Dimes y Diretes: “EPN desconoce al PRI”

Cada que tiene oportunidad el presidente de todos, Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, hace referencia sobre los peligros del “populismo” para México y claro para el sistema neoliberal que tiene nuestro país. No hay otra forma de ver esto más que por el lado de que, el mismo Peña Nieto, esta desconociendo a su partido y junto con ello la historia del mismo.

El presidente del copete de oro parece no conocer la historia del partido del que forma parte desde hace muchos años. El PRI, originalmente conocido como Partido de la Revolución Mexicana y antes de esto como el Partido Nacional Revolucionario, es y fueron partidos populistas.

Uno no debe de olvidar que fue el mismo PRM con Lázaro Cárdenas, el que expropio el petróleo mexicano, una acción 100% populista y socialista. Este mismo partido, el PRM, estuvo formado por diferentes sindicatos mineros, campesinos, profesionales, industriales, artesanos y comerciantes.




Tampoco olvidemos que incluso hoy en día el PRI, tiene una de las maquinarias sindicalistas más importantes a nivel nacional. La CTM, CROC, CNC, Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y el Sindicato Mexicano de Electricistas, son gremios creados por el mismo PRI y que claro representan mucho de su voto duro en época electoral.

Peña Nieto sigue insistiendo en hablar de populismo y sus peligros, cuando el partido al que pertenece lleva ejerciendo políticas populistas desde hace 88 años. El PRI no es un partido liberal, es un partido que en su momento fue creado para atender las necesidades del pueblo, después de la Revolución Mexicana. Incluso, me arriesgo a decir, que el PRI tiende a escoger candidatos “populacheros” puesto que está en su naturaleza hacerlo.

Tratar de satanizar el populismo, que ha ejercido por años el PNR, PRM y ahora PRI, para dañar la imagen de Andrés Manuel López Obrador “el Peje, no funciona, no va a funcionar, no va a lograr su objetivo.

¿Qué acaso nuestros personajes políticos creen que la frase “es un peligro para México” sigue funcionando?

¡Ahí Se Leen!




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Todos quieren con Andrés Manuel

La disputa electoral rumbo a la presidencia de México en el 2018 parece tomar sus mejores panoramas. Por un lado se encuentra un Andrés Manuel López Obrador renovado, mediador y dispuesto a cambiar todo aquello que crítico pero que terminó por sepultar sus aspiraciones en contiendas pasadas. Por el otro lado, su competencia parece aún no definir rumbo.

Las pretensiones del Partido Revolucionario Institucional siguen estando muy lejanas de refrendar a su partido en la silla presidencial, luego de una pésima gestión de Enrique Peña Nieto y una contundente derrota en Estados clave para su militancia. Su rol se muestra secundario y podría funcionar más como una moneda de cambio que como un serio aspirante a competir.

Mientras que el Partido Acción Nacional– quien en teoría es el candidato natural a ocupar la silla presidencial- no ha logrado definir su figura estandarte para las elecciones presidenciales. En una esquina se encuentra Rafael Moreno Valle que representa un desarrollo en infraestructura muy notable para Puebla, acompañado de una incansable promoción en las diversas plataformas que no le ha logrado negar la ley, aun cuando se encuentra claramente en actos anticipados de campaña. Mientras que la lucha de Margarita Zavala y Felipe Calderón por obtener la preferencia al interior de su partido parece compleja y así lo muestra su caída en la preferencia electoral de diversas casas encuestadoras.




Militantes y funcionarios de diversos partidos, empresarios, apáticos del sistema político e incluso algunos ciudadanos están despejando de su mente la etapa del “peligro para México” al grado de expresar abiertamente su afinidad con el proyecto de nación que AMLO propone para México, dirigido- ahora sí- por un grupo de empresarios con gran peso en diversas industrias del país.

¿Cuál es el principal obstáculo de Andrés Manuel para ser presidente de México? La respuesta es muy sencilla: él mismo.

Durante los siguientes 15 meses será objeto de un sinfín de bombardeos publicitarios negativos, de una ola de descalificaciones y de adjetivos que alimenten la posibilidad de que su gobierno sea un martirio casi similar al de Hugo Chávez, Fidel Castro e incluso al de Nicolás Maduro, cuestiones que solemos achacar a candidatos de la izquierda mexicana aun cuando las proporciones y el contexto estén muy alejados de dichas comparaciones.

Hoy todos quieren con Andrés Manuel, es casi el yerno que todos los suegros quieren y su camino a la presidencia parece estar remarcado en líneas blancas en un camino recto. La forma de conducir y enfrentar al Andrés Manuel explosivo y radical- mismo que no creo que haya desaparecido- definirá si se convierte o no en el futuro presidente de México.

Todos quieren con Andrés Manuel, pero ¿Andrés Manuel sabrá lidiar con su ego radical y explosivo? He ahí la clave.




______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

En el 2017, la democracia nos costará más

En los recientes meses el tema del presupuesto asignado a los partidos políticos ha estado en la boca de muchos líderes de opinión, representantes y ciudadanos. Yo mismo en este mismo espacio he hablado sobre el tema y propuesto que sea eliminado en su totalidad.

Hasta el momento las cosas no han cambiado. A pesar de que el diputado federal, Agustín Basave y el legislador local de Jalisco, Pedro Kumamoto, han hecho dos propuestas diferentes para reducir el gasto en partidos políticos.




Este año electoral habrá un gasto de $29,525 mdp. Esta cifra no incluye las aportaciones privadas ni financiamiento ilegal que los partidos no reportan. Simplemente el costo para las elecciones de cuatro entidades siendo estas, Nayarit, Estado de México, Coahuila y Veracruz, será de $4,028 mdp. En promedio los ciudadanos de estos estados estarán pagando $203.00 pesos. Nayarit tiene el costo más alto por habitante, puesto que es de $222.00 pesos.

Mientras tanto, en otros rubros también el gasto es excesivo. En el caso de las 28 entidades que no tienen elecciones este año, se les ha asignado 7 mil millones de pesos. También se dio un presupuesto de 18 mil millones de pesos a todo el sistema electoral mexicano.

Por otro lado, $1,383 mdp van a ser asignados a partidos políticos. El PRI es el que más dinero recibirá $369.90 millones, le sigue el PAN con $264.76 millones de pesos y luego Morena, con $171.94 millones de pesos.

Los montos son exorbitantes. Con el dinero que se invierte en mantener a partidos políticos, se podrían hacer mejores escuelas, o mejorar el sistema de salud pública (algo muy necesario en nuestro país). Hasta hoy en día existen dos propuestas, atoradas en la Cámara de Diputados, que buscan precisamente reducir el presupuesto de los partidos políticos.

La primera de ellas es la del Diputado Federal Agustín Basave, del PRD. Su propuesta es conocida como “Voto Blanco” y consiste en que los electores que no están conformes con ningún candidato, puedan en lugar de anular su voto, algo que no tiene efecto jurídico, voten en blanco, y esto se traduzca en un verdadero castigo a los partidos, puesto que se les reduciría el presupuesto que se les asigna.




Otra propuesta para reducir el presupuesto de los partidos, es la del legislador local de Jalisco, Pedro Kumamoto. Su propuesta llamada en redes sociales como #SinVotoNoHayDinero, es muy parecida a la de Basave. Kumamoto propone que el presupuesto de los partidos sea proporcional a los votos válidos, es decir, si hay votos nulos, estos puedan afectar la cantidad de dinero que reciben los partidos políticos.

Ambas propuestas son buenas, el problema es el sistema. Hasta el momento las iniciativas de ley están atoradas en la Cámara de Diputados, ya que existe obviamente una falta de interés por parte de los partidos políticos de reducirse el presupuesto.

Como lo he dicho en varias ocasiones, los partidos en muchos casos son negocios familiares. Uno tan solo tiene que voltear a ver al PT con Alberto Anaya y el Partido Verde Ecologista de México, con la familia González. En ambos casos llevan años viviendo a costas de los impuestos de los mexicanos y con tan solo tener el 2% de los votos, logran seguir con vida y recibiendo dinero.

Por último, las propuestas de ley de Basave y Kumamoto, ayudan a incrementarla participación en las elecciones, ya que los ciudadanos y las ciudadanas podrán castigar, literalmente, a los partidos políticos, mismo que llevará a que en el futuro haya mejores candidatos y mejores propuestas.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Debo no niego, pago no tengo

Este lunes 6 falleció en la Ciudad de México, Jesús Silva-Herzog Flores, ex secretario de Hacienda en el sexenio de López Portillo.

Emblemático hombre del priismo de los últimos 40 años, hijo del ideólogo de Lázaro Cárdenas, Jesús Silva Herzog y padre de uno de los intelectuales mexicanos más destacados de este siglo, del igual nombre, Jesús Silva-Herzog Márquez.

Don Jesús fue un político diferente en el priismo, con una personalidad más austera, sin escándalos, ni enredado con ficheras como su jefe López Portillo y otros secretarios de esos tiempos.

Le tocó devaluar la moneda en 1982, una de las devaluaciones más significativas que tuvo el país. Se recuerda aquella frase de “Debo no niego, pago no tengo” que alguna vez profirió don Jesús en un documental referente a aquel sexenio.

Silva-Herzog haciendo uso de los habilidades negociadoras y facilidad de palabra logró re-negociar la deuda, reencausar una economía en plena caída libre y aceptar el papel de “el secretario que devaluó”.




Siempre leal al partido intentó varias veces ser Presidente de la República, pero se quedó con las ganas en dos ocasiones.

En el 2000, en aquella elección que puso a Andrés Manuel López Obrador como jefe de Gobierno de la capital, Jesús Silva-Herzog logró un tercer lugar con una de las mejores votaciones que ha tenido el PRI en la ciudad.

Asimismo, como embajador en Estados Unidos en la década de los noventas, logró aquel financiamiento del gobierno de Clinton que ayudó a México a salir de la crisis del “Error de diciembre”.

Don Jesús, fue un priista diferente, de una casta distinta, de la verdadera Revolución de la que su padre fue parte. Quizás el legado más grande de Silva-Herzog será la fundación del INFONAVIT, una institución de seguridad social fundamental para este país.

Se fue un líder, uno de los últimos ideólogos históricos del PRI, de los pocos priistas que se salvan de la típica crítica contra el partido. Que en paz descanse.

Lo dicho, dicho está.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

PRI: Entre ilusiones y simulaciones

El pasado fin de semana se celebraron 88 años desde la creación del Partido Revolucionario Institucional. “88 años contigo” fue el eslogan que uso el partido para sus festividades.

Los altos dirigentes y mayores representantes del partido que ha gobernado México por más de 70 años, se reunieron en una de las épocas más oscuras y difíciles que tenga memoria el PRI. Con las elecciones en el Edomex, Nayarit y Coahuila en juego este año y la Presidencial en el 2018, los priistas tuvieron que mostrar una cara de unidad y de esperanza de que puedan derrotar a la oposición este y el año que viene.




En un acto que demuestra la simulación dentro del partido, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le hizo entrega de la medalla “Luis Donaldo Colosio” al ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Desde hace tiempo se habla sobre los desacuerdos y la rivalidad entre Beltrones y el presidente Peña Nieto. Pero para los festejos del 88 aniversario estas rencillas parecen haberse eliminado de momento.

El PRI, debe demostrar que está más unido que nunca, debe de demostrar fortaleza, pero al hacer esto cae en la simulación, en la mentira.

El PRI es el dinosaurio de ochenta y ocho años que tiene la esperanza de vivir otros ochenta y ocho. Tal es la prueba de los discursos de Enrique Ochoa Reza y del Presidente. Ambos personajes tienen la esperanza, o por lo menos quieren transmitir esa fe, de que este año arrasarán en el Edomex, Nayarit y en Coahuila, y que los triunfos también los llevará a ganar en el 2018.

Lejos están de la realidad los dirigentes del PRI Nacional. No se dan o no se quieren dar cuenta que la sociedad mexicana está harta del partido oficial. Este hartazgo se está traduciendo apoyo para la oposición, en específico, para Andrés Manuel López Obrador, al que ellos catalogan como “un peligro para México” y un “retroceso”.

El dinosaurio que nació después de la Revolución Mexicana y dio forma a las instituciones que hoy rigen a México, ciertamente, no morirá, pero tendrá que reformarse. Tendrá que entregar a sus Duartes, Moreiras, Borges, Medinas, si quiere en algún momento volver a Los Pinos.

Tendrá que pedir perdón por sus errores y por todos los muertos que han dejado administraciones como la de Díaz Ordaz, Echeverría y por qué no, Peña Nieto.

La regla es: reformarse o morir.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿88 años contigo?”

El sábado fue el festival del cinismo, se celebraron los 88 años del Partido Revolucionario Institucional. En medio de una de sus peores épocas en la historia reciente, los dinosaurios del partido oficial, que ha gobernado por más de 70 años al país, se dieron baños de pureza y criticaron duramente a la oposición.

El primero en hacerse como que la Virgen le habla, fue Enrique “Henry Monster” Peña Nieto. El presidente de todos, aseguro que la victoria de la oposición, ya sea PAN o Morena, sería un retroceso para el país, o sea para el presi, el bueno, el bueno es solamente alguien del PRI.

El otro que se pasó de cínico fue el dirigente nacional del partido, Enrique “Rana” Ochoa Reza. Llamó a que se cumpliera la ley y se capture lo más pronto posible a Javier “Ñoño” Duarte y que se haga cumplir el estado de derecho de nuestro país. Ochoa, dijo esto no sin antes, hacer mención del lamentable hecho de las quimioterapias falsas que el gobierno de “Javidu” dio a niños con cáncer.




En verdad que, escuchando los discursos de los dos Quiques, no sé qué hacer. Llorar, reírme, hacer algún tipo de berrinche.

Es increíble el cinismo que siguen teniendo los altos dirigentes de este partido político. Desde su eslogan, “88 años contigo”, se ve el cinismo y la poca vergüenza que tienen. En 88 años el PRI, sí dio forma al sistema institucional de México después de la Revolución, pero en todo este tiempo, han habido múltiples matanzas donde directamente se han señalado a gobiernos del PRI.

¿Acaso el PRI estuvo con los muertos de la Matanza de Tlatelolco de 1968? ¿Estuvo el partido oficial con los muertos del jueves de Corpus en 1972? ¿Y qué nos pueden decir de Atenco? ¿Ayotzinapa? ¿Los casos de corrupción en más de cuatro entidades? Claro que no, el PRI no ha estado con nadie, más que con ellos mismos.

Desde siempre solamente han visto por el bien de sus bolsillos, no por el bien de la patria y de la gente. Si acaso con los que han estado es con su voto duro, que recuerdan cada que hay elecciones.

Hoy por hoy, el PRI es un partido en decadencia, o se reforma en verdad o va a desaparecer como tal.




En definitiva, el cinismo y la poca vergüenza de sus principales caras y dirigentes no ayuda. Señalar y exigir que Duarte sea detenido, cuando fue al mismo gobierno priista al que se le fugo, va más allá de la lógica de cualquier persona. Pero bueno, el PRI tristemente es un ejemplo de lo viciado que está nuestro sistema político.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Publicidad en beneficio del PRI Edomex

Desde hace varias semanas el Gobierno Federal ha estado lanzando spots publicitarios en televisión y radio, con un enfoque especial sobre sus acciones en el Estado de México.

Resulta descarado que el gobierno federal de todas las entidades haya escogido al Edomex para “informar” sobre sus acciones. Considerando que este año hay comicios electorales en este estado y que por cierto está en estos momentos en pleno periodo de pre campañas.

Los anuncios del Gobierno Federal que dicen de manera descarada, “En el Estado de México las cosas buenas cuentan…”, promocionan algunas de las acciones del gobierno de Enrique Peña Nieto en su estado natal.

Entre estas acciones están las relacionadas a obra pública y claro apoyos sociales, como lo es el Programa de Escuela de Tiempo completo y los beneficios del Programa Prospera.

Aunque ciertamente la ley marca que no se está incurriendo en ninguna ilegalidad, el PRI en los comicios del 2011 se había quejado de la misma situación con el gobierno de Felipe Calderón.




En ese entonces, el gobierno federal de Calderón comenzó a transmitir anuncios en Edomex, Nayarit y Coahuila, algo que no le pareció al PRI y logro bloquear a través del Instituto Federal Electoral, ahora INE.

En esta ocasión, la historia se repite, ahora es el PRI, a través del gobierno de Enrique Peña Nieto, el que busca manipular el voto en el Edomex. No es casualidad, ni es coincidencia que los anuncios usados en tiempo oficial vayan dirigidos hacia el Edomex.

No olvidemos que el Estado de México es la joya de la corona del PRI. Por un lado, por qué es uno de los estados que nunca en su historia ha visto la alternancia de gobierno, también por qué es sede de uno de los grupos más fuertes al interior del PRI, el Grupo Atlacomulco.

Mismo del cual han salido figuras como Carlos Hank González, Carlos Hank Rhon, Arturo Montiel y claro Enrique Peña Nieto y gran parte de su gabinete.




La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, defendió los spots, al argumentar que está dentro de la ley hacer promoción de las “acciones” del gobierno. La Lic. Robles, tiene razón en eso, y la legalidad no es algo que se cuestione, lo que sí es debatible es que de una manera descarada el Gobierno Federal, esté dando promoción a costa del presupuesto público para promocionar a Eruviel Ávila y claro al PRI.

¿Reaccionará el INE de la misma manera que lo hizo en el 2011? Está por verse.
______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Independientes: La nueva moda

En recientes años el sistema político dedocrático y alineado que imperaba en México durante el siglo XX se tornó impráctico o mejor dicho pasado de moda. Las modificaciones a la ley electoral 2012 y lo acontecido por el gobierno estatal de Nuevo León en las elecciones de 2015 fueron el parteaguas y mecha alentadora hacia la independización partidista. Para el resto de la masa política con aspiraciones de continuar en la contienda electoral vieron esto como una alternativa para seguir viviendo del erario público.




Dejando un mensaje un tanto esperanzador, y es que si el partido no ampara una continuación en la administración pública, la vía más fácil y rápida de preservación política es la independencia partidista. De deslealtad están llenas las filas de candidaturas independientes, limerentes a obtener el poder bajo la ideología de renovación y regeneración. Creyéndose exentos de los errores de sus antiguos partidos y capaces de ser el verdadero cambio anti sistémico.

Desertores en su mayoría, provenientes de alguno de los principales partidos políticos que predominan el poder en el actual sistema y que actuaron como limitantes con la subsistencia de su liderazgo, ya sea excluyéndolos de contiendas internas o candidaturas de elección popular.

La historia comienza en el 2013 con Raúl de Luna Tovar en el municipio de General Enrique Estrada, Zacatecas, convirtiéndose el primer candidato independiente en obtener una alcaldía en la historia del país, ex panista, que vio sesgada su carrera al negársele su participación.

Pero el caso más sobresaliente se lo lleva Nuevo León, posicionando al primer gobernador apartidista, en una de las victorias más contundentes de la historia del estado, ex priista que aprovechó una ola de situaciones y errores de su antiguo partido que favorecieron su éxito.

Muchos pensaron que la tendencia se limitaría a cuestiones locales y casos aislados, pero lo acontecido con el nuevoleonense Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, propició una reforma en la ley electoral en 2015 cuya intención central fue la de obstaculizar y detener el frenesí independiente que acechaba las elecciones estatales de 2016.




Sin embargo, esta regulación, llamada Ley Anti-Bronco, se quedó corta y la capacidad para limitar el auge de los independientes a lo largo y ancho del país no cumplió su objetivo. Al parecer el apogeo independiente alcanzará hacerse presente en las elecciones del 2018.

Y en algunas encuestan los colocan entre los primeros lugares de preferencia ciudadana, variando según el candidato, pero el peso opositor que representan los independientes mantiene su valor electoral. Ampliando el abanico de opciones en la boletas electorales incidiendo directamente en las prebendas de los partidos, siendo la dilución del voto el principal daño.

La libre competencia y el contrapeso de una oposición fuerte son elementos esenciales en el camino a la construcción de la democracia en México, pero no se puede constituir un país más democrático con una oposición formada a partir de caprichos y obsesiones por el poder.

La idealización de las candidaturas independientes y sus supuestos líderes mesiánicos se alejan de la verdadera necesidad democrática de la ciudadanía y los constantes cambios anti-sistémicos, que se han extendido por todo el mundo, alimentan el hartazgo de una sociedad cada vez más alejada de las urnas.

En mi opinión, el respaldo que reciben las candidaturas independientes es más una forma de protesta social hacía los partidos que un apoyo incondicional al candidato y que ha incrementado por la ineficiente administración federal en turno, sin embargo, muchos errores han acarreado todos los partidos: casos de corrupción, despilfarros económicos y deudas desorbitantes, aumento de la pobreza y obras públicas en mal estado, haciendo que las candidaturas independientes sean más una consecuencia que una solución al mal gobierno pero manteniendo las mismas malas mañas de las filas que integraban.

Esta moda independista no distingue de colores partidistas y es que desde 2013 la cantidad de políticos que escaparon de las filas de un partido aumenta exponencialmente, al parecer cada vez más son los iluminados, por una divinidad democrática, que los hace reflexionar y decidir desistir de su partido para ser la solución a los problemas de México.

Pero este camino a la democratización mexicana será difícil y largo con un reto sin precedentes, pero el primer paso será superar este periodo de transición donde los independientes provengan de los partidos usada como una válvula de escape y seguir en las contiendas electorales al del uno más civil y moralmente comprometido con la ciudadanía, al candidato naciente de la necesidad misma de la comunidad y aquel que anteponga los intereses que beneficien a México y no los de su persona.




Aún estamos lejos de llegar a este punto y más aún de tener el primer presidente de la republica de origen independiente, sin embargo, este proceso alienta a la ciudadanía a ser más participe de la vida política del país y de formar parte de las soluciones para mejorar la situación que lleva años aquejándonos, el 2018 seguirá siendo de algún partido predominante y los independientes como mencione absorberán una proporción de votos de dichos partidos, pero si la tendencia continua con el aumento del frenesí independiente y la ciudadanía lo hace suyo, en 2024 está podría ser otra historia y México se consolidaría como un país más democrático.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

No te hace independiente renunciar a tu partido

En la política, como ya se sabe, es costumbre presenciar toda una serie de artilugios que los funcionarios utilizan para no perder o recuperar su credibilidad o bien, conservar su poder; sean por medio de falsas acusaciones hacia los adversarios, de apoyos hacia iniciativas de ley que buscan romper con la forma tradicional de hacer política (como el caso de Margarita Zavala colgándose del estandarte de Kumamoto de “sin voto no hay dinero”), o de “candidaturas independientes”, la clase política busca, y encuentra, el triunfo de la empresa ya estipulada.




Ahora bien, resaltando la última estratagema, las candidaturas independientes si bien representan el triunfo (a pesar de los requisitos que lo complican) de la lucha por el derecho a ser votado, no se escapan de ser utilizadas para fines contrarios al bienestar del pueblo y a la lucha por un país mejor; tal es el caso de diversas situaciones que hemos presenciado en nuestra entidad federativa.

Tras el auge por las candidaturas independientes que resultó del triunfo de Jaime Rodríguez Calderón, no se hicieron esperar los intentos por proyectar, más que un movimiento, una imagen de político sin partido; fue así como los nuevoleoneses pudimos atestiguar una serie de actos desesperados y carentes de congruencia.

Dicho conjunto de acciones comenzó con la diputada Karina Marlen Barrón Perales, y el diputado Marco Antonio Martínez Díaz los cuales, tras haber contendido y ganado la diputación local, fungiendo como candidatos por el Partido Acción Nacional, optan por renunciar a su militancia; tras la renuncia, se abre una nueva bancada bajo el seudónimo de “Bancada independiente”; es ahí donde inicia el show y los baños de pueblo a que ya estamos acostumbrados a ver.

Igualmente, un tiempo después la bancada “independiente” consiguió un nuevo adepto: Jorge Alan Blanco Durán, diputado cuya candidatura por la diputación fue por medio del partido Movimiento Ciudadano.




Al igual que los diputados albiazules, el funcionario Blanco no esperó para sumarse al estandarte de no tener partido (una vez ya habiendo ganado la candidatura por la agrupación política, claro), y eligió el camino de renunciar a su militancia política, fungiendo como el tercer funcionario de la bancada independiente.

Finalmente, hace poco se ha repetido la estratagema, esta vez por parte de un diputado integrante del partido con mayor antigüedad del país: Eugenio Montiel Amoroso.

Al igual que los pioneros que inauguraron dicha práctica, Montiel procedió a ejecutar la misma estrategia: citar diferencias irreconciliables entre él y su bancada, y proceder a su renuncia.

Al ver esta serie acciones, que no parecen más que un circo como cualquier otro en esta tragicomedia que es la política mexicana, yo me pregunto ¿qué tanta desesperación y que tanta hambre de poder se debe tener, como para aplicar estrategias tan carentes de inteligencia? ¿Cómo va a ser independiente aquel que ganó representando a un partido, y posterior a la victoria renuncia a la militancia, y se corona como si desde campaña hubiera contendido sin el respaldo de agrupación política alguna?

Del lado del que lo queramos ver, eso no es ser independiente, eso es ser oportunista y cómplice de lo rancia que está nuestra política; asimismo, esa no es una bancada Independiente, es una bancada mixta en todo caso, pues alberga todo una mescolanza de colores de personas que se les ocurrió dejar su militancia después de haber ganado las elecciones con respaldo de tales colores.

A las cosas hay que llamarlas por su nombre, y ese cuarteto definitivamente no es “independiente”.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La izquierda y López Obrador

En las encuestas, MORENA está en la punta para el puesto de Jefe de Gobierno de la capital e incluso de cara al 2018.

No voy a subirme en el carrito de la denostación de la que está objeto Andrés Manuel, solo por el hecho de ser quien es. Y hay que decir Andrés Manuel porque Morena es él, en resumidas cuentas.




Pocos han escrito respecto a la posición que debe tomar la izquierda de cara a 2018. Es claro que el PT irá con quien se le acomode más, en este caso, el PRD.

Sin embargo, ¿qué hay de MC?, ¿Existen independientes de izquierda?, el país necesita una izquierda sólida, una izquierda que realmente sea opción de gobierno. Desafortunadamente, yo no veo en Morena, la izquierda que necesitamos como país.

¿Por qué? Por los perfiles que tiene. Si usted ve el Partido Socialista en Francia, el PSOE en España, América Latina que tenemos izquierda de todo tipo, verá cómo la mayoría de los partidos mantienen ciertos temas que los identifican como tales y que guste o no son opción legítima al poder.




En MORENA, yo veo un collage de perfiles, no veo una izquierda progresista y liberal. Quienes sacaron las grandes reformas progresistas en la Ciudad de México no fueron integrantes de MORENA.

Sigo viendo fantasmas del viejo PRI con el dogma de PEMEX intocable, con ideas económicas de los 70s, haciendo pactos con disidentes y me da tristeza ver como es que un académico tan lúcido y brillante como don John M. Ackerman se radicaliza por cualquier cosa en su twitter y sus videocolumnas.

Yo creo que la mejor manera de evaluar a MORENA no es con base en argumentos ad hominem o creando causalidades falaces. Hay que ver el trabajo legislativo y en gobierno de este partido para considerarle opción al 2018.

La izquierda sigue dividida, se mantiene dividida y no se ve manera de que componga el rumbo. Para 2018 nos acercamos a un futuro muy desolador donde nadie cree en nadie y donde el desprestigio es el pan de cada día.

Esto lo está captando Andrés Manuel y sabe cómo manejarlo. No lo descarten ni lo juzguen de loco porque tiene en este momento muchas posibilidades de ganar y eso, representaría una verdadera sacudida para el país. ¿Buena, mala? Hasta hoy va ganando, veremos si alguien le sale en el camino.

Lo dicho, dicho está.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”