¡Son Unos Genios! PRI En Contra de la Contaminación… Quitando Fumarolas de Escudo

Comparte este artículo:

Legisladores del PRI y el PT, plantan manera “revolucionaria” de hacer conciencia para la contaminación en Nuevo León. Impulsan iniciativa para cambiar el escudo del estado, quitando las fumarolas humeantes de fundidora en su cuadrante inferior derecho para promover na imagen ecologica.

Dicha propuesta fue hecha por el legislador priista, Jorge de León, acompañado de la diputada del PT, Guadalupe Rodríguez.

Buscan aumentar la conciencia ecológica del estado, quitando dichas fumarolas. De tal manera el gobierno, refleja una imagen “verde” para el resto del estado.

Comenta el diputado que,

“Es una iniciativa muy sencilla, pero muy significativa, que tiene que ver con un cambio en el escudo de nuestro estado. La idea es eliminar las fumarolas, que representan contaminación y daño al medio ambiente”

Con información de Milenio. 

Democracia insípida

Comparte este artículo:

El pasado domingo se llevó a cabo una jornada electoral en varios puntos del país, destacando el cambio de gobernadores en Baja California y en Puebla, esta última siendo controvertida por la situación en la que se tuvo que producir. El saldo, a nivel marco, fue favorable para Morena: de las dos gubernaturas a disputar, se quedaron con las dos. En cambio, en el resto de los cargos por elegir no irrumpieron con la misma fuerza.

Baja California siempre ha sido un laboratorio importante para el país en todo sentido. Es una de las entidades con importantes ingresos provenientes de EEUU (Tijuana y Mexicali), a nivel social es el referente de una subcultura fronteriza (al igual que Matamoros, Juárez y otros) y es una entidad que es histórica en el terreno político en nuestro país. En 1989 se convirtió en el primer estado de la República en no ser gobernado por el PRI gracias a la candidatura de Ernesto Ruffo Appel por el PAN.

Desde entonces y hasta ayer, sólo panistas habían sido electos gobernadores en el estado y ahora, treinta años después, volvió a cambiar. Jaime Bonilla Valdez, consiguiendo un importante 50.36% a favor de la coalición liderada por Morena para hacerse del estado. La ventaja con el PAN es de más o menos treinta puntos de diferencia y el PRI, siguiendo la espiral descendiente en la que se encuentra a nivel nacional, no logró sumar ni siquiera un 5% del total de votos.

El caso de Puebla, como ya se los había adelantado por aquí, Miguel Barbosa se llevó la contienda y obtuvo un 44.68% del resultado, poco más de once puntos por encima del exrector Enrique Cárdenas y muy por encima del priísta Jiménez Merino quien no llegó ni al 20% del resultado. Un triunfo que permite a los morenistas sacarse la espinita luego de haber perdido la elección el año pasado y que para Barbosa representa una segunda oportunidad más que inmejorable para mantenerse vivo políticamente.

En una jornada electoral ordenada, con triunfos anunciados de manera un tanto anticipada y donde hasta ahora no se reportan irregularidades, hay un dato que es estremecedor: sólo en Durango, donde se renovaron todas las cabeceras municipales, la participación alcanzó poco menos del 45%, mientras que en Baja California y Puebla atendieron el 29% y el 33% de la lista, respectivamente. En las otras entidades la historia se repite y la cifra más alarmante es la de Quintana Roo: sólo el 22% del padrón acudió a ejercer su derecho.

El abstencionismo suele favorecer a los partidos que están en el poder y a las derechas políticas, pero en nuestro país la ola morenista tiene la fuerza suficiente para seguir creciendo. Si bien el mapa político de gobernaturas en curso favorece al PRI (13) y al PAN (10), los resultados de este fin de semana demuestran que ambos partidos se encuentran profundamente debilitados y todo ese terreno podrá ser capitalizado por la izquierda y por AMLO quien, a pesar de estar registrando bajas en la aprobación a nivel nacional, sigue teniendo niveles que ya otros mandatarios desearían, colocándose en alrededor de un 70%.

Aunque lo más sencillo es traducir la poca participación en apatía o desinterés, en este caso podría representar conformismo ante la inminente fuerza de Morena. “Como quiera va a ganar”, fue una de las frases que escuché en 2018 y que muy seguramente en Puebla fue el pan de cada día hasta ayer. El enfoque no debe ser en si es bueno o malo que los resultados favorezcan a Morena, sino en que la poca participación va a tener muchas repercusiones a la larga, sobre todo cuando las cosas no les salgan bien a los nuevos gobernadores, y ello podría convertirse en un dolor de cabeza en el futuro.

Como dicen por ahí: “no hacer nada, también es hacer algo”.

Expulsan a César Duarte del PRI

Comparte este artículo:

Tras llevar 10 meses prófugo, César Duarte, ex gobernador de Chihuahua acusado por desviar 542 millones de pesos en recursos públicos, ha sido expulsado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Se dio a conocer la petición de la expulsión de Duarte, mediante una carta hecha por el Consejo Político Nacional (CPN) del partido dirigida al presidente del PRI en Chihuahua, Omar Bazán Flores.

Dicha carta expresa que la decisión de eliminar a César Duarte como miembro activo del Partido Revolucionario Institucional fue tomada el pasado 25 de enero y fue firmada por la subsecretaría de CPN del mismo partido, Socorro Jasso Nieto. Además de que la carta fue impulsada por el Dip. Ernesto Nemer Álvarez, secretario técnico del Consejo Político Nacional.

“En atención al expediente, CNJ-PS-CDMX258/2016 de la Comisión de Justicia Partidaria, por el que EXPULSA como militante del Partido Revolucionario Institucional al ciudadano CÉSAR DUARTE JÁQUEZ…”

 

Asegura Osorio Chong que gobierno de EPN no protegió a Lozoya

Comparte este artículo:

El coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Miguel Ángel Osorio Chong, rechazó que en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se haya protegido al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin.

Entrevistado en el marco del Homenaje Póstumo a la ex presidenta nacional del PRI, María de los Ángeles Moreno, Miguel Ángel Osorio Chong recordó que el gobierno anterior actuó incluso contra los ex gobernadores a los que se les configuró algún delito.

Chong aseguró que en su momento se le dio entrada a la acusación contra Emilio Lozoya, pero es probable que ahora se cuente con mayores elementos para proceder.

El senador priista confió en que la orden de aprehensión girada contra el ex director de Pemex no tenga un trasfondo político-electoral y resaltó que, ahora que se ha iniciado el proceso en su contra, podrá defenderse y esclarecer lo ocurrido en el caso Odebrecht.

Por último, el ex secretario de Gobernación rechazó la existencia de algún pacto de impunidad con el actual gobierno y aseveró que, mientras haya elementos suficientes, debe procederse contra quien este acusado de cometer algún delito, dando lugar a su defensa.

Nueva evaluación; sólo van 2 alcaldes

Comparte este artículo:

La plataforma “Alcalde, ¿Cómo vamos?” presentó hoy su esquema de evaluación que será realizado sobre el cumplimiento de las responsabilidades de las administraciones y su efectividad, con la presencia de sólo dos Alcaldes metropolitanos. 

La evaluación incluye la apertura de datos que son utilizados por la plataforma, con base a la información proporcionada por los municipios y otras fuentes.

La neva plataforma estará abierta para uso de todo público en el portal de internet www.comovamosnl.org.

Luis Ávila, coordinador de la plataforma, enfatizó que se evalúan cinco ejes pertinentes: servicios públicos, seguridad, desarrollo urbano, finanzas públicas y transparencia; a contraste de las diez metas con las que se realizaba anteriormente.

La apertura de esta información, recalcó, funcionará para que los municipios tengan una guía para tomar decisiones basadas en necesidades reales. 

“Esta evaluación no va a ser para incomodar Alcaldes, es para mejorar nuestra Ciudad y fortalecer nuestra democracia. Es una evaluación que queremos construir con la participación ciudadana.” recalcó Ávila.

Jesús Herrera, presidente de “¿Cómo Vamos, Nuevo León?”, indicó que el nuevo sistema tiene tres objetivos importantes; el primero, generar datos de información para reconocer la realida en la que vivimos y no en la que nos gustaría. 

Además, con la apertura de estos datos, se busca aportar al debate público sobre la eficiencia de las administraciones y evaluar el desempeño de estos con involucramiento ciudadano. 

Ávila añadió que sobre la información que respondan los municipios, en septiembre, se añadirán verificaciones de campo. Estos resultados también se expondrán públicamente.

En la presentación, a la cual acudieron los ediles de Apodaca, César Garza; y de Santa Catarina, Héctor Castillo, se informó que de los nueve municipios a evaluar, Juárez, encabezado por el priísta Heriberto Treviño, se negó a compartir información. 

(Con información de EL NORTE)

Pepe Narro asegura que el PRI no está muerto

Comparte este artículo:

El aspirante a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Pepe Narro, aseguró que aunque el instituto político está en una situación muy complicad y le urge transformarse, no está muerto.

Durante su visita a Nuevo León, el también ex secretario de Salud Federal, señaló que los priistas tienen que reconciliarse para recuperar la confianza de los ciudadanos.

“Muerto no está, vive una situación compleja, producto de la derrota electoral más abultada que hemos recibido en los 90 anisarme de historia, pero simultáneamente a la situación critica que vive, hay un priismo muy comprometido, hay un priismo activo, hay un priismo con esperanza”, aseguró Narro.

Este lunes por la mañana se reunión con militantes priistas en Apocada, encuentro que fue organizado por el ex Alcalde de este municipio, Raymundo Flores Elizondo, y por el ex Alcalde de Escobedo, Abel Guerra.

El también ex rector de la UNAM, se reunión con empresarios como Carlos Bremer y Sergio Gutiérrez Muguerza, y con ex Rectores de la UDEM y de la UANL.

Narro descartó que haya dados cargados a su favor, o que busque un trampolín para la Presidencia en el 2024.

La Crisis de los 18 años

Comparte este artículo:

Estamos viviendo una problemática muy significativa en materia de violencia en el país, dándose una descomposición acelerada en los gobiernos locales. Se construyen ciudades, gobiernos y ciudadanos que visualizan la inseguridad como algo cotidiano. Nos despertamos con noticias sobre feminicidios en el Estado de México, las ejecuciones y las guerras por plazas del narcotráfico en León, los homicidios frente a funcionarios de gobierno en Morelos

Es un mal que se hereda del sexenio pasado, más bien son 18 años de una crisis que no ha podido parar.  La historia de la política pública en materia de seguridad en México nos dice que estamos haciendo mal las cosas, la estrategia de seguridad en 1999 se genera sobre la implementación de la policía preventiva con el PRI, después se transforma en la policía federal preventiva con el cambio de sexenio y la primera alternancia política con el PAN, luego persiste la misma corriente política y aún así cambia el nombre a policía federal, después regresa el PRI con Enrique Peña y viene la gendarmería nacional y ahora a través de la guardia nacional, pero lo que podemos observar es que sigue siendo la misma cosa pero disfrazada de otra. Sumado a esto podemos notar que cada célula criminal se fortalece con la alternancia gubernamental, porque es cuando el crimen organizado tiene la oportunidad de expandir sus negocios, ya que se desarticula una estrategia debido a que no tenemos políticas públicas transexenales por falta de una cultura política en el país.  

Para ser francos la inseguridad no es un problema de mercado, necesitamos un estado que provea seguridad porque es un bien público y si el actual gobierno resolviera el tema de seguridad, definitivamente “harían historia”, la realidad es que no vemos directrices claras que permitan observar resultados significativos a corto o mediano plazo. Y la verdad es que estos 5 meses y medio han demostrado que, para ser estadistas, administran muy mal al estado.  

Senado aprueba Reforma Educativa propuesta por AMLO

Comparte este artículo:

El Senado de la República aprobó, por fin, la reforma educativa.

Tras más de cuatro horas de debate, con 97 votos a favor, 22 en contra y una abstención, los legisladores avalaron las modificaciones constitucionales planteadas en el dictamen.

Lo anterior, luego de discutir las reservas presentadas por Acción Nacional y el senador sin partido Emilio Álvarez Icaza.

 La reforma fue turnada a Congresos estatales para sus efectos constitucionales.

Los panistas reservaron diversos artículos, entre ellos el 16 transitorio, el cual fue calificado por este partido como la “manzana envenenada” y rechazaron que con la redacción actualizada en San Lázaro, las plazas realmente queden blindadas.

Las reservas al segundo párrafo fracción 10 del Tercero constitucional y al 15 transitorio presentadas por la oposición fueron desechadas.

Durante la sesión, hubo momentos en los que los ánimos se calentaron, incluso al final de la votación cuando la bancada de Morena presumió la aprobación de la reforma como un logro de ellos.

“Querer hacer propia una reforma constitucional cuando Morena sabe que no le alcanza, es un acto de profunda soberbia y vanidad”, señaló al respecto el emecista Dante Delgado.

Pero el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, agradeció el voto a favor del PRI, MC, PRD, PVEM, PT y PES.

“De los que votaron en contra los respetamos, es su estrategia y no tenemos nada que reclamar, es su lucha política”, manifestó el zacatecano.

Luego de conocer que la reforma alcanzó mayoría calificada (con siete votos adicionales a los que se esperaban) los morenistas subieron a tribuna con una manta en la que se leía: “En la 4T los senadores de Morena estamos con los maestros de México. Compromiso cumplido”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Rechazan Reforma Educativa por un voto; regresa a la Cámara de Diputados

Comparte este artículo:

El Senado de la República rechazó con 81 votos a favor, 39 en contra y dos abstenciones la Reforma Educativa, por lo que fue devuelta a la Cámara de Diputados.

En el último día de sesión del periodo ordinario, los senadores aprobaron con 95 votos en favor, 25 votos en contra y dos abstenciones la nueva reforma educativa, pero sólo en lo general.

Al realizar la votación en lo particular se quedaron con 80 votos, pero eran necesarios 81. Por lo tanto, se devuelve a la Cámara de Diputados.

“Cómo lo señala mi compañera la Senadora Beatriz Paredes, en el PRI en el Senado celebramos que los diputados pudieran realizar cambios vitales en la iniciativa de la Reforma Educativa presentada por el gobierno federal, y así pudiese subsistir la educación de calidad en México”, dijo la dirigente del PRI y senadora, Claudia Ruiz Massieu.

Aunque el presidente del Senado y legislador de Morena, Martí Batres, intentó de último momento que los votos fueran los suficientes, al final el tablero marcó 81 en favor, 39 en contra y dos abstenciones, de un total de 122 senadores, por loo que los artículos reservados no alcanzaron la mayoría calificada.

Batres detalló que la Cámara de Diputados recibirán el dictamen con las modificaciones aprobadas y solamente lo aprobado por el Senado.

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Damián Zepeda, celebró que se haya rechazado la Reforma Educativa.

“Con la oposición firme de los @SenadoresdelPAN, logramos detener un dictamen retrógrada y que representaba un retroceso para México. Seguimos firmen en la lucha por educación de calidad en favor de la niñez mexicanas”, publicó Zepeda en su cuenta de Twitter.

#HojaDeRuta: “¿Qué discute el presidente?”

Comparte este artículo:

Por más que avanza la tecnología, la esencia permanece: es el discurso lo que da forma y sentido a lo político. Es así como se explica que una de las publicaciones con más reacciones en las redes del presidente López Obrador fue la aparecida el pasado 20 de abril, poco después de las 10:20 de la mañana:

“Callaron como momias cuando saqueaban y pisoteaban los derechos humanos y ahora gritan como pregoneros que es inconstitucional hacer justicia y desterrar la corrupción. No cabe duda de que la única doctrina de los conservadores es la hipocresía. Y perdón, pero son como sepulcros blanqueados.”

El breve párrafo generó 113 mil reacciones y 20 mil comentarios, además de haber sido compartido 20 mil veces en Facebook. AMLO es un experto polemista y un maestro del discurso público, pero eso ya se sabía. Lo interesante es el porqué de las polémicas actuales.

El presidente ha mantenido deliberadamente la retórica de la contraposición: -liberales vs. conservadores; prensa fifí vs. verdad oficial; mentirosos vs. honestos. Cierto, el conflicto es parte de la esencia de lo político, y cierto también que la tensión entre posturas liberales y conservadoras existe hasta nuestros días.

Sin embargo, el Presidente parece empeñado en atizar ciertas tensiones (por ejemplo, con la “prensa fifí”, en la que identifica a Reforma como el principal actor), mientras ignora por completo otras (su negativa constante a cuestionar, o siquiera opinar cada que Donald Trump asesta un dardo contra México o los intereses mexicanos).

¿Realmente está siendo atacado por la prensa? No más de lo que era como líder social o candidato, y ciertamente no menos de lo que se esperaría que se cuestione al titular del ejecutivo ¿Tiene sentido tener gestos como pedir a un medio que revele sus fuentes? Ninguno, y era obvio que sería interpretado como un ataque a la libertad de prensa ¿Está el presidente efectivamente atentando contra la libertad de prensa? No parece. Sería difícil encontrar otro ejemplo a nivel global de un reportero subiendo al estrado de una conferencia de prensa con un titular del ejecutivo a cuestionar datos sobre homicidios dolosos, como lo hizo hace unos días Jorge Ramos.

Si acaso, el episodio con Ramos dejó mal parados a los propios periodistas mexicanos, que quizá no han cuestionado ni presionado con suficiencia al presidente ante decisiones poco justificadas o posturas polémicas.

La polémica publicación de las “momias”, por la naturaleza de su retórica, hace pensar que el presidente mantiene su estilo de siempre: él decide el discurso, él genera el fraseo. No hay visos de que esto sea producto de una estrategia de comunicación, de un grupo profesional dedicado a definir el mensaje. La comunicación del presidente es el presidente.

Esto se vuelve aún más evidente ante una oposición sumamente debilitada (justificadamente, al ser producto de constantes decepciones, escándalos y malos resultados), que no ha podido articular un discurso creíble y se limita a reaccionar a las posturas del presidente y su partido.

Aunque su administración no ha llegado siquiera a su primer semestre, parece existir la sensación de que ha pasado más tiempo. Es cierto que López Obrador tiene un bono político tremendo: aplastó por 30 puntos a su más cercano perseguidor, consiguiendo la primera mayoría real en la era de la alternancia. Todas las encuestas serias ponen sus niveles de aceptación alrededor del 80%. Pero nada es para siempre.

Tres elecciones presidenciales en fila dan idea suficiente de cuál es la base de respaldo del presidente: 35% en 2006; 32% en 2012 y 53% en 2018. Esto indica que la base natural de AMLO oscilaría entre el 30 y 35% del electorado, es decir, más de una tercera parte de los sufragios que le dieron la presidencia vinieron de switchers: votantes que le vieron como la alternativa y/o decidieron en castigo a PAN y PRI. Lo anterior implica que esa porción del electorado podría volver a cambiar de aires si no se encuentra conforme con el desempeño del presidente.

Más que la contraposición entre liberales y conservadores, o de prensa fifí contra prensa libre, es probable que el presidente enfrente sus principales costos políticos por la naturaleza de sus posturas y la lógica de sus posiciones: nombramientos polémicos en la Suprema Corte y la Comisión Reguladora de Energía; polemizar con los conservadores en lugar de concentrarse en la empatía ante la matanza de Minatitlán; hacer de un medio en particular el enemigo de la administración, por dar algunos ejemplos.

Ni la base de votantes ni la aceptación del presidente están garantizadas, y es bien sabido que, inevitablemente, el ejercicio del poder desgasta. Conforme pasen los meses, es probable que la ciudadanía comience a poner menos atención a las confrontaciones, y más a los resultados (o la falta de ellos).