#NoFueTuCulpa

En un clima de luto, el día de ayer acudimos a tomar las calles de Nuevo León para alzar nuestras voces de indignación ante un caso más de feminicidio en nuestro país: el caso de Mara Castilla.

Con los gritos de: “Ninguna agresión sin respuesta, la calle y la noche también son nuestras” “ni una menos, vivas nos queremos” y “Mara hermana, tu muerte será vengada”, mujeres y hombres nos unimos haciendo uso de uno de los mecanismos sociales de defensa de los derechos humanos más comunes: la protesta.

“Las mujeres estamos hartas de vivir con miedo, inseguras del machismo, de la institucionalización de la impunidad”, así leía el cartel que convocaba a una de las marchas que se llevaron a cabo a lo largo del país.

Tomamos las calles para hacer eco de nuestras voces y hacer exigibles nuestros derechos.

Porque no sólo ha sido Mara, son las más de 50 mujeres asesinadas por razones de género en nuestra entidad, es aquella terrible estadística que lanza The Geneva Declaration (2015) estimando que alrededor del mundo suceden 60 mil feminicidios por año, y es la región latinoamericana aquella con las mayores tasas.

Y son aquellas voces silenciadas, víctimas de la violencia machista a las que ya no podemos hacer oídos sordos. La visibilización de los casos es importante para dar a conocer el peso de la problemática, algunos casos han sido más mediáticos que otros (las razones son cuestionables) pero todos igual de importantes, todos igual de dolorosos.

“Queremos que nos dejen de tratar como ciudadanas de segunda clase” comentaba una de las activistas al finalizar la marcha en el centro de Monterrey, Nuevo León.

Necesitamos que las alertas de género se conviertan en mecanismos eficaces y logren trascender su parte discursiva, jueces y fiscales que laboren con perspectiva de género, ciudadanía bien informada que no re victimice a las víctimas, programas y políticas con enfoque de derechos humanos con mayores tintes de prevención y de atención a la capacitación y educación en materia de nuevas masculinidades.

Por último, hablar de estos temas no es moda, las cifras demuestran un escenario adverso para nosotras. Aún hay mucho por hacer: “disculpe las molestias: nos están matando”.

Protestan por asesinato de Mara Castilla

Al rededor de 500 personas en Nuevo León, en su mayoría mujeres, se unieron a las marchas que se realizaron a nivel nacional, tras el asesinato de la joven de 19 años Mara Castilla en el estado de Puebla.

Al grito “Ni una menos”, el contingente comenzó su protesta frente a la Catedral Metropolitana de Monterrey en la calle Zaragoza. La marcha acabo en la Explanada de los Héroes frente al Palacio de Gobierno, lugar en el que las manifestantes aprovecharon la estructura que el Estado instaló para el Grito de Independencia, para hacer algunos pronunciamientos y tocar la campana “de la libertad femenina”.

A la marcha asistieron activistas como Leticia Hidalgo de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, y Irma Alma Ochoa, directora de Artemisas por la Equidad.

La marcha se da después del asesinato de la joven Mara Castilla en Puebla, misma que desapareció el pasado 8 de septiembre al salir de un antro. Hasta el momento hay registrados 52 feminicidios en Nuevo León, según cifras de organismos ciudadanos.

 

Van 44 feminismos en la entidad, afirma ONG.

Ni la alerta de violencia de género declarada a fines del año pasado, ni el hecho de que el asesinato de mujeres ya pueda ser procesado por sí solo como un delito independiente, han frenado los asesinatos contra ellas.

Tras la alerta declarada el 18 de noviembre del 2016, que debería obligar a las autoridades a intensificar las acciones para erradicar este tipo de asesinatos, han ocurrido 44 casos: de ellos, hubo 8 feminicidios a partir de la fecha de emisión de la alerta y hasta el 31 de diciembre de ese año. Y además, van 36 casos adicionales en este  2017.

“Desafortunadamente no se puede negar que la violencia sigue reinando en el estado de Nuevo León y desafortunadamente hemos visto que cuatro adolescentes han sido asesinadas”, cuestionó Irma Alma Ochoa, presidenta de Arthemisas por la Equidad, una organización no gubernamental que trabaja en favor de la erradicación de la violencia.

Es decir, la alerta no ha logrado bajar la violencia contra las mujeres y, si no se trabaja en prevención, se corre el riesgo de que en el 2017 se rebase la cifra de feminicidios reportados en el  2016, que fue de al menos 84 casos.

El gobierno estatal se comprometió a crear una fiscalía especializada para investigar los feminicidios, promesa que sigue en el aire, porque aunque ya hay una fiscal nombrada, la agencia especializada en asesinatos contra mujeres todavía no está instalada, y, por cuestión de la burocracia, para eso faltaría aproximadamente un mes más.

“Lo que esperamos mínimamente es ser escuchadas en nuestras peticiones, no tener que judicializar nuestras solicitudes como sucedió en el 2012, que Arthemisas tuvo que recurrir al amparo de la justicia federal para poder declarar esta alerta de género”, sostuvo Ochoa.

“Recordemos que todo esto se maneja a través de los recursos y mientras no bajen los recursos algunas de las actividades de las y los funcionarios quedan truncas en el proyecto de trabajo”, sostuvo.

La poca cultura del respeto al prójimo, la falta de valores y la violencia arraigada en la entidad, factores aunados a la tardaza y apatía oficial en generar políticas públicas, han disparado el fenómeno de asesinatos contra las mujeres.

En tanto, en el Congreso Local, en reiteradas ocasiones las diputadas y diputados han exigido a la autoridad estatal aplicarse en el tema porque no tendría que haber ni una sola muerte violenta contra ellas.

A los pocos meses de iniciada la nueva administración, Yamilette Orduña fue nombrada nueva titular del Instituto Estatal de las Mujeres, organismo para coadyuvar en la elaboración de políticas públicas para prevenir la violencia de género, pero la funcionaria llegó a ese cargo sin experiencia y totalmente desvinculada del tema.

De hecho, su nombramiento se interpretó como un premio tras haber sido derrotada como candidata a la alcaldía regia por un partido político que apoyó en las elecciones al ahora gobernador.

Minuto de silencio para las 23 de Nuevo León

El pasado lunes 15 de mayo, el Congreso Local de Nuevo León guardó un minuto de silencio debido al saldo de 23 feminicidios que se han cometido en el estado desde que comenzó el 2017. El minuto de silencio fue solicitado por la diputada local de Movimiento Ciudadano, Concepción Landa, esto con el fin de honrar a las víctimas pero también de exigir a las autoridades correspondientes que tomen las medidas necesarias para evitar que el número de estos asesinatos siga aumentando. La diputada agregó que de las 23 mujeres asesinadas cuatro tuvieron lugar en García, tres en Monterrey y Juárez, dos en San Nicolás, Santa Catarina y Ciénega de Flores, así como uno en San Pedro, Allende, Escobedo, Guadalupe, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La seguridad pública en las elecciones en el Estado de México

En los procesos electorales de México las propuestas en seguridad pública de los candidatos a ocupar cargos públicos es una carta de presentación sobre lo que conocen y la forma en que podrían enfrentan los temas que contiene la agenda de seguridad pública, más aún porque es un tema central en la percepción ciudadana sobre la eficacia de los gobiernos.

En el caso del Estado de México (EDOMEX) los problemas que enfrenta en la materia obligan a los candidatos a presentar propuestas sólidas, consistentes, viables y creíbles ente el electorado.

Alfredo del Mazo candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propone construir Centros de Mando en dos lugares específicos; el primero en Naucalpan y el segundo en el oriente del estado para mejorar la atención policiaca; y propone instalar cámaras de seguridad y botones de pánico en el transporte público.

Josefina Vázquez Mota abanderada del Partido Acción Nacional (PAN)  declaró que profesionalizaría los cuerpos policiales bajo un esquema de sueldos y capacitación. Ha enfocado parte de sus propuestas en el combate a la violencia de género y los feminicidios en particular.

Juan Zepeda, candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) propone modificar el Mando Único Policial que pasaría a ser uno coordinado o mixto, y ha afirmado que establecería una policía de proximidad con las capacidades para atender de forma más rápida los delitos que se cometiesen.

Por último, Delfina Gómez Álvarez de MORENA, propuso que para combatir la inseguridad se instalárán cámaras de videovigilancia y botones de pánico en las zonas donde existen los mayores índices de delitos en la entidad.




Respecto a sus plataformas electorales el documento que entregó el PAN denominado Plataforma Electoral Edomex 2017. Soluciones para el Estado de México” en su  Eje 1. Comunidades seguras y Estado de Derecho, señala que este tema es prioritario, esto es,  seguridad pública, procuración y administración de justicia, así como trato digno y empoderamiento de las víctimas de delito. Para ello intengra 31 estrategias, donde destaca: 1) Transitar del modelo de seguridad pública al de seguridad ciudadana, 2) Transformar de forma integral los cuerpos policiacos estatales a través de su profesionalización y 3) Fortalecer las áreas de control interno de las policías estatal y municipal.

Por su parte, la plataforma de MORENA indica en su punto tres “Seguridad pública y erradicación de la violencia” que debe crearse un nuevo concepto de orden basado en la justicia, la dignididad, el respeto a los derechos humanos y la paz, para ello propone acciones como: 1) se rechaza el uso de la fuerza pública para la solución de conflictos, prioriza el diálogo y el consenso para la toma de decisiones; 2) Establecer el Servicio Civil de Carrera para los policías peritos y Agentes del Ministerio Público, y 3) Garantizar mayores salarios para elementos de la policía estatal y municipal.




La Coalición PRI, PVEM, PANAL, y PES en el documento La plataforma electoral y programa de gobierno 2017-2023. Acción con visión por el Estado de México en su eje 3.2 Seguridad y justicia, coloca al mexiquense al centro de las políticas de seguridad atendiendo de forma prioritaria los problemas de seguridad y violencia, para ello propone: 1) Mejorar el programa de incentivos de las condiciones laborales y prestaciones sociales de los policías, 2) Atender la profesionalización de las corporaciones policiales del Estado, 3) Dignificar la vocación policial y 4) Fortalecer una cultura de prevención del delito desde la educación formal.

Por último la plataforma del PRD títulada Por el Bienestar, la Paz y la Felicidad asienta en su primer política para la Transformación del Estado de México que, la seguridad debe garantizar la vida de las personas, y propone 1) Reformar los órganos relacionados con la seguridad y justicia con ello se podrá garantizar que la seguridad y justicia sean profesionales, 2) La seguridad Pública será ciudadana y humana, y 3) Se establecerá el Mando Coordinado de todas las fuerzas de seguridad en el Estado.

Como puede apreciarse, partidos políticos, equipos de campaña y candidatos de las principales fuerzas políticas en el Edomex establecieron objetivos, estrategias y acciones puntuales sobre cómo transformar y perfeccionar la seguridad pública, corresponde las personas analizar la viabilidad de cada propuesta y ponderar su posible eficacia para, entre otros elementos, analizar el sentido del que será su voto.

Las ciudadanías sí son sustanciales para encauzar la acción de los gobiernos desde las campañas y su participación es fundamental.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Misoginia e impunidad a la orden del día: Caso del #JuezPorky

En México, no es ninguna novedad como, a pesar de los “grandes esfuerzos” de los que tanto se habla, relativos a la promoción de un sistema de justicia acusatorio fehaciente pintado como una de las grandes reformas que se han llevado a cabo, la impunidad y las leyes injustas continúan imperando en nuestro país.

Asimismo, cabe destacar cómo las acciones gubernamentales destinadas a enfrentar las violencias machistas, han sido insuficientes y ejercidas de una forma tardía. Dichas situaciones, impunidad y violencia hacia la mujer, han sido “encaradas” de una manera considerablemente escueta, y en el fondo, carentes de un verdadero compromiso para con la sociedad; tal como lo refleja un sistema de justicia que promete muchas cosas, pero que lamentablemente salta la tarea más importante de todas: empoderar al pueblo.




Sucede algo similar, en el caso de los mecanismos que pretenden reconocerles (y posibilitar, pues el reconocimiento en papel no es nada sin la práctica de dicho reconocimiento) a las mujeres que habitan en el territorio mexicano aquella dignidad inherente, y aquella igualdad frente al hombre: se establecen aspectos como la paridad de género, se emiten alertas de género y  nuevas figuras penales (como el acoso sexual en el estado de Nuevo León); pero no se lucha auténticamente contra una serie de prácticas sociales, políticas y culturales que fungen como la verdadera raíz de la violencia y la desigualdad contra la mujer.

Ahora bien, como habitantes de un estado cuya justicia es solo una palabra que parece no trascender al mundo real, una parte de nosotros ha aguantado una cantidad interminable de abusos: apreciar a ex gobernadores, como los Duartes, como Medina, como Borge en plena libertad; atestiguar el incipiente aumento de feminicidios, el disparo de los casos de acoso que viven diariamente las mujeres en las calles y en el transporte público.

Un sinfín de casos que nos revelan como la violencia y la inexistencia de la justicia (pues como diría Flores Magón, “La justicia con trabas no es justicia”) se han apoderado de nuestra sociedad. No obstante, llega un momento en que dicha tolerancia del pueblo se quebranta, ante casos, tan cínicos, tan inimaginables, que convierten en intolerable (por parte de una mayoría, pues personas luchando contra estos males y nunca tolerando los mismos siempre ha habido) el status quo.

Tal es el caso del reciente fallo emitido por el  juez Anuar González Hemadi, el cual ha concedido un amparo a Diego Cruz, mejor conocido como uno de los “porkys”, que junto a otros llevó a cabo lo que en Nuevo León se entendería como el delito equiparable a violación contra Daphne Fernández, mujer menor de edad.

Bajo el argumento de no haber “fines lascivos en la conducta”, el juzgador González Hemadi ha estipulado que el delito de pederastia imputado a Diego Cruz, no se encuentra comprobado; que el hecho de tocar los senos de la víctima, que meter la mano debajo de la ropa interior de la persona y que insertar sus dedos en los genitales de Daphne Fernández no constituyen un motivo suficiente para acreditar que había fines lascivos.

Más que no comprender, considero que cualquier persona con un poco de conciencia estará de acuerdo en que dicha resolución constituye una escupida para toda la sociedad, para nuestras madres, compañeras, amigas, hermanas; esta sentencia es la afirmación de la impunidad imperante en nuestro país, de la inmensa necesidad de, no fortalecer, sino de recuperar las instituciones, para así hacerlas del pueblo y para el pueblo.




Así mismo para refrendar la importancia del movimiento feminista y las luchas que este conlleva, para que no vuelva a haber ninguna otra víctima como Daphne, para que no estén en la administración de justicia personas como este juez; y por supuesto, para no hacer que esta situación termine en un lamento solamente, sino que exigir junto a las compañeras que abanderan la lucha del feminismo, así como junto a aquellos que abanderan la lucha por un gobierno popular, la revocación de la sentencia dictada por el juez, la impartición de una justicia real (pronta y expedita) hacia el caso de Daphne y de todas aquellas personas que han sufrido por este tipo de cinismo y de aplicación de la más pura injusticia, como la del juez “porky”.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Indignación Social

“La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”

Michael Mann

Los datos oficiales actualizados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que el 2016 fue el año más violento en el curso de la administración del Presidente de México Lic. Enrique Peña Nieto; debido a que de enero a noviembre se registraron 18 mil 915 casos de homicidios dolosos, esto implica que son 3 mil 350 más que los cometidos el año anterior.

En el caso de los secuestros, aunque también tienen un incremento no es tan pronunciado como el de homicidios, se contabilizan durante el mismo periodo mil 022 casos comparados con 960 casos que se suscitaron el año anterior.




Esto viene a colación ya que, el pasado 1 de marzo el joven de 13 años Víctor Alfredo fue secuestrado al salir de la secundaria “Capitán Alonso de León” que se ubica en el centro de Guadalupe, en el estado de Nuevo León, posterior a ese hecho fue asesinado aunque los plagiarios cobraron un rescate. El cuerpo lo localizaron a la altura del kilómetro 13 del Libramiento Noreste en el municipio de Escobedo, lamentablemente también en un avanzado estado de descomposición.

Por estos lamentables hechos un hombre fue detenido quien declaró haber matado al joven luego de que éste lo reconociera, porque previo a estos hechos delictivos él se desempeñaba como trabajador en una ferretería del padre.

Más allá de lo triste que resulta la pérdida de cualquier vida humana,  aquí estamos ante el caso de un joven con el futuro por delante, sin embargo habría que detenerse y cuestionar por qué este hecho no causó mayor indignación y protesta en amplios sectores de la sociedad, ¿será quizá que ya se ha normalizado la violencia y la muerte como si fuera parte de nuestra vida cotidiana?

Habría que cuestionar si ante hechos de este tipo pareciera que como sociedad denunciamos más la pérdida de ciertas vidas y sí asumimos acciones diferenciadas con base en la identidad, posición social o incluso espacio geográfico donde ocurre un homicidio.

En este punto, es necesario ser contundente, todas las vidas importan y todas deben ser resguardadas y denunciadas en caso de pérdida. Lo que no significa desatender la particularidad y especialidad jurídica y social que tienen los casos como feminicidios, o los que provoca la homofobia, o en su caso las muertes de migrantes.




Las interrogantes a que se hace referencia, recuerdan justamente las dudas que suscitaron entre teóricos y literatos cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, ¿por qué nadie denunció los actos de violencia sistemática que se vivieron en la sociedad durante ese tiempo? La respuesta que otorgaron sobre todo desde la filosofía fue que la existencia humana era la cuestión fundamental por ello cada pérdida humana era y es irreparable.

Retomando las preocupaciones de Hannah Arendt sobre los acontecimientos de esa contienda bélica y el proceso de la banalización del mal, habría que considerar como sociedad los valores que difundimos, toda vida debería ser igualmente importante sin considerar etnia, género, edad, o condición socioeconómica; todas las pérdidas deberían y deben generar malestar en sociedad y movilizaciones, lo que es grave es comenzar a tolerar estos hechos por percibirlos parte de la vida cotidiana, pero más grave es que unas muertes tengan mayor significado que otras por razones especialmente equívocas.

Si como sociedad ponderamos la muerte en función de lo que nos separa y nos divide va a ser muy complejo hablar de igualdad y democracia. Si como sociedad lo que importa hasta en la muerte es el estatus, el prestigio y la fisonomía de las víctimas, olvidamos que con ello fracturamos la trascendencia que tiene cada vida.

Hay cosas que no se dicen porque son políticamente incorrectas, y esa corrección quizá sea menos nociva que el problema real, es importante asumir que el crimen surge en sociedades reales, valores reales y familias reales, es sustancial aceptar que las muertes importan distinto si se trata de personas marginadas o de mayores recursos, que incluso la noticia sobre una muerte tiene mayor o menor trascendencia si ocurrió en una colonia y no en otra, y es importante decirlo porque en ese mosaico social es donde surge el crimen y no en otra parte.

Todas las víctimas merecen el derecho a la verdad, a la reparación del daño pero sobre todo a la justicia, la tarea es enorme ante la magnitud de muertes que la delincuencia organizada provoca en nuestro país, y siendo así de grande el reto es abrazar los valores de justicia, equidad y universalidad de la vida, desde los cuales la indignación tiene sentido.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

En sus marcas, listos…casi fuera: 2017

Dentro de una semana en nuestro país se vivirá la segunda jornada electoral del actual sexenio de Enrique Peña Nieto, donde los ciudadanos le pusieron un revés histórico al PRI ya que perdieron Estados clave en sus operaciones políticas a manos del PAN.

Muchos de estos estados viven por primera vez la alternancia política, esto significa que siempre habían vivido bajo un mismo sistema de gobierno impuesto por un solo partido político dominante, en algunos casos dominante y corrupto como Veracruz, Chihuahua o Durango, los ciudadanos respondieron a los pésimos e inoperantes  gobiernos que tenían (casualmente del PRI), enviando un mensaje de que no solo los independientes pueden cambiar el rumbo de una elección.

Esta vez le toca a Nayarit, Coahuila y Estado de México entrar a la escena electoral, ya que con las renovaciones de sus respectivos poderes ejecutivos, Coahuila y Estado de México, bastiones históricos del PRI ahora en peligro y Nayarit con alternancia intermitente desde 2005, estos son la antesala de lo que viviéremos los mexicanos en el 2018, ya que es ahí donde el PRI se juega sus mejores tranzas o cartas para llegar al año entrante con posibilidades de mantenerse en el ejecutivo federal.

De Nayarit podemos decir muchas cosas, pero resumiéremos solo en que el alcalde que robo “poquito” alias “Layin”, no llegue a gobernar el estado de los nayaritas por la via independiente, ya que al parecer la polémica es su mejor y al parecer única carta de presentación con la ciudadanía.

Un poco más al norte, esta nuestro vecino, Coahuila, quien en recientes resultados electorales ha cambiado su composición política, esto debido a que poco a poco la corrupción encarnada en la dinastía Moreira ha cansado a los lastimados ciudadanos de la tierra del sarape y el pan de pulque, desde la caída del PRI en Saltillo, hasta lo fuerte que luce su oposición en el norte del estado, el priismo debe tener una operación excelsa y por excelsa me refiero a tener un gran arsenal de fechorías y dinero público desviado en la compra del voto como siempre lo hacen, ya que Riquelme, su candidato y ex alcalde de Torreón, es el abanderado para los tricolores en esta elección.




Miguel Riquelme carga con una pésima gestión como Presidente Municipal de la Comarca Lagunera, plagada de escándalos y desvíos a favor del PRI; ahora, del lado de MORENA, un aspirante independiente se cuelga del efecto de AMLO en esta ocasión y usa a la plataforma política del tabasqueño como bandera para esta elección, muy al estilo del Bronco, hasta para hablar, este empresario buscara gobernar el vecino estado con la esperanza que Rodríguez Calderón le dio a ex priistas para seguir en la política nacional; y quien sin duda está muy cerca de sepultar a los fragmentados Moreira, es el panista Guillermo Anaya, ex Senador, ex Candidato a Gobernador del PAN y uno de los principales opositores históricamente de los hermanos corrupción, las encuestas más conservadoras lo colocan entre 3 y 7 puntos arriba de Riquelme, lo que genera un ambiente propicio para la tan anhelada alternancia.

Así empezaron las 7 de 12 entidades donde el PRI perdió el poder las elecciones del 2016, aunque el PRI no está del todo derrotado en Coahuila, es un gigante herido en muchos aspectos, perdiendo la capital, Saltillo, la zona norte del estado, donde la industria está presente, es gobernada por el PAN, los municipios fronterizos como Nadadores, Morelos y Villa Unión, son panistas, en Torreón, el PAN estuvo a punto de dar la campanada la elección pasada, perdiendo por las alianzas que el PRI hizo con otras fuerzas políticas, de lo contrario sería una losa muy pesada de cargar en la espalda de los Moreira.

Antes de irnos a la joya de la corona de este proceso electoral, no se me puede ir uno de los Ex Gobernadores más corruptos de este país y no, esta vez no es Medina, ni cualquiera de los Duarte, Borgue, Montiel, Peña Nieto, Murat, Osario, Yarrington o Natividad, esta vez hay novedades de parte de Humberto Moreira Valdés, y es que esta vez después de solicitar ser candidato del PRI a la alcaldía de Saltillo, a ser considerado para ser Diputado Local, esta institución le cerró las puertas a su creador.

Así es, dejaron fuera a uno de los creadores de uno de los priismos, más peligrosos, violentos y corruptos del país, y esto es por las investigaciones que Moreira ha tenido y tiene en su contra, en lo particular, la ´última realizada que culminó en su detención en Madrid, España.

Y no pensemos que el Señor Moreira se fue a refugiar o a esconder como Duarte para llamar menos la atención y evadir la justicia que lo persigue, esta vez nos sorprendió y nos hizo ver que a demás de que la corrupción puede tomar formas humanas, ahora el cinismo también, ya que el “maestro Moreira” competirá como ¡Candidato a diputado plurinominal por el Partido Joven de Coahuila!

Asegurando que el PRI injustamente lo excluyó de los próximos lugares para ser candidato y que el Partido “joven” le abrió generosamente las puertas, arranca el maestro Moreira presumiendo su distanciamiento con su hermano Rubén Moreira y diciendo como esposo violento que ya cambió, que esta vez las cosas serán diferentes, que confíen en él, y ya sabemos cómo terminan estas historias, así que prepárense por que Moreira quiere venganza, el PAN esta como puntero en las encuestas y el PRI no está del todo derrotado en Coahuila, pero puede caer noqueado.




Como  lo mencionaba, ahora un vistazo rápido a la joya de la corona porque nunca terminaría con tanto por opinar de los tres candidatos protagonistas de este 2017, primero las damas, Josefina Vázquez Mota regresa a una contienda como Candidata a la Gubernatura del EdoMex, un estado azotado por la corrupción, la desigualdad y el bastión mas fuerte del PRI históricamente.

Josefina llega al parecer en una fuerte unidad panista, donde será clave para el regreso del blanquiazul a los pinos, ya se quitó de encima las acusaciones por su Fundación Pro migrante con todas las de la ley, ahora esperemos que pueda ser esa mujer aguerrida que vimos al final de su campaña presidencial en 2012.

Por el lado de MORENA, la mujer predilecta de López Obrador, la maestra Delfina, se ha convertido en una candidata competitiva y no creamos que por su talento natural de hacer política ni por sus palabras tan elocuentes, si no porque Andrés Manuel, siente como suya esta elección también, encabezando spots, imágenes y todo lo relacionado a la maestra Delfina, lo que posiciona a las dos mujeres candidatas y a Del Mazo, con un empate técnico en el inicio de las campañas electorales de este año.

Hablando de Del Mazo, el PRI vio en el primo del Primer Priista del País, a una excelente opción para alargar su legado en las tierras del centro del país. El Grupo Atlacomulco, los Montiel y los grupos ahí sueltos, le dieron el espaldarazo de confianza, no había de otra, al primo del presidente para guiarlos en esta, la elección donde el 79% de los mexiquenses, según encuestas de Animal Político, desean la alternancia en el EdoMex, una tarea titánica para el priismo que recuperó Los Pinos.

Con el panorama en empate, la elección inclinada hacia cualquiera de los candidatos, el flamante Gobierno Federal no se quiere quedar con los brazos cruzados y ni tardo, ni perezoso, envió a todos los hombres y mujeres cercanos a EPN a “visitar” el Estado de México, para llevar a este país al desarrollo y garantizar la vida digna de sus habitantes, ojalá fuera así, ya que hay que ser muy inocente para no ver el evidente botín político detrás de las acciones de los Secretarios de Estado y del propio Eruviel Ávila, Gobernador del Edo Mex, desesperados por estar presentes en la población, porque cuando no vemos a Eruviel Ávila entregando 5000 computadoras a estudiantes, vemos a Rosario Robles echando la casa por la ventana con el programa de vivienda digna. También vemos a Aurelio Nuño con su programa “PRImero los niños”.




Esto se convirtió en un circo con payasos muy malos y no me refiero a que se acoten los apoyos a los mexiquenses que más lo necesiten, está muy bien que lo hagan, tener a ciudadanos preparados, con mejores condiciones de vida, nos hace un mejor país, pero eso también se puede hacer desde el primer día y no a una semana de la veda electoral, como dato.

Queremos un Estado de Mexico sin feminicidios y corrupción rampante, un Coahuila sin deuda y nexos con el narcotráfico y un Nayarit listo para ser protagonista de la zona del pacifico, queremos estados sin gobiernos como los que tienen ahora, queremos estados libres, queremos estados sin corrupción, aquí hay un común denominador y lamentablemente usa los colores de nuestra hermosa bandera.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

No quieren rosas

Es que sí da coraje, oigan.

Cada 8 de marzo muchas mujeres y muchos hombres vemos con una mezcla de coraje e impotencia cómo se desvirtúa el Día Internacional de las Mujeres.

Sé que muchas personas lo hacen desde la comodidad de la ignorancia y sin un gramo de malicia, y felicitan a diestra y siniestra a las mujeres: ese día les dan rosas y chocolates y no faltan los padres, tíos o abuelos que comparten mensajes de lo “chulas, hermosas y bellas que son las mujeres”, esos que dicen que son “bellas como las rosas, la cosa más bella que inventó el hombre”, y sobran las mamás, tías y abuelas que comparten mensajes de este día “para celebrar que la mujer es madre y esposa y ese no es trabajo fácil”. Vaya, sabemos que muchas y muchos no lo hacen en mala onda, pero no por eso deja de ser algo que debe de cambiar.




Lo último que muere es la esperanza, y tenemos que seguir hablando de este día, de su importancia, de lo que se conmemora, de lo que nos tiene luchando, de lo que se ha logrado y de lo que falta por lograr. Nunca sabes quién te va a leer, nunca sabes quién te va a escuchar, nunca sabes quién va a aprender algo nuevo… Por eso hay que seguir hablando, con todos los que se pueda, con todos los que se dejen.

Emma Watson tiene senos, y el mundo parece no estar de acuerdo en cómo los usa. Emma ha hecho con su voz lo mejor que se puede hacer cuando se tiene una: prestarla para algo más grande. Y es más común escucharla hablando de los derechos de las mujeres, de educación, del medio ambiente o del derecho a decidir, que hablando de ella. Es feminista y es fantástica. Y ser feminista y fantástica es una forma muy efectiva para hacerse de enemigos.

A los más conservadores no les cae nada bien. Me imagino que les aterra ver a una persona con una influencia abrumadora en niñas y jóvenes (y en un vasto colectivo de hombres que la admiran), hablar acertadamente de los derechos de las mujeres, del aborto, del feminismo… Pero a Emma se le ocurrió hacer una sesión de fotos para una revista enseñando una buena parte de sus senos y hombres y mujeres comenzaron a atacarla, a preguntarse a dónde se fue su feminismo.

Su feminismo sigue exactamente donde siempre ha estado.

Y el 8 de marzo es un buen día para decirle y recordarles a hombres y mujeres, que las mujeres son dueñas absolutas de su cuerpo. Un día como ese es el día perfecto para informarse, educarse y sumarse a la lucha por acabar con las estructuras de poder y las normas sociales que restringen, limitan, reducen o pretenden dictar lo que las mujeres pueden o deben ser o hacer.

Se puede decir que todos crecimos en familias machistas, no vivimos en una generación en la que pueda decirse a la ligera que nuestra familia no lo es o lo fue; eso sería, muy seguramente, una tremenda falsedad. Así que todos tenemos una lucha que librar, cuestionarnos a nosotros mismos y cuestionar a otros, educarnos a nosotros mismos y educar a otros. Con perseverancia y algo de suerte las cosas van a cambiar. Y empezar a cambiarlas en nuestras familias es de lo más efectivo que podríamos hacer.

Ellas se merecen un mundo mejor, todos nos merecemos un mundo mejor. Porque en el mundo de hoy, 1 de 3 mujeres sufrirá un acto de violencia física o sexual durante su vida (ONU, OMS) y en México, el 47% de las mujeres ha sufrido ya algún tipo de violencia (ENDIREH, INEGI 2011).




Queremos pensar que el problema no es tan grande, que no somos un país de África o del Medio Oriente, pero la violencia contra las mujeres desde hace mucho ha encontrado tierra fértil en nuestro estado. Los datos más confiables (del Sistema Nacional de Seguridad Pública) indican que en Chihuahua en el 2012 y 2013 se cometieron más de 1,627 violaciones sexuales; ahora toma un momento y vuelve a hacer números reflexionando que por cada caso denunciado hay uno más que no se denuncia por las consecuencias de estigma y culpabilidad que las autoridades y la sociedad imponen sobre las víctimas. “La violaron por andar con sus falditas“, “es que una tiene que darse a respetar”, expresiones como esas, muy a menudo hechas por mujeres, pegan en el alma.

Durante esos mismos años, en nuestro estado se documentaron 3,892 casos de homicidios a mujeres, y sólo 611 fueron investigados bajo los protocolos de un feminicidio, y apenas el 4% de los casos investigados llegó a una condena -que bien pudo ser absolutoria (OCNF, INMUJERES 2014). Durante los años 2013 y 2014, seis mujeres eran asesinadas en Chihuahua diariamente.

Esa es la violencia que nos las arrebata, la que las desaparece, la que las mata.

Pero hay muchos tipos de violencia y aquella que se construye en la inequidad, no es menos grave.
A nivel mundial, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de estar desempleadas, la tasa de desempleo de los hombres es de 5.5% y de 6.2% para las mujeres (ILO 2016), lo ridículo es que sean más propensas al desempleo cuando a nivel mundial hay más mujeres que hombres que se gradúan de estudios de educación superior.

Y para las que trabajan la cosa está igual de mal (“ya párale Loui, puras malas noticias”), porque la brecha salarial entre hombres y mujeres a nivel mundial continúa en un promedio del 23% (ILO 2016). Es decir que las mujeres ganan el 77% de lo que gana un hombre en el mismo puesto sólo por el hecho de ser mujer. Los estudios indican que, si las tendencias actuales se mantienen, nos tomará 70 años corregir y eliminar esta brecha de salarios… Y eso es inaceptable.




Este año puedes hacer el compromiso de hacer pequeñas grandes acciones para sumarte a esta lucha, no sólo el 8 de marzo, sino para siempre. Sólo son algunas y me las robé del sitio: internationalwomensday.com

– Cuestiona paneles o grupos formados por puros hombres
– Haz notar cuando se está usando lenguaje excluyente
– Desafía los estereotipos
– Alza la voz cuando se excluye a las mujeres
– Monitorea la brecha salarial entre hombres y mujeres
– Educa a los jóvenes sobre relaciones positivas
– Confronta a aquellos que justifican a violadores y culpan a las víctimas
– Dona a grupos luchando contra la violencia sexual
– Siempre denuncia actos de violencia
– Apoya campañas para prevenir la violencia
– Reconoce y corrige cuando hay situaciones de control o coerción

Es agotador. No nos queda más que admirar a aquellas y aquellos que dedican 20,000 horas de su día a esta batalla. Todas esas personas que trabajan por los derechos de las mujeres no sólo el 8 de marzo, sino cada día de su vida. Pero todas y todos podemos hacer pequeñas cosas que hagan de esta lucha una que se puede ganar.

No quieren rosas, ni chocolates. Quieren respeto, libertad, igualdad, derecho a decidir, maternidad saludable, empleo digno, paga equitativa, seguridad… Y como Emma, que entiendas, que entendamos que son dueñas de su cuerpo y pueden enseñar o no los senos, cuando les dé la gana.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Hoy seguimos luchando contra las felicitaciones

El 8 de marzo se conmemoró el Día internacional de la mujer. Pareciera que la situación en la que el sistema nos obliga a vivir como mujeres es bastante conocida, o eso pensé hasta el miércoles que me topé con las tradicionales felicitaciones por ser “mi día”, lo más sorprendente es que éstas fueron por parte de personas o instituciones que considero deben tener conocimiento de la causa por la que se conmemora.

Hoy seguimos luchando porque nuestros derechos sean tomados en cuenta, hoy seguimos luchando por desvincularnos del concepto “grupo en situación de vulnerabilidad” como se puede denominar por las instituciones de Derechos Humanos.

Estamos en esa “situación” porque el sistema nos obliga a vivir permanentemente ahí, nos reprime y nos mata. Hoy seguimos luchando contra la normalización de actitudes machistas. Estas actitudes también nos matan.

Felicitarnos es una muestra más de como el patriarcado ha logrado apoderarse e invisibilizar una fecha tan relevante para nosotras y convertirla en algo comercial, sin trascendencia y vacío. Hoy aparte de luchar contra la discriminación, la igualdad de oportunidades laborales y de sueldos, luchamos por que no nos maten. Luchamos por una vida libre y digna. Luchamos por salir de la situación en la que el sistema nos metió.




Hoy sigo luchando porque no tenemos ningún lugar seguro para nosotras, porque en México mueren 6 mujeres cada día de las cuales el 44% fueron asesinadas por su cónyuge o esposo. Entre 2012 y 2015, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalaron tener conocimiento de 10 mil 203 homicidios de mujeres en todo el país.

Hoy lucho porque la violencia machista que existe en mi país como en muchos latinoamericanos es perpetuada por el sistema en el que vivimos, porque nuestras instituciones se niegan a reconocer la violencia que sufrimos, porque el machismo logro permearnos. Las felicitaciones por el día son una muestra más sobre porque debemos seguir en la lucha.

Hoy estoy luchando porque ser mujer te vuelve vulnerable. Hoy lucho porque quiero vivir libre y segura, sin miedos ni ataduras a un sistema que no me dejo escoger. Un sistema que me obliga a luchar para salir de la situación en la que me pusieron.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”