AMLO aclara que FGR y no la UIF lleva la mano de la denuncia contra Videgaray

Comparte este artículo:

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador aclaró que es la FGR y no la UIF la que está encargada de investigar el cado de Luis Videgaray, esta última sólo apoya con información en caso de que la Fiscalía lo requiera.

Aseguró que: “Tiene que haber coordinación entre la Fiscalía y la UIF. No se puede actuar por separado. Nosotros hemos decidido apoyar la autonomía de la Fiscalía, ellos son los que se hacen cargo de las investigaciones, no el Poder Ejecutivo. Sólo que la FGR solicite a la UIF información se puede hacer la investigación y proporcionar esa información a la Fiscalía.

Aseguró que el Ejecutivo o la UIF no investiga unilateralmente si no existe una solicitud de la FGR o un acto notorio de corrupción denunciado que requiera saber sobre el manejo del dinero, darle seguimiento al dinero en el sistema financiero.

Durante su tradicional conferencia en Palacio Nacional, el titular del ejecutivo federal pidió a la FGR actuar con rapidez en la solución del caso de Luis Videgaray para evitar que exista espectacularidad en temporada electoral.

Pidió que no se caiga en especulaciones, o politizar el tema, además de que aseguró que quisiera que se plicara una justicia rápida y que no se acumulen los casos. “Entonces, para evitar que todo se quede en escándalo político, lo que hay que hacer es darle celeridad, que rápido la Fiscalía, esto lo digo con todo respeto, la Fiscalía ya desahogue todos esos casos“.

Esto se da luego de que el día de ayer, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que mantiene abierta una investigación contra el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, que se desprende de los señalamientos que formulara en su contra el ex director general de Pemex, Emilio Lozoya.

Apenas en agosto pasado, Lozoya presentó una denuncia ante la FGR en la que señaló al ex Presidente Enrique Peña Nieto y a Videgaray como cabezas de operaciones de corrupción.

Con información de Reforma

Investiga UIF a Luis Videgaray por señalamientos de Lozoya

Comparte este artículo:

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda abrió una carpeta de investigación al ex secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, que se desprende de los señalamientos hechos en su contra por parte del ex director de Pemex, Emilio Lozoya.

“Vamos a hacer la integración de la información para efecto de que se pueda presentar una denuncia en su momento o en su caso generar alguna petición o responder a alguna petición que nos reformule la Fiscalía General en este caso en particular”, declaró esta tarde el titular a la UIF, Santiago Nieto Castillo, al ser entrevistado luego del encuentro que sostuvo con los coordinadores parlamentarios del Senado para hablar de ordenamientos en materia de lavado de dinero que están próximos a vencerse. 

Además, detalló que la investigación comenzó en el momento en que Lozoya Austin presentó su denuncia. 

No obstante, dijo que no podía dar más datos debido al sigilo que requieren las indagaciones, pero por supuesto que está en proceso de verificación por parte de la Unidad”.

Se presume que la UIF rastrea los movimientos de por los menos los últimos 10 años.

A lo que encuentren, habrá que sumar lo declarado por la ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, quién se ha acogido al criterio de oportunidad para convertirse en testigo protegido. 

Y Videgaray reta a Robles a dar pruebas de sus acusaciones

Comparte este artículo:

El ex secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, advirtió a Rosario Robles que su desesperación no puede ser justificación para “mentir e incriminar a inocentes”.

“Lamento que Rosario Robles opte por acusarme sin fundamentos para tratar de librar su situación legal. Desde el punto de vista humano, entiendo lo extraordinariamente difícil de su condición, incluyendo la perspectiva de enfrentar órdenes de aprehensión por delitos muy graves. Sin embargo, la desesperación no puede ser justificación para mentir e incriminar a inocentes. Esto no debe ser el camino para lograr la libertad”, se lee en una carta publicada por Videgaray.

Cabe recordar que la ex secretaria de Desarrollo Social acusó a Videgaray de instruir movilizar recursos para el PRI en el Estado de México para las campañas intermedias y para la campaña de 2018 para la Presidencia de la República.

“Los recursos se destinaron para la elección para presidente del señor Enrique Peña Nieto, para las elecciones de 108; Luis Videgaray en las intermedias y en la campaña de 2018 fue quien dio instrucción para que se utilizaran recursos públicos en favor de la campaña del entonces presidente y de su partido del PRI y de Enrique Peña Nieto”, dijo el abogado de la ex funcionara, Sergio Arturo Ramírez.

Videgaray rechazó que se haya beneficiado de la Estafa Maestra ni haber tenido alguna participación directa o indirectamente.

“Podría decir muchas cosas, pero lo que no podrá es probar mentiras”.

Por otro lado, señaló que la nueva estrategia legal de la ex funcionaria federal, es errada e inmoral.

“En nada contribuye a la lucha contra la corrupción que encabeza el presidente López Obrador. La corrupción no se combate con mentiras y fabricando culpables”, expresó.

Por último, el ex funcionario indica que no permitirá que se le difame.

“El mecanismo de moda de ‘me salvo culpando a Videgaray’ tiene un límite, y ese límite son la verdad y la ley”.

Señalan a Peña Nieto como “jefe criminal”

Comparte este artículo:

La Fiscalía General de la República (FGR) afirma que como cabeza de un aparato de poder criminal, el presidente Enrique Peña Nieto jugó un papel central en al comisión de delitos de traición a la patria y cohecho en el caso Odebrecht, esto de acuerdo a la solicitud de orden de aprehensión contra el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, formulada por la FGR ante un juez y que fue devuelta sin que el juzgador se pronunciara sobre su procedencia, y a la que tuvo acceso el periódico Reforma.

En la solicitud, la Fiscalía considera que el ex presidente Peña Nieto fue autor mediato de los delitos mencionados y los de carácter electoral, es decir, que cometió los ilícitos utilizando como instrumento a Videgaray y a Emilio Lozoya Austin.

Peña Nieto, dice en su consideración la FGR, se apartó del Estado de Derecho y utilizó el cargo público para el que fue electo, con el fin de delinquir.

Con su actuar ilícito no solo obtuvo beneficio personal, sino procuró “también el beneficio de la empresa Odebrecht, que los había ya hecho objeto de cohecho, traicionado a la patria con su mal desempeño”.

“Los hechos delictivos de cohecho y traición a la patria”, indica la Fiscalía en su solicitud ante el juez, “surgieron por disposición de él mismo”.

El documento señala que Videgaray actuó bajo instrucciones de su jefe, el entonces presidente Enrique Peña Nieto.

A instancia del mandatario, dice el documento de la FGR, Videgaray distribuyó “de manera espontánea y por interpósitas personas” 121 millones 500 mil pesos a los legisladores panistas Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle, al dirigente partidista Ricardo Anaya y al legislador priista David Penchyna Grub.

El delito de cohecho se configuró con las entregas en efectivo a los políticos panistas y priistas señalados. Estas entregas presuntamente tenían el propósito de obtener el voto de los aludidos en favor de la reforma energética sin atender los intereses que representaban, sino sólo a su beneficio personal.

Por otro lado, la traición a la patria habría ocurrido al impulsar las reformas estructurales para otorgar beneficios a empresas extranjeras, como Odebrecht, y que podrían beneficiarse del aprovechamiento y explotación de los recursos naturales que por mandato constitucional son propiedad de la nación.

“Los hechos imputados de cohecho y traición a la patria requirieron de considerables recursos logísticos y financiero ya que hubo que realizar gestiones tanto en el país como en el extranjero para contar los recursos ilícitos de Odebrecht”, se describe en el documento que publica el periódico Reforma este jueves.

Además, esos recursos hubo que “transferirlos, cambiarlos en moneda corriente, almacenarlos, entregarlos a los legisladores, condicionar el pago de sobornos a cambio de su voto a favor de la aprobación de las reformas estructurales; elaborar las propuestas legislativas a modo que beneficiaran a Odebrecht entre otros; cabildearlas con el resto de legisladores y publicar las leyes aprobadas”, detalla.

Bajo el liderazgo de Peña, Videgaray y Lozoya, continúa, funcionaron como “un Estado dentro de un Estado e implementaron una política de actos de corrupción”.

Cabe mencionar que se indica que la solicitud de orden de aprehensión se centra únicamente en Videgaray como 2autor material” de los actos criminales, la FGR deja en claro que Peña fue el orquestador y promovente de las acciones delictivas.

Al señalar que ocupó el cargo oficial más elevado de la Administración pública entre 2012 y 2018, subraya que Peña “contaba con su propio aparato de poder criminal, con cuya ayuda implementó una estrategia de coptación de la voluntad de los legisladores” para la aprobación de la reforma energética.

“Peña tuvo un poder de mando y dirección sobre sus allegados en el Gobierno que, desde luego, no era simbólico, sino que también incluía la capacidad de dar órdenes específicas, las cuales estaban obligadas a cumplirlas”, expone la FGR.

(Fuente e información de Grupo Reforma)

Ofrece Ancira devolver 200 mdd de Agronitrogenados si AMLO se disculpa con él

Comparte este artículo:

El presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira Elizondo, se dijo estar dispuesto a entregar 200 millones de dólares del presunto sobreprecio en la venta de la planta Agronitrogenados, a cambio de que antes el presidente Andrés Manuel López Obrador le ofrezca una disculpa, pues se considera un perseguido político del gobierno federal.

En entrevista en España con el periodista Carlos Loret de Mola, Ancira reapareció en público y negó que la planta fuera vendida por encima de su precio, sin embargo se dijo dispuesto a pagar los 200 millones de dólares que ha exigido López Obrador, su las autoridades mexicanos se desvisten de las acusaciones en su contra.

“Pido una disculpa amplísima y podríamos hablar de una devolución de lana, hacemos un programa de donativos para saber qué va a hacer con los 200 millones de dólares, yo soy un hombre de negocios, yo negocio todo menos mi hija”, dijo Ancira.

Señaló que los recursos saldrían de AHMSA y el pago se tendría que realizar a plazos, por la situación económica que atraviesa la empresa.

Por otro lado, el empresario dio a conocer que a mediados de este mes podría concertarse la negociación para la venta de AHMSA o su asociación con la compañía Villacero.

“Vamos avanzando, yo creo que debemos tener algo para mediados del mes que entra sin falta. Que asuma el control de Altos Hornos”, dijo en la entrevista.

Además, Ancira dijo ser un perseguido político del gobierno federal actual y refirió que su error fue no haber apoyado la campaña de López Obrador. En la campaña que sí apoyó, declaró, fue en la de Enrique Peña Nieto con cerca de dos millones de dólares.

“En diferente apoyos y circunstancias un par de millones de dólares (a campaña EPN), no yo en lo personal, Altos Hornos apoyando eso, ayudé en la campaña del PRI, estaba una gente muy allegada a nosotros en forma directa, Humberto Moreira, que era gobernador. Ayudé a Humberto Moreira”.

Por otro lado, deslizó la existencia de un supuesto pacto de López Obrador con Peña Nieto y Luis Videgaray para no “tocarlos” a cambio de que le suavizaran el camino para que llegara a la Presidencia.

Finalmente, aseguró que el valor de AHMSA ha caído entre 800 y 900 millones de dólares a raíz del proceso que se inició en su contra, acusado de blanqueo de capitales.

“Mi error no haber estado con el ‘Peje’ en su momento de elección, pudiera haber sido eso. No haberle metido dinero a la campaña, eso pudiera haber pavimentado o suavizado muchas cosas. Yo no tengo los 200 millones, me tendría que dar plazos y tiempo. Yo estoy dispuesto a sacrificar mi sistema accionario a cambio de que alguien invierta dinero en Altos Hornos”, declaró.

“Si yo era tan amigo de Lozoya, ¿por qué no agarré un contrato para suministrar la tubería y el acero a Pemex con un contrato a cinco año? Peña Nieto me quitó los aranceles del acero, eso me costó ciento de millones de dólares por año”, expresó.

(Con información de Vanguardia MX y LatinUS)

Odebrecht desmiente a Lozoya, dice que solo él sabe que hizo con los sobornos

Comparte este artículo:

Luis Alberto Meneses Weyll el principal funcionario de Odebrecht que sobornó a Emilio Lozoya Austin y quien confesó a la justicia brasileña haber entregado 10.5 millones de dólares al servidor público entre 2012 y 2014, además fue quien puso en la mira al exdirector de Pemex con sus acusaciones reveladas en 2017.

Actualmente desmiente las versiones que Lozoya está ofreciendo a la justicia mexicana en su intento por obtener un trato preferencial.

A través de Carlos Kauffmann, su abogado, plantea que no hubo dinero por parte de la constructora brasileña para la campaña de Enrique Peña Nieto ni para que los legisladores aprobarán la reforma energética, tampoco hubo pagos para obtener contratos para una planta de etano en el gobierno de Felipe Calderón.

Sino que asegura que “el único que sabe lo que hizo con el dinero es el propio Lozoya” y ahora está tratando de adjudicarle pagos que no son de Odebrecht, dijo Kauffmann.

En su denuncia, presentada en la FGR, Lozoya señala sobornos de Odebrecht a legisladores, aportaciones a la campaña de Peña Nieto y acusó que funcionarios de los gobiernos de Calderón y Peña. Lo cual es calificado como falso por la defensa de Meneses Weyll.

De acuerdo a Lozoya, cuando él estaba en campaña con Peña, a principio de 2012, se reunió con Meneses en las Lomas para pedirle 6 millones de dólares a nombre del aspirante presidencial, tal petición “venía directamente del entonces candidato Peña Nieto y que Odebrecht se vería beneficiado cuando ganara. Él me dijo que lo veía bien”, contó Lozoya.

En su denuncia, el exfuncionario detalló que Meneses Weyll le aseguró que Odebrecht aportaría 4 millones de dólares, de los cuales 2.5 millones serían íntegros para la campaña de Peña, con lo que la firma sudamericana esperaba posicionarse con el PRI, y le habría dado datos de una cuenta bancaria que tenía en Suiza a la que le fueron transferidos los depósitos entre abril y junio de 2012.

En una videoconferencia para Quinto Elemento Lab, el abogado de Meneses negó que haya dado dinero expresamente para financiar la campaña peñista, pues no se realizaron más pagos que los reportados previamente por el exjefe de Odebrecht en México, y su cliente se responsabiliza “de todos los pagos que hizo y comprobó todos los pagos con documentos, pero él no se responsabilizará de lo que no hizo”.

Desde 2016, Meneses había entregado a los fiscales brasileños los registros que comprueban las trasferencias hechas a las cuentas de Lozoya, pero que los sobornos solo fueron para el exdirector de Pemex y declaró ante los fiscales brasileños que “con el pretexto de haberme auxiliado en el posicionamiento de la campaña en Veracruz y Tula, me dijo que entendía que debía hacer un pago en su favor del orden de 5 millones de dólares”.

Según Lozoya, Marcelo Odebrecht, propietario de la constructora y Luis Alberto Meneses Weyll se reunieron con Peña y Luis Videgaray en 2010, en Brasil, donde los brasileños habrían ofrecido al gobernador del Estado de México su apoyo económico para su posible apoyo económico en una postulación presidencial.

Y que un segundo encuentro se habría realizado en 2012, ya como presidente electo, en la casa de Marcelo Odebrecht en Sao Paulo, donde se empezó a construir una relación más directa entre el gobierno mexicano y el consorcio, donde los interlocutores serían Videgaray y Lozoya.

Pero Kauffman asegura que Meneses no tuvo contacto con ningún funcionario ni con el presidente ni con legisladores, pues el único contacto que existió fue con Lozoya.

De tal forma que “lo que hizo con los pagos, eso no le competía a Luis (Meneses) Weyll decidir ni cuestionar (…) El único que sabe lo que hizo es Emilio Lozoya”.

En agosto pasado se difundió un video que exhibió a dos exempleados del Senado vinculados a exsenadores del PAN recibiendo dinero supuestamente como parte de los sobornos que Lozoya gestionó para legisladores a favor de votar la reforma energética.

Días antes de la filtración del video, Lozoya confesó que había pagado a legisladores de la oposición para la aprobación de la reforma con recursos de Odebrecht, y se habrían repartido según las indicaciones de Videgaray.

Incluso el exdirector de Pemex recordó que Odebrecht los felicitó por haber logrado lo que no se había hecho antes, “estaban muy contentos porque con esa reforma podrían obtener un mayor volumen de obra”.

Pero esto también fue negado por Kauffmann, al asegurar que ellos nunca tuvieron interés en la reforma energética ni se benefició con ningún contrato derivado de su aprobación, por lo que al no existir ese interés, Odebrecht “no pagaría a legisladores para que actuaran en la reforma”.

El defensor también negó que se hubieran entregado recursos a funcionarios del sexenio de Felipe Calderón, por la adjudicación de un contrato para favorecer a Braskem, filial de Odebrecht, en la planta Etileno XXI en Veracruz.

Han pasado más de ocho meses desde que Emilio Lozoya fue arrestado en España; han transcurrido más de tres meses desde que fue extraditado y ya se agotó la mitad del tiempo que concedieron los jueces para que la FGR integre el caso, pero la justicia mexicana aún no ha buscado al principal delator de Lozoya, para contrastar sus dichos.

Kauffman asegura que su cliente está en Brasil y dispuesto a colaborar, siempre que se respeten los acuerdos que él tiene con la justicia brasileña, dijo que la justicia mexicana solo lo interrogó en 2017 en la ciudad de Salvador, pero no han vuelto a buscarlo.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Va la FGR por Luis Videgaray por traición a la patria

Comparte este artículo:

La Fiscalía General de la República (FGR) ya solicitó una orden de aprehensión en contra del ex secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, por presuntamente operar el financiamiento ilegal de la empresa brasileña Odebrecht a campañas políticas en México.

De acuerdo con informes del Gobierno federal, con base en declaraciones del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, la FGR solicitó su captura por un delito electoral relacionada con el financiamiento ilegal de campañas políticas, cohecho y traición a la patria.

El mandamiento judicial fue pedido en dos ocasiones a un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, sin embargo, en ambas devolvió el expediente para que subsanara sus deficiencias.

Indicaron que la Coordinación General de Investigación de la FGR se disponía a pedir por tercera vez la aprehensión de Videgaray, que actualmente se desempeña como académico del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

La imputación se basa en dos testimonios de Lozoya, ex director de Pemex del Gobierno de Peña: el primero en su denuncia del pasado 11 de agosto y el otro en una ampliación que rindió en octubre pasado.

Cabe mencionar que la traición a la patria, es un delito que se castiga con cinco a 40 años de prisión, y es atribuido al ex funcionario federal porque supuestamente fue el responsable principal el financiamiento de Odebrecht a las campañas políticas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el 2012, cuando ganó Peña.

Por otro lado, la FGR considera que el ex secretario colaboró en un acto contra la integridad de la nación porque el financiamiento electoral implicaba someter a una parte del Gobierno de México a una entidad extranjera como Odebrecht.

“Entre Peña Nieto y Videgaray existió un acuerdo para implementar in aparato organizado de poder que -desde las más altas esferas del régimen- instrumentó lo necesario para obtener beneficios que afectan la soberanía de México, sometiéndola a personas y grupos, nacionales y extranjeros”, declaró Lozoya.

El ex director de Pemex aseguró que entre el 20212 y el 2014 los brasileños le hicieron por lo menos tres tres entregas importantes de dinero por sumas de 3 millones 150 mil dólares, 5 millones 951 mil dólares y 84 millones de pesos.

La primera entrega sirvió para pagar 1.6 millones de dólares a los consultores electorales de la campaña presidencial del 2012, afirmó, y el resto para sobornar, por órdenes de Peña y Videgaray, a legisladores panistas para que votaran en favor de las reformas estructurales.

En su momento, la Fiscalía de Delitos Electorales resolvió archivar en favor de Lozoya la investigación iniciada por el financiamiento de Odebrecht a la campaña del 20212, por estar prescrita, sin embargo, dejó abierta la investigación por los fondos para las campañas del 2014.

Rechaza Videgaray acusaciones de Lozoya

Comparte este artículo:

El ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, rechazó los señalamientos en su contra hechos por el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, y advirtió que no permitirá que se le difame como “venganza política”.

En su cuenta de Twitter, el también ex secretario de Relaciones Exteriores anunció que responderá a la denuncia de Lozoya por la vía jurídica.

“He decidido estar lejos de cualquier proceso político y de decisión política pública y por ello hasta ahora me he reservado mis opiniones en torno a este y a todos los temas de coyuntura nacional”, se lee en el comunicado.

“Sin embargo, no voy a permitir que por una venganza política se me difame y por ello habré de dirimir estos temas y defender mi honorabilidad a través de las instancias jurídicas correspondientes”, indica.

Por otro lado, sostiene que Lozoya es responsable de las irregularidades que se le imputan desde la Fiscalía General de la República (FGR), en las que terminó involucrando hasta a su familia.

“Las acusaciones de Lozoya son mentiras inventadas para intentar librar las consecuencias de sus propios actos. El único responsable de la grave situación legal que enfrentan él, su madre, su hermana y su esposa, se llama Emilio Lozoya”.

Investiga FGR filtración de denuncia de Lozoya

Comparte este artículo:

La Fiscalía General de la República informó que inició una investigación por la filtración de una copia certificada de la denuncia que Emilio Lozoya presentó por diversos actos de corrupción que involucran a Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Carlos Salinas de Gortari, Ricardo Anaya, Luis Videgaray y José Antonio Meade, entre otros.

En un comunicado, la Fiscalía rechazó que algún miembro de dicha institución proporcionara el documento a medios de comunicación, por lo que inició formalmente la carpeta de investigación correspondiente.

“La copia de la denuncia presentada por Emilio ‘L’ ante esta Fiscalía que está circulando en los medios de comunicación, no fue proporcionada a ninguno de ellos por esta Institución; se ha iniciado la carpeta de investigación correspondiente”, se lee en el mensaje de la FGR en redes sociales.

Cabe recordar que la denuncia de Emilio Lozoya señala a al menos 16 exfuncionarios, entre ellos 3 expresidentes y varios exsecretarios de Estado, que participaron en diversos ilícitos relacionados a los casos Odebrecht, la compra de la planta Agronitrogenados y la entrega de sobornos para la aprobación de la Reforma Energética.

Ya cantó el testigo favorito de la 4T

Comparte este artículo:

Este martes, el Fiscal General de la República Alejandro Gertz Manero, dio a conocer a la opinión pública que el ex Director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, presentó una denuncia de hechos, donde explícitamente señala al ex Presidente Enrique Peña Nieto y a quien fuera su Secretario de Hacienda Luis Videgaray, como quienes -presuntamente- le ordenaron entregar más de 100 millones de pesos provenientes de la empresa Odebrecht a varios asesores electorales extranjeros durante la campaña presidencial de 2012; además de entregar sobornos por 120 millones de pesos a un Diputado y cinco Senadores para aprobar las reformas estructurales del sexenio pasado, con mayor énfasis: la Reforma Energética.

Dos acusaciones más que tiene Lozoya en su contra son la compra de la empresa de fertilizantes Agro Nitrogenados, por un sobre precio altísimo para una planta que llevaba 14 años sin operar, y la triangulación de recursos que culminó en la compra de una casa en la Ciudad de México, donde se presume, se cerraron muchos de estos acuerdos entre políticos y empresarios de alto nivel. Ambos hechos también habrían sido ejecutados por Emilio bajo las órdenes directas del ex Presidente y su Secretario de Hacienda.

Sin duda este es un caso que da para analizarlo por lo menos desde 2 ópticas: la judicial y la político-electoral, siendo este último el que el Lopezobradorismo más disfruta; además de que el primero inevitablemente desembocará en el segundo, por lo que propongo centrarnos en este.

En el terreno de la especulación, analistas han puesto sobre la mesa una tesis interesante y la cual comparto: A Luis Videgaray, Pedro Joaquín Coldwell, o algún otro ex Secretario involucrado va a “caer” cuando el Presidente así lo disponga, así funcionan las cosas en el Presidencialismo exacerbado mexicano. Y por otra parte, no me cabe la menor duda de que a Peña Nieto no se le tocará, no solo porque Andrés Manuel ha dicho que al país no le conviene juzgar a un ex Presidente, sino porque, aún sin prueba alguna, hay síntomas que nos hacen suponer que existe un pacto de impunidad entre ambos; pacto que por supuesto no es vitalicio, y se puede romper muy pronto si el Gobierno sigue escaso de resultados y con la premura de dar un golpe sobre la mesa a vísperas de las elecciones intermedias.

Los voceros de la autoproclamada “4ta Transformación” llevan más de 20 meses asegurando que son diferentes y que el país ha cambiado, pero vemos recurrentemente como la justicia se politiza en los casos más emblemáticos de corrupción y sigue siendo selectiva y discrecional su impartición. Dos ejemplos breves:

A raíz de la declaración del Fiscal Gertz, se ha manejando la versión de que el testigo favorito de la 4T ha entregado únicamente un video (no las 18 horas de videos como se había especulado) y recibos que incriminan a legisladores de esa época -hoy varios de ellos Gobernadores-, algunos otros liderazgos del PRI y hasta al Calderonísmo alcanzó por el caso de Etileno XXI. Sin embargo, llama la atención que en estas especulaciones y hechos aún sin comprobar, brille la ausencia del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en la repartición de esos supuestos moches, lo cual abre la puerta al sospechosismo, pues cualquiera que sepa un mínimo de historia sabe de los escándalos en los que el Partido Verde ha participado. Preocupa el hecho de que el Presidente este utilizando este caso como intimidación a sus adversarios, y que por otro lado a quienes hoy son sus aliados electorales para 2021 los proteja, no solo a los de ese Partido sino también a quienes formaron parte del PRD y participaron en el Pacto por México, y hoy muchos de ellos, son funcionarios públicos y militantes de MORENA. 

Y segundo, en esta impartición discrecional de la justicia mexicana, observamos que mientras Rosario Robles esta en la cárcel, aún sin sentencia, Emilio está en la comodidad de su cama, que por cierto, para solo padecer anemia permaneció mucho tiempo en el hospital. ¿Y la prisión preventiva?, ¿Por qué Rosario sí y él no?, el huyó, ella no. ¿Le habrán ofrecido a Rosario acogerse también al criterio de oportunidad y ser “testigo colaborador”?, yo lo dudo, pero sería muy interesante escucharla señalar a sus cómplices de la llamada “estafa maestra”, aunque el discurso de que fueron utilizados y sistemáticamente instrumentados para cometer los delitos de los que hoy se les acusa, no es suficiente para salir exonerados.

Es difícil no ver este caso como un show mediático y un enorme distractor que le viene como anillo al dedo al Presidente López Obrador. Con este proceso que parece ser, será larguísimo, le alcanza para evitar que se hable -por lo menos en las próximas semanas- de los temas que notoriamente le incomodan: La caída histórica del PIB en el segundo trimestre del año en 18%, el pésimo manejo de la pandemia superando ya los 50,000 fallecidos, la inseguridad en sus máximos índices, más de 53,000 muertos según cifras oficiales, etc. 

El gran desafío esta en la cancha de la Fiscalía General, por una parte, cuidar el debido proceso y alejar todo “lo político” lo más posible de todos casos que se logren judicializar, y por otro lado, hacer valer el Estado de Derecho y demostrar su independencia y autonomía respecto de quien hoy despacha y vive en Palacio Nacional. El valor que tiene este caso para el Estado Mexicano es enorme, y de ese tamaño puede ser la decepción. Dijeron ser distintos, es momento de demostrarlo.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar.