Bronco vetador… Echa para atrás 7 leyes

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, envió al Congreso local un paquete de siete vetos.

La Diputación Permanente dio entrada a los oficios enviados por el poder Ejecutivo Estatal en los que remite observaciones a los decretos que contienen las nuevas leyes de Cambio climático, la Protección al Parto Humanizado y a la Maternidad Digna, y a tres reformas al Código Penal, una de ellas para establecer delitos ambientales.

Además vetó reformas a la Ley de Víctimas del Estado y a la Ley de Fomento a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, que establecía el Premio Estatal al Emprendedor.

“Escrito presentado por Jaime Rodríguez, Gobernador del Estado, y Manuel González, Secretario General de Gobierno, mediante el cual remite las observaciones al Decreto 133 por el que se expide la Ley de Cambio Climático del Estado”, dijo la diputada panista Claudia Caballero, al dar lectura a los asuntos en cartera.

El mandatario estatal vetó el contenido de diversas reformas al Código Penal contenidos en los decretos 135 por el que se reforma el Artículo 271 Bis 2 del Código Penal; el 136 que adiciona el capítulo de “Delitos contra el Medio Ambiente”; el 141 que modifica diversos artículos de ese ordenamiento. También se vetó el Decreto 138 que contiene reformas al Artículo 46 de la Ley de Víctimas del Estado; el 134 por el que modifica artículos de la Ley de Fomento a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa para el Estado.

El coordinador de la bancada del PAN, Carlos de la Fuente, cuestionó que el Ejecutivo estatal haya vetado modificaciones legales a favor del medio ambienten, justo el día en que se conmemora el Día Internacional del Medio Ambiente.

De la Fuente agregó que el Gobierno no hace ni deja hacer y que bloquea todos los avances que logra el Congreso local.

(Con información de Grupo Reforma)

Preocupaciones

Comparte este artículo:

Preocupante que se siga hablando de una nueva Ley de Movilidad para el área metropolitana de Monterrey sin tener claro en que consiste el área metropolitana de Monterrey, cuales son sus límites físicos, sus leyes básicas y cómo logrará la síntesis entre los conceptos de autonomía municipal y de eficiencia metropolitana. 

Preocupante que el Gobernador y su Secretario de Gobierno opinen sobre el tema de una Ley en la cual están involucrados con conflictos de interés que les resta cualquier objetividad. Preocupante que no se priorice la constitución de una Autoridad Autónoma cuyo único objetivo sea la eficiencia,  la calidad del servicio y la satisfacción de los usuarios. 

Preocupante que los usuarios del servicio público de transporte acepten tantas vejaciones, tantos maltratos por parte de unos empresarios y de un gobierno que se disputan la incompetencia y el desprecio de sus clientes. Preocupante la dificultad, para no hablar de incapacidad, de la Sociedad Civil, empresarios y ONG’s para imponer el concepto de autonomía de la autoridad de control, para quitarle a los políticos la administración de un sistema vital para el área metropolitana, y que desvirtúan para beneficiar sus propios intereses políticos, que no son los de los usuarios del transporte público. 

En este tema, se juega la modernidad de Monterrey. Una sociedad que supo elevarse a un liderazgo indiscutible en la segunda mitad del siglo XX, no deja de hundirse en incoherencias, ausencia total de solidaridad y egoísmos acumulados, desde que inició el siglo XXI cómo la mejor ciudad para vivir en América Latina y ha caído al séptimo nivel en México en 2018. Hasta ahora, los políticos no han mostrado capacidad creativa para ofrecer soluciones capaces de resolver el entuerto. 

¿Habrá una formación política capaz de ofrecer soluciones cómo su bandera electoral para el año 2021? ¿O asistiremos al ultimo capítulo de “grandeza y decadencia de Monterrey”? Todo esto es un reflejo de la carencia de calidad de quienes nos gobiernan. No se puede pretender al mismo tiempo modernizar el estado y andar de saltarín en el escenario nacional. Necesitamos un gobernador con visión de futuro, no un cacique de Galeana y menos de Pablillo.   

“El Bronco” rechaza vetar 3de3 para IP

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” se negó a vetar las reformas a la Ley de Responsabilidades que obligan a entes privados que provean un servicio oficial a presentar su 3de3.

“No la vetaré. Yo estoy de acuerdo en que todo aquel que tenga una relación con recursos públicos debe presentar su declaración 3de3. Porque la corrupción viene de dos partes, no solamente del funcionario, sino también de un empresario”, dijo Rodríguez Calderón en respuesta a la petición de la Coalición Anticorrupción integrada por organismos empresariales como Canaco, Coparmex, el Consejo Cívico y Caintra, quienes advierten que la nueva ley local contradice a la federal y es inconstitucional.

Cabe mencionar que la mayoría del gabinete del mandatario nuevoleónes, no ha presentado su 3de3, esto a pesar de que varios y varias han formado parte del gobierno desde el 2015.

De acuerdo a “el Bronco”, una ley debe aplicarse por igual a funcionarios y particulares que están involucrados en operación contractual.

“La Ley es para todos, no solamente para unos. Debe haber, en esa relación contractual transparencia… No tiene por qué no hacerse”, añadió el gobernador.

Por su parte, el Subsecretario Jurídico del Gobierno, Homero Cantú, consideró que existen “áreas de oportunidad” respecto a la Ley, y no negó la posibilidad de un veto.

#ElNidoDelGavilán: “Tren ligero en tiempos de cólera”

Comparte este artículo:

Aun con el tarifazo en el aire, el Presidente López Obrador visitó Monterrey y junto al gobernador del Estado, el secretario de Comunicaciones y Transportes y miembros de la iniciativa privada firmaron un acuerdo por el cual se comprometían a la construcción de un tren ligero en el área metropolitana de Monterrey para 2021.

De acuerdo a Jiménez-Espriú, la inversión es de 13 mil millones de pesos y el convenio implica liberar 172 km de vías férreas de trenes de carga, que en su primera etapa crearía un corredor ferroviario desde García al Aeropuerto Internacional de Monterrey en Apodaca que conectaría con el sistema Ecovía y las líneas de Metrorrey. 

Según las maquetas, el tren ligero saldría de la cabecera municipal de García hacia Santa Catarina, pasando por San Pedro, Monterrey, San Nicolás y entraría a Apodaca hacia el Aeropuerto.

El proyecto viene a reforzar la red de Metrorrey la cual se ha visto rebasada en los últimos años principalmente en los accesos norte y poniente y da una cara diferente al transporte público en la ciudad que ha sido sistemáticamente abandonado por el gobierno estatal. De llegarse a concretar la obra, apoyará fundamentalmente a la zona norte y poniente que están en pleno boom demográfico, así como a Santa Catarina que ha sido aislada de la red de Metrorrey y Ecovía.

El uso de los trenes como transporte de pasajeros se abandonó en este país en los años 90 como parte de las privatizaciones del neoliberalismo dejando solo algunos en un uso turístico. En Monterrey, recordemos que la Casa de la Cultura en Avenida Colón empezó como una estación de tren, de donde llegaba dicho ferrocarril que venía de la Ciudad de México, así mismo la ciudad tiene corredores ferroviarios de carga como la Vía a Tampico, a Saltillo y a Matamoros, por mencionar algunos.

En plena crisis del transporte en la ciudad, donde aún no se llega a un acuerdo final y definitivo con los transportistas respecto al tarifazo, la opción de un nuevo transporte es un paso que pudiera restarle poder al oligopolio transportista regiomontano que Jaime Rodríguez no ha podido combatir.

Hay que subrayar que Kansas City Southern de México, operador de gran parte de las vías en el estado ha apoyado esta decisión que va a acompañada de un libramiento ferroviario para sacar la mayoría de los trenes de carga de la ciudad.

El gobierno del Bronco no verá la culminación de esta obra (ni el inicio, quizás), pero en materia de transporte, no ha podido con los transportistas, no ha definido el estatus legal de Uber, ha tenido conflictos con taxistas, ha dejado a su suerte a la Ecovía y tiene una línea 3 del Metro que cada día sale más cara y no se termina. Esa es la gran deuda del Bronco con los ciudadanos a 4 años de su gobierno.

Lo dicho, dicho está.

#Kleroterion: “Movilidad o Transporte Público un Derecho Humano”

Comparte este artículo:

Las grandes ciudades en el mundo aplican métodos para que los ciudadanos tengan mejores servicios, una parte fundamental se distingue por la movilidad, en específico, el transporte público, que hace que cualquier metrópoli logre sus actividades de manera adecuada.

Estamos seguros que nuestro estado, está a la altura; sin embargo, para este tema estamos sujetos a un grupo de permisionarios, que lo único que buscan es un beneficio propio, por lo que si no están de acuerdo con la tarifas, hacen paro de unidades, es decir, el típico acto de niño que dice “me llevo mi balón si no hacen lo que yo digo”, impactando de manera negativa a la sociedad, es así que este transporte necesita una reestructuración, ya que no puede permitirse un transporte condicionado y que afecte a centenares de ciudadanos.

Es importante la adquisición del sistema de transporte urbano para poder brindar el servicio como el estado lo merece; por su parte el Gobernador presentó ante el Congreso del Estado una iniciativa para lograrlo, por lo que es momento que los diputados se pongan del lado de la gente, siendo los propios legisladores quienes por varios meses han criticado este servicio ostentando que ha faltado mano dura, pero ahora que se quiere tomar el control, se salen por la tangente, criticar es muy fácil, ¡claro!, desde dentro de un carro con aire acondicionado.

Este trabajo es conjunto si queremos aspirar a ser como las mejores ciudades, donde el “servicio de transporte es público”, pero necesitamos saber con quién contamos, conscientes que la movilidad es un derecho humano, por lo que estamos dispuestos a que el manejo del sistema de transporte venga de la propia sociedad civil, de un empresario con vocación de servir.

En una primera etapa, debemos adquirir el control del transporte, asimismo, que el congreso entienda las necesidades reales de la sociedad y que impacte su apoyo, por lo que es momento de que tomen las decisiones correctas, en una segunda etapa, aspirar a ser como las mejores ciudades del mundo, teniendo un transporte público gratuito, convencido de que puede lograrse a través de métodos de recaudación que subsidien este sistema, concluyo diciendo que los asuntos de movilidad en cualquier estado siempre generarán productividad, ya que cualquier ciudad será próspera, teniendo “un estado con verdadera movilidad”.

#Kleroterion: “La realidad del transporte público en Nuevo León”

Comparte este artículo:

El transporte público es un medio vital para toda sociedad. Cualquier gobierno que se precie de tener sensibilidad social tiene la obligación de garantizar las condiciones para que su población cuente con un transporte pùblico de calidad que le permita llevar a cabo sus actividades económicamente productivas y de esparcimiento. Si el gobierno falla en ofrecer dichas condiciones traerá consigo no sólo consecuencias económicas negativas sino que generará un clima de ingobernabilidad.

En Nuevo León el gobierno estatal y los transportistas han sostenido durante lo que va de esta administración una negociación referente al alza en la tarifa de transporte. Los empresarios argumentan, en términos llanos, que los precios del combustible y mantenimiento de las unidades son insostenibles con la tarifa actual. Desde el gobierno estatal se había mantenido un diálogo constante, se escucharon las razones de los empresarios transportistas, pero se insistió en poner siempre por delante el beneficio de los usuarios, reconociendo que cualquier alza en la tarifa es un golpe a la economía familiar de la mayor parte de la sociedad.

Desgraciadamente dicho diálogo se rompió durante el último fin de semana de abril y el lunes 29 los empresarios transportistas llevaron a cabo un paro en el servicio que duró de las 5 hasta las 8 de la mañana del mismo día. La acción representó un golpe artero a los usuarios pues con dolo premeditado fue un día antes de fin de mes, cuando el dinero escasea más, además de ser fin de vacaciones y regreso a clases. Ni duda cabe que el objetivo de los empresarios era afectar lo más posible a la población.

En este escenario de polarización todos siguen abonando. Las ONG’s pidiendo condiciones que escapan de la realidad financiera que vive el estado y en un caso en particular poniéndose a merced de los intereses electorales de personajes políticos al pretender hacer ver como “ciudadana” una protesta financiada con dinero de esos personajes con el objetivo claro de desinformar y afectar la gobernabilidad en Nuevo León.  Las cámaras empresariales adoleciendo públicamente el golpe económico sin mencionar que la postura del gobierno siempre ha sido en contra del aumento de tarifa y soslayando una realidad que ellos conocen bien y que tiene que ver con el aumento a los combustibles a partir del 2017, una situación que ellos mismos señalaron como motivo de incremento en sus costos, pero que parece que no consideran que afecte de la misma forma para los empresarios del transporte.

Los partidos políticos y el poder legislativo sacando raja política, “alzan” la voz, pero nadie dice que ésta situación es heredada, que el aumento no lo decide el Gobernador sino el Consejo Estatal de Transporte y Vialidad, pero más importante aún, que si no la resolvemos ahora de manera realista será un lastre para cualquiera que gobierne después de ésta administración estatal.

Pero los más arteros de todos han sido los transportistas porque no entienden que no están otorgando sólo un servicio sino un derecho humano, el de la movilidad. Ante esto ya no hay diplomacia que valga, es momento de hacer valer la autoridad que nos dio la gente y emprender las acciones jurídicas necesarias para sancionarlos, cosa que debe hacerse y se hará.

Fuerza Civil: La debacle de una institución

Comparte este artículo:

Luego de que una persona cayera del 14vo piso del edificio de departamentos “El semillero” en el centro de Monterrey, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que 3 elementos de Fuerza Civil  – aunque versiones extra oficiales dicen que son tres elementos de Fuerza Civil y dos de la Dirección General de Investigaciones (DGI) – fueron detenidos por estar directamente involucrados en el atentado y fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia. Aunque ha habido varias contradicciones entre el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua, y los primeros reportes que se arrojaron a la opinión pública, tratando de deslindar a Fuerza Civil del suceso, y culpando a un policía rural y cinco elementos de la DGI, este no es el primer caso donde elementos de dicha institución se ven inmersos en delitos de esta naturaleza en los últimos años.

Vale la pena recordar brevemente la historia de dicha institución – y el contexto de inseguridad que vivía Nuevo León –  y cómo paulatinamente Fuerza Civil fue perdiendo el reconocimiento y los resultados que tuvo en un inicio, debido a la soberbia y desconocimiento sobre el tema de unos cuantos. Durante los sexenios de los ex gobernadores Natividad González Parás (2003-2009) y con mayor despunte en el de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), Nuevo León vivió un contexto de violencia sin precedentes. La debilidad institucional y la incapacidad de los gobiernos estatal y municipales de garantizar a sus gobernados un clima de seguridad y paz social, fomentó el inició de una nueva etapa en la relación entre la Iniciativa Privada (IP) y el Ejecutivo estatal. 

A partir de esta colaboración – junto con Universidades de la entidad y algunos grupos de la Sociedad Civil – surgió el ambicioso programa denominado “Alianza por la Seguridad”, donde se lograron acuerdos hasta ese momento impensables. Entre ellos, destaca el diseño de un nuevo modelo policial estatal llamado Fuerza Civil, siendo este resultado de una suma de esfuerzos sociales.

En mi tesis de licenciatura – donde analizo la relación entre la Iniciativa Privada y el Gobierno del estado, a la luz del diseño de esta política pública – pude constatar en base a entrevistas a actores involucrados en el diseño y a la investigación y análisis de indicadores, dos puntos importantes: El primero, Fuerza Civil tuvo un éxito parcial de acuerdo a diferentes indicadores, pues tres delitos principales que habían aumentado de manera muy acelerada, disminuyeron considerablemente en la entidad (homicidio, secuestro y extorsión) los años posteriores a la implementación de esta política pública, cuando en el resto del país, la situación era distinta – de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – y el segundo, que con sus resultados inmediatos lograron captar un alto nivel de aceptación entre la sociedad neoleonés, incluso, fue un modelo policial ejemplo a nivel nacional. 

¿Qué hacía distinta a esta corporación policial a la de las otras 31 entidades? 5 puntos importantes: El primero, el número de efectivos – debía alcanzar a 15mil al final del sexenio -; el segundo, los sueldos de los efectivos, donde alcanzaba (con prestaciones) hasta los 20,000 pesos; el tercero, la formación, seis meses de academia de policía complementados por el programa SINERGIA de formación continua; el cuarto, la participación activa de la iniciativa privada, pues buena parte del gasto de lanzamiento y del primer año de sueldos fue asumido por algunos empresarios de Nuevo León; y el quinto, que el reclutamiento de los policías se hizo en diversos estados, únicamente a personas que nunca antes hayan estado en alguna corporación policial, ni fuerzas armadas, es decir, sin experiencia – algo que sin duda tiene sus pros y contras -. 

Entonces, ¿Que pasó con tan innovadora y prestigiada institución? ¿Quién es, el o los responsables de la ruina de Fuerza Civil?

En el entendido de que una institución no se construye en tan poco tiempo y mucho menos si de seguridad pública se trata – pues requiere tiempo para madurar – y que las políticas de seguridad deben ser integrales, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” al tomar protesta y no entender esto – o no querer entenderlo – modificó en el transcurso dicha política pública; el primer cambio: apenas tomando el cargo, corrió a los mandos civiles y puso militares, rompiendo con la esencia de la política, a lo que yo todavía no entiendo qué parte de “Civil” no entendió de “Fuerza CIVIL” el gobernador.. y por otro lado, prácticamente se olvidó a la iniciativa privada, pues se limitó su participación en buena medida, lo que generó el actual descontento del sector empresarial de Nuevo León, pues consideran que no se ha dado seguimiento al proyecto que ellos crearon.

Para obtener resultados, hay que tener continuidad en la construcción de instituciones, si seguimos con la mentalidad de que cada 6 años significa un “borrón y cuenta nueva” no se va a poder progresar en un tema tan sensible y con tantas aristas como lo es la seguridad pública, la realidad, – les guste a algunos o no – es que algunas cosas si se venían haciendo bien, debido precisamente a que, se fortaleció la relación entre muchos actores generando una gobernanza democrática real.

En perspectiva comparada, se puede ver una similitud con lo que recientemente ha venido sucediendo a nivel federal en el tema de seguridad y en lo cual, se debe poner especial atención por parte de la sociedad civil, oposición y ciudadanos en general, pues es que no se trata de desmantelar todo lo que había, si no de conservar lo que funciona y mejorar lo que no. La Seguridad pública no se trata de si la ponemos en la Secretaría de Gobernación o en la Secretaría de Seguridad Pública, no se trata de si la llamamos Policía Federal Preventiva, Policía Federal, Gendarmería Nacional o la Guardia Nacional, no importa como le llames, si los procesos al interior, programas de prevención, protocolos, reformas institucionales, colaboración entre los tres niveles de gobierno, el marco legal, etc, no los modificamos todo va a seguir igual; el problema es de fondo, mientras sigamos cambiando únicamente la forma, el problema perdurará; como diría Albert Einstein “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero a algunos gobernantes, los ciega la soberbia.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

Higa exige $75 millones por cancelación de Monterrey VI

Comparte este artículo:

Grupo Higa, quien fue contratado por la Administración de Rodrigo Medina para construir Monterrey VI, reclamó por la vía judicial una indemnización de 75 millones de pesos por la cancelación de la obra hidráulica.

La exigencia de la constructora, considerada la favorita del Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto e involucrada en la llamada “Casa Blanca”, supera el pago estimado por el Estado.

En la Cuenta Pública 2018 presentada por Agua y Drenaje de Monterrey (AyD) al Congreso local, el organismo reporta este litigio y el monto reclamado por Grupo Higa a través de su filial Aquos Promotora de Infraestructura.

En el mes de junio del 2017 se reveló que la constructora acudiría a los tribunales, pero esta es la primera vez que se conoce la cantidad que exige como compensación.

“La compañía Aquos Promotora de Infraestructura, correspondiente a la cancelación del contrato que se celebró con la Institución para llevar a cabo el Acueducto Monterrey VI. Dicha obra fue suspendida, por lo tanto, la demandante le exige a la Institución el pago de 75 millones como indemnización por año moral, pago de gastos y costos”.

AyD aseguró era el reporte que existen elementos para ganar el litigio, sin que precisen en qué fecha se resuelva de forma definitiva.

“La Administración de la Institución en conjunto con sus asesores legales consideran que existen elementos suficientes para que el resultado de esta demanda sea favorable a la Institución”, se lee en el reporte.

El proyecto de Monterrey VI debía traer agua de la Cuenca del Río Pánuco, pero “el Bronco” canceló la obra entre señalamientos por sus afectaciones ambientales y alto costo.

El acueducto también fue controversial por las polémicas constructoras involucradas, ya que, además de Higa, estaban empresas del Grupo Allende, beneficiado por la gestión de Medina.

Cabe recordar que Grupo Higa fue la constructora favorita del ex presidente Enrique Peña Nieto, y en el 2014 se vio involucrada en el escándalo de corrupción de la “Casa Blanca”.

(Con información de Grupo Reforma)

#Kleroterion: “¡La presa está libre!”

Comparte este artículo:

Dentro de los principales proyectos de infraestructura que puede tener cualquier estado, son sin duda los relativos al tema del agua. Desde su acumulación, distribución, traslado y su destino final, ya sea público o privado. Por lo que cada año, se demuestra la capacidad de los servidores públicos, para poder solicitar, negociar y obtener los recursos necesarios para concretar o iniciar proyectos estructurales que beneficiarán a sus estados, por consiguiente a los ciudadanos, asegurándoles este vital líquido.

Tal es el caso de mi estado Nuevo León, que después de tres años de arduo trabajo se logró que la Comisión Nacional del Agua firmara el convenio de asignación de aguas nacionales y el título de concesión para la “Presa Libertad”.

En dicha firma, se pactó la cesión de derechos para construir el embalse en los límites de los municipios de Montemorelos y Linares, con una extensión de 2 mil 292 hectáreas, además de establecer el uso de 50 millones de metros cúbicos de agua del Río Cabezones por un lapso de 30 años.

Con este gran proyecto se garantizarán mil seiscientos litros por segundo para el abasto de más de 700 mil habitantes de la zona metropolitana y está prevista concluirla en 2021, al tiempo que el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón termine su mandato.

Estamos convencidos que con este título de concesión, en primer lugar, se garantiza que el agua se utilice de manera exclusiva para la población, atendiendo la instrucción que dio el Presidente de la República a sus funcionarios de Conagua, “el derecho humano al agua tiene prioridad sobre las demás actividades”, y en segundo lugar, con esta acción se refleja la buena voluntad del Ejecutivo Federal con el Gobierno de Nuevo León.

Cabe recordar que el propio Gobernador le ofreció al Presidente Obrador, a nombre de los neoloneses una colaboración absoluta, siempre y cuando sea mutua la corresponsabilidad, por lo que con esta firma queda demostrada tal reciprocidad.

Ahora bien, ¿qué significa o por qué un proyecto de esta magnitud?

Para Monterrey el agua es un tema imprescindible por su demografía y geografía, es así que debemos tener en cuenta que las presas y sus ensambles, permiten entre muchas cosas más, poder tener reservas de agua, lo que proporcionará certeza al estado en momentos de escasez de agua acrecentando los recursos hídricos renovables, además de que con una estructura de este tamaño es posible generar energía hidroeléctrica, que será de gran utilidad para diversos municipios como a la capital, se brindará protección en la medida de las posibilidades de grandes precipitaciones, nos ayudará a distribuir su consumo humano, así como para el industrial, que es una parte importante en la capital, tendrá un gran uso agrícola regulando y garantizando el riego, asimismo nos ayudará para el turismo y esparcimiento, fomentar la piscicultura y la navegación, en temas de protección civil, con la presa podemos tener protección de márgenes y contención de aluviones, además de hacer habitables llanuras que antes no lo eran, es así que una presa, para cualquier comunidad es de incuantificable valor.

Por otro lado, la manera en que se llevará a cabo el proyecto será de forma multianual hasta el 2021, es decir, en cada año habrá recursos etiquetados para desarrollar las obras, haciéndose por partes iguales entre el estado y la federación; por lo que después de la firma y los trabajos técnicos, así como los estudios de la tierra y de impacto ambiental, los trabajos para la presa, comenzarán en el segundo semestre del año en curso.

Cabe recordar, que durante la pasada administración federal no se lograba nada, el trabajo que el estado realizaba para conseguir los recursos necesarios era constante y totalmente justificado, sin embargo, durante ese sexenio el trato Nuevo León-Presidencia fue muy tortuoso, nos fueron quitando presupuesto en la mayoría de los rubros, por ejemplo en salud, infraestructura, en apoyos para gasto corriente, o para la misma presa nunca nos dieron el apoyo necesario, entre otros temas más, por lo que fue directo el castigo hacia el estado por haber votado por un gobierno independiente y hasta la fecha, son notorias las acciones de la pasada presidencia de la República y no lo digo yo, ahí están los números que son irrefutables, es entonces que con el nuevo gobierno, sin lugar a dudas, ha tenido que ver para que estos proyectos avancen, ya que es notoria la nueva disposición o actitud de no estrangular a los gobiernos independientes, por lo que solo nos esperar a mayo para que lleguen los recursos para comenzar esta gran obra.

Debo mencionar, que estas negociaciones implicaron más de tres años de trabajo, que aunque como se mencionó, en el sexenio pasado nos tenían castigados de una manera vil y me atrevo a decir inmadura y poco profesional, realizamos todas reuniones, explicaciones, proyectos y análisis de viabilidad adecuados, para poder exponer la necesidad de una proyecto de este calado y los beneficios que todo el estado obtendría, dichas negociaciones se avivaron previas a la nueva administración federal, así como desde la LXIII Legislatura del Congreso Federal, dentro del análisis y solicitudes del PEF correspondiente, cerrando con el entrante sexenio, que sin duda fue un gran aliado para poder cerrar dichos acuerdos.

Por lo anterior, concluyo diciendo que el proyecto de la presa “Libertad”, es sin duda, una muestra del trabajo arduo, de trabajo constante, de negociaciones certeras y oportunas, de responsabilidad sustentable, de una gestión de recursos, que inminentemente sin ellos, hoy no podría haberse consolidado esta gran acción, por lo que hoy podemos decir con mucho orgullo que ¡La presa está libre!

#ContraPortada: “Es ‘el Bronco’ el Peor Gobernador del País”

Comparte este artículo:

Una encuesta nacional reciente ha colocado -por segunda ocasión- al gobernador de Nuevo León como el peor evaluado del país. Lo hace en una época donde el Estado padece un gobierno ausente, sin resultados tangibles y donde la crisis permea en muchas áreas de la vida cotidiana del nuevoleonés.

¿De qué tamaño es el mensaje de ésta encuesta? Te lo explico:

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca [47.8%] que comanda un Estado atrapado desde hace varios años por el narcotráfico y en donde incluso autoridades de otros gobiernos han recomendado no visitar varias de sus ciudades por el peligro que esto conlleva, lo supera con una aprobación cinco veces mayor a la que tiene en estos momentos Rodríguez Calderón. 

Incluso, el polémico futbolista y ahora gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco [12.8%] ésta un 3.3%  por encima del mandatario nuevoleonés en la aprobación de su gobierno aún en los pocos meses que ha estado al frente y pese a contar con un gabinete que no goza de experiencia y capacidad.

Son muchas las demandas que hoy tiene molestos a los ciudadanos de Nuevo León, propuestas de campaña que están lejos de cumplirse y un gobernador que pasó de la cercanía al ausentismo en tan solo unos años.

El ineficiente plan [si es que existe] contra la contaminación que hoy respiramos todos los días y que han causado más de 1, 200 muertes se han convertido en uno de los clavos más grandes del ataúd al que está sometido el gobernador.

Una crisis de inseguridad que se percibe en las calles y que es imposible ocultar convirtiendo al 2018 como el año más violento de los últimos 6 años, superando los 800 homicidios dolosos y ocupando en diversos momentos el #1 lugar en feminicidios a nivel nacional con más de 90 por año. Además de la poca confianza que los ciudadanos tienen en Fuerza Civil y en las policías municipales, en quienes ven un enemigo más y no un protector de su patrimonio y calidad de vida.

El pésimo servicio del transporte público y el inevitable aumento de sus tarifas, además del reciente incremento a los impuestos vehiculares.

Se suman a una fallida campaña presidencial en la que siempre estuvo lejos de ser presidente y, además, acabó por enterrar la figura independiente que él encabezaba y que resultó en las derrotas electorales de destacados independientes en el país como Pedro Kumamoto y Manuel Clouthier. 

Para nadie es sorpresa que ésta encuesta nacional lo nombre por segunda ocasión como el gobernador peor evaluado del país, se lo ha ganado a pulso ya sea por falta de capacidad o por una débil voluntad política.

Dicen que prometer no empobrece a los políticos, pero en el caso de “El Bronco” fueron sus propias promesas las que terminaron por cavar su tumba.

La raza paga, la raza manda…