Una cuestión de ética

Lamento mucho lo sucedido en el Colegio Americano del Noreste en Monterrey, Nuevo León y me uno a la pena que embarga a las familias de las víctimas, tanto de la maestra como de los alumnos y alumnas.

No voy a escribir sobre lo que pudo hacerse para evitar lo sucedido ni voy a tratar de señalar culpables, ya que en estas situaciones no me parece correcto señalar. Tampoco abundaré en que lo que tenemos que hacer es un análisis introspectivo y determinar cómo es que hemos normalizado la violencia y qué podemos hacer para que la sociedad tóxica en la que vivimos no siga propiciando estas lamentables tragedias.

No escribiré sobre eso. Escribiré sobre la responsabilidad que tienen los medios de comunicación de informar.




Informar, en el contexto de las noticias, implica dar a conocer al público un hecho relevante. En el caso de la tragedia del Colegio Americano del Noreste, los medios de comunicación hubieran cumplido su deber de informar a la población simplemente mencionando que hubo un school shooting en el Colegio en cuestión, orquestado por un menor de edad, en el que varias personas, incluyendo el agresor, resultaron gravemente heridas. Éso hubiera sido suficiente.

Pero a la mayoría de los medios de comunicación no les interesa informar, lo que les interesa es generar visitas en sus sitios web o redes sociales, razón por la cual se extralimitaron: publicaron videos y fotografías de las víctimas del tiroteo.

Es así como Multimedios, El Norte, Reporte Índigo, El Universal, entre otros, no “cumplieron con su deber de informar”, sino que cometieron una violación a la intimidad de las víctimas menores de edad. Informar no significa difundir fotografías de las personas heridas, en el suelo, incluso sin distorsionar los rostros.

La Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LDNNANL), así como su Ley General, es clara en que las personas menores de edad tienen derecho a la intimidad personal y “no podrán ser objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada(…); tampoco de divulgaciones o difusiones ilícitas de información o datos personales, incluyendo aquélla que tenga carácter informativo a la opinión pública o de noticia que permita identificarlos”. [1]

La LDNNANL impone a los medios la obligación de asegurarse que las imágenes que difundan no pongan en peligro, entre otras cosas, la dignidad de las personas menores de edad. [2] El DIF de Nuevo León ya emitió un comunicado en redes sociales en el que menciona que ejercitará una acción en contra de los medios de comunicación que cometieron esta infracción a la ley.




Inclusive, la Procuraduría de Protección de las Niñas, Niños y Adolescentes del estado de Nuevo León puede actuar de oficio, es decir, sin necesidad de que quienes ejercen la patria potestad o la tutela de las víctimas menores de edad lo soliciten.

Queda en manos de la Procuraduría ejercer las facultades que le ha otorgado el marco jurídico e iniciar un procedimiento en contra de los medios de comunicación que cometieron esta infracción.

Los medios de comunicación no sólo tienen el deber de informar, sino que también tienen el deber de hacer un ejercicio ético de su profesión. La Ethical Journalism Network tiene cinco principios de la ética periodística [3] , entre los cuales están la humanidad y la responsabilidad. La humanidad significa que no debe dañarse a nadie; la responsabilidad, que debe asumirse las consecuencias cuando se cometan errores.

Multimedios, El Norte, El Universal, Reporte Índigo y todos los demás medios que difundieron las fotografías y el video, demostraron que no tienen ética periodística. La tragedia no basta, hay que exhibirla y conseguir un beneficio de ella.

Los límites a la libertad de expresión son otros derechos humanos, mismos que deben ponderarse en cada caso concreto. En este caso, el interés superior de la niñez es un claro límite a la libertad de expresión de los medios de comunicación.

No se justifica de ninguna forma la difusión de las imágenes de las víctimas: son brutales y no necesitamos – ni queremos – más violencia. Exijamos como sociedad una forma más ética de hacer periodismo. ¡Basta de morbo! Más respeto para las víctimas, por favor.

[1] Artículo 97 (LDNNANL).
[2] Artículo 80 (LDNNANL).
[3] Ethical Journalism Network. Five Core Principles of Journalism. Disponible en línea: http://ethicaljournalismnetwork.org/who-we-are/5-principles-of-journalism.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Qué hubiera hecho yo… Y la mayoría

Durante su mensaje por Año Nuevo y en medio de las protestas y saqueos en todo el país, el Presidente Enrique Peña Nieto, lanzó la siguiente pregunta: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”. Anterior a la pregunta, Peña Nieto dio a conocer las razones detrás del gasolinazo que entro en vigor el pasado primero de enero.

Entre los puntos hablo del recorte de gasto del gobierno, eliminación de plazas laborales y claro el panorama negro que le esperaba al país si no se hacían estos ajustes al precio de la gasolina. A continuación, presento que es lo que debería de hacer el gobierno federal, o más bien debió de hacer.

Uno de los puntos que tocó el Presidente es los presuntos recortes por 190 mil millones de pesos, la realidad es totalmente otra. Simplemente, según cifras de la Cuenta Pública correspondiente al 2015, indicaron que el Gobierno Federal gastó 185.8 mil millones de pesos más que lo presupuestado.

Aunque no se tienen cifras del 2016, hasta septiembre del año pasado el Gobierno Federal llevaba 174 mil 507 millones de pesos más que lo asignado por parte de la Cámara de Diputados. En otras palabras, los supuestos recortes que incluso ayer prometió el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y que su antecesor, Luis Videgaray, también había prometido no se han cumplido.




El otro tema que tocó Peña Nieto, es el supuesto recorte de 20 mil plazas laborales en el Gobierno Federal. Nuevamente las cifras muestran algo totalmente diferente. Durante la administración de Enrique el aparato burocrático ha crecido año con año y hasta noviembre del año pasado se habían pagado en sueldos y prestaciones 944 mil 641.6 millos de pesos, cifra que rebasa por 24 mil 235 millones de pesos lo que se había gastado en el 2015.

Entonces, ¿dónde están reflejados estos supuestos recortes en la nómina? Son inexistentes según lo que muestran las cifras que el mismo Gobierno Federal proporciona.

Por otro lado, tenemos los bonos que recibieron los diputados federales a finales del año pasado. Cada diputado según información de “El Universal” y luego confirmado por San Lazaro, recibió 507 mil pesos. Es decir, en total la Cámara baja recibió un total de 235 millones de pesos por el concepto de “bono navideño”.

¿Acaso los diputados no podían renunciar a este bono? Varios lo hicieron, entre ellos legisladores de Movimiento Ciudadano y Morena, aún así el gasto es excesivo.

Finalmente, tenemos el presupuesto que se asigna a los partidos políticos cada año, para este 2017 más de 3 mil millones de tus pesos se irán a los partidos políticos. La democracia en México le cuesta a los mexicanos, y mucho. Debido a la Reforma Fiscal, se habla que el presupuesto para partidos políticos seguirá incrementándose.

Aunque hay voces que están en contra de que se le quite el presupuesto a los partidos, ya que consideran que se va a privatizar la “democracia”, la realidad es que mantener partidos políticos no está siendo negocio para el país, al contrario cuesta mucho.




En conclusión, si Peña Nieto quiere saber qué hubieran hecho los mexicanos, creo que la gran mayoría con cuerda con lo que digo. El Gobierno Federal debe en verdad recortar el gasto, las dependencias públicas siguen gastando como si las finanzas públicas estuvieran en su mero apogeo.

También debe de cumplir con los recortes en la nómina que menciono en su discurso, sino por obvias razones no hay otra opción que seguirle cobrando los excesos gubernamentales al pueblo. Por último, se le deben de limitar o hasta quitar las prestaciones a los diputados federales, de igual manera el famoso “bono navideño”, dado que millones de pesos se van en un muy complejo aparato legislativo y que debe de ser reducido.

¿Por qué Peña Nieto le miente de esta manera al pueblo? La mayoría de su discurso está lleno de falsedades, en un momento donde el país pide a gritos que se le hable con la verdad o mejor que se vaya. ¿Tú que hubieras hecho?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

¿Quién les dijo que nos podían matar?

Paola, Alessa, Itzel, Laura, Krizana, Tania, Alma, Dulce, y por lo menos una mujer transexual cada tres días es asesinada. Algunas murieron por impacto de bala, otras por asfixia, tortura y/ o violación, golpes, entre otras maneras atroces de terminar con la vida de una persona.

Sus muertes han sido documentadas o investigadas por diferentes periodistas, activistas, y organizaciones civiles, pero hasta el momento no han sido investigadas y sancionadas por alguna autoridad.

Juan Pablo Proal en su libro “Vivir en el cuerpo equivocado” cuenta la historia de Laura una mujer transexual dedicada al sexoservicio, la cual una noche estaba en espera de un cliente y en ese momento la rodearon dos coches. Desde el interior de los automóviles, unos jóvenes le dispararon dardos, otros se bajaron con tubos y la golpearon, la dejaron tan destrozada que, en sus propias palabras: “su cuerpo siente cuando un hombre le hará daño”.

Historias como estas las encontramos día a día: mujeres transexuales golpeadas, torturadas, denigradas, exhibidas y sobre todo asesinadas.

El Informe de Crímenes de Odio por Homofobia en México (un concepto en construcción) 1995-2008 elaborado por Rodrigo Parrni y Alejandro Brito, señala por lo menos 80 homicidios cometidos en contra de personas transexuales en todo el país.

De Igual forma, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en su informe “Violencia en Contra de la Comunidad LGBTI”, manifestó que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) de México, expresó su preocupación respecto a las cifras y la naturaleza cada vez más violenta de los delitos por prejuicio contra las personas LGBTI.

 




La organización de la sociedad civil Letra S Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C., ha pronunciado en diversas ocasiones que en México se tiene registro por lo menos de 1,218 asesinatos cometidos en contra de la comunidad LGBTI. En el mismo sentido, el documento “Crímenes de Mujeres Trans en México: Invisibilidad = Impunidad” realizado por el Centro de Apoyo de las Identidades Trans expresa que la cifra haciende a 164 asesinatos de mujeres transexuales entre los años de 2007 y 2012, teniendo tendencia de ir a la alta.

En las últimas semanas se han visualizado los asesinatos de mujeres transexuales en el país, tan sólo un pequeño sector de la sociedad se ha llenado de indignación y conmoción, otro un poco más grande solo ha mostrado su constante indiferencia.

En lo personal yo sólo he podido externar mi impotencia, por vivir en un país en donde se mata la diferencia. En un país donde se están matando mujeres, y la sociedad no exige justicia.

 




Hace algunos meses comencé a despertar una gran inquietud sobre los crímenes cometidos por razones de género. Me cuestionaba ¿Si asesinan a una mujer transexual será feminicidio? Desate criticas y debates, la mayoría se oponía a mi cuestionamiento, y sobre todo me refutaban la cifras de mujeres transexuales que son asesinadas. Porque para algunas personas “las cifras no son suficientes” para considerar que existe un problema real. ¿Qué será más real que la muerte? Me preguntaba yo.

Algunos días leí a Estefanía Vela Barba en El Universal, su columna titulado “¿Qué será suficiente?” en la cual terminó con una frase que a mi parecer fue excelente: “Tenemos que demostrar que esto nos importa. Que nada justifica un feminicidio” refiriéndose al asesinato de Paola.

Ahora me cuestiono ¿Por qué razón vivo en ese país donde matar es justificado? ¿A caso es correcto marchar para denegar y limitar derechos? ¿Cuándo será el día que nos indignaremos por la violencia y la muerte de todo ser humano? Tenemos que dejar de justificar lo injustificable.

Al final todo se traduce en conductas sociales “normales”. Las tasa tan elevada de violencia de género, no es más que la reproducción de una sociedad intolerante y machista.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”