Pide Monreal que procesos a corruptos continúen

Comparte este artículo:

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, aseguró que la persecución penal contra quienes han cometido actos de corrupción debe de continuar en el próximo sexenio, más allá de lo que ha dicho el presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

“No puede haber excepciones en la aplicación de la ley cuando se cometen delitos, sin importar que sean ex Presidentes, en caso de que se decida juzgar a los ex Presidentes, nadie se escapa al cumplimiento de la ley. No es cacería de brujas, no es persecución política contra los adversarios, es simplemente aplicación de la ley”, dijo Monreal.

Respecto a las declaraciones de López Obrador sobre perdonar a funcionarios que hayan cometido actos de corrupción, el legislador de Morena dijo que respetaba la expresión.

“Respeto la expresión del Presidente y ahora será llevada, consultada esa posibilidad, pero los Poderes de la Unión son independientes entre sí y deben seguir todos los juicios que sean planteados ante los jueves por el Ministerio Público. Tienen la obligación de investigar”.

Por otro lado, el morenista aseguró que las declaraciones del presidente electo pretenden enviar un mensaje de reconciliación nacional, ante la descomposición social en la que está el País, por los problemas de gobernabilidad, inseguridad, corrupción e impunidad. Aunque aclaró que la justicia no debe de detenerse.

“Pero él hará su trabajo desde el punto de vista del Ejecutivo federal, con sus facultades y sus funciones. Pero la sujeción a proceso, la integración de carpetas y el procesamiento de presuntos responsables por delitos de corrupción, de enriquecimiento o delitos cometidos por servidores públicos va a continuar, debe seguir”, sostuvo el senador.

Anuncia AMLO consulta nacional para Guardia Nacional y juzgar a ex presidentes

Comparte este artículo:

El Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer en una entrevista con la periodista Carmen Aristegui que hará una consulta popular de tres temas: la investigación a los ex presidentes mexicanos por temas de corrupción, tener como asesores al grupo de empresarios que anunció unos días y la creación de la Guardia Nacional.

“¿Crees que Andrés Manuel debe de promover que se juzgue para que haya justicia y no sólo se persiga a chivos expiatorios y se revisen las responsabilidades en delitos de corrupción y otros a Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón y a Peña Nieto? ¿Sí o no?”, planteo López Obrador sobre la primera pregunta.

Además se comprometió a consultar sobre la creación de la Guardia Nacional.

“Vamos a hacer tres. Y de una vez en el caso de la primera: Yo estoy a favor, no voy a hacer en este asunto, porque son mis planteamientos, no voy a ser imparcial, quiero informar bien a la gente, y los opositores que también hagan lo propio”, dijo el futuro mandatario sobre su grupo asesor de empresarios.

Cabe mencionar que en la entrevista con Aristegui, el político tabasqueño se mostró renuente a investigar casos de corrupción, justificándoselo que se conspiraría en contra de la estabilidad política del país y que se desataría la confrontación.

Por su parte, el analista de negocios, Enrique Galván Ochoa, le preguntó sobre el juicio a Joaquín “el Chapo” Guzmán y las acusaciones contra Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

López Obrador, contesto que se esperaría a las pruebas para poder dar una opinión con objetividad.

La corrupción mata

Comparte este artículo:

La corrupción mata. La corrupción genera negligencias administrativas y operativas. La negligencia mata. Las negligencias administrativas y operativas provocan irresponsabilidades criminales. La irresponsabilidad mata. La irresponsabilidad resulta de juegos políticos y partidistas que son muy ajenos al bien común que debería ser el fin último de la política. Los juegos políticos y la partidocracia matan. 

Pero Adrián de la Garza es candidato a su propia sucesión. Su porvenir político tiene que estar por encima de las muertes que genera la corrupción de su administración, de las negligencias y de la irresponsabilidad criminales que se generan por la ineficiencia de su administración. Alega que solamente tiene 15 inspectores para Desarrollo Urbano. ¿Cuántos asesores costosos, impuestos por el partido, soporta su administración? Por cada uno de estos asesores inútiles, podría contratar cinco inspectores responsables de vigilar las obras. 

Como alcalde tiene prioridades que le impone la Ley y los Reglamentos municipales. Si no es capaz de estructurar un presupuesto responsable y que prefiere privilegiar los asesores que le indica el partido, si no es capaz de dar la importancia que le corresponde al respecto de las normas de construcción, entonces está en el lugar equivocado. ¿Puede pasar un político de Procurador a Alcalde? O fue un pésimo Procurador o está siendo un pésimo alcalde.  ¿Es alcalde sin rodearse de los expertos en administración municipal capaces y suficientes? ¿Por qué no tiene más inspectores de obras? ¿Le vale o prefiere no darse cuenta de lo que ocurre en las calles y desarrollos nueves de su municipio? 

Monterrey acaba de vivir un episodio vergonzoso, previsible y evitable, fruto de la voracidad de los desarrolladores y de la corrupción de su administración municipal. Y no es el primero en esta administración. 

El Gobernador la tiene fácil exigiendo que se castigue a los culpables, sean quienes sean, él que ha sido incapaz de detener la corrupción en su administración estatal, siendo al mismo tiempo un ejemplo de ineficiencia en el combate a la corrupción de su predecesor y un modelo de desvíos millonarios de recursos públicos para fines particulares bajo pretextos de Seguridad Pública. No le hallamos la cuadratura al círculo. 

En este fin de semana, se presentaron dos libros muy documentados para denostar la corrupción, “Qué tanto es tantito, Análisis de la Corrupción en México 2000-2018” por  Carolina Rocha y Miguel Pulido, y “¿Cómo nos arreglamos” del ex Procurador Anticorrupción del propio Bronco, Ernesto Canales. Testimonios que son igual numero de confesión de impotencia frente a un fenómeno que decidió dos elecciones, en 2015 en Nuevo León, y en 2018 en México, pero cuya solución no se visualiza por  ningún lado. 

¿Será México un país destinado a sucumbir bajo una corrupción sin límites? ¿Será que lo que promete AMLO predicando con el ejemplo será suficiente para erradicar el fenómeno o será que solamente encubrirá una nueva clase de corruptos? Mientras tanto, los corruptos del régimen Peña Nieto podrán disfrutar en toda tranquilidad el fruto de sus robos y saqueos. Rodrigo Medina y Emilio Gamboa podrán seguir citándose en el Hotel Ritz de Madrid con toda la tranquilidad del mundo.   

“Sonreí en la detención porque era show mediático”: Javier Duarte

Comparte este artículo:

El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, envío una carta al periodista Ciro Gómez Leyva, en donde aseguró que se le vio una sonrisa durante su detención en Guatemala porque todo era un “show mediático”.

“Todo mundo ha preguntado porqué durante su “detención” y posteriormente en sus diferentes apariciones públicas Javier Duarte siempre tenía una sonrisa en la cara. La respuesta es muy simple ¡¡¡Porqué sabía que todo era un circo, un montaje, un espectáculo mediático, un show que las autoridades no encina, ni tienen ninguna prueba en mi contra, ya que nunca hice nada ilegal”, se lee en la carta escrita a mano.

Duarte califico su juicio como un “circo romano” que se supo vender muy bien a la opinión pública.

“En mi caso en particular, todo ha sido un espectáculo mediático, una telenovela que han sabido vender muy bien a la opinión pública, y lo digo así una verdadera telenovela, un circo romano, en donde las autoridades responsables han promovido sus actuaciones”.

El ex mandatario veracruzano, consideró que la opinión y análisis más acertado fue el hecho por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien el pasado 26 de septiembre calificó como un espectáculo la sentencia de 9 años.

“Han surgido una serie de análisis y opiniones en cuanto a este suceso, siendo la que considero la más acertada la que hizo el propio C. Presidente de la República electo al decir, con toda razón, que esto es puro show”.

El ex priista, también aseguró que no existe una sola prueba documental o cuenta bancaria a su nombre o el de su familia y que todas las acusaciones en su contra fueron dichos de delincuentes confesos que tuvieron beneficios por señalarlo.

“Esta campaña de linchamiento público me ha colocado frente a la sociedad mexicana como culpable de todo por lo que se me acusa, violando con ello, de manera reiterada el principio de presunción de inocencia”.

En la carta que tiene una extensión de 15 hojas, Duarte asegura que se declaró culpable, debido a que no tenía posibilidades de ganar el juicio.

Reto

Comparte este artículo:

Cuenta una historia que durante la Segunda Guerra Mundial hubo una reunión de generales de alto nivel, dónde uno de ellos comenzó su discurso diciendo sobre la tragedia de tener a miles de soldados muriendo de hambre. Comenzó a enumerar las cifras de muerte y finalizó diciendo que lo mejor era rendirse… En ese momento, el general de mas alto rango lo interrumpió para decir: “Si un solo hombre muere de hambre, eso es una tragedia. Si mueren miles, eso solo es una estadística”

Este sábado pasado durante un mitin, el presidente electo Andrés Manuel dijo: “Se va acabar la corrupción, a esos incrédulos los reto para que pronto me digan si hay o no, corrupción en el gobierno”

Que bueno que lanzo un reto presidente, quizá sumándose a los populares “challenges” de las redes sociales. Pero, desde mi punto de vista el reto no debe de ser para la ciudadanía, ni para los “incrédulos” como usted lo menciona.

El reto principal, debe de ser para los funcionarios que formarán parte de su gabinete, el reto de cero corrupción, es para ellos. 

Si nosotros somos los incrédulos, es porque ya hemos escuchado tantas veces lo mismo, que cada vez que llega alguien nuevo diciéndolo, no le creemos y sabemos que es muy poco probable que suceda.

Sin duda la corrupción en el ámbito publico es un problema que nos ha golpeado como sociedad. Pero siendo realistas, la responsabilidad no solo será de usted como primer mandatario de la nación. También como sociedad, tenemos nuestra responsabilidad. Debemos de cambiar y son esas pequeñas acciones las que realmente van a transformar nuestro entorno. Tenemos que evitar a toda costa la micro corrupción, en lo individual, en nuestras familias, desde el niño que copia una tarea, hasta la “mordida” ante cualquier infracción y lo más importante es enseñarle a nuestros hijos que ser honesto, si nos hace avanzar, que el ser honesto, si reditúa y que solo así podremos mejorar nuestra sociedad.

No es lanzar un reto a los ciudadanos presidente, es que las condiciones sociales en nuestro país cambien, para que la primer solución ante cualquier situación, no sea la corrupción.

Decía el escritor Francés Marcel Proust: “Aunque nada cambie, si yo cambio…todo cambia” y quizá esto es lo que más necesita nuestro país hoy en día, que cada uno, en lo individual, cambiemos.  

Y si aplicamos en este momento la frase que dijo el general quedaría de la siguiente manera “Si en nuestro país hay un solo acto de corrupción, eso es una tragedia. Si hay miles, eso es solo una estadística”

Se vale debatir…

Cómo detener la corrupción en México

Comparte este artículo:

Será particularmente interesante la presentación de la Dra. Irma Erendira Sandoval, futura Secretaría de la Función Pública, el próximo 11 de septiembre en el Club Industrial para que, en presencia de Tatiana Clouthier, nos explique: “Cómo detener la corrupción en México.” 

Esperamos que sus argumentos vayan más allá de los expuestos hasta ahora por su jefe, el Presidente Electo. Debe servir de lección para ella los eventos recientes relacionados a la exoneración del priista Alejandro Gutiérrez por un juez que consideró que no habían presentado elementos suficientes para justificar la acusación y el encarcelamiento preventivo del funcionario involucrado en el desvío de 250 millones de pesos en Chihuahua. 

Si el futuro gobierno no entiende que la impunidad es  y sigue siendo la principal causa de la corrupción desenfrenada de este sexenio que termina, por más autoridad moral que exhiba AMLO con su austeridad republicana, vamos y corremos hacía un abismo de mayor corrupción, encubierta ahora de una hipocresía fatal. 

La Dra. Sandoval está casada con John Ackerman, brillante portavoz de Morena y de AMLO. La suegra de la Dra. Sandoval,  Susan Rose-Ackerman es autora de un magnifico libro de referencia sobre la corrupción, “Corruption and Government, Causes, Consequences, and Reform” cuya primera edición de 1999 fue recientemente complementada en 2016 por una segunda edición con la colaboración de una profesora del Tec de Monterrey, Bonnie J.  Palifka. Las dos ediciones son referencias obligadas para quienes estudian y quieren entender la corrupción del sector público. 

Ahora, a la referencia moral de AMLO, la doctora Sandoval podrá agregar las referencias académicas de su suegra (que nos visitó en Monterrey en junio pasado), y con todo gusto le proporcionaremos nuestras evidencias sobre la correlación entre corrupción e impunidad. 

La corrupción no se combate con un discurso místico; la corrupción se combate con sanciones y con la fuerza de una disuasión efectiva. Los electores condenaron la corrupción en Nuevo León en 2015, sin efecto práctico, por la fuerza remanente de 12 años de una corrupción que dejó huellas profundas hasta la fecha. A nivel nacional en 1º de julio de este año, se repitió la condena indiscutible. 

Ahora corresponde ajustar la fuerza de la Ley a la decisión de los electores. De no darse, los electores buscarán soluciones más drásticas. Soluciones que podrían rebasar el ámbito electoral.     

Lamenta EPN el impacto negativo de la “Casa Blanca”

Comparte este artículo:

El Presidente Enrique Peña Nieto admitió que el tema de la Casa Blanca marcó a su administración y lamentó que por ese tema se haya restado credibilidad a la Institución presidencial.

En otro video con motivo de su 6to Informe, el mandatario comentó que “el tema de la Casa Blanca es uno de los que sin duda marca esta administración, sobre todo por la forma en que escaló este asunto en distintos ámbitos y si bien se trató de un asunto estrictamente legal, también es cierto que impactó negativamente en la credibilidad del gobierno”.

Por otro lado, Peña Nieto admitió que la manera en la que se manejó en su momento la explicación del asunto, no fue el correcto, debido a que no debió permitir que su esposa Angélica Rivera “La Gaviota” diera esa explicación.

“Era yo el que tenía la responsabilidad, el cuestionamiento era sobre el presidente, sobre lo cual, además, ofrecí una disculpa pública no tanto porque se hubieres actuado equivocadamente sino por cuanto afectó la credibilidad de la institución presidencial, por cuando afectó a la credibilidad del gobierno”, dice el mandatario en el video con duración de dos minutos.

Agregó, que su gobierno ha sido respetuoso de las instituciones del Estado mexicano, de igual manera de la forma de pensar de cada mexicano, y que se ha gobernador “en pluralidad y esto significa respetando las distintas expresiones políticas”.

“Hemos sido un gobierno especialmente respetuoso de la libertad de prensa, de la libertad de expresión, hubo quien nos habrá señalado, criticado y esa crítica muchas veces ha enriquecido el quehacer del gobierno”, aseguró EPN.

Por último, dijo que a pesar de la “Casa Blanca”, no se podía dejar de reconocer que su gobierno ha sido democrático, plural y respetuoso de la libertad de expresión.

(Con información de MVS Noticias)

Prioridades legislativas

Comparte este artículo:

Enrique Peña Nieto está dejando un legado que obliga a colocar el combate a la corrupción como tema principal de cualquier agenda legislativa, en nombre de la decencia nacional. El combate a la corrupción significa cero impunidad; nada de comprensión hacía los desalmados que se llenaron los bolsillos a costas de los causantes y del tesoro público, con la bendición de un presidente que cerró los ojos sobre todo, con tal de que otros no los abrieran sobre sus crímenes. 

Nada de tolerancia hacía quienes construyeron mansiones insultantes y sacaron cientos de millones de dólares fraudulentos del país. Estamos cerrando un ciclo de los peores seis años del México post revolucionario, que dejarán huellas profundas y una escuela de amoralidad sin precedente. 

Pero muy cerca del tema de la corrupción, debe venir el tema electoral. Las leyes electorales actuales, tanto a nivel federal como a nivel estatal, dejan las preferencias de los electores en un segundo plano, para atribuir a una supuesta justicia electoral un rol exageradamente importante para definir la conformación de las Cámaras. Falta menos de una semana para que los integrantes de las Cámaras tomen posesión y todavía los tribunales hacen y deshacen a su antojo y de acuerdo a quienes les dan recomendaciones, para quitar uno acá, agregar otro ahí y cobrar tantas afrentas cómo sembrar venganzas futuras; venganzas que se pagarán a precio de sangre y afrentas que justificarán una vida legislativa que los ciudadanos nunca entenderán. 

Necesitamos mejores presidentes que Enrique Peña Nieto para consolidar una democracia que no alcanza a imponerse, ni con calzador marca INE, calzador costosísimo y que ni siquiera permite distinguir la izquierda de la derecha, pero que sí sabe distinguir una camiseta con marca comercial de una camiseta con logotipo de algún partido político. Habrá muchas cosas que legislar, desde la reforestación hasta la integración de patronatos de museos  inútiles y costosos, pero mientras no seamos capaces de diseñar un modelo electoral simple y transparente, la corrupción y sus consecuencias seguirán asolando el país. 

Mientras prevalezca la impunidad y los compadrazgos políticos de dudoso sustento y de cuestionable contribución al bien común. 

El enfoque de derechos humanos en la política anticorrupción de Nuevo León

Comparte este artículo:

El Sistema Anticorrupción delineado en la Constitución Política es estructuralmente complejo: Un entramado de órganos que deben estar coordinados entre sí para prevenir, combatir y castigar la corrupción en México. De los tres modelos de instituciones anticorrupción posibles, es decir, a) el de múltiples objetivos pero con facultades para hacer cumplir la ley, b) el exclusivamente con facultades de cumplimiento de la ley y c) el que cuenta con facultades de políticas preventivas y de coordinación, en nuestro país creamos un cuarto modelo: el modelo de la muñeca rusa.

En efecto, el Sistema Anticorrupción contempla la difícil coordinación de órganos y poderes encargados de la investigación y sanción penal y administrativa, de la fiscalización y auditoría, del acceso a la información, y de la creación, implementación y evaluación de políticas públicas de prevención. En Nuevo León contamos ya con algunas de las nuevas piezas de la matruska anticorrupción: la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Magistratura de la Sala Especializada en Responsabilidades Administrativas Graves del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado.

En breve, tendremos en operación un muy importante órgano del Sistema: el Comité de Participación Ciudadana (CPC Nuevo León). La designación de las personas que integren el CPC Nuevo León completará la creación del Comité Coordinador del Sistema. Sin embargo, aún faltará un órgano más, me refiero a la Secretaría Ejecutiva del Sistema.

Como puede apreciarse de este breve recuento, por ahora hemos estado centrados en completar la fase estructural del sistema (integración de órganos y nombramiento de servidores públicos), sin embargo, no hemos debatido respecto a algo de vital importancia para la definición de las políticas públicas anticorrupción: Las implicaciones negativas que tiene la corrupción en el disfrute de los derechos humanos.

Este enfoque toma especial importancia en Nuevo León dado que, como mencioné anteriormente, estamos a pocos días de que se integre uno de los órganos más importantes del sistema, el CPC de Nuevo León. Desde mi perspectiva, las personas que integren este órgano, no sólo deberán abordar la política anticorrupción en nuestra entidad desde una perspectiva punitiva, sino, sobre todo, desde una de índole preventiva. Para esto deben incorporar en el núcleo de su actuación el enfoque de derechos humanos.

¿Por qué debe el CPC de Nuevo León adoptar como una de sus dimensiones de análisis este enfoque?

Primero, porque existe suficiente material doctrinal que sustenta las consecuencias negativas de la corrupción en el disfrute los derechos humanos. En efecto, la corrupción tiene las siguientes consecuencias: a) consecuencias negativas individuales, como cuando se da acceso discriminatorio a un servicio público; b) consecuencias negativas colectivas, por ejemplo, cuando se excluye a personas pobres del acceso a bienes y servicios prestados por la administración pública; y c) consecuencias negativas generales, porque la corrupción reduce los recursos disponibles para la progresiva realización de los derechos económicos, sociales y culturales.

En la primera dimensión, consecuencias negativas individuales, es de resaltarse que “en 2010, se identificaron 200 millones de actos de corrupción en el uso de servicios públicos provistos por autoridades federales, estatales, municipales, así como concesiones y servicios administrados por particulares.” Un ejemplo de la segunda dimensión, consecuencias negativas colectivas, y con una afectación al derecho a la salud de personas en situación de vulnerabilidad, es el trágico caso de niños en Veracruz a quienes se les administraba agua destilada en lugar de recibir sus quimioterapias para el cáncer que padecían. La tercera dimensión, consecuencias negativas generales, puede fácilmente apreciarse racionalizando todo lo que podría haberse hecho para el desarrollo del país de no haberse capturado fondos públicos para beneficio privado.

Segundo, porque México es signatario de la Convención Interamericana contra la Corrupción y de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Y, por ende, está obligado a adoptar medidas para prevenir, sancionar y erradicar eficaz y eficientemente la corrupción. 

Desde esta perspectiva, las consecuencias negativas de la corrupción en el disfrute de los derechos humanos y el deber de los Estados antes señalado, ha sido reconocido recientemente por la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.  En este caso, la Corte Interamericana concluyó que la debilidad institucional de los órganos de control y una norma flexible e inadecuada facilitó la formación de redes y estructuras de delincuencia y corrupción que propiciaron ilegales adopciones internacionales de niñas y niños guatemaltecos, con lo cual se violaron los derechos a la vida familiar y a la protección de la familia, derechos del niño, garantías judiciales y protección judicial de las víctimas en ese caso. Esto reafirma las consecuencias negativas que tiene la corrupción sobre el disfrute de los derechos humanos.

Sin duda, las políticas anticorrupción y la protección de los derechos humanos deben ir de la mano, tal como ha sostenido el panel de expertos que convocó el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para discutir este tema.

Sostengo que la política anticorrupción en Nuevo León debe incorporar este enfoque porque, como ha declarado el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en 2013: La corrupción mata; la corrupción impide el desarrollo; la corrupción golpea primero y con más fuerza a los pobres; la corrupción fomenta la impunidad y debilita el estado de derecho.

El enfoque de derechos humanos en la política anticorrupción, por ende, debe contemplar al menos los siguientes aspectos: i) la relación entre corrupción y discriminación; ii) la vinculación entre corrupción y pobreza; iii) la inclusión de grupos vulnerables en el monitoreo de servicios y bienes que más les afectan; iv) una metodología de análisis de adquisiciones públicas centrada en los resultados y el contenido, más que en el procedimiento; v) la coordinación con las autoridades competentes para establecer la relación entre corrupción política y vulneración de derechos humanos; vi) el análisis de cómo es que la corrupción afecta tanto la calidad de los servicios como la forma en que se distribuyen, especialmente con las categorías de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, y adaptabilidad; vi) la incorporación de la perspectiva de género. Para todo lo cual, se debe identificar el marco de las obligaciones internacionales del Estado Mexicano.

En suma, para el diseño de políticas públicas de prevención en el Sistema Anticorrupción de nuestro país y de nuestro estado es imprescindible un enfoque de derechos humanos. Los órganos del Sistema Anticorrupción en Nuevo León, en ese sentido, deben dar ejemplo al colocar en el centro de las políticas anticorrupción a las personas y el disfrute de sus derechos humanos. Solo esperemos que la complejidad de operación de la muñeca rusa no sea un obstáculo para incorporar este enfoque en la prevención, combate y sanción de la corrupción en nuestro estado.

Ahora “el Bronco” propone azotes para delincuentes y secuestradores

Comparte este artículo:

El candidato independiente a la Presidencia de México, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, dijo durante una reunión con consejeros de BBVA Bancomer, que esta considerando no solo mocharle la mano a corruptos, sino también incorporar el castigo de “azotes” para los delincuentes y secuestradores.

“Hoy puse el video (de Singapur) para hacer la comparación de que los azotes son necesarios para los delincuentes, por ejemplo, el que se roba a un niño, ¿qué le haremos? Si un niño lo secuestran, se lo roban o lo desaparecen ¿qué le debemos hacer a ese delincuente? ¿Hay que perdonarlo, meterlo y sujetarlo a la ley tradicional?”, expuso el gobernador con licencia de Nuevo León.

Por otro lado, aclaró que lo que el busca es gobernar con firmeza u no ser un gobernante radical.

“No pretendo ser un gobernante radical, lo que pretendo es decirla a la gente: miren cómo esta este país, y qué es lo que hicieron, si tenemos que hacer algunas sanciones de esas las consultaremos con la sociedad, porque la sociedad nos tiene que decir que tipo de sanciones tenemos que poner”, comentó el aspirante presidencial.

Por último, insistió en su propuesta de que a cualquier funcionario que seas sospechoso de haber cometido un acto de corrupción se le pueda detener sin que se necesite una orden de aprehensión.