Local, Nuevo León, Opinión y análisis

Cuando la Libre Expresión se Degenera

El día de ayer el equipo de Altavoz tomo una decisión, que no necesitaba ni pensarse dos veces, no íbamos a difundir imágenes y/o videos de lo sucedido en el Colegio Americano del Noreste. El hecho en sí es trágico y dramático y tal y como dice el día de hoy en su columna María Santos, era suficiente con que los medios reportaran que había habido una balacera al interior de una escuela y hasta ahí. Al contrario, algunos fueron más allá, y difundieron imágenes y un video amarillista con tal de tener likes, visitas y hasta ganancias monetarias.

Como muchos otros medios, Altavoz, dio su postura e invito a la comunidad a no difundir más las imágenes y el video. Cuando hicimos esto en nuestra página de Facebook, hubo gente que nos acusó directa e indirectamente de estar en contra de la libre expresión.

Sí, de la nada se volvió tema la libre expresión y como nosotros la estábamos violentando. Es aquí a donde quiero llevar mi columna de hoy. ¿Cómo es que una cuestión de ética se llevó tan fácilmente a un tema de libertad de expresión?

La libertad de expresión ciertamente es un derecho, pero tiene sus límites cuando temas como ética, moral y responsabilidad entran en la formula.




Lo que ayer hicieron ayer algunos medios de comunicación, no tiene progenitora. Va muy lejos de la ética y responsabilidad que debemos de tener los medios.

En definitiva, el peor de todos fue Grupo Reforma, mismo que puso el video en libre acceso, envío notificaciones a los usuarios que tuvieran su aplicación (algo que nunca habían hecho) y además publicaron a diestra y siniestra, las imágenes de los menores en el piso.

Siempre he dicho, la libertad de expresión es un arma de doble filo y si el que la tenga en la mano no la sabe utilizar, probablemente se termine cortando con ella.

Y esto fue justamente lo que sucedió ayer. Hay gente que cree que este derecho es un pase para insultar, difamar y romper códigos de ética, pero no es así.




Digamos no a los medios que buscan de la tragedia, generar tráfico en sus páginas web, más suscriptores y peor aún ganancias monetarias. Hoy más que nunca se necesitan medios de comunicación que sean responsables y éticos.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”