SISTEMA ESTATAL ANTICORRUPCIÓN

Los fracasos del gobierno de Enrique Peña Nieto han logrado hacer consenso nacional sobre la urgencia de erradicar la corrupción y de eliminar la impunidad que es su principal soporte. Tan es así que antes de tomar posesión, él mismo anunciaba un Sistema Nacional Anticorrupción, para desactivar sus antecedentes de gobernador corrupto.

Tardó más de tres años, necesitó los escándalos de la casa blanca de la Gaviota y de la de Malinalco de Luis Videgaray, la amenaza de escándalo internacional del tren rápido a Querétaro, para finalmente darle luz verde al PAN para presentar una propuesta.

¿Era lo más adecuado pedirle al PAN, cómplice de múltiples asaltos a la moral y al erario federal, ser el portavoz del combate a la corrupción? Probablemente no. Por esto salió un Sistema Nacional Anticorrupción descolorido, sin dientes y que no asusta a ningún político medianamente capacitado en asuntos de corrupción.

Los estados deben por mandato constitucional, elaborar un Sistema Estatal Anticorrupción, “equivalente” al Nacional. Pero en Nuevo León, después de los atracos de la familia Medina y de sus amigos de los cuales varios están todavía en posición de saquear las finanzas públicas, después de un cobijagate que reveló la falta de compromiso del nuevo gobierno contra la corrupción, la Sociedad Civil se levantó en armas legales y decidió acompañar de muy cerca la elaboración del Sistema Estatal Anticorrupción.

Esto dio nacimiento a la Coalición Anticorrupción, agrupación de ONG’s, de diferentes asociaciones enfocadas al combate a la corrupción y de un buen número de individuos comprometidos a contribuir a título personal en la elaboración de un Sistema Estatal Anticorrupción bastante más sólido que la copia pálida que nació en San Lázaro.




6 meses de trabajo constante, con innumerables reuniones, con mucha paciencia, con algo de creatividad y mucha comprensión mutua, permitieron demostrar que la democracia participativa es posible cuando existe fe, particularmente buena fe, suficiente confianza, dedicación y profesionalismo de los dos lados.

Las reformas constitucionales que permitirán el nacimiento del Sistema Estatal Anticorrupción que aprobaron las Comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Asuntos Legislativos el día de martes en el HCNL, incluyen muchos elementos que la harán la base para diseñar el mejor Sistema Estatal Anticorrupción del país.




Falta todavía concretar la tarea con una labor titanesca de corrección y adaptación de siete leyes, que van desde la creación de la Ley del Sistema Estatal Anticorrupción, hasta las reformas al Código Penal, a la Ley de Fiscalización y la del Servicio Público y a otras tantas.

¿Se podrá realmente combatir la corrupción desde la Ley y la erradicación de la impunidad? La apuesta es muy alta. El compromiso ciudadano irrenunciable. En juego, se encuentra el deseo de restablecer una sociedad que tenga fe en si misma, en la cual el político haga política para contribuir al bien común y no para su provecho personal.

En juego, se encuentra el deseo de cambiar un sistema político fallido, pero sin violencia, en base a la Ley y a la Justicia.

¿Será posible? Sí, si todos colaboramos con nuestro granito de arena y mostramos que la Sociedad dispone de la voluntad y de los argumentos suficientes para construir un país mejor para todos.
______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El Talón de Aquiles: “Realidades Alternativas”

El número de estadounidenses que dicen arrepentirse de haber votado por Donald J. Trump aumenta. Y es que lo menos que se puede decir es que las dos primeras semanas de la era Trump han sido intensas.

A mi me han hecho desear llegar al fin de semana, días que hasta el momento han sido “Donald-free”, y que me han permitido respirar y descansar de la cascada de pésimas noticias que llegan de lunes a viernes.

A decir verdad, el solo hecho de referirme al Presidente de Estados Unidos como el “hombre naranja” – jamás pensé hacer algo similar, en su respectivo color, con el expresidente Obama – indica la profunda crisis de credibilidad y de legitimidad por la que atraviesa Washington. Trump no genera respeto. Esta realidad alternativa impacta el mundo entero, iniciando naturalmente por América del Norte.




El 10 de enero, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, procedió a un cambio de gabinete, entre los que resalta la salida del canciller Stéphane Dion, antiguo líder del Partido Liberal de Canadá (PLC), y conocido ecologista.

Sin duda, Ottawa recibió señales de que la nueva administración estadounidense se aprestaba a desbloquear la construcción de los oleoductos Dakota Access y Keystone Pipeline, por lo que, con un pragmatismo sorprendente, engavetó sus principios ecológicos para alinearse con la política de Washington.

Dion, quien estuvo a cargo de la cumbre sobre cambio climático de Montreal (2005), debe haber juzgado inaceptable el cambio. Claro, no todo fue pérdida para Dion: su premio de consolación fue su designación como embajador de Canadá ante Alemania y la Unión Europea. México, por su parte, también hizo lo suyo, a su manera.

La vieja política del compadrazgo, que en esta ocasión puso en el puesto de Canciller a Videragay, fue un intento de adaptación, si bien en este caso no hizo más que aminorar a un gobierno ya de por sí debilitado por su improvisación crónica.

Interactuar con “el Donald” equivale a atragantarse un curso intensivo de diplomacia, guerra y paz. Por lo tanto, Videragay, que llegó “a aprender”, debe estar bien contento con la suerte que le ha tocado. ¡Saldrá hecho todo un erudito en relaciones internacionales este canciller Mexicano!

Pero no exageremos: no todo es impredecible. El intento por frenar la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), por ejemplo, era de esperar.

Son 60 votos los que la Cámara de Representantes ha emitido, a lo largo de los últimos años, para anularla. Y si bien ahora los Republicanos no tienen la menor idea de qué hacer en este tema, es una posición tradicional del partido oponérsele y tratar de derogarla.

También era de esperar que Trump, como Bush, restableciera la prohibición, ideada por Reagan, de financiar ONG’s a favor del aborto (y que Clinton y Obama habían eliminado).

No es tampoco raro que se congelen temporalmente las contratos en el Gobierno Federal, ni que se revisen las decisiones que Obama tomó antes de acabar. Los conservadores siempre desconfían del Estado y de su aparato burocrático.




Varios de los decretos ejecutivos, sin embargo se convirtieron en coordenadas que indican, sin lugar a dudas, la existencia de una dimensión desconocida. Primero, la luz verde para construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos, merece nuestra atención. Seamos honestos: ya existe alguna forma de barrera en gran parte de la frontera, y eso desde hace años.

El problema es firmar el decreto cuando el canciller mexicano estaba en Washington preparando una visita del presidente Peña Nieto, continuar afirmando públicamente que México pagaría el muro de una forma u otra, le guste o no, confirmar los planes de deportación masiva de inmigrantes sin papeles, ordenar la publicación de una lista semanal de los crímenes cometidos por inmigrantes, y crear incertidumbre al sugerir gravar importaciones y/o remesas para pagar el muro.

¡Todo eso en 48 horas! Añádase a la lista la intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), buscando un pacto respetuoso para Estados Unidos (porque la víctima es Washington), y señalar que la negativa de México de pagar el muro no haría más que agrandar su tamaño.

Los Republicanos nunca fueron reconocidos por su elegancia y multilateralismo , pero esto es franca provocación. ¿Queda claro por qué no sólo los mexicanos, sino el mundo entero, perciben que México ha sido humillado?

Segundo, la suspensión del programa de refugiados y el veto a la entrada de ciudadanos de siete países (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, y Yemen) ha mostrado ser explosiva. Finalmente, un juez, quien tampoco escapó a los insultos del Presidente, interrumpió una medida que, más allá de su ilegalidad o inconstitucionalidad, resalta por ser inhumana y discriminatoria.

El problema inmediato fue la inseguridad jurídica creada por la confusión. Personas con visas válidas, con Green Cards, o con doble nacionalidad, fueron detenidas durante el fin de semana del 28 y 29 de enero de 2017.




En la semana siguiente, líneas aéreas rechazaron pasajeros en los puntos de embarque que podían generar problemas a su llegada. Tan solo 48 horas después de la firma del decreto, los procuradores generales de California, Connecticut, Hawái, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nuevo México, Pennsylvania, Oregon, Vermont, Virginia, Washington, Washington DC publicaron un comunicado condenándolo.

Cuatro jueces (Brooklyn, Boston, Alexandria, y Seattle) emitieron ordenes señalando que quienes poseen una visa válida no pueden ser rechazados en la frontera.

Protestas tuvieron lugar en varios aeropuertos estadounidenses y no pocos abogados ofrecieron servicios gratuitos a las víctimas de estos actos arbitrarios. Hoy, la orden ejecutiva no está rigiendo, pero ya se anunció una batalla judicial al respecto.

El 21 de enero, una marcha contra la misoginia, pero también en defensa de los derechos reproductivos, a la igualdad y a la protección de las minorías latina y musulmana, congregó a miles de manifestantes, que llenaron 1.6 kilómetros.

Fiel a su marca de comercio – Trump siempre se presentó como un político no tradicional – el Presidente se preguntó por qué los manifestantes no habían votado (como si no hubiera perdido el voto popular por casi tres millones).

La inconformidad no es porque el candidato incumpla sus promesas, sino porque puede cumplirlas. La lógica del electorado estadounidense fue peligrosa: es fanfarronería, se dijo, pues al asumir, el sistema lo moderará.

También se afirmó que el sistema estadounidense lo detendría, como si la democracia se tratara de elegir líderes irresponsables para luego contenerlos a toda costa.

En la realidad alternativa en la que se nos ha obligado a vivir, el Presidente de la supuesta democracia más poderosa del mundo – siempre he tenido mis dudas al respecto – inspira terror; un líder comunista defiende el libre comercio mientras que un conservador republicano saca a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TTP); un vecino incómodo parece amenazar con invadir al vecino pobre. Lo grave no es especular, sino el hecho que no se pueda descartar que de verdad haya sucedido. La incertidumbre en esta realidad alternativa es elevada.

México no está preparado para enfrentar a Trump. Pero Canadá tampoco lo está. Los (supuestamente acalorados) intercambios con Turnbull, Primer Ministro australiano muestran que nadie sabe cómo enfrentar al hombre naranja.

En esta realidad alternativa, el olfato político de Trudeau puede valer lo mismo que la incompetencia de Peña Nieto. Ya ha indicado el Primer Ministro que Canadá recibirá a los inmigrantes que Estados Unidos rechace, lo que lo convierte en un blanco ideal de los insultos de Trump.

En algún momento me pasó por la mente hacer un esfuerzo consciente  para ignorar al  Trump. La mejor táctica es no alimentar ese ego. Pero aquí estoy, apenas dos semanas después de su juramento como Presidente, haciendo exactamente lo contrario.

Lo acepto: la realidad alternativa me ganó. Como intelectual, estoy convencido que es mi responsabilidad unir mi voz para contribuir a contener esta amenaza. Hacer otra cosa es irresponsable e inconsciente. ¿No es extraño que ahora Arnold Schwarzenegger y Kim Jong-un se perciban ahora, de un momento a otro, como chicos casi decentes?

Bienvenidos a la era Trump.

Fernando A. Chinchilla

Cholula (México), enero de 2016

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¿Quiénes asesoran a Donald Trump?

Las relaciones entre Estados Unidos y México están en su peor momento. En lo que fue un estire y afloje el día de ayer, Peña canceló su visita a Washington, programada para el próximo martes.

Trump por su parte amenazó en no concretar ninguna reunión con su homólogo mexicano si México se seguía negando a pagar el muro fronterizo y no “mostraba respeto a Estados Unidos”.

Trump esperaba que México se doblegará ante sus exigencias. Esto no sucedió gracias a la presión de la sociedad pidiendo a Peña que, por dignidad, no asistiera a la reunión el martes.

Dando así un fuerte revés a la teoría del mundo paralelo de Donald Trump. Ahora, Trump propone que para que México pague el muro, se le ponga un impuesto del 20% a todos los productos que provengan de México.

Esta es ciertamente una de las medidas más torpes que he escuchado. Básicamente, será el consumidor estadounidense el que pague el muro, no una vez, sino dos veces. Con esta medida, la pregunta es, ¿quiénes asesoran a Trump?




El día de ayer un medio mexicano saco una nota que me pareció muy interesante. En la nota, confirman lo que se veía venir desde la campaña de Trump.

Steve Bannon y Kellyanne Conway son los manda más en la administración del nuevo presidente de Estados Unidos. Steve Bannon fue por mucho tiempo el editor general de Breitbart News, un sitio web de la ultra derecha, especialista en crear noticias falsas con el fin de llegar al público blanco supremacista, hoy es el principal consejero de Trump.

Por su parte, Kellyanne Conway apoyó en un inicio la campaña de Ted Cruz, para muchos analistas más peligroso que el empresario neoyorquino.

Después de las primarias republicanas, Conway se unió al equipo de Trump y hoy funge también como asesora del presidente.

Ambos personajes tienen perfiles 100% anti-inmigrantes, sobre todo Bannon. De hecho, Steve es quien ha asesorado a Trump en su política contra los mexicanos desde la campaña presidencial.

Por lo tanto, viene sin sorpresa alguna la rigida posición que ha tomado el gobierno de Donald. Tampoco nos deben de sorprender las decisiones tan reactivas y vicierales de Trump hacia la “desobediencia mexicana”.




Probablemente en los próximos días, semanas y meses veamos políticas más duras de Trump hacia México, el detalle es que tanto Conway y Bannon están tan cegados con su agenda anti inmigrante, que ignoran las repercusiones políticas y económicas que estas medidas tendrán en su país.

Por otro lado, según fuentes, fueron Bannon y Conway los que reventaron desde el miércoles las negociaciones entre la comitiva mexicana y Jared Kushner, amigo de Luis Videgaray y yerno de Donald Trump.

Ciertamente, gente dentro del gabinete del presidente originario de Nueva York, no quieren, ni les interesa tener una relación estrecha y sana con nuestro país.

Es momento que el gobierno mexicano tome una posición firme ante las amenazas de Trump y que, al contrario, sea nuestro país el que dicte hacia donde irá la relación con Estados Unidos y tal vez de esta forma tomar un lugar más importante en el juego geopolítico del continente americano.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Sin la acción directa de los jóvenes, no habrá cambio de gobierno

Nuestra gente se encuentra hastiada del gobierno actual y de las políticas que se han implementado en los últimos años, tendientes a debilitar cada vez más el estado social, y procurar el bienestar de unos cuantos en detrimento de la mayoría de la población.

Sucesos como la casa blanca de EPN, el avión presidencial, la estrategia de llevar a Trump (aun candidato republicano en ese momento) a dialogar con el ejecutivo por parte de Luis Videgaray, la caída y regreso del mismo, los Duartes, así como el gasolinazo, son los que han hecho entender a una buena parte de los mexicanos que, no se puede tolerar ni un día más este gobierno que tiene el cinismo y el hambre de poder por estandarte.

Actualmente, miles salen a las calles a manifestarse, ya no solo en contra del aumento desmesurado de los hidrocarburos, sino en contra de aquellos funcionarios públicos que han estado gobernando tan solo para ellos mismos.

Por medio de diversas consignas, el pueblo deja claro a la cleptocracia en el poder, que se ha unido en una sola voz para hacer valerse como ente del cual dimana la soberanía, y así iniciar un proceso de renovación política.

No obstante, cabría preguntarse, de forma bastante válida ¿cómo se pretende cambiar el sistema que rigió durante décadas nuestro país? ¿Cómo mantener la unidad popular después de lograr los objetivos inmediatos, como el dar reversa al “gasolina”?




Si bien no es fácil resolver las cuestiones planteadas, sería imprescindible apreciar lo siguiente como uno de los pilares para la reconstrucción de la política: el rol de la población joven dentro del proceso de reivindicación y reconstrucción de la política.

Y es que, debemos ser realistas: sin una participación activa y directa de parte de los jóvenes, la consolidación de un gobierno que merecemos no llegará a materializarse.

Si bien es cierto que, en las revoluciones (y más aún, en las de carácter no violento, como la que se moldea poco a poco en nuestro país), es necesaria la sabiduría de los más grandes, de aquellos que han experimentado con anterioridad luchas de liberación, resulta aún más importante contar con la disposición de la energía de los más jóvenes; los cuales tendrán en sus manos la responsabilidad de devolver el rumbo a un país que estuvo secuestrado por la clase política durante un largo tiempo.




Y ojo, que al mencionarse como factor vital la participación de los jóvenes, esto debe entenderse como lo que hoy en día se está presenciando: como el hecho de participar y organizarse de formas que trascienden el voto; pues no hay mayor mal que concebir la democracia y la voluntad popular, como un simple voto depositado en una urna cada tres años.

Al contrario, la democracia y el ejercicio de la soberanía, implica un ejercicio diario materializado en acciones y en organización por parte de quien es el protagonista en lo que respecta al futuro de la nación: el pueblo.

Cuando nos quede claro este enorme poder, y a su vez deber, que poseemos como pueblo, y nos quede claro a la juventud, el hecho de que somos un elemento imprescindible para concebir la revolución del país y la consolidación de un gobierno y democracia popular, habrá llegado el día en que veremos un nuevo amanecer. Habrá llegado el día de un verano que sustituya a este invierno que ha durado décadas.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Semana de terror”

Por mucho esta será una de las semanas más difíciles para nuestro país. El viernes 20 de enero Donald “Pelos de Elote” Trump, toma protesta como Presidente de Estados Unidos.

Trump viene con todo contra México y ya desde la semana pasada dio a conocer que su postura sobre el muro no ha cambiado y que afirmativamente habrá una guerra comercial contra México.

¿Qué hacen nuestras autoridades ante Trump? La realidad es que mucho está quedando en el discurso, aunque Enrique “Henry Monster” Peña Nieto ya repitió que México no pagará ningún muro.




Su decisión de poner a Luis Videgaray en la Secretaría de Relaciones Exteriores, me parece como si el Presidente haya decidido colocar a su amigo ahí con tal de darle un punto a favor a Trump.

También otro de los detalles que hace que México este débil en estos momentos, es la falta de legitimidad y aprobación que tiene el Presidente. Desde el sexenio de Miguel de la Madrid, no se veía tal desaprobación hacia la embestidura presidencial.

La falta de legitimidad por obvias razones le pega al Peña Nieto en la confianza que tiene al momento de tomar decisiones. Además, él sabe que haga lo que haga se enfrentará a la desaprobación del pueblo y claro su decisión será cuestionada y rechazada.

La verdad es que México no tiene para donde hacerse. Trump y su odio irracional hacia México es una amenaza sería para la estabilidad del país.




Y con un gobierno débil y desaprobado la cosa no se facilita para el país, la realidad es que no nos queda de otra más que apoyar las decisiones que vaya teniendo el gobierno mexicano, que esperemos que con la tan presumida capacidad de Videgaray sean congruentes, fuertes y efectivas.

Hoy más que nunca se necesita unidad ante la adversidad que se nos avecina con Trump.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Hacerse güey también cansa

Amigas, estoy muy contenta porque regresó a casa nuestro neoliberal favorito, Luisito Videgaray. ¡Sí, nuestro querido hombre de Malinalco está de vuelta! Me da mucho uusto porque estaba muy desaprovechado vagando por ahí, es un hombre de familia y esa mansión de Malinalco no se paga sola, amigas.

Ustedes porque no han salido de San Agustín ya creen tenerlo todo y no es así, este hombre ya ha conseguido casi todo lo que un político mexicano pudiera soñar, pero no todo ha sido miel sobre hojuelas…




Después de la sacudida que le dieron de la SHCP se hablaba de la caída política de Luisito, ya lo hacían viviendo debajo del Periférico o hablando de política en algún programa nocturno de opinión y análisis que nadie ve…

Amigas, hacerse güey también cansa. Mientras no tuvo jale, Luisito, aprovechó para prepararse, aprendió a cortar el césped de su castillo personal, contar chistes en el Zócalo por algunas monedas y así mejorar sus habilidades interpersonales, hasta otomí aprendió mientras junto con la nana cuidaba a sus hijos… pero Luisito estaba para más, mínimo de maestro de inglés para el Primer Copete de la República.

Luisito estaba viendo muy a gusto su programa Sabadazo cuando le llegó la llamada del teléfono rojo para presentarse al día siguiente a trabajar.

De ahí que haya salido con esa barba a medio rasurar y diciendo que él venía a aprender, seguro que no sabía ni a que puesto lo habían llamado, Relaciones Exteriores, Sagarpa, Fundación Colosio… lo que sea es bueno, a quién le importa.

No faltan esos resentidos hijos del lopezportillismo y esos imberbes millennials que aun traen la leche en los bigotes que me lo acusan de ser oscuro, corrupto, gris, tecnócrata, neoliberal y derechoso.

¿A quién querían? Las únicas opciones eran Luisito y Mario “el Chueco” Villanueva, que en sus años en el bote gringo ya aprendió inglés. Estos millennials aparte de gueyes, ilusos… esto es México, si no nos gustara tanto la improvisación política, seríamos suizos…

No queridos, Luisito aparte de ser egresado del MIT tiene el Whatsapp del cabeza de queso Oaxaca que todos sabemos quién es y eso ni Obama.

Luisito es brillante, abusadillo, nadie sabe y quizás nadie sabrá que negoció con Trump para hacer aquella famosa visita.

Aun así, estoy segura que Luisito aplicando la vieja confiable del folclor priista tan divertido le prometió a don Trump, lavadores de coche, cocineras, jardineros, boleros, franeleros para la Casa Blanca, tortillitas recién salidas del nixtamal 24/7 y sus quesadillitas de huitlacoche light para doña Ivanka y doña Melania.




Caray, si paisanos sobran para hacer esos trabajos y la filosofía lopezportillista inventó más castas y tipos de servidumbre que ni los de House of Cards imaginan.

Grande Luisito, en mi tienes una amiga y las chicas del té canasta de la Nati siempre estaremos contigo.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Videgaray y el ataque a Palacio

Tan pronto arrancó el año y el Gobierno de la República hizo varios cambios, nombró a la nueva secretaria de Cultura en sustitución del fallecido Rafael Tovar y de Teresa y anunció la salida de Claudia Ruiz Massieu de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sí, Luis Videgaray está de vuelta. Y a decir verdad, tengo que diferir con lo escrito por muchos columnistas, incluso con algunos de Altavoz, porque no veo con los mismos ojos el nombramiento de Videgaray al frente de la SRE.

Es un hombre gris, oscuro, maquiavélico, pero muy inteligente y con habilidades políticas, hombre de toda confianza de Enrique Peña.




Sin duda, las críticas han llovido, memes y comentarios que lejos de dimensionar el problema en su contexto apelan a meritocracia inexistentes en el Gabinete. Aquí entra la frase del Presidente ¿y ustedes que harían?. No había una sola persona en la baraja del Presidente para ocupar un puesto así.

Nunca estuve de acuerdo con la invitación de Trump por parte del hombre detrás de los gasolinazos, sus razones son algo que Luis se llevará a la tumba quizás.

De cualquier modo, Videgaray se tendrá que reunir con asesores y armarle un paquete de acción ante la amenaza de Trump. Era totalmente imposible nombrar un outsider o un académico a ocupar un puesto así de complejo por el momento actual.

Tengo la creencia que Videgaray está ahí para negociar. ¿Negociar qué? Eso lo veremos después según como entre y como venga el discurso trumpista.

En cuanto a lo que pasó la semana pasada en la Ciudad de Monterrey, la vergüenza que invade a la sociedad regiomontana es grande pero la indignación ante el gasolinazo es mayor.

La sociedad ha cambiado, ha incorporado la manifestación pacífica dentro de sus herramientas ante una iniciativa privada que ha perdido su rol de oposición al gobierno desde hace años.

Yo no voy a abonar a ese romanticismo de “En Nuevo León somos diferentes” porque no todos los manifestantes eran del “centro de México” como dijo Aldo Fasci y por el clasismo que trae inmerso la frase.




Lo que sí hay que decir es que ya sean del centro, sur o de Apodaca, deben ser castigados por la ley y dejar muy en claro a todos los ciudadanos del estado que afectar el patrimonio histórico no es parte de una protesta ni mucho menos de un cambio.

Fuerza Civil dejó mucho que desear dejando un precedente muy triste de inacción y falta de estrategia. La ciudad se volvió un caos, los medios de comunicación desataron la histeria colectiva y las teorías conspirativas no se dejaron esperar.

El gobierno deberá trabajar para definir el accionar y el modus operandi de estos vándalos que sin lugar a dudas no estaban presentes en la marcha original.

El gobierno del Bronco tiene que replantearse muchas cosas en materia de seguridad. Sí, fue un hecho aislado, extraordinario y sin precedentes, pero las fuerzas del orden no pueden estar en una parsimonia como si Nuevo León estuviera en los 70s.

Las cosas han cambiado y no se puede ni debe subestimar ninguna alerta de alteración del orden.

Apenas unos días de enero y el país como nuestro estado en cambios inesperados y con la incertidumbre de un futuro incierto y desalentador para la economía de los mexicanos.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Luis y el #Gasolinazo

Vaya arranque del 2017.

Luis is back, back again; decía un medio electrónico. Está de vuelta la mano que mece la cuna, el mandamás, la voz de la maldad que le habla en la oreja el presidente, el misterioso e inseparable de Enrique Peña Nieto.




Renunciado hace algunos meses, reaparece Luis, quizás uno de los mayores culpables del deterioro económico en México. Bienvenido de nuevo, aunque no tengas experiencia en la diplomacia Henry te otorgó la cancillería, que a fin de cuentas no creo que se necesite alguien experimentado y mucho menos en estos días previos a la toma de protesta de Trump. (Sarcasmo)

Videgaray destrona a su paso a Claudia Ruiz Massieu, una de las pocas personas que a juicio personal fuera buena en su desempeño dentro del gabinete federal.

Mientras tanto, en Nuevo León la cosa está que arde. La semana pasada se llevó a cabo la marcha “pacifica” que dejo varios puntos en claro:

    • Nuevo León no aguanta más.
    • La gasolina es un tema inflamable.
    • La Fuerza Civil se vio sobrepasada en número. Tengo grabado en la mente el rostro de un policía que lleno de miedo y con poco equipo, estaba en primera fila defendiendo a la ciudadanía. Aplauso para ellos.
    • ¡Ese no es Nuevo León! Ni los vándalos, ni los saqueos, ni el que rompe los vitrales del palacio de gobierno (que algunos databan de 1908) nos representan. A nosotros nos representa el trabajo honrado y la propuesta. No los palos y machetes.
    • La notable desorganización de quienes se proclamaron “organizadores” de la marcha. Hace falta un líder que logre encausar correctamente el malestar ciudadano.
    • ¡Que efectivo es el Estado para castigar a los vándalos que estuvieron involucrados en los saqueos y daños al Palacio de Gobierno! ¡Bravo! ¡Por fin!

Ahora sí no hay excusa, igual de efectivos los queremos ver con los suyos. Excelente que los procesen así de rápido, lo único que les pedimos es que sean igual de justicieros con los políticos que aprovechan su puesto para llenarse los bolsillos.

Sr. Gobierno, entienda que no es solo el gasolinazo. Es todo junto. Nacional, Estatal y Municipal. Es la corrupción, la tenencia, el alza en los impuestos, la inseguridad, la impunidad, la opacidad, es su incompetencia para gobernar. Es la indignación y la impotencia.

Solidaridad, como decía uno de los slogans de Carlos Salinas de Gortari. Solidaridad, si… ¡pero con el pueblo! No con los suyos.




Ah, y feliz año nuevo.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.

Qué hubiera hecho yo… Y la mayoría

Durante su mensaje por Año Nuevo y en medio de las protestas y saqueos en todo el país, el Presidente Enrique Peña Nieto, lanzó la siguiente pregunta: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”. Anterior a la pregunta, Peña Nieto dio a conocer las razones detrás del gasolinazo que entro en vigor el pasado primero de enero.

Entre los puntos hablo del recorte de gasto del gobierno, eliminación de plazas laborales y claro el panorama negro que le esperaba al país si no se hacían estos ajustes al precio de la gasolina. A continuación, presento que es lo que debería de hacer el gobierno federal, o más bien debió de hacer.

Uno de los puntos que tocó el Presidente es los presuntos recortes por 190 mil millones de pesos, la realidad es totalmente otra. Simplemente, según cifras de la Cuenta Pública correspondiente al 2015, indicaron que el Gobierno Federal gastó 185.8 mil millones de pesos más que lo presupuestado.

Aunque no se tienen cifras del 2016, hasta septiembre del año pasado el Gobierno Federal llevaba 174 mil 507 millones de pesos más que lo asignado por parte de la Cámara de Diputados. En otras palabras, los supuestos recortes que incluso ayer prometió el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y que su antecesor, Luis Videgaray, también había prometido no se han cumplido.




El otro tema que tocó Peña Nieto, es el supuesto recorte de 20 mil plazas laborales en el Gobierno Federal. Nuevamente las cifras muestran algo totalmente diferente. Durante la administración de Enrique el aparato burocrático ha crecido año con año y hasta noviembre del año pasado se habían pagado en sueldos y prestaciones 944 mil 641.6 millos de pesos, cifra que rebasa por 24 mil 235 millones de pesos lo que se había gastado en el 2015.

Entonces, ¿dónde están reflejados estos supuestos recortes en la nómina? Son inexistentes según lo que muestran las cifras que el mismo Gobierno Federal proporciona.

Por otro lado, tenemos los bonos que recibieron los diputados federales a finales del año pasado. Cada diputado según información de “El Universal” y luego confirmado por San Lazaro, recibió 507 mil pesos. Es decir, en total la Cámara baja recibió un total de 235 millones de pesos por el concepto de “bono navideño”.

¿Acaso los diputados no podían renunciar a este bono? Varios lo hicieron, entre ellos legisladores de Movimiento Ciudadano y Morena, aún así el gasto es excesivo.

Finalmente, tenemos el presupuesto que se asigna a los partidos políticos cada año, para este 2017 más de 3 mil millones de tus pesos se irán a los partidos políticos. La democracia en México le cuesta a los mexicanos, y mucho. Debido a la Reforma Fiscal, se habla que el presupuesto para partidos políticos seguirá incrementándose.

Aunque hay voces que están en contra de que se le quite el presupuesto a los partidos, ya que consideran que se va a privatizar la “democracia”, la realidad es que mantener partidos políticos no está siendo negocio para el país, al contrario cuesta mucho.




En conclusión, si Peña Nieto quiere saber qué hubieran hecho los mexicanos, creo que la gran mayoría con cuerda con lo que digo. El Gobierno Federal debe en verdad recortar el gasto, las dependencias públicas siguen gastando como si las finanzas públicas estuvieran en su mero apogeo.

También debe de cumplir con los recortes en la nómina que menciono en su discurso, sino por obvias razones no hay otra opción que seguirle cobrando los excesos gubernamentales al pueblo. Por último, se le deben de limitar o hasta quitar las prestaciones a los diputados federales, de igual manera el famoso “bono navideño”, dado que millones de pesos se van en un muy complejo aparato legislativo y que debe de ser reducido.

¿Por qué Peña Nieto le miente de esta manera al pueblo? La mayoría de su discurso está lleno de falsedades, en un momento donde el país pide a gritos que se le hable con la verdad o mejor que se vaya. ¿Tú que hubieras hecho?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Quieren empinar al país”

No encuentro una explicación lógica y coherente para justificar el gasolinazo que propinó Enrique “Henry Monster” Peña Nieto y su gabinete, el pasado 1 de enero.

Tampoco tengo explicación de cómo puede poner a su compadre Luis “Lagartija” Videgaray, como Canciller de México, a pesar de que incluso en palabras de este mismo, no tiene experiencia en la materia. La única posible razón a todo esto es que, en verdad, Peña y el PRI buscan joder a México.




¿Qué otra explicación le pueden encontrar a todo esto? Claramente la estrategia actual del gobierno de Peña Nieto es que, si el PRI se va a hundir en el 2018, es mejor que se hunda todo el país.

Las explicaciones que dio el día de ayer el Presidente, justificando el gasolinazo por el alza de precios de la gasolina a nivel mundial, es escupirle la inteligencia al pueblo.

Tal y como lo mencionaba, Luis Garnica, director general de este medio en su columna del día de ayer, la gasolina en países como Estados Unidos es mucho más barata que el precio actual en México.

Por completo la actual administración federal ha perdido contacto con la realidad social de nuestro país. Es preocupante que tengamos al Presidente del país decir con cinismo que a él también le “molesta” el tema del aumento de la gasolina.




Por otro lado, Peña decide que es el momento perfecto para nombrar a su amigo de toda la vida, Luis Videgaray, en un puesto en el cual no es competente para ocupar, Lucho no tiene experiencia alguna en el mundo diplomático, y no, coordinar la visita de Donald Trump, no le da méritos para ocupar el puesto máximo en cuanto a relaciones con otros países.

No dudemos que esto es solamente el comienzo para minar el camino para los que vengan y claro jalar a México a un precipicio en el cual solamente el PRI debe de caer, no todo el país.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”