PRI: Entre ilusiones y simulaciones

El pasado fin de semana se celebraron 88 años desde la creación del Partido Revolucionario Institucional. “88 años contigo” fue el eslogan que uso el partido para sus festividades.

Los altos dirigentes y mayores representantes del partido que ha gobernado México por más de 70 años, se reunieron en una de las épocas más oscuras y difíciles que tenga memoria el PRI. Con las elecciones en el Edomex, Nayarit y Coahuila en juego este año y la Presidencial en el 2018, los priistas tuvieron que mostrar una cara de unidad y de esperanza de que puedan derrotar a la oposición este y el año que viene.




En un acto que demuestra la simulación dentro del partido, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le hizo entrega de la medalla “Luis Donaldo Colosio” al ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Desde hace tiempo se habla sobre los desacuerdos y la rivalidad entre Beltrones y el presidente Peña Nieto. Pero para los festejos del 88 aniversario estas rencillas parecen haberse eliminado de momento.

El PRI, debe demostrar que está más unido que nunca, debe de demostrar fortaleza, pero al hacer esto cae en la simulación, en la mentira.

El PRI es el dinosaurio de ochenta y ocho años que tiene la esperanza de vivir otros ochenta y ocho. Tal es la prueba de los discursos de Enrique Ochoa Reza y del Presidente. Ambos personajes tienen la esperanza, o por lo menos quieren transmitir esa fe, de que este año arrasarán en el Edomex, Nayarit y en Coahuila, y que los triunfos también los llevará a ganar en el 2018.

Lejos están de la realidad los dirigentes del PRI Nacional. No se dan o no se quieren dar cuenta que la sociedad mexicana está harta del partido oficial. Este hartazgo se está traduciendo apoyo para la oposición, en específico, para Andrés Manuel López Obrador, al que ellos catalogan como “un peligro para México” y un “retroceso”.

El dinosaurio que nació después de la Revolución Mexicana y dio forma a las instituciones que hoy rigen a México, ciertamente, no morirá, pero tendrá que reformarse. Tendrá que entregar a sus Duartes, Moreiras, Borges, Medinas, si quiere en algún momento volver a Los Pinos.

Tendrá que pedir perdón por sus errores y por todos los muertos que han dejado administraciones como la de Díaz Ordaz, Echeverría y por qué no, Peña Nieto.

La regla es: reformarse o morir.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Mereces lo que sueñas

Hoy todos se burlan de las libretas de la esposa de Javier Duarte, sin embargo, la práctica de anotar compulsivamente un deseo buscando obtener una respuesta  del universo o de cualquier otra fuerza invisible y misteriosamente servil, es bastante común.

Libros, documentales, cursos, retiros, conferencias y un largo etcétera, nos ofrecen rutas mágicas, absurdas y exprés para alcanzar nuestras metas o sueños. No son pocos los patrones que han transmitido estas ideas a sus trabajadores creyendo que les están haciendo un bien.

En la búsqueda de concretar nuestros objetivos, hay múltiples factores que no dependen de nosotros y lidiar con esa incertidumbre es tan incómodo que la esperanza llana y simple no logra calmarnos; si no aprendemos a vivir con esas dudas, la desesperación nos puede hacer recurrir a las estupideces más grandes y ejemplos, tristemente, hay muchísimos.




Pero más allá de creer en absurdos, estas prácticas nos pueden llegar a convencer de que lo que tenemos es merecido, de que fue puesto frente a nosotros como una “señal” de alguna enigmática energía profundamente interesada en nuestros caprichos.

Asimismo, consideremos que el ser humano tiende a justificar sus conductas, por más espantosas que sean. Pensemos en Jorge Videla muriendo convencido de que su dictadura no cometió excesos y mantuvo el orden, situación idéntica a la de Francisco Franco o similar a la de Gustavo Díaz Ordaz, quien dijo sentirse orgulloso de lo ocurrido en Tlatelolco en 1968.

Combinemos las ideas de los dos párrafos anteriores:

El cinismo sea quizá la forma en que estas personas sobreviven a sus propias atrocidades y las ideas mágicas se presentan como una herramienta invaluable para ello.

Tal vez entonces, la familia Duarte crea que su abundancia es consecuencia de haber escrito sus deseos en un pedazo de papel y no de conductas ilícitas.

Que las quimioterapias falsas fueron en realidad una oportunidad cósmica para obtener ganancias a costa de niños enfermos de cáncer. Que las empresas fantasmas eran estrategias místicas para concretar las respuestas del universo. Que la desaparición de periodistas fue simplemente la eliminación de obstáculos siderales que se entrometían de forma incómoda con el gran plan de materializar los antojos del entonces gobernador.




Porque todo lo repugnante se puede justificar si se parte de una óptica desvergonzada y fantasiosa.

Las libretas no hacen sino mostrarnos los alcances de estas conductas inútiles, disparatadas y nacidas del pensamiento mágico: aprovecho las oportunidades, sean cuáles sean y merezco lo que tengo, haya llegado cómo haya llegado.

No arrebato, el universo me regala.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Sí merezco abundancia

Ayer se aseguró una bodega con objetos y libretas de la familia Duarte. Entre los documentos aparecieron libretas donde presuntamente Karime (esposa de Javier) habría apuntado información relevante respecto a su economía familiar, propiedades y las relaciones laborales que mantenía con familiares y políticos.




Fue ahí donde apareció el diario de su majestad Altísima Karime, First Lady del reino de Veracruz. Poeta, Lirica y amante de la escritura. Trabajadora incansable y deseosa de mucha, pero mucha abundancia.

En dicho diario pareciera que Karime tenía bien planteadas las facetas de su vida. Desde 1st Lady hasta esposa, pasando por sus hobbies, puesto de trabajo y las relaciones que debiera tener.

“Sí merezco abundancia” Karime Macías de Duarte escribía una y otra vez. Deje usted de lado si su abundancia debía ser ganada o trabajada, ella la merecía y junto con su esposo la conseguiría. Le faltó ser un poco más específica porque nunca detalló sí quería abundancia de dinero, relaciones, posesiones o denuncias. Y bueno, recibió abundancia de todo.

“Gobernar es como estar sosteniendo dos columnas de arena todo el tiempo” dijo Lazo y Karime, como apasionada escritora, redactó en su diario; sin saber que efectivamente, las columnas de arena que gobernaron ella y su esposo se derrumbarían años después. Teniendo que huir del país para intentar cambiarse la identidad y sobrevivir de alguna manera.

“Hueva pero exprímelo” escribió en otra hoja. Educada y fina First Lady. Se nota que estaba claro el objetivo de la realeza Veracruzana que exprimió hasta la última gota de los recursos y de la esperanza de los veracruzanos. Si no, dígame usted en qué cabeza cabe aplicar quimioterapias falsas a niños enfermos de cáncer.

Lavado de dinero, crimen organizado, desvió de recursos, opacidad, pobreza, ineficacia, mentiras, fraude y corrupción. Me cuesta trabajo creer como puede existir alguien tan sin vergüenza. Javier Duarte y Peña Nieto son sin duda la tumba del PRI a la presidencia en el 2018.

Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.
Sí queremos a los Duarte en la cárcel.

Ley de la atracción. Repitámoslo hasta que se haga verdad que a ellos les funcionó.




Ah, y si no es mucho pedir, incluya a los Medina en sus mantras.

Órale. Si no nos vemos pues nos escribimos.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Unidad Nacional, pero…”

Este fin de semana habrá una serie de marchas en contra de Trump, en todo el país. Esto viene relacionado al reciente movimiento de “unidad nacional” que desde Presidencia se ha promovido.

El problema que yo le veo es este movimiento, es que, sí está muy padre que haga ese sentimiento de nacionalismo y todo, pero ya son partidos políticos y funcionarios los que están agarrando está banderita de “unidad nacional” y todos contra un “mismo enemigo”.

Claro que Trump es un enemigo en común para todos los mexicanos, pero nuestra verdadera enemiga es la corrupción. ¿Dónde está Javier Duarte? ¿César Duarte? ¿Roberto Borge? ¿Tomás Yarrington? ¿Eugenio Hernández? ¿Qué se va a hacer con los Moreira?

No me crean, pero este conjunto de saqueadores de la nación, son una de las razones por las cuales el país está empinado. Son razón por la que México no avanza, y por qué no decir que por la corrupción tampoco ha crecido nuestro comercio interno (el dinero se va por la coladera en lugar de apoyos a las PyMES).

No se equivoquen, estoy a favor de la unidad nacional, pero ¿en verdad se tienen que armar marchas en contra de Trump? Si vamos a marchar, entonces marchemos contra Enrique “Henry Monster” Peña Nieto y todos sus secuaces, que hoy por hoy quieren esta “unidad” para beneficio propio.

No por nada, Enrique “Rana” Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, anda con todo promoviendo las marchas del domingo, a las que él va a asistir.

Ellos saben que mientras tengan al pueblo distraído con el tema de la “unidad nacional”, se quitarán un peso de encima y más importante, le quitarán presión a la Presidencia de Enrique.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Dimes y Diretes: “Orange is the New PRI”

Que sorpresita nos llevamos el día de ayer en la mañana con la noticia que Rodrigo “Golden Boy” Medina había sido internado en el Penal del Topo Chico. Para muchos algo que iba a ser imposible ha logrado (no podemos celebrar eso si) Medina estuvo por un tiempo detrás de las rejas.

Para el medio día de ayer ya teníamos una foto de “Rorro” Medina vestido de naranja, confirmando así que el naranja es el nuevo PRI.

Haga por favor sus cuentas, y hasta el momento de todos los ex gobernadores y gobernadores acusados de corrupción, son en su gran mayoría priistas o lo fueron, pues ya Javier “Ñoño” Duarte, por ejemplo, fue expulsado del partido.

Muchos de los acusados de corrupción y hasta asesinatos, son o fueron parte del “Nuevo PRI” que tanto presumió Enrique “Henry Monster” Peña Nieto en un programa de televisión.

Creo yo que nuestro querido Presidente necesita cambiar su frase, y poner que por definitiva el naranja es el nuevo PRI. Todos estos gañanes acusados de corrupción deberían de estar vestidos de naranja y tras las rejas, como Guillermo Padrés y ahora Rorro Medina. ¿Pero qué pasa? Simplemente el partido no los quiere soltar, no los quiere entregar, en especial a “Ñoño” Duarte.

Pero en fin, así las cosas con el PRI Naranja. Pero muy aplaudible las acciones de la Sub Procuraduría Anticorrupción del gobierno de “el Bronco”, pero en definitiva esta es una victoria para la ciudadanía de Nuevo León, que durante todo el gobierno no ha quitado el dedo del renglón y sigue exigiendo que Medina y sus secuaces sean encarcelados.

Eso sí, no cantemos victoria hasta que en verdad Rorro y sus ex colaboradores estén donde deben de estar, en una cárcel.

¡Ahí Se Leen!

*Título Crédito: Roberto Gallardo

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Sí al #Jitomatazo”

Durante las recientes semanas ha sonado mucho en redes sociales la propuesta de tirarle jitomates a los diputados federales de México que hayan recibido el bono navideño y no lo devuelvan.

El ex City Manager de la Delegación Miguel Hidalgo, Arne aus den Ruthen, es el impulsador del #Jitomatazo, y aunque ha sido duramente criticado, yo coincido con el mismo.

César Camacho, diputado federal plurinominal y miembro del afamado Grupo Atlacomulco (mismo al que pertenece nuestro querido Presidente), fue la primera víctima del #Jitomatazo.

El ex gobernador del Estado de México ya hizo una denuncia penal contra Arne y todos los que resulten responsables de aventarle jitomates y arruinarle su traje (muy probablemente de marca). Aquí es donde yo me pregunto, ¿y nosotros cómo los denunciamos a ellos por ratas?

La realidad es esta: cada diputado federal nos cuesta alrededor de un millón de pesos mensualmente. También no tiene progenitora que a pesar de la crisis económica por la que pasa el país, los diputados se hayan otorgado millones de pesos en bonos navideños (cada diputado recibió alrededor de entre 500 mil a 700 mil pesos). ¿Ahora salen que por unos jitomatazos van a lloriquear?

Los diputados del PRI y su Presidente Nacional, Enrique Ochoa, piden que no haya violencia, pero ¿cuántas veces el PRI ha incitado a la violencia? Es más, ¿cuántas matanzas han sido hechas por gente afiliada al PRI?




Ahí, le va un recuento: Tlatelolco (1968), La Masacre del Jueves de Corpus (1971), las ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato (2015), los periodistas asesinados durante los sexenios de varios gobernadores, sobresaliendo Javier Duarte.

Ya que estamos con Javier “Ñoño” Duarte, los 9 niños que murieron de cáncer fue porque el tratamiento era patito, pura agua. Después de todo esto, ¿neta los priistas se quejan por unos jitomates? Denle gracias a Dios que no les avientan piedras y que realmente el hartazgo social no se ha desbordado por completo.

Para mí ni los jitomatazos, ni el pañalazo que se avecina son actos de violencia. Son acciones que demuestran el hartazgo social que comienza a crecer en México, en esta clase política, que en su mayoría se ha encargado de desfalcar al país.

Por lo tanto, yo digo, que adelante con los jitomatazos, hasta que los diputados federales devuelvan el bono navideño y cumplan con su trabajo. Y yo no lo dejaría en los diputados federales, también a cualquier político corrupto en México.




¡Ahí Se Leen!

P.D. Aventar jitomates no es un delito penal, es una falta administrativa por vejaciones, por lo tanto no amerita cárcel.

Sin la acción directa de los jóvenes, no habrá cambio de gobierno

Nuestra gente se encuentra hastiada del gobierno actual y de las políticas que se han implementado en los últimos años, tendientes a debilitar cada vez más el estado social, y procurar el bienestar de unos cuantos en detrimento de la mayoría de la población.

Sucesos como la casa blanca de EPN, el avión presidencial, la estrategia de llevar a Trump (aun candidato republicano en ese momento) a dialogar con el ejecutivo por parte de Luis Videgaray, la caída y regreso del mismo, los Duartes, así como el gasolinazo, son los que han hecho entender a una buena parte de los mexicanos que, no se puede tolerar ni un día más este gobierno que tiene el cinismo y el hambre de poder por estandarte.

Actualmente, miles salen a las calles a manifestarse, ya no solo en contra del aumento desmesurado de los hidrocarburos, sino en contra de aquellos funcionarios públicos que han estado gobernando tan solo para ellos mismos.

Por medio de diversas consignas, el pueblo deja claro a la cleptocracia en el poder, que se ha unido en una sola voz para hacer valerse como ente del cual dimana la soberanía, y así iniciar un proceso de renovación política.

No obstante, cabría preguntarse, de forma bastante válida ¿cómo se pretende cambiar el sistema que rigió durante décadas nuestro país? ¿Cómo mantener la unidad popular después de lograr los objetivos inmediatos, como el dar reversa al “gasolina”?




Si bien no es fácil resolver las cuestiones planteadas, sería imprescindible apreciar lo siguiente como uno de los pilares para la reconstrucción de la política: el rol de la población joven dentro del proceso de reivindicación y reconstrucción de la política.

Y es que, debemos ser realistas: sin una participación activa y directa de parte de los jóvenes, la consolidación de un gobierno que merecemos no llegará a materializarse.

Si bien es cierto que, en las revoluciones (y más aún, en las de carácter no violento, como la que se moldea poco a poco en nuestro país), es necesaria la sabiduría de los más grandes, de aquellos que han experimentado con anterioridad luchas de liberación, resulta aún más importante contar con la disposición de la energía de los más jóvenes; los cuales tendrán en sus manos la responsabilidad de devolver el rumbo a un país que estuvo secuestrado por la clase política durante un largo tiempo.




Y ojo, que al mencionarse como factor vital la participación de los jóvenes, esto debe entenderse como lo que hoy en día se está presenciando: como el hecho de participar y organizarse de formas que trascienden el voto; pues no hay mayor mal que concebir la democracia y la voluntad popular, como un simple voto depositado en una urna cada tres años.

Al contrario, la democracia y el ejercicio de la soberanía, implica un ejercicio diario materializado en acciones y en organización por parte de quien es el protagonista en lo que respecta al futuro de la nación: el pueblo.

Cuando nos quede claro este enorme poder, y a su vez deber, que poseemos como pueblo, y nos quede claro a la juventud, el hecho de que somos un elemento imprescindible para concebir la revolución del país y la consolidación de un gobierno y democracia popular, habrá llegado el día en que veremos un nuevo amanecer. Habrá llegado el día de un verano que sustituya a este invierno que ha durado décadas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Javier Duarte Asesino de Niñxs”

Que fregadazo le dieron ayer de nueva cuenta al PRI. El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, dio a conocer ayer que, bajo el gobierno de Javier Duarte, la Secretaria de Salud dio quimioterapias falsas a niñxs. El medicamento, según el actual gobernador, era prácticamente agua destilada que ningún efecto hacía en los pacientes.




La verdad es que ya es el colmo de los colmos, que hace más de 3 meses que Javier “Ñoño” Duarte pidió licencia, y escapo en un helicóptero del Gobierno de Veracruz para jamás ser visto de nueva cuenta.

Raramente, antes de escapar el ex mandatario veracruzano se reunió con gente de la Secretaria de Gobernación, específicamente con Osorio “Chino” Chong. ¿En verdad el PRI y el Gobierno Federal no saben donde está Duarte?

La verdad es que difícilmente le creo a la administración de Enrique “Henry Monster” Peña Nieto. Me parece increíble que Duarte no compartirá, con el gobierno que lo puso en la silla de la gubernatura de Veracruz, hacia donde iba a escapar y cuáles eran sus siguientes pasos.




También es triste ver que la Procuraduría General de la República, no giró una orden de aprehensión contra el hoy prófugo Duarte, antes de que este dejara la gubernatura.

¡Claro que los priistas saben dónde esta Duarte! El detalle es que no quieren decir, por lo mucho que puede decir “Ñoño” sobre sus ex compañeros de partido.

Imagínese usted que a Duarte si lo atraparan, lo pusieran en prisión y se ponga a despotricar todo el raterio que hizo en Veracruz y que, a cambio de un posible moche, el gobierno federal se hacía de la vista gorda (no es secreto para nadie que hay este tipo de prácticas) ¿o qué? ¿se creen esa historia de que Peña Nieto y sus secuaces no sabían lo que sucedía en Veracruz?

Pero bueno, al final del día este es el “Nuevo PRI”.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Gran Crisis Política

Pareciera como si el fin estuviera a punto de llegar. La clase política en el país ha perdido tanta credibilidad que da miedo. Miedo de ya no temerla a las apariencias y ya no buscar si quiera una legitimación que parece pérdida. El político de la vieja escuela en México está dando sus últimos respiros, pero al parecer también se ahorca solo.

Presenciamos, quizá, el caos más grande de México en los últimos 30 años. Los ciudadanos- para bien y mal- están tan hartos de sus gobernantes que han decidido salir a las calles a levantar la voz, y en ocasiones, a descargar su desesperación en forma de actos de vandalismo y violencia.

Y ¿cómo no estar hartos de una clase política tan pobre? ¿Cómo defender a una camada de gobernantes tan cínicos y además incapaces?




La realidad es que la corrupción en el país representa ya una fuga de egresos insostenible. En un país donde la economía ya ni si quiera es estable, donde el alza al salario mínimo es prácticamente nula y donde los servicios básicos siguen disparándose hasta los cielos resultado de pésimas gestiones gubernamentales y de una inexistente continuidad de proyectos.

La gran crisis de políticos en México nos está dejando grandes costes. Enrique Peña Nieto, que llegaba a la presidencia bajo dos lemas que pretendían modernizar la baraja política en el país. Desde el “Nuevo PRI” hasta el “Saving México” hoy tiene en sus filas tan solo un 7% de credibilidad entre los ciudadanos de México según algunas casas encuestadoras.




Javier Duarte y una de las gestiones más oscuras de gobernadores, plagado de sangre, violencia, despilfarro, corrupción e impunidad. Borges y Padrés, dos gobernadores que salieron cortados con la misma tijera, pero de diferente color.

Hilario Ramírez mejor conocido como “Layin”, un alcalde que sí robo, pero poquito. Actualmente se perfila para ser un serio candidato a la gubernatura de Nayarit, a pesar de los grandes escándalos por sus fiestas despampanantes, por levantarle la falda a las mujeres en plenos bailes públicos e incluso por regalar coches a personas que se hacen virales por las redes sociales.

Definitivamente vivimos la peor crisis de la clase política en México, en vísperas de los comicios electorales del 2018 no hay esperanza y la realidad es que tampoco hay razones para tenerla.

¿Qué estamos haciendo como sociedad para salir de ésta crisis? O ¿Tenemos a la clase política que merecemos? Lo dejo a su consideración. Por cierto, felices XV años de Rubí y un saludo al “talentoso” Lady Wuuu.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Padre Solalinde: La cara progresista en la política de la Iglesia Católica

A lo largo de la historia, no ha existido estructura con mayor número de adeptos, así como mayor influencia en los asuntos políticos de México, como lo es la iglesia católica. Si bien los esfuerzos emprendidos por personajes como el presidente Benito Juárez contribuyeron a establecer un distanciamiento entre los asuntos del clero y del estado, así como el nacimiento de un auténtico estado laico, es indudable el peso que dicha institución continua ejerciendo en los aparatos estatales.




Sea por medio de figuras de autoridad que establecen una postura rígida frente a los asuntos que competen al poder legislativo (como lo que se presenció no hace mucho con las declaraciones del Cardenal Norberto Rivera en relación a la iniciativa presidencial sobre el matrimonio igualitario); así como a través de grupos fachada defensores de posturas conservadoras (véase Frente Nacional x la Familia o ConParticipación), una considerable parte de la iglesia ha mostrado una defensa por visiones tradicionalistas, contrarias al progresismo predicado en décadas previas bajo la óptica de la teología de la liberación.

No obstante, si bien resulta verdadero lo anteriormente dicho, es cierto que también existe un sector eclesiástico con una concepción más apegada a un progresismo y a una ruptura con el tradicionalismo predicado por variadas congregaciones. Entre los miembros de tal sector, se puede mencionar al Padre Alejandro Solalinde.

Ministro de culto, activista, defensor de los derechos humanos y defensor de los migrantes, Solalinde representa lo contrario al fundamentalismo actual: a una figura religiosa, que si bien se involucra en los asuntos políticos, lo hace bajo el estandarte de la lucha por recuperar la dignidad del prójimo; más allá de contribuir a mantener la influencia eclesial en los asuntos públicos, Solalinde contribuye más como ciudadano que como representante religioso deseoso de mantener su poder en los poderes de la unión.

Fungiendo como un ejemplo de solidaridad y valor en momentos de gran impacto, como la exigencia de que no quedaran impunes los crímenes cometidos en Ayotzinapa y las acciones de políticos como Javier Duarte, Alejandro nos hace recordar aquella teología de la liberación que orientaba hacia un progresismo en la visión del catolicismo.

Igualmente, es la sinceridad, el coraje y la calidez humana lo que distingue a dicho sacerdote de otros personajes relativos a la creencia predominante de nuestro país, los cuales se valen de su estatus para influir en las decisiones que dirigen el rumbo de la nación.

Tal ejemplo es lo que habría de hacer replantear a la iglesia sobre su postura sobre los asuntos públicos, y hacerlos ver lo fundamental que resulta un cambio en sus formas, el cual debería observarse en contemplar a una Iglesia Católica que ya no se entrometa más, de forma directa, en las decisiones de nuestros legisladores, sino que, como lo ejemplifica Solalinde con su acción diaria, actúen de forma directa en los problemas que aquejan a la población.




Es hora de ver, no solo un cumplimiento verdadero del concepto de la separación iglesia-estado, sino que también de apreciar el surgimiento de una iglesia que verdaderamente se preocupa por el bienestar de su prójimo, y en lugar de contribuir a la realización de marchas que buscan limitar los derechos de un determinado grupo, busquen la forma de ayudar a los desprotegidos y luchen por garantizar el cumplimiento de un piso mínimo de dignidad que supuestamente nos garantiza nuestra Carta Magna.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”