#ContraPortada: “El camino del Senatore”

Comparte este artículo:

Comienzan a salir los posibles candidatos a gobernador de Nuevo León en el 2021 y vemos, como siempre, caras muy conocidas con las que hemos convivido durante los últimos 25 años. Dentro de ellos los nombres de Víctor Fuentes, Tatiana Clouthier, Clara Luz Flores, Adrián de la Garza y todos los independientes.

Pero hay uno que llama especialmente mi atención y que, indudablemente, no pasa desapercibido en los últimos años en la política de Nuevo León: Samuel García, “El Senatore”.

Un joven político que llegó de botepronto al Congreso y que estaba destinado a pasar sin pena ni gloria por la política local al pertenecer a un partido en el que el arrastre de Fernando Elizondo apenas y alcanzó para obtener dos curules en el máximo recinto legislativo del Estado.

El camino del hoy Senador de la República me parece por demás interesante. Pasó de ser diputado de minoría a uno de los protagonistas más constantes en el ring político, tomó como bandera la lucha directa contra el gobernador del Estado y le redituó de tal forma que se convirtió en la antítesis de una gestión estatal plagada de momentos vergonzosos y falta de resultados.

Todo mundo hablaba del entonces diputado de Movimiento Ciudadano, algunos destacando su habilidad para estar siempre en el protagonismo de la política local y otros criticándole sus excesos en redes sociales; lo cierto es que nadie lo dejaba fuera de las charlas ocasionales entre carnes asadas.

Personalmente viví un proceso similar al de muchos de ustedes, pasé del desencanto de los excesos y las medidas en ocasiones exageradas con las que se hacía notar, al reconocimiento del camino que estaba forjando abriéndose paso entre los tiburones de gruesos y largos colmillos de la política en Nuevo León. 

Hemos dimensionado poco lo que un joven de menos de 35 años ha logrado en tan solo 4 años. Se convirtió en el primer Senador de Nuevo León que no provenía ni del PRI ni del PAN, más de 500 mil votos para un partido que gozaba de un 12% de conocimiento entre los regios es, definitivamente, una situación atípica.

Que hoy sea el puntero en las primeras encuestas rumbo a la gubernatura de Nuevo León puede tener muchas lecturas y matices, yo prefiero quedarme con la oportunidad que esto nos abre a los jóvenes para gobernar Nuevo León, para tomar las posiciones que nos corresponden en los tres poderes y para darle paso a una nueva generación que tiene de todo pero en la que destaca la capacidad y el deseo de hacer las cosas distintas.

El fenómeno que ha construido en redes sociales y la habilidad con la que ha decidido jugar sus batallas, me dejan claro que el camino del “Senatore” tiene como destino final el Palacio de Gobierno y, quizá, el único capaz de arrebatarle ese destino es él mismo. 

En sus marcas, listos… fuera. Arranca el camino por la silla que le quedó muy, pero muy grande al gobierno independiente de “El Bronco”.

Por supuesto, todo es debatible.

Al rescate de Nuevo León

Comparte este artículo:

Hasta que la evaluación realizada por el Consejo Nuevo León le pegará en los tobillos y bastante más arriba, Jaime Rodríguez Calderón se acordó que era Presidente de dicho organismo, creado en tiempos de su predecesor. Como suele suceder en estos casos, la reacción al veredicto demoledor no fue de establecer un plan correctivo y de proponer medidas para enderezar situaciones bastante comprometidas, sino de cuestionar el modelo de evaluación, … cuando en su calidad de Presidente del organismo, había tenido todo el tiempo y las alternativas para sugerir, hasta ordenar, nuevas modalidades de evaluación. 

El asunto es que al señor, distraído por sus aspiraciones presidenciales, se le olvidó su responsabilidad de gobierno, su responsabilidad de planear el futuro del Estado de Nuevo León y su responsabilidad de dar seguimiento a los objetivos fijados con mucha pompa y glamour en los inicios de un periodo que todos, menos él, pensábamos que iba a ser un periodo de gobierno. 

Ahora que se perfilan candidatos potenciales para un relevo más que necesario, después de una gubernatura perdida, toma relevancia este enfrentamiento entre un órgano de planeación y un ejecutivo fallido. ¿Dentro de los supuestos candidatos, cuantos presentan las características necesarias para gobernar, y no para engañar? ¿Cuántos manifiestan interés para el bien común por encima del interés personal o peor tantito del interés partidista? ¿Cuántos serán capaces de formular planes de gobierno que no parezcan planes de enriquecimiento personal o de promoción de camarillas profesionales o partidistas? 

Nuevo León tiene casi 20 años hundiéndose por culpa de malos gobernantes, corruptos como Nati y Medina, o inepto como el Bronco, y por los silencios cómplices de una clase empresarial que saca provecho de las aguas turbias que permiten los malos gobernantes y de la indiferencia de una sociedad que no se da cuenta que perdió la calidad de vida que hacía de Monterrey la mejor ciudad de América Latina a principio del siglo. 

¿Cuándo surgirá la reacción necesaria para recuperar un liderazgo todavía posible? ¿Alguno de los destapados levanta la mano para ofrecer una recuperación indispensable? ¿Tendrá un plan que no sea basado en marketing político? ¿Podrá proponer realidades y no solamente promesas ilusorias? Faltan dos años para sacar adelante un plan de rescate de Nuevo León.    

#Kleroterion: “¡Evaluando el Gobierno!”

Comparte este artículo:

Un factor importante para cualquier sistema de gobierno es lo que mandata la Constitución Política en su artículo 134, que en pocas palabras es evaluar en qué se gasta y cómo el dinero público en las entidades federativas, Municipios y las Alcaldías en la Ciudad de México, es decir, “la evaluación de los resultados del gasto público”, lo que significa hacer el diagnostico para saber si vamos por buen camino, utilizando los recursos de manera transparente y eficaz.

Dicha evaluación nos ayuda a detectar las actuaciones de nuestros servidores públicos, y en su caso, tener los elementos para fincar responsabilidades, ya que al evaluar el gasto público, por ende, se evalúan las políticas públicas realizadas.

Ahora bien, en el caso de mi estado, Nuevo León, existen diversas instancias que son las encargadas de custodiar y evaluar la eficacia en la utilización del gasto público, como la Coordinación Ejecutiva de la Administración Pública y el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica, recordando que la CEAPE, entre sus facultades, es la encargada de coordinar la elaboración del PND, así como del Informe de Gobierno; de la mano del CONL, realizan una evaluación anual de la implementación del Plan Estratégico para Nuevo León 2015-2030, lo que los convierte en una parte estratégica para el desarrollo y bienestar del estado y de todas y todos lo neoloneses.

Derivado de esta responsabilidad y comprometidos con la evaluación, se llevaron a cabo diversos espacios de análisis y discusión en torno al monitoreo y evaluación de políticas públicas, en el marco de la Semana de la Evaluación 2019; por su parte, el Gobierno del Estado a través de la CEAPE, convocó al panel “La Evaluación como Herramienta del Desarrollo”, donde se pudieron adquirir conclusiones entre las que destacaron que la evaluación es para mejorar, que es un proceso de aprendizaje, la evaluación no sólo son números, por lo que los datos duros nos dicen una cosa pero la percepción de la gente es otra; la evaluación es imprescindible aunque se tengan recursos escasos, debe ser de calidad, además, mientras más evaluación, tendremos más efectos y soluciones; debe ser legítima, lo que sin duda da confianza en nuestras instituciones.

Concluyo diciendo que la evaluación es una parte fundamental de cualquier administración, ya que gracias a esto, las y los ciudadanos podemos entender en qué se utiliza el dinero público y nos ayuda a poder evaluar de manera personal a nuestros servidores públicos y poder tomar las decisiones adecuadas, por lo que no sólo se evalúa el gasto, sino también al servidor.

Bronco vetador… Echa para atrás 7 leyes

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, envió al Congreso local un paquete de siete vetos.

La Diputación Permanente dio entrada a los oficios enviados por el poder Ejecutivo Estatal en los que remite observaciones a los decretos que contienen las nuevas leyes de Cambio climático, la Protección al Parto Humanizado y a la Maternidad Digna, y a tres reformas al Código Penal, una de ellas para establecer delitos ambientales.

Además vetó reformas a la Ley de Víctimas del Estado y a la Ley de Fomento a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, que establecía el Premio Estatal al Emprendedor.

“Escrito presentado por Jaime Rodríguez, Gobernador del Estado, y Manuel González, Secretario General de Gobierno, mediante el cual remite las observaciones al Decreto 133 por el que se expide la Ley de Cambio Climático del Estado”, dijo la diputada panista Claudia Caballero, al dar lectura a los asuntos en cartera.

El mandatario estatal vetó el contenido de diversas reformas al Código Penal contenidos en los decretos 135 por el que se reforma el Artículo 271 Bis 2 del Código Penal; el 136 que adiciona el capítulo de “Delitos contra el Medio Ambiente”; el 141 que modifica diversos artículos de ese ordenamiento. También se vetó el Decreto 138 que contiene reformas al Artículo 46 de la Ley de Víctimas del Estado; el 134 por el que modifica artículos de la Ley de Fomento a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa para el Estado.

El coordinador de la bancada del PAN, Carlos de la Fuente, cuestionó que el Ejecutivo estatal haya vetado modificaciones legales a favor del medio ambienten, justo el día en que se conmemora el Día Internacional del Medio Ambiente.

De la Fuente agregó que el Gobierno no hace ni deja hacer y que bloquea todos los avances que logra el Congreso local.

(Con información de Grupo Reforma)

Preocupaciones

Comparte este artículo:

Preocupante que se siga hablando de una nueva Ley de Movilidad para el área metropolitana de Monterrey sin tener claro en que consiste el área metropolitana de Monterrey, cuales son sus límites físicos, sus leyes básicas y cómo logrará la síntesis entre los conceptos de autonomía municipal y de eficiencia metropolitana. 

Preocupante que el Gobernador y su Secretario de Gobierno opinen sobre el tema de una Ley en la cual están involucrados con conflictos de interés que les resta cualquier objetividad. Preocupante que no se priorice la constitución de una Autoridad Autónoma cuyo único objetivo sea la eficiencia,  la calidad del servicio y la satisfacción de los usuarios. 

Preocupante que los usuarios del servicio público de transporte acepten tantas vejaciones, tantos maltratos por parte de unos empresarios y de un gobierno que se disputan la incompetencia y el desprecio de sus clientes. Preocupante la dificultad, para no hablar de incapacidad, de la Sociedad Civil, empresarios y ONG’s para imponer el concepto de autonomía de la autoridad de control, para quitarle a los políticos la administración de un sistema vital para el área metropolitana, y que desvirtúan para beneficiar sus propios intereses políticos, que no son los de los usuarios del transporte público. 

En este tema, se juega la modernidad de Monterrey. Una sociedad que supo elevarse a un liderazgo indiscutible en la segunda mitad del siglo XX, no deja de hundirse en incoherencias, ausencia total de solidaridad y egoísmos acumulados, desde que inició el siglo XXI cómo la mejor ciudad para vivir en América Latina y ha caído al séptimo nivel en México en 2018. Hasta ahora, los políticos no han mostrado capacidad creativa para ofrecer soluciones capaces de resolver el entuerto. 

¿Habrá una formación política capaz de ofrecer soluciones cómo su bandera electoral para el año 2021? ¿O asistiremos al ultimo capítulo de “grandeza y decadencia de Monterrey”? Todo esto es un reflejo de la carencia de calidad de quienes nos gobiernan. No se puede pretender al mismo tiempo modernizar el estado y andar de saltarín en el escenario nacional. Necesitamos un gobernador con visión de futuro, no un cacique de Galeana y menos de Pablillo.   

“El Bronco” rechaza vetar 3de3 para IP

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” se negó a vetar las reformas a la Ley de Responsabilidades que obligan a entes privados que provean un servicio oficial a presentar su 3de3.

“No la vetaré. Yo estoy de acuerdo en que todo aquel que tenga una relación con recursos públicos debe presentar su declaración 3de3. Porque la corrupción viene de dos partes, no solamente del funcionario, sino también de un empresario”, dijo Rodríguez Calderón en respuesta a la petición de la Coalición Anticorrupción integrada por organismos empresariales como Canaco, Coparmex, el Consejo Cívico y Caintra, quienes advierten que la nueva ley local contradice a la federal y es inconstitucional.

Cabe mencionar que la mayoría del gabinete del mandatario nuevoleónes, no ha presentado su 3de3, esto a pesar de que varios y varias han formado parte del gobierno desde el 2015.

De acuerdo a “el Bronco”, una ley debe aplicarse por igual a funcionarios y particulares que están involucrados en operación contractual.

“La Ley es para todos, no solamente para unos. Debe haber, en esa relación contractual transparencia… No tiene por qué no hacerse”, añadió el gobernador.

Por su parte, el Subsecretario Jurídico del Gobierno, Homero Cantú, consideró que existen “áreas de oportunidad” respecto a la Ley, y no negó la posibilidad de un veto.

¿Ambientalistas o políticos?

Comparte este artículo:

El Norte en su versión .com nos tuvo muy entretenidos este domingo, con una foto en la cual aparecen juntos auténticos y falsos ambientalistas, todos en defensa de la Sierra de Picachos, o será más bien en desafío contra el gobierno independiente del Bronco Rodríguez. Consta que me parece muy loable el motivo de la reunión que y soy un defensor de proteger esta reserva natural de las depredaciones futuras en nombre de la explotación de pedreras. 

Pero me parece que juntar tantos voceros inverosímiles acaba peligrando la defensa de una causa tan buena, poniendo en duda la autenticidad de los defensores. ¿Desde cuando el diputado “ejidatario” Paco Cienfuegos ha sido un ambientalista? ¿Este era su propósito cuando adquirió terrenos en Mina atendiendo la invitación de Rodrigo Medina?  ¿Será compatible defender la Sierra de Picachos y agredir la península de Yucatán con el seudo Tren Maya que destruirá miles de hectáreas de bosques dizque para transportar carga entre Chetumal y Campeche con el respaldo de los diputados de Morena? ¿Cuál carga? 

El principal común denominador de los políticos presentes era su protagonismo para la elección para gobernador de Nuevo León de 2021. Todo se vale. Pero los ambientalistas no deberían caer en las trampas de la política y menos en las trampas de los políticos. Hay apoyos que debilitan. Ser selectivo en sus amistades puede ser útil. 

Dicho esto, ojalá tengan éxito en la defensa de la Sierra de Picachos. Y si alguno de los políticos de la foto fuera contendiente para la gubernatura, esperaremos que no caiga víctima de las sirenas ( $$$) de las pedreras. Le recordaremos la foto del día 12 de mayo del 2019. 

PD. ¿Para qué seguir opinando sobre el asunto del Transporte Público en el área metropolitana de Monterrey si el Secretario de Gobierno no tuvo las agallas para presentarse al programa de Cambios para defender la propuesta de estatización del servicio? ¿Va en serio? ¿O es solamente una jugada para transferir el muertito al Congreso? El Congreso se va de vacaciones el miércoles, así que se lavará las manos. Y el Bronco seguirá echando culpas a otros sin asumir nunca la gubernatura que había ganado de forma tan espectacular y finalmente, tan inmerecida. Serán seis años perdidos para Nuevo León y para los nuevoleoneses. No para el Bronco y sus colaboradores que no saldrán con las manos vacías.

¿Algunos de los protagonistas “ambientalistas” de la foto del Norte tendrá una propuesta para solucionar el problema del Transporte Público que le tocará en caso de ganar la gubernatura? ¿Por qué no opinan al respecto? 

#Kleroterion: “Movilidad o Transporte Público un Derecho Humano”

Comparte este artículo:

Las grandes ciudades en el mundo aplican métodos para que los ciudadanos tengan mejores servicios, una parte fundamental se distingue por la movilidad, en específico, el transporte público, que hace que cualquier metrópoli logre sus actividades de manera adecuada.

Estamos seguros que nuestro estado, está a la altura; sin embargo, para este tema estamos sujetos a un grupo de permisionarios, que lo único que buscan es un beneficio propio, por lo que si no están de acuerdo con la tarifas, hacen paro de unidades, es decir, el típico acto de niño que dice “me llevo mi balón si no hacen lo que yo digo”, impactando de manera negativa a la sociedad, es así que este transporte necesita una reestructuración, ya que no puede permitirse un transporte condicionado y que afecte a centenares de ciudadanos.

Es importante la adquisición del sistema de transporte urbano para poder brindar el servicio como el estado lo merece; por su parte el Gobernador presentó ante el Congreso del Estado una iniciativa para lograrlo, por lo que es momento que los diputados se pongan del lado de la gente, siendo los propios legisladores quienes por varios meses han criticado este servicio ostentando que ha faltado mano dura, pero ahora que se quiere tomar el control, se salen por la tangente, criticar es muy fácil, ¡claro!, desde dentro de un carro con aire acondicionado.

Este trabajo es conjunto si queremos aspirar a ser como las mejores ciudades, donde el “servicio de transporte es público”, pero necesitamos saber con quién contamos, conscientes que la movilidad es un derecho humano, por lo que estamos dispuestos a que el manejo del sistema de transporte venga de la propia sociedad civil, de un empresario con vocación de servir.

En una primera etapa, debemos adquirir el control del transporte, asimismo, que el congreso entienda las necesidades reales de la sociedad y que impacte su apoyo, por lo que es momento de que tomen las decisiones correctas, en una segunda etapa, aspirar a ser como las mejores ciudades del mundo, teniendo un transporte público gratuito, convencido de que puede lograrse a través de métodos de recaudación que subsidien este sistema, concluyo diciendo que los asuntos de movilidad en cualquier estado siempre generarán productividad, ya que cualquier ciudad será próspera, teniendo “un estado con verdadera movilidad”.

#ContraPortada: “Un Gobernador Escondido”

Comparte este artículo:

Para nadie es novedad que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón ha sido totalmente ineficiente, un gobernador que generó altas expectativas y que poco a poco ha logrado derribarlas una por una. 

Pero si algo debíamos reconocerle es que siempre daba la cara, era entrón a los problemas y tenía respuestas a cada nuevo desafío que surgía. Hoy no le queda ni eso, tenemos un gobernador que está escondido en algún rancho de Nuevo León.

Los problemas de seguridad lograron devolver el pánico y la sensación de miedo en Nuevo León. El 2018 fue el año más violento con más de 800 ejecuciones, 96 feminicidios, violaciones y homicidios dolosos prácticamente a diario. Jamás ha salido el gobernador a dar la cara, a explicar el problema, a atender soluciones o al menos a intentar explicar su estrategia [¿existe una?] fallida.

Las contingencias ambientales han causado que Monterrey sea la ciudad más contaminada del país y se encuentre dentro del top a nivel continental. 14 años ignorando el tema y hoy, en plena crisis ambiental, el gobernador no ha detallado una sola acción para combatir los daños ambientales que causan más de 3 mil muertes al año, sí, más que los homicidios relacionados al crimen organizado. 

Hoy el transporte público del Estado vive una severa crisis, los empresarios paralizaron el servicio y tienen sometidas a las autoridades que no ven otra solución más que aumentar las tarifas del transporte urbano. La estira y afloja ha sido desgastante y tiene al menos 8 meses de disputa, todo el golpeteo se lo ha llevado Manuel González, el secretario de gobierno quien ha enfrentado las exigencias de los transportistas.

Sumado a los meses en que se aventuró creyendo que podría ser presidente de México en una campaña que jamás levantó y que lo llevó a perder la totalidad de las casillas electorales del Estado, absolutamente ninguna de ellas lo dio ganador en Nuevo León.

Pareciera que el gobierno independiente vive sus últimos segundos, un gobernador totalmente desacreditado que ya va de salida. Pero no, le quedan aún poco más de dos años de una de las gestiones más grises de las últimas décadas.

¿Dónde está el gobernador? Una pregunta que quizá ni su familia pueda contestar. No, hoy en Nuevo León no tenemos gobernador.

Fuerza Civil: La debacle de una institución

Comparte este artículo:

Luego de que una persona cayera del 14vo piso del edificio de departamentos “El semillero” en el centro de Monterrey, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que 3 elementos de Fuerza Civil  – aunque versiones extra oficiales dicen que son tres elementos de Fuerza Civil y dos de la Dirección General de Investigaciones (DGI) – fueron detenidos por estar directamente involucrados en el atentado y fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia. Aunque ha habido varias contradicciones entre el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua, y los primeros reportes que se arrojaron a la opinión pública, tratando de deslindar a Fuerza Civil del suceso, y culpando a un policía rural y cinco elementos de la DGI, este no es el primer caso donde elementos de dicha institución se ven inmersos en delitos de esta naturaleza en los últimos años.

Vale la pena recordar brevemente la historia de dicha institución – y el contexto de inseguridad que vivía Nuevo León –  y cómo paulatinamente Fuerza Civil fue perdiendo el reconocimiento y los resultados que tuvo en un inicio, debido a la soberbia y desconocimiento sobre el tema de unos cuantos. Durante los sexenios de los ex gobernadores Natividad González Parás (2003-2009) y con mayor despunte en el de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), Nuevo León vivió un contexto de violencia sin precedentes. La debilidad institucional y la incapacidad de los gobiernos estatal y municipales de garantizar a sus gobernados un clima de seguridad y paz social, fomentó el inició de una nueva etapa en la relación entre la Iniciativa Privada (IP) y el Ejecutivo estatal. 

A partir de esta colaboración – junto con Universidades de la entidad y algunos grupos de la Sociedad Civil – surgió el ambicioso programa denominado “Alianza por la Seguridad”, donde se lograron acuerdos hasta ese momento impensables. Entre ellos, destaca el diseño de un nuevo modelo policial estatal llamado Fuerza Civil, siendo este resultado de una suma de esfuerzos sociales.

En mi tesis de licenciatura – donde analizo la relación entre la Iniciativa Privada y el Gobierno del estado, a la luz del diseño de esta política pública – pude constatar en base a entrevistas a actores involucrados en el diseño y a la investigación y análisis de indicadores, dos puntos importantes: El primero, Fuerza Civil tuvo un éxito parcial de acuerdo a diferentes indicadores, pues tres delitos principales que habían aumentado de manera muy acelerada, disminuyeron considerablemente en la entidad (homicidio, secuestro y extorsión) los años posteriores a la implementación de esta política pública, cuando en el resto del país, la situación era distinta – de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – y el segundo, que con sus resultados inmediatos lograron captar un alto nivel de aceptación entre la sociedad neoleonés, incluso, fue un modelo policial ejemplo a nivel nacional. 

¿Qué hacía distinta a esta corporación policial a la de las otras 31 entidades? 5 puntos importantes: El primero, el número de efectivos – debía alcanzar a 15mil al final del sexenio -; el segundo, los sueldos de los efectivos, donde alcanzaba (con prestaciones) hasta los 20,000 pesos; el tercero, la formación, seis meses de academia de policía complementados por el programa SINERGIA de formación continua; el cuarto, la participación activa de la iniciativa privada, pues buena parte del gasto de lanzamiento y del primer año de sueldos fue asumido por algunos empresarios de Nuevo León; y el quinto, que el reclutamiento de los policías se hizo en diversos estados, únicamente a personas que nunca antes hayan estado en alguna corporación policial, ni fuerzas armadas, es decir, sin experiencia – algo que sin duda tiene sus pros y contras -. 

Entonces, ¿Que pasó con tan innovadora y prestigiada institución? ¿Quién es, el o los responsables de la ruina de Fuerza Civil?

En el entendido de que una institución no se construye en tan poco tiempo y mucho menos si de seguridad pública se trata – pues requiere tiempo para madurar – y que las políticas de seguridad deben ser integrales, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” al tomar protesta y no entender esto – o no querer entenderlo – modificó en el transcurso dicha política pública; el primer cambio: apenas tomando el cargo, corrió a los mandos civiles y puso militares, rompiendo con la esencia de la política, a lo que yo todavía no entiendo qué parte de “Civil” no entendió de “Fuerza CIVIL” el gobernador.. y por otro lado, prácticamente se olvidó a la iniciativa privada, pues se limitó su participación en buena medida, lo que generó el actual descontento del sector empresarial de Nuevo León, pues consideran que no se ha dado seguimiento al proyecto que ellos crearon.

Para obtener resultados, hay que tener continuidad en la construcción de instituciones, si seguimos con la mentalidad de que cada 6 años significa un “borrón y cuenta nueva” no se va a poder progresar en un tema tan sensible y con tantas aristas como lo es la seguridad pública, la realidad, – les guste a algunos o no – es que algunas cosas si se venían haciendo bien, debido precisamente a que, se fortaleció la relación entre muchos actores generando una gobernanza democrática real.

En perspectiva comparada, se puede ver una similitud con lo que recientemente ha venido sucediendo a nivel federal en el tema de seguridad y en lo cual, se debe poner especial atención por parte de la sociedad civil, oposición y ciudadanos en general, pues es que no se trata de desmantelar todo lo que había, si no de conservar lo que funciona y mejorar lo que no. La Seguridad pública no se trata de si la ponemos en la Secretaría de Gobernación o en la Secretaría de Seguridad Pública, no se trata de si la llamamos Policía Federal Preventiva, Policía Federal, Gendarmería Nacional o la Guardia Nacional, no importa como le llames, si los procesos al interior, programas de prevención, protocolos, reformas institucionales, colaboración entre los tres niveles de gobierno, el marco legal, etc, no los modificamos todo va a seguir igual; el problema es de fondo, mientras sigamos cambiando únicamente la forma, el problema perdurará; como diría Albert Einstein “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero a algunos gobernantes, los ciega la soberbia.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar.