Cuando la Libre Expresión se Degenera

El día de ayer el equipo de Altavoz tomo una decisión, que no necesitaba ni pensarse dos veces, no íbamos a difundir imágenes y/o videos de lo sucedido en el Colegio Americano del Noreste. El hecho en sí es trágico y dramático y tal y como dice el día de hoy en su columna María Santos, era suficiente con que los medios reportaran que había habido una balacera al interior de una escuela y hasta ahí. Al contrario, algunos fueron más allá, y difundieron imágenes y un video amarillista con tal de tener likes, visitas y hasta ganancias monetarias.

Como muchos otros medios, Altavoz, dio su postura e invito a la comunidad a no difundir más las imágenes y el video. Cuando hicimos esto en nuestra página de Facebook, hubo gente que nos acusó directa e indirectamente de estar en contra de la libre expresión.

Sí, de la nada se volvió tema la libre expresión y como nosotros la estábamos violentando. Es aquí a donde quiero llevar mi columna de hoy. ¿Cómo es que una cuestión de ética se llevó tan fácilmente a un tema de libertad de expresión?

La libertad de expresión ciertamente es un derecho, pero tiene sus límites cuando temas como ética, moral y responsabilidad entran en la formula.




Lo que ayer hicieron ayer algunos medios de comunicación, no tiene progenitora. Va muy lejos de la ética y responsabilidad que debemos de tener los medios.

En definitiva, el peor de todos fue Grupo Reforma, mismo que puso el video en libre acceso, envío notificaciones a los usuarios que tuvieran su aplicación (algo que nunca habían hecho) y además publicaron a diestra y siniestra, las imágenes de los menores en el piso.

Siempre he dicho, la libertad de expresión es un arma de doble filo y si el que la tenga en la mano no la sabe utilizar, probablemente se termine cortando con ella.

Y esto fue justamente lo que sucedió ayer. Hay gente que cree que este derecho es un pase para insultar, difamar y romper códigos de ética, pero no es así.




Digamos no a los medios que buscan de la tragedia, generar tráfico en sus páginas web, más suscriptores y peor aún ganancias monetarias. Hoy más que nunca se necesitan medios de comunicación que sean responsables y éticos.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Ataque a la Libre Expresión”

Parece que hemos vuelto al México de los sesentas. Ayer se dio a conocer el robo, descarado y cobarde, a las oficinas de Aristegui Noticias, sitio comandado por la afamada periodista, Carmen Aristegui.

Lo grave de la situación es que, en el caso de Aristegui, se ha pasado del ataque mediático y “legal”, al ataque directo contra la periodista y su equipo.

Como ya estarán enterados para estas alturas, durante el robo se llevaron una computadora con información de investigaciones en curso, solicitudes de información a dependencias del gobierno y claro información sobre investigaciones pasadas que ha realizado este importante diario.

El allanamiento no puede venir en peor momento, tan solo hace unos días un juez acuso oficialmente a Aristegui de difamar a uno de los dueños de MVS, su antiguo jefe.

 




Lo preocupante de toda esta historia, es que el robo es un claro ataque hacia la libre expresión. Llevarse una computadora y solamente eso durante el allanamiento, hace que los focos rojos se prendan más que nunca en un país donde ser periodista es una profesión de peligro extremo.

En agosto de este año la organización no gubernamental, Articulo 19, dio a conocer que en México cada 26 días un periodista es asesinado. Este número tampoco cuenta la cantidad de periodistas que son amedrentados con el fin que no publiquen información que ellos sepan.

 




El robo a las oficinas de Aristegui es una clara señal, “o te callas o te va a ir peor”. Aristegui pude ser alguien que tiene una clara tendencia a beneficiar a ciertos actores políticos, pero no nos equivoquemos, esto es un ataque a la libre expresión, es un ataque hacia los medios que día con día buscan revelar las porquerías que nuestros gobernantes nos ocultan.

Este es una llamada de atención, de sepa que delincuente, hacia medios como, Animal Político, Sin Embargo, El Norte, Reforma y por qué no, Altavoz aunque sea pequeño.

Nunca sabremos bien que información tenía la computadora que se llevaron los asaltantes, sirvientes de algún hampón que está en el gobierno. Pero de lo que estamos seguros es que debe de existir una defensa total a la libre expresión en este país, al periodismo.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El valor de la Libertad de Expresión

Hace unas semanas el colaborador que lleva por nombre Inspector Político publicó una nota de investigación en la cual resumía una red que funcionaba en modo de caja china para desprestigiar a ciertos miembros del Congreso Local.

Esta nota ha creado diferentes reacciones, unas a favor, otras más en contra y que la columna menciona en sus líneas. Pero esta misma columna ha llevado a “sospechosísimos” o acusaciones por parte de algunas personas afirmando que somos un medio comprado por cierto diputado o que pertenecemos a este personaje. Escribo estas líneas con el fin de aclarar esta acusación.

Desde sus inicios Altavoz ha tenido el objetivo de acumular diferentes puntos de vista de la noticia, no solamente uno. Por esto mismo, en varias ocasiones hemos tenido opiniones de nuestros colaboradores y réplicas a las mismas columnas. Un ejemplo de esta apertura es cuando le dimos espacio a Gerardo Rico Sánchez para publicar las pruebas que dijo tener en contra de la bancada de Movimiento Ciudadano, a pesar de que el Sr. Rico insultó inicialmente a nuestro equipo de redes sociales. En las pruebas dice el mismo autor se comprueba los gastos excesivos de dicha bancada y al día siguiente tuvimos la réplica a esta columna.

Por lo tanto, cuando tenemos las opiniones de dos lados me sorprende que personajes como el Sr. Gilberto Lozano, nos acuse de ser una página manejada por el Dip. Samuel García. Estoy seguro que el Sr. Lozano desconoce el trabajo que se hace en Altavoz y la variedad de colaboradores de todos los colores que participan de forma casi semanal.

Espero que el problema, que tiene el Sr. Lozano, no sea de visión, esa visión irreal que el mundo es de blanco y negro y si no estás 100% de su lado, signifique que estás del lado “enemigo”, porqué a decir verdad Altavoz cómo medio no tiene lado, no tiene preferencia partidista ni le da más o menos espacio a unas personas que a otras. Creemos en el valor de la libre expresión y de la diversidad de puntos de vista, y más importante aún, estamos a favor y nos emociona el debate dentro de nuestra plataforma.

Por lo tanto, quiero abrirle el espacio al Sr. Lozano, a quien considere pertinente o que represente a su organización, con el fin de que participe en este espacio y/o haga una réplica a cualquier columna que en el pasado o futuro no concuerden.

Ese es el tipo de medio que somos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Deja tu Duarte… ¡Borge!

El próximo 5 de junio 10 entidades del país tendrán elecciones para gobernador, siendo una de estas el estado de Quintana Roo, entidad que es muy conocida por sus hermosas playas y su rico ecosistema, pero también por su gobernador, Roberto Borge Angulo. Actualmente Borge es uno de los principales factores por el cual el Partido Revolucionario Institucional (PRI) puede llegar a perder la gubernatura en un estado que en su historia, nunca ha visto la alternancia política. ¿Por qué sucederá esto?

Borge Angulo ha sido acusado por cuestiones que van desde despojo de terrenos hasta opresión y violaciones a la libre expresión. Este mes 30 familias del municipio de Bacalar acusaron al gobernador de tratar de quitarles varios predios que son de su propiedad, la forma de despojarlos de los mismos es a través del Instituto de Patrimonio de la Administración del Estado (IPAE), el cual tiene las intenciones de invalidar las constancias de ocupación y ejidales que el municipio de Bacalar les concedió.

Los modus operanti de la administración de Borge para despojar propiedad son las siguientes: instigación como sucede en el caso de Bacalar y la otra y como lo investigo la periodista Lydia Cacho para Aristegui Noticias es el uso de la Secretaria estatal del Trabajo y Previsión Social. Lo que hace esta Secretaria al mando directo/indirecto de Borge es inventar conflictos laborales por parte de empleados que demandan a propietarios de terrenos u hoteles, subsecuentemente la Junta de Conciliación y Arbitraje de Playa del Carmen (en el ejemplo de Lydia Cacho) despoja a los propietarios de sus terrenos como parte de la solución al juicio.

Donde viene el descaro de Roberto Borge, es que él concede los terrenos despojados a desarrolladores de infraestructura y turísticos, muchos de ellos amigos suyos de la universidad y gente apegada a el. De hecho muchos de los terrenos están en zonas con alta vulnerabilidad ambiental, como fue el caso del famoso Manglar Tajamar que sufrió la destrucción de 57 hectáreas, donde las organizaciones de la sociedad civil culpan directamente a Borge de estar detrás del ecocidio.

Donde viene el descaro de Roberto Borge, es que él concede los terrenos despojados a desarrolladores de infraestructura y turísticos, muchos de ellos amigos suyos de la universidad y gente apegada a el.

Como si este abuso de poder no fuera poco, Quintana Roo sufrió el año pasado una ola de feminicidios donde un total de 20 mujeres fueron asesinadas y la mayoría de los casos quedaron impunes, pues para el gobernador de esta entidad, la mayoría de los casos se trataban de “crímenes pasionales”.

Adicionalmente, el gobierno de Borge ha promovido y aprobado dos controversiales leyes, una la denominada “Ley AntiBronco”, que pone trabas y candados para los candidatos independientes a cualquier puesto público en el estado. Adicional a esto, Quintana Roo es de los pocos Estados que voto en contra de la iniciativa de decreto para modificar la Ley Electoral y establecer la paridad de género, en este caso hasta diputadas del PRI votaron en contra.

La otra es la “Ley Borge” que deja sin protección a cualquier periodista que no tenga esta profesión de manera permanente y tampoco le sea remunerada, es decir personas que trabajen de manera freelance o en medios que no sean del conocimiento de Roberto Borge, no son considerados periodistas y por lo tanto no son protegidos como tal, en un estado que ocupa el segundo lugar con mayor número de agresiones contra la prensa, incluso adelante del estado de Veracruz.

Adicionalmente, el gobierno de Borge ha promovido y aprobado dos controversiales leyes, una la denominada “Ley AntiBronco”, que pone trabas y candados para los candidatos independientes a cualquier puesto público en el estado…La otra es la “Ley Borge” que deja sin protección a cualquier periodista que no tenga esta profesión de manera permanente y tampoco le sea remunerada…

Borge es el principal enemigo de su propio partido y ellos lo saben. El año pasado cuando el favorito de la dirigencia del PRI, Carlos Joaquín González, medio hermano del Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, buscaba la candidatura, Borge veto la misma y Joaquín González deserto a la alianza PAN-PRD, la cual actualmente lo tiene como candidato a la gubernatura del estado y adicionalmente lleva una ligera ventaja en las encuestas. Tras este suceso el PRI y el su candidato a la gubernatura han mantenido una seria distancia de Borge.

Es increíble ver como es que los gobernadores de varios estado tienen casi una competencia en ver quien es más corrupto o quien robo más, pues Quintana Roo es el estado con mayor deuda por habitante del país inclusive por encima de estados como Chihuahua, Veracruz y Nuevo León. Adicionalmente a la deuda le tenemos que echar encima todos los casos antes mencionados donde no existe solamente un mal manejo del gobierno, sino un claro abuso del poder por parte de Roberto Borge Angulo. Lo más triste de la situación es que es muy probable que sus desfalcos y sus tranzas se vayan a ir impunes, algo que nos debe de ya dejar de sorprender en nuestro país.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

México: Un peligro para el Periodismo

Es una noche fresca en la ciudad de Orizaba, Veracruz. Son las 2 de la mañana y las luces en la casa de la periodista Anabel Flores Salazar están apagadas. Alguien llega a la casa, este es amagado por un grupo armado vestido de militares e irrumpen en el hogar de los Flores. Los hombres buscan habitación por habitación a la periodista, la encuentran y se la llevan en un convoy de automóviles reportados como robados. Un día después, el cuerpo de Anabel Flores Salazar es encontrado en el kilómetro 1+580 de la carretera Cuacnolopan-Oaxaca en el Estado de Puebla. De esta manera, Flores Salazar se convierte en la periodista víctima de asesinato número 19 en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz.

Durante el gobierno de Javier Duarte, 19 periodistas han sido asesinados y tres siguen desaparecidos. El caso de Veracruz es sólo un ejemplo de cómo la impunidad y la corrupción puede llevarnos a extremos que nunca habíamos pensado. Al gobierno de Duarte se le relaciona con estos delitos, debido a que usualmente el pretexto, o digamos la solución, que le dan a los casos es que el o la periodista estaban ligados al crimen organizado o que fueron delitos comunes por los que murieron. ¿Se la cree?

Durante el gobierno de Javier Duarte, 19 periodistas han sido asesinados y tres siguen desaparecidos.

No sólo es Veracruz el que tiene un problema de libre expresión, todo México tiene este problema. En el periodo 2010 a noviembre 2015, un total de 55 periodistas han sido asesinados en nuestro país. Por esta cifra, la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dijo que uno de cada tres periodistas en América son asesinados en México, una cifra que es alarmante.

En el periodo 2010 a noviembre 2015, un total de 55 periodistas han sido asesinados en nuestro país.

Tan sólo hace unos días, la organización Article 19 reveló que en 12 años han desaparecido de manera forzada a 23 periodistas; tristemente todos los casos siguen impunes. El 65% de las desapariciones son en los estados de Veracruz, Tamaulipas y Michoacán.

Lo verdaderamente preocupante es cuando comenzamos, con información de Article 19, a hacer el desglose de las desapariciones. Les pongo un breve resumen del mismo:

 

  • Siete de los 23 periodistas cubrían en el momento de su desaparición temas relacionados con la corrupción.
  • Cinco periodistas cubrían los posibles vínculos entre las autoridades militares, federales y estatales con el crimen organizado.
  • 15 eran reporteros de situaciones relacionadas con el crimen organizado.

Según la misma organización, de los 23 casos de desaparición forzada, 16 de los periodistas desaparecidos investigaban casos de autoridades militares, federales o estatales, y por lo menos en dos casos, hubo amenazas directas de autoridades militares y municipales en consecuencia a su investigación periodística.

Al momento que hablamos del involucramiento de autoridades de todos los niveles, estamos hablando de la seria degradación en el sistema de justicia en nuestro país. Al momento de hablar de que estos 23 casos siguen impunes, es que algo está yendo extremadamente mal en México.

Al momento que hablamos del involucramiento de autoridades de todos los niveles, estamos hablando de la seria degradación en el sistema de justicia en nuestro país.

Uno de los casos donde se sospecha involucramiento de autoridades municipales, y que sigue impune en Veracruz, fue el asesinato de Moisés Sánchez. Nuevamente, como en otros casos, Javier Duarte aparece como involucrado o, por lo menos, coludido, pues no hubo acción alguna para esclarecer el caso.

Otro caso que sigue impune, y hasta donde sé el gobierno de la Ciudad de México no le ha dado seguimiento, es el fotoperiodista veracruzano Rubén Espinosa, cuando huyó de Veracruz responsabilizando al Gobernador Javier Duarte de cualquier ataque hacia él. El 2 de agosto del 2015, Rubén fue encontrado asesinado con dos balazos y signos de tortura en un departamento en la Colonia Narvarte de la capital junto a cuatro personas que también fueron privadas de la vida.

Queda más que claro que ninguna autoridad, de ningún estado de la República Mexicana, busca o, por lo menos, tiene la intención de buscar a los culpables de estos delitos.

Queda más que claro que ninguna autoridad, de ningún estado de la República Mexicana, busca o, por lo menos, tiene la intención de buscar a los culpables de estos delitos. Algunos gobernantes se toman la situación tan a la ligera que, todavía el día de ayer durante un acto en memoria de la periodista Anabel Flores Salazar en el Estado de Guerrero, un exdiputado del Partido de la Revolución Democrática amenazó al reportero de la revista Proceso, Ezequiel Flores.

Así como existen muy malos periodistas que se venden a los gobiernos en turno, existen periodistas que buscan la verdad y van más allá de la historia. Los delitos contra Anabel, Moisés o Rubén seguirán impunes no me queda duda y lo único que seguirá sucediendo es que más y más voces seguirán siendo calladas.

“Dimes y Diretes”: Periodistas Hackeados

El día de ayer el sitio web de Altavoz, que ha sido mi casa desde el inicio de carrera de escritor (o séase hace como un mes), fue atacada y los servidores cayeron y, por lo tanto, el acceso a la página fue negado por casi 4 horas. COMO LO DIGO, ALTAVOZ ES MI CASA, y como mi casa, la defenderé. El ataque de ayer no fue solamente un ataque a un portal web, fue el ataque a la libre expresión en México… Otro ataque más. Como usted sabe, estimado lector, llevamos varias semanas diciendo lo que otros no se atreven a decir, en dar nuestra opinión sobre las injusticias que varios de nuestros gobernantes hacen. Que traten de hackear esta pagina web, es el colmo de los colmos. VAMOS A SEGUIR DICIENDO LO QUE LES INCOMODA A MUCHOS.

COMO LO DIGO, ALTAVOZ ES MI CASA, y como mi casa, la defenderé. El ataque de ayer no fue solamente un ataque a un portal web, fue el ataque a la libre expresión en México.

Hablando de hackers y de hackear cosas, ¿qué tal la hackeada… digo, posada que le organizaron los diputados a los periodistas locales a varios “periodistas” de la localidad? Según información que le llegó a “Dimes y Diretes”, los periodistas se sirvieron con la cuchara grande, pues los diputados sobornaron… Digo, le regalaron a los periodistas pantallas grandes entre otras cosas. Cabe mencionar que dudo mucho que estos “regalos” hayan venido sin algún costo para los “periodistas”. Pues a partir del año próximo tendrán que hablar puras flores sobre las acciones de nuestro Congreso Local, aunque nos hayan subido el 30% del predial y atenten en contra de nuestra salud.

Llevamos varias semanas diciendo lo que otros no se atreven a decir, en dar nuestra opinión sobre las injusticias que varios de nuestros gobernantes hacen. Que traten de hackear esta pagina web, es el colmo de los colmos.

Quiero cerrar el año con esta reflexión. El periodismo en Nuevo León esta cambiando a la velocidad de la luz. Hoy la gente no quiere ver al “arqui Benavides” ni a María Julia la Fuente, ya nadie les cree, están “hackeados”. Creo que el periodismo independiente es el futuro, sin intereses, con un punto de vista imparcial, pero aún más importante con el punto de vista del ciudadano. Lo dejo a su consideración.

El periodismo en Nuevo León esta cambiando a la velocidad de la luz. Hoy la gente no quiere ver al “arqui Benavides” ni a María Julia la Fuente, ya nadie les cree, están “hackeados”.

¡Les deseo una muy feliz Navidad y un prospero Año Nuevo!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El mayor peligro de la prensa es que puede destapar la verdad

Altavoz es un medio independiente. Que da eco a las voces de ciudadanos y ciudadanas que tenemos algo que decir. Y más allá de servir como mensaje de publicidad para este nuevo proyecto, quiero destacar que este medio de opinión cubre una NECESIDAD actual. Y con esto me refiero a la falta de medios de comunicación que nos transmitan ideas IMPARCIALES (por si no nos quedó claro en la cobertura de la prensa local en el reciente periodo electoral).

Altavoz es un medio independiente. Que da eco a las voces de ciudadanos y ciudadanas que tenemos algo que decir.

Y para esto quiero empezar mis columnas resaltando lo obvio: los medios de comunicación y la política están entrelazadas. Bien lo podemos ver en el alza de presupuesto dirigido hacia comunicación e imagen gastado en el último y controversial sexenio medinista.

También vemos medios de comunicación manejados por las riendas de algunos partidos y algunos otros entrelazados en escándalos que buscaron pasar desapercibidos.

Para esto, todos conocemos (quiero pensar) el caso de la Casa Blanca, reportaje llevado a cabo por Carmen Aristegui y su equipo de investigación. Ahora la periodista presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una demanda contra el Estado mexicano por denegación de justicia, censura y presiones atentatorias contra la libertad de expresión, al detallar las presiones que recibió por parte de la empresa para la que laboraba (MVS Radio) en relación al reportaje presidencial.

Independientemente de si creemos que la publicación del caso le costó el trabajo, o si la terminación de su contrato laboral fue ajeno a ello (y de todas las opiniones que nos podamos formar al respecto), miembros varios del Consejo Rector de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, por ejemplo, resaltaron que la presentación del caso representa un importante paso en la lucha contra la CENSURA mediática en busca de la libertad de expresión como derecho humano.

Y aunque muchos no concuerdan con la línea periodística, la ideología o corriente política de Aristegui, es de reconocer que el impulso de casos como este ante instancias internacionales (independientemente de su resolución) marca un precedente para el alcance de libertades, en este caso, de la libertad de expresión que tanto se ha visto lastimada en nuestro país:

La expresión en cifras: El Índice Mundial de la Libertad de Prensa realizado año con año por la Organización Internacional Reporteros Sin Fronteras, sitúa a México en 2015 en la posición 148 de 180 países, clasificando al país en “situación difícil” ante la multiplicación de asesinatos, secuestros, agresiones y amenazas en un clima de impunidad casi total. Lo anterior, refleja un retroceso desde la primera medición en 2002, cuando México se encontraba en el lugar 75.

El foco rojo del país: Desde 2010 hasta la fecha, se han registrado 13 periodistas asesinados en Veracruz: 11 dentro del territorio y 2 después de abandonarlo.

Y así, las dos caras de la moneda: tenemos medios de comunicación que censuran contenidos por intereses particulares diversos y un gobierno que dejó de preocuparse por la seguridad de sus periodistas desde hace mucho tiempo.

En palabras de Frank La Rue, ex Relator Especial de la ONU sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión: “La impunidad promueve un clima de incertidumbre y desconfianza, y constituye uno de los mayores obstáculos para el ejercicio de la libertad de expresión en México”.

El México de la actualidad pide a gritos un gobierno enfocado en el respeto a la libertad de expresión y al combate de la impunidad en la materia.

El cambio que se requiere engloba cada parte de la ecuación: necesitamos medios de comunicación capaces de funcionar con INDEPENDENCIA de las autoridades, políticas públicas que redoblen la PROTECCIÓN de los periodistas y consoliden un ambiente de SEGURIDAD que acabe con la necesidad de la AUTOCENSURA.
Necesitamos CALIDAD y PLURALIDAD en la información que se nos presenta y para esto se requiere de instituciones transparentes.

Necesitamos medios de comunicación capaces de funcionar con INDEPENDENCIA de las autoridades, políticas públicas que redoblen la PROTECCIÓN de los periodistas y consoliden un ambiente de SEGURIDAD que acabe con la necesidad de la AUTOCENSURA.

A nosotros también nos toca tarea: informémonos, participemos, alcemos nuestra voz.

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”