Bronco califica de “show” proceso de sanción

Comparte este artículo:

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón estaba citado para ir a comparecer por el tema de la sanción en su contra, sin embargo, calificó de totalmente un show ir al Congreso ante los diputados.

El gobernador argumentó que el Congreso no es la autoridad competente para ejercer alguna sanción en su contra y dicha situación fue explicada a través de un escrito que mandó con su representante legal.

Yo mandé a mi abogado a entregar mi dicho que es el mismo, es decir, no es el Congreso, sigo insistiendo, la autoridad que tenga que resolver un tema de ese tipo, creo que la Sala Regional del Tribunal se excedió en ese sentido“.

Así mismo, comentó que el Congreso no ha sancionado tampoco al senador Samuel García por el caso de presuntos actos anticipados de campaña, situación que así se lo ordenó también el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Los invitó a ponerse a legislar, ya que ejemplificó que tienen paradas iniciativas de ley importantes como la Ley de Movilidad.

Rodríguez Calderón concluyó que “Me parece una falta de respeto también que yo tenga esperando a alguien cuando me citas a las 10:00 y me escuchas hasta tres horas después, pero bueno, es un plan de ellos“.

Con información de Milenio

The Joker: La protesta contra el Estado de Derecho Fallido

Comparte este artículo:

¿Puede un Estado de Derecho ser eficiente y por lo tanto, legítimo, cuando las oportunidades no es igual para todos los ciudadanos? Eso es lo que nos transmite la película The Joker. 

No daré spoilers. Pero quien tenga el más mínimo sentido de patriotismo podrá coincidir conmigo que la salud general, la pobreza y la lucha constante de mejores empleos es lo que nos muestra The Joker y nos hace pensar que sobrevivir en estas circunstancias son más crudas que las guerrillas en América Latina. 

La obligación de un Estado no es lo mismo que el de una Nación. Un Estado, para el gran jurista mexicano García Maynez en palabras del Florentino Maquiavelo lo define como “la comunidad con su gobierno propio e independiente y supremo en su orden” y toma su significado de las polis de los griegos y civitas de los romanos.

Y aquí es donde se centra el artículo: ¿Por qué protesta la gente? Simple: No se sienten representado por el Estado de Derecho que los gobierna. Se sienten como The Joker: Abandonados, sin un gobierno capaz de ejercer su facultad de orden supremo y cuidar el desarrollo de sus pueblos. 

Si pudiéramos pensar en un lugar donde las oportunidades son escasas y el actuar del gobierno es ineficiente, seguramente pensaríamos en alguna ciudad en cualquier país de la Latinoamérica, pero no es así. 

Ahí tenemos el caso del Bronco, Gobernador de Nuevo León: Político bien intencionado pero que la opinión pública lo pone como el penúltimo peor evaluado, solo superado por la Jefa de Gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum.

Aquí es donde radica la importancia que un Estado de Derecho exista. Necesitamos atender las necesidades de los ciudadanos. Las oportunidades no llegan a los 19 días ni a las 500 noches. Se trata de atender las necesidades de los ciudadanos. Dejar los intereses externos y poder entregar nuestro mayor esfuerzo. 

De no permitir que en la ausencia de nuestros como agentes políticos, permitir que existan The Joker que incomprendidos por nuestra sociedad, busquen crear una realidad alterna que impida entender que nuestra sociedad es más compleja de lo que parezca. Eso incluye a nuestros gobernantes. 

Lo que nos queda como generación es empezar a encauzar las protestas. No se puede ser puede tener un Estado de Derecho con protesta o al menos, sin escuchar las demandas. Y si son persistentes, son reguladores sociales para recordarle al Poder Supremo que las cosas se necesitan escuchar.

En México, existen protestas todos los días. Eso es nuestro semáforo: Nosotros debemos los moduladores. Nosotros debemos ser los reguladores. Por eso, seamos The Joker o no, debemos abonar a la construcción de nuestra sociedad.

Quien no quiere a su patria, no quiere a su madre.

Presume ‘Bronco’ logros en su Cuarto Informe

Comparte este artículo:

Al entregar su Cuarto Informe, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón (alias “el Bronco”) reiteró a los Diputados que estuvieron cuestionándolo por más de una hora acerca de su gestión (e incluso le pidieron resginarse), adviertiendo que les leería más de cientos de hojas con sus logros.

Rodríguez Calderón acusó a los Diputados de tener una crítica destructiva que escondía la grandeza de Nuevo León. “Nadie debería desear las ruinas de su casa”, enfatizó. Dijo que, al estar solo y sin apoyo político como consecuencia de ser un gobernante ajeno a partidos políticos, logró avances “luego de recibir en 2015 el Gobierno estatal con la segunda deuda más grande del País”. A pesar de las críticas, el Bronco mencionó que Fuerza Civil mantiene sus estándares de calidad e incluso apoyó la capacitación de la Guardia Nacional.

El Bronco quiso resaltar que Nuevo León sería el primer estado en alcanzar “Hambre Cero”, presumiendo la millonaria inversión en infraestructura hospitalaria, “el diseño del concepto de Preparatorias Metropolitanas, y la creación de la Universidad Franco-Mexicana”.

“No hemos hecho obras faraónicas, sino obras necesarias”, aseguró, “antes de arrancar el recuento de los avances de los cinco ejes temáticos incluidos en el Plan Estatal de Desarrollo”.

 

(Con información de El Norte)

Noroña demandará al Congreso de Nuevo León

Comparte este artículo:

El Diputado federal Gerardo Fernández Noroña advirtió que impulsará un juicio político en contra del Congreso local de Nuevo León si, una vez resuelto el amparo que presentó, este no ofrece una disculpa y retira su declaración como persona “non grata” en el Estado.

Cuando haya llegado a Monterrey, Fernández Noroña ratificará el amparo que promovió en contra de la declaración hecha por el Congreso, en la cual espera que se le otorgue la razón.

Esta declaración inicial se había llevado a cabo porque el Diputado había calificado a los asesinos del empresario Eugenio Garza Sada como “jóvenes valientes”.

Fernández Noroña mencionó que eligió la vía de un juicio político ante la Cámara de Diputados porque una indemnización abriría la puerta a que se trivialice lo que está planteando como un asunto político.

“Lo que voy a promover, si ellos no se retractan del resolutivo, es efectivamente un juicio político, que además está en manos de la Cámara federal.

“De hecho, ya hay un antecedente, no un precedente porque todavía no se resuelve, pero hay un antecedente en el caso de los Diputados que votaron la llamada ‘Ley Bonilla’, violando ciertamente el marco constitucional y alguien ha promovido un juicio político contra ellos.

“Entonces yo haría lo propio en el caso del Congreso de Nuevo León, por esta resolución de persona ‘non grata’, que como hemos comentado, pues no tiene ni fundamento ni seriedad y es un intento de censura”, expresó el Diputado.

 

Con información de El Norte. 

Bronco dice que su Estrategia es el Silencio

Comparte este artículo:

Jaime Rodríguez, gobernador de Nuevo León, señaló que no hablará más acerca del proceso de sanación que existe en su contra, además mencionó que tal proceso no le preocupa. 

Voy a reunirme con mis abogados el fin de semana y armaremos una estrategia, pero no la voy a decir”, añadió, “mi silencio es mi estrategia, es más importante en este momento (porque) no quiero cometer un error de hacer una declaración que vaya a generar suspicacia o polémica”.

“No me preocupa, ando a toda madre, yo sigo insistiendo que el Congreso no tiene facultad para hacer lo que está haciendo, pero no quiero confrontarme políticamente, la ley dirá quién tiene la razón”, dijó el gobernador.

Además El Bronco, habló de la nueva denuncia presentada por Samuel García por la compra del dron, e indicó que ninguna de sus acusaciones le a afectado.

En la entrevista, señaló que al Senador de Movimiento Ciudadano le gusta generar polémica y dijo que le gustan además el juego y el alcohol.

“Ninguna de las denuncias que ha presentado desde que se volvió el acusador de todo mundo (ha prosperado)”, dijo, “acusó a Peña Nieto, a Duarte, se fue hasta a La Haya, donde más que a denunciar se fue a pasear”, expresó.

“Le gustan mucho los casinos, el juego y el ‘pisto’; él se divierte y siempre acusa, pero no ha probado nada”.

 

(Con información de El Norte) 

#EspacioPúblico: “Accesibilidad ¿universal?”

Comparte este artículo:

¿Es útil una rampa para personas con discapacidad que topa con una escalera? 

En días recientes a través de la cuenta de Twitter de La banqueta se respeta nos compartieron el reporte de la construcción de una rampa con esas características. Una rampa mal construida que da “acceso” al camellón con andador de una colonia residencial de Monterrey.  Los comentarios fueron desde la burla hasta la incredulidad y el enojo. No era para menos, a simple vista era notorio que el trabajo realizado era inútil y si los usuarios lo tuviéramos que evaluar, definitivamente el municipio saldría reprobado. Respondiendo al reporte, a los pocos días estaban corrigiendo la rampa. Doble trabajo inútil. Seguía siendo una rampa sin ningún estándar de calidad que asegurara su funcionamiento.

No es la primera vez que nos comparten fotos con estas características, ni tampoco la primera en que vemos soluciones que tampoco sirven. Cruces peatonales que se topan a medio camino con una barrera que protege un semáforo, guías táctiles que llevan a zonas de riesgo a invidentes, rampas que no cumplen con la pendiente establecida por manuales de accesibilidad o puentes peatonales con escaleras o rampas interminables en calles semaforizadas y de tráfico moderado que no justifican su instalación más que para fines publicitarios, son algunos de los ejemplos más comunes. 

Aquí hay un serio problema. Los responsables de la obra pública en la ciudad están haciendo lo mínimo indispensable para pasar su clase de urbanismo sin haber estudiado para el examen y simplemente aplican recursos económicos e intelectuales muy limitados a conceptos que alguna vez leyeron o escucharon que eran necesarios incluir, poniendo a consideración de la suerte la aprobación de sus jefes que, al parecer, tampoco tienen claros los elementos de evaluación. 

Es preocupante escuchar a diario discursos sobre accesibilidad, inclusión, calles completas y ciudades para todas las personas cuando la manera de construir sigue siendo la misma o se va adecuando de una manera limitada. 

¿Por qué suceden estas cosas? En primer lugar, por la cadena de responsabilidades: de lo que se conceptualiza en un plano arquitectónico a lo que se ejecuta hay un abismo de diferencia y la capacitación necesaria en todos los niveles para detectar problemas y poder corregir errores es prácticamente nula. 

En segundo lugar, en el mismo diseño. Diseñar de manera universal parece ser todavía algo complicado y se prefiere corregir los errores realizados en el trabajo terminado a evitarlos desde el origen. 

Y si me pusiera estricto, existe un tercer error, más grave que los anteriores, que me parece que quienes construyen la ciudad no lo tienen claro: No entienden quién evaluará el trabajo.
Sienten que al tener un visto bueno de sus superiores en el gobierno ya lograron aprobar cuando al final del día el evaluado final será su jefe de más alto nivel y será evaluado por los usuarios del espacio público. Si reprueba el alcalde ante la ciudadanía reprueban todos sus funcionarios. 

Es posible mejorar calificaciones. Como todo examen, si se quiere hacer con méritos, es necesario buscar bibliografía adicional a lo que se recibe en clase; por ejemplo, ya existe un Manual de calles mexicanas con un estudio amplio y conceptos precisos de cómo construir una ciudad, pero al no ser lectura obligatoria, pocas veces se consulta y se aplica.  Es una lástima, si se usara se evitaría muchos errores. 

Para pasar el examen de urbanismo se necesita algo más que conocer conceptos, se necesita un taller práctico para lograr la correcta aplicación de la teoría basándose en la empatía con los usuarios.  No sería mala idea que para el examen final un alcalde acompañado de usuarios con distintas necesidades de ayudas técnicas, recorriera en silla de ruedas o con los ojos vendados una obra pública nueva. Quizás con eso se motiven a estudiar un poco más para el examen o cambien su manera de evaluar el trabajo e incluyan verdaderamente a las y los usuarios. 

Denuncia Samuel García a “Bronco” por caso de dron

Comparte este artículo:

El Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, fue denunciado ante la Fiscalía General de la República (FGR) por las irregularidades en la compra de un dron para supuestas labores de seguridad.

La compra del dron no solo ha sido cuestionada por su alto costo de 54 millones de pesos, sino también porque se había mantenido guardada en una bodega por varios meses.

La denuncia por los delitos de corrupción, fraude, ejercicio ilícito de funciones, peculado y enriquecimiento ilícito fue presentada por Samuel García, senador de Movimiento Ciudadano, y por Jorge Álvarez Máynez, secretario general de Movimiento Ciudadano.

“Vamos a intentar todas las vías, no solamente la fiscalía local, la fiscalía anticorrupción de Nuevo León, sino también la Fiscalía General de que es evidente de que hay cohecho de que hay corrupción, peculado, enriquecimiento ilícito,” dijo García.

El senador considera que “El Bronco” tiene los días contados para su salida como gobernador.

“El gobierno iba a terminar en 2021, pero yo creo que de aquí a noviembre se estará yendo, dice él que ‘para su rancho’, yo digo que a la cárcel”, expresó.

Con información de El Financiero. 

 

 

 

 

Presenta Noroña amparo en contra de declaración de persona ‘non grata’

Comparte este artículo:
(Con información de El Universal)

#ElNidoDelGavilán: “Historias del Topo Chico parte 1: Motines famosos”

Comparte este artículo:

El penal de Topo Chico cerró. Nuevo León culmina el ciclo de la prisión más importante de su historia.  Se convirtió en una cárcel antigua e ingobernable donde las fugas, motines, asesinatos, extorsiones y el autogobierno del crimen organizado, crearon un ambiente enrarecido que cíclicamente en varias ocasiones en los últimos años.

El tiempo llegó y Topo Chico se quedó anquilosado, la Ciudad de Monterrey lo cubrió por completo, al tal grado de tener colonias a unos metros de sus rejas o tener plazas comerciales a unas cuadras de distancia por la Avenida Aztlán.

Más allá de los internos famosos de los que hablaré en otra entrega, Topo Chico tuvo dos motines que transformaron para siempre a esa pequeña prisión en el monstruo amorfo que durante años se parchó para mantener el status quo.

El motín de 1980

En esos años, dirigía el penal el carismático capitán Alfonso Domene Flor Milán, en el gobierno de su homónimo, pero oscuro y represor, Alfonso Martínez Domínguez. El capitán se había ganado la confianza de los internos comiendo diariamente con ellos.

Sin embargo, todo cambió el 27 de marzo de 1980, cuando Carlos López Atencio alias “El Cubano” y Rodrigo Alcalá López “El Huevo”, encabezaron un motín, en el que exigían la liberación de 12 internos y mantuvieron de rehenes al chofer y a tres secretarias del centro y asesinaron al capitán. Los amotinados liberaron al chofer y pidieron al periodista Gilberto Marcos como interventor de sus demandas. Durante 36 horas los dos delincuentes y más reclusos simularon tener con vida a Domene para poder negociar su escape de la prisión. Al conocerse la muerte del capitán, el Gobernador mandó a un comando armado al interior del penal, se les comunicó a los amotinados que en el patio del penal sería colocada una camioneta para que huyeran, sin embargo, fueron acribillados tan pronto se acercaron al vehículo.

Este fue el primer motín mediático que durante años, los medios locales recordaban.

El motín de 2016

Fue hasta el 11 de febrero de 2016, cuando en pleno apogeo del crimen organizado peleando el control de los penales del Estado, se desató una masacre conocida a nivel mundial que dejó un saldo de 49 muertos y 34 heridos, en uno de los motines más mortíferos en la historia de México.

Aquel día, el recién electo Jaime Rodríguez Calderón explicó que el motín se debió a que integrantes del Cártel de Golfo se enfrentaron a miembros del grupo criminal Los Zetas. Extraoficialmente, el detonante fue el intento de fuga de Jorge Hernández Cantú, El Comandante Credo, que intentaba supuestamente huir esa noche de la cárcel, pero en su fuga, fue sorprendido y asesinado por sus adversarios, dirigidos por Juan Pedro Zaldívar Arias, alias el Z-27, recientemente había sido trasladado a la cárcel.

El enfrentamiento que duró poco más de dos horas al interior del penal derivó, al exterior, en una gresca provocada por familiares de los internos y personal penitenciario que habían acudido a Topo Chico para conocer el estado de salud de sus seres queridos y se habían impacientado al ser notificados vía telefónica -desde la cárcel- sobre la masacre que estaba ocurriendo al interior.

La presión hacia las rejas les permitió cruzar a uno de los perímetros de seguridad, aunque sin mayores percances. Finalmente, el Ejército Mexicano y la Policía Estatal se hicieron presentes y sofocaron el problema, sin dar cuenta del grado de letalidad que aplicaron para contener el problema.

A los meses, en junio, se registró otro motín de dimensiones más bajas, pero con saldo letal de 3 muertos.

Estas historias nos han mostrado la fragilidad histórica del sistema penitenciario de Nuevo León que no ha sabido integrar debidamente las demandas de los internos, las necesidades de la infraestructura y lo crónico de sus problemas.

El Bronco realizó el protocolo para el retiro de los últimos 150 internos hacia el Cereso de Apodaca y cerró el portón principal como acto simbólico. La historia dio vuelta a una página.

Lo dicho, dicho está.

Cierra operaciones penal del Topo Chico: Historia de autogobierno, privilegios y corrupción.

Comparte este artículo:

El día de ayer, 30 de septiembre, en punto de las 10:30 horas se dieron cita autoridades estatales para presenciar el cierre oficial de operaciones del Centro Preventivo y de Reinserción Social “Topo Chico”. Penal, que fue inaugurado en 1943 y que por décadas los reclusos vivieron, algunos llenos de privilegios y otros en condiciones infrahumanas.

Según el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018 (DNSP) de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en escala del 1 al 10, Nuevo León y sus 4 penales en promedio alcanzan una calificación de 6.03, siendo el mejor evaluado el Centro de Reinserción Social Femenil de Escobedo con 7.08, seguido del Centro de Reinserción Social de Apodaca con 6.18, ambos en el semáforo marcados en amarillo; y en rojo, con calificación reprobatoria, está tanto el Centro Preventivo de Reinserción Social de Topo Chico con 5.51 y el Centro de Reinserción Social de Cadereyta con 5.32 de calificación. 

Lo bajo que está evaluado Nuevo León en materia penitenciaria no debe resultarnos extraño, pues sus dos penales peor evaluados, han sido protagonistas nacionales de motines realmente bochornosos y testigo de historias de violencia que han dejado un sin fin de muertos y heridos.

Dichas calificaciones, la CNDH las establece de acuerdo a cinco rubros importantes que considera de acuerdo a estándares internacionales para el funcionamiento adecuado de una prisión, los cuales son: 1.- Aspectos que garantizan la integridad personal del interno; 2.- Aspectos que garantizan una estancia digna; 3.- Condiciones de gobernabilidad; 4.- Reinserción social del interno; y 5.- Atención a internos con requerimientos específicos. 

Las deficiencias del penal del Topo Chico eran evidentes, la CNDH apenas el año pasado marcó en color rojo, es decir, reprobatorio, a dicho penal en 4 de los 5 rubros antes mencionados, señalando que en esa prisión existían deficiencias en los servicios de salud, insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, deficiencia en la atención a personas internas en condiciones de aislamiento, inexistencia de instalaciones necesarias para el funcionamiento del centro, inexistencia o deficientes condiciones materiales e higiene del área médica, así como del área de cocina y/o comedores, además de deficiencias en la alimentación, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias; y lo más preocupante, que existían condiciones de autogobierno/cogobierno y presencia de actividades ilícitas como cobros (extorsión y sobornos).

En pocas palabras, el Topo Chico era prácticamente inoperante, incumplía con una muy amplia parte de las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mándela) -llamadas así en homenaje a Nelson Mandela que pasó 27 años encarcelado con motivo de su lucha por los Derechos Humanos-. A lo cual asociaciones civiles locales como RENACE ya se habían pronunciado en varias ocasiones pidiendo especial atención a este penal.

Esperemos que el traslado de los 2,782 internos del Topo Chico al penal de Apodaca II, no muden consigo el autogobierno, si no que realmente sea este la extinción de privilegios y corrupción que por años imperó, y que finalmente, ésta estrategia de reingeniería penitenciaria y las certificaciones internacionales que vendrán, garanticen el estricto respeto a los Derechos Humanos al interior y se sienta la rectoría del Estado. 

Cabe resaltar que estas condiciones no son exclusivas del “Topo” -como coloquialmente se le conoce-, 77 de 183 penales del país tienen una baja calificación, todos con un común denominador: el autogobierno en las prisiones. 

Como bien lo dijo el asesor penitenciario Eduardo Guerrero: “Si no gobiernas las cuatro paredes que tiene una prisión, no puedes salir a gobernar la calle”.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar.