Senado; y quién sabe si sí se quede debido a que el PES puede perder su registro como partido. En la Junta de Coordinación Política del Senado, 3 de los 11 integrantes son mujeres, y de la Cámara de Diputados todos son hombres. En las Mesas Directivas ya hay un poco más de diputadas y senadoras habiendo dos vicepresidentas de 3 en la Cámara Baja y una vicepresidenta de 3 en la Cámara Alta. Donde sí predominan dentro de las Mesas Directivas es en el puesto de secretarias, donde todas son mujeres a excepción de un hombre en cada Cámara. 

Así como en el próximo gabinete tendremos a Olga Sánchez Cordero, María Luisa Albores e Irma Eréndira Sandoval, que prueban estar altamente preparadas para sus puestos, así también se deberían de formar a todas las mexicanas para que puedan alcanzar su máximo potencial. 

Esperemos que las diputadas resulten ser del primer escenario y demuestren la falta que hacían para poder cambiar la política. No solo puede haber unas cuantas diputadas capacitadas; tienen que ser todas. La representación de las mujeres no se puede quedar en términos numéricos, también tienen que llegar a roles de alto nivel dentro del Congreso para que haya una verdadera paridad de género.