Fuerza Civil: La debacle de una institución

Comparte este artículo:

Luego de que una persona cayera del 14vo piso del edificio de departamentos “El semillero” en el centro de Monterrey, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que 3 elementos de Fuerza Civil  – aunque versiones extra oficiales dicen que son tres elementos de Fuerza Civil y dos de la Dirección General de Investigaciones (DGI) – fueron detenidos por estar directamente involucrados en el atentado y fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia. Aunque ha habido varias contradicciones entre el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua, y los primeros reportes que se arrojaron a la opinión pública, tratando de deslindar a Fuerza Civil del suceso, y culpando a un policía rural y cinco elementos de la DGI, este no es el primer caso donde elementos de dicha institución se ven inmersos en delitos de esta naturaleza en los últimos años.

Vale la pena recordar brevemente la historia de dicha institución – y el contexto de inseguridad que vivía Nuevo León –  y cómo paulatinamente Fuerza Civil fue perdiendo el reconocimiento y los resultados que tuvo en un inicio, debido a la soberbia y desconocimiento sobre el tema de unos cuantos. Durante los sexenios de los ex gobernadores Natividad González Parás (2003-2009) y con mayor despunte en el de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), Nuevo León vivió un contexto de violencia sin precedentes. La debilidad institucional y la incapacidad de los gobiernos estatal y municipales de garantizar a sus gobernados un clima de seguridad y paz social, fomentó el inició de una nueva etapa en la relación entre la Iniciativa Privada (IP) y el Ejecutivo estatal. 

A partir de esta colaboración – junto con Universidades de la entidad y algunos grupos de la Sociedad Civil – surgió el ambicioso programa denominado “Alianza por la Seguridad”, donde se lograron acuerdos hasta ese momento impensables. Entre ellos, destaca el diseño de un nuevo modelo policial estatal llamado Fuerza Civil, siendo este resultado de una suma de esfuerzos sociales.

En mi tesis de licenciatura – donde analizo la relación entre la Iniciativa Privada y el Gobierno del estado, a la luz del diseño de esta política pública – pude constatar en base a entrevistas a actores involucrados en el diseño y a la investigación y análisis de indicadores, dos puntos importantes: El primero, Fuerza Civil tuvo un éxito parcial de acuerdo a diferentes indicadores, pues tres delitos principales que habían aumentado de manera muy acelerada, disminuyeron considerablemente en la entidad (homicidio, secuestro y extorsión) los años posteriores a la implementación de esta política pública, cuando en el resto del país, la situación era distinta – de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – y el segundo, que con sus resultados inmediatos lograron captar un alto nivel de aceptación entre la sociedad neoleonés, incluso, fue un modelo policial ejemplo a nivel nacional. 

¿Qué hacía distinta a esta corporación policial a la de las otras 31 entidades? 5 puntos importantes: El primero, el número de efectivos – debía alcanzar a 15mil al final del sexenio -; el segundo, los sueldos de los efectivos, donde alcanzaba (con prestaciones) hasta los 20,000 pesos; el tercero, la formación, seis meses de academia de policía complementados por el programa SINERGIA de formación continua; el cuarto, la participación activa de la iniciativa privada, pues buena parte del gasto de lanzamiento y del primer año de sueldos fue asumido por algunos empresarios de Nuevo León; y el quinto, que el reclutamiento de los policías se hizo en diversos estados, únicamente a personas que nunca antes hayan estado en alguna corporación policial, ni fuerzas armadas, es decir, sin experiencia – algo que sin duda tiene sus pros y contras -. 

Entonces, ¿Que pasó con tan innovadora y prestigiada institución? ¿Quién es, el o los responsables de la ruina de Fuerza Civil?

En el entendido de que una institución no se construye en tan poco tiempo y mucho menos si de seguridad pública se trata – pues requiere tiempo para madurar – y que las políticas de seguridad deben ser integrales, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” al tomar protesta y no entender esto – o no querer entenderlo – modificó en el transcurso dicha política pública; el primer cambio: apenas tomando el cargo, corrió a los mandos civiles y puso militares, rompiendo con la esencia de la política, a lo que yo todavía no entiendo qué parte de “Civil” no entendió de “Fuerza CIVIL” el gobernador.. y por otro lado, prácticamente se olvidó a la iniciativa privada, pues se limitó su participación en buena medida, lo que generó el actual descontento del sector empresarial de Nuevo León, pues consideran que no se ha dado seguimiento al proyecto que ellos crearon.

Para obtener resultados, hay que tener continuidad en la construcción de instituciones, si seguimos con la mentalidad de que cada 6 años significa un “borrón y cuenta nueva” no se va a poder progresar en un tema tan sensible y con tantas aristas como lo es la seguridad pública, la realidad, – les guste a algunos o no – es que algunas cosas si se venían haciendo bien, debido precisamente a que, se fortaleció la relación entre muchos actores generando una gobernanza democrática real.

En perspectiva comparada, se puede ver una similitud con lo que recientemente ha venido sucediendo a nivel federal en el tema de seguridad y en lo cual, se debe poner especial atención por parte de la sociedad civil, oposición y ciudadanos en general, pues es que no se trata de desmantelar todo lo que había, si no de conservar lo que funciona y mejorar lo que no. La Seguridad pública no se trata de si la ponemos en la Secretaría de Gobernación o en la Secretaría de Seguridad Pública, no se trata de si la llamamos Policía Federal Preventiva, Policía Federal, Gendarmería Nacional o la Guardia Nacional, no importa como le llames, si los procesos al interior, programas de prevención, protocolos, reformas institucionales, colaboración entre los tres niveles de gobierno, el marco legal, etc, no los modificamos todo va a seguir igual; el problema es de fondo, mientras sigamos cambiando únicamente la forma, el problema perdurará; como diría Albert Einstein “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero a algunos gobernantes, los ciega la soberbia.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

La movilidad en Monterrey: entre contaminación y tarifazos

Comparte este artículo:

Desde hace algunos días se había anunciado que los regiomontanos se iban a encontrar con una sorpresa regresando de Semana Santa: el transporte público sería sujeto (nuevamente) a aumentos en sus tarifas. Pues el día de ayer anunció Manuel González, el secretario General de Gobierno, que el llamado Santo Tarifazo no se producirá, sino que durante la semana de Pascua se revisará. Más que suponer un tipo de alivio, realmente alarga la agonía. 

Desde finales de 2018 ya se había anunciado que los aumentos también se registrarían en materia vehicular, con rubros que sufrieron un incremento de hasta el 90% y con un pago de refrendo que asciende a los $3092 para vehículos en una franja de diez años (2009-2019). Si comparamos este último dato con los costos del año 2015 -año en que El Bronco recibió la gubernatura- el refrendo tenía tres costos según el vehículo: aquellos con cuatro años o menos pagaban $1401, los de entre cinco y nueve años pagaban $686 y los de diez o más años, una cuota de $379. Es decir, en algunos casos, los incrementos han sido de hasta el 451% en un lapso de cuatro años. A lo anterior hay que sumarle que la línea 3 del metro no entrará en funciones sino hasta octubre de 2020, a pesar de que las obras iniciaron en 2013.

Y es que, si con los aumentos de inicio de año a los automóviles se pretendía fomentar el uso del transporte público, el Santo Tarifazo es todo lo contrario. Pagar $15 por viaje en camión -para llegar a $18 en 2021- no es la manera correcta de incentivar el uso del transporte pues, aunque permite a los usuarios hacer recorridos largos, el transbordo sigue teniendo penalización. A esto hay que agregar la poca capacitación que se ofrece a los choferes y las condiciones en las que se encuentran la mayoría de las unidades y el ya evidente problema que tenemos en la ciudad: el tráfico, lo que se traduce directamente a contaminación.

Entonces, ¿cuál es la solución? Depende del problema a atacar. Resolver los aumentos por sí solos es muy complicado, pues el gobierno tendría que otorgar subsidios, lo que descompensa en otras áreas y provoca problemas en otros rubros. No nos dejaron de otra: habría que esperar a que saliera un nuevo presupuesto para revertir los aumentos, pero este tipo de ajustes rara vez se producen. Este pronóstico suena nada alentador.

Por otro lado, si lo que de verdad se quiere resolver es el tema de la contaminación (hay que recordar que es una de las justificaciones del alza en materia vehicular), entonces aumentar los impuestos en este rubro sí tendría lugar, pero la estrategia se cumple sólo si se acompaña de bajadas en los precios y reinversión al transporte público. Igualmente, se requiere una medida que ponga fuera de circulación los vehículos altamente contaminantes, pues su constante uso perjudica en ambos sentidos: más tráfico y más contaminación.

Aparte de esto, debe haber una transición entre vehículo particular y el transporte público. Mejoras al sector del taxi podrían ser una solución, pues una de las principales razones por las que los neoleoneses no utilizan el transporte público es la rapidez y la comodidad. En este sentido, la próxima uberización del taxi es podría ser un buen comienzo, pues reequilibra la balanza entre los servicios de transportación y favorece a la competitividad.

Visto de esta manera, queda claro que el Santo Tarifazo no resuelve ni uno ni otro problema, sino todo lo contrario: perjudica a la gran mayoría de la población y sigue hipotecando nuestro futuro. Ojalá y después de la semana de Pascua, ya con un poquito de claridad y descansados, Manuel González y compañía, ahora sí, diseñan una estrategia centrada en el uso eficiente de los recursos y pensando en la gente.

#ContraPortada: “Es ‘el Bronco’ el Peor Gobernador del País”

Comparte este artículo:

Una encuesta nacional reciente ha colocado -por segunda ocasión- al gobernador de Nuevo León como el peor evaluado del país. Lo hace en una época donde el Estado padece un gobierno ausente, sin resultados tangibles y donde la crisis permea en muchas áreas de la vida cotidiana del nuevoleonés.

¿De qué tamaño es el mensaje de ésta encuesta? Te lo explico:

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca [47.8%] que comanda un Estado atrapado desde hace varios años por el narcotráfico y en donde incluso autoridades de otros gobiernos han recomendado no visitar varias de sus ciudades por el peligro que esto conlleva, lo supera con una aprobación cinco veces mayor a la que tiene en estos momentos Rodríguez Calderón. 

Incluso, el polémico futbolista y ahora gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco [12.8%] ésta un 3.3%  por encima del mandatario nuevoleonés en la aprobación de su gobierno aún en los pocos meses que ha estado al frente y pese a contar con un gabinete que no goza de experiencia y capacidad.

Son muchas las demandas que hoy tiene molestos a los ciudadanos de Nuevo León, propuestas de campaña que están lejos de cumplirse y un gobernador que pasó de la cercanía al ausentismo en tan solo unos años.

El ineficiente plan [si es que existe] contra la contaminación que hoy respiramos todos los días y que han causado más de 1, 200 muertes se han convertido en uno de los clavos más grandes del ataúd al que está sometido el gobernador.

Una crisis de inseguridad que se percibe en las calles y que es imposible ocultar convirtiendo al 2018 como el año más violento de los últimos 6 años, superando los 800 homicidios dolosos y ocupando en diversos momentos el #1 lugar en feminicidios a nivel nacional con más de 90 por año. Además de la poca confianza que los ciudadanos tienen en Fuerza Civil y en las policías municipales, en quienes ven un enemigo más y no un protector de su patrimonio y calidad de vida.

El pésimo servicio del transporte público y el inevitable aumento de sus tarifas, además del reciente incremento a los impuestos vehiculares.

Se suman a una fallida campaña presidencial en la que siempre estuvo lejos de ser presidente y, además, acabó por enterrar la figura independiente que él encabezaba y que resultó en las derrotas electorales de destacados independientes en el país como Pedro Kumamoto y Manuel Clouthier. 

Para nadie es sorpresa que ésta encuesta nacional lo nombre por segunda ocasión como el gobernador peor evaluado del país, se lo ha ganado a pulso ya sea por falta de capacidad o por una débil voluntad política.

Dicen que prometer no empobrece a los políticos, pero en el caso de “El Bronco” fueron sus propias promesas las que terminaron por cavar su tumba.

La raza paga, la raza manda…

Abucheos a AMLO dividen opiniones entre los políticos

Comparte este artículo:

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, consideró que los abucheos lanzados ayer contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la inauguración de un estadio de beisbol, son parte de la libertad de expresión.

Entrevistada en Palacio Nacional, luego de la instalación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, la funcionaria sostuvo que la respuesta del Mandatario contra la llamada “porra fifí” también se escribe en el marco de ese derecho.

“El Presidente ha sostenido siempre la libertad de expresión irrestricta y esto es parte de la diversidad y de las manifestaciones de la libertad de expresión. El Presidente siempre ha sido respetuoso de las libertades”, dijo Sánchez Cordero.

Pero se molestó y culpó a la “porra fifí”, se le cuestionó.

“Está en su derecho de manifestarse y también a la libertad de expresión, así como también ellos lo tienen”, respondió la titular de la Segob.

¿No es un indicio de que se acabó la luna de miel?, se le volvió a preguntar.

“Creo que el Presidente tiene muy claros sus objetivos y va tras ellos, independientemente de cualquier cosa. Tiene una claridad verdaderamente impecable de lo que quiere en su Gobierno y hacia dónde va”, mencionó Sánchez Cordero.

Entrevistado por separado, el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, atribuyó la rechifla a los sectores de la población que aún no han superado el triunfo del tabasqueño en la elección presidencial.

“Lo que sucede es que todavía hay a quien le duele que ganamos contundentemente en el País. No me atrevo a calificar (si fue orquestado) porque son situaciones que se pueden presentar”, aseveró.

El Gobernador independiente de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, sostuvo que la reacción de los aficionados en el estadio pone en evidencia que el Presidente y su equipo se han tardado en cumplirle a los ciudadanos.

“Pues, ya está siendo Presidente. Se necesitan más acciones y más velocidad en las acciones”, señaló “El Bronco”.

“La luna de miel en el matrimonio dura 15 días, una semana, aquí el tema es que el Presidente tiene que urgir a su equipo, la mayoría de los recursos no llegan a los estados, están detenidos, son anuncios, está detenida la inversión pública”, comentó el Gobernador.

Sin embargo, Jaime Rodríguez consideró que cualquier funcionario puede ser abucheado en los estadios, porque los asistentes van en busca de un espectáculo y no de integrantes de la clase política.

“La raza va a ver el espectáculo, la gente va a ver el beisbol, no al Presidente. En el beisbol se le grita a todos, la raza ya quería ver el juego más que los discursos de un político”, manifestó.

En contraste, otros Gobernadores condenaron la rechifla contra el Jefe del Ejecutivo tras advertir que el País requiere de un clima de conciliación y no de agresiones verbales.

El Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, reprobó el abucheo y aseguró que hay otras maneras de expresar inconformidades sin convertir a los actos públicos en algo desagradable.

El priista recordó que los Mandatarios locales también han sido vilipendiados en los actos de Presidencia, por lo que llamó a dejar de lado esas conductas que sólo llevan a “la chacota”.

“A mí no me gusta que nadie abuchee al Presidente de la República, tiene que haber un respeto por las instituciones y por las personas. Así como no me gusta que a los Gobernadores los abucheen”, expresó.

“Debe haber un respeto por las instituciones y por las personas. Espero que nadie abuchee ni al Presidente, ni a los Gobernadores, ni a las autoridades, para que esto no se convierta en una chacota, en una práctica de chacota que no es sana absolutamente para nadie”.

El Gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles, consideró que las manifestaciones contra López Obrador no son sanas.

“No es bueno eso, yo creo que lo que tenemos que (hacer), como él mismo lo ha dicho, buscar que haya una reconciliación, que haya diálogo, entendimiento, en lugar de descalificaciones y abucheos”, indicó.

Paga “el Bronco” 54 millones de pesos por un dron

Comparte este artículo:

El gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, adquirió un “potente dron” por 54 millones de pesos, el aparato fue presumido el día de ayer en la Explanada de los Héroes, frente a Palacio de Gobierno.

El secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci, destacó que se trata del primero avión no tripulado adquirido por el estado.

Fasci detalló, que el dron tiene unas dimensiones de poco más de 3 metros de largo y velocidad de hasta 120 kilómetros por hora y que será utilizado para localizar objetivos por parte de los cuerpos de seguridad estatales y federales. 

El funcionario estatal dijo que la fabricación y el desarrollo del proyecto costo 54 millones de peso, y que hubo participación de empresarios.

Rodríguez Calderón, aseguró que es prácticamente imposible derribar y que se diseño en coordinación con la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y que por lo tanto no sabía el costo preciso del equipo.

Va Estado por un aumento moderado del transporte

Comparte este artículo:

El secretario General de Gobierno, Manuel González, dio a conocer que estudian un incremento moderado en las tarifas del transporte público, esto luego de que ayer transportistas de por lo menos tres rutas suburbanas subieron sus tarifas, ante el rechazo del Gobierno estatal de autorizar un aumento.

El día de ayer tres rutas suburbanas aplicaron las tarifas que el Gobierno de Rodrigo Medina les autorizó en diciembre del 2014, pero que bajaron en el 2016 tras un acuerdo con el Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”.

“Ellos dice: ‘A ver no nos aumentes, regresa las tarifas de Rodrigo y con eso estamos conformes’, y cómo no, si les autorizaron hace cinco años 7 pesos. Ahora lo que estamos tratando de haces es que sea de manera moderada… son demasiado cara las que les autorizaron hace cinco años”, dijo Gonzalez.

El funcionario estatal reiteró que una de las opciones es el incremento de dos pesos a la tarifa de usuario que no utilizan la tarjeta Feria, que representan el 73% del total.

Se espera que el día de hoy se convoque a sesión al Consejo Estatal del Transporte.

“El Bronco” dice que tiene el WhatsApp de… ¡Dios!

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, aseguró que el habla por WhatsApp con Dios, esto en el marco de un evento por el segundo aniversario del Colegio de Bachilleres Militarizado.

“Yo habló con Dios todos los días para platicarle mis broncas, mis problemas y pedirle ayuda”, dijo Rodríguez Calderón.

“Tengo su WhatsApp y le mando WhatsApp y a veces me los contesta, pero sé que anda muy ocupado”, aseguró.

Por otro lado, “el Bronco” comentó que no quiere darle mucho trabajo.

“Nadie debemos de darle trabajo a Dios nosotros tenemos que resolver nuestros problemas”, sostuvo.

Por último, confesó que cree en Dios, pero no es una persona religiosa.

“Voy a la iglesia a veces porque alguien fallece o algún bautizo o una boda”.

¡Hacen historia! Celebran primer matrimonio igualitario en Nuevo León

Comparte este artículo:

Tras seis horas de espera y hasta rechazó por parte del Registro Civil, por fin se concretó en Nuevo León el primer matrimonio igualitario, sin necesidad de un amparo.

Al grito de “Sí se puedo, sí se puedo”, integrantes de la comunidad LGBT que asistieron al enlace, celebraron la unión civil de Amatzu Aranda Conchola y Janneth Olivia Piña.

La pareja se apersono en la Oficialía 1 del Registro Civil en San Nicolás a las 15:00 horas pro la unión se efectuó hasta cerca de las 21:00 horas, esto debido a que el Registro Civil argumentó que no tenían una notificación del Congreso local para temiera a las uniones del mismo sexo.

Fue por la noche, cuando el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” y Manuel González, Secretario General de Gobierno, dieron luz verde al Registro Civil.

“Hubo muchas trabas, pero, al fin, ya somos esposas. Fue una lucha por muchos años del movimiento y de todas las personas que están detrás de esto. Hay gente que no lo alcanzó a ver y por ellos estamos aquí”, expresó Amatzu.

El director general del Registro Civil en el estado, Fernando Marín, aseguró que ahora en adelante parejas del mismo sexo pueden contraer matrimonio bajo el mismo procedimiento.

Cabe recordar que el pasado 19 de febrero, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) inválido los artículos del Código Civil del estado que prohiban los matrimonios igualitarios.

Fuerza Ambiental

Comparte este artículo:

¡Vergüenza para las autoridades, que sean federales, estatales o municipales, cuando son niños los que ponen el dedo en la llaga y que les llaman la atención por la mala calidad del aire que respiramos en Monterrey! En realidad, es una vergüenza la calidad del aire que hemos respirado en la zona metropolitana durante este invierno. 

Mientras el Bronco se iba a despilfarrar nuestros recursos en una campaña sin sentido para los nuevoleoneses, menospreciando el mandato para el cual había sido electo, insultando al pueblo de Nuevo León, nadie (¡ni el gobernador interino!) se preocupó  por tomar medidas para salvar a Monterrey de una asfixia lenta y segura. 

Nadie se preocupó de reclamar la mala calidad de los combustibles usados en la zona metropolitana, nadie se preocupó de señalar la criminalidad de una refinería que día a día nos envía sus venenos, ni de las pedreras, asesinas diarias con su polvareda que atascan las vías respiratorias, y menos de empresas que purgan sus gases tóxicos en la noche. Ni valen las normas federales, menos las estatales y los inspectores que sean municipales, estatales o federales no sirven ni para espantar a una mosca. 

Ojalá los papas de estos niños, todos de colegios de alto nivel social, tengan la capacidad de convocatoria para obligar a las autoridades de cualquier nivel a crear una fuerza de reacción para rescatar lo que pueda ser rescatado. Y no sólo la convocatoria, sino la capacidad de mostrar el camino para soluciones inteligentes, modernas y progresistas. Alborotar a los niños es un buen inicio. Una buena continuación será mostrar voluntad para cooperar con la autoridad, y dedicar recursos a encontrar la solución que todos esperamos. 

Hace días, evocamos la creación de una Fuerza Ambiental, sobre el modelo de la Fuerza Civil de los años 2011 y 2012, producto de los esfuerzos combinados de las autoridades civiles y de la propia sociedad, academia, empresas y organizaciones comunitarias. Cuando un problema se le atora a los gobernantes, urge que la sociedad civil acuda a sacudirlos y a mostrarles el camino. No hay que inventar el hilo negro. Solamente, se requiere hacer la tarea.  

Los gobernantes deben tener la humildad de aceptar que solos no serán capaces de solucionar el problema. La Sociedad Civil debe tener la disponibilidad de colaborar con el gobierno y mostrarle el camino para una solución eficaz. Va nuestra salud de por medio.

“El sur-sureste tiene la bendición de la naturaleza, pero la desgracia de la flojera”: El Bronco

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, aseguró que mientras el norte del País vence la adversidad, la región sur y sureste sufre “la desgracia de la flojera”.

Durante la inauguración de la Expo Internacional Cárnica y Láctea en Cintermex, Rodríguez Calderón, dijo ante Víctor Villalobos, Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, que el Gobierno federal debe reconsiderar sus políticas de apoyo.

“El norte vence la adversidad, mientras el sur-sureste tiene la bendición de la naturaleza, pero la desgracia de la flojera. No me arrepiento de decirlo de esa manera, tengo que decir porque la política del Gobierno tiene que ser potenciar a aquel que quiere trabajar, que se tiene que esforzar y que está en el sol”, dijo “el Bronco”.

Por otro lado, el mandatario estatal destacó la producción de carne en Nuevo León, asegurando que es superavitaria con relación a Estados Unidos. Además, agradeció que la Expo organizada por el Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne) se realice en Nuevo León.