El Poder Centennial

Comparte este artículo:

Para nadie es secreto que las redes sociales llegaron para quedarse cambiando no solamente las formas en la que nos comunicamos y convivimos sino también en como las nuevas generaciones crecen bajo la influencia de esta nueva realidad virtual. La generación centennial representa a los nuevos jóvenes, a todos aquellos nacidos entre mediados de los 90s al 2010 equivalentes al 35% de la población mundial.  Una figura de esta generación es la joven sueca Greta Thunberg que encabeza el movimiento mundial “Fridays for Future” el cual invita a grupos de jóvenes para que realicen una huelga estudiantil para exigirle a los gobiernos de todos los niveles que atiendan la problemática del cambio climático.

Del 20 al 27 se septiembre se llevaron a cabo marchas por la semana de huelga mundial por el clima “Global Climate Strike” en donde se pronosticó que más de 4 millones de jóvenes salieron a las calles en 5,225 paros en 156 países a nivel mundial. En algunos países como Australia la manifestación es la más grande desde las ocurridas contra la guerra de Iraq en 2003 y con todo esto podríamos preguntarnos: ¿Quién está detrás de este movimiento? ¿Una serie de empresas y marcas buscando posicionar sus productos y servicios? ¿Grupos de cabilderos y políticos con intereses medioambientales? ¿Las Naciones Unidas y otros organismos internacionales con los recursos y el apoyo de decenas de gobiernos y empresas a nivel mundial? Y no, la responsable detrás de todo este movimiento es una centennial de 16 años quien hace apenas 1 año tuvo la idea de ir y plantarse afuera del parlamento sueco todos los días después de sus clases de secundaria para exigirle al gobierno que tomara medidas para reducir las emisiones de carbono que generaron en ese año uno de los veranos más calientes jamás registrados en ese país nórdico.

¿Cómo pudo una niña menor de edad lograr encender la mecha de un movimiento con más integrantes que muchos partidos políticos e inclusive religiones a nivel mundial? El ingenio a la hora de expresarse y el hablarle a su generación en su mismo lenguaje, en sus canales y en sus formas son parte fundamental de su éxito. Los centennials siguen comportamientos en manada y aunque si bien pudiese parecer que son ajenos a la política la realidad es que por el contrario se apasionan muchísimo cuando se les logra comunicar de la manera adecuada, creando valor, no anuncios y conectando, no convenciendo.

México es el país de Latinoamérica con más marchas registradas al momento con 65 marchas activas, seguidos por Brasil y Colombia con 48 y 43 respectivamente. Miles de jóvenes mexicanos se han estado registrando para participar en las marchas sin distinción de religión, ideologías, nivel social, ni de ningún tipo más que querer poner un alto a los elevados niveles de contaminación que se viven día a día, sobre todo en ciudades con alta actividad industrial y parque vehicular como la Ciudad de México y Monterrey.

Lejos de ser otro movimiento anti sistémico y rebelde, es en realidad una iniciativa que busca que los cambios en la reducción de la huella de carbono en cada país comiencen con acciones individuales en nuestros hábitos de consumo, alimentación y transporte. La manifestación más grande se llevó a cabo en Nueva York el 20 de septiembre en el marco de la Cumbre del Clima de la ONU en esa misma ciudad que a diferencia de otras cumbres o eventos internacionales en esta ocasión de integra en su mayoría por participantes jóvenes, en especial de la generación centennial y no es para menos, ya que es la generación que al final tendrá que lidiar con los estragos de la sobre explotación de los recursos hacía el 2050.

El tema del cambio climático no es el único tema que ha podido movilizar en años recientes a la juventud, distintos proyectos políticos algunos de derecha y otros de izquierda lo han logrado captando la atención de esta generación hablándoles en su idioma, entendiendo su sentir y partiendo de la idea que el centennial es sumamente emocional, le motiva crear y busca recompensas en el corto plazo. Quien quiera comunicar a esta generación deberá entender que los impulsos, trastornos y comportamientos de esta generación son diferentes a la de los milennials y requieren de estrategias que busquen un éxito rotundo. Quien sabe, podríamos tener a nuestra Greta Thunberg de seguridad, empleo o algún otro tema en nuestro país y solo es cuestión de tiempo para que surja.

El autor es consultor senior de centennials en Espora y consejero de la organización juvenil Alianza 2030

Encuentran sin vida a alumnos del Tec desaparecidos

Comparte este artículo:

La Fiscalía General del Estado de Nuevo León informó que fueron localizados los cuerpos de Raúl Ignacio Fernando Saldaña Zertuche, de 23 años y Saúl Alejandro Sandoval Trejo, de 22, ambos estudiantes del Tecnológico de Monterrey.

Los cuerpos fueron hallados sin vida este domingo en un ejido de Salinas Victoria, Nuevo León.

Los jóvenes fuer reportados como desaparecidos el pasado 21 de octubre,

La FGE comunicó que se confirmó la identidad de Saldaña y Sandoval con dictámenes forenses y parciales en genética.

“La Fiscalía General de Justicia agradece a la comunidad su valiosa cooperación en la búsqueda de las personas mencionadas a través de su participación en redes sociales, así como en la información proporcionada en el procedimiento de búsqueda”, se lee en la misiva.

Cabe mencionar que la Fiscalía no da detalles sobre cómo se dio con el paradero de los jóvenes, pero afirma que continuarán con las investigaciones.

De vuelta al inicio: la inseguridad y AMLO

Comparte este artículo:

En menos de un año de la toma de protesta del presidente, hay cosas que han cambiado y otras que no. Lo que ha cambado, por ejemplo, es que la agenda se dicta todos los días de 7:00am a 9:00am. Ahora, algunos de los ministros clave duran meses y que, cuando Estados Unidos quiere, nos manda llamar directo a Washington para negociar que no nos aumenten los aranceles. Pero hay un tema que parecía que había cambiado, pero no: la inseguridad.

La percepción de inseguridad en el país sigue creciendo y eventos como los de hace unas semanas en Culiacán o el más reciente atentado contra miembros de la familia LeBarón, le ponen la tarea más difícil al presidente para intentar encontrar un argumento que le dé salida o buscar entre sus “otros datos” y resolver el tema desde Palacio Nacional. Mal le salió el tiro a Andrés Manuel cuando dijo que, en aras de proteger la vida y la seguridad de la gente, liberaba a Ovidio Guzmán, pues al poco tiempo le aparecieron, por ejemplo, narcomantas en Monterrey.

La cuestión es que estos son los hechos que trascienden en la prensa nacional (e incluso en la internacional), pero que se sumen a la larga lista de páginas y páginas de periódicos de nota roja que diariamente publican incidentes como estos; portadas que nos recuerdan que, una vez más, la relativa calma y los tiempos de paz que se vivieron hace unos años desgraciadamente se acercan a su fin.

Hay que recordar que desde principios de año los síntomas se veían venir. ¿Hace cuánto fue que Jorge Ramos confrontó al presidente en una de sus mañaneras y le demostró que ambos tenían los mismos datos? Esos números demostraban que el número de homicidios era superior si se comparaba con los inicios de otras administraciones. Hoy más que nunca recordamos con nostalgia que el lema contra la inseguridad era “abrazos, no balazos” y vemos como la estrategia de seguridad se tradujo en la creación de una Guardia Nacional, cuyo actual mando inmediato es de corte militar.

Habrá quien piense (y espero sea producto de la desesperación) que el presidente debería aceptar el apoyo que ofrece Donald Trump desde la Casa Blanca, pero esto sólo confirmaría que se está volviendo al principio. ¿Les suena la operación “Rápido y Furioso”? La intención era la cooperación entre el gobierno de México y EEUU para frenar al crimen organizado en el país y el resultado fue que se empeoró la situación. No es un secreto que el armamento que utilizan los grandes carteles de la droga es de origen estadounidense y que esto fue producto de la negligencia de ambas administraciones.

Es muy fácil hacer críticas contra el gobierno, lo reconozco. Es fácil escribir estas líneas e intentar desahogarse ante la situación de incertidumbre que se vive en el país y que tiene a las familias viviendo con miedo. Más que hacer reclamos, ahora más que nunca deseo que las cosas le salgan bien al presidente. Si su estrategia de seguridad le llegara a funcionar igual de bien que su logro de convertir a un partido recién fundado en la fuerza hegemónica de un país, entonces puede que haya algo de esperanza. 

Monterrey vs. Santiago de Chile

Comparte este artículo:

Por un lado, tenemos a diez activistas exhortando al Congreso de Nuevo León a acelerar la Ley de Movilidad y por otro lado tenemos a más de un millón de personas protestando en las calles de Santiago de Chile tras el anuncio del incremento en las tarifas del Metro. ¿Cuál de los dos eventos es más preocupante? 

Yo estaría más preocupado por el pequeño grupo que por la manifestación masiva.

Los dos responden a una serie de acontecimientos que, con el tiempo, han tomado características de crisis. Son la manifestación de solicitudes sociales de cambiar lo que ya no funciona y marca un deterioro en la economía de más de la mitad de la población. 

Un millón de personas protestando parece de cuidado. Yo pondría atención en lo que simboliza un pequeño grupo de personas exhortando a diputados locales. 

Además, no veo una sola crisis, veo cuatro y lo veo así: 

Crisis de movilidad: La sencilla de ver. Se vive a diario un transporte caro, ineficiente, incómodo y que todo apunta a que será aun más caro y sin expectativas claras de mejora. La lucha entre el gobierno y los intereses de transportistas parecen no tener fin ni arreglo justo para los usuarios. Sumemos el uso desmedido del auto privado como problema que no se enfrenta de manera adecuada y el desarrollo urbano que sigue expandiendo la mancha urbana sin planeación de transporte. Hoy tenemos el nada honroso primer lugar en contaminación en el país, de seguir así lograremos el mismo puesto a nivel Latinoamérica. 

Crisis política: La que no creemos nuestra. La lucha de poder entre bancadas legislativas, gobierno del estado, municipios y partidos ha llegado al nivel en que ponerse de acuerdo por el bien común es el último punto en la agenda. Y si a esto sumamos que empieza la carrera política al 2021, las cosas se ponen peor. Los ojos están puestos en el futuro sin solucionar el presente. Parece un buen momento para que los ciudadanos nos involucremos más en la política y las decisiones que tomamos en una elección; nosotros somos quienes votamos por quienes nos representan, por cierto ¿Recuerdan al diputado local de su distrito? ¿El trabajo que ha realizado?

Crisis social: La que nos negamos a ver. La ciudad se encuentra polarizada, los problemas de unos no significan gran cosa para otros y los más afectados son los que menos recursos tienen. Los problemas de los usuarios de transporte público son de poco interés para los que se mueven en auto, para ellos la preocupación está en las condiciones de las calles y sus baches. Mientras los que más tienen se preocupan por mejorar el medio ambiente haciendo carpool sin bajarse de sus autos privados, los que no contaminan, porque caminan y usan el trasporte público, tienen que gastar más en transporte y caminar por banquetas en pésimo estado.  Complicado entender lo que es realmente el bien común. 

Crisis sistémica: La difícil de entender. No se están viendo los verdaderos problemas ni soluciones de fondo.  Se da más importancia a soluciones reactivas de problemas inmediatos que seguir procesos para lograr objetivos de largo plazo, que dudo se tengan. Se aplican las mismas soluciones que nos han llevado a la situación actual. Subir tarifas de transporte, más carriles para autos, concesionar el río para una autopista privada, salir en la foto inaugurando obras que pronto serán olvidadas, son solo algunos ejemplos.  

Por todo lo anterior es que veo una crisis silenciosa en la ciudad que preocupa más que una estruendosa. 

Hay que abrir bien los ojos y pensar que quizás la crisis chilena, con cientos de miles de manifestantes en las calles, empezó con 10 activistas haciendo un exhorto al gobierno y en su momento no se les dio importancia.

Piden a municipios eficientizar recaudación, no subir el predial

Comparte este artículo:

Después de que se diera a conocer que Monterrey aprobó aumentos en los valores catastrales de hasta 151% y que San Nicolás avaló ajustes en los valores de hasta el 25%, la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, pidieron a los municipios eficientizar  la recaudación de recursos y no subir el predial.

El presidente del Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, Jesús Herrera, indicó que el aumento del predial solamente afecta a la población que cumple con sus obligaciones, por lo que es mejor eficientizar la recaudación.

“Creemos que es lo prioritario (mejorar la recaudación) porque es lo justo también, que todo ciudadano que tenga un predio pague sus impuestos correctamente, y no como sucede que solamente los causantes cautivos resienten los incrementos en las tasas”, señaló Herrera.

Por su parte, el director de “Cómo Vamos Nuevo León”, Luis Ávila, aseguró que entre más predios paguen sus impuestos, es mejor la recaudación.

“El foco esta, en que más predios paguen sus impuestos antes de que la base cautiva que tienen tenga un incremento”, dijo Ávila.

Por otro lado, destacó que los resultados que presentarán en el mes de noviembre, demostrarán la eficiencia recaudatoria de los municipios metropolitanos, lo que servirá como referencia para justificar un incremento en los valores catastrales.

“El objetivo del municipio debe ser recaudar más predios, porque entonces lo que pasa es que aprovechan que hay una base cautiva para subirle la recaudación en vez de ampliar la posibilidad del municipio de recaudar”.

En los resultados que la plataforma reveló el año pasado, se encontró que las administraciones municipales tuvieron una eficiencia de recaudación del 56% en promedio.

Presentan nueva metodología para encuesta “Así Vamos 2019”

Comparte este artículo:

El día de hoy Cómo Vamos Nuevo León presentó los cambios en la metodología de la Encuesta de Percepción Así Vamos, resultado de un trabajo en conjunto con la Facultad de Economía de la UANL; y, reveló que los resultados servirán de insumo para la próxima evaluación a los alcaldes metropolitanos.

Dichos cambios fueron presentados por Jesús Herrera y Luis Ávila, presidente y director de Cómo Vamos Nuevo León, acompañados por el Rector de la UANL Rogelio Garza Rivera y Jorge Moreno Treviño, investigador de la Facultad de Economía.

Jesús Herrera, presentó el reconocimiento que la Encuesta recibió por parte del Coneval en el marco del evento “Reconocimiento de Buenas Prácticas de Monitoreo y Evaluación de Entidades Federativas, Municipios y OSCs 2019”. Esta distinción es la primera que recibe Nuevo León en la categoría “OSCs” desde 2013.

Por su parte, el Rector Rogelio Garza destacó la importancia que la Encuesta, que se realiza por cuarto año consecutivo, tiene para la Universidad y el rol central que esta juega en el diseño metodológico, levantamiento y validación de sus datos.

La Encuesta Así Vamos es un estudio que tiene una incidencia palpable en el desarrollo del Estado; como ejemplo, diversos datos de la encuesta están siendo rescatados por los municipios para la creación de sus planes de desarrollos municipales y para el establecimiento de sus indicadores de desempeño. Además, los resultados del instrumento han sido utilizados por la

Como cada año, la Encuesta medirá cuatro ejes: Desarrollo Social, donde se registran los servicios de salud y educación pública; Desarrollo Sustentable, para conocer los hábitos de movilidad, accesibilidad de la ciudad y servicios públicos; Seguridad y Justicia, donde se enfatiza en el conocimiento de la confiabilidad de los policías locales; y Gobierno Confiable, una evaluación ciudadana a las y los servidores públicos.

El instrumento en su edición 2019 presenta tres novedades:

– Ampliación de la muestra a 4 mil cuestionarios para lograr una medición más precisa sobre la percepción de los habitantes de los 11 municipios metropolitanos.

– Medición de temas coyunturales que son calidad del aire, violencia de género y migración. En el primero se medirá la percepción sobre la gravedad del problema y la predisposición de la población a adoptar políticas públicas para resolverlo; en cuanto al segundo, la gravedad del problema percibida y las actitudes de la comunidad en relación a temas de riesgo social para las mujeres. Finalmente, se obtendrán datos sobre la percepción de la población en cuanto a flujos migratorios y su predisposición para que el gobierno adopte medidas que enfrenten este fenómeno.

– La Encuesta será un insumo central en la evaluación a Alcaldes que se realizará en el mes de noviembre. Las preguntas a utilizar abordan la percepción sobre la honestidad, capacidad, apertura y cumplimiento de promesas de los presidentes municipales; evaluación general del gobierno del municipio; confianza sobre el uso de recursos públicos y evaluación sobre los servicios públicos de carácter municipal.

El levantamiento de la Encuesta concluirá el 5 de noviembre y los resultados preliminares se presentarán el 26 de noviembre en el evento de Alcalde, Cómo Vamos. El estudio completo será presentado a finales de enero del 2020.

“¿Por qué no hablan de hombricidios?”, la respuesta del “Bronco” ante el alza de feminicidios en NL

Comparte este artículo:

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón cuestionó que se vea como algo común que un hombre participe en un delito o sea asesinado, y no se había de “hombricidios” como en el caso de los “feminicidios”.

“El tema es feminicidios… hablan de feminicidios y no hablamos de hombricidios”, dijo Rodríguez Calderón la ser cuestionado sobre el alza de mujeres asesinadas, lo que tiene al municipio de Monterrey en el primer lugar a nivel nacional y a Nuevo León en el tercero.

“Es decir se ve común que un hombre cometa un delito o sea asesinado o ejecutado, y hoy tenemos este flagelo que es el feminicidios”, agregó.

Por otro lado, adelantó que pedirá a la Fiscalía General del Estado el número de mujeres asesinadas, pero también el número de mujeres involucradas en actividades delictivas.

“El número de feminicidios, cierto, nos ha crecido, pero ¿cuál es el origen? Hoy estamos viendo con desagrado, no me gusta decirlo, lo tengo que decir porque es mi responsabilidad como gobernante, que en los casos de algunos feminicidios, lo vamos a ver en la estadística cuáles son las razones por las que una mujer es asesinada, hay muchos casos porque se están dedicando a la venta de droga, se han metido al tema del narcomenudeo”, aseguró.

Por último, señaló que todas las autoridades tienen la instrucción de fortalecer el trabajo preventivo, y aparte implementar programas focalizados en zonas donde haya más incidencia.

Monterrey lidera número de feminicidios a nivel nacional

Comparte este artículo:

De acuerdo a los datos dados a conocer este mes por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la ciudad de Monterrey es el municipio con mayor número de feminicidios a nivel nacional, esto en los primeros nueve meses del año.

El mes de agosto Monterrey se colocaba en el segundo lugar a nivel nacional, pero en septiembre, al acumular 13 indagatorias por el delito de feminicidio, empató a la ciudad de Culiacán. Otras ciudades que rebasó la capital de Nuevo León, son Ciudad Juárez, Chihuahua y a Xalapa, Veracruz, que ocuparon los lugares dos y tres con 12 y 11 casos, respectivamente.

Por otro lado, el informe del SESNSP, señala que Ciénega de Flores, Nuevo León, ha reportado seis feminicidios en los primeros nueve meses del año, lo que lo convierte en el segundo con la tasa más alta del País, con 24.91 casos por cada 100 mil mujeres, debajo de Cañada Morelos, en Puebla, con 28.61.

En la lista de los 100 municipios con más feminicidios figuran también García y Guadalupe, con cinco casos cada uno; Escobedo, con cuatro, y Cadereyta, con tres.

Además, Nuevo León figura como el tercer estado con más reporte de dicho delito, con 53 carpetas hasta septiembre, solamente debajo de Veracruz, con 140, y Estado de México, con 81.

Combatir la corrupción: Incentivos y reformas institucionales

Comparte este artículo:

El pasado 19 de octubre se presentó en la Feria Internacional del Libro del Tec de Monterrey la obra cumbre de Susan Rose-Ackerman y Bonnie J. Palifka: Corrupción y gobierno. Causas, consecuencias y reformas (2019, Marcial Pons, Madrid). Junto con Daniel Butruille, tuve el honor de comentar el libro. Las siguientes líneas son una síntesis de mi participación en dicho evento.

En primer lugar, debe señalarse que para México es indispensable un libro como el de las autoras porque, desafortunadamente, a lo largo de nuestra historia la corrupción ha sido una constante. Por poner un par de ejemplos, es de todos conocida la famosa frase de la época colonial según la cual las órdenes de la metrópoli debían ser “obedecidas pero no cumplidas”; o bien, recordemos que en 1917 los Constituyentes de Querétaro, de último momento, incluyeron reglas constitucionales sobre la contratación de obra pública, con el objetivo de evitar “los fraudes y los favoritismos, bien conocidos del antiguo régimen.” 

Estas mínimas referencias al problema histórico de la corrupción en México nos indican lo necesario que es contar con un estudio científico sobre lo que hace posible los hechos de corrupción (causas) y cuáles son sus efectos (consecuencias), así como reconocer qué arreglos institucionales han sido más exitosos en el mundo y bajo qué circuntancias (reformas).

En su libro, Rose-Ackerman y Palifka explican que la “corrupción se produce en la intersección entre los incentivos específicos a una situación, las instituciones sociales generales y la ética personal.” (60). Entre las múltiples consecuencias de la corrupción señalan: bajo crecimiento, baja inversión, alta desigualdad, educación de mala calidad, altas tasas de criminalidad… (61). La agenda de la reforma debe estar “en el modo de operación del gobierno” (71) y en “políticas que cambian los incentivos económicos de la corrupción.” (522).

Enseñanza imprescindible para nuestro país: Si no intentamos modificar o intervenir en los incentivos económicos que faciltan los tratos corruptos, nuestros esfuerzos sociales serán muy poco eficaces. En algunos casos nuestras políticas públicas no sólo serán inefectivas sino, incluso, contraproducentes.

Para el México actual, resulta ilustrador centrarse en una de las afirmaciones de las autoras: “quienes sotienen que ‘el pescado se pudre de la cabeza hacia abajo’ tienen una visión demasiado simplista de la reforma, al concentrarse solo en las personalidades que están en la cúpula.” (545). Las autoras subrayan que dirigentes honrados pueden tolerar corrupción de bajo nivel y que, en otros casos, algunos dirigentes corruptos han apoyado reformas en niveles inferiores justo para aumentar las ganancias en niveles superiores y acallar las demandas por reformas. (545). Por ende, parecería que no es suficiente combatir la corrupción tal como se barren las escaleras, “de arriba para abajo”.

Me centro a continuación en algunas lecciones más para México.

Un tema muy importante para la economía mexicana es el de las contrataciones públicas. Las autoras afirman que en este tipo de gran corrupción se “transfiere[n] ganancias monopolísticas a inversores privados, a cambio de pagos a funcionarios de élite corruptos, que reciben una parte de los beneficios en forma de comisiones ilegales.” (125). Entre otras muchas aportaciones, subrayo la idea de que existen “nodos” en el procedimiento de compra gubernamental en los que se pueden generar beneficios corruptos y sobre los cuales deberían centrarse los arreglos institucionales; por ejemplo, en la selección de los proyectos, el acuerdo corrupto puede consistir en designar proyectos “con lucrativas oportunidades corruptas aunque tengan un valor social bajo.” (136). Las autoras demuestran que “las decisiones sobre qué licitar son tan importantes como las decisiones sobre cómo llevar a cabo la licitación. Los sistemas corruptos no solo usan malos procedimientos; también licitan con frecuencia las cosas equivocadas.” (183-4). Esto es, no solo debemos auditar los procedimientos, sino también lo que se compra y su justificación.

Una enseñanza más para México es la relacionada con los conflictos de interés. Las autoras confirman que un conflicto de interés económico emana  de una confusión de roles, esto es, “[s]i los funcionarios públicos toman decisiones que pueden afectar su patrimonio privado o el de las empresas en las que ellos o sus familiares participan, pueden hacer elecciones sesgadas a favor de estos intereses privados.” (204). Para ello, existen arreglos institucionales como la prohibición de participar en decisiones en las que pudieren tener un interés económico, revelación de activos financieros de los funcionarios públicos, colocación de sus bienes en fideicomisos ciegos, etc. (205). Sin embargo, una faceta más de este problema, y el cual identifican como el de cumplimiento más difícil, es la búsqueda de empleo post cargo público, esto es, “cuando los funcionarios dejan el gobierno [y] son frecuentemente contratados por empresas que tienen negocios con sus anteriores empleadores.” (207). Pronto veremos si el período de enfriamiento de 10 años que se ha aprobado en la Ley de Austeridad Republicana es constitucional.

Por último, las autoras expresan que, en el caso de que muchas o todas las propuestas de reformas que realizan a lo largo de su libro se implementaran, aun así deberíamos preguntarnos el papel que juegan en los incentivos corruptores la naturaleza global de los grandes negocios y de las organizaciones criminales, y, además, el papel que juega en todo ello el lavado de dinero. Respecto de esto último, indican las autoras cómo es que “[e]n algunas ocasiones, es más fácil perseguir penalmente los delitos de lavado de dinero que la corrupción” (535). En general, debe revisarse y acudirse al papel que juega la comunidad internacional.

En síntesis, Corrupción y Gobierno… otorga una invaluable lección para la política anticorrupción en México: Debemos centrarnos en políticas que cambien los incentivos económicos de la corrupción. Aunque el libro es amplio en cuanto al estudio de otras facetas del combate de este fenómeno (reforma de la función pública, reorganización administrativa, uso del derecho penal, financiamiento de campañas políticas…), contrataciones públicas, conflictos de interés, papel de la comunidad internacional y estrategias contra el lavado de dinero, resultan indispensables actualmente en México. Conozcamos cuáles son los incentivos económicos de la corrupción y propongamos soluciones congruentes y eficaces.

Monterrey XXI

Comparte este artículo:

Esta semana se entregó el premio nobel de economía a Esther Duflo, economista francesa y segunda mujer en la historia en ganarlo. Duflo, en conjunto con sus colaboradores, plantea una nueva forma de hacer política pública. Dejemos las ideologías de lado y concentrémonos en la acción. Hace 500 años la revolución científica nos dio la principal herramienta que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en medicina, tecnología, química, física y muchas otras ciencias naturales. Esa herramienta es el Método Científico, pero irónicamente no lo hemos utilizado para la política, economía y otras ciencias sociales. Es momento de cambiar eso. 

Nuestra capital se encuentra en un momento crítico, seguimos sin resolver los principales problemas que día a día nos afectan, contaminación, tráfico, inseguridad, vivienda digna, pobreza y desigualdad. Lo que plantea Duflo es que en lugar de concentrar los esfuerzos en los grandes problemas, partámoslos en pequeños problemas para encontrar sus causas y ataquemos su raíz con el Método Científico. Para esto hay que desarrollar grupos de control con experimentos sociales para encontrar que sí funciona y que no funciona. 

Monterrey sufre de inseguridad, confirmado con los resultados de la ENSU de Septiembre de la INEGI con un 73.8% de percepción, la peor de toda la ZMM. No sólo eso, somos la ciudad con peor calidad del aire de latinoamérica, perdemos $9,800 mdp anuales en el tráfico, no hay espacios públicos o de esparcimiento, no hay inversión en transporte público, estamos llenos de basura, hay mucho desperdicio de comida y hay un claro rezago en la lucha contra la corrupción dentro del gobierno. Problemas que no se han resuelto con las alcaldías del PAN ni del PRI. 

Para resolver estos problemas complejos tenemos que plantearnos preguntas sencillas que busquen respuestas concretas. En vez de concentrarnos en resolver la seguridad, preguntémonos: ¿Con más luminarias se reducen los crímenes? ¿Parques, vecinos atentos, hacinamiento, cursos de prevención en escuelas? ¿Un carril carpool reduce el tráfico y la contaminación? ¿Tren ligero, verificación vehicular, scooters eléctricos, red de ciclovías? ¿Una contraloría ciudadana resuelve la corrupción? ¿Evaluación policial, evaluación de políticas públicas o funcionarios? Es así como tenemos que comenzar a implementar acciones concretas que busquen resolver estos cuestionamientos para encontrar soluciones reales, con datos y comparaciones claras para estar seguros de su efectividad. 

Tenemos que dejar de lado el pensamiento ideológico, si aplicamos un capitalismo, socialismo, comunismo, progresismo, etc. y concentrarnos en cada tema. En desarrollo urbano tenemos que voltear a ver ciudades como Singapur, Boston, Barcelona o Curitiba, donde se realizó vivienda social vertical y se aumentaron los espacios públicos. En Medio Ambiente comenzar con programas de reciclaje para poco a poco probar si hay reducción de basura y mayor generación de energía, así como fomentar el uso de paneles solares y regular la contaminación industrial y vehicular. En desarrollo social atacar la desigualdad de ingreso de las familias, dejar de lado la burocracia de esos programas y probar un Ingreso Básico sin ataduras que ayude a su economía a fin de fomentar la reinversión y reenfoque en actividades más productivas. Pero todo esto tenemos que probarlo de manera controlada antes de implementarlo en su totalidad, porque sólo así sabremos si sí funciona o no. 

Duflo fue reconocida por concentrarse en estas preguntas y atacar la pobreza en diversas partes del mundo. Como resultado hay personas en África, Asia y Latinoamérica que cuentan con mejor educación, salud y calidad de vida. Pero todas son diferentes culturas, lenguas y sociedades, no sabemos si lo que funciona en otras partes va a funcionar aquí, a menos que lo probemos.

Todo esto solamente se puede lograr si trabajamos en conjunto, al fin y al cabo el Método Científico es una herramienta, no una respuesta. Pero está muy claro que el conocimiento y la mejora es resultado de un trabajo colectivo, de prueba y error. Pongamos nuestras propuestas en acción, juntémonos como regios para encontrar soluciones, para así, juntos construir el Monterrey que queremos para el siglo XXI.