El cumplimiento de la Ley




¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir “mugre gobierno? ¿También el típico “por eso estamos, cómo estamos”? Y luego vemos que esas personas son las primeras en incumplir la ley, manejan a exceso de velocidad, se estacionan en lugares prohibidos, no respetan los espacios públicos, tiran basura en la calle, no respetan al peatón y al ciclista.

Ayer en un grupo de Facebook me tocó ver algo por el estilo, un padre de familia se quejaba que lo estaban infraccionando por estar mal estacionado (en una esquina donde interrumpía el flujo de peatones), su argumento ante el oficial de tránsito era que siempre se había estacionado así, ¿por qué lo infraccionaban ahora, si siempre habían sido así las cosas?

Básicamente estimado lector, es como si los políticos nos dijeran que para qué los investigamos si siempre han sido corruptos.




Todo parece indicar que hoy en día los gandallas tienen una serie de pretextos para evadir la ley, entre ellos está el culpar a otros por “hacer lo mismo”, echarle también a los gobernantes por ser corruptos y no respetar la ley, también el típico pretexto que están enfermos, o tienen a un familiar enfermo.

El detalle es que nosotros como ciudadanos debemos de respetar siempre las leyes y los reglamentos, también las autoridades no están para avisarnos si lo estamos haciendo bien o lo estamos haciendo mal, repito, nosotros debemos de saber nuestros derechos y obligaciones.

En las próximas semanas Altavoz sacará un Manual de los Gandallas, resumiendo todos los pretextos que hemos escuchado de gente gandalla en todo México, no solamente en Monterrey, el punto de ese manual es hacerle ver a la gente que tan ridícula se escucha al tratar de evadir una infracción. No por nada en estos tiempos existen tanos #Lords y #Ladys.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El valor de la Libertad de Expresión

Hace unas semanas el colaborador que lleva por nombre Inspector Político publicó una nota de investigación en la cual resumía una red que funcionaba en modo de caja china para desprestigiar a ciertos miembros del Congreso Local.

Esta nota ha creado diferentes reacciones, unas a favor, otras más en contra y que la columna menciona en sus líneas. Pero esta misma columna ha llevado a “sospechosísimos” o acusaciones por parte de algunas personas afirmando que somos un medio comprado por cierto diputado o que pertenecemos a este personaje. Escribo estas líneas con el fin de aclarar esta acusación.

Desde sus inicios Altavoz ha tenido el objetivo de acumular diferentes puntos de vista de la noticia, no solamente uno. Por esto mismo, en varias ocasiones hemos tenido opiniones de nuestros colaboradores y réplicas a las mismas columnas. Un ejemplo de esta apertura es cuando le dimos espacio a Gerardo Rico Sánchez para publicar las pruebas que dijo tener en contra de la bancada de Movimiento Ciudadano, a pesar de que el Sr. Rico insultó inicialmente a nuestro equipo de redes sociales. En las pruebas dice el mismo autor se comprueba los gastos excesivos de dicha bancada y al día siguiente tuvimos la réplica a esta columna.

Por lo tanto, cuando tenemos las opiniones de dos lados me sorprende que personajes como el Sr. Gilberto Lozano, nos acuse de ser una página manejada por el Dip. Samuel García. Estoy seguro que el Sr. Lozano desconoce el trabajo que se hace en Altavoz y la variedad de colaboradores de todos los colores que participan de forma casi semanal.

Espero que el problema, que tiene el Sr. Lozano, no sea de visión, esa visión irreal que el mundo es de blanco y negro y si no estás 100% de su lado, signifique que estás del lado “enemigo”, porqué a decir verdad Altavoz cómo medio no tiene lado, no tiene preferencia partidista ni le da más o menos espacio a unas personas que a otras. Creemos en el valor de la libre expresión y de la diversidad de puntos de vista, y más importante aún, estamos a favor y nos emociona el debate dentro de nuestra plataforma.

Por lo tanto, quiero abrirle el espacio al Sr. Lozano, a quien considere pertinente o que represente a su organización, con el fin de que participe en este espacio y/o haga una réplica a cualquier columna que en el pasado o futuro no concuerden.

Ese es el tipo de medio que somos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Carta Abierta a los Medios de Comunicación

Desde el proceso electoral del año pasado, existe en Nuevo León un alta incredulidad a los medios de comunicación tradicionales, sean escritos, radiofónicos o televisivos y con justa razón. El año pasado vimos como el proceso era politizado por los medios, por un lado apoyando a la candidata Ivonne Álvarez y por el otro un apoyo relativo a Jaime Rodríguez Calderón. Los medios, por intereses propios, agarraron partido, algo que nadie en la industria debe de hacer.

Esta idea de tener medios de comunicación controlados por grupos de poder me llevaron a crear lo que hoy se conoce como Altavoz. Me aterra la idea de que la desinformación en un futuro controle a la gente. Lo que me preocupa es que ahora la gente simplemente no cree en ningún medio, y existe ciertamente una intolerancia a la crítica y a las opiniones diferentes.

Lo que me preocupa es que ahora la gente simplemente no cree en ningún medio, y existe ciertamente una intolerancia a la crítica y a las opiniones diferentes.

“Medio vendido”, “Bots”, “PeñaBots”, “¿Por qué no criticaban así a Medina?”, “Es por que ya no les dan cheque”, son algunos de los comentarios que veo constantemente en la página y en Facebook cuando se hace crítica al actual gobierno. Ni somos Peñabots, ni tampoco nos sentimos mal por que no recibimos ni un centavo del gobierno; ni estamos vendidos con nadie y nunca lo estaremos.

Entiendo la fuente de esta desconfianza, pues se ha generado por los medios que realmente estuvieron vendidos, que los llamo por nombre: Televisa, Multimedios y hasta cierta medida TV Azteca. Pero les contaré un secreto: hay una diferencia entre esos medios y los medios independientes como nosotros.

El Arq. Benavides, María Julia la Fuente y Gregorio Martínez no son periodistas, son lectores de noticias, pues tienen una pantalla enfrente de ellos que les dice qué decir y cómo actuar. Al contrario, San Juana Martínez, Carmen Aristegui y Jorge Ramos son periodistas; pues verá, un periodista se la pasa horas y horas enfrente de una computadora o en un teléfono consiguiendo fuentes, o en el campo de batalla consiguiendo la información y yendo por la noticia. De ahí, se generan investigaciones y se revelan cosas como el Caso de la Casa Blanca, que es el más afamado de los últimos dos años.

Un periodista se la pasa horas y horas enfrente de una computadora o en un teléfono consiguiendo fuentes, o en el campo de batalla consiguiendo la información y yendo por la noticia.

Altavoz busca ser siempre neutral, atrayendo opiniones a favor y en contra de personajes políticos. ¿A caso quiere usted un medio que hable el 100% del tiempo bien del gobierno actual? Digo, a final de cuentas es lo que hacían otros cuando estaba Medina. Si el día de mañana alguien hace algo bueno, lo aplaudiremos; pero si hay algo malo, lo vamos a criticar y lo vamos a hacer saber.

Lectores, tenemos que entender que siempre habrá opiniones en contra de lo que nosotros pensamos, pero esto no hace mala a una persona. Nosotros exponemos opiniones de todos los lados para que al final del día usted sea el que formule su propio punto de vista, con esperanza utilizando algo del material que aquí le exponemos.

Nosotros exponemos opiniones de todos los lados para que al final del día usted sea el que formule su propio punto de vista, con esperanza utilizando algo del material que aquí le exponemos.

Por el momento, duermo con tranquilidad porque se que estamos haciendo un buen trabajo, y comentarios como “Gracias, Altavoz, por enseñar esta información” o “Los sigo y muy buena labor” hacen que todos los días me levante y trabaje más duro que un día antes.

Hago un llamado a los medios de comunicación tradicionales a ajustarse a hacer una buena labor, a en verdad informar a la gente, no informar la línea de su compañía, porque así no se construyen sociedad sanas, sino enfermizas, ignorantes y llenas de odio.

Hago un llamado a los medios de comunicación tradicionales a ajustarse a hacer una buena labor, a en verdad informar a la gente, no informar la línea de su compañía, porque así no se construyen sociedad sanas, sino enfermizas, ignorantes y llenas de odio.

Les agradezco a todos nuestros lectores su confianza y siempre estaré al pendiente de sus comentarios.

Dimes y Diretes: “¿De mal en peor en Nuevo León?”

Desde el día de ayer, en diferentes medios de comunicación y en las redes sociales, comenzó a circular el rumor que el Gobierno Estatal de Nuevo León, encabezado por Jaime Rodríguez Calderón, “el Bronco”, iba a vetar la famosa Ley de Participación Ciudadana que apenas aprobó el Congreso Estatal el pasado 18 de diciembre de 2015. ¿Son los rumores ciertos?

El veto a la ley no es como lo quieren poner el diputado Daniel Carrillo y sus secuaces del PRI y PAN: dicen que “el Bronco” busca tirar una ley que contiene la “Revocación de Mandato”, ya que le tiene miedo.

Según fuentes confidenciales de Altavoz, los rumores son ciertos y podríamos ver el veto de la ley el día de hoy. Pero el veto a la ley no es como lo quieren poner el diputado Daniel Carrillo y sus secuaces del PRI y PAN: dicen que “el Bronco” busca tirar una ley que contiene la “Revocación de Mandato”, ya que le tiene miedo.

La Ley está tan mal redactada y fundamentada —dicen— que es muy fácil que el Poder Judicial con el uso de la Constitución tire partes de ella como lo es la famosa “Revocación de Mandato”.

Según estas mismas fuentes, el Gobierno Estatal está a favor de la Ley de Participación Ciudadana. No olvidemos que el mismo Bronco quiere que “la raza” lo evalúe a la mitad de su sexenio y de ahí el pueblo decida si sigue en la chamba o se va. La Ley está tan mal redactada y fundamentada —dicen— que es muy fácil que el Poder Judicial con el uso de la Constitución tire partes de ella como lo es la famosa “Revocación de Mandato”. Este ultimo punto ya había sido discutido por la colaboradora de Altavoz, María Santos en este artículo: http://goo.gl/UD8RAr .

Nuevamente caemos al juego de los partidos políticos. Daniel Carrillo fue tan lejos como para ayer acusar a la Bancada de Movimiento Ciudadano de estar de acuerdo con el Gobierno Estatal en vetar la ley, cuando han sido los ÚNICOS que no quieren que sea vetada ya que tienen miedo que el PRI y el PAN congelen la ley como lo han hecho los últimos 10 años; y prefieren que se publique la ley y en caso de controversia, que se pelee en tribunales.

Sinceramente, los partidos políticos tradicionales nuevamente nos querían vender gato por liebre. Ellos saben de los huecos legales que tiene la ley como actualmente esta y están jugando un doble juego: si el Gobierno Estatal no veta esta ley y la publica como está, corremos el peligro que luego el PRIAN se pase por el arco del triunfo la ley cuando usted ciudadano quiera quitar a su alcalde, y si el Gobierno Estatal veta esa ley, le echarán la culpa y lo tacharán de antidemocrático. La solución de MC suena razonable (que se apruebe como está y nos preparemos para las batallas legales), ¿pero los demás partidos estarán a bordo de ese barco?

No diré más al respecto, quiero saber SUS OPINIONES.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Dimes y Diretes”: Periodistas Hackeados

El día de ayer el sitio web de Altavoz, que ha sido mi casa desde el inicio de carrera de escritor (o séase hace como un mes), fue atacada y los servidores cayeron y, por lo tanto, el acceso a la página fue negado por casi 4 horas. COMO LO DIGO, ALTAVOZ ES MI CASA, y como mi casa, la defenderé. El ataque de ayer no fue solamente un ataque a un portal web, fue el ataque a la libre expresión en México… Otro ataque más. Como usted sabe, estimado lector, llevamos varias semanas diciendo lo que otros no se atreven a decir, en dar nuestra opinión sobre las injusticias que varios de nuestros gobernantes hacen. Que traten de hackear esta pagina web, es el colmo de los colmos. VAMOS A SEGUIR DICIENDO LO QUE LES INCOMODA A MUCHOS.

COMO LO DIGO, ALTAVOZ ES MI CASA, y como mi casa, la defenderé. El ataque de ayer no fue solamente un ataque a un portal web, fue el ataque a la libre expresión en México.

Hablando de hackers y de hackear cosas, ¿qué tal la hackeada… digo, posada que le organizaron los diputados a los periodistas locales a varios “periodistas” de la localidad? Según información que le llegó a “Dimes y Diretes”, los periodistas se sirvieron con la cuchara grande, pues los diputados sobornaron… Digo, le regalaron a los periodistas pantallas grandes entre otras cosas. Cabe mencionar que dudo mucho que estos “regalos” hayan venido sin algún costo para los “periodistas”. Pues a partir del año próximo tendrán que hablar puras flores sobre las acciones de nuestro Congreso Local, aunque nos hayan subido el 30% del predial y atenten en contra de nuestra salud.

Llevamos varias semanas diciendo lo que otros no se atreven a decir, en dar nuestra opinión sobre las injusticias que varios de nuestros gobernantes hacen. Que traten de hackear esta pagina web, es el colmo de los colmos.

Quiero cerrar el año con esta reflexión. El periodismo en Nuevo León esta cambiando a la velocidad de la luz. Hoy la gente no quiere ver al “arqui Benavides” ni a María Julia la Fuente, ya nadie les cree, están “hackeados”. Creo que el periodismo independiente es el futuro, sin intereses, con un punto de vista imparcial, pero aún más importante con el punto de vista del ciudadano. Lo dejo a su consideración.

El periodismo en Nuevo León esta cambiando a la velocidad de la luz. Hoy la gente no quiere ver al “arqui Benavides” ni a María Julia la Fuente, ya nadie les cree, están “hackeados”.

¡Les deseo una muy feliz Navidad y un prospero Año Nuevo!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”