La propaganda gubernamental también es cultura; dice Bronco.

Monterrey (2 de julio de 2017).- Jaime Rodriguez Calderón, El Bronco, ante conferencia de prensa, sostuvo que los cambios decididos para Radio Nuevo León son porque se necesita un espacio para la propaganda gubernamental.

Justificando que la creación de la radio, con el nombre ahora de Radio Libertad, y el cambio de la estación cultural Opus 102 a la frecuencia AM, aseguró que la sociedad necesita conocer lo que realmente hace el gobierno del estado, con información adquirida propiamente del estado.

“Decidí empezar a hacer los cambios que se requieren porque se requiere que la sociedad se entere a través de la institución del Gobierno”, comentó el Bronco.

“Los medios de comunicación son demasiado caros (cuando se compra publicidad) y yo decidí ya no pagarles más que lo necesario, cuando vaya a hacer alguna campaña que implique que tengamos que hacerlo”, agregó.

Jaime comentó que dicha propaganda que sea emitida por la estación de Radio no tendrá carácter político, y añadió que ofrecería a los Alcaldes de todos los municipios les otorgaría espacios en este espacio.

“Hoy tuve una reunión con los Alcaldes para ofrecerles espacios, para que también aprovechen las estaciones de radio del Gobierno, que aprovechen Radio Gobierno para que comuniquen a la sociedad las cosas, no solamente en la diatriba o la critica, no tendremos ningún programa político, todo será cultural”, mencionó.

También comento acerca de las criticas que ha hecho algunos locutores de Opus 102, acerca de estos cambios que se están haciendo en la estación de radio y dejo ver que no se detendrán en cuanto a decisiones.

“Los locutores tienen que hacer lo que el Gobierno diga”, dijo, “Son empleados del Gobierno”, “Cuando veamos el tema de sus prestaciones se quejan”.

 

 

 

 

 

 

Nuevo León y su permanente crisis política

El estado de Nuevo León en el año 2015 vivió un proceso electoral que llevó  a la alternancia en el poder bajo el liderazgo de un candidato que al abandonar las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se presentó ante el electorado como independiente. Los problemas en las finanzas públicas del estado, la percepción y evidencias de corrupción, la inseguridad pública, y otros problemas financieros en los municipios también en materia de déficit público, endeudamiento e inseguridad, son algunos de los contextos en que se generó la contienda electoral.

De ese 7 de junio de 2015 a la fecha las cosas comenzaron a perfilarse en un clima de alta expectativa ciudadana sobre lo que debería hacerse para recuperar económicamente las finanzas públicas, la seguridad y en evidencia un orden institucional que diera certeza al desarrollo futuro de una de las entidades más importantes de la República Mexicana. Por su importancia, Nuevo León requiere gobiernos con la capacidad de ser actores estratégicos para el desarrollo social y humano así como económico, cultural y jurídico, pues es evidente que la fortaleza de las instituciones está asociada directamente con el desarrollo de una sociedad.

Sin embargo, durante 2016 y lo que va de 2017, se han registrado en la entidad una serie de problemas, desencuentros, crisis institucionales, y debates que afectan de forma negativa la posibilidad de lograr acuerdos, de caminar juntos a favor del desarrollo social y humano, y de enfrentar los riesgos y amenazas que se tienen en materia de seguridad pública.  Lo que he venido señalando una y otra vez en los más diversos foros es que Nuevo León precisa consensos, acuerdos, pactos y compromisos comunes para trabajar, para restablecer el orden público, y para brindar certezas y confianza a la economía y con ello a las inversiones que se necesitan para generar más y mejores empleos.

Uno desencuentro reciente que motivó la participación jurídica de actores institucionales, es una reforma electoral donde el Congreso del estado aprobó, sin iniciativa de reforma, la creación de diputaciones plurinominales por lista,  en lugar de que lleguen los candidatos que obtuvieron menos votos que los ganadores. Esta ley se envió para su publicación al Poder Ejecutivo, que en voz del gobernador señaló que la estudiarían y que difícilmente podría publicarse en los tiempos legales para que estuviese vigente y aplicarla en el año 2018, con base en estas declaraciones del Tribunal Electoral de Nuevo León a iniciativa del Congreso del estado, exigió al Gobernador publicar de forma inmediata la Ley; el Gobernador acudió al Tribunal Superior de Justicia (TSJ), instancia que suspendió la resolución del Tribunal Estatal Electoral que ordenó la publicación de la ley.

Así las cosas, el Gobernador aparece confrontado con el Congreso del estado y con dos partidos políticos de influencia nacional: PRI y PAN; por su parte el Tribunal Estatal Electoral se confronta directamente con el Titular del Poder Ejecutivo; líderes políticos y del Congreso del Estado acusan contubernio entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial, y la lista sigue. La pregunta es si Nuevo León puede  avanzar a la mitad de una crisis política e institucional permanente.

Sin bien se han presentado planes y programas de trabajo con una evidente vocación prospectiva, como son el Plan Estratégico para Nuevo León 2015-2030 y del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021,  el problema está en cómo se van a lograr cuando se registran sucesivas diferencias entre los poderes públicos, cuando se asume como gobierno que es el uno contra todos.

Un gobierno no debería salir en la mañana de un día, y de otro también, a decir que tiene razón, sino a lograr que las cosas se logren con la suma del mayor número de actores posible, a tener objetivos claros que puedan compartirse y estrategias comunes para enfrentar los problemas y rezagos. Pareciera que se olvida que la delincuencia también vive en N.L y que se da cuenta de la división.

Finalmente la clase política en general, diputados locales, alcaldes, Organismos Intermedios y ONGs tampoco han estado a la altura de las circunstancias pues en lugar de contribuir de forma propositiva han caído en el juego de la denostación y el desprestigio, un camino que sólo hace daño. Por extraño que parezca, la única voz que ha venido pugnando por encontrar caminos de gobernabilidad y civilidad política ha sido la mía. Tal vez por ser ciudadano o tal vez porque la izquierda progresista empieza a mostrar su real aporte.

Lo mismo de siempre, con los de siempre

El día de ayer se pasó a votación en las comisiones de legislación y puntos constitucionales, un dictamen de la Ley Electoral, donde se pretende en algunos puntos dejar muy mal parados a los ciudadanos.

Duele ver como ciertos actores políticos de una manera ventajosa quieren seguir al frente del Estado, municipio o cual sea su interés propio, no es posible que quieran traicionar a la ciudadanía que en los comicios del 2015 les dio un voto de fe.

Yo no hablo de colores, o estoy culpando en especial a algún partido, porque sé que todas las ideologías y movimientos sociales nacieron de una noble causa.

Lo que no es permisivo, es que nos sigan pegando en donde nos duele a los ciudadanos, dejando siempre un piso disparejo para la participación activa ciudadana; temas importantes que se trataron en el dictamen mencionado solo por nombrar algunos son:

Seguir permitiendo la entrada a las casillas electorales con celulares, esto incentiva el voto clientelar debido a que en lo oscurito se puede seguir tomando la famosa fotografía a las boletas y “entregar” ese voto al encargado de dar el moche, de $500 a $600 pesos por voto.

Otro tema por demás importante es que los actuales Alcaldes no deben dejar su puesto si quiere hacer campaña para su relección, esto es peligrosísimo ya que se puede hacer un vicio monetario y utilizar los recursos públicos en su campaña, o en su defecto, puede tomar 4 meses de licencia si así lo desean, esto para ver lo que les conviene o no, es decir les dejan todo en bandeja de plata.

Sigue el financiamiento desmedido a partidos políticos, es decir sigue nuestros impuestos cubriendo necesidades de campañas políticas en lugar de hacer una correcta distribución de estos o invertir en movilidad por nombrar un caso en específico.

Cabe recalcar que esta fue la primera vuelta, estos puntos no están plasmados en ninguna ley ni tampoco publicado en ningún medio oficial, la bola esta de lado de los diputados y es su misión ver por la ciudadanía, esperemos que está vez no nos fallen.

Sé que este tipo de decisiones se ven ventajosas, de muy mal gusto y aterradoras si así gustan nombrarlo, pero lo que más da tristeza, es que seguimos sin hacer nada, seguimos sin informarnos, seguimos aceptando sin saber cualquier condición que nuestros gobernantes dicten, tal pareciera que estamos destinados a seguir en línea recta hacia un acantilado bastante hondo y no poder revirar.

Es nuestro tiempo, debemos de tomar lo que nos toca y hacer conciencia de boca en boca, informando al vecino, al amigo o a nuestros hijos, según sea el caso, nos urge participar activamente con nuestra sociedad, no más moches, seguir tratando de ser lo más apegados a la cultura de la legalidad posible, sé que cuesta y mucho, pero es la única manera en que podremos tener una educación social positiva para que el día de mañana transformemos Nuevo León, es un duro camino por recorrer, pero si no empezamos dando el primer paso, jamás llegaremos a la meta.

Trascendamos, que esto sea nuestro único deber.

De empresario a empresario

Imaginen el día en el que el empresariado de nuestro estado despierte con la incógnita: ¿en qué puedo participar hoy para mejorar Nuevo León?

¿Será posible el sólo hacernos esta pregunta? … ¿o a nosotros no nos toca?

¿Será hoy el momento en que podamos dedicar un poco de nuestro tiempo por el bien común? O seguiremos escuchando el “a mí no me toca”.

¿Será el tiempo de hacer una auto evaluación de mi compromiso con la comunidad? ¿O a mí, no me toca?

¿Será momento de asistir a una reunión de una causa de la sociedad civil organizada, buscando entender y participar mejor la nueva dinámica que se está viviendo en Nuevo León? … ¿o a mí no me toca?

¿Será oportuno que le pregunte a mi alcalde, diputado o cualquier funcionario público si hay algo en que pueda participar para mejorar mi colonia, mi municipio e incluso mi Estado? … ¿o a mí no me toca?

Una comunidad sale adelante con la participación de todos, no solo con opiniones.

La ciudad requiere tu participación en acciones concretas y que, desde tu trinchera, te aventures a tomar una parte de la responsabilidad para la co-creación de soluciones de vanguardia a los grandes retos que enfrentamos.

Sólo así, juntos, podremos llevar a mejor rumbo nuestro estado, con distintas visiones, distintas perspectivas y distintas capacidades.

Busquemos lograr lo que juntos los expertos y ciudadanos deliberaron al participar voluntariamente por miles de horas en un Plan Estratégico para Nuevo León, mismo que servirá de ruta para las acciones de sociedad y gobierno durante los siguientes 15 años.

Nunca será suficiente el trabajo de un equipo de servidores públicos, quienes reciben juicio, escrutinio y crítica pública diariamente. Muchas veces como víctimas de la desinformación, en otras ocasiones por malas intenciones de intereses particulares.

Me queda claro que, no son perfectos, pero… ¿estás dispuesto a ayudarlos o prefieres sumarte a quienes los señalan y atribuir a su labor los males de la entidad?

¿Estás dispuesto a participar o incluso a tomar su lugar? O seguirás optando por la comodidad y el privilegio de ser solo un empresario exitoso y reconocido.

Date lo oportunidad de ser un ciudadano de tiempo completo… ¿O A TI, NO TE TOCA?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Incongruencia en el Congreso”

Esta semana será esencial en el Congreso del Estado. Esta semana se define el futuro del Paquete Fiscal 2017, que envió ya hace varias semanas el Gobierno del Estado.

El día de ayer los diputados locales ya le pusieron un ultimátum al Gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, “el Bronco”, pues según los legisladores si el gober no se junta con ellos antes del miércoles de esta semana, van a desechar por completo la propuesta de “el Bronco” de dejar la tenencia tal y como está.

La cuestión aquí es que los legisladores están cayendo en una incongruencia. Mientras que quieren amarrar el cinturón del gobierno a más no poder y que este ya no pueda obtener más recursos (no olvidemos que ya querían hasta echar el 10% de impuestos a casineros), ellos si se están aumentando su bono Navideño y claro el bono de gestoría.




Tal y como lo lee, estimado lector, nosotros probablemente tengamos que lidiar con el aumento de prediales que ellos van a aumentar, pero ellos si se andan sirviendo con la cuchara grande. Van a recibir un bono Navideño de $187 mil pesos, y además un bono de gestoría que elevaron 42% y dando un total de $50 mil pesos por diputado. Es decir, en general los diputados entre bono navideño y gestoría se están llevando más de medio millón de pesos.




Por otro lado, mientras que están a la duro y dale con que no le van a dejar la tenencia a los ciudadanos, ellos están viendo la manera en como si quitarte ese dinero, pues es muy probable que a pesar de las presiones ciudadanas los diputados (no todos), vayan a dejarle caer un aumento de predial a los ciudadanos, con lo que ellos compensarían lo que se va a perder en la tenencia, pero también beneficiarían directamente a sus amigos los alcaldes del Área Metropolitana de Monterrey.

Como les sugería hace unas semanas, debemos de estar pendientes del Congreso Local en los próximos días, la grilla estará a todo lo queda, pero lo importante es fijarnos bien en que aprueban, no dudemos algún tipo de madruguete.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Transparencia al caño”

Justamente en el momento que nuestro país está necesitado de transparencia y funcionarios que estén comprometidos con ella, salen nuestros queridos diputados federales a hacer todo lo contrario.

Ayer un periódico de prestigio dio a conocer que 14 de los 21 diputados federales de Nuevo León, no quisieron dar a conocer a quien o quienes, destinaron los “fondos de moches”.

Así es, dos tercios de nuestros flamantes diputados federales no quieren que la ciudadanía sepa a quien le dieron esos fondos que son, millones de pesos. Cada año los curulecos reciben hasta 66.1 millones de pesos del Presupuesto federal para que los asignen al estado o a los municipios.

Hace tiempo a este dinero se le llamaba “fondos de los moches”, después de que alcaldes y gobernadores se quejaran que los diputados, les pedían moches a cambio de los fondos. Ahora estos milloncitos tienen nombres bien fancy, se llaman Fondo de Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal, Ampliaciones de Proyectos de Desarrollo Regional y Ampliaciones de Cultura.

 




Pero para no hacerles el cuento largo, fueron en su mayoría los diputados federales del PRI y su coordinador Álvaro Ibarra (sí, el que tiene una mansión en Olinala en San Pedro), quienes no quisieron revelar los montos y a quiénes le asignaron los milloncitos.

De hecho, entre los que quisieron mantener la “discreción” está otro discípulo de Rodrigo “Golden Boy” Medina, Federico “El Bailador” Vagas (con el sí bailo la transparencia).

 




No entiendo cuál es el fin de mantener los recursos que recibieron en secreto, ¿qué tienen que ocultarle a la ciudadanía? ¿Acaso los están asignando en campañas políticas para el 2018? Todos es una incógnita cuando se habla de estos diputados federales, pero pues por qué no decimos la verdad y es que probablemente los asignaron a sus compadres, con el fin de que este les dé un buen moche de los milloncitos que le están dando.

Es increíble que el país pide a gritos transparencia a sus funcionarios, pero diputados como estos tengan el descaro de ocultarle información muy valiosa a los ciudadanos, que al final de día son los dueños de la lana que ellos están repartiendo y también (y sin sonar muy Gilberto Lozano) son sus patrones.

¡Ahí Se Leen!

P.D. Así como critico, aplaudo a los diputados que si transparentaron a donde fue la lana: Waldo Fernández, Brenda Velásquez, Carlos de la Fuente, Baltazar Martínez, Tanía Arguijo, Ricardo Canavati y Mirna Saldívar. Bravo por ellos, ejemplos de funcionarios transparentes.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Alcaldes contra economía familiar”

Es otra vez esa parte del año, en donde todo comienza a aumentar y se viene la cuesta de enero. Como lo había venido adelantando desde hace varias semanas, con los recortes del gobierno federal en el Presupuesto en cara al 2017, los únicos que van a sufrir van a ser los ciudadanos y no, como se cree erróneamente, las dependencias de gobierno.

Esto se reafirma con los anuncios de un aumento en el predial, la semana pasada, por parte de Mauricio Fernández y Adrián de la Garza, alcaldes de San Pedro Garza García y Monterrey respectivamente.

Y es que el año pasado, si mal no me equivoco, estábamos hablando de este mismo tema, en esta misma columna. Los alcaldes de todo Monterrey y su área metropolitana, propusieron aumentar los prediales, pues según ellos era más que necesario y más que un aumento, era una actualización de los prediales que tenían años de no subirse. En esa entonces la mayoría de los alcaldes prometieron ya no subirlos durante sus gestiones, pues la “actualización” ya había quedado.




Por lo tanto nos estamos llevando una sorpresa, una sorpresa poco grata para nosotros los ciudadanos. Las cosas para el 2017 no pintan de lo mejor para la economía mexicana y claro los municipios lo van a sentir, pero creo yo que no deben de desquitarse con los ciudadanos si es que no pueden lograr concretar obras públicas que prometieron.

Definitivamente los municipios tienen que ponerse creativos, no solo ver cómo van a seguir sacando recursos a expensas de los ciudadanos, que es básicamente lo que esta sucediendo en este momento.




Tienen que buscar alternativas para poder financiar deuda e incluso incurrir a las Asociaciones Público Privadas (APPs) para concretar proyectos sociales y de obra pública. Algo es cierto a esta camada de alcaldes se les cierra el cerebro y lo único que piensan es como sacarle más dinero al pueblo (cobrar luminaria pública).

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Alcaldes contra la Ciudadanía”

Ya ni la amuelan los alcaldes de Monterrey y su Área Metropolitana, o mejor conocidos como la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA) pues si como si fuera poco como nos friegan con el aumento en las multas de tránsito y además el año pasado con un aumento del predial porqué disque lo “homologaron”, ahora salieron con la trastada que quieren que los ciudadanos paguen por el alumbrado público, sí, así como lo escucho por el ¡ALUMBRADO PÚBLICO!

…pues si como si fuera poco como nos friegan con el aumento en las multas de tránsito y además el año pasado con un aumento del predial porqué disque lo “homologaron”, ahora salieron con la trastada que quieren que los ciudadanos paguen por el alumbrado público, sí, así como lo escucho por el ¡ALUMBRADO PÚBLICO!

Es el colmo con este grupo de alcaldes que además de grises e irrelevantes, a excepción de Mauricio Fernández que le encanta dar de que hablar, estén imponiendo medidas recaudatorias, por cada estupidez que se les viene a la mente como lo del alumbrado público que lleva la palabra “público” y que hasta el día de hoy es una obligación de los municipios proveer de estos servicios a sus ciudadanos.

Lo peor de todo es que no queda en el alumbrado, sino también piensan incluir SEMÁFOROS al cobro, pues ven que todo esto es un derecho y no una obligación de ellos en proveer los servicios, bueno pues entonces quiten todos los semáforos y pongan a un pelado tránsito a dirigir el tráfico, porqué están locos y tiene circuitos atrofiados en el cerebro si creen que los ciudadanos vamos a pagar por algo que es obligación exclusiva de USTEDES.

Lo peor de todo es que no queda en el alumbrado, sino también piensan incluir SEMÁFOROS al cobro, pues ven que todo esto es un derecho y no una obligación de ellos en proveer los servicios, bueno pues entonces quiten todos los semáforos y pongan a un pelado tránsito a dirigir el tráfico…

La verdad es que ya no se que pensar de esta bola de pelados, y lo peor de todo es que su propuesta chafa la enviaron al Congreso del Estado, pues es el que tiene la última palabra en todo esto, imagínense como están los diputados del PRI ahorita saboreándose la forma en la que van a fregar a la ciudadanía, porqué sí estimado lector, somos los que menos les importamos.

Oigan alcaldes, ¿no quieren que de paso vaya a sus casas y les dé una lana? ¿Les haga el aseo y le dé de comer a su familia?
¡Ridiculos!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El despertar de México

El pasado domingo 5 de junio se llevó a cabo en nuestro país, México, una jornada electoral histórica, en la cual se eligieron, mil 819 cargos de elección popular, entre Gubernaturas, Alcaldes, Diputados locales y Asambleístas del Constituyente de la Ciudad de México. Destacan las gubernaturas de los 12 estados, en donde hubo algunas “sorpresas” para el partido oficial, el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Por lo anterior tenemos que realizar un breve análisis de lo que fue la participación ciudadana en la jornada electoral. La participación ciudadana o la posibilidad de participación ciudadana es la esencia de la democracia, que actualmente se ve exigida por una ciudadanía más consciente de sus derechos y obligaciones, plural y que busca presencia y participación activa en la formulación de soluciones para las problemáticas sociales. El político de hoy en día debe de modificar la estrategia de hacer política. Ya no se deben de convertir en personajes que salen a la calle para pedir el voto cuando son candidatos y posterior a la elección se transforman en personas inalcanzables para la sociedad y gobernantes solo para sus círculos cercanos o para beneficiar sus intereses partidistas.

El político de hoy en día debe de modificar la estrategia de hacer política. Ya no se deben de convertir en personajes que salen a la calle para pedir el voto cuando son candidatos y posterior a la elección se transforman en personas inalcanzables para la sociedad y gobernantes solo para sus círculos cercanos o para beneficiar sus intereses partidistas.

El político que exige la sociedad debe de conocer los problemas de la sociedad cuando tiene el poder de la toma de decisiones, para que pueda elaborar políticas públicas que solucionen los problemas o prevengan ciertas problemáticas que se pueden presentar en la comunidad, el municipio o el estado y que vengan a fortalecer el desarrollo del país. Nuestros políticos tienen que entender que ya no somos una sociedad pasiva, que poco a poco, los mismos políticos nos convertido en una sociedad activa, porque nos hemos dado cuenta que no han hecho bien las cosas.

Las participación ciudadana marcó la diferencia en las votaciones del pasado 5 de junio, lo que es un mensaje para los actores políticos y sus partidos de que se tienen que reinventar, o de lo contario, tienden a la desaparición. El ciudadano, hace algunos años, castigaba al político y partidos políticos, no participando en las elecciones, y eso en vez de perjudicarlos los beneficiaba, porque ganaba con porcentajes menores en las urnas.

Las participación ciudadana marcó la diferencia en las votaciones del pasado 5 de junio, lo que es un mensaje para los actores políticos y sus partidos de que se tienen que reinventar, o de lo contario, tienden a la desaparición.

El voto es la herramienta para la sociedad de reconocer el trabajo de los gobernantes o recomponer el camino a través de la alternancia en el poder. Es muy importante recalcar que la democracia no es solamente ir a votar y elegir a nuestros gobernantes o representantes, con esa acción solo se inicia con la democracia, tenemos que participar en la toma de decisiones y exigir que nos rindan cuentas de los recursos públicos que manejan y que salen de nuestros bolsillos.

Karl Marx aseguraba que toda forma de gobierno hasta la época representaba a una clase dominante, y esa clase dominante desde mi particular punto de vista, debe de ser la sociedad civil organizada. El político debe entender que se hace política para buscar el bien común. Al parecer el país empieza a despertar y entender que los funcionarios públicos son trabajadores de quien los elige.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Chapulineo” y otras artimañas políticas para eludir el poder demoráctico

En la política mexicana bien se sabe que, existen lagunas y privilegios dentro de la ley, los cuales fungen como herramientas para aquellos servidores públicos, cuya hambre de poder se encuentra muy por encima del objetivo principal de su cargo: servir al pueblo. Entre aquellas herramientas se pueden concebir, entre las más escuchadas, al fuero político: entendido como una inmunidad la cual “salva”, por medio del voto del congreso que se erige como juez, a los funcionarios públicos de ser procesados penalmente.

Asimismo, entre tales “artimañas” cabe resaltar al chapulineo; este mismo se comprende como un artilugio a través del cual, un servidor público puede pedir permiso a su partido (y no a la ciudadanía que lo votó) para desocupar su cargo popular, con el objetivo de competir por otro igualmente, designado por el voto. Cabe destacar que, como se ha observado en diversos casos, en la ley no existe ningún impedimento para que, le sea impedido volver a aquel funcionario a su cargo anterior luego de haber perdido la contienda electoral.

…considero que, uno como funcionario público, debe tener la vergüenza y el compromiso suficiente para ocupar el cargo por el que la gente lo eligió, no la mitad de este mismo, o un cuarto o un tercio, sino TODO el tiempo que dura el cargo popular; los ciudadanos no elegimos a una persona para que este una parte del periodo de tal puesto…

Los ejemplos de esta traición hacia la voluntad del pueblo (hay que llamar a las cosas por su nombre) sobran; Ivonne Álvarez, con su conocido “dobleteo” en la materia, primero pediría licencia para dejar su cargo de Presidenta municipal con el fin de competir por la senaduría. Posteriormente, esta misma nuevamente pediría licencia del cargo nombrado previamente para contender por la gubernatura de Nuevo León, resultando en el ya conocido desenlace, donde pierde las votaciones, y como era de esperarse, vuelve al senado sin el más mínimo remordimiento.

Otro ejemplo destacable radica en la ex-alcaldesa de Monterrey: Margarita Arellanes. Como muchos recordarán, a pesar de su pésima administración como presidenta municipal, esta tuvo un mayor deseo por el poder que el del hecho de sentir vergüenza, por lo que decidió imitar los pasos de su contraparte priísta (Ivonne Álvarez), e intentó recurrir al llamado “chapulineo”, con el fin de competir por la candidatura a gobernador por el Partido Acción Nacional. El desenlace fue el esperado: Arellanes teniendo por pérdida la candidatura, con su imagen más golpeada de lo que ya se encontraba, y contemplando el fin de su carrera política.

En la política mexicana bien se sabe que, existen lagunas y privilegios dentro de la ley, los cuales fungen como herramientas para aquellos servidores públicos, cuya hambre de poder se encuentra muy por encima del objetivo principal de su cargo: servir al pueblo.

Estos ejemplos del chapulineo nos hacen reflexionar, a cada uno de nosotros, en el hecho de que como ciudadanos, no nos podemos permitir este tipo de conductas entre nuestros servidores públicos, los cuales como menciona su nombre, son nuestros servidores y no al contrario. Que si daña el derecho a ser votado el luchar por eliminar la posibilidad de chapulinear dirán algunos partidarios de esta práctica. No obstante, considero que, uno como funcionario público, debe tener la vergüenza y el compromiso suficiente para ocupar el cargo por el que la gente lo eligió, no la mitad de este mismo, o un cuarto o un tercio, sino TODO el tiempo que dura el cargo popular; los ciudadanos no elegimos a una persona para que este una parte del periodo de tal puesto, yo voté por una persona para que sea gobernador 6 años, no 5 ni 4, sino 6 años completos. Lo mismo con los alcaldes, diputados, senadores y demás cargos, por lo que si un político desea conservar o recuperar su credibilidad, y le importa un poco su gente, que no “chapulinee”, y respete la decisión de quienes lo votaron.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”