Grupo Riobóo demanda a Ricardo Anaya por daño moral

Comparte este artículo:

Grupo Riobóo demandó por daño moral a Ricardo Anaya, candidato presidencial de la coalición ‘Por México al Frente’, después de que en el tercer debate presidencial en Mérida, Yucatán, el presidenciable aseveró que López Obrador le dio a José María Riobóo contratos sin licitación, de manera directa, por 170 millones de pesos.

En un comunicado de prensa, Grupo Rioboó informó este martes que la denuncia fue presentada el lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Durante el tercer encuentro que el Instituto Nacional Electoral (INE) organizó entre los presidenciablesAnaya declaró: “Ahora sí que como dicen en el futbol, salen los de Grupo Higa de Peña Nieto y entran los de Riobóo de López Obrador“.

Grupo Rioboó aseguró que cuenta con un expediente intachable en todos sus procesos y dijeron que contrario a lo que dice el frentista ellos “no hacen construcción alguna”, por lo que negaron haber incurrido en irregularidades en cuestiones de obra pública.

En el documento, se exhorta al panista a usar el tiempo de la veda electoral, que comienza a partir del jueves, para probar o retractarse de sus acusaciones contra el grupo.

Además, indican que cualquier reparación que obtenga por el concepto de daño moral lo destinará a la asistencia social.

Alberto Woolrich, abogado Grupo Riobóo, informó en entrevista radiofónica que ya presentaron una demanda por daño moral, que presentarán una segunda denuncia por difamación de honor y también una queja administrativa ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

“Las declaraciones del debate en Mérida afectan severamente la integridad de una persona de bien con una trayectoria impecable, como es el ingeniero Riobóo. Esto no es una cuestión de política, que quede perfectamente claro, es una situación de justicia“, indicó Woolrich este martes en entrevista con Grupo Fórmula.

#ElTalónDeAquiles: “Parteaguas electorales”

Comparte este artículo:

Durante años, se han analizado las olas de cambio político que dibujaron y redibujaron América Latina. Al populismo de primera parte del siglo XX, el de Perón (Argentina) y Vargas (Brasil), siguieron líderes autoritaros: Pinochet (Chile), Stroessner (Paraguay), y Videla (Argentina), entre otros. La década 1980, sin embargo, trajo cambios. Por un lado, una ola de democratización barrió la región. Por el otro, la izquierda radical, sobre todo la centroamericana, se organizó en frentes guerrilleros. Ambos bandos prometieron justicia y bienestar, pero ambos quedaron debiendo. En el primer caso, el neoliberalismo, que nos habrá tal vez sacado de la crisis económica, disipó los beneficios que eventualmente podían resultar del nuevo marco democrático. De hecho, la centro-izquierda de Duarte (El Salvador), Alwyin, Frei, y Lagos (Chile), terminó siendo también victima del neoliberalismo, confundiénsose con la centro-derecha de Menem (Argentina), Arias, Calderón, Figueres, Rodríguez, Pacheco, y Chinchilla (Costa Rica), y Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, y Peña-Nieto. En el segundo caso, mucha de la izquierda radical impulsó luego el llamado “socialismo del siglo XXI”, que llevó al poder a Chavez (Venezuela), Morales (Bolivia), Correa (Ecuador), los Kishner (Argentina), Lula (Brasil), Lugo (Paraguay) y Zelaya (Honduras), pero cuyos resultados en materia de calidad de vida de las poblaciones, siguen siendo, con la plausible excepción de Brasil y de Ecuador, debatibles.

Estudiar el cambio en el mapa político latinoamericano que acontece en 2018 amputado de este marco histórico es incapacitante pues sin él, es imposible identificar las diferencias entre las elecciones en donde hay procesos de inercia, de aquellas con potencial de convertirse en parteaguas. Por ejemplo, fuimos testigos en abril de la asención al poder de Miguel Díaz Canel en Cuba. Es refrescante ver, por primera vez desde 1959, a un no-Castro al frente de la isla. Pero más allá del simbolismo, el nuevo presidente ha multiplicado sus declaraciones a favor del sistema de partido único. Además, Raúl Castro sigue siendo jefe del Partido Comunista. También en abril, en Paraguay, el Partido Colorado, bajo el liderazgo de Mario Abdo (hijo del exsecretario privado de Stroessner), triunfó sobre la alianza de centroizquierda GANAR (Gran Alianza Nacional Renovada) de Efraín Alegre. Abdo se declaró contra el matrimonio homosexual y el aborto. Hoy, en Brasil, Lula está en la cárcel, y Jair Bolsonaro, un exmilitar, homofóbico, favorable a la tortura, puede ganar. ¿Y qué decir de las elecciones en Venezuela? En este caso, quien vaticine el triunfo opositor, demuestra las virtudes y excesos de la imaginación. 

Ahora, otros procesos electorales, que también acontecen actualmente en la región, sí tienen potencial de inyectar nuevas formas de hacer política. En Costa Rica, el oficialismo consolidó una ruptura casi milagrosa con el bipartidismo tradicional. Con una minoría parlamentaria y un sistema multipartidista que no termina de consolidarse, el nuevo presidente debió formar un gabinete multipartidista llamado a generar gobernabilidad. El cambio es vulnerable, pero prometedor. En Colombia, de los resultados de la elección de mayo depende el futuro del proceso de paz, el cual está a medias en la tarea de acabar con un conflicto armado que duró más de medio siglo, y que a duras penas avanza con el Ejército de Liberacion Nacional (ELN). Le toca a Gustavo Petro, exmilitante del M-19 y líder de la coalición “Colombia Humana”, la misión de derrotar a Ivan Duque, candidato uribista, quien dirige la alianza “Gran consulta por Colombia”, y que defiende esa forma de ver y de hacer la política que eternizó el conflicto en ese país por décadas. El legado de Juan Manuel Santos es frágil. En fin, México está poniendo término al gobierno de Enrique Peña Nieto. Si el candidato de la “Coalición Juntos haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), logra llegar a Los Pinos, existe potencial, por lo menos más que si llega Anaya (PAN) o Maede (PRI), de que suceda algo diferente a lo que ha sido la historia de ese país desde 1982. De lo contrario, para bien o para mal, será más de lo mismo. 

Hoy, América Latina se debate entre regresar al pasado o aventurarse en el siglo XXI. No hay más olas: la región se parte en trayectorias diversas. El regreso al pasado, o la defensa de lo existente, es propuesto en algunos países con fuerza, sin complejos. Y en aquellos casos en donde progreso hay, el mismo es endeble, no solo porque la derecha es experta en recordar las catástrofes de la izquierda radical y en matizar los éxitos de la izquierda democrática, sino también porque a pocos les gusta salirse de su zona de confort. Y sin embargo, la aspiración por justicia social, el desencanto con élites políticas poco creativas, a menudo corruptas, e insensiblemente tecnocráticas, nutren un voto que penaliza más de lo mismo ante un pasado en el cual todos quedaron debiendo. 

La lucha ya no es hoy ni entre izquierda y derecha, ni entre populismo y tecnocracia, sino entre conservadurismo y progresismo. Conservador es quien objeta el cambio, sea este de izquierda o de derecha; progresista es quien cree que el cambio tiene el potencial de ser positivo, sobre todo cuando las recetas probadas y reprobadas del pasado, han dado suficientes muestras de no satisfacer las expectativas sociales. Y entonces yo me pregunto: ¿Si insatisfacción hay, cómo esperar resultados diferentes eligiendo siempre a los mismos?

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), mayo de 2018

Candidato en El Salvador llama “imbécil” a EPN

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de El Salvador, Nayib Bukele, llamó “imbécil” al Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

“Hay un presidente en México que se llama Peña Nieto que básicamente es un imbécil, que lo pusieron y los medios de comunicación lo crearon, es decir, pusieron su foto y pusieron lo que dice, pero lo que dice no lo dijo él, sino se lo escribieron”, dijo el candidato presidencial durante un evento el 11 de marzo de este año.

Bukele, también dijo que México “lastimosamente cayó en la trama, votó por él y ahí está México sufriendo a Peña Nieto. Gracias a Dios ya se va”.

El salvadoreño se disculpó horas después durante una entrevista en una televisora de El Salvador, puesto que reconocía que no había usado el calificativo “adecuado”, pero aclaró que la disculpa no era a Peña Nieto, sino a los mexicanos.

“Pido disculpas a la población, pero no al presidente de México”, dijo Bukele.

“El adjetivo que ocupé hacia el presidente de México no fue el más adecuado (…) ¿de qué nos debemos indignar, de una palabra o de 43 estudiantes desaparecidos con el encubrimiento gubernamental en Ayotzinapa?”, añadió.

Hasta el momento el gobierno mexicano no se a pronunciado sobre estas declaraciones.

(Con información de Animal Político y El Salvador Times)

“Meade y Anaya deberían ser abucheados por el gasolinazo”; dice AMLO

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (12 de Marzo 2018).- Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, dijo que Meade, fue abucheado por querer defender el gasolinazo, que los mismos abucheos tendrían que ser compartido entre Anaya y Meade.

“Anaya aprobó también la reforma energética y el aumento del precio de las gasolinas… tiene que ser equitativo el reclamo”, dijo López Obrador a medios.

Ante las acusaciones de Anaya de haber pactado con Enrique Peña Nieto, impunidad y amnistía, el tabasqueño dijo que no tiene “relación alguna de complicidad con nadie”, y aseguró que quien tiene que explicar cuántas veces se ha reunido con Peña Nieto es Anaya.

Anaya, agregó, también debe explicar “qué está sucediendo con toda esta acusación de lavado de dinero”, con la compra y venta de un terreno en Querétaro.

“Estoy consciente de que no tiene buena fama el presidente Peña Nieto, pero si cumple con su palabra de que va a respetar la voluntad de los mexicanos, que se va a hacer valer la democracia, que no va a haber fraude, será un punto a su favor”, agregó.

 (Con información de Animal Político)

La mafia del poder esta dividida; Salinas y Diego apoyan a Anaya: AMLO

Comparte este artículo:

El candidato de MorenaPTPESAndrés Manuel López Obrador, aseguró que está “dividida” la “mafia del poder” y por ello se están amenazando mutuamente con meterse a la cárcel.

En este “pleito entre la misma mafia”, llamó a “evitar que se vean como enemigos a destruir”.

Sobre la amenaza de cárcel que se lanzan priistas y panistas, bromeó: “Si fuese así, no alcanzan las cárceles porque son muchos los que tendrían que ir al tambo, son muy corruptos”.

A su adversario Ricardo Anaya le pidió que expliqué por qué se peleó con Peña Nieto y ahora lo quiere “meter a la cárcel”, además de que le pidió revelar cuántas veces se reunió con él “en lo oscurito”.

Aunque afirmó que está “casi 20 puntos arriba (en las encuestas)” de los otros competidores, no descartó un “fraude” porque en “la historia de México siempre ha habido” y recordó el caso de la elección de gobernador en Edomex, además de cómo el ex presidente Vicente Fox “operó para robarse la presidencia”, en referencia a cuando ganó Felipe Calderón.

Respecto a su advertencia de que “el que suelte el tigre que lo amarre”, comentó que “los que están acostumbrados a hacer fraude ya tomaron nota”.

En cuanto a José Antonio Meade consideró que le cargan toda la culpa, por ejemplo del gasolinazo, cuando también Anaya y el PAN tienen responsabilidad en esas decisiones.

AMLO desconoce la Constitución; dice Anaya

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (09 de Marzo 2017).- Ricardo Anaya, candidato presidencial por la coalición “Por México al Frente”, afirmó que Andres Manuel Lopez Obrador, desconoce la Constitución federal porque todo aquel haya cometido actos de corrupción puede ir a prisión, ya sea dese el presidente hasta un ciudadano.

Esto ocurrió en la presentación de 10 preguntas concretas, realizar por expertos en educación, Anaya le respondió al tabasqueño que no es demagogia, ni son mentiras que si el presidente Peña Nieto, cometió algún delito lo detendrá si llega a la presidencia.

“Creo que él no entiende que el principal problema que tiene nuestro país es la impunidad, y que no se aplica la ley y que el corrupto se sale con la suya, eso debe cambiar, debemos dar un paso hacia el futuro y acabar con la impunidad, eso implica que sin distingo y sin importar el partido que milite quién la haya hecho la pague, eso es absolutamente absurdo”, indicó.

“Creo que no ha leído la Constitución y no hay ninguna restricción para que se sancione a quien haya cometido un acto de corrupción, más bien por razones de impunidad han existido ciertos intocables en nuestro país, eso se tiene que acabar qué todos sean sujetos de la aplicación de la ley, desde el presidente de la República hasta el último de los ciudadanos”, resaltó.

Anaya afirmó que no cree en la impunidad, por lo que está convencido que un presidente de la República no tiene derecho de perdonar a quien se haya robado el dinero de la gente, “por lo tanto el Gobierno no debe conceder amnistías, ni perdones, sino más bien aplicar la ley, que se castigue a quienes hayan cometido delitos graves de corrupción”.

 

 

(Con información de MVS)

 

Nieto de Gordillo defiende a Anaya

Comparte este artículo:

René Fujiwara, nieto de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), salió en defensa del abanderado de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya.

En sus redes sociales, el ex diputado federal señaló que, tanto el panista como su abuela, Elba Esther Gordillo, son blancos de ataques políticos.

“No me encanta la idea de salir a defender a Ricardo Anaya, pues él, al igual que el Gobierno, tiene la idea de que el bienestar laboral de los maestros y el progreso de la educación en México son metas antagónicas. A pesar de eso, me resulta difícil quedarme callado cuando Ricardo, al igual que Elba Esther Gordillo, hoy son víctimas del uso político de la justicia”, aseveró Fujiwara.

Además, indicó que el papel de la PGR en lo que va del proceso electoral ha sido patético y denigrante para la justicia de México.

“Están dispuestos a todo con tal de ayudar al candidato ‘ciudadano’ de Peña Nieto“, reprochó.

“Adicionalmente, la gran defensa del PRI frente a los desvíos de Sedesol es que ocurrieron antes de la gestión de Meade en dicha Secretaría”, añadió.

Fujiwara afirmó que aunque Meade nunca ha robado, ha encubierto a los que sí lo hicieron durante su gestión en el Gobierno federal.

“A mí me queda claro que el papel de Meade nunca ha sido el de robar, su tarea siempre ha sido limpiar la ‘escena del crimen’, por eso lo eligieron como candidato”, expuso el nieto de Elba Esther Gordillo.

Pelea en tribunales y veto a Peña, son las reacciones de los partidos a la Ley de Seguridad Interior

Comparte este artículo:

Luego de que diputados y senadores aprobaran la Ley de Seguridad Interior, que regula el uso de las Fuerzas Armadas en México, los partidos políticos que se opusieron a la iniciativa anunciaron que darán la batalla en tribunales con acciones de inconstitucionalidad e incluso exigen al presidente Peña Nieto que vete el proyecto.

Por un lado, dos partidos de la alianza de Por México al Frente,  Movimiento Ciudadano y PRD, dicen que presentarán una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra la Ley.

El secretario General del PRD, Ángel Ávila Romero, dijo que la ley aprobada  “es una ley regresiva del estado de derecho mexicano” por lo cual su partido está en total desacuerdo y presentará “junto con otros partidos” la acción de inconstitucionalidad.

Responsabilizó también al PRI, al Verde y a Nueva Alianza de no escuchar las voces de la sociedad civil y organizaciones internacionales.

Por otro lado, el integrante de la Comisión Coordinadora Nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez, lamentó que el Congreso no haya generado un debate más amplio para la discusión de la ley y aseguró que su aprobación “rompe con el pacto federal de respeto a la autonomía de los estados y da amplias atribuciones al presidente de la República y a las Fuerzas Armadas para realizar  tareas que son de competencia de la policía civil, lo que hace a esa Ley anticonstitucional“.

Incluso hizo una invitación al presidente Peña Nieto para que haga uso de la facultad de veto, plasmada en el artículo 72 de la Carta Magna, contra la iniciativa.

¿Y la tarea de Nuño?, deja pendiente reconstrucción de escuelas para irse con Meade

Comparte este artículo:

Aurelio Nuño renunció a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para irse como coordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade, el mismo día en que se tenía previsto comenzar los trabajos de reconstrucción de escuelas dañadas por los sismos de septiembre pasado.

En su agenda como funcionario público tenía el 6 de diciembre como la fecha para comenzar la reconstrucción de 276 escuelas, pero Nuño ya no estuvo en el acto protocolario de inicio de los trabajos, ya que renunció para respaldar al PRI y a su candidato.

Fue el titular del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), Héctor Gutiérrez de la Garza, quien en lugar de Nuño puso la primera piedra en la secundaria técnica No. 17, en la delegación Coyoacán, como parte del plan de reconstrucción, y habló de otros planteles donde se haría la misma labor.

En un comunicado dado a conocer en octubre pasado, la SEP informó que ya contaba con 20 mil millones de pesos para “reparar, rehabilitar o reconstruir más de 16 mil escuelas”.

De acuerdo con la información de la Secretaría, desde el pasado 6 de noviembre comenzaron las reparaciones de las 5 mil 63 escuelas que registraron daños parciales, aunque la dependencia no dio a conocer en cuántas de ellas ya se concluyó el trabajo, ni el avance en los estados.

Existen quejas públicas por la falta de atención a las escuelas dañadas. En noviembre pasado, se registraron dos manifestaciones de padres de familia y alumnos, en la delegación Iztapalapa, porque no han reiniciado las clases.

En su despedida de la SEP, Aurelio Nuño dedicó los primeros tres minutos de su discurso en las instalaciones de la Secretaría a hablar del liderazgo de José Antonio Meade.

Después habló de Peña Nieto, a quien calificó como un “político de gran visión”, destacó lo que consideró sus logros en la SEP, y resaltó la reforma educativa, que le tocó operar.

De lo único que no habló en sus 20 minutos de discurso, fue del proceso de reconstrucción y rehabilitación de espacios educativos, y del déficit de escuelas en activo que dejaron los sismos.

Llama AMLO a Meade, “Señoritingo”, “pelele” y “títere” de Videgaray

Comparte este artículo:

El día de ayer el aspirante a la Presidencia de México y dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó al virtual candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade como un “señoritingo”, “títere” y “pelele” de Luis Videgaray, además de ser un “representante de la mafia del poder”.

Durante su gira por el estado de Michoacán, el aspirante presidencial dijo que Meade no era un pelele y títere de Peña Nieto, sino de Luis Videgaray, el actual canciller de México.

“Nos vamos a estar enfrentando, es normal, es parte de la política. Yo lo que pienso: que Meade es un pelele, es un títere, ya ni siquiera de Peña, sino de Videgaray, es una pena”, dijo Obrador.

Por otro lado, dijo que Peña Nieto había sido un pelele y títere:

“Ya también impusieron a otro pelele, a otro títere, a Peña Nieto y miren cómo está nuestro querido México: impera la corrupción, hay mucha pobreza, mucha inseguridad, mucha violencia. Y ahora quieren a otro pelele a este señor Meade, este señoritingo ¡pues ya no! ahora será el pueblo el que va a elegir al próximo presidente de México, ya no más peleles, ya no más títeres”, dijo el dirigente nacional de Morena.

Por último, aseguro que la “mafia del poder” va a apoyar con todo a Meade, valiéndose dijo, de “paleros”, en clara referencia a los candidatos independientes y al Frente Ciudadano por México, conformado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.