Expresan mujeres sus preocupaciones a Felipe de Jesús Cantú

Comparte este artículo:
Seguridad, mayor participación de ellas en la política y programas de sensibilización hacia sectores vulnerables y de prevención del delito, es lo que las mujeres regias consideran que le hace falta a Monterrey.
Y así se lo expresaron a Felipe de Jesús Cantú durante la segunda emisión del programa #FelipeContigo, realizado en el PAN municipal.
El candidato a la Alcaldía regia platicó con poco más de 70 mujeres, quienes expusieron su visión de la Ciudad, sus problemas y posibles soluciones.
El tema que abrió el diálogo fue la inseguridad y la ausencia de la Administración del Alcalde con licencia, Adrián de la Garza.
Las participantes, entre las que hubo amas de casa, profesionistas y jóvenes, coincidieron en que extrañan al Monterrey de antaño en donde los niños salían a jugar a las calles y plazas.
Señalaron que actualmente prevalece un clima de desconfianza y un abandono del Gobierno municipal.
También destacaron la pérdida de valores y la falta de programas de convivencia familiar y reinserción social.
Ademas, indicaron que hace falta transformar la vida política de las mujeres y maximizar su participación ciudadana.
Cantú aseguró que de ganar la alcaldía se preocupará por generar espacios para valor sus capacidades, ofrecer más oportunidades de empleo, lanzar una campaña de respeto, brindar seguridad y firmar convenios con universidades para el otorgamiento de becas.
Por lo anterior, el panista destacó que es importante escuchar a la ciudadanía de manera directa para saber lo que necesitan.
“Algunos creen que son sabelotodo y dicen que al ser gobernante puedes aislarte y desde ahí tomar las mejores decisiones para la Ciudad”, dijo Felipe.
“Eso es mentira, lo que es verdad es que la sociedad te inculca, te comparte lo que quiere, lo que aspira, y eso fue lo que generamos con las mujeres.
“Nos dijeron que necesitan oportunidades de la mujer en la política, que necesitamos programas sociales que ayuden a la integración social, nos informaron algunos de los problemas que sienten que hay en la sociedad, algunos de los defectos que le ven a la Ciudad y, por supuesto, la sensación de construir Ciudad”.
El aspirante indicó que este tipo de actividades lo compromete aún más a trabajar por el bien común de los regios.
“Las ideas no nada más son para guardarlas, hay que tomarlas y convertirlas en acciones del Gobierno”
“Monterrey necesita crecer en todos los sentidos, en calidad, en cordialidad, necesitamos alcanzar la paz y para alcanzar la paz hay muchos pasos previos.

Zavala propone un Sistema Nacional de Policías

Comparte este artículo:

Margarita Zavala propuso crear un Sistema Nacional de Policías, basado en un control de confianza, que coordine y fortalezca a todos los cuerpos policiacos del país, tanto a nivel federal como nivel estatal y municipal.

Además, dijo, se debe quitarle a la Secretaría de Gobernación el control de la Policía Federal para crear, en su lugar, una Secretaría de Seguridad Ciudadana.

En Ecatepec, municipio mexiquense con el mayor número de mujeres asesinadas, la candidata independiente a la Presidencia de la República aseveró que combatirá de frente a la delincuencia y buscará erradicar los feminicidios

En un encuentro con un grupo de ciudadanos y miembros de organizaciones sociales, detalló que el Sistema Nacional de Policías, que es distinto al Mando Único, se basa en crear un sistema de carrera policial, adiestrar policías, enseñar valores y respeto a derechos humanos, así como otorgar tecnología y capacitación a los agentes policiacos de todo el territorio nacional.

A su vez, en temas como los feminicidios y la violencia contra la mujer, se sensibilizará a los policías y a los agentes de ministerio público con la finalidad de facilitar las denuncias.

Distinto al Mando Único, una cosa es el Sistema y otro caso el Mando Único que finalmente no es la clave, la clave es que este Sistema Nacional tenga un control de confianza..

Zavala también se comprometió a fijar el combate a los feminicidios como una prioridad nacional.

Reunida con un grupo de alrededor 50 vecinos y representantes de organizaciones sociales, la candidata independiente a la Presidencia de la República aseguró que, en su eventual gobierno, la violencia de género será combatida con las tres “P”: prioridad, presupuesto y prevención.

La ex panista agregó que también se aplicará un criterio de la Corte donde se establece que el asesinato de una mujer debe ser indagado desde un principio como un feminicidio, además de que se creará una base de datos que contenga el número total de mujeres agredidas.

En el evento, distintos ciudadanos manifestaron a Zavala su preocupación sobre la inseguridad y la violencia de género que predomina en todo el territorio nacional.

Eufracio Reyes, escritor, regaló un libro a la candidata presidencial y recitó un poema en el cual condenó la situación de inseguridad e Ecatepec.

Minimiza Manuel González feminicidios en Nuevo León

Comparte este artículo:

Manuel González, gobernador interino, declaró que los feminicidios en Nuevo León no son un problema grave, sin embargo, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Nuevo León en el 2017 presentó un total de 43 casos, quedando por atras de Sinaloa con 82 y Veracruz con 79.

“Es un tema en el que se debe implementar más acciones para proteger a las mujeres, pero esto no es grave dentro de la incidencia delictiva”, declaró.

Ante la minimización del tema, González recalcó que la cifra señalada se debe a que con anterioridad los Feminicidios no se encontraban tipificados.

Cabe destacar que según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de la Secretaría de Gobernación, Nuevo León ocupa el sexto lugar a nivel nacional en cuanto a incidencias delictivas.

En la entidad en lo que va del 2018 se han registrado 5 casos denunciados, por lo que aún y a pesar de la “alerta de género” que se ha implementado, este problema social sigue a la alza.

 

#NoFueTuCulpa

Comparte este artículo:

En un clima de luto, el día de ayer acudimos a tomar las calles de Nuevo León para alzar nuestras voces de indignación ante un caso más de feminicidio en nuestro país: el caso de Mara Castilla.

Con los gritos de: “Ninguna agresión sin respuesta, la calle y la noche también son nuestras” “ni una menos, vivas nos queremos” y “Mara hermana, tu muerte será vengada”, mujeres y hombres nos unimos haciendo uso de uno de los mecanismos sociales de defensa de los derechos humanos más comunes: la protesta.

“Las mujeres estamos hartas de vivir con miedo, inseguras del machismo, de la institucionalización de la impunidad”, así leía el cartel que convocaba a una de las marchas que se llevaron a cabo a lo largo del país.

Tomamos las calles para hacer eco de nuestras voces y hacer exigibles nuestros derechos.

Porque no sólo ha sido Mara, son las más de 50 mujeres asesinadas por razones de género en nuestra entidad, es aquella terrible estadística que lanza The Geneva Declaration (2015) estimando que alrededor del mundo suceden 60 mil feminicidios por año, y es la región latinoamericana aquella con las mayores tasas.

Y son aquellas voces silenciadas, víctimas de la violencia machista a las que ya no podemos hacer oídos sordos. La visibilización de los casos es importante para dar a conocer el peso de la problemática, algunos casos han sido más mediáticos que otros (las razones son cuestionables) pero todos igual de importantes, todos igual de dolorosos.

“Queremos que nos dejen de tratar como ciudadanas de segunda clase” comentaba una de las activistas al finalizar la marcha en el centro de Monterrey, Nuevo León.

Necesitamos que las alertas de género se conviertan en mecanismos eficaces y logren trascender su parte discursiva, jueces y fiscales que laboren con perspectiva de género, ciudadanía bien informada que no re victimice a las víctimas, programas y políticas con enfoque de derechos humanos con mayores tintes de prevención y de atención a la capacitación y educación en materia de nuevas masculinidades.

Por último, hablar de estos temas no es moda, las cifras demuestran un escenario adverso para nosotras. Aún hay mucho por hacer: “disculpe las molestias: nos están matando”.

Protestan por asesinato de Mara Castilla

Comparte este artículo:

Al rededor de 500 personas en Nuevo León, en su mayoría mujeres, se unieron a las marchas que se realizaron a nivel nacional, tras el asesinato de la joven de 19 años Mara Castilla en el estado de Puebla.

Al grito “Ni una menos”, el contingente comenzó su protesta frente a la Catedral Metropolitana de Monterrey en la calle Zaragoza. La marcha acabo en la Explanada de los Héroes frente al Palacio de Gobierno, lugar en el que las manifestantes aprovecharon la estructura que el Estado instaló para el Grito de Independencia, para hacer algunos pronunciamientos y tocar la campana “de la libertad femenina”.

A la marcha asistieron activistas como Leticia Hidalgo de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, y Irma Alma Ochoa, directora de Artemisas por la Equidad.

La marcha se da después del asesinato de la joven Mara Castilla en Puebla, misma que desapareció el pasado 8 de septiembre al salir de un antro. Hasta el momento hay registrados 52 feminicidios en Nuevo León, según cifras de organismos ciudadanos.

 

Van 44 feminismos en la entidad, afirma ONG.

Comparte este artículo:

Ni la alerta de violencia de género declarada a fines del año pasado, ni el hecho de que el asesinato de mujeres ya pueda ser procesado por sí solo como un delito independiente, han frenado los asesinatos contra ellas.

Tras la alerta declarada el 18 de noviembre del 2016, que debería obligar a las autoridades a intensificar las acciones para erradicar este tipo de asesinatos, han ocurrido 44 casos: de ellos, hubo 8 feminicidios a partir de la fecha de emisión de la alerta y hasta el 31 de diciembre de ese año. Y además, van 36 casos adicionales en este  2017.

“Desafortunadamente no se puede negar que la violencia sigue reinando en el estado de Nuevo León y desafortunadamente hemos visto que cuatro adolescentes han sido asesinadas”, cuestionó Irma Alma Ochoa, presidenta de Arthemisas por la Equidad, una organización no gubernamental que trabaja en favor de la erradicación de la violencia.

Es decir, la alerta no ha logrado bajar la violencia contra las mujeres y, si no se trabaja en prevención, se corre el riesgo de que en el 2017 se rebase la cifra de feminicidios reportados en el  2016, que fue de al menos 84 casos.

El gobierno estatal se comprometió a crear una fiscalía especializada para investigar los feminicidios, promesa que sigue en el aire, porque aunque ya hay una fiscal nombrada, la agencia especializada en asesinatos contra mujeres todavía no está instalada, y, por cuestión de la burocracia, para eso faltaría aproximadamente un mes más.

“Lo que esperamos mínimamente es ser escuchadas en nuestras peticiones, no tener que judicializar nuestras solicitudes como sucedió en el 2012, que Arthemisas tuvo que recurrir al amparo de la justicia federal para poder declarar esta alerta de género”, sostuvo Ochoa.

“Recordemos que todo esto se maneja a través de los recursos y mientras no bajen los recursos algunas de las actividades de las y los funcionarios quedan truncas en el proyecto de trabajo”, sostuvo.

La poca cultura del respeto al prójimo, la falta de valores y la violencia arraigada en la entidad, factores aunados a la tardaza y apatía oficial en generar políticas públicas, han disparado el fenómeno de asesinatos contra las mujeres.

En tanto, en el Congreso Local, en reiteradas ocasiones las diputadas y diputados han exigido a la autoridad estatal aplicarse en el tema porque no tendría que haber ni una sola muerte violenta contra ellas.

A los pocos meses de iniciada la nueva administración, Yamilette Orduña fue nombrada nueva titular del Instituto Estatal de las Mujeres, organismo para coadyuvar en la elaboración de políticas públicas para prevenir la violencia de género, pero la funcionaria llegó a ese cargo sin experiencia y totalmente desvinculada del tema.

De hecho, su nombramiento se interpretó como un premio tras haber sido derrotada como candidata a la alcaldía regia por un partido político que apoyó en las elecciones al ahora gobernador.

Minuto de silencio para las 23 de Nuevo León

Comparte este artículo:

El pasado lunes 15 de mayo, el Congreso Local de Nuevo León guardó un minuto de silencio debido al saldo de 23 feminicidios que se han cometido en el estado desde que comenzó el 2017. El minuto de silencio fue solicitado por la diputada local de Movimiento Ciudadano, Concepción Landa, esto con el fin de honrar a las víctimas pero también de exigir a las autoridades correspondientes que tomen las medidas necesarias para evitar que el número de estos asesinatos siga aumentando. La diputada agregó que de las 23 mujeres asesinadas cuatro tuvieron lugar en García, tres en Monterrey y Juárez, dos en San Nicolás, Santa Catarina y Ciénega de Flores, así como uno en San Pedro, Allende, Escobedo, Guadalupe, Sabinas Hidalgo y Salinas Victoria.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La seguridad pública en las elecciones en el Estado de México

Comparte este artículo:

En los procesos electorales de México las propuestas en seguridad pública de los candidatos a ocupar cargos públicos es una carta de presentación sobre lo que conocen y la forma en que podrían enfrentan los temas que contiene la agenda de seguridad pública, más aún porque es un tema central en la percepción ciudadana sobre la eficacia de los gobiernos.

En el caso del Estado de México (EDOMEX) los problemas que enfrenta en la materia obligan a los candidatos a presentar propuestas sólidas, consistentes, viables y creíbles ente el electorado.

Alfredo del Mazo candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propone construir Centros de Mando en dos lugares específicos; el primero en Naucalpan y el segundo en el oriente del estado para mejorar la atención policiaca; y propone instalar cámaras de seguridad y botones de pánico en el transporte público.

Josefina Vázquez Mota abanderada del Partido Acción Nacional (PAN)  declaró que profesionalizaría los cuerpos policiales bajo un esquema de sueldos y capacitación. Ha enfocado parte de sus propuestas en el combate a la violencia de género y los feminicidios en particular.

Juan Zepeda, candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) propone modificar el Mando Único Policial que pasaría a ser uno coordinado o mixto, y ha afirmado que establecería una policía de proximidad con las capacidades para atender de forma más rápida los delitos que se cometiesen.

Por último, Delfina Gómez Álvarez de MORENA, propuso que para combatir la inseguridad se instalárán cámaras de videovigilancia y botones de pánico en las zonas donde existen los mayores índices de delitos en la entidad.




Respecto a sus plataformas electorales el documento que entregó el PAN denominado Plataforma Electoral Edomex 2017. Soluciones para el Estado de México” en su  Eje 1. Comunidades seguras y Estado de Derecho, señala que este tema es prioritario, esto es,  seguridad pública, procuración y administración de justicia, así como trato digno y empoderamiento de las víctimas de delito. Para ello intengra 31 estrategias, donde destaca: 1) Transitar del modelo de seguridad pública al de seguridad ciudadana, 2) Transformar de forma integral los cuerpos policiacos estatales a través de su profesionalización y 3) Fortalecer las áreas de control interno de las policías estatal y municipal.

Por su parte, la plataforma de MORENA indica en su punto tres “Seguridad pública y erradicación de la violencia” que debe crearse un nuevo concepto de orden basado en la justicia, la dignididad, el respeto a los derechos humanos y la paz, para ello propone acciones como: 1) se rechaza el uso de la fuerza pública para la solución de conflictos, prioriza el diálogo y el consenso para la toma de decisiones; 2) Establecer el Servicio Civil de Carrera para los policías peritos y Agentes del Ministerio Público, y 3) Garantizar mayores salarios para elementos de la policía estatal y municipal.




La Coalición PRI, PVEM, PANAL, y PES en el documento La plataforma electoral y programa de gobierno 2017-2023. Acción con visión por el Estado de México en su eje 3.2 Seguridad y justicia, coloca al mexiquense al centro de las políticas de seguridad atendiendo de forma prioritaria los problemas de seguridad y violencia, para ello propone: 1) Mejorar el programa de incentivos de las condiciones laborales y prestaciones sociales de los policías, 2) Atender la profesionalización de las corporaciones policiales del Estado, 3) Dignificar la vocación policial y 4) Fortalecer una cultura de prevención del delito desde la educación formal.

Por último la plataforma del PRD títulada Por el Bienestar, la Paz y la Felicidad asienta en su primer política para la Transformación del Estado de México que, la seguridad debe garantizar la vida de las personas, y propone 1) Reformar los órganos relacionados con la seguridad y justicia con ello se podrá garantizar que la seguridad y justicia sean profesionales, 2) La seguridad Pública será ciudadana y humana, y 3) Se establecerá el Mando Coordinado de todas las fuerzas de seguridad en el Estado.

Como puede apreciarse, partidos políticos, equipos de campaña y candidatos de las principales fuerzas políticas en el Edomex establecieron objetivos, estrategias y acciones puntuales sobre cómo transformar y perfeccionar la seguridad pública, corresponde las personas analizar la viabilidad de cada propuesta y ponderar su posible eficacia para, entre otros elementos, analizar el sentido del que será su voto.

Las ciudadanías sí son sustanciales para encauzar la acción de los gobiernos desde las campañas y su participación es fundamental.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Misoginia e impunidad a la orden del día: Caso del #JuezPorky

Comparte este artículo:

En México, no es ninguna novedad como, a pesar de los “grandes esfuerzos” de los que tanto se habla, relativos a la promoción de un sistema de justicia acusatorio fehaciente pintado como una de las grandes reformas que se han llevado a cabo, la impunidad y las leyes injustas continúan imperando en nuestro país.

Asimismo, cabe destacar cómo las acciones gubernamentales destinadas a enfrentar las violencias machistas, han sido insuficientes y ejercidas de una forma tardía. Dichas situaciones, impunidad y violencia hacia la mujer, han sido “encaradas” de una manera considerablemente escueta, y en el fondo, carentes de un verdadero compromiso para con la sociedad; tal como lo refleja un sistema de justicia que promete muchas cosas, pero que lamentablemente salta la tarea más importante de todas: empoderar al pueblo.




Sucede algo similar, en el caso de los mecanismos que pretenden reconocerles (y posibilitar, pues el reconocimiento en papel no es nada sin la práctica de dicho reconocimiento) a las mujeres que habitan en el territorio mexicano aquella dignidad inherente, y aquella igualdad frente al hombre: se establecen aspectos como la paridad de género, se emiten alertas de género y  nuevas figuras penales (como el acoso sexual en el estado de Nuevo León); pero no se lucha auténticamente contra una serie de prácticas sociales, políticas y culturales que fungen como la verdadera raíz de la violencia y la desigualdad contra la mujer.

Ahora bien, como habitantes de un estado cuya justicia es solo una palabra que parece no trascender al mundo real, una parte de nosotros ha aguantado una cantidad interminable de abusos: apreciar a ex gobernadores, como los Duartes, como Medina, como Borge en plena libertad; atestiguar el incipiente aumento de feminicidios, el disparo de los casos de acoso que viven diariamente las mujeres en las calles y en el transporte público.

Un sinfín de casos que nos revelan como la violencia y la inexistencia de la justicia (pues como diría Flores Magón, “La justicia con trabas no es justicia”) se han apoderado de nuestra sociedad. No obstante, llega un momento en que dicha tolerancia del pueblo se quebranta, ante casos, tan cínicos, tan inimaginables, que convierten en intolerable (por parte de una mayoría, pues personas luchando contra estos males y nunca tolerando los mismos siempre ha habido) el status quo.

Tal es el caso del reciente fallo emitido por el  juez Anuar González Hemadi, el cual ha concedido un amparo a Diego Cruz, mejor conocido como uno de los “porkys”, que junto a otros llevó a cabo lo que en Nuevo León se entendería como el delito equiparable a violación contra Daphne Fernández, mujer menor de edad.

Bajo el argumento de no haber “fines lascivos en la conducta”, el juzgador González Hemadi ha estipulado que el delito de pederastia imputado a Diego Cruz, no se encuentra comprobado; que el hecho de tocar los senos de la víctima, que meter la mano debajo de la ropa interior de la persona y que insertar sus dedos en los genitales de Daphne Fernández no constituyen un motivo suficiente para acreditar que había fines lascivos.

Más que no comprender, considero que cualquier persona con un poco de conciencia estará de acuerdo en que dicha resolución constituye una escupida para toda la sociedad, para nuestras madres, compañeras, amigas, hermanas; esta sentencia es la afirmación de la impunidad imperante en nuestro país, de la inmensa necesidad de, no fortalecer, sino de recuperar las instituciones, para así hacerlas del pueblo y para el pueblo.




Así mismo para refrendar la importancia del movimiento feminista y las luchas que este conlleva, para que no vuelva a haber ninguna otra víctima como Daphne, para que no estén en la administración de justicia personas como este juez; y por supuesto, para no hacer que esta situación termine en un lamento solamente, sino que exigir junto a las compañeras que abanderan la lucha del feminismo, así como junto a aquellos que abanderan la lucha por un gobierno popular, la revocación de la sentencia dictada por el juez, la impartición de una justicia real (pronta y expedita) hacia el caso de Daphne y de todas aquellas personas que han sufrido por este tipo de cinismo y de aplicación de la más pura injusticia, como la del juez “porky”.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Indignación Social

Comparte este artículo:

“La tolerancia es un crimen cuando lo que se tolera es la maldad”

Michael Mann

Los datos oficiales actualizados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que el 2016 fue el año más violento en el curso de la administración del Presidente de México Lic. Enrique Peña Nieto; debido a que de enero a noviembre se registraron 18 mil 915 casos de homicidios dolosos, esto implica que son 3 mil 350 más que los cometidos el año anterior.

En el caso de los secuestros, aunque también tienen un incremento no es tan pronunciado como el de homicidios, se contabilizan durante el mismo periodo mil 022 casos comparados con 960 casos que se suscitaron el año anterior.




Esto viene a colación ya que, el pasado 1 de marzo el joven de 13 años Víctor Alfredo fue secuestrado al salir de la secundaria “Capitán Alonso de León” que se ubica en el centro de Guadalupe, en el estado de Nuevo León, posterior a ese hecho fue asesinado aunque los plagiarios cobraron un rescate. El cuerpo lo localizaron a la altura del kilómetro 13 del Libramiento Noreste en el municipio de Escobedo, lamentablemente también en un avanzado estado de descomposición.

Por estos lamentables hechos un hombre fue detenido quien declaró haber matado al joven luego de que éste lo reconociera, porque previo a estos hechos delictivos él se desempeñaba como trabajador en una ferretería del padre.

Más allá de lo triste que resulta la pérdida de cualquier vida humana,  aquí estamos ante el caso de un joven con el futuro por delante, sin embargo habría que detenerse y cuestionar por qué este hecho no causó mayor indignación y protesta en amplios sectores de la sociedad, ¿será quizá que ya se ha normalizado la violencia y la muerte como si fuera parte de nuestra vida cotidiana?

Habría que cuestionar si ante hechos de este tipo pareciera que como sociedad denunciamos más la pérdida de ciertas vidas y sí asumimos acciones diferenciadas con base en la identidad, posición social o incluso espacio geográfico donde ocurre un homicidio.

En este punto, es necesario ser contundente, todas las vidas importan y todas deben ser resguardadas y denunciadas en caso de pérdida. Lo que no significa desatender la particularidad y especialidad jurídica y social que tienen los casos como feminicidios, o los que provoca la homofobia, o en su caso las muertes de migrantes.




Las interrogantes a que se hace referencia, recuerdan justamente las dudas que suscitaron entre teóricos y literatos cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, ¿por qué nadie denunció los actos de violencia sistemática que se vivieron en la sociedad durante ese tiempo? La respuesta que otorgaron sobre todo desde la filosofía fue que la existencia humana era la cuestión fundamental por ello cada pérdida humana era y es irreparable.

Retomando las preocupaciones de Hannah Arendt sobre los acontecimientos de esa contienda bélica y el proceso de la banalización del mal, habría que considerar como sociedad los valores que difundimos, toda vida debería ser igualmente importante sin considerar etnia, género, edad, o condición socioeconómica; todas las pérdidas deberían y deben generar malestar en sociedad y movilizaciones, lo que es grave es comenzar a tolerar estos hechos por percibirlos parte de la vida cotidiana, pero más grave es que unas muertes tengan mayor significado que otras por razones especialmente equívocas.

Si como sociedad ponderamos la muerte en función de lo que nos separa y nos divide va a ser muy complejo hablar de igualdad y democracia. Si como sociedad lo que importa hasta en la muerte es el estatus, el prestigio y la fisonomía de las víctimas, olvidamos que con ello fracturamos la trascendencia que tiene cada vida.

Hay cosas que no se dicen porque son políticamente incorrectas, y esa corrección quizá sea menos nociva que el problema real, es importante asumir que el crimen surge en sociedades reales, valores reales y familias reales, es sustancial aceptar que las muertes importan distinto si se trata de personas marginadas o de mayores recursos, que incluso la noticia sobre una muerte tiene mayor o menor trascendencia si ocurrió en una colonia y no en otra, y es importante decirlo porque en ese mosaico social es donde surge el crimen y no en otra parte.

Todas las víctimas merecen el derecho a la verdad, a la reparación del daño pero sobre todo a la justicia, la tarea es enorme ante la magnitud de muertes que la delincuencia organizada provoca en nuestro país, y siendo así de grande el reto es abrazar los valores de justicia, equidad y universalidad de la vida, desde los cuales la indignación tiene sentido.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”