La gobernabilidad que tendrán López Obrador y Morena

Comparte este artículo:

Mucho se habla de la votación histórica del tabasqueño, pero también vale la pena analizar la fuerza que tendrá en el poder legislativo. 

El reordenamiento del poder que se dio el 1 de julio no solamente hace referencia al cambio de partido en el gobierno de la república. La fuerza con la que López Obrador ganó las presidencias impactó también en la conformación del Congreso de la Unión.

Morena y sus aliados tendrán aproximadamente 311 Diputados Federales que representan el 62.2% del total de la cámara baja. En el caso del senado serán 69 de 128 senadurías, representando un 52.3%. En ambos casos, se garantiza el tener una mayoría absoluta, que implica el tener un 50% más uno de los legisladores presentes. 

Esta mayoría le permite por sí mismo a AMLO y Morena aprobar el presupuesto de ingresos y egresos así como algunos nombramientos y todas las modificaciones legales que no requieran el voto de una mayoría calificada (que es el tener el apoyo de más de las 2/3 partes de los miembros del Congreso presentes).

Como se aprecia, esa mayoría calificada no es inalcanzable, ya que solamente requiere negociaciones con grupos pequeños de legisladores. Teniendo eso, AMLO y Morena pueden enviar propuestas de reforma de ley, como revertir la Reforma Educativa o Energética, o implementar la revocación de mandato para el Presidente de la República. 

Pero hay otro factor que se debe tomar en cuenta. Para reformar las leyes en México no solamente se requiere el apoyo de los Diputados Federales y Senadores, sino también de 17 de los 32 congresos locales. 

Este año se renovaron 27 congresos estatales de los cuales Morena obtuvo una mayoría absoluta en 17 de ellos, por lo que solamente requiere atraer a grupos minoritarios en la cámara de diputados y senadores, para hacer ajustes constitucionales desde revertir las reformas hasta crear leyes como la propuesta de amnistía o la legalización de las drogas. 

¿Es sano para un sistema democrático tener tal concentración de poder? ¿esa fuerza implica que AMLO y Morena serán una dictadura? 

En lo personal sí veo como un riesgo el que tanta fuerza se concentre en las manos de una persona o partido, pero no aprecio algo antidemocrático en ello, porque esa fuerza fue entregada a través de una elección libre que los ciudadanos ejercieron el 1 de julio. Tampoco considero que viviremos en una dictadura, ya que los contrapesos en nuestro país no solamente lo marcan los congresos. También tenemos autoridades y organismos autónomos, una sociedad civil con puntos en la agenda que estarán impulsando, así como ciudadanos cada vez más despiertos y críticos a lo que hacen sus gobiernos.

Veremos cómo se van dando las cosas a partir del 1 de septiembre, fecha en la que asume el nuevo Congreso de la Unión y en la que quitando apariencias, López Obrador despachará como presidente, a pesar de que el inicio de su cargo sea formalmente el 1 de diciembre.

PAN advierte de reto en unión de panistas

Comparte este artículo:

El Partido Acción Nacional (PAN) se planteó como reto mantenerse unido para encabezar la oposición ante el próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y su partido político, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Marko Cortés Mendoza, presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, dio a conocer -en un comunicado- el reto que tienen los panistas ante el poder que tendrá Andrés Manuel con la mayoría garantizada en las Cámaras de Diputados y Senadores, así como en 20 congresos locales.

“El gran reto es que el PAN se mantenga unido, que sea la voz de la oposición que necesita México, que convoque a la sociedad organizada y partidos políticos de oposición para la defensa de las instituciones y la democracia en México, una oposición respetable y respetada, que se escuche y que sea consistente”, expresó en el comunicado.

El también diputado advirtió que se vienen tiempos difíciles en los que el Presidente de la República, sus Gobernadores, sus diputados, sus senadores y los nuevos funcionarios federales seguirán causando notoriedad, por lo que consideró un populismo exacerbado, pero convocó a los panistas a que esto no les generare distracción.

Aunque la población está contenta por las medidas de austeridad anunciadas por López Obrador, señaló que no significan ahorros sustantivos en el gasto del Gobierno federal ni contribuyen a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Además, dijo que los diputados federales del PAN dan la bienvenida a las medidas de austeridad anunciadas pero ven con preocupación que no se propone recortar el mismo porcentaje en el gasto de operación del Gobierno Federal, por lo que hace suponer que las propuestas de reducción tienen como verdadera intención el debilitamiento del sano equilibrio de poderes y de la autonomía de las instituciones.

Cortés Mendoza también cuestionó el qué impacto presupuestal tendrá descentralizar las secretarías y dependencias del Gobierno y si se podría suponer que se trata de una “limpia voluntaria” de todo el personal que no pueda cambiar de residencia a las nuevas sedes.

Por otro lado, manifestó que los coordinadores del Gobierno federal en los estados podrán operar a favor de Morena y con la libertad de erigirse como contrincantes de los Gobiernos locales, además del costo presupuestal adicional que tendrán; pues inclusive ya se planea en el mediano plazo la revisión la Ley de Coordinación Fiscal, lo que significaría tener maniatados a los Alcaldes y Gobernadores.

Como ejemplo de la complejidad que se avecina, sugirió conocer a profundidad los proyectos del próximo gobierno, como la Ley de Amnistía de la que se dice será el perdón a los criminales; o del plebiscito y revocación de mandato, para que dicha figura no sea usada como un acto de campaña en las elecciones intermedias, ante eso, destacó que el PAN tendrá que ser una oposición tenaz con sentido de Estado.

“Por eso es importante la unidad al interior del PAN, porque habrá menos legisladores panistas en el Congreso de la Unión pero con muchas visiones al interior del partido, que necesariamente se tendrán que conjuntar en la única oposición con la que cuenten los ciudadanos para defender las libertades”, agregó.

En tanto, a través de su cuenta de TwitterMarko Cortés Mendoza compartió un mensaje llamando a un reencuentro con los ideales.

“Llegó el momento de reencontrarnos con nuestros ideales, nuestra historia y valores. La lucha apenas empieza”, escribió en su cuenta de Twitter.

Diputados defienden el millón de pesos que se llevarán

Comparte este artículo:

Diputados salientes de la 63 Legislatura defendieron la bolsa de un millón de pesos que se llevarán al final del periodo legislativo, argumentando que se trata de sus propios ahorros que han mantenido a lo largo de tres años.

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, del PAN, explicó que el recurso que recibirán al terminar su gestión, en agosto, es el resultado de lo que cada uno ahorró.

“Es el ahorro, hay un plan de ahorro de cada uno de los legisladores donde de nuestra dieta se descontaba un porcentaje y el mismo porcentaje era aportado por la Cámara de Diputados, también se usa en la iniciativa privada y es la aportación del patrón, es decir, es una prestación”, apuntó.

“Para mí son parte de las prestaciones y es un ahorro personal, no nos están regalando nada”.

Araceli Damián González, de Morena, dijo que el fondo es una prestación y consideró que se puede revisar la aportación que otorga el Gobierno federal.

“Por cada peso que ahorra el trabajador, el empleador da otro peso, en este caso, es el Gobierno federal“, explicó.

“Ese fondo de ahorro, la mitad son recursos que son de la propia dieta de los diputados, no es un regalo, sino que una parte es absolutamente incuestionable. La otra mitad, la que paga en este caso el Gobierno federal, así está ahorita como una prestación. En todo caso, esta última es la que podría revisarse, pero no se puede renunciar a todo porque es parte del ahorro”.

Benjamín Medrano Quezada, diputado federal del PRI, también defendió el fondo como una prestación, pero reprochó los inconvenientes que se les plantean para cobrarlo.

“Lo que cada diputado puede máximo tener en la Cámara depositado peso a peso son 12 mil pesos mensuales, por 36 meses, más los intereses que nos dan”, dijo.

“Eso es lo que nos van a dar, pero incluso estamos teniendo problemas para cobrar porque no nos pagan, sino es a través de facturas de manera anticipada de gastos de lo que vamos a hacer en agosto. Tal parece que lo que les urge es cerrar la Cámara y si consigues facturas anticipadas, te pagan”.

Consejeros del INE acataran ajustes presupuestarios

Comparte este artículo:

Consejeros del INE afirmaron que, en materia salarial, acatarán las normas que en materia presupuestal se establezcan y pidieron por el momento no especular sobre el tema porque carecen de lineamientos al respecto. Todo ello se verá en el nuevo presupuesto que enviará el equipo de AMLO a San Lázaro a más tardar el 15 de noviembre.

Destacaron los que trabajan en el INE, que ellos no tienen servicio celular proporcionado por el órgano electoral y tampoco han recibido un incremento a sus percepciones.

El consejero Marco Baños destacó que ganan 174 mil pesos netos mensuales, cantidad menor a la del presidente de la República y otros funcionarios. No habló de otras prestaciones que reciben.

En conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, el presidente del INE, Lorenzo Córdova recordó que el año pasado plantearon una reducción salarial, que fue invalidada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Córdova, dijo que son partidarios de la austeridad, pero sin poner en riesgo tareas como la emisión anual de 16 millones de credenciales de elector para lo que se requieren unos tres mil 800 millones de pesos.

Recordó que el año pasado, en comparación con otras instituciones, el INE reintegró a la federación más de mil millones de pesos.

Plan de Austeridad de AMLO es criticado por legisladores

Comparte este artículo:

Para legisladores de diversas fuerzas políticas, el Plan de Austeridad anunciado por el virtual Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, tiene vacíos legales, atenta contra los derechos humanos y laborales, y tiene incongruencias.

Jorge López Martín, vicecoordinador de Difusión y Mensaje de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, refirió que en esta etapa de transición las acciones de integrantes del gabinete han demostrado falta de preparación y planeación.

“Estamos ante una estrategia, anuncios que son desmentidos incluso por el Papa, entonces, pues no hay confianza, estamos incluso viendo que esta transición de López Obrador y su partido con una serie de mentiras que tienen desilusionada a la sociedad mexicana“, expuso Martín.

Opinó que el proyecto de austeridad será sólo una pantalla y no tendrá buenos resultados, y que la idea de un plan de austeridad es plausible, pero no como lo está planteando el tabasqueño.

Los senadores priistas, Diva Gastélum y José María Tapia Franco, coincidieron en que un aspecto preocupante es el de los despidos masivos a trabajadores de confianza.

Gastélum reclamó que no ha habido una definición clara de quiénes serán los empleados que saldrán de la nómina gubernamental, y en dicha iniciativa, se podrían vulnerar los derechos laborales.

“Tendríamos que ver qué es un empleado de confianza, últimamente a mucha gente se le ha dado empleo de confianza porque no hay plazas, las plazas de los entes públicos están cerradas, entonces le llaman de confianza a una gente que tiene salario bajo, y que no tiene acceso a una plaza”, apuntó.

Al respecto, Tapia refirió que se debe reflexionar en las repercusiones de estas modificaciones.

“No ha habido una propuesta clara de qué pasaría con las familias que trabajarían en dos instituciones diferentes, un matrimonio, uno en la SEP y uno en Salud y separaría familias. Qué pasaría por las guarderías para las madres que van a tener que irse a otros estados a trabajar, si existen las infraestructuras necesarias para atender a los menores en este tipo de instalaciones, guarderías”, apuntó Tapia.

En tanto, el diputado perredista Agustín Basave indicó que, aunque apoya la idea de austeridad, existen diversos aspectos que deben aclararse o corregirse.

“En lo general me parece positivo. Hay mucha tela de dónde cortar. Habría que ver cómo le pega eso a la burocracia, porque si tú bajas al 50 o 60 por ciento el sueldo del Presidente, como lo anunció López Obrador, vas a bajar todo de ahí en adelante, y yo no sé hasta a dónde vas a llegar en el escalafón a los que no quieres perjudicar”, expuso Basave.

El proyecto de austeridad también fue criticado por el senador independiente Javier Lozano.

“Es muy importante que se mantenga la calidad de servicios públicos () van muchos años que este País les ha invertido mucho dinero para que sean servidores públicos, unos de carrera, unos de nivel muy competitivo, y bueno pues cuidar que por ser muy competitivos, se los pirateen en el sector privado () al ver su salario reducido“, apuntó.

Por su parte, la senadora panista Laura Rojas reprochó a Andrés Manuel López Obrador que los planes de austeridad anunciados por el tabasqueño estigmaticen a los servidores públicos.

“A mí me preocupa seriamente que se esté generando una estigmatización de funcionarios públicos altamente calificados que no son de un partido político, que tienen mucho tiempo en la Administración pública y muchas dependencias, muchos de ellos que han ganado sus plazas por concurso, de lo que quedó del servicio profesional de carrera“, observó Rojas.

La legisladora mexiquense anunció en entrevista que enviará una carta al ganador de la elección presidencial para sugerirle que la disminución de los salarios de los servidores públicos se haga de la mano de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL).

Rojas consideró que esa revisión debe hacerse “de la mano de los organismos internacionales, de eso depende el buen funcionamiento del gobierno. No lo puede hacer nada más porque se le ocurrió que todos tienen que ganar cuarenta mil pesos”.

Se irán diputados con un millón de pesos

Comparte este artículo:

camaLa Cámara de Diputados entregará a los legisladores salientes cerca de un millón de pesos.

El secretario general Mauricio Farah confirmó que, al terminar su gestión en agosto, los diputados de la 63 Legislatura recibirán el monto proporcional de aguinaldo, por ocho meses, y el ahorro que generaron durante tres años.

Desde el inicio de la 63 legislatura, los diputados tuvieron como prebenda ahorrar al mes hasta 12 por ciento de su dieta, lo que equivale a 12 mil 600 pesos mensuales.

Parte de tal beneficio de ahorro es que la Cámara aporta la misma cantidad que hayan juntado los legisladores.

Así que, por tres años los legisladores ahorraron 453 mil 600 pesos, y con la misma cantidad que aportará la Cámara, sumarán 907 mil 200 pesos.

A este monto se suma la parte de aguinaldo, unos 93 mil 100 pesos, aproximadamente.

Al millón de pesos por el fin de, se suman otros 600 mil pesos que recibieron los diputados por el pago de dietas y apoyos legislativos, de mayo a agosto, desde que acabó el periodo de sesiones y concluyeron las actividades parlamentarias.

El funcionario aseguró que los diputados no recibirán ningún otro apoyo adicional al pago de su aguinaldo y el fondo de ahorro.

“No tenemos contemplado ningún bono de retiro para los legisladores“, aseveró.

Sobre el ahorro de los legisladores, dijo que no es “ningún abuso”, porque los diputados han venido aportando parte de su dieta para poder hacer un ahorro y poder llevárselo.

La aportación que hace la Cámara, sostuvo, es una especie de prestación que está debidamente normada y regulada.

“Mientras que así sea, no tenemos por qué satanizar las cosas y llevarlas a extremos que no lo son. Finalmente, los diputados han venido aportando conforme a lo que cada uno ha decidido de un porcentaje y podrán retirar ese recurso que ha puesto al final de la Legislatura“, explicó.

“No habrá recurso alguno adicional, no nos hagamos bolas, tendrán simplemente lo que les corresponde conforme a la ley y desde que yo estoy acá no se ha otorgado ningún bono. En la legislatura pasada no se otorgó y en esta legislatura no habrá ningún bono a los legisladores“.

Farah reconoció que la misma prestación tienen otros funcionarios de la Cámara y que lo que reciban será proporcional al monto de lo que han ahorrado en la Legislatura.

AMLO anuncia que su sueldo será de 108 mil pesos mensuales

Comparte este artículo:

El virtual Presidente electoAndrés Manuel López Obrador, anunció que su salario como titular del Ejecutivo será de 108 mil pesos mensuales, que representa el 40 por ciento de lo que percibe actualmente Enrique Peña Nieto.

En conferencia, López Obrador dijo que, de acuerdo con la información que le dio el Secretario de Hacienda propuesto, Carlos Urzúa, el Presidente Peña Nieto, contabilizando todas las prestaciones de las que goza, recibe mensualmente 270 mil pesos.

Los 108 mil pesos que ganará a partir del 1 de diciembre, advirtió, serán el techo salarial universal para toda la administración pública y los poderes.

Esto significa, detalló, que ningún diputado, senador o ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación podrá ganar más de esa cantidad.

La Constitución, dijo, ya establece que ningún servidor público podrá ganar más que el Presidente de la República, y señaló que su administración hará que este principio se cumpla.

La medida, adelantó, será incorporada en el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación y corresponderá a la Cámara de Diputados, cuya mayoría tiene Morena, aprobarla.

López Obrador reiteró que habrá una reducción de salario a todos los funcionarios que ganen más de un millón de pesos al año y aumentará las percepciones de los que menos ganen.

Reforma adelantó la semana pasada que el plan de austeridad y anticorrupción del morenista contempla 50 medidas, entre ellas la reducción de los salarios en el Gobierno federal.

López Obrador propone a Monreal como coordinador en el Senado de Morena

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, propuso a Ricardo Monreal como próximo coordinador de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República.

De acuerdo con reportes del diario Reforma, este miércoles, en reunión privada con legisladores electos de Morena, López Obrador, ganador de la elección presidencial, hizo la propuesta y fue aceptada.

Sobre la coordinación de la bancada de Morena en la Cámara de DiputadosReforma informó que la sugerencia de Andrés Manuel quedó pendiente.

Monreal tendría la coordinación con mayor número de integrantes del Senado, pues en las elecciones del pasado 1 de julio obtuvo 39% de las preferencias efectivas.

Para la siguiente Legislatura, Morena tendrá 55 senadores, seguido por el PAN, que contará con 24.

En tercer lugar por número de senadores está el PRI, con 13; el PRD contará con, mientras el Partido Verde Ecologista de México, Movimiento Ciudadano y Encuentro Social tendrán 7, respectivamente,

El Partido del Trabajo contará con 6 curules en el Senado y el Partido Nueva Alianza tendrá solo uno.

Entre 2015 y 2017, Ricardo Monreal ocupó el cargo de delegado en Cuauhtémoc por Morena.

En diciembre de 2017, renunció al cargo para apoyar la candidatura de López Obrador, virtual ganador de la elección presidencial.

Define AMLO con gabinete prioridades de gobierno

Comparte este artículo:

El ganador de las elecciones pasadas, Andrés Manuel López Obrador, definió 12 prioridades para la próxima legislatura, en la que Morena será mayoría, entre las cuales está limitar los sueldos de los altos funcionarios públicos, y terminar con los fueros y privilegios del gobierno. Para impulsar específicamente estas dos medidas, adelantó que utilizará la figura de iniciativa preferente, que le permite presentar dos propuestas que deben discutirse y votarse en los primeros 31 días de la legislatura.

“Todo lo relacionado con el combate a la corrupción y con la austeridad republicana. Eso va a tener prioridad”, señaló en conferencia de prensa después de reunirse con diputados y senadores electos de los tres partidos que integraron su coalición Juntos Haremos Historia, Morena, PT y Partido Encuentro Social.

La lista de prioridades propuestas a los futuros legisladores empieza por elaborar la ley reglamentaria al artículo 127 constitucional, que señala que ningún funcionario puede ganar más que el presidente -una iniciativa que Pablo Gómez promovió como senador y se detuvo en la Cámara de Diputados-.

Además, reformar el artículo 108 constitucional para que el presidente en funciones pueda ser juzgado por violación a las libertades electorales y por corrupción, así como suspender fueros y privilegios de funcionarios.

Otro punto prioritario será modificar o revocar las leyes de la Reforma Educativa aprobada en el gobierno saliente. Y en esta misma materia, establecer el derecho a educación pública y gratuita en todos los niveles escolares.

También que se revierta, según anunció, los decretos firmados apenas el pasado 5 de junio por el presidente Enrique Peña Nieto, en materia de aguas para quitar la veda a 300 cuencas hidrológicas, lo que López Obrador llamó “el reciente decreto de privatización del agua”.

En cuanto a estructura del gobierno, otra solicitud a los legisladores fue preparar la reforma legal para volver a crear la Secretaría de Seguridad Pública, que en su momento encabezará, según ha propuesto, el por ahora senador electo Alfonso Durazo. Así como reformar la ley correspondiente para que el Estado Mayor Presidencial se incorpore a la Secretaría de la Defensa.

También establecer el mecanismo para la revocación de mandato, “y quitar trabas o candados para la aplicación de todos los procedimientos de consulta ciudadana que deberán tener carácter vinculatorio con el propósito de hacer valer la democracia participativa”, según señaló.

López Obrador pidió como otras prioridades la elaboración de la Ley de Ingresos y del Presupuesto 2019; revisar qué reformas son necesarias para aumentar el salario mínimo en la zona fronteriza; y una reforma legal para considerar delitos graves la corrupción, el robo de combustible y el fraude electoral.

Para llevar a cabo su plan de austeridad republicana, el próximo presidente pidió realizar los cambios necesarios en leyes, reglamentos o decretos para reducir la estructura del gobierno.

López Obrador aseguró que todas estas propuestas eran solo sugerencias, ya que el Congreso tiene independencia y autonomía para actuar.

Explicó que, en cuanto a Morena se refiere, no será la dirigencia del partido quien elija a los coordinadores de bancada, como hacen otros partidos, sino que entre legisladores lo votarán.

López Obrador aclaró que no está contemplado como prioridad para el arranque de legislatura lo referente a la amnistía, ya que apenas iniciarán las consultas prometidas con víctimas y expertos para elaborar la propuesta.

La sociedad civil como contrapeso

Comparte este artículo:

Crece el temor que al nuevo gobierno de AMLO le falten contrapesos, ya que además de poder ostentar un 53% del voto expresado, su partido y la coalición que encabeza tendrá mayoría tanto en la Cámara de Diputados cómo en el Senado de la República. Los datos no mienten pero deben ser relativizados. El 53% de los 63% de mexicanos que fueron a votar, representa el 33.33% de la población electoral. Uno de cada tres mexicanos en capacidad de ir a votar apoyó a AMLO. Es mucho, pero ¿quién tomará en cuenta los dos mexicanos (de cada tres) en capacidad de votar que no apoyaron a AMLO? Sea por desacuerdo, sea por indiferencia. Por esto se escuchó razonable el discurso humilde del candidato ganador en la noche electoral. Que no se olvidé que uno de cada tres manifestó abiertamente su apoyó. No es para menospreciar a los dos que no lo hicieron. 

Independientemente de la aritmética electoral fría, y más allá de la composición de las cámaras, más allá de los pleitos internos y externos de una partidocracia que quisiéramos ver hundirse, no podemos olvidar que el único y verdadero contrapeso que existirá siempre es la sociedad civil constituida por los ciudadanos que no se identifican con ideologías partidistas pero que no por esto abdican su derecho a opinar y a ser escuchados. Una sociedad civil que ha forzado a la partidocracia a diseñar y aprobar la Ley 3de3, que ha forzado el sistema político corrupto a estructurar un Sistema Nacional Anticorrupción, una sociedad civil que no se quedará callada frente al rechazo del nuevo régimen de crear un sistema de procuración de justicia autónomo e independiente del poder político. 

El nuevo presidente llega al poder soportado por una ola anticorrupción, pero de entrada se reserva el derecho de definir cómo combatir la corrupción. ¿No habrá falta de congruencia entre el discurso y los actos? ¿Será el Gran Tlatoani el único con los criterios correctos para combatir la corrupción? ¿No será la sociedad civil, la que sufre en sus bolsillos los efectos de esta corrupción, la mejor colocada para definir quienes deben combatir a la corrupción? 

Desde Montesquieu, en el siglo XVIII, se dibujó una concepción de la sociedad moderna a través de la separación de poderes. ¿El nuevo modelo político mexicano, nacido de un proceso electoral indiscutible, no reconocerá esta concepción de la sociedad política equilibrada? ¿Seguiremos aplicando los principios que combatía Montesquieu de “L’État c’est moi”? 

Por lo menos, muchos de los dos mexicanos (de cada tres) que no votaron por AMLO tienen esperanzas que la modernización política derrumbará los viejos principios del poder absoluto. Las “benditas redes sociales” que fueron parte importante de la llegada del nuevo régimen, podrían formar parte del juego del contrapeso necesario.