#Kleroterion: “Nuevo León el Epicentro de los Cambios Políticos”

Comparte este artículo:

El 4 de octubre de 2015, un poco menos de 3 años, Nuevo León vivió un escenario democrático inédito, en donde un candidato independiente ganó de manera apabullante una elección para gobernador del Estado.

El ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, fue por mucho el candidato ganador para el Gobierno de Nuevo León, a parte de ser el primero en abrir brecha para posteriores postulaciones independientes en diversos cargos públicos para un sinfín de personas a nivel nacional.

Me parece importante decir que “el Bronco”, es una persona que salió de la pobreza y es muestra del esfuerzo constante, con un historial como Secretario Estatal de la Confederación Nacional Campesina, Diputado Federal, Diputado Local y el último antes de ser Gobernador, alcalde de García, ha demostrado que la persistencia es la herramienta principal para lograr cualquier objetivo.

Por otro lado, en el tema de las elecciones presidenciales,  en estos días salió una encuesta del periódico Reforma que pone una diferencia que pareciera insuperable a favor del candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lo que es muy importante señalar es  que increíblemente Nuevo León es el epicentro de este movimiento.

Estamos totalmente conscientes los nuevoleoneses que Andrés Manuel le va a  deber todo a nuestro estado, aunque muchos creerán que debiera ser a la CDMX, Chiapas o Oaxaca. Entonces, ¿por qué esta situación y qué relación tiene Nuevo León y el Bronco?, a continuación lo explico:

El único candidato que hoy está en la boleta y que en algún momento pudo o pudiera restarle votos a AMLO, es Jaime Rodríguez Calderón y que, sin duda alguna, rivalizaba con el sector electoral que más sigue a AMLO en el país, ya que  Jaime es un ejemplo real de pertenecer y salir de la pobreza con base al esfuerzo.

Desde el primer día de su gobierno vimos a los partidos políticos, en específico al  PRI y el PAN, atacar al gobierno independiente, estoy consciente que también este gobierno ha tenido graves fallas, pero sin lugar a dudas el PRI y el PAN de Nuevo León,  le hicieron un gran trabajo a Andrés Manuel, descalificando y descarrilando una de las candidaturas presidenciales que contendía con él, fue notorio cómo Jaime pasó de 14 o 12 puntos para la presidencia a nivel nacional, al resultado que vemos hoy.

Me parece que el candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, así como el candidato por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, deberían felicitar al panismo y priismo local, por haber dinamitado al único que hubiera podido, al menos, mover el tablero electoral.

Por otro lado, la inclusión de Tatiana Clouthier y de Alfonso Romo para sumarse  en el equipo de AMLO, particularmente de Tatiana, ha venido a refrescar la participación política de Nuevo León en las elecciones, se ha convertido después de Andrés Manuel, en un actor relevante en la campaña, con personalidad propia, decisiones y por supuesto experiencia, por lo que sin dudas es un acierto más para el Estado.

Por último, cabe mencionar que los ciudadanos de Nuevo León ya no votan por las marcas tradicionales, ya no es tan sencillo caer en el canto de las sirenas y no están dispuestos a votar por cualquier electorado.

Hoy el norte del país se está consolidando como una fuerza importante para López Obrador y pareciera que lo que sigue ya no es saber si va ganar o no, más bien si tendrá el control total del Congreso.

Después de ver el resultado del primer debate en Palacio Nacional, a mi parecer fue notorio que Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, superaron a los demás candidatos, sin embargo López Obrador, se llevó la simpatía de la población, por lo que tal vez esto pueda ayudarle en el mal desempeño de su participación,  tal pareciera que todos los candidatos solo lo atacaban a él, pero nunca se dieron cuenta que la realidad fue que lo fortalecerían y por su parte ni Meade y Margarita aprovecharon esta importante oportunidad.

Es posible que  si no se mueven las encuestas antes del próximo debate, empecemos a ver cómo integrantes de otros partidos comenzarán a levantar la mano y a sumarse al proyecto de AMLO, sin lugar a dudas nos encaminaremos a lo que parece, será, el  triunfo inminente de Andrés Manuel López Obrador, pero sin olvidar algo fundamental, que esta presidencia tendría “olor a cabrito y machaca”, gracias a la acción y omisión de personajes políticos de NL.

 

¿Debate o ataque?

Comparte este artículo:

En tiempo electoral, es imposible no enterarse de lo que sucede. Las redes sociales, emisoras de radio y televisión, los periódicos y la publicidad en cada esquina nos recuerdan constantemente la proximidad de las elecciones presidenciales del 2018. El domingo 22 de abril se sostuvo el primer debate de los presidenciables, pero ¿realmente se le puede llamar debate?

Pienso que la nueva dinámica del Instituto Nacional Electoral estuvo bien planteada; hubo más interacción entre los candidatos y los moderadores fueron puntuales con los tiempos designados. En teoría, el debate es para que los candidatos puedan contrastar sus ideas y propuestas y también puedan transmitir estas propuestas a la ciudadanía. Ciertamente hubo confrontación, pero en cuanto a estrategias de apoyo a grupos vulnerables, combate a la corrupción, violencia e impunidad dejaron mucho que desear. 

Jaime Rodríguez “El Bronco” empezó victimizándose, culpando al sistema y al gobierno federal por los problemas de Nuevo León. También dijo que el problema son los partidos políticos y que un presidente independiente es el primer paso para combatir la corrupción.

Andrés Manuel López Obrador enfocó su discurso en torno a la pobreza, y menciona que va a realizar sus propuestas con ayuda de consultas y foros en los que hasta el Papa Francisco va a participar.

José Antonio Meade estuvo un tanto ausente, pudo haber tenido una presencia más fuerte. Se limitó a contestar mínimamente, fue de los candidatos que tuvo propuestas precisas como un código penal único y agencias especializadas de investigación.

Ricardo Anaya fundamentó sus argumentos con evidencias estadísticas y documentales, que para muchos lo convirtió en el ganador del debate. Propuso duplicar y profesionalizar la policía, invertir en inteligencia para ‘desmantelar y no descabezar’ los grupos del narcotráfico.

Margarita Zavala también propuso fortalecer la policía e invertir en tecnología, pero fuera de eso su discurso se basó en combatir la violencia con valores y en apoyar a las mujeres en todos los ámbitos.

Dejando de lado las pocas propuestas planteadas, el debate se convirtió en un espectáculo con todo y alfombra roja. Los ataques entre candidatos prevalecieron sobre la idea principal del debate: informar a los ciudadanos de los ideales y planes políticos que los aspirantes tienen en mente al llegar a la Silla presidencial. Quedaron muchas preguntas al aire que se pudieron haber respondido con un simple sí o no, y temas inconclusos o perdidos porque los candidatos seguían atacándose entre sí. Muchos de los “argumentos” parecían sacados directos de sus spots televisivos y en general hubo evasión al detallar las propuestas.

Pienso que se perdió la esencia del debate y espero que el próximo 20 de mayo se puedan tomar medidas para que los presidenciables realmente contesten lo que se les pide sin rodeos.

Afirma Clouthier que estrategia de AMLO continuará

Comparte este artículo:

La coordinadora de la campaña del candidato Presidencial, Andrés Manuel López Obrador, Tatiana Clouthier, afirmó que la estrategia para el primer debate de que el candidato no se enganchara ni cayera en provocaciones funcionó, por lo que no habrá cambios o ajustes para los siguientes debates.

“Yo digo que funciona la estrategia, porque por la propia dinámica del formato, que a mí me gusta, creo que es bueno, se le hubiera ido el tiempo en responder ataques y no exponer lo que él tenía que exponer”, dijo Clouthier.

Por otro lado, dijo que mas allá de los resultados del debate, la gente pudo ver que los contrincantes del tabasqueño están puestos de acuerdo para evitar que llegue a la Presidencia.

“Creemos que la gente pudo ver claramente que esto es un juego entre varios candidatos contra AMLO y consolida lo que hemos dicho una y otra vez, que al final de cuentas están todos ellos juntos. Se habló más de AMLO que de México”, sostuvo la coordinadora.

Clouthier aseguró que la estrategia de campaña continuará y que López Obrador seguiría recorriendo los 300 distritos y sosteniendo reuniones con sectores claves de la población.

(Con información de Grupo Reforma)

#ContraPortada: “La Pejefobia”

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador encabeza todas las encuestas desde todos los medios posibles, nadie puede negar que es el político más conocido en México y el preferido para ganar las elecciones presidenciales del 2018.

Existe una “Pejefobia” irracional basada más en supuestos que en hechos; dispuesta a polarizar cada una de sus declaraciones y a atacarlo bajo el ingenuo concepto de que convertirá a México en Venezuela como Chávez o en Cuba como Fidel Castro, vaya tontería.

La pejefobia radica en:

  1. Tildarlo de loco: Durante muchos años a AMLO se le ha acusado de estar “loco”, de proponer ideas imposibles y de tomar una postura extremista. Mientras nuestros presidentes iniciaron una guerra contra el narco, tuvieron los escándalos más grandes de corrupción como las casas blancas y cientos de miles de muertos bajo sus mandatos. ¿Quiénes son los locos?
  1. AMLO convertirá a México en Venezuela: En reiteradas ocasiones se relaciona al líder de MORENA con el difunto Chávez y con el régimen de Venezuela; también los creadores de esta relación se han pronunciado diciendo que no es más que una estrategia publicitaria para desacreditarlo. Lo cierto es que los contextos políticos y sociales de ambos países con radicalmente opuestos y que la figura del Senado en México jamás le permitiría a AMLO llegar a ser ni cerca el dictador que sí fue Chávez.
  1. Es un peligro para México: Esta ha sido quizá le enfermedad más efectiva que alimenta la pejefobia. La han llenado de frases como ‘si votas por Obrador perderás tu empleo’, que ‘se nacionalizará absolutamente todo en México’, que ‘se limitará el acceso a la salud’ y que ‘el caos de inseguridad en México será incontrolable’. La realidad es que los números lo respaldan, como jefe de gobierno del entonces Distrito Federal su papel fue tildado de destacado, tan es así que la fundación City Mayors le entregó el reconocimiento al segundo mejor alcale del mundo por su trabajo en la Ciudad de México. ¿Nos quedamos con frases o con hechos?

Lo cierto es que, a pesar de sus desaciertos y declaraciones desafortunadas, el líder de la izquierda en México goza de un equipo destacado que lo acompañan en su gabinete, de una coordinadora nacional que ha sobresalido por su habilidad e inteligencia y de nuevas regiones que en años anteriores jamás lo apoyarían pero que hoy están decidiendo inclinarse a su proyecto de nación. Acabemos con la Pejefobia y mejor tengámosle fobia a la corrupción, cinismo e inseguridad en la que nos han dejado los últimos presidentes.

#HojaDeRuta: “Del miedo a la furia”

Comparte este artículo:

“La emoción más antigua y fuerte de la humanidad es el miedo. Y el más antiguo y fuerte tipo de miedo es el miedo a lo desconocido” -H.P. Lovecraft

La velocidad de la información, el peso del presente y la desconexión del pasado público parecen conjugarse para hacernos olvidar que México es un intento de democracia. Un intento que, además, tiene relativamente poco tiempo de serlo.

Tras el estruendo de la revolución mexicana, y un periodo de inestabilidad, el sistema político moderno se fundó con base en el principio de aceptar el autoritarismo a cambio de garantizar la estabilidad, siempre bajo un manto de democracia simulada.

Algo muy extraño sucedió: una suerte de autogamia donde el propio sistema dio a luz al partido que habría de garantizar su permanencia. Carne de mi carne, vida de mi vida. Una simbiosis política que logró mantener el poder por casi siete décadas.

Tan único fue el caso mexicano que mereció una categoría propia en el análisis de Giovani Sartori: la del partido hegemónico, es decir, aquél sistema político donde había diversos partidos, pero solo uno tenía el control, y por tanto, la posibilidad real de ganar elecciones y gobernar.

En el 2000 quizá había más miedo en México a la posibilidad del cambio político que al famoso Y2K o error del milenio que supuestamente provocaría una falla masiva en todo lo eléctrico y digital, enviándonos de golpe a la edad de piedra.

Sin embargo, la alternancia ocurrió, y con ella, la decepción. Aquél México que inició el siglo XXI con la esperanza de volverse una democracia verdadera, alcanzar la justicia y avanzar hacia el desarrollo, enfrenta menos de dos décadas después un desaliento prácticamente en todos los frentes: las garras de la pobreza aprisionan a la mitad de la población; la corrupción goza de cabal salud (México ocupa el lugar 135 de 180 países medidos en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional); la desigualdad crece mientras el salario pierde poder adquisitivo (el peor de América Latina, de acuerdo a la OIT) y, por si fuera poco, una crisis de violencia que ha dejado cientos de miles de muertes y quebranto social.

En entrevista reciente para el diario El País, la historiadora Soledad Loaeza resumió lo que parece ser el espíritu de los tiempos que corren en el país: “En México tenemos más rabia que susto”, y abunda: “Sin instituciones no hay gobierno que funcione, ni de izquierda ni de derecha. Estamos muy fragmentados y en esa fragmentación no hay posibilidad de entenderse”.

El momentum internacional ha probado la confiabilidad de la vieja herramienta del miedo: el Brexit en Reino Unido; Trump en Estados Unidos; LePen en Francia (que afortunadamente no ganó). Sin embargo, en el caso mexicano el miedo viene jugando un rol central desde hace más de una década. La campaña de “El peligro para México” implementada en 2006 fue exitosa en términos de comunicación política, pero sembró odio y discordia, elementos que nunca son sanos para la democracia.

Pero el tiempo pasó, y no perdona. Ante el correr de los calendarios, la mayoría de las ideas, obras y cosas o se desvanecen o se consolidan. Se olvidan o se vuelven clásicos. La emoción del miedo parece estar siendo sustituida por otra igual o más potente: la rabia. Una rabia generada por la diaria crueldad de una realidad que no mejora.

Hoy el miedo a lo desconocido parece verse superado por las ganas de castigo a las opciones tradicionales y la voluntad de tomar una ruta inexplorada. En la más reciente encuesta de Grupo Reforma hay hallazgos que sorprenden además de la ventaja de más de veinte puntos que registra AMLO, en particular, se pregunta qué candidato es un peligro para México, y en este rubro, el principal “peligro” identificado es el candidato del PRI.

Aunque la tendencia electoral está dibujada con claridad, un país que ha transitado del miedo a la rabia en medio de la precariedad institucional, corrupción desatada y crisis de violencia se encontrará en un momento delicado política y socialmente. De consolidarse la tendencia, la rabia de una población que, en lo general está ausente de lo público, tendrá que volverse una energía de reconciliación, reencuentro, recomposición. El miedo y la rabia movilizan, pero no construyen. Ahí estará el reto del futuro inmediato.

“No quieren revisar contratos del NAICM”: AMLO

Comparte este artículo:

Después de que Consejo Coordinador Empresarial (CCE) cancelara la mesa técnica para revisar la viabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), el candidato a la Presidencia de México por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lamentó la decisión de lo empresarios, quienes aseguró, no quieren que se revisen los contratos.

“No quieren que se revisen los contratos, hay que ver quiénes están interesados, quiénes son los contratistas. Ya sabemos que es Slim, él salió a defender su parte, tengo entendido que son cinco”, dijo el candidato después de un evento en Navojoa.

López Obrador, también dijo que era muy seguro que el Presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, esta sometido a fuertes presiones por parte de la mafia del poder y que esa fue otra razón para cancelar el diálogo.

“No olviden que los que dirigen estos organismos tienen jefes arriba, entonces seguramente Castañón está muy presionado”, señaló el tabasqueño.

Además, dijo que la CEE nunca tuvo contacto con el directo, sino al contrario solamente estuvieron en pláticas con su asesor, Alfonso Romo.

AMLO descarto que haya una ruptura y se dijo abierto al diálogo y lograr que se lleve a cabo la mesa técnica con los empresarios.

NAICM: Un cómic para AMLO

Comparte este artículo:

Imagina que después de tantos años, por fin logras asistir a la universidad al conseguir una beca académica, una de transporte y otra para comprar tus útiles escolares. Parece que todo marcha bien y ahora podrás salir de la situación económica en la que creciste en donde tus padres o tutores no pudieron darte una buena calidad de vida ni estudios universitarios. De pronto, llega un nuevo rector a tu universidad y decide que ya no tendrás tu beca porque dice que no la necesitas, además de que la obtuviste por medios sospechosos. ¿Qué pasaría contigo? ¿A dónde ser irían todos tus esfuerzos? Pues eso mismo le pasaría a México si AMLO llegará a la presidencia y tomará la decisión de cancelar los trabajos del NAICM.

La continuidad del NAICM es un tema que no debería discutirse si se cancela o no por parte de los candidatos a la presidencia en México, pero sí debería de estar en su agenda para fortalecerlo con inversiones y auditorías que ayuden a evitar prácticas de corrupción. AMLO y quienes lo quieren pausar, tuvieron en su momento el derecho como ciudadanos y servidores públicos de interponer toda acción legal para garantizar mayor transparencia de la que hoy se tiene para el proyecto.

El NACIM es para México, el proyecto más grande que ha tenido en su historia y está permitiendo desde ya, la creación de más de 50 mil empleos y grandes oportunidades de crecimiento técnico-profesional para las personas y empresas mexicanas que están participando en el proyecto. Cancelarlo, además de eliminar los beneficios que ya está ofreciendo a los mexicanos, sería sepultar los más de 450 mil puestos de trabajos que existirán una vez que entre en operación, perder los más de 120 mil millones de pesos de inversión y sobre costos generados por multas debido a la cancelación de contratos.

Cancelar el NACIM, no solo representaría perder lo que ya se invirtió. Cancelar el NACIM significaría para México seguir rezagando la eficiencia operativa y financiera de las aerolíneas que operan en el país por retrasos de vuelos, sumándole las perdidas que ya tienen millones de mexicanos y extranjeros que entran y salen del país debido a estas deficiencias. México ocupa hoy en día el lugar número 55 de infraestructura aeroportuaria y 57 de competitividad en el mundo, debido a que el actual AICM cuenta solo con dos pistas en operación no simultánea que reducen la calidad del servicio.

AMLO menciona que él no puede ser tolerante con la corrupción y que él considera que la construcción del aeropuerto es corrupción, y estoy de acuerdo con lo de no ser tolerante, pero si alguien que pretende ser presidente hace acusaciones debido a percepciones, ideologías o discrepancias con otros políticos, ¿qué podemos esperar de su gestión presidencial? Tal parece ser que AMLO está más empeñado en darle la contra a los gobiernos actuales y anteriores, que en ver por el crecimiento del país y sus ciudadanos. No defiendo a EPN, ni a Fox ni a Calderón, pero este es un proyecto que sobre pasa ideologías políticas y que es una necesidad real para el país.

Es cierto que el NACIM ha presentado irregularidades, pero también es cierto que es el proyecto con mayor transparencia que México ha tenido en su historia, incluso, es más transparente que cualquier proyecto que se haya gestado durante los gobiernos de AMLO. Recordemos que el NACIM de concluirse, será el primer aeropuerto del mundo en obtener la Certificación LEED Nivel Platino versión 4, que es la certificación para construcciones sustentables de mayor reconocimiento a nivel internacional, ya que te obliga a cumplir primero con todas las normativas locales, y después, a cumplir con los códigos de construcción y calidad más exigentes del mundo, además de llevar un proceso de auditoría bastante minucioso.

Insisto, el NAICM es un tema que no debería de discutirse si se cancela o no ahora que está en proceso de construcción, y la propuesta de AMLO para el aeropuerto en Santa Lucía es igual a la forma en la que presentó “lo que piensa”: un cómic.

En Google, Anaya se declara ganador del debate cuatro días antes

Comparte este artículo:

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se declaró ganador del debate presidencial cuatro días antes de que este se realice, al menos es lo que dice Google.

Si en el buscador se escribe “ganador debate 2018”, el primer resultado arroja: Debates Presidenciales 2018/Anaya Ganador del Debate, que lleva al sitio web del candidato de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Horas después la pauta dejó de aparecer cuando se realizaban búsquedas referentes al debate.

Esta estrategia de Anaya es similar a la de José Antonio Meade, quien pautó para posicionarse en los primeros resultados de búsqueda en Google, aun cuando la palabra que se buscara fuera AMLO.

Google, en México, permite la publicidad de carácter político. Si bien, la empresa no puede recibir dinero directo de las campañas lo hace a través de un intermediario, como una agencia publicitaria.

Los consejeros electorales de la Comisión del INE determinaron que ese tipo de publicidad no era un acto indebido, pues argumentaron que las búsquedas también arrojan enlaces relacionados con López Obrador, como su sitio oficial, su perfil de Wikipedia, noticias y otras páginas sobre el candidato, “por lo que el usuario que realizó la consulta está en aptitud de elegir el enlace al que desee acceder”, concluyó el INE.

Esta fue la reacción de Meade a la encuesta de Reforma… Casi llora

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, aseguró que la encuesta que cuenta es la del 1 de julio esto después de que la encuesta de Grupo Reforma, lo colocara en el tercer lugar a 8 puntos de Anaya y a más de 30 de López Obrador.

Durante una reunión con emprendedores en la ciudad de Monterrey, el ex secretario de Hacienda se dijo despreocupado por la encuesta y que casi no les pone atención.

“La estrategia centra, puntual, que refleja un análisis estadístico y además una reflexión estratégica es remontar ese 30 por ciento. La verdad es que las encuestas yo las veo poco y la estrategia la resuelvo todos los días. La encuesta que cuenta es la del 1 de julio”, dijo el candidato del PRI.

Por otro lado, dijo que confía que el primer debate lo haga ganar la preferencia del electorado.

“Vamos a tener en todo este ciclo la posibilidad de estar juntos para contrastar perfiles y propuestas, con la esperanza de que después de este primer espacio se empiece a centrar la atención del electorado en lo que es realmente relevante”, aseguró Meade.

Anaya se siente seguro que vencerá a AMLO

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya se dijo seguro de derrotar a su contrincante Andrés Manuel López Obrador en la elección de 1 de julio, esto a pesar de estar detrás del morenista por mas de 20 puntos porcentuales.

“Esta es una medición que nosotros no descalificamos, no es la única, nosotros tenemos otras mediciones, lo que hoy está claro es que es una elección de dos, y soy el único candidato que puedo derrotar a Andrés Manuel López Obrador, faltan 73 días de campaña y van hacer muy intensos, tres debates y estoy convencido que vamos a ganar la elección de manera contundente, el día 1 de julio”, dijo el panista durante su conferencia de prensa mañanera en Tijuana.

Aprovechando que se encuentra en la zona fronteriza, Anaya presentó un programa migrante en donde destaca que solo aceptarán la deportación de mexicanos y que se defenderá a los “dreamers” con el objetivo de que no sean moneda de cambio de las acciones de Donald Trump.

“Es necesario condicionar la cooperación nacional a que cesen los ataques contra los mexicanos, segundo aceptar sólo la deportación de los migrantes que documenten su nacionalidad mexicana; tercer destinar más recursos para la defensa jurídica de la comunidad mexicana dentro de los Estados Unidos, cuatro vamos a promover el diálogo y también frentes comunes entre la sociedad civil de ambos países, especialmente entre empresarios mexicanos y estadounidenses que podrían ver afectadas las relaciones económicas”, expuso Anaya.