Rumbo a las Elecciones del 2018

El proceso electoral comenzó el 8 de septiembre de 2017, cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) publicó de forma oficial el calendario electoral del año 2018, con ello se dio cumplimiento a lo que establece Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 225. El próximo año se celebrarán elecciones para elegir a nivel federal al Presidente de la República, 128 senadores, 500 diputados, y en lo local ocho Gubernaturas en Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán  y Morelos así como al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; en ese marco en 30 estados de la República se elegirán diferentes cargos (con excepción de Baja California y Nayarit). En suma, en 2018, estarán en disputa 3 mil 326 cargos de elección en el país.

Hoy el PRI gobierna en 15 estados lo que lo posiciona como el partido con más gubernaturas aunque este número es su mínimo histórico; el PAN tiene siete estados de forma individual y cuatro más en alianza con el PRD; por su parte el PRD es titular de 4 entidades, los independientes tienen 1 estado y el PVEM uno también con un sistema de alianzas.  De acuerdo con Consulta Mitofsky las preferencias electorales rumbo al 2018 muestran en agosto de 2017 que el PAN lidera las preferencias con 18.6%, le sigue Morena con 17.7% y en tercer lugar el PRI con 16.6% esto sin mencionar candidatos o alianzas, es decir sólo votos por partido.

Sin embargo, al considerar alianzas entre partidos políticos, los resultados de la encuesta quedan así: PAN-PRD-MC obtiene una preferencia de 21.2% de los votos; en segundo lugar está la alianza de Morena-PT con 16.4% de los votos; y en tercer lugar la alianza PRI-PV-PANAL-PES con 14.8%. Cabe destacar que 39.7% de las personas encuestadas no declaró su intención del voto, es decir en términos de porcentajes ningún partido o coalición obtiene mayoría, por ese motivo es que se consideran nuevas formas de vincular a la ciudadanía y generar confianza.

El Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano presentaron el llamado Frente Ciudadano, con miras a postular candidatos para el proceso del próximo año, la vigencia de este frente terminará el 31 de diciembre de 2024 y busca establecer una agenda que abarca cinco puntos: 1. acabar con la corrupción; 2. terminar con la impunidad; 3. acabar con la violencia; 4. lograr el crecimiento económico para todos; y 5. terminar con la pobreza y la desigualdad.

El frente promete pluralidad de ideas, una coalición de gobierno y una alternativa ante el desasosiego que existe ante los partidos. Propone establecer un proyecto de país incluyente, integrado por fuerzas políticas de variada índole que responden a las demandas ciudadanas. El escenario es complejo porque aún no se eligen los candidatos y existen acontecimientos que pueden cambiar las preferencias electorales, entre estos: los recientes sismos, la respuesta de gobierno federal y gobiernos locales, y las acciones de apoyo de los propios partidos.

En este momento, es por complejo saber si se mantendrán las tendencias de voto hacia las coaliciones de partidos; habrá que estar atento a nuevas mediciones y ponderar qué segmentos de la realidad política se transformaron tras los sismos y las presiones ciudadanas hacia los partidos políticos. Para diferentes analistas hoy la circunstancia política nacional es otra, y se corre el riesgo de que la legitimidad de la elección del 2018 se fracture en el año 2017. Ahí están los temas del financiamiento público y los legisladores plurinominales, cambiar la agenda de percepción pública será por demás complejo, más aún porque impera la simplificación de la política y se acumularon una serie de procesos que agraviaron a la ciudadanía. Quien logrará sin lugar a dudas llevarse las preferencias del electorado, será quien abandere las causas ciudadanas y postule ciudadanos con libertad de agendas… Veremos quién se anima.

No alcanza votos el PRI para Mesa Directiva; Logra Frente Amplio Primer Victoria

El frente conformado por el PAN, el PRD y MC en la Cámara de Diputados impidió que el PRI y sus aliados obtuvieran las dos terceras partes de los votos para instalar la Mesa Directiva.

Diputados del PRI, el PVEM, Nueva Alianza y el PES consiguieron 257 votos; el PAN, el PRD, MC y Morena -quien también votó en contra- tuvieron 209 votos; hubo dos abstenciones.

Para nombrar a la Mesa Directiva son necesarios los votos de las dos terceras partes de los legisladores presentes. Al momento de la votación estaban en el Salón de Plenos 468 legisladores, por lo que eran necesarios 312 votos para conseguir que el priista Jorge Carlos Ramírez Marín se convirtiera en presidente de la Cámara baja.

La Mesa Directiva es el órgano directivo que representa y coordina los trabajos de la Cámara de Diputados.

La todavía presidenta de la Cámara baja, Guadalupe Murguía (PAN), decretó un receso para que la Junta de Coordinación Política busque un nuevo acuerdo y se someta nuevamente a votación del pleno.

A decir del PRI, si a la medianoche de este 5 de septiembre no hubiera Mesa Directiva instalada, la Cámara de Diputados se quedaría sin órgano directivo, por lo que no habría condiciones para continuar con las actividades legislativas.

El PAN, el PRD y MC insistieron en que, sin importar las consecuencias, no cambiarán su posición hasta que se vote la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para eliminar el pase automático del procurador general de la República, Raúl Cervantes, a la Fiscalía General de la Nación.

La votación en el pleno de San Lázaro se dio minutos después de que el frente opositor acusara al PRI de intentar “comprar” las conciencias de algunos de sus diputados.

El PRI negó las acusaciones y pidió que si tienen pruebas, las lleven ante las autoridades.

Los legisladores permanecen en el Palacio Legislativo de San Lázaro, pendientes de una nueva votación; el plazo vence a la medianoche.

PVEM le hace la pala al PRI, taponan a Morena como cuarta fuerza política

La fracción del PRI en la Cámara baja del Congreso de la Nación ha decidido pasar 8 diputados para así impedir que Morena sea la cuarta fuerza y pueda reclamar la Vicepresidencia de la Mesa Directiva.

Jesús Sesma, coordinador del PVEM, comunicó la integración de los nuevos legisladores a su bancada.

Los diputados que han decidido sumarse a PVEM son: Ramírez Ponce, Alcántara Rojas, Meléndez Ortega, Le Barón González, Elizondo García, Cristóbal Serrato, Cruz Campos y Palomares Ramírez.

El PVEM pasa de 40 a 48 diputados, por lo cual sigue siendo la cuarta fuerza dentro de la Cámara de diputados.

Sesma afirmó que, los diputados que recibió del PRI fue una medida de impedir la parálisis legislativa en la cámara baja. “El PVEM y el PRI no permitirán una parálisis legislativa, y si tenemos que invitar a más grupos parlamentarios para que no suceda, así lo vamos hacer”.

Morena por un momento tuvo más diputados que el PVEM, esto tras sumarse diputados del PRD, dando un total de 46 integrantes en su grupo legislativo. Sin embargo, el Partido Verde han mantenido la posición de la vicepresidencia legislativa.

Advierten imposición de Raúl Cervantes como Fiscal General

El PRI y el PVEM, han estado a la caza constante de los tres votos necesarios para conseguir la Mayoría Simple en la imposición del titular de la PGR, Raúl Cervantes, el cual entraría en la figura de Fiscal General.

Senadores del PAN y de Morena advirtieron que para que Cervantes sea electo, es necesario aprobar la Ley de la Fiscalía General, en la cual se requiere de la mitad más uno de los legisladores presentes en el recinto legislativo.

Los legisladores federales señalaron que, el Senado deberá realizar una verdadera autonomía, tras la inminente imposición de Cervantes, el cual ocupará el cargo por nueve años.

La oposición en el Senado y organizaciones de la sociedad civil se han pronunciado por realizar una reforma al Artículo 102 de la Constitución para impedir que el Procurador se convierta en Fiscal.

Hay que resaltar que el PRI y PVEM cuentan con 62 curules, por lo que solo ocupan 3 votos más para lograr el pase automático.

Siempre no, SCJN declaraciones constitucional la reforma #SinVotoNoHayDinero

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaro hoy la reforma #SinVotoNoHayDinero como constitucional, esto después de que el ministro Jorge Pardo Rebolledo presentará un proyecto para declararla inconstitucional.

La reforma #SinVotoNoHayDinero que fue aprobada en el Congreso de Jalisco y que busca regular y reducir la cantidad de presupuesto público que se le destina a los partidos políticos, se vio bajo ataque el pasado 20 de junio, cuando el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presento un recurso para declarar su inconstitucionalidad. Además del PVEM, el Partido Nueva Alianza y Morena, impugnaron la reforma.

Hoy el ministro Pardo Rebolledo, presento a votación un proyecto que buscaba anular la reforma de ley, con el argumento que violaba la constitución federal y la Ley Federal de Partidos.

El proyecto fue rechazado con siete votas a favor y cuatro en contra, por lo que la reforma #SinVotoNoHay dinero fue declarada como constitucional.

El diputado local de Jalisco, Pedro Kumamoto, mismo que propuesto e impulso esta reforma en ese estado, declaró lo siguiente en su cuenta de Twitter:

El ministro Arturo Zaldívar aseguró, “que los Estados gozan de la libertad de configuración para establecer el financiamiento de los partidos nacionales, siempre y cuando sea equitativo y resista un análisis de reglas objetivas y aplicables para todos los partidos”.

Advierte Pedro Kumamoto intento de anular #SinVotoNoHayDinero

El diputado independiente en Jalisco, Pedro Kumamoto, advirtió que esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), intentará anular la reforma #SinVotoNoHayDinero, con una votación.

El legislador jalisciense público en su cuenta de Twitter un reporte del periódico Reforma, donde habla sobre las intenciones del ministro Jorge Pardo, de proponer una votación con el fin de anular la reforma #SinVotoNoHayDinero, misma que propone reducir la cantidad de recursos públicos que se le asignan a los partidos políticos.

Los argumentos del ministro, serían que la reforma que fue aprobada por el Congreso de Jalisco en julio de este año, viola lo previsto por el Artículo 116 de la Constitución Federal, y el artículo 51 de la Ley General de Partidos Políticos. De igual manera, el proyecto de Pardo, argumenta que la reforma no reduce el gasto público en partidos políticos, sino al contrario, lo incrementa.

Pardo Rebolledo, fue el ministro que admitió el 20 de junio una acción de inconstitucionalidad presentada por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en contra de la ley #SinVotoNoHayDinero. El ministro busca anular la ley con una votación, misma que necesita el voto de 8 ministros de los 11 para que proceda la anulación.

Por otro lado, Kumamoto, advirtió que los partidos políticos “activaron su maquina jurídica para defender lo indefendible”.

“Si los partidos creen que esto nos rendirá, se equivocan. La Red de Alianzas #SinVotoNoHayDinero ha contemplado este escenario. No nos soltamos. Si los partidos quieren nuestro dinero, tendrán que ganarse nuestro voto. Y será así en todo el país muy pronto…”, dijo en Twitter el legislador de Jalisco.

Coaliciones: Camino a la victoria

A unos meses de definirse los contendientes para las elecciones de 2018, los partidos comienzan a dejar ver sus objetivos, estrategias y acciones políticas para poder llegar a la silla presidencial, teniendo a la mano infinidad de mecanismos que permitan esta meta. Una de las herramientas más utilizadas es aquella de la coalición entre partidos, una estrategia que ha ido creciendo, y que, gracias a ella, ha dado cabida a victorias inesperadas con grandes cambios en el sistema mexicano. Recordando la coalición victoriosa de PAN-PVEM, a cargo de Vicente Fox, ganando la presidencia en 2000, la primera transición política. O la ya muy usada asociación PRI-PVEM, misma que llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia, y que ha sido de gran utilidad en recientes elecciones para ambos partidos, brindando la posibilidad de hacerse de poder a lo ancho del país.

Es de gran notoriedad que los partidos más grandes están buscando consolidarse mediante esta vía, analizando la mejor combinación posible para lograr el triunfo el año próximo.

Pero una coalición no es una simple suma de votos, donde los partidos más chicos venden su fuerza al mejor postor (aquel que le brinde mayor posicionamiento político), las coaliciones tienen como principales objetivos ser una eficiente alternativa para tener acceso al poder, incrementar la pluralidad partidista y fomentar la democratización política mediante la participación de la oposición, sin caer en un bipartidismo que daña directamente al país.

Sin embargo, la esencia de las alianzas se ha perdiendo en México, desempeñándose incorrectamente, incumpliendo dichos objetivos y poniendo en duda la funcionalidad y credibilidad de la partidocracia. Los partidos más chicos han llegado al grado de venderse, por no decir prostituirse, bajo la bandera de una alianza política.

Y es que estos, los partidos pequeños, son los más grandes favorecidos como resultado de esta colectividad, sin importar si se consigue el triunfo o no. Debido a que la asociación les asegura mantener el registro y continuar en al ámbito político, anteponiendo sus intereses partidistas sobre la verdadera razón y función de las coaliciones. Se ha convertido en mera costumbre política y todo un negocio la asociación entre partidos, inclusive entre aquellos que ideológicamente son antagonistas. Los ideales quedan en segundo término cuando de sobrevivir se trata.

El abuso de esta práctica se ha monopolizado y los partidos de reciente creación o de menor tamaño juegan un rol de acompañantes en cada elección, en un juego político incoherente y tergiversado, donde un partido puede ser aliado de otro, aunque posean una idiosincrasia contraria, o aliarse en una región y ser adversarios en otra en el mismo año, en la misma elección.

Por lo pronto las alianzas partidistas son un mal no tanto necesario, pero sí muy presente en la vida política del país, donde a los partidos políticos más grandes se les acabo la capacidad de bastarse para sí mismos compitiendo solos, y dejando entrever que en la actualidad ningún partido logrará la victoria por méritos propios. No les queda más opción, que dejar a un lado toda vanidad y orgullo, juntándose hasta con su acérrimo rival, siempre y cuando esto les otorgue la presidencia, que para el 2018 no será cualquier victoria, sino un gobierno en la etapa de mayor incertidumbre política, social y económica.

El futuro del país pende de la próxima alianza y su capacidad para persuadir la mayor cantidad de electores. Esperemos se la más óptima y no la más incongruente.

Va Verde contra #SinVotoNoHayDinero

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra la ley conocida como #SinVotoNoHayDinero, ante la Suprema Corte de Justicia de la Federación. Los verdes aseguran que esta ley que busca reducir el financiamiento público a los partidos políticos, es inconstitucional.

La ley de #SinVotoNoHayDinero fue votada y aprobada en el Congreso Local de Jalisco, por lo cual el coordinador de diputados federales del PVEM, Jesús Sesma, considera que los diputados locales jalisquenses no tienen facultades para hacer leyes sobre financiamiento a los partidos políticos, y por lo tanto es inconstitucional.

El legislador del PVEM también acuso que los miembros del Congreso de Jalisco hicieron una ley que tiene contradicciones constitucionales, incongruencia en el cálculo de los dineros para los partidos nacionales y locales.

El PVEM es uno partido que ha generado mucha controversia a lo largo de su historia. Después de los comicios del 2015 se llamo, a través de una petición en change.org, a que se le quitará el registro.

 

Gana Riquelme en Coahuila; El PAN rechaza el resultado

Con el 100% de los paquetes electorales contabilizados, el virtual ganador de la gubernatura en Coahuila es el candidato priista, Miguel Ángel Riquelme. La ventaja entre el priista y el panista Guillermo Anaya es apenas de 2.5%.

La alianza representada por Riquelme, compuesta por el PRI, PVEM, Panal, Partido Joven, De la Revolución Coahuilense, Socialdemócrata Independiente y Campesino Popular obtuvieron 482 mil 534 votos. Mientras tanto la alianza liderada por Guillermo Anaya, integrada por el PAN, UDC, Encuentro Social y Primero Coahuila, tuvieron 451 mil 541 votos, cuando una diferencia de 30 mil 993 votos.

El Instituto Electoral de Coahuila (IEC) no declaro oficialmente quien gano la elección a gobernador y será hasta el domingo cuando se haga la suma de los votos y declaren quien es el ganador.

Los representantes de la Alianza Ciudadana por Coahuila colocaron playeras que decían “Bajo Protesta, durante la sesiono, pues reclaman que hubo irregularidades en el proceso.

PAN rechaza los resultados

El Presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya, dijo que su partido desconocía los resultados de la elección, al considerar que existen pruebas de irregularidades en el proceso, por lo que procederán conforme lo dicta la ley.

Entre las irregularidades destacadas por Anaya, se encuentran los resultados marcados por el conteo rápido que daban la victoria a Guillermo Anaya, la ineficiencia del PREP que quedo paralizado y solo canto el 72%de las actas y el resguardo de paquetes electorales por parte de la Policia del Gobernador, a cargo del priista Rubén Moreira.

99.88% de las casillas abiertas; 575 incidentes reportados

El Instituto Nacional Electoral (INE) confirmo en su ultimo informe a las 16 horas, que el 99.88% de las casillas se encontraban abiertas y se han reportado hasta el momento 575 incidentes en las elecciones de Veracruz, Nayarit, Estado de México, Coahuila, Tlaxcala, y Oaxaca.

34 mil o52 casillas de 34 mil 094 casillas están abiertas, representando esto el 99.88%. También el INE confirmo que el 98.2% de las casillas tenían por lo menos tres representantes de los partidos políticos. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) contaba con el 98.6% de las casillas cubiertas, el Partido Acción Nacional (PAN) 88.1%, Morena 79.2%, Panal 67.9%, PRD 55.6%, PVEM 52.7% e independientes 15.9%. El 9.9% de las casillas contaba con observadores electorales.

Finalmente, el INE informo que durante los comicios se han reportado 575 incidentes, de los cuales 248 han sido resueltos y quedan por resolver 327.