#PulsoUrbano: “De baches, banquetas destruidas y luminarias rotas”

Comparte este artículo:

Tres son los síntomas escritos en este título que reflejan si hay o no hay gobiernos competentes en las Ciudades. La razón es sencilla. Las evidencias físicas de infraestructura no mienten.

Es difícil que aceptemos que todo está bien cuando esos detalles que hacen la diferencia entre una ciudad con calidad de vida para sus habitantes y otra que no, son la mejor muestra de que no es posible que así sea si los elementos básicos de las calles están en tales condiciones.

¿Por qué importan esas evidencias? porque la calle es la célula del espacio público. Es ahí en donde hacemos la mayoría de los tránsitos que no son de la vida privada. Por ahí pasamos, comemos, convivimos, nos detenemos a descansar, vamos hacia el trabajo o la casa… Vaya, las condiciones de salud, seguridad, servicios públicos de las calles importan en tanto ahí hacemos también la vida.

Por eso indigna tanto que no se pueda atender si quiera esos “detalles” que se vuelven relevantes una vez que ocurren “accidentes” derivados de una banqueta rota, por ejemplo. O, nosotras como mujeres cuando pasamos en espacios poco iluminados donde sabemos que algo podría suceder por cada luminaria que no funciona.

Entonces, de ahí que haya grupos sociales que defienden su pedazo de infraestructura a “muerte”. Producto de la ineficiencia, son las luchas más absurdas en pleno siglo XXI, pero existen… Los de las banquetas, los que tapan baches, los que reportan luminarias rotas. Y, así.

Debemos, Gobierno y ciudadanía, entender que poco podemos avanzar en el diseño de futuro de una ciudad a menos que se resuelvan estos mínimos de los que ni siquiera deberíamos estar preocupados. Porque los temas importantes de una urbe no son ni las banquetas (que de hecho ese concepto está por desaparecer) ni las luminarias ni los baches. Los problemas de las ciudades en el mundo hoy son discusiones muchos más profundas sobre energía, pobreza y exclusión social, contaminación del agua y aire, nuevas tecnologías, entre otros.

Ese es el debate al que debemos avanzar, una vez que gobierno y ciudadanía asumamos con responsabilidad el futuro que ya nos alcanzó y rebasó porque lo mínimo en infraestructura no es lo óptimo ni lo seguro.

#PulsoUrbano: “Eres el aire que respiro”

Comparte este artículo:

¡Qué frase tan romántica! Admitiré que es de mis favoritas… De no ser porque respiro ese aire y siento que en la ciudad en la que vivo, ¡es mortal! De hecho, sin ser la única, comienzo a estornudar, a sentir que tengo que inhalar más profundo y que me cuesta ver en la lejanía de esa “nata” denso color gris que nos impide visualizar con claridad el horizonte. Pero descubrí que sí, que no es una percepción personal, sino un grave problema de salud pública que está siendo mal atendido tanto en la prevención como en la reacción.

Es momento, en que poco sabemos qué es lo que tenemos que hacer ante la crisis ambiental que esta mala calidad del aire representa. Aunque los gobiernos están obligados a proveernos información, no toda la población se mantiene enterada. O no todos entendemos que esto está íntimamente relacionado con enfermedades cardiovasculares o que es altamente probable que tenga que ver con nuestras alergias y otros malestares respiratorios que no se quitan con cualquier dosis o con las frecuentes visitas al médico.

Algunos grupos de organizaciones de la sociedad civil están presionando para que se entregue la información completa. Hasta ahora, tampoco estamos tan en el “hoyo” como hace algunos años. Al menos ahora contamos con un semáforo que podemos consultar en diferentes sitios de Internet gubernamentales, así como la difusión en medios de comunicación masiva.

Pero, más allá de eso, ¿nos acostumbraremos a vivir así?, sobre todo, ¿a sabiendas que los costos de estas enfermedades o molestias derivadas las pagamos nosotros? Es difícil el panorama que presentamos.

Porque aún con esa entrega de datos, de poco sirve conocer que este día o tal otro día está más o menos contaminado, si no estamos haciendo algo para que las condiciones de contaminación del aire no condicionen nuestros hábitos o que sólo sean mero conocimiento de las razones que incrementan nuestros malestares físicos.

Si son las padreras, los autos; si es la conglomeración de personas; si es la falta de ética de las empresas; si es la inacción de los gobiernos… Lo cierto es que tendríamos que estar exigiendo que cualquiera que sea responsable de contaminar y agravar la situación que nos deja vulnerables ante escenarios adversos, sea castigado o sancionado como debería ser.

Nuestra vida es valiosa, respirar es uno de los actos mecánicos menos apreciados porque no es visible, sin embargo, de eso se sostiene los cuerpos humanos. Dicen que somos lo que comemos, pues para variar también somos lo que respiramos. Si eso que estamos respirando es de mala calidad, imaginemos sus consecuencias. ¿Qué es lo que se tiene que hacer? Primero, que nos cambien el sistema de monitoreo que es arcaico y fuera de los estándares internacionales. Esta proeza no sólo es para el estado de Nuevo León sino para el país. Es decir, que esta medición no tiene precisión, por lo tanto, lo primero es eso. Pero lo segundo tiene que ver con que tanto gobiernos como empresas tendrían que estar haciendo reglamentos y lineamientos de lo que se puede hacer o mejorar para dejar de contaminar. Así como programas de reacción desde las secretarías de salud pública que son los primeros que atienden pacientes con diversos síntomas relacionados.

Además, de los castigos o incentivos para las conductas que favorezcan la calidad del aire. Nosotros, tendríamos que ocuparnos de mantener el tema como prioridad y vigilarlo desde cada una de nuestras trincheras. Que la mala calidad del aire no discrimina. Sus costos elevados son para todos. No, no quiero el aire que respiro. Ni que seas el aire que respiro, si no es el aire que asegura o garantiza mi salud y la de los habitantes de esta ciudad.

#EspacioWiki: La política “A la Wiki”

Comparte este artículo:

Dicen por ahí que la ignorancia es la madre de todos los males. Bueno, con licencia creativa les escribo: la costumbre es la madre de todos los males y todos los “bienes” públicos.

Las actitudes individuales que con el tiempo se van enquistando como comportamientos inamovibles, terminan por marcar nuestra relación con la política y lo público.

¿Será hora de retar esas costumbres? ¿Habrá forma de irlas modificando para que nos lleven hacia mejores resultados?

Desde Wikipolítica Nuevo León pensamos que sí y nos planteamos nuevas formas de organizarnos; es decir, nuevas formas de hacer política y participar en las decisiones gubernamentales y legislativas.

 

Del “yo quiero” al “nosotros queremos”

Hacer política no se trata de lo que cada individuo quiere para sí. Hacer política se trata de un grupo de individuos que deciden buscar puntos de común acuerdo que generen beneficios totales mayores de los beneficios que pudieran generarse individualmente.

Entender este como el primer cambio de hábito es indispensable. De esta forma, conseguimos ver más allá de la basura que se acumula en la banqueta de nuestra casa o la luminaria fundida en nuestra calle. Comenzamos a ver entonces los problemas compartidos, como que quizá el servicio de recolección de basura es deficiente en esa colonia o que las luminarias de tres cuadras están también en malas condiciones.

Al cambiar este hábito de nuestra comprensión de lo público, empezamos a reconocer al otro como ser humano con los mismos derechos y persona con las mismas complicaciones que uno mismo.

Para lograrlo, debemos comenzar a hablar cara a cara y exponer nuestras opiniones con el objetivo de llegar a acuerdos, no de imponer una visión sobre otra.




Además, esto implica un primer voto de confianza. Se espera que uno sea franco y consecuente con los acuerdos alcanzados. Si no somos capaces de generar esas relaciones de confianza entre nosotros, será muy difícil lograr incidir en decisiones administrativas y legislativas.

El encontrar disposición para este primer paso en un grupo amplio de personas ya es un gran avance por sí mismo.

 

Del “líder único” a los “liderazgos fluidos”

Estamos acostumbrados a que la política necesita de liderazgos fuertes que consigan mantener a ese primer grupo de personas del que hablamos cohesionados y que logre imponer consenso. Estos liderazgos son prácticos, pero al final, terminan por debilitar al grupo en su conjunto porque dependen de una persona para conseguir sus objetivos.

La política a la wiki elige otra estrategia. Suponen un interés real de todos los miembros por colaborar con sus capacidades particulares y su tiempo.

El nuevo hábito busca generar liderazgos fluidos, los cuales son temporales y por “proyecto”. Los líderes levantan la mano o son propuestos para dirigir un proyecto con base en su capacidad y su disponibilidad de tiempo. De esta forma, los que conocen más el tema por estudios o experiencia y los que cuentan con más tiempo para invertir en coordinar ese grupo de trabajo, se convierten en líderes.

Importante destacar que estos liderazgos no suponen permanencia ni lealtad sin posibilidad de crítica. Cada responsable de proyecto es apoyado por un equipo de trabajo que puede ser tan crítico como debe serlo para asegurar el éxito del proyecto.

Este marco de nuevas actitudes también supone que cada miembro del equipo involucrado en el proyecto tiene una participación activa y cumple un rol de apoyo para el liderazgo temporal. De esta forma no se castiga la crítica, al contrario, se premia la iniciativa de cada uno de los miembros, inclusive si implica cuestionar al líder.

Sin embargo, esta forma de organizarse y hacer política cuenta con mayor capacidad para adaptarse en el tiempo. No importa si el líder actual se debe ausentar porque su disponibilidad de tiempo se modificó, cosa muy común en el trabajo de incidencia pública. Como cada miembro del proyecto está activamente involucrado y no se castiga la crítica, habrá alguien más que pueda tomar el rol de liderazgo para mantener el proyecto en marcha.

 

Del “el gobierno no sirve” al “tomemos el control”

La última costumbre que ha hecho estragos en nuestras poblaciones y con nuestra cultura política es la sentencia irremediablemente repetida “el gobierno no sirve”. Esta cuenta con variaciones como “todos son unos corruptos” y “lo público es de mala calidad”.

El convencimiento en esta última actitud parece unánime e inamovible. Sin embargo, hay un par de cosas para dejar claras. Si el gobierno no sirve, ¿nunca ha servido?, ¿nunca servirá? O mejor preguntarnos, ¿hay algo en lo que el gobierno sí sirva?

Para poder pensar bien en esto, hay que superar esa imagen de EL GOBIERNO como si fuese una hidra de mil cabezas o un Leviatán destructor. Cuando digamos gobierno, hay que saber de qué estamos hablando.

¿Será del ayuntamiento de un municipio? ¿Quizá de una secretaría de gobierno estatal? ¿Podría ser de una empresa pública, como Metrorrey, o un servicio concesionado a particulares, como rutas urbanas en Monterrey? ¿Tal vez una Comisión del Congreso Local?

Más allá de identificar el área gubernamental, legislativa o de impartición de justicia que no está funcionando, habrá que acercar mucho más la lupa y averiguar quién evita que las cosas funcionen. Justo es esta la revelación necesaria, saber que detrás de cada “el gobierno no sirve” hay un “Nombre y Apellido tal está haciendo mal su trabajo”.




Habrá muchas cosas más que aprender del funcionamiento del gobierno para conseguir apretar los botones indicados y llevar con éxito cualquier proyecto de incidencia pública desde las organizaciones comunitarias.

Sin embargo, el entender que la actividad gubernamental se organiza en instituciones específicas y que éstas son operadas por personas con nombre, apellido, capacidades e intereses personales, es un gran primer paso.

Hay algo curioso con los espacios de poder y toma de decisión. Dicen que nunca están vacíos. Alguien se levanta de la silla y en ese mismo instante, alguien más la ocupa. Hay que estar bien atentos porque si hay alguien que desde gobierno no esté haciendo su chamba, ahí es en donde metemos el pie en la puerta y conseguimos mayor capacidad de tomar el control.

Al final de cuentas, los únicos que podemos decidir si el gobierno hace bien su trabajo somos los ciudadanos que seguimos de cerca los logros y fracasos de su gestión en cada una de sus dependencias e instituciones.

Los mismos ciudadanos que buscamos organizarnos a través de liderazgos fluidos que nos den la oportunidad de adaptarnos y sostener un proyecto por suficiente tiempo para concretarlo con éxito. También, los mismos ciudadanos que sabemos que el nosotros queremos tiene mucha más capacidad de modificar la realidad que el yo quiero.




Estos son solo tres de quizá decenas de costumbres que podemos identificar e ir modificando de forma colectiva. Puedes estar de acuerdo o no con ellos, de cualquier forma, las costumbres “a la wiki” dejan abierto el tema a discusión para pensar en colectivo.

En lo que creo sí podemos estar de acuerdo es que preferible lograr que la costumbre nos dé más bienes que males. ¿O no?

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

 

Hasta pronto Fernando

Comparte este artículo:

Fue un lunes diferente… A quienes te conocimos, mucho o poco, nos conmovió la noticia que hablaba de ti.

Gracias por tanto Fernando. Nos quedamos con tu compromiso a la ciudadanía, con el impecable manejo de tu apretada agenda en la que todos cabían, tu estrecha relación con los activistas, tu razonamiento empresarial y pensamiento humano.

Tu cercanía con los jóvenes y los no tan jóvenes, tu liderazgo y visión de una metrópoli responsable y sustentable. Con tu ímpetu y motivación por esta tierra que te vio crecer, motivación que inspiro a muchos a salir de la zona de confort y luchar por transformar a Monterrey.

Entendías perfectamente la combinación de sociedad civil, empresa y gobierno. Tomaste ese papel y trataste de unir los puntos para que todos caminaran en la misma dirección. Comprendiste que solo así, juntos, podemos llevar a mejor rumbo nuestro estado.

¿En qué puedo participar hoy para mejorar mi estado? Nos quedamos con esa pregunta que planteaste en alguno de tus videos. La participación ciudadana fue uno de tus principales objetivos por muchos años, promoviendo que desde jóvenes la gente se involucrara en los temas públicos y privados; pero siempre fuiste muy claro en que el involucramiento llevaba consigo la responsabilidad de proponer soluciones, no solo de quejarse.

Y así te decimos “hasta pronto Fernando”, descansa con la tranquilidad de que fuiste un ciudadano de tiempo completo. Nos despedimos y nos dejas un enorme legado a todos, ciudadanos, empresarios, políticos y activistas.

Las palabras convencen, el ejemplo arrastra. Honraremos tu memoria y serás eterno en cada rincón de esta tierra. México te extrañará.

Descansa en paz, Fernando Maiz Garza.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Más amor a México, por favor

Comparte este artículo:

En los pasados días en el Estado de Nuevo León, llegamos para mi gusto a un límite. Es el colmo que un Diputado quiera darnos la espalda a los ciudadanos, seguir sin ninguna pena queriendo reelegirse en el 2018 y buscando el menor golpeteo político posible, esto para mi gusto es una verdadera aberración.




Este sábado en la madrugada en el Honorable Congreso del Estado de Nuevo León, se aprobó mantener la tenencia y subir el predial en algunos municipios, “dando un solo golpe, en la noche cuando la ciudad duerme y los medios no están al pendiente”, como diría Arturo Salinas coordinador de la fracción panista de dicho Congreso, él no contaba con que desde dentro de sus filas se avecinaba una traición tremenda y se dieran a conocer sus palabras.

Todos lo hacen es la verdad, todos buscan apegarse a sus intereses y salir lo menos golpeteados posible. No sé si tengan un poco de vergüenza estos tipos y sepan lo mal que se ven repartiendo la culpabilidad de unos partidos contra otros, dándose golpes de pecho en la tribuna más importante del Estado sabiendo que es pura simulación.

No han entendido que es un honor representar a su Estado en ese recinto, no han entendido que son una vía para que nuestro México mejore, no han entendido que el lugar que ocupan es para servir y no para ser servidos.

Pero ¿hasta cuándo?, hasta cuándo vamos a seguir votando por administradores públicos que sirvan a un jefe y no sirvan a su pueblo, que velen por sus intereses antes que por su gente, nosotros los colocamos en esa posición, sin nuestro voto no estarían ellos ahí, debemos tomar nuestra responsabilidad, dejar a un lado el típico “La política es una basura y por eso no me enroló” nos están jodiendo por ese pensamiento, nos están acabando poco a poco desde hace ya más de 80 años, no somos capaces de organizarnos para exigir resultados, para que se ejerza una verdadera democracia y se nos hace fácil culpar siempre al gobierno que nosotros elegimos, que nos merecemos.




Más amor a México por favor, ya basta de la burla que nos hace nuestro gobierno a los ciudadanos, a todos niveles es igual, que Peña Nieto no ensaye sus discursos y diga una que otra sarta de tonterías es una burla, como si no le importara el pueblo, que nos digan que roban poquito, que manejen una red de prostitución desde dentro de dependencias de gobierno es una magna burla, no son los partidos, los partidos es una forma de organización y estoy seguro que si leyéramos sus estatutos con más de uno comulgaríamos.

Son las personas que hay en los partidos que se olvidaron de que México siempre va por encima de sus intereses personales o de sus compromisos, es nuestro deber encontrar a esos mexicanos que que amen a México y enrolarlos en la política pública, nosotros mismos informarnos y no ser indiferentes a las decisiones de cada 3 o 6 años.

Creo que hoy más que nunca México nos necesita, nos necesita despiertos y ser mexicanos siempre, no sólo cuando la selección de fútbol juega, o cuando ciertos personajes irreverentes nos quieran construir un muro, México nos necesita aquí y ahora para poder transformarlo.

Más amor a México por favor.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: Teletón: ¿La dupla Gobierno-Televisa?

Comparte este artículo:

El día de hoy Televisa se pinta de los colores morado y amarillo, esto debido al inició del famoso Teletón. El Teletón que tiene el objetivo de recolectar fondos para ayudar a niñxs con diferentes discapacidades físicas y se realiza desde el año 1997.

En los recientes años ha sido cuestionado por la población en general, no por el hecho de si llega o no el dinero recolectado a los niñxs, sino por la posible colusión entre el gobierno y Televisa, con el fin de darse un baño de pureza y limpiar la imagen tan desgastada que tienen ambos.




No tenía planeado escribir sobre el Teletón para este año, pero las revelaciones que hicieron RindeCuentas.org y Mexicoleaks, son tan contundentes que demuestran la relación gobierno y Televisa en el Teletón.

Según estas dos organizaciones e información obtenida por Mexicoleaks, los empleados de Petróleos Mexicanos (PEMEX) son obligados año con año, a donar de sus bolsillos al Teletón.

PEMEX cada año envía correos a todos sus empleados, con un tabulador y haciéndoles la invitación a asistir a un concierto organizado con el objetivo de incentivar las donaciones, que son “opcionales”. Mientras tanto el tabulador establece lo que debe de donar cada empleado, según su nivel de confianza.

Las donaciones “voluntarias” van desde $300 pesos hasta $600 pesos. Aunque PEMEX presume que las donaciones son “voluntarias”, los empleados de la paraestatal saben que los subgerentes tienen la responsabilidad de estar monitoreando, quiénes si y no, han donado a Fundación Teletón.

Los empleados que donan, tienen la opción de sacar su recibo deducible de impuestos y es aquí donde viene lo interesante, para que los empleados puedan sacar ese recibo del portal de Fundación Teletón, hacen uso de un código especial y eso así que incluso uno siendo externo a la empresa, puede saber que empleados “cumplieron” o no, con su donación.

Ciertamente el Teletón ha sufrido en años recientes perdidas en la cantidad de donaciones que recibe. La crisis de credibilidad del evento ha llevado que esta semana Televisa transmita en el noticiero de la noche con Denise Maerker, la vista del Secretario de Educación, Aurelio Nuño, a uno de los centros CRIT del Teletón.

Durante su visita, la mamá de uno de los niños que va a atenderse al centro del Teletón, le reclamó al secretario que el gobierno no apoye al Teletón, algo que llama la atención por varias cosas.

La primera, es que en el 2012 y 2014, el Presidente Enrique Peña Nieto y la Primera Dama, Angélica Rivera, han hecho donativos al Teletón. También todos los años, gobiernos estatales pasan la canasta para donar a esta Fundación.

La segunda, es que parece increíble que Televisa, empresa que mantiene jugosos contratos con el Gobierno de la República, permita que una mamá se acerque a cuestionar y reclamar a un secretario federal, como fue el caso.

Claramente el Teletón busca legitimidad, y busca despegarse del cordón umbilical que tiene con los gobiernos.




Finalmente, quiero aclarar que todos somos libres de donar a las organizaciones y fundaciones que nosotros queremos. Yo solamente pongo sobre la mesa de debate que los empleados de una paraestatal tengan la obligación de donar Fundación Teletón y que al final del día sean los directivos de esta compañía y claro el Gobierno Federal, los que se lleven el baño de pureza.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Presupuesto Nuevo León 2017 ¿y la Austeridad y el gobierno abierto?

Comparte este artículo:

El día 20 de noviembre se presentó el Paquete Fiscal del año 2017. Allí se incluye lo referente a los ingresos y egresos del Estado de Nuevo León. Respecto a esto, Redesquintopoder IDEA, subraya lo siguiente:

Primero, el Poder Ejecutivo realizó cuatro reuniones con el Poder Legislativo para definir el Paquete Fiscal. Sin embargo, estas reuniones fueran de carácter privado, por lo cual no contaron con la participación de la ciudadanía.

 




Segundo, el Gobierno anunció que el impuesto de la Tenencia se mantiene hasta 2019, además que creará nuevos impuestos derechos, y aumentará otros ya existentes como el del Hospedaje. No obstante, no aparece un Plan de Austeridad dirigido a solucionar el recorte presupuestal que argumenta tener el Ejecutivo, es necesario que todos en el gobierno también se “aprieten el cinturón”.

Tercero, es válido recordar que el Gobernador Jaime Rodríguez prometió en su campaña política que iba a eliminar la tenencia, así lo acordaron con los diputados en 2015, sin embargo, el prorrogarlo hasta 2019, da lugar a que en el 2017 nos digan que este se vuelve hasta a prorrogar hasta el 2020.

 




Cuarto, Los formatos en los que subió el paquete fiscal  no están en datos abiertos, sino en PDF, lo cual restringe el acceso a esta información que además de ser de carácter público debe ser accesible.

Por último, esperamos que el Congreso del Estado de Nuevo León debata públicamente, y en mesas si es necesario, para contar con las aportaciones que ofrezca la ciudadanía en lo que se refiere al Paquete Fiscal y así maternizar los principios de gobierno y parlamento abierto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Marchas en Venezuela: ¿Ejemplo de lucha para México?

Comparte este artículo:

A raíz de la cada vez más clara situación de censura hacia la oposición del gobierno de Nicolás Maduro, así como de la abierta negación del ejecutivo en cuanto a hacer válido el revocatorio convocado por la asamblea, el pueblo venezolano ha decidido hacerse valer como tal. A partir de esto es que, han comenzado las movilizaciones ciudadanas a lo largo de diversas ciudades del país sudamericano.

No queda duda de lo imprescindible que resulta, en estos momentos, el hecho de crear unidad entre la sociedad venezolana, con el fin de levantar la voz; esto, para recordarle a su presidente que este se encuentra sujeto al imperio de la ley, el cual implica un respeto total a las facultades que puede llevar a cabo la sociedad civil por medio de la democracia participativa que este mismo juró, en su momento, defender.

Por otra parte, si bien es digno de admirar la movilización popular como respuesta a la falta de apego del estado de derecho por parte del gobierno de facto, resulta indispensable recalcar que, una buena parte de la oposición de los partidos políticos tiene en duda su credibilidad.




Esto, debido a los nexos que se han encontrado de algunos líderes de oposición con organismos políticos pertenecientes a los Estados Unidos. Si bien no debe dejarse pasar por alto la posibilidad de una influencia de EUA (como ha ocurrido a lo largo de la historia, con el golpe de estado hacia el gobierno de Allende, por ejemplo) en lo concerniente a situación actual, tampoco se debe descalificar la organización ciudadana por culpa de unos líderes de oposición un tanto dudosos.

Ahora bien, al presenciar este acontecimiento surge la duda siguiente: Si Venezuela pudo levantarse ante la censura, ante la escasez y la falta de cumplimiento del gobierno hacia con las leyes ¿por qué no habría de poder, igualmente, el pueblo Mexicano?

Si prácticamente nuestro país está viviendo condiciones casi idénticas a lo que sucede en dicho país: con nuestros servidores públicos que saquean al erario, con las reformas que solo empobrecen y desahucian a los más necesitados, con cerca del diez por ciento de nuestra gente viviendo en pobreza extrema, yo me pregunto ¿cuándo habremos de tomar el ejemplo de Venezuela, y unirnos y alzarnos como pueblo y fuente que brinda legitimidad a las instituciones del estado?




Considero, que ya hemos aguantado demasiado cinismo, demasiada represión y censura hacia la libertad de expresarse (no olvidemos que México es el país de Latinoamérica donde más peligra la vida de los periodistas), demasiadas cicatrices como para seguir caminando ciegamente, mientras el gobierno, que supuestamente tiene como fin el bien común, continua llenando sus bolsillos y, continúa considerándonos como un voto para mantenerlos en el poder.

Es urgente despertar y levantar ese espíritu de lucha del cual nos dieron cátedra nuestros antepasados, a través de la revolución, y de la lucha por la independencia.

Es ahora o nunca, el momento en que la ciudadanía haga valer su poder, y finalmente, reivindique su posición mediante la lucha no violenta para lograr la creación de un gobierno verdadero; en otras palabras, la creación de un gobierno que sirva a su pueblo, no solo a sus representantes y a unos cuantos grupos de poder.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El cumplimiento de la Ley

Comparte este artículo:




¿Cuántas veces hemos escuchado a alguien decir “mugre gobierno? ¿También el típico “por eso estamos, cómo estamos”? Y luego vemos que esas personas son las primeras en incumplir la ley, manejan a exceso de velocidad, se estacionan en lugares prohibidos, no respetan los espacios públicos, tiran basura en la calle, no respetan al peatón y al ciclista.

Ayer en un grupo de Facebook me tocó ver algo por el estilo, un padre de familia se quejaba que lo estaban infraccionando por estar mal estacionado (en una esquina donde interrumpía el flujo de peatones), su argumento ante el oficial de tránsito era que siempre se había estacionado así, ¿por qué lo infraccionaban ahora, si siempre habían sido así las cosas?

Básicamente estimado lector, es como si los políticos nos dijeran que para qué los investigamos si siempre han sido corruptos.




Todo parece indicar que hoy en día los gandallas tienen una serie de pretextos para evadir la ley, entre ellos está el culpar a otros por “hacer lo mismo”, echarle también a los gobernantes por ser corruptos y no respetar la ley, también el típico pretexto que están enfermos, o tienen a un familiar enfermo.

El detalle es que nosotros como ciudadanos debemos de respetar siempre las leyes y los reglamentos, también las autoridades no están para avisarnos si lo estamos haciendo bien o lo estamos haciendo mal, repito, nosotros debemos de saber nuestros derechos y obligaciones.

En las próximas semanas Altavoz sacará un Manual de los Gandallas, resumiendo todos los pretextos que hemos escuchado de gente gandalla en todo México, no solamente en Monterrey, el punto de ese manual es hacerle ver a la gente que tan ridícula se escucha al tratar de evadir una infracción. No por nada en estos tiempos existen tanos #Lords y #Ladys.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Estrategia Electoral Republicana

Comparte este artículo:

Por lo general, el cambio en la administración de un país representa una oportunidad para darle continuidad a las acciones acertadas de un gobierno, o bien, para transformar la visión de cómo se debe gobernar. Pero cualquiera que sea la forma de hacerlo, el objetivo siempre será el mismo, construir un mejor país. Lo que antes parecía ser una regla de oro, hoy ha quedado atrás.

Actualmente, uno de los candidatos para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos cuenta con cimientos políticos a base de mensajes de odio y racismo.

La opción que el partido republicano de los Estados Unidos tiene para ocupar la presidencia durante 2018-2022 preocupa a gran parte de los ciudadanos americanos que ven amenazada la distintiva pluriculturalidad del país, así como las relaciones pacíficas de las diversas corrientes socioculturales y los logros que durante décadas se habían logrado alcanzar.

Además, se pone en riesgo el sello mundial que tienen de ser un país que fomenta el respeto a la diversidad de culturas, el cual crea un impacto directo en sus relaciones internacionales y en el desarrollo socio-económico de la nación.

En lo referente a lo social, tanto los ciudadanos norteamericanos, como los sudamericanos emigrantes, incluidos los mexicanos, se ven amenazados por la opción republicana, por las preocupantes políticas de gobierno y la forma en la que estas van dirigidas.

Para muchos de los partidarios republicanos de nuestro país vecino, la situación política actual representa una disyuntiva entre apoyar a su partido político o mantenerse firmes en sus convicciones de apoyar los valores que procuran el bienestar social y cultural en su nación.

Es por esta razón que muchos de los residentes republicanos están prefiriendo mantenerse al margen de esta contienda electoral. A nivel internacional también existe consternación sobre las consecuencias que conlleva el que en Estados Unidos haya un candidato con un discurso que incite a la violencia, la intolerancia y la discriminación en el país más poderoso del mundo.

Sin duda, el próximo presidente del país norteamericano será un referente importante para la forma en que se comportarán sus ciudadanos. Un mensaje basado en odio no puede ser la estrategia política para alcanzar la presidencia de un país, esto es una muestra de la visión con la que pueden ser resueltos los demás asuntos de importancia para la nación.

Las expectativas que esto genera es un riesgo potencial para el desarrollo económico y social del país vecino. Estados Unidos es uno de los principales lazos comerciales, sociales y culturales de México, lo que implica la necesidad de seguir de cerca este proceso electoral que sin duda desembocará en cambios de política económica que pueden tener un impacto negativo en nuestra nación.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”