#ElTalónDeAquiles: “Violencia de Género”

Pasó lo que se temía: el terremoto que todos en Ciudad de México (CDMX) esperaron por años, aconteció el 19 de septiembre de 2017. El derrumbe de edificios no debe sorprender: se sabía de la precariedad estructural en varios sectores capitalinos y, por el epicentro y tipo de sismo, poco era lo que se podía hacer. Vino después lo de siempre: medios de comunicación reportaron el dolor de CDMX (olvidándose del resto del país); el sensacionalismo hizo de Frida Sofía, una niña inexistente, una heroína precoz; se vaticinó un movimiento telúrico mayor: nada mejor que las redes sociales para anunciar el fin del mundo. Los políticos fueron víctima de la indignación ante el patético intento de escabullirse ante las demandas ciudadanas de donar fondos de la campaña electoral a la reconstrucción. Hubo intentos de fraude de inescrupulosos que trataron de aprovecharse de la desgracia. Y claro, salieron las banderas. Ni siquiera en estos casos me gusta el nacionalismo, pero lo acepto, hubo solidaridad. La historia dirá que los mexicanos se unieron para levantarse, como debe ser, y como todo pueblo lo hace, en estas circunstancias.

¿Pero en dónde estábamos antes del drama? Un día antes del fatídico terremoto, ciudadanos indignados de al menos cinco Estados mexicanos, manifestaban por el asesinato de Mara Fernanda Castilla, una estudiante de Ciencia Política originaria de Xalapa (Veracruz), de 19 años de edad, de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Castilla perdió la vida presumiblemente el 8 de septiembre, al abordar un taxi para regresar a su casa. Estuvo desaparecida durante ocho días.

Para una persona como yo, que siempre ha trabajado con mujeres brillantes y fuertes, colegas de las que he aprendido un mundo, fue toda una revelación el poder ver, por vez primera, con ojos de mujer, a Cholula, ese pueblo masculinamente tranquilo y amigable que me recibió en enero. Claro, desde mi primer día en México (2012), me percaté del fastidioso machismo que aqueja a esta sociedad. Pero ahora comprendí, gracias a los testimonios de mis estudiantes, que el asesinato de una joven universitaria puede tan sólo ser la punta del iceberg, pues el acoso es constante, y la inseguridad creciente, para todas las mujeres. Contrariamente al hombre, las residentes de San Andrés de Cholula se exponen a diario a situaciones que van desde lo desagradable (piropos, vulgaridades) hasta cuadros potencialmente peligrosos para su integridad física.

Aplaudí su indignación e iniciativa, pero les indiqué que el reto no consistía en hacer conciencia sobre la importancia del tema hoy, sino en mantener la violencia de género en un lugar prioritario en la agenda de discusión de problemas nacionales. Al fin y al cabo, entre 2013 y 2015 ocurrió un feminicidio por semana; solo en 2017, el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos contó 83, y en el primer semestre de 2017, se contabilizaron, en promedio, 35 denuncias diarias de violación sexual, la gran mayoría de parte de mujeres, para un total de 6,444. Además, entre 2007 y 2014 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) registró 17,274 casos de presunción de homicidios de mujeres. En síntesis, la situación es alarmante.

No estoy ignorando la amplitud de la catástrofe originada por el terremoto del 19 de septiembre, ni la necesidad de ayuda inmediata. Sin embargo, este es un ejemplo de cómo un evento coyuntural, de alto impacto, puede alterar la agenda pública, y sacar del reflector un problema crónico, estructural, y de gran magnitud. El pecado de Mara es salir a divertirse, con tanta libertad como la mía; nuestro pecado, sería olvidarlo. Ante lo coyuntural, no perdamos de vista lo estructural. El reto es re-visibilizar la tragedia de la violencia de género sin parecer insensible ante el drama causado por el movimiento sísmico. Y para ello, un recordatorio de en donde estábamos antes del desastre, puede ser un buen comienzo.

Fernando A. Chinchilla

San Andrés de Cholula, 5 de octubre de 2017

Rumbo a las Elecciones del 2018

El proceso electoral comenzó el 8 de septiembre de 2017, cuando el Instituto Nacional Electoral (INE) publicó de forma oficial el calendario electoral del año 2018, con ello se dio cumplimiento a lo que establece Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en su artículo 225. El próximo año se celebrarán elecciones para elegir a nivel federal al Presidente de la República, 128 senadores, 500 diputados, y en lo local ocho Gubernaturas en Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán  y Morelos así como al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; en ese marco en 30 estados de la República se elegirán diferentes cargos (con excepción de Baja California y Nayarit). En suma, en 2018, estarán en disputa 3 mil 326 cargos de elección en el país.

Hoy el PRI gobierna en 15 estados lo que lo posiciona como el partido con más gubernaturas aunque este número es su mínimo histórico; el PAN tiene siete estados de forma individual y cuatro más en alianza con el PRD; por su parte el PRD es titular de 4 entidades, los independientes tienen 1 estado y el PVEM uno también con un sistema de alianzas.  De acuerdo con Consulta Mitofsky las preferencias electorales rumbo al 2018 muestran en agosto de 2017 que el PAN lidera las preferencias con 18.6%, le sigue Morena con 17.7% y en tercer lugar el PRI con 16.6% esto sin mencionar candidatos o alianzas, es decir sólo votos por partido.

Sin embargo, al considerar alianzas entre partidos políticos, los resultados de la encuesta quedan así: PAN-PRD-MC obtiene una preferencia de 21.2% de los votos; en segundo lugar está la alianza de Morena-PT con 16.4% de los votos; y en tercer lugar la alianza PRI-PV-PANAL-PES con 14.8%. Cabe destacar que 39.7% de las personas encuestadas no declaró su intención del voto, es decir en términos de porcentajes ningún partido o coalición obtiene mayoría, por ese motivo es que se consideran nuevas formas de vincular a la ciudadanía y generar confianza.

El Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano presentaron el llamado Frente Ciudadano, con miras a postular candidatos para el proceso del próximo año, la vigencia de este frente terminará el 31 de diciembre de 2024 y busca establecer una agenda que abarca cinco puntos: 1. acabar con la corrupción; 2. terminar con la impunidad; 3. acabar con la violencia; 4. lograr el crecimiento económico para todos; y 5. terminar con la pobreza y la desigualdad.

El frente promete pluralidad de ideas, una coalición de gobierno y una alternativa ante el desasosiego que existe ante los partidos. Propone establecer un proyecto de país incluyente, integrado por fuerzas políticas de variada índole que responden a las demandas ciudadanas. El escenario es complejo porque aún no se eligen los candidatos y existen acontecimientos que pueden cambiar las preferencias electorales, entre estos: los recientes sismos, la respuesta de gobierno federal y gobiernos locales, y las acciones de apoyo de los propios partidos.

En este momento, es por complejo saber si se mantendrán las tendencias de voto hacia las coaliciones de partidos; habrá que estar atento a nuevas mediciones y ponderar qué segmentos de la realidad política se transformaron tras los sismos y las presiones ciudadanas hacia los partidos políticos. Para diferentes analistas hoy la circunstancia política nacional es otra, y se corre el riesgo de que la legitimidad de la elección del 2018 se fracture en el año 2017. Ahí están los temas del financiamiento público y los legisladores plurinominales, cambiar la agenda de percepción pública será por demás complejo, más aún porque impera la simplificación de la política y se acumularon una serie de procesos que agraviaron a la ciudadanía. Quien logrará sin lugar a dudas llevarse las preferencias del electorado, será quien abandere las causas ciudadanas y postule ciudadanos con libertad de agendas… Veremos quién se anima.

Fiscalía de Veracruz cita a declarar a Fidel Herrera.

La Fiscalía de Justicia de Veracruz citó formalmente a declarar, en calidad de “investigado”, al ex gobernador Fidel Herrera Beltrán, con motivo de una carpeta de investigación iniciada en su contra, por la presunta adquisición de medicamentos falsos durante su gobierno. 

En el citatorio, que fue entregado este miércoles en el domicilio del ex gobernador en Xalapa, Veracruz, se le notifica que deberá presentarse obligatoriamente a testificar ante el Ministerio Público a las 10 de la mañana del próximo 18 de septiembre y, en caso de no hacerlo, se le podrían aplicar medidas de apremio, que pueden ir desde una multa hasta enviar a la fuerza pública por él.

El motivo del citatorio es informar a Herrera de los detalles de la investigación que se integra en su contra y, si lo desea, que declare al respecto.

La carpeta de investigación por la cual fue citado a declarar el ex gobernador se inició con motivo de la denuncia que presentó este año el secretario de Salud de Veracruz, y en la que reportaba diversas anomalías en la adquisición de medicamentos durante la administración de Herrera.

Cabe recordar que, en enero pasado, el gobernador Miguel Ángel Yunes informó que se había detectado el pago de mil 800 millones de pesos en los gobiernos de Fidel Herrera y Javier Duarte a empresas fantasma e irregulares, que produjeron medicamentos falsos, entre ellos supuestas pruebas de VIH, así como fármacos para el tratamiento de enfermas de cáncer. Advirtió que muchas pruebas de estas anomalías fueron destruidas.

Luego de que se hicieran públicas estas acusaciones, Fidel Herrera renunció a su cargo como cónsul en Barcelona y regreso al país. Subrayó que lo había hecho “para defenderse”, pues sostiene que en su periodo como gobernador no se cometió ninguna irregularidad.

#ContraPortada: “¿De qué tamaño es el hoyo?”

México es un país donde el manejo de crisis debería ser perfecto, hemos vivido tantas de ellas que la experiencia adquirida debería ser profunda. Casi tan profunda como el fondo de los problemas que vivimos semana tras semana, tal parece que la capacidad de asombro ante la incertidumbre y el caos ya no es una característica nuestra.

Cuando creímos haber tocado fondo con la matanza de Tlatelolco, cuando pensamos que “la caída del sistema” era el último ridículo que viviríamos, cuando el narcotráfico estrechó lazos cercanos al gobierno, cuando aparecieron las famosas “casas blancas” de la primera dama y el Secretario de Hacienda, cuando desaparecieron a los 43, cuando Javier Duarte empobreció y ridiculizó a Veracruz, cuando Trump nos escupió en la cara y lo recibimos en casa y recientemente cuando Odebrecht sobornó a nuestra clase política.

La lista es larga e interminable, el hoyo parece tener una profundidad sin límite, no se vislumbra un tope y no se sabe a ciencia cierta de qué tamaño es el hoyo. México es ese país del que todos nos podemos sentir orgullosos, aunque muchos prefieren hacerlo exclusivamente en éste mes; pero también del que todos en alguna ocasión hemos sentido vergüenza.

En México uno cree que toca fondo, se indigna, reflexiona y continúa con su vida al día siguiente. Siempre hay un nuevo hoyo, siempre caemos un poco más en la profundidad de las situaciones más oscuras y de escándalo.

Si en algo coincidiremos todos los mexicanos en alguna ocasión, es que México se encuentra en un hoyo, grande, profundo y oscuro. Un hoyo que se ha construido a modo, a conveniencia de acrecentar la pobreza de los más pobres en paralelo con enriquecer a los ya de por sí más poderosos. Un hoyo donde el acusado y su acusante comen en la misma mesa, pertenecen a la misma institución y, en algunos casos, hasta guardan nexos familiares lejanos.

¿De qué tamaño es el hoyo? Soy de los que creen que todo es cuantificable con sus ligeras excepciones, contarlo nos permite mantener el control de la evolución de un país o el retroceso del mismo, nos permite planear si es que tenemos intención de hacerlo. Pero ¿quién cuenta la profundidad del hoyo mexicano?

Muchos grandes intelectuales han decidido separarnos geopolíticamente, hablan de México como un caso extraño, sin posibilidad de clasificación ni cuantificación. Hablan de los sistemas latinoamericanos, de los occidentales, analizan los orientales y permiten la distinción de casi cada rincón en el mundo. Nadie se atreve a analizar México, es un caso raro, extraño, tanto que ni los mexicanos lo entienden.

¿De qué tamaño es el hoyo? La profundidad quizá sea cercana a la del mar.

Aseguran que el ataque al periodista Cándido Ríos no era en su contra.

Monterrey (24 de agosto de 2017).- Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación, asegura que el ataque en contra de Cándido Ríos en Veracruz podría no estar vinculado a las amenazas antes recibidas.

“Ustedes conocen la situación, conocen lo que se hizo desde el 2013; inicialmente cuando ingresó a esta persona al mecanismo estaba vinculada por amenazas con autoridad municipal, me parece que no tiene que ver con riesgo del periodista, sino el riesgo de otras personas que lamentablemente perdieron la vida ayer”, comentó.

“Aunque todos los indicios apuntan a que ataque está vinculado con otra persona, no con el periodista, ustedes tienen además algunos elementos; todos los indicios apuntan a que se trató de un ataque contra otra persona y contra los escoltas de esa persona; me parece que es importante esperar a que concluyan las investigaciones y una vez que la fiscalía tenga toda la documentación hacerlo de su conocimiento”, agregó.

Por su parte la subprocuradora de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la Procuraduría General de la República, Sara Irene Herrerías, informó que se inicio la investigación correspondiente al caso en conjunto con la Fiscalia General de Veracruz.

“El fiscal Ricardo Sánchez habló con el fiscal, están trabajando en colaboración vienen ministerios públicos de esta fiscalía y vamos a trabajar en colaboración con la Fiscalía del Estado para llegar al esclarecimiento de los hechos” , mencionó.

 

 

 

#ElNidoDelGavilán: “MORENA: Mercenarios al grito de guerra”

Un partido político entre muchas cosas se distingue por sus ideologías, sus líderes, su agenda pública y estilo disciplinario.

MORENA es un partido carismático bajo la figura de un líder, el cual como fundador y dueño dicta sobre lo que hay que hacerse y cómo.

Algunos analistas en medios de comunicación han enfatizado la falta de liderazgos que lleven a MORENA a buen puerto en diversos estados. MORENA y su política cuasi bíblica de brazos abiertos está llenando sus filas de verdaderos mercenarios.

Ex militantes de [inserte partido] están presentes por toda la república. El caso más importante es Ricardo Monreal, exgobernador priista.

MORENA no tiene movimientos juveniles ni escuelas formativas, la estrategia ha sido totalmente invasiva y expansionista, esto es un riesgo para la estabilidad futura del partido.

El partido no puede navegar con una bandera ambigua, el riesgo se presenta en que el factor AMLO es determinante en cada elección. ¿Por qué es un riesgo? Porque ni AMLO es eterno ni es correcto tener al caudillismo como hilo conductor.

En el norte del país, ¿Cuál es un líder prominente del partido? Fuera del papel de la maestra Delfina en el Estado de México y Cuitláhuac García en Veracruz ¿Quién está con MORENA en los demás estados?

El pensar que la Ciudad de México y estados periféricos son el único mercado electoral posible es cerrarse.

Una posible oferta del maestro Anaya para unir el Partido del Trabajo en 2018 fue posiblemente su influencia en el norte principalmente en Nuevo León, Durango y Chihuahua.

Imagine en una mesa a Miguel Barbosa, Pablo Gómez, Alberto Anaya, Ricardo Monreal, Bartlett, Muñoz Ledo y Fernández Noroña sentados con AMLO en la cabecera… Confrontación pura.

MORENA no tiene la percha del Peronismo argentino para perdurar hasta nuestros días bajo cierta figura. Hace mucho que MORENA debió trabajar en cimientos para el futuro. El partido tiene el empuje, el envión motivacional para hacer un papel realmente valioso en 2018. Ahora que si ganan, la van a tener más difícil que cualquier gobernador PAN-PRD que ha tenido que dar concesiones al por mayor y su poder de maniobra ha sido raquítico. Sin embargo si AMLO pierde, el partido habrá de morir por su composición mercenaria, desunida, descoordinada y solo bajo el amparo de una cabeza. Tal cual. 2018 puede ser tan fuerte para el partidismo nacional como la ruptura del Cartel de Golfo y Los Zetas para el narco.

Lo dicho, dicho está.

Asesinan a Cándido Ríos periodista mexicano

Monterrey (23 de agosto de 2017).- Cándido Ríos, periodista corresponsal de un diario mexicano fue asesinado este  martes en Veracruz.

El periodista fue asesinado junto a dos personas mas, mismos que se encontraban dentro del programa gubernamental de protección a periodistas y defensores de los derechos humanos, mencionó Jorge Morales secretario ejecutivo de la Comisión estatal de protección a periodistas en Veracruz.

Según información, fue atacado a tiros junto al exjefe de policía y otra persona hasta el momento no identificada, cuando se encontraban afuera de una tienda en Covarrubias, a 200 kilómetros del puerto de Veracruz.

Ríos era conocido por sus colegas como “Pavuche“, también por su trayectoria en nota roja y por haber tenido algunos conflictos con exalcaldes de aquella región.

Se suma uno mas a la lista de periodistas asesinados en 2017 con un total de 10 decesos: Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Maximino Rodriguez, Filiberto Alvarez, Javier Valdez, Jonathan Rodriguez, Salvador Adame, Luciano Rivera y por ultimo Cándido Ríos. 

 

 

 

 

 

 

 

Inicia Javier Duarte huelga de hambre

Monterrey (18 de agosto de 2017).- El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, inició el día de ayer una huelga de hambre en el Reclusorio Norte, donde se encuentra recluido.

Una carta recibida por Ciro Gómez Leyva de Imagen Noticias, misma que fue escrita por Duarte, explica los motivos que lo orillaron a tomar esta decisión.

La principal causa es para solicitar la intervención de las Judicaturas tanto federal como estatal, pata frenar a la juez Alma Aleida Sosa Jimenez, es quien actúa bajo las ordenes del actualmente gobernador de Veracruz.

En la misma, Duarte señala que han desatado una persecución en su contra sin tener los fundamentos necesarios para comprobarle tanto a el, como también a los que fueron sus colaboradores.

“ha desatado una persecución sin fundamentos legales en contra de quienes fueron mis colaboradores”, escribió Duarte.

Mediante su carta, Javier Duarte, informó que solo toma te, y que así se mantendrá hasta que revisen la actuación de la juez ante su caso.

“la persecución política y la cacería de brujas que existe en mi contra y en contra de mis ex colaboradores”, agregó.

 

 

 

 

 

 

 

Desde el 2016, PGR congelo cuentas bancarias de Karime Macías

Desde el 2016, la Procuraduría General de la República (PGR), congelo las cuentas bancarias de ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte y de su esposa, Karime Macías, según lo revela hoy el periódico Reforma.

Aunque Macías no fue detenida junto a su esposo el pasado mes de abril en Guatemala, la PGR confirmo a Reforma, que la esposa del ex mandatario veracruzano es investigada por enriquecimiento ilícito y defraudación fiscal y que desde el 2016 se tomo la medida de que las cuentas de Karime fueran congeladas.

En su oficio CGI-II-257/2016, la PGR solicita a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el congelamiento y aseguramiento de las cuentas bancarias, por estar sujetas a investigación.

“Ello en razón de que hay indicios fundados y suficientes que hacen presumir que el numerario que se encuentra en dichas cuentas bancarias fue obtenido con las ganancias derivadas de la comisión de algún delito por las personas investigadas y relacionadas en la presente indagatoria”, comento la PGR en su oficio antes mencionado.

Otras de las cuentas bancarias que fueron congeladas, fueron las de Daniel Duarte de Ochoa, hermano del ex gobernador; María Cecilia de Ochoa Guasti, madre de Javier Duarte; y Jesús Antonio Macías Yazegey y María Virgina Jazmín Tubilla Letayf, papás de Karime Macías.

En total, fueron 112 cuentas bancarias, las que la PGR congelo en noviembre de 2016, por el caso de Duarte, en el cual se le acusa de empresas fantasma y corrupción.

#ContraPortada: “Una Luz al Final del Túnel: El Sistema Nacional Anticorrupción”

La corrupción es el problema más grande que tiene México, según la percepción de los ciudadanos. El INEGI afirma que en el país se realiza un acto de corrupción cada 3.5 segundos, vaya rapidez.

A pesar de haber aumentado el presupuesto asignado para combatir la corrupción en el país, la realidad es que año con año ocupamos los primeros puestos del ‘corruptómetro’ en comparación con otros países de la OCDE.

Sí, es la época donde Javier Duarte se ríe de las autoridades mexicanas mientras desfalcó a Veracruz y lo convirtió en un cementerio de periodistas. Sí, es la época donde Rodrigo Medina hundió las finanzas de Nuevo León y se pasea por el mundo sin un gramo de preocupación. Sí, es la época de las casas blancas, de los yates de los junior de la política, la época donde la riqueza se muestra en redes sociales sin importar el origen donde provenga.

Hay una relación directa entre los resultados que se obtienen en la prueba PISA sobre matemáticas, lectura y ciencias entre los países con las peores calificaciones en la percepción de corrupción. En ambas, México ocupa las peores calificaciones.

Entre el 2014 y 2016 aumentó un 94% el presupuesto asignado al combate a la corrupción para las instituciones públicas, mientras el INE pierde estrepitosamente su credibilidad con las acusaciones de fraude en las elecciones de Coahuila y el Estado de México.

Lo cierto es que como nunca antes hemos integrado esfuerzos de diversos elementos sociales que, luego de un hartazgo profundo y de una conciencia cada vez más activa, que ahora se traduce en un cúmulo de exigencias capaces de articular el Sistema Nacional Anticorrupción.

Un Sistema Nacional Anticorrupción que es aún demasiado perfectible, pero que nos genera una luz, aunque todavía opaca, al final del túnel. Una luz que hemos creado sociedad, IP, gobiernos con voluntad o por necesidad y un inevitable ajuste a las exigencias ciudadanas por derrumbar, piedra por piedra, el monstruo de mil cabezas llamado corrupción.