Proponen pena de muerte por feminicidios

Comparte este artículo:

En la Cámara de Diputados, legisladores del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y de Morena presentaron una iniciativa de reformas constitucionales para eliminar la prohibición de la pena de muerte e imponer ese castigo a los responsables de violación, feminicidio y homicidio doloso.

“Queda claro que agravar las sanciones penales o incluso imponer cadena perpetua para ciertos delitos no ha resultado una solución efectiva para inhibir la comisión de crímenes de extrema crueldad. Es deber y obligación del Estado enfrentar a los criminales más desalmados con la severidad que se merecen y creemos que la pena de muerte representa un castigo que podría ayudar a reducir la magnitud y la frecuencia de crímenes como los que aquí hemos referenciado”, justificaron los legisladores encabezados por Arturo Escobar.

De acuerdo con la propuesta, firmada también por los morenistas Francisco Elizondo, Nayeli Fernández, Alfredo Gordillo, Ana Patricia Peralta y Erika Rosas, la pena procedería contra violadores que asesinen a su víctima y feminicidas cuya víctima sea menor de edad, así como para los que resultaran responsables de homicidios agravados.

De acuerdo con la iniciativa, el artículo 22 de la Constitución prohibiría las penas de mutilación, de infamia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, la multa excesiva, la confiscación de bienes y cualesquiera otras penas inusitadas y trascendentales, pero no la pena de muerte.

Asimismo, el artículo 18 señalaría que el sistema penitenciario se organizará sobre la base del respeto a los derechos humanos, del trabajo, la capacitación para el mismo, la educación, la salud y el deporte como medios para lograr la reinserción del sentenciado a la sociedad y procurar que no vuelva a delinquir, observando los beneficios que para él prevé la ley, “excepto en los casos en que la legislación penal prevea la pena de muerte”.

Arturo Escobar señaló que en caso de que algún presunto delincuente presente un amparo, sería la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que decidiría la aplicación o no de la pena capital.

“Estamos asegurándonos que la iniciativa prevea en la parte constitucional y en las leyes reglamentarias, factores innovadores, como, por ejemplo, que de manera oficiosa y quien prevea un amparo o no, la SCJN conozca del asunto y con 8 votos de sus 11 ministros confirme la sentencia”, declaró.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Asegura Padierna que derecha dividió a feministas

Comparte este artículo:

La diputada morenista Dolores Padierna aseguró que la derecha dividió al movimiento feminista, que en días recientes ha encabezado manifestaciones debido a los feminicidios y a la falta de una política de Estado para atender la violencia de género.

Durante el Encuentro de Mujeres Forjando la Esperanza en Cuauhtémoc, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados convocó a las mujeres a luchar por políticas de Estado con perspectiva de género.

Esta no puede ser una tarea sólo del Gobierno federal, sino de todas las instituciones de la República y de la sociedad entera. Todas y todos tenemos la responsabilidad: los gobiernos estatales y municipales, los poderes legislativo y judicial, la CNDH, todas las instituciones del Estado.

Esta gran tarea debe convocar a la sociedad y sus representaciones, a los medios de comunicación, a todos, puesto que los males provocados por el sistema patriarcal y por un modelo de desarrollo excluyente que considera desechables a las personas están muy arraigados en numerosas prácticas sociales“, expuso en un comunicado.

Padierna sostuvo que se deben reforzar las leyes de protección a las víctimas de violencia de género y para redoblar las condenas a los acosadores.

 

 

 

(Con información de El Norte)

Denuncia grupo de FB de acosadores en Nuevo León

Comparte este artículo:

El Fiscal Gustavo Adolfo Guerrero exhortó a todas aquellas mujeres que sufran de acoso a denunciar la situación ante las autoridades.

Luego de darse a conocer a través de redes sociales la existencia de un grupo de Facebook, donde distintos perfiles hacían mención sobre el acoso realizado a mujeres usuarias del metro en el estado.

El fiscal señaló que actualmente giró la instrucción a la fiscal  Especializada en Feminicidios y Delitos contra la Mujer Griselda Núñez, a que abra una carpeta de investigación para buscar a los responsables y de ser necesario llevarlos ante la justicia.

Yo exhorto a las personas afectadas, si se ven afectadas con ese comportamiento a que hagan la denuncia respectiva, la fiscalía tiene mucha accesibilidad con el nuevo modelo de investigación para presentar denuncias en ese momento. A través de celular o un aparato móvil en su casa o inclusive con nosotros mismos de manera presencial“, indicó Guerrero.

Agregó que la denuncia es vital para que las autoridades puedan darle seguimiento a cualquier caso y buscar castigar cualquier comportamiento que se encuentre fuera del marco legal.

Señaló que la fiscalía busca a través del nuevo modelo de investigación pueda tener una mayor facilidad de interponer su denuncia sin la necesidad de tener que asistir a un centro de denuncia de la ciudadanía.

Los delitos en contra de las mujeres van en aumento en la entidad, donde tan solo en el 2019 se recibieron más de 20 mil carpetas de investigación en la Fiscalía Especializada en Feminicidios.

Cabe señalar que Nuevo León terminó en el tercer lugar nacional en feminicidios.

 

 

 

 

(Con información de ABC noticias)

Nada cuesta ser solidario

Comparte este artículo:

Cuando un tema que apela a la ira acapara la totalidad de la discusión en todos los canales de información, las probabilidades de que se sustituya por otro en el corto plazo son mínimas. El tema tendría que encontrar una salida por si propio cauce o bien ser opacado por otro aún más complejo. Tristemente, de la indignación y confusión por el avión presidencial, el país habla de feminicidios.

Un país donde mueren once mujeres cada día difícilmente es un país feliz. Un país en el que existe un miedo latente por saber si en cualquier momento un agresor podría intentar hacer de las suyas gracias a que está solapado por la impunidad, no es un país feliz. Un México manchado de sangre, por el motivo que sea, no puede ser un país feliz.

Es fácil lanzar críticas al aire sin ningún tipo de objetivo más que generar conversación. Es muy sencillo indignarse desde el teléfono, en redes sociales o sentir frustración y luego olvidarse cuando algo interrumpe nuestra reflexión. Lo que verdaderamente resulta complicado es hacer denuncia: el altísimo índice de impunidad no motiva en lo más mínimo en preocuparse. Dejarse llevar por la presión social y callar cuando en un grupo uno tiene una opinión diferente ya es la regla. Vergüenza.

Una sociedad educada en el machismo no puede cambiar de un día para otro, pero lo que siempre se puede hacer es, al menos, comenzar el cambio. Ayudar a nuestras madres, amigas, primas, hermanas; a todas las mujeres que están en nuestro entorno, realmente no cuesta nada. Si cooperamos entre todos y nos detenemos un momento ante una situación de riesgo e intervenimos, ahí está haciéndose el cambio.

Uno podrá no sentirse identificado con los grupos de mujeres que pintan las paredes de Palacio Nacional o con las que hicieron lo mismo en el Ángel de la Independiente (hace algunos meses), pero lo que no se puede negar es que el conflicto existe y hasta que no haya una solución que al menos disminuya significativamente el número de feminicidios en México, el tema seguirá en la agenda. Los símbolos son importantes y ahora cubiertos de pintura reflejan que la historia de nuestro país está cambiando y el relato ya no es compatible con la actualidad. Reflejan que quienes nos deberían representar están se preocupan más por el pasado que por el presente.

Intentar opacar una situación de tal coyuntura pidiendo “creatividad” en las formas de hacer protesta (como apuntó Polevnsky), más que contribuir al diálogo, enfurece e indigna. La ira es como la olla de presión: si se reprime, explota. Empatía, cordura y congruencia. Rendición de cuentas, alternativas y acción.

Ayudar es sencillo. Nada cuesta ser solidario

#Kleroterion: “Feminicidios, responsabilidad de todos”

Comparte este artículo:

Hay que decirlo con todas sus letras: Las mujeres de este país están siendo asesinadas y ningún gobierno, sea cual sea, va poder detener esto porque aunque nos duela escucharlo los feminicidios son responsabilidad de todos.  

Recientemente los casos de Ingrid y de la niña Fátima cobraron relevancia mediática, deberían cobrarla todos,  y se señaló, con justa razón, a las autoridades exigiéndoles que hicieran algo para que eventos de este tipo dejen de ocurrir. Sin embargo, vale la pena analizar conscientemente hasta dónde pueden actuar las autoridades y en dónde empieza o debería empezar nuestro trabajo como sociedad. 

Seamos realistas:  Es imposible que haya un policía en cada casa o cuidando a cada uno de nosotros. Dicho esto, la única manera de terminar con la violencia contra las mujeres, en general con todo tipo de violencia, es cambiando nosotros mismos como sociedad. 

En el caso de los feminicidios, tenemos que empezar por  acabar con esta falsa idea de que las mujeres les pertenecen a los hombres. Somos seres individuales, el hecho de que decidan compartir su tiempo con alguien no las convierte en objeto ni en propiedad.  Su forma de vestir no significa que les estén haciendo a nadie una invitación para ser víctimas de acoso. Al contrario: Están disfrutando de su libertad. Y así como ellas respetan la tuya, tú también, te hablo a ti que eres hombre, respeta la de ellas. Porque en eso se basa todo: RESPETO y libertad.

Tenemos que reconocer algo: Hemos hecho muy mal como sociedad si hemos criado hombres que acosan o consideran a las mujeres como un objeto o seres humanos de segunda (me duele escribir esto, pero hay muchos quienes piensan así). Si queremos realmente cambiar las cosas tenemos que reconocer la dimensión del problema y asumir que los  únicos culpables y encargados de acabar con ese problema no son el gobierno ni la autoridad sino TODOS los que repetimos o consentimos comportamientos que crean las circunstancias para que casos como los que menciono vuelvan a pasar.

Es momento de que todos asumamos nuestra responsabilidad de cambiar y tomar carta en este asunto. Hagámoslo por nosotros mismos y por las mujeres que más queremos. Todos tenemos una mujer como piedra angular de nuestras vidas. En mi caso mi madre y mi abuela que en paz descansen, mi esposa y mis hijas son lo más importante para mí. Si algo les pasara yo también haría todo lo posible para tener justicia.  

Hagamos conciencia y reflexionemos. Acabemos con las actitudes que dañan a las mujeres, porque una vez que son violentadas en cualquier sentido, todo lo demás puede empeorar. Si necesitas ayuda o eres testigo de algún acto de violencia denuncia. No te quedes callada o callado. Y si necesitas asesoría o cualquier tipo de apoyo no dudes en contactarme a mi WhatsApp: 8118001357 

“Esto no es un capricho, es una necesidad”

Comparte este artículo:

Para todos los Mexicanos:

Escribo esta carta para ti, tú que te rodeas y formas parte del problema.

Son más que sabidos en todo el país los terribles acontecimientos que le sucedieron a Ingrid y a Fátima. Ingrid con tan solo 25 años de edad fue asesinada y mutilada a manos de su pareja. Como muchas otras mujeres, ella había denunciado violencia familiar pero, igual que todos los demás casos que terminaron como el de Ingrid, nadie hizo nada. Luego tenemos a Fátima, una niña que tenía 7 años de edad. Ella fue a su escuela y en la salida una mujer la recogió y la llevó a lo que sería un feminicidio más.

Se compartieron fotos, se hicieron manifestaciones, se cuestionó a las autoridades e inclusive al presidente. ¿Qué obtuvimos como resultado? Que en la rueda de prensa que se le hace cada mañana al presidente Andrés Manuel López Obrador que el reportero Carlos Domínguez minimizara y despreciara la problemática con un “ya se habló suficiente del tema”. Carlos Domínguez, yo no soy autoridad periodística para cuestionar tu trayectoria en Nación 14, pero como ciudadana y como mujer sí te puedo decir, ¿realmente ya se habló suficiente de este tema? Porque, de ser así, cómo explicamos los 976 feminicidios en 2019, las 718,019 denuncias de las mujeres que se atrevieron a hablar sobre la violencia familiar que viven a diario o que 1 de cada 10 feminicidios en México cobre vidas infantiles. Lamento mucho la falta de empatía que tiene por la triste situación que México vive como sociedad. Pero sería injusto decir que Carlos Domínguez es la única persona apática ante tal situación. El problema es de todos los mexicanos y las mexicanas. Todos de forma directa o indirecta formamos parte del problema, ya basta.

Cada que juzgamos a una mujer o la desvalorizamos, formamos parte del problema. Cada que compartimos fotos que la humillen, que la difamamos o creamos chismes sobre alguna decisión que tomó, formamos parte del problema. Cada que vemos violencia física, verbal, psicológica y no hacemos nada porque no es nuestro asunto, formamos parte del problema. Esto más que ser una cuestión de hombres o mujeres, es sobre humanidad. Tú como persona y como ciudadano o ciudadana tienes la responsabilidad de no quedarte callado, aunque esto no te afecte directamente a ti, tienes la responsabilidad de hablar. Tú como mexicano o como mexicana tienes la obligación de darle más a tu país. Porque a México lo conformamos todos y todas. Que se esté violentando, ultrajando y asesinando de distintas maneras a las mujeres es decepcionante. Basta de tanto amarillismo y morbo que se crea con cada lamentable y doloroso feminicidio.

Tú, mexicano y mexicana, te hablo a ti. Hemos decepcionado a nuestro país y a las futuras generaciones que estarán en dónde estás tú. Ellos y tú merecen más. Sigamos marchando, sigamos quejándonos y exigiendo a las autoridades respuestas, por que este no es un capricho, no es una sugerencia, es una necesidad. Si para frenarnos dirás: “hay maneras, ¿Por qué pintar paredes y monumentos?”, o harás burla a los himnos de protesta, te invito a que pongas en una balanza qué es más importante, ¿La vida de una persona (por no decir miles que han muerto) o una pared? Te contestaré que los monumentos históricos son una representación directa de la sociedad y cómo se fue moldeando a través de su historia, así que, que se pinten con los nombres de las personas que han muerto en esta masacre nacional te hará ver de una forma constante y pública la gravedad de este problema. Te responderé también que en cuanto formas, se han intentado de todas, se han hecho incontables denuncias formales que no han sido más que archivadas, se ha ido a los medios, a sociedades civiles, se han juntado firmas y se han hecho marchas pacíficas, pero nadie ha hecho nada. Si pintando una pared, si cantando de forma ordenada, si usando un distintivo y organizándonos en distintos estados del país es como llamamos la atención para que por lo menos se hable del problema a nivel nacional e internacional, entonces creo que se debe seguir haciendo.

Te escribo a ti, tú que tratas de resolver el problema, tú que has visto cualquier situación relacionada, tú que incentivas de forma directa o indirecta estas circunstancias. Merecemos más, todos. No porque no te afecte directamente un problema significa que debes ser apático a él. Deja de hablar, deja de usarlo como morbo o el chisme del día. Actúa, desde tu propio círculo social, identifica el machismo, la violencia, los abusos y actúa, haz algo. ¿Cuántas más deben morir o sufrir para que hagas algo?

#ElNidoDelGavilán: “Al Señor Presidente”

Comparte este artículo:

En la música y en el teatro es muy notorio cuando los tiempos traen cambios. El público deja de consumir determinado contenido y los artistas tienen que renovarse para seguir vigentes. El olvido es el destino para los que no lo hicieron.

Así pasa en la política y eso le pasa a Andrés Manuel en este 2020. El siglo XXI trae nuevos retos y complejidades que vivimos día con día. Entre tantos temas, incluido el recrudecimiento de la violencia vinculada al crimen organizado, está la reivindicación de las cuestiones de género.

Andrés Manuel es un luchador social nato, viene desde los movimientos populares de Tabasco. Sin embargo, viene de una época donde los debates incluían a Stalin, al PRI y al movimiento ferrocarrilero o de electricistas. Movimientos de hombres, por hombres y para hombres.

Andrés Manuel fue creciendo en fama y en poder. Llegaron los 2000s y el “proyecto de nación” se fue configurando. Desde una narrativa contestaría en 2006 a una centro-izquierda en 2018.

Sin embargo, aunque el triunfo fue aplastante en 2018, las alianzas de AMLO lo han vuelto tibio en numerosos temas, especialmente de corte progresista. Se niega a hablar del matrimonio igualitario, de los feminicidios, del aborto, de la migración, etc.

Es cierto que el Gobierno no es sólo él y que tanto en su staff como en su partido existen personas con la capacidad y voluntad para impulsar agendas de todo tipo, a final de cuentas, la 4T es un movimiento heterogéneo en su composición.

Andrés Manuel, así como un cantante viejo, tiene que aprender nuevas canciones y adaptarse al mercado. No puede repetir el decálogo irrisorio de hace días para hacer frente a las demandas de los grupos feministas. Es mejor no hablar, que decir algo incorrecto. Como bien dice, Zepeda Patterson, Andrés Manuel ve a los feminicidios como parte de la espiral del terror que fue la narcoguerra desde 2006. Sin embargo, el fenómeno va más allá de eso, por ejemplo, lo que pasaba en Ciudad Juárez. Son crímenes de odio, crímenes de una sociedad donde la mujer tiene un lugar inferior.

No se necesitan Constituciones Morales, ni sólo buenas intenciones -que creo él tiene-. Los terribles casos de Ingrid y de la niña Fátima son reflejo de instituciones débiles, de una ruptura en el tejido social, de desatenciones del DIF y los sistemas de seguridad social y de una burocrática impartición de justicia.

La propia Claudia Sheinbaum ha reconocido las negligencias en diversas instituciones en estos casos.

AMLO tiene que asesorarse y hacerse acompañar por un equipo que lo instruya debidamente en temas de género, de derechos humanos y demás temas que desconoce. En su afán personalista, sus respuestas han sido con falta de tacto y sin medir el alcance. No puede salir a pedir que no se rayen paredes o no se publique algo en prensa de un tema.

Guste o no, la violencia de género es un tema que nos atañe a todas y todos y que nos tiene sumidos en una crisis nacional. Las marchas tienen que seguir, las compañeras tienen que seguir en movilización constante y el gobierno tiene que seguir bajo asedio, aunque “les caliente”, aunque los saquen de contexto, la oposición sea mezquina y se tengan que defender. Esto es así, es el costo de hacer una mejor sociedad.

Lo dicho, dicho está.

Diputados aumentan penas por feminicidio y abuso

Comparte este artículo:

En medio de las protestas generadas por el caso de la niña Fátima, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó incrementar en cinco años la pena de prisión para los delitos de feminicidio y abuso sexual.

Los legisladores aprobaron con 415 votos a favor y uno en contra modificar el Artículo 25 del Código Penal Federal para establecer un nuevo límite máximo para la pena de prisión y con ello poder incrementar en cinco años la pena para el delito de feminicidio.

El dictamen de la Comisión de Justicia reforma el Artículo 325 para aumentar a entre 45 y 65 años la pena de prisión para el delito de feminicidio y de entre mil y mil 500 días la pena pecuniaria.
La reforma modifica también el Artículo 261 a fin de incrementar en cinco años la pena para el delito de abuso sexual.

Esmeralda Moreno, del PES, dijo que con esta reforma buscan contribuir a frenar la desbordada situación de violencia que actualmente viven las mujeres y las niñas en el País.

La legisladora recordó que en los últimos cinco años, los feminicidios han registrado un incremento de 137% a nivel nacional. Este aumento, agregó, es superior a la incidencia registrada por cualquier otro delito.

Moreno dijo que el tipo penal del feminicidio ha servido para distinguir los casos en los que un homicidio tiene como causa las razones de género, por lo que la Comisión de Justicia consideraron pertinente que las penas de prisión para el mismo se incrementen, para sancionar con mayor severidad a los agresores.

La legisladora agregó que el delito de abuso sexual atenta con el sano desarrollo de niñas, niños y adolescentes, de ahí que también es pertinente aumentar las penas en este caso.

 

 

 

(Con información de Reforma)

Polevnsky pide ‘creatividad’ a feministas

Comparte este artículo:

La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, pidió a las feministas que protesten sin violencia.

En conferencia de prensa, la morenista señaló que los obradoristas, que se movilizaron por años, nunca se encapucharon y siempre dieron la cara”.

“Nosotros nunca rompimos un vidrio, pintamos una barda, nos encapuchamos ni nada por el estilo, dimos la cara y aguantamos todos los embates porque nos atacaron con todo”, afirmó Polevnsky, quien además aseguró que la violencia en las manifestaciones puede derivar en represión.

“Respaldamos la lucha, nos sumamos, apoyamos, pero creemos que no es necesario que le demos pie a que se desvíe para otras partes”, expresó Polevnsky.

Incluso, hizo referencia al performance chileno El violador eres tú” y celebró la manifestación pacífica que éste representó.

“A mí me gustó esto, por ejemplo, que hicieron los chilenos, donde ha habido un nivel de vejación asqueroso, porque han dejado ciegos a muchos, ¿y que han pedido los jóvenes?, sólo tener educación gratuita”, aseguró.

“Y protestan y los carabineros los atacan en una forma desmedida y, pese a todo eso, las mujeres hicieron estas protestas, muy interesantes, de hacer performance, este de ‘El violador eres tú’, que creo que es maravilloso y que con eso evitas en mucho caer en estas provocaciones, que luego quieren excusas para maltratar a manifestantes.

“Entonces, yo que creo que deben de ser protestas pacíficas, que ojalá que sean cada día con más creatividad, que metamos el arte en medio de ello, porque con arte vamos a llegar muy a fondo y muy lejos y que no se trate de cambiar el mensaje”, añadió.

Polevnsky secundó al Presidente Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que éste pidió no hacer pintas en Palacio Nacional y en lo que dijo el Mandatario acerca de que los feminicidios tienen su origen en el neoliberalismo.

Agregó también que los feminicidios no han aumentado en el país, sino que las cifras se manejan con mayor trasparencia y no se maquillan.

“Parecería que en México aumentó el número, no, yo creo que hay mucho más apertura a que se den a conocer; antes se maquillaban cifras, se ocultaba información”, dijo.

“Con el Presidente López Obrador hay apertura total y por eso es que hoy se oye de números y la gente plantea: ‘aumentó’, no, hay más apertura para que se dé a conocer; entonces, reprobamos la violencia, haremos todo lo que esté de nuestra parte nosotros”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Batres culpa al neoliberalismo de los feminicidios

Comparte este artículo:

El senador por Morena, Martí Batres, aseguró que el feminicidio es producto del neoliberalismo y se refirió a Ciudad Juárez como una muestra de ello.

“Es cierto. El feminicidio, como se conoce en nuestros días, es producto del neoliberalismo. Ciudad Juárez lo demuestra. Trabajadoras de las maquilas fronterizas, lejos de sus ciudades de origen y sus familias, sin red de protección social, fueron las primeras víctimas”, publicó Batres en su cuenta de Twitter.

El senador indicó que en el actual gobierno cada quien, desde su espacio de decisión, debe contribuir a erradicar la violencia contra las mujeres.

“El movimiento de protesta de las mujeres contra la violencia feminicida tiene razón en sus demandas. En la 4T, cada quien en su espacio de decisión, se debe responder empíricamente para contribuir a erradicar dicha violencia”.

El morenista se pronunció por incorporar el feminicidio como delito grave en la Constitución, declarar la alerta de género y crear una nueva Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales en la Ciudad de México, así como proponer un n nuevo catálogo de medidas cautelares y precautorias desde el Senado.