¿Nuevos tiempos del Poder Judicial?

Comparte este artículo:

La autodenominada Cuarta Transformación, a pesar de sus aciertos o desaciertos, ha desencadenado una serie de debates o nuevas reflexiones sobre la concepción de diversos hechos, instituciones y posicionamientos. En el imaginario colectivo, así como la comentocracia y sujetos políticos, hemos entrado en una nueva dinámica de preguntarnos y cuestionarnos si verdaderamente nuestro Estado funciona como debería o como se establece en la constitución, leyes o conforme a las necesidades sociales. Una de esas interesantes nuevas reflexiones, tiene que ver con el Poder Judicial, en específico, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y su papel en el Estado-Moderno. A lo anterior, me refiero a las nuevas dinámicas en cómo se relacionan y accionan las instituciones públicas, el Estado de Derecho, la democracia y la sociedad moderna con sus nuevas exigencias. 

Este repensar respecto al papel de la Corte, tienen como origen la renuncia de Medina Mora como Ministro, y la serie de comentarios, injerencias, acusaciones y advertencias sobre la autonomía e independencia de nuestro máximo tribunal respecto con otros poderes públicos. En algo sin precedentes y ante el panorama crítico, el Ministro Presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, utilizó las redes sociales para declarar que el Poder Judicial Mexicano no debe ser oposición sino contrapeso, y que dichos términos no pueden confundirse, ya que “la Corte resuelve conforme a derecho y no con criterios políticos”, y remató contundentemente: “los contrapesos deben estar en el Congreso”. 

La declaración del Ministro Presidente, generó una serie de controversias que podemos resumir en dos posiciones principales; para cierto grupo de personas, la Corte debe y es un contrapoder del Ejecutivo y Legislativo, y otro grupo que coincide con el Dr. Arturo Zaldívar. El declaración no coincide plenamente con los postulados básicos de los tres poder establecido por Montesquieu en su obra “El espíritu de las leyes”,  ya que desde la concepción del filósofo político, en todos los Estados se encuentran tres poderes (los antes mencionados) porque “cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan en reunidos en una misma persona o corporación, entonces no hay libertad, porque es de temer que el monarca o el senado hagan leyes tiránicas para ejecutarlas al mismo modo”. En términos sencillos, debe de existir un poder dividido y no concentrado. En otro plano, Alexis de Tocqueville en “La Democracia en America” analizó la naciente y joven democracia estadounidense, en dicha obra dice que “la mayor dificultad no era saber cómo se iba a constituir el gobierno federal, sino como obedecerían las leyes”. Desde la perspectiva de Tocqueville la teoría debería llevarse a la práctica, por ello, necesitaron constituir un poder judicial independiente, ya que  “en los jueces descansa incesantemente la paz, la prosperidad y la existencia misma de la Unión, sin ellos, la Constitución es letra muerta” y en ese sentido, hacen un ejercicio de defensa de la constitución y del poder público. 

A pesar de todo lo anterior, lo que expresa el Ministro Presidente es también cierto, la Corte no es oposición, ya que no debe estar en constante conflicto de los demás poderes, sino accionarse cuando dichos entes han vulnerado la constitución, y en cambio, si pensamos que el Poder Judicial es oposición, se traduce en una dinámica repetitiva de oponerse, lo cual no es así. Lo que no está en debate, es la necesidad de consolidar una Corte y Poder Judicial independiente y separado del poder político. Sin duda, son tiempos complejos en los cuales estaremos en un continuo análisis de hasta lo que creíamos que era y no es. Cómo alguna vez escribió John Adams: “el Ejecutivo nunca ejercerá los poderes legislativo y judicial o uno de ambos, a fin de que sea un gobierno de leyes, y no de hombres”. 

Asegura Zaldívar presiones de Calderón por caso ABC y Cassez

Comparte este artículo:

El ex-presidente Felipe Calderón presionó al ministro Arturo Zaldívar por los casos de la Guardería ABC y la liberación de Florence Cassez. Esto lo afirma el mismo Arturo Zaldívar, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), durante una conferencia de prensa realizada el jueves 10 de octubre en el edificio sede del Máximo Tribunal. Durante esta misma conferencia dio a conocer la suspensión de un magistrado de distrito “por su presunta implicación en una red de corrupción e irregularidades graves en su situación financiera”.

Zaldívar advierte que en su administración “no ha habido, no hay y no habrá intocables. No se permitirá la corrupción y no se permitirá práctica alguna que sea indebida e indigna para el pueblo de México”.


(Con información de El Universal y Proceso.mx)

AMLO nunca ha presionado al Poder Judicial: Zaldívar

Comparte este artículo:

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, aseguró que el Mandatario AMLO nunca ha presionado al Poder Judicial.


“Lo he dicho y hoy lo reitero, el Presidente López Obrador ha sido profundamente respetuoso con la independencia del Poder Judicial, no hemos recibido de su parte ninguna insinuación, ninguna recomendación, mucho menos presión, en los asuntos que estamos manejando”,
indicó en entrevista con el Canal 11 del Estado.

En el mismo comentario, Zaldívar reveló que el ex Presidente Felipe Calderón sí presionó a los ministros de la Corte.

“Cosa que también he dicho no se podría decir de algún otro Presidente, que sí amenazó, que sí presionó, y que yo no sólo soy testigo, porque fui objeto de esas presiones (de) Felipe Calderón”, agregó.

Los dichos del Ministro ocurren en medio de las presuntas presiones del Ejecutivo para resolver si se construye o no el aeropuerto de Santa Lucía, de acuerdo con el colectivo #NoMasDerroches, que solicitó a la Suprema Corte resolver el asunto.

En repetidas ocasiones, el Presidente de la República ha calificado de corruptos a jueces y magistrados, y ha amenazado con ‘exhibir ‘a quienes han otorgado suspensiones en contra de la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía. Además, prácticamente a diario, como lo han constatado los medios de comunicación, funcionarios militares acuden al Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México”, señaló la organización.

 

(Con información de Reforma)

¿Sigma o hecho anunciado?

Comparte este artículo:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es la máxima autoridad judicial y nuestro Tribunal Constitucional. Desde la concepción de Charles Louis de Sécondat, Barón de Montesquieu, cuando en 1748 publica su conocida obra “Del Espíritu de las leyes”, donde vislumbra y contempla la separación de poderes. Charles decía que “si no estuviera separado el poder, se podría disponer arbitrariamente de la libertad y de la vida de los ciudadanos[…]”. En ese sentido, la SCJN ha tenido un largo, difícil y complejo recorrido para consolidarse lo que es en estos momentos. En días recientes, el Ministro Eduardo Medina Mora renunció a su cargo en la Corte, el cual hubiera concluido en el año 2030. Por supuesto, los comentarios no se hicieron esperar, de un lado están aquellos que gritan y aluden a una crisis dentro de la Corte; y por otro lado, aquellos que mencionan que el Ministro Medina Mora era un persona con un pasado denunciable y un presente aún peor, por lo cual no debe tomarnos por sorpresa este hecho. 

Podemos especular respecto al motivo del Ministro para renunciar a su cargo, sin embargo, ya que conforme a lo establecido en el artículo 98 de la Constitución, la renuncia de un ministro sólo es procedente por “causas graves” y debe enviarse al Presidente de la República para que, en su caso, acepte o niegue dicha renuncia. Sin embargo, el motivo de fondo que la opinión pública y la mayoría de los analistas atribuye a este hecho sin precedentes, es la columna de opinión escrita por Salvador García Soto y publicada en El Universal el 5 de mayo de este año. En dicha columna, el periodista hace publico un reporte de la National Crime Agency (Agencia Nacional del Delito) del Gobierno del Reino Unido, en donde detectan una actividad sospechosa respecto a “transferencias millonarias hechas desde México a cuentas del Ministro Medina Mora, en el Banco HSBC del Reino Unido de Londres por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas, que fueron depositados en los últimos 2 años”. También, el periodista hace mención al Reporte emitido por el Departamento del Tesoro de los Estado Unidos el cual “documentó que entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, 2 millones 130 mil dólares en los mismos años”:  

El tema generó en su momento tal nivel de controversia, que desde el Congreso de la Unión se tomaron tribuna por diversos legisladores para solicitar que el Ministro aclare dichos señalamientos. Lo cierto, es que estamos ante un hecho sin precedentes desde la reforma de 1994 que crea a la Suprema Corte como un tribunal constitucional. El único registro conocido fue en 1989 con el retiro voluntario del entonces Ministro Ernesto Díaz Infante por “motivos de salud”, sin embargo, estaba involucrado por la prensa en temas de corrupción.  

Si bien, el tema del Ministro y su desempeño como servidor público es en sí mismo un tema, los motivos de su renuncia otro y independencia del Poder Judicial de la Federación otro. El Presidente de la SCJN, el Ministro Arturo Zaldívar, tuiteó de manera inmediata a este hecho, que “la SCJN ha sido y seguirá siendo independiente y defensora de los derechos humanos todas y todos. Poder equilibrador que controla la constitucionalidad”, y en ese sentido debemos dirigir la discusión. Es equívoco pensar que la renunciar de Medina Mora es una influencia del Ejecutivo para cooptar, secuestrar o influir el máximo tribunal, ya que el pasado y desarrollo profesional de este personaje eran una carga que restaba credibilidad a la Corte, y que renuncia alguien que nunca debió llegar. Y de igual manera, este hecho se da en un contexto judicial interno en el cual el actual Presidente Zaldívar, tiene una política frontal contra la corrupción y los conflicto al interior del Poder Judicial, y por ello existe una probabilidad que la presión de su dimisión viniera desde dentro de la institución y no de fuera. 

Es de celebrar que el origen del debate respecto a este hecho, es porque en México estamos entendiendo, comprendiendo y asimilando el importante e imperativo papel que la SCJN tiene en el desarrollo jurídico, institucional, constitucional y democrático en toda nuestra vida pública. Pero como escriben Javier Martín Reyes y Jesús Garza Onofre en The Washington Post el 4 de octubre: “Se trata no sólo de la primera renuncia de este tipo en 25 años en México, sino también de la dimisión de un político poderoso que abre la puerta a una reconfiguración del tribunal constitucional mexicano”. El proceso de designación de Ministros de la Corte como está estipulado en el artículo 96 constitucional, en el cual establece que el Presidente enviará al Senado una terna de donde se designará a un candidato, como hemos sido testigos (incluso con el proceso para designar a Medina Mora), es un proceso jurídico y político para designar a los miembros de la Corte que no es lo suficientemente estricto, que permita la contradicción y un escrutinio profundo, que tenga como consecuencia que el candidato designado por el Senado sea el idóneo y se procure la independencia e imparcialidad de la SCJN. Es evidente que los ojos estarán centrados en el Senado y en la terna que envié el Presidente Lopez Obrador para llenar la vacante, y será una oportunidad histórica que no podemos desperdiciar. 

Tras Resolución a Favor a la Controversia Presentada por “el Bronco” Medina Mora Renuncia a la SCJN

Comparte este artículo:

Está tarde el ministro, Eduardo Medina Mora, presentó su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Once años antes de que diera por terminado su periodo. 

Medina Mora ingresó a la Corte en marzo de 2015 y su periodo vencería en el 2030. 

La renuncia presentada por Medina al ministro presidente Arturo Zaldívar, es un hecho inédito desde la reforma constitucional de 1994, que promulgó la actual Suprema Corte.

Lo acontecido se ve regulado por el Artículo 98 de la Constitución, este estipula que las renuncias de los ministros de la SCJN proceden por causas graves y una vez presentadas se someten para su aceptación al Titular del Ejecutivo, si éste la acepta, la envía al Senado para su aprobación. 

La SCJN informó al respecto por medio de sus redes sociales que: “En relación con la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora, esta oficina de comunicación social no cuenta con elementos para confirmarla y se mantiene a la espera del trámite que, en su caso, realice el poder ejecutivo y el Senado de la República, en términos del artículo 98 constitucional.”

Cabe mencionar que antes de que se presentase la renuncia de  Medina Mora, este había concedido una suspensión al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, impidiendo al Congreso local sancionar al mandatario por el presunto desvío de recursos para obtener firmas durante su campaña presidencial en 2018.

(Con información de Excélsior) 

Suprema Corte, Cannabis y Salud

Comparte este artículo:

La cannabis sativa es una de las plantas cuyas propiedades generan una fuerte discusión respecto a su consumo tanto en nuestro país como en el mundo. Ya sea desde un uso recreativo, médico o en rituales, la comúnmente llamada marihuana, ha ocasionado debates desde perspectivas biológicas, psicológicas, médicas y antropológicas, sin embargo, como escribe Juan Ramón de la Fuente (Ex Secretario de Salud y Presidente de la Academia Mexicana de Ciencias) “La marihuana es quizá el producto más conocido y también el más controvertido, pues dentro del imaginario social su consumo como droga (más allá de sus bases químicas, potencialmente dañinas para la salud) está ligado a un estigma que identifica a sus usuarios con la enfermedad y la delincuencia” y es en ese sentido de eliminar estigmas, donde debemos ubicar el análisis y discusión en favor de una política pública en materia de salud que tome en cuenta los diferentes productos como la marihuana. 

Lo anterior viene a colación y a manera de introducción, ya que la semana anterior, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), resolvió el Amparo en Revisión 57/2019 la cual es una sentencia que va a situarse como de las más relevantes en los últimos años y marca un episodio importante respecto al uso medicinal de la marihuana en México. El caso se trata de una familia, cuyo hijo necesitaba urgentemente un tratamiento médico basado en dicha planta ya que posee a un diagnóstico de epilepsia, sin embargo, en el Congreso Federal el 20 de junio de 2017, entró en vigor una reforma a la Ley General de Salud (LGS) que permite que productos derivados de la marihuana, puedan ser usado con fines médicos, pero el Legislativo fue omiso al vencer el plazo de 180 días para emitir una legislación que facilite y permita las modificaciones hechas a la LGS. La sentencia en innovadora en muchos sentidos, ya que encuentra que la omisión de las autoridades en emitir legislación secundaria de la materia, atenta contra el derecho a la salud, y como el caso en el que se centra en un menor, de igual manera encuentra una violación a los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes. En dicha sentencia, la Corte sostiene que “el Estado tiene la obligación de asegurar el más alto nivel posible de salud de las personas” y además “destaca que el interés superior de la niñez (en este caso), no se limita a escucharlo en su calidad de paciente y brindar la atención médica que requiera, también implica la asignación de recursos suficientes y la creación de políticas públicas para otorgar servicios médicos de la mejor calidad para su bienestar y desarrollo integral, pues de no existir esas medidas, el ejercicio del derecho se encontraría limitado”. Ello resulta interesante, al observar que nuestro máximo tribunal ahora tiene una labor más cercana y concreta a la hora de establecer directrices y principios en temas de políticas públicas específicas. 

Como podemos observar, esta sentencia tiene el mismo ánimo que las emitidas desde noviembre del 2015, en donde la Primera Sala de la SCJN, determinó que el uso recreativo de la marihuana “encuentra cobertura en el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad y que su prohibición absoluta es inconstitucional” (Zaldívar Arturo, 2015). Es claro que estamos viendo un tema sumamente imperativo para nuestro sistema de salud y los tratamientos alternativos de diversas patologías, y como tema pendiente, la sentencia no es clara respecto a la generación y distribución de la marihuana, por lo cual todavía tenemos mucho que analizar, en palabras de Schopenhauer “la salud no lo es todo, pero sin ella, todo lo demás es nada”, y en ese tenor, las autoridades políticas y jurídicas deben entender los nuevos fenómenos en materia de salud. 

Apoya la Suprema Corte al aborto en caso de violación

Comparte este artículo:

Anteriormente, en el 2016, el poder ejecutivo del estado de Baja California, había iniciado una orden constitucional, que permitirá a la mujer decidir si terminaría su embarazo, en caso de este ser resultado de una violación o agresión sexual. Posteriormente, esto pasó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la cual se estará discutiendo próximamente dentro del pleno

 

La norma, establece que se tiene que poner por escrito, el hecho de que este embarazo haya sido producto de agresión sexual. Sin necesidad de tener que haber hecho denuncias previas, ni haber autorización legal externa. 

 

El presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, reiteró la importancia de la decisión de continuación en el tiempo de gestación de un embarazo no deseado. Afirmó, que también es indispensable que el estado apoye a las mujeres y sus decisiones, en vez de criminalizarlas. Esta Ley de Normalización y Metrología, hasta ahora tiene la mayoría de ocho votos en la SCJN. 

Corte desechará impugnaciones contra ley salarial

Comparte este artículo:

En la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tres de los ministros se han pronunciado por desechar las impugnaciones contra la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos que establece que ningún funcionario deberá ganar más que el presidente de la República.

Se trata del ministro presidente Arturo Zaldívar, así como de las ministras Yasmín Esquivel y Norma Piña quienes este lunes rechazaron el proyecto que propone la invalidez de la legislación que fue presentado por Alberto Pérez Dayán.

El argumento es que, según los ministros, 15 de los 17 artículos que conforman dicha ley fueron recientemente reformados en abril pasado para adicionar algunas definiciones, principios, corregir ortografía y otros errores y omisiones, por lo cual consideran que el máximo tribunal no debe analizar la constitucionalidad de la ley que ha sido reformada casi totalmente.

“En conclusión y en mi opinión, el decreto publicado el 12 de abril modifica el sistema normativo previsto en el decreto impugnado, al grado de que han cesado los efectos jurídicos del decreto impugnado en estas acciones y, en consecuencia, votaré por el sobreseimiento total de este asunto y, en caso de no alcanzarse la mayoría simple para lograr este objetivo, con estos argumentos votaré contra todo el proyecto en su integridad”, señaló Zaldívar Lelo de Larrea.

“En virtud de que votaré por el sobreseimiento de esta acción de inconstitucionalidad y su acumulada, por la totalidad de las normas el decreto impugnado, porque constituye un sistema normativo cuyos efectos han cesado debido a una reforma posterior-criterio que he reiterado desde hace tres años- ahora, incluidas las normas penales, por las razones que he dicho, para preservar la coherencia de mi votación, no me voy a pronunciar sobre el fondo en relación a la constitucionalidad o no del decreto mencionado”, dijo por su parte Norma Piña.

La votación de Zaldívar no tiene precedentes, pues, por primera vez desde que asumió la presidencia de la SCJN en enero pasado, el ministro adelantó el sentido de su voto y añadió que debe decretarse el sobreseimiento del caso en su totalidad.

La postura fue acompañada por las ministras Esquivel Mossa y Piña Hernández, quienes además adelantaron que votarán en contra de todo el proyecto y por sobreseer las impugnaciones presentadas por senadores y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para invalidar la ley.

Si mañana que continúe la difusión otro de los ministros se pronuncia en el mismo sentido que sus tres compañeros, sería imposible alcanzar la votación calificada de ocho, necesaria para invalidar la Ley Federal de Remuneraciones.

(Fuente: El Mañanero Diario)

“No aceptamos que haya corrupción en el Poder Judicial”: AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno no aceptará que haya corrupción en el Poder Judicial de la Federación, luego de que el diario Reforma publicó que Morena planteó al presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, impulsar reformas para combatir la corrupción y erradicar el nepotismo y los privilegios en este sector.

“No aceptamos que haya corrupción en el Poder Judicial. Somos respetuosos del Poder Judicial, pero cada vez que un juez libere (a un acusado) con elementos legaloides, de forma, no de fondo, que porque está mal integrado el expediente, lo vamos a denunciar, como se va a denunciar cualquier presunto acto de corrupción”, aseguró este lunes.

En su rueda de prensa matutina, el mandatario señaló que es importante la denuncia pública y que todos los ciudadanos participen para combatir la corrupción y actúen “como guardianes”.

De acuerdo con Reforma, el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, envió un escrito a la Corte en el que planteó la necesidad de dotar al Poder Judicial de mayor credibilidad, transparencia, austeridad y legitimidad ante la ciudadanía. Asimismo, propuso actualizar el marco jurídico en el sistema de concursos para la designación y rotación de jueces y magistrados.

En la misiva citada, el legislador acusó a 10 jueces y magistrados que presuntamente amasaron fortunas, adquirieron bienes millonarios, sostuvieron reuniones con familiares de narcotraficantes y favorecieron con resoluciones a narcos o políticos, entre ellos, el magistrado Isidro Avelar Gutiérrez, el magistrado Jorge Figueroa y el magistrado Hugo Ricardo Ramos Carreón.

Ponen “bozal” a jueces para que no critiquen a AMLO

Comparte este artículo:

El diario Reforma dio a conocer hoy un audio en el que se revelan las advertencias de una magistrada de Jalisco hacia sis homólogos para detener las críticas contra el presidente.

“(Pérez Daza) lo citó en el Consejo era decirle que, de continuar con este tipo de actitudes que tienen que ver con posicionamiento, comentarios, comunicados, en contra de AMLO o de la forma en que está ejerciendo el poder, o de que haya ataques a nuestra independencia o nuestra autonomía, o que el Ministro presidente (Arturo Zaldívar) está alineado con él (…) se van a iniciar procedimientos de responsabilidad en contra de quien continué haciendo ese tipo de comentario”, se le escucha decir a la magistrada del Séptimo Tribunal Colegiado Administrativo de Jalisco, Claudia Mavel Curiel López.

De acuerdo al audio que fue compartido por Reforma, Curiel López informó de la nueva directriz del Poder Judicial de la Federación (PJF) en una reunión con magistrados de su circuito.

La magistrada habría argumentado que el mensaje le fue transmitido por el director de la Asociación Nacional de Jueces y Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del PJF, tras reunirse con Alfonso Pérez Daza, consejero de PJF.

Curiel advirtió a Pérez Daza que ya se tienen detectados a los críticos del jefe del Ejecutivo, pero que antes de actuar, los quieren llamar a “la prudencia”.