AMLO: el presidente de las mayorías

Comparte este artículo:

Si las elecciones fueran hoy, el tabasqueño llegaría al poder con un apoyo nunca antes visto en la historia de la democracia mexicana

Andrés Manuel López Obrador será el presidente de México por los próximos 6 años. Él y su equipo cercano lo saben, así como lo saben los candidatos rivales Ricardo Anaya y José Antonio Meade; los grandes empresarios del país que en los últimos días han sacado comunicados invitando a sus empleados a reflexionar su voto y evitar votar por opciones populistas. También lo sabe el presidente Peña, analistas y periodistas, válgame, hasta el ciudadano que tiene cero interés en las campañas. 

Es por ello que las campañas en los últimos días se apagaron, ahora la gente ya está pensando más en el mundial que viene, que en saber qué hicieron o dónde estuvieron los candidatos presidenciales. Solo una tragedia de proporciones bíblicas evitaría que AMLO sea electo el 1 de julio. 

La cuestión no es saber si López Obrador ganará o no la presidencia, sino con qué porcentaje de votos lo hará. Las últimas dos encuestas (El Norte y Parametría) lo ubican en una intención de voto del 52% al 54%. Para darnos una idea numérica, si del total del listado nominal (90 millones), vota un 60% (cifra que muy probablemente sea superior), estaremos hablando de que cerca de treinta millones lo elegirían presidente. 

Si queremos dimensionar lo significante que sería el resultado, ese porcentaje de votos no lo ha obtenido ninguno de los presidentes electos en los últimos 30 años. Carlos Salinas obtuvo un 50.36% (9.6 millones); Ernesto Zedillo un 48.69% (17.1 millones); Vicente Fox un 42.52% (15.9 millones); Felipe Calderón un 35.89% (15 millones) y Enrique Peña Nieto un 38.15% (18.7 millones). El último presidente electo con un porcentaje mayor a la intención que tiene el tabasqueño, fue Miguel de la Madrid en 1982 con el 84.4% del respaldo, en unas campañas electorales que servían como trámite para que el candidato del PRI accediera al poder. 

Casas encuestadoras como Consulta Mitofsky, estiman que Morena y sus aliados tengan con certeza una mayoría simple e incluso si las campañas siguen con este rumbo, lograrán una mayoría absoluta, algo que ningún presidente ha podido conseguir desde Ernesto Zedillo en el periodo 1994-1997. 

Por eso considero que AMLO será el presidente de las mayorías. Para el primero de julio habrá ganado con una mayoría superior al 50% de los votos, junto a una mayoría simple o una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y Senadores. Ostentará el mayor bono democrático, incluso superior al de Vicente Fox y el cambio en el 2000. Esto porque lo que se estará votando ahorita no es meramente para cambiar de partido en el gobierno, para sacar al PRI de los pinos. No, lo que se votará este primero de julio va a ser un cambio en el régimen político mexicano. 

Para bien o para mal, Andrés Manuel López Obrador llegará a Palacio Nacional con la consigna y la gran responsabilidad de responderle y darle resultados a un pueblo que ya está cansado de la inseguridad, del no crecimiento económico, de la desigualdad y la pobreza, y sobre todo de la corrupción que tanto cuesta y que tanto detiene. 

Sí, AMLO tendrá un bono político muy amplio pero a la vez muy riesgoso, porque si los resultados no llegan y pronto, es probable que su presidencia no pase el corte de caja de la primera consulta para la revocación de su mandato.  

Presenta Ricardo Anaya ejes de su Gobierno

Comparte este artículo:

Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición Por México al Frente, aseguró que, en caso de ganar las elecciones del 1 de julio, su Gobierno será honesto, eficaz y austero.

Al participar en el encuentro #RecuperaTuFuturo, convocado por la organización Kybernus, el aspirante propuso acabar con la corrupción, la pobreza extrema y la impunidad, además de impulsar el crecimiento económico.

El panista también planteó la recuperación de la paz en el País, con un cambio en la estrategia de seguridad, además de recuperar el lugar que México debe tener ante la comunidad internacional.

En su participación, Anaya criticó abiertamente a su contrincante de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a quien acusó de plantear ideas que miran hacia el pasado, como la construcción de nuevas refinerías.

También descalificó el planteamiento del tabasqueño en materia de combate a la corrupción, tras afirmar que que no basta la voluntad política para hacer frente a un fenómeno que no se puede frenar “por ósmosis”.

Anaya se declaró como un político liberal, inspirado por personajes como el panista Luis H. Álvarez y el ex Ministro de Reino Unido, Winston Churchill.

El ex Presidente de la Cámara de Diputados se pronunció a favor de las propuestas realizadas por Kybernus, como los estímulos fiscales para las organizaciones de la sociedad civil y la entrega de un “bono educativo” como programa piloto para mejorar la cobertura del sector.

En la sesión de preguntas reconoció que es necesario un cambio en el modelo de comunicación política, el cual, dijo, se tardó en entender.

El candidato propuso combatir la spotización y promover los debates, ya que los ratings han demostrado que existe interés de los ciudadanos.

Al igual que López Obrador, Anaya elogió la labor de Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas e impulsor de la organización Kybernus.

El aspirante a Los Pinos se refirió al empresario como un hombre “brutalmente inteligente”.
En su intervención incluso elogió la promoción de orquestas infantiles en todo el País, realizada por la Fundación Azteca, presidida por quien podría ser el futuro Secretario de Educación de López Obrador, Esteban Moctezuma.

 

#IntimidadesPúblicas: 2019: AMLO Presidente

Comparte este artículo:

A poco más de un año desde que se celebraron las elecciones del año pasado en las que Andrés Manuel López Obrador ganó con el 48% de los votos, casi la mitad de los mexicanos pensaron que era la mejor opción. Depués de todo, las encuestas no estaban tan mal.

Sin embargo, la elección presidencial dejó estragos, uno de ellos es el plano legislativo. Las Cámara de Diputados está dividida a tercios: la alianza MORENA-PT-PES representa el 34%; la alianza PRI-PVEM-PANAL el 32% y el frente PAN-PRD-MC el 31%; el resto INDEPENDIENTES. Nadie tiene mayoría absoluta por si mismo y para lograr la mayoría calificada se requiere la participación forzoza de las 3 facciones mayoritarias.

En el Senado la polarización es menor: el frente encabezado por el PAN representa el 41%; el del PRI el 30%; y el de MORENA 28%.

Ante la falta de mayoría legislativa, la justificación oficialista hasta ahora ha sido que “la oposición quiere mermar el ejercicio de gobierno”, “no dejan resplandecer a México”. Pero la realidad es otra.

Desde que el Tribunal Electoral declaró como ganador a AMLO y asumió la Presidencia el 1 de diciembre, sus declaraciones han creado un ambiente de incertidumbre económica que han generado inestabilidad en el sistema.

El peso se ha depreciado frente al dólar llegando hasta 25.34 pesos por dólar; el precio del barril del petróleo ha llegado a los 12 dólares derivado de la marcha atrás de la reforma energética; y el mensaje de acercamientos diplomáticos con naciones históricamente lejanas por sus políticas conservadoras ha generado la cancelación de tratados que darían mayor apertura a la inversión extranjera.

La inflación ha sido inconsistente, subiendo y bajando durante los meses pero manteniendo un promedio estable. La crisis de inseguridad no se ha resuelto, volver a crear la Secretaría de Seguridad Pública Federal no ha permeado en el combate a la inseguridad, y la supuesta “amnistía” no ha dado frutos porque el gobierno no ha sido capaz

La opinión pública respecto a AMLO ha bajado de un 61% de aprobación al inicio de su gobierno al 45% en el último mes. La gente no está conforme y sus admiradores a diferencia de sus detractores empiezan a perder la confianza en su ejercicio de gobierno.

A pesar de ello, parece que como sociedad no nos queda claro que el cambio verdadero está en el que tenemos que hacer como sociedad y no centrar nuestras esperanzas únicamente en el gobierno. Desde nuestros ámbitos habrá que cambiar individualmente las cosas.

Tal vez así, las supuestas deidades desaparezcan y no tengamos que esperar 6 años para que todo resulte ser igual.

*El anterior es un sólo escenario de imaginación respecto a un escenario que fantasiosamente puede ser verdad.

PRI: la supervivencia

Comparte este artículo:

Cuando despertó, el dinosaurio seguía ahí, pero moribundo.

La renuncia de Enrique Ochoa y la asunción de René Juárez en la Presidencia Nacional del PRI, no se debe interpretar como un relanzamiento de la campaña de Meade para ganar la presidencia de la república. Más bien, responde a la necesidad del Revolucionario Institucional de sobrevivir al huracán del primero de julio.

No, el PRI no va a desaparecer por más que haya una mayoría que lo festejaría. Al menos no desaparecerá por ahora, pero tiene frente a sí el peor escenario en su historia. Una caída más fuerte que la derrota por primera vez en el año 2000 y aún peor que la debacle provocada por Roberto Madrazo en 2006.

Según un análisis de Consulta Mitofsky, el PRI aspiraría en el mejor de sus escenarios a tener 72 Diputados Federales y 10 senadurías (sin contar plurinominales). En el 2006, año de su peor votación en la historia, llegaron a ambas cámaras con 106 Diputaciones y 33 senadurías. 

Esos escenarios rojos son los que está viendo el PRI con preocupación. La elección presidencial ya no debe ser tema en su agenda. Lo que les toca es sobrevivir al huracán, porque llegar al siguiente gobierno con una representación tan baja (sin contar que este año perderán al menos 8 de las 9 gubernaturas en disputa), pondrán al otrora partido hegemónico en una situación de extinción. 

El dinosaurio ha sabido reinventarse. Lo hicieron en 2012 para ganar de nuevo la presidencia de la república. Pero los tiempos son diferentes. Ante el desprestigio de la marca y el eventual emergimiento de un partido como Morena, parece que no habrá espacio en el grupo de los grandes partidos en el próximo sexenio. 

Al PRI le quedan poco menos de 8 semanas para reencontrarse con sus bases, volver a enamorar a sus priistas, cerrar filas, curar heridas y ponerse el salvavidas, esperando que el Titanic se les hunda pero que todavía queden cimientos para volver a levantarlo. 

#Kleroterion: “Justicia para nuestros policías”

Comparte este artículo:

En este cierre de periodo y apunto de terminar los trabajos para esta legislatura, la Cámara de Diputados avaló con 320 votos a favor y uno en contra, el Dictamen que permite la reincorporación de agentes del ministerio público, peritos y miembros de las instituciones policiales de la federación, estados y municipios, separados de sus cargos y demuestren en un juicio su inocencia o despido injustificado, lo anterior se logró modificando la fracción XIII del apartado B, del artículo 132 Constitucional.

Entendamos que esto no significa la permanencia de policías que infrinjan la ley, sino únicamente velar por el fortalecimiento de las corporaciones, otorgando estabilidad en el empleo a elementos que cumplan con su cargo.

El principal motivo de esta iniciativa es la dignificación de todos los servidores públicos que pertenecen a instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, destacando que la mayoría de los integrantes de estas instituciones se manejan con los principios constitucionales de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

Recordemos que la reforma de 1999 impidió la reinstalación del policía cuando no cumplieran los requisitos que las leyes en ese entonces señalaran para permanecer en tales instituciones, después, en 2008, se estableció la prohibición a la reincorporación aún cuando la autoridad judicial determinara que la separación fuera injustificada.

Antes de esta reforma, la no reinstalación del policía luego de obtener resultado a favor en el juicio o medio de defensa promovido, lo único que reflejaba era el deterioro de la familia del servidor público, perjudicando su núcleo social pasando a un estado desprovisto de los medios para solventar las necesidades básicas, además de no ser bien visto ante la sociedad por tratarlo como una persona sin respeto y valores y por supuesto no hablemos cuando se presentan a solicitar empleo, ya que por la misma circunstancia se ven imposibilitados de obtener otro.

Sin embargo, es importante señalar que durante varios meses e incluso años, en todos los sectores de la población se habló acerca del asunto de la militarización en el país, aunado a los debates arduos de la Ley de Seguridad Interior, es por esto que dentro de mi agenda legislativa me propuse adoptar este tema tan sensible e importante y por el que nadie se preocupaba, los agentes del ministerio público, los cuerpos policiacos de cualquier índole o rango, así como cualquier individuo que tenga labores relativas a la seguridad en el país. Considerando la premisa de que el sustento de sus familias lo obtienen como producto de su actividad de servicio público, con esfuerzo, dedicación y en ocasiones cubriendo horarios extremos.

Todos hablaron de temas de seguridad, pero nadie entendía que para poder lograrlos era necesario apoyar a los trabajadores con estas labores, ya que son los principales actores para que cualquier ley relativa pueda ejecutarse, nadie los tomó en cuenta, nadie habló de mejorar o formar policías, pero sobre todo nadie habló de brindarles certeza y protección laboral, porque hasta la propia Constitución los tenía en el olvido, así como los Partidos Políticos sin excepción, Gobernadores y Fiscal General o Procurador, por lo que existía un notorio y preocupante abandono hacia ellos.

Es así que, con esta iniciativa, se les da dignidad, logrando que en caso de que sean despedidos injustificadamente pueden ser reinstalados en su empleo. Estoy convencido que con esto se logra pagar una deuda histórica que tenemos con nuestros policías y cuerpos de seguridad, se dio un gran paso para recuperar la seguridad a nuestras familias y un avance fundamental para que en México por primera vez, se fortalezcan las instituciones públicas, entendamos que estas personas se juegan la vida diariamente, con una sola finalidad, cuidarnos a todos nosotros, por lo que es nuestra obligación protegerlos en todos los aspectos.

En conclusión, en una sociedad como la nuestra es imperativo fortalecer a nuestras instituciones, no podemos hablar de seguridad y justicia, si tenemos desprotegidos a nuestros cuerpos policiacos, una ciudad segura debe tener una policía segura, pero esto sólo se logra, no con buena voluntad, sino con reformas como éstas que protegen al servidor público, al policía honesto, valiente e incorruptible, al ministerio público justo y equitativo, al perito virtuoso y capaz de su labor, así como aquel trabajador en el ámbito de seguridad pública comprometido con su país y con respeto hacia su sociedad.

Cabe mencionar que con esta iniciativa cumplo al 100% mi agenda legislativa que me propuse al comienzo de la legislatura, por lo que me quedo sin ningún pendiente en la cámara de diputados, esperando que esto abra la brecha para un sin fin de reformas que beneficien a los buenos servidores públicos, ya que estoy convencido, que son más los honestos, por eso puedo decir que como legislador de la LXIII Legislatura, “los miembros de las instituciones policiales no son, ni fueron olvidados”.

Pide Anaya periodo extraordinario para eliminar del fuero

Comparte este artículo:

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se pronunció a favor de que el Senado realice un periodo extraordinario de sesiones para sacar temas pendientes como la eliminación del fuero.

“Estaría bien que se hiciera un periodo extraordinario, ahí quedó un pendiente muy importante, que es la eliminación del fuero”, comentó el frentista en Durango al ser cuestionado al respecto.

Sin mencionar directamente al PRI, partido que intentó atribuirle la eliminación del fuero a su candidato José Antonio Meade, Anaya consideró que la aprobación de la reforma en la Cámara de Diputados fue un engaño.

“A mí francamente me parece lamentable que engañen a la gente, presentando iniciativas, cuando después se niegan a votar la eliminación del fuero“, lanzó Anaya.

“Nosotros llevamos 19 años peleando por la eliminación del fuero y lo vamos a seguir apoyando”.

A su juicio, no existen pretextos para que los senadores no realicen un periodo extraordinario.

Previo a un evento masivo en instalaciones de la Feria Nacional de Durango, el candidato de los partidos PAN, PRD y Movimiento Ciudadano defendió su promesa de bajar los precios de las gasolinas y dijo que no se trata de una medida populista.

“Nuestra propuesta es una propuesta seria. Hoy, casi el 40 por ciento de lo que la gente paga por un litro de gasolina son impuestos, nosotros votamos en contra de buena parte de esos impuestos”, explicó el ex dirigente del PAN.

“Estamos convencidos de que es una carga económica absolutamente excesiva para la gente y bajar el precio de la gasolina implicaría un gran alivio para la economía de los mexicanos“.

Al llegar a Durango, Anaya se reunió con el Gobernador, José Aispuro, y el presidente del PAN, Damián Zepeda.

Sin fiscales y el fuero pendiente, Congreso cierra periodo

Comparte este artículo:

El Congreso de la Unión cerró el último periodo ordinario de la LXIII Legislatura con pendientes como la eliminación del fuero constitucional y el nombramientosde los fiscales General de la RepúblicaAnticorrupción.

El Senado de la República dejó abierta la posibilidad de abrir un periodo extraordinario para discutir los temas pendientes, según información de Reforma.

Cabe recordar que la minuta remitida por la Cámara de Diputados para quitar el fuero quedó atorada en comisiones.

“Quiero advertirle a mis compañeras y compañeros, si hay un dictamen de aquí al 31 de agosto, que es el último día en que debemos trabajar, habrá periodo extraordinario… Y aquí estaremos como siempre discutiendo, debatiendo, analizando y aprobando lo que se nos someta”, dijo Emilio Gamboa, Desde la tribuna, coordinador de la bancada del PRI.

Por su parte, Fernando Herrera, líder de los senadores del PAN reclamó que el PRI y sus aliados se hayan negado a discutir la reforma al artículo 102 constitucional para crear la Fiscalía General de la República y designar al Fiscal Anticorrupción.

El coordinador del PTManuel Bartlett, arremetió contra la administración de Enrique Peña Nieto y la falta de correctivos desde el Senado.

“Ese es el legado del régimen que se extingue, ese es el legado del régimen de Peña Nieto que se extingue apoyado en la legislación sin correctivos, sin ningún correctivo desde este Senado“, afirmó.

En tanto, la Cámara de Diputados también clausuró el periodo ordinario de sesiones en medio de reproches al Senado por no aprobar la eliminación del fuero, que incluía al presidente de la República.

Fin de la impunidad, o atole con el dedo

Comparte este artículo:

Fuero; un original intento por asegurar el equilibrio de poderes e impedir persecuciones y abusos políticos a la oposición, que resultó en el envilecimiento de la figura para solapar los actos ilícitos de altos funcionarios públicos. 

Contemplado bajo el artículo 111 constitucional, el fuero ha avalado la inmunidad procesal de diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte, magistrados de la Sala Superior del Tribunal de Justicia, y diversos funcionarios públicos. A lo largo del tiempo, el fuero se ha convertido en el aliado predilecto de funcionarios públicos inmiscuidos en un sinfín de actos indebidos, alejándose cada vez más de su propósito original. 

Así, todos tienen que ver con ella. Esa figura constitucional controvertida y repudiada por la sociedad en su conjunto, al ser la máxima manifestación del privilegio de la clase política. Un privilegio que va en contra del más básico y fundamental principio de igualdad jurídica. En el momento que un funcionario asume su cargo, pareciera que pierde no su condición de ciudadano, pues deja de ser igual ante la ley y es elevado a un peldaño en donde no puede ser juzgado a menos que se de autorización expresa de ello. 

Aunque no nos hemos distanciado por completo de esa época de privilegios políticos, el jueves de la semana pasada dimos un grandísimo primer paso. La aprobación unánime de la eliminación del fuero constitucional en la Cámara de Diputados es sin duda alguna un evento histórico. No obstante, habrá quien diga (y en efecto se dijo) que eliminar el fuero en México, es como escupir para arriba. Y sí, hablar de la eliminación del fuero en nuestro contexto actual, es un arma de doble filo. No hay que pasar por alto que las instituciones de nuestro país responden a intereses políticos, no ciudadanos; que la impartición de justicia es selectiva, no imparcial; y que la impunidad es la regla, no la excepción.

Para los mexicanos, la eliminación del fuero puede sentirse como una victoria social; la terminación de un privilegio político que finalmente pone a los funcionarios en el mismo nivel que el resto de los ciudadanos, uno que les permite ser juzgados igual que al resto de nosotros. Sin embargo, la eliminación del fuero no es equivalente a la eliminación de la impunidad. Esta iniciativa tiene que ser parte de una serie de medidas que fortalezcan la procuración de justicia y la eliminación de la corrupción, empezando por garantizar la autonomía de la Fiscalía, así como la designación del Fiscal Anticorrupción, de lo contrario, la eliminación del fuero habrá sido una medida más para darnos atole con el dedo.

Diputados avalan desaparición de fuero

Comparte este artículo:

La Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma la Constitución Política para eliminar la figura del fuero a todos los servidores públicos, incluso al presidente, y lo turnó al Senado de la República para su análisis,

Se detalla que se aprobó en lo general por 370 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, con lo que se logró la mayoría calificada que requiere esta modificación por ser constitucional.

La reforma establece que el presidente de la República podrá ser sujeto de juicio político y que nadie podrá ser sancionado con cárcel por difamación, calumnia o injuria, agrega Forbes.

La reforma aplicará para el presidente, diputados, senadores, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, magistrados electorales, secretarios de despacho de dependencias federales, el fiscal general de la República, los consejeros electorales del INE, gobernadores, diputados locales, magistrados estatales, alcaldes, regidores, síndicos y concejales de todo el País.

El fuero evitaba que servidores públicos de alto rango pudieran ser procesados judicialmente por la comisión de algún delito durante el periodo de su encargo, como una garantía para la gobernabilidad del País.

De acuerdo con el artículo 111 constitucional, los funcionarios protegidos por esta figura sólo pueden ser llevados ante la justicia civil mediante un proceso de “desafuero”, mientras que al presidente de la República únicamente el Senado puede destituirle de su cargo y bajo circunstancias específicas como “traición a la patria”.

Asegura AMLO que ganará elección con 10 millones de votos de diferencia

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, aseguró durante un mitin en Ensenada, Baja California, que ganará las elecciones del próximo 1 de julio por una ventaja de 10 millones de votos, algo que tiene preocupados a sus contrincantes.

“Tenemos arriba de 20% de ventaja, vamos a ganar con más de 10 millones de votos de ventaja. Así están las cosas y eso tiene nerviosos a los camarines, a los de la mafia del poder, porque se va a acabar el bandidaje oficial”, aseguró el tres veces candidato presidencial.

Por otro lado, López Obrador subrayó la necesidad de que haya “voto parejo” para tener la mayoría en el Senado y la Cámara de Diputados y “evitar problemas” en caso de que gane la elección.

“Vamos muy arriba, pero necesitamos ganar no sólo la Presidencia, también la mayoría en el Congreso, en la Cámara de Diputados y de Senadores porque si no, los de la mafia del poder ahí se van a atrincherar y van a estar poniendo obstáculos”, dijo López Obrador.

De acuerdo al ex Jefe de Gobierno de la CDMX, se debe de garantizar la independencia del nuevo Poder Legislativo con el fin de que no se dejen comprar con “moches” en la negociación del Presupuesto.

“Diputados y senadores se venden, reciben moches para votar a favor de leyes o para aprobar el presupuesto, por eso les pido voto parejo”.

Durante su visita a Baja California, AMLO prometió construir un hospital en San Quintín, con el fin de que se ofrezca servicios de salud pública a los habitantes de la zona y a los jornaleros agrícolas que trabajan las tierras. También aseguró que respetará todas las religiones.