100 años de la Constitución

Felices o no. Pacíficos o no. Estamos cumpliendo 100 años desde aquel 5 de febrero de 1917 cuando el presidente Venustiano Carranza promulgó en el Teatro de la República de Querétaro la constitución que hoy todos conocemos.

Dicha constitución validaba las modificaciones a la carta magna de 1857 resaltando el heroísmo y patriotismo popular que reivindicaba la soberanía contra aquellos que querían apoderarse de nuestras tierras. Marcaba el fin de la lucha armada y el inicio de un orden legal.

¿Pero que nos pasó? ¿Porque hoy tenemos menos orden legal y más lucha armada?

Hoy a la constitución no hay que adorarla, hay que respetarla, ensancharla y aplicarla. ¡Ya es tiempo!
Y es que mientras decimos que hay derecho a la vivienda digna, esta se contrasta con la realidad de miles de personas que viven en una situación de pobreza y que día a día luchan por sobrevivir.




Mientras pregonamos el derecho a la educación gratuita y de calidad, nos damos cuenta que hoy todavía existen miles de niños analfabetas.

Mientras el gobierno aplaude el principio de igualdad, nos damos cuenta que efectivamente en México todos somos iguales, solo que unos son más iguales que otros.

Mientras repasamos el principio de legalidad, diariamente somos testigos que muchos políticos, empresarios y ciudadanos se lo pasan por las patas.

Que mientras no respetemos a todos aquellos que tienen gustos, preferencias e ideas diferentes a nuestra forma de pensar, no podremos cumplir con el principio de no discriminación. Que mientras nuestra libertad de expresión se vea cada vez más coartada, no podremos sentirnos seguros de nuestra palabra.

Y que mientras sigamos teniendo una libertad de prensa inexistente, no habrá medios de comunicación que hablen de la realidad en México sin temor a ser castigados. Y si no, pregúntenle a Aristegui, Brozo o Ferriz de Con.

Mexicanos, tenemos que trabajar por ensanchar la constitución de manera que se contemple a todos. Donde se respete y aplique el derecho al empleo, a la vivienda digna, a la sanidad y la educación. Una constitución donde nuestros derechos no estén solamente escritos, sino que sean reconocibles y palpables en el día a día. Ensanchar para buscar una justicia independiente que garantice la lucha contra la corrupción.

A 100 años el reto de la constitución no está en el establecimiento, sino en poder garantizar que se cumpla por todos y todas.




Si no nos vemos, pues nos escribimos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Ataque a la Libre Expresión”

Parece que hemos vuelto al México de los sesentas. Ayer se dio a conocer el robo, descarado y cobarde, a las oficinas de Aristegui Noticias, sitio comandado por la afamada periodista, Carmen Aristegui.

Lo grave de la situación es que, en el caso de Aristegui, se ha pasado del ataque mediático y “legal”, al ataque directo contra la periodista y su equipo.

Como ya estarán enterados para estas alturas, durante el robo se llevaron una computadora con información de investigaciones en curso, solicitudes de información a dependencias del gobierno y claro información sobre investigaciones pasadas que ha realizado este importante diario.

El allanamiento no puede venir en peor momento, tan solo hace unos días un juez acuso oficialmente a Aristegui de difamar a uno de los dueños de MVS, su antiguo jefe.

 




Lo preocupante de toda esta historia, es que el robo es un claro ataque hacia la libre expresión. Llevarse una computadora y solamente eso durante el allanamiento, hace que los focos rojos se prendan más que nunca en un país donde ser periodista es una profesión de peligro extremo.

En agosto de este año la organización no gubernamental, Articulo 19, dio a conocer que en México cada 26 días un periodista es asesinado. Este número tampoco cuenta la cantidad de periodistas que son amedrentados con el fin que no publiquen información que ellos sepan.

 




El robo a las oficinas de Aristegui es una clara señal, “o te callas o te va a ir peor”. Aristegui pude ser alguien que tiene una clara tendencia a beneficiar a ciertos actores políticos, pero no nos equivoquemos, esto es un ataque a la libre expresión, es un ataque hacia los medios que día con día buscan revelar las porquerías que nuestros gobernantes nos ocultan.

Este es una llamada de atención, de sepa que delincuente, hacia medios como, Animal Político, Sin Embargo, El Norte, Reforma y por qué no, Altavoz aunque sea pequeño.

Nunca sabremos bien que información tenía la computadora que se llevaron los asaltantes, sirvientes de algún hampón que está en el gobierno. Pero de lo que estamos seguros es que debe de existir una defensa total a la libre expresión en este país, al periodismo.

¡Ahí Se Leen!

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Los privilegios de la Clase Política”

Como si la actual administración de Enrique “Henry Monster” Peña Nieto no tuviera suficientes problemas y escándalos, el fin de semana se le sumaron dos más. Aunque cabe no son golpes contundentes si nos hace ver el tipo de clase política que tenemos en este país, peor aún, que tipo de gañanes tenemos en Los Pinos.

El primer escándalo trascendió el sábado por la tarde, cuando varios usuarios en redes sociales dieron a conocer que el hijo de “Henry Monster” Peña Nieto, Alejandro Peña Pretelini, había estado envuelto en una riña dentro de un exclusivo bar en San Miguel de Allende, Guanajuato. La pelea se suscitó luego de que el Jr. Peña llegará con prepotencia al bar y empujara a cualquier persona que se le pusiera enfrente, para su falta de fortuna un grupo de jóvenes de Monclova no se dejaron y tras un violento intercambio de palabras, se fueron a los golpes, momento en el cual agentes del EMP intervinieron golpeando a los monclovenses.




La cuestión es que, según reportes de medios en Coahuila, dos de los jóvenes monclovenses resultaron gravemente heridos por la golpiza que les propino los agentes del EMP, tanto que a la boda que tenían al día siguiente asistieron con parches y otro ¡hasta con muletas! Eso sí, dicen que el Jr. Peña no se fue en blanco.

El segundo escándalo del fin de semana para la administración peñista, fue la investigación que dio a conocer Aristegui Noticias (que le encanta andarle pegando feo a Peña), donde da a conocer que en los viajes nacionales e internacionales que realiza el Presidente, también van, familiares, amigos cercanos y hasta artistas.

En un reportaje muy resumido, el equipo de investigación de Carmen Aristegui, revela que en muchos de los viajes a lugares como Reino Unido, Francia, Turquía, España, Italia, el Vaticano y hasta a Ciudad Juárez, el Presidente ha utilizado el flamante avión Presidencial, que no tiene ni Obama, como un vil aerotaxi para transportar hasta amigos de su hija Paulina Peña.




Estos dos hechos nos demuestran cómo nuestro Presidente, en primer lugar nos regresa nuestros impuestos, a punta de golpes, por qué pocas razones tenían los agentes del EMP para golpear a los jóvenes de Monclova y mandarlos al hospital, cuando en realidad su función en ese momento debió de haber neutralizado la riña.

Y en segundo lugar, cómo se gastan nuestros impuestos, pues en primer lugar tenemos a un “junior” haciendo constantes viajes a San Miguel de Allende para pasarla bien con nuestros impuestos, yendo a los bares más exclusivos de la localidad y por otro lado tenemos al papá usando el Avión Presidencial que es de uso exclusivo para viajes de trabajo, como un taxi para darle “ride” y llevar de viaje a todos sus compadres y comadres.

Qué asco me da esta clase política.

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El tonto

Una noche, el presidente Adolfo Ruíz Cortines conducía a alta velocidad y fue detenido por un oficial de tránsito. Al ser obligado a descender de su vehículo, gritó indignado: “Óigame, al presidente no se le para en la calle” a lo que la primera dama, aún adentro del auto, agregó: “Tampoco en la cama”.

El anterior es uno de tantos chistes que se hicieron sobre Don Adolfo, la mayoría de ellos relacionados con su supuesta edad avanzada (asumió la presidencia pocos días antes de cumplir 63 años).

Sintetizar la gestión o incluso la persona del presidente con base en acontecimientos, características físicas o declaraciones desafortunadas, ha sido una tradición tan grande en nuestro país, al grado en que se dice que alguna vez Gustavo Díaz Ordaz, casi resignado llegó a decir: “A mí me hacían chistes por feo pero a Luis Echeverría se los hacen por pendejo”.

Enrique Peña Nieto se creó él sólo su imagen de tonto desde el día en que, siendo candidato presidencial, no pudo mencionar ni siquiera los títulos de los tres libros que marcaron su vida; en palabras de Carlos Fuentes, la respuesta de Peña fue “una demostración pública de ignorancia”, además de evidenciar una nula capacidad de improvisación.

Desde aquel diciembre de 2011 y tal vez maldecido por haber sufrido el desliz en tiempos de redes sociales, Peña Nieto ha sido retratado hasta el día de hoy como un idiota. Cada error de dicción que comete o imprecisión terminológica, han contribuido a la hoguera de su escarnio.

A contrarrestar esta imagen no han ayudado ni su gestión presidencial ni sus estrategias mediáticas, decidiendo utilizar falsos usuarios de twitter (los llamados “peñabots”) o apareciendo en la portada de la revista “Rolling Stone México” en el año 2014, junto a la frase: “¿Tonto? Ni tanto”, misma que constituye una deprimente aceptación de que es visto como tal y un desesperado e infructuoso intento por cambiar esta percepción.

Los chistes son incontables y se repiten hasta el tedio y la pérdida total de gracia; incluso los sosos y simplones chistes de Ninel Conde se han “plagiado” y adaptado a versión Peña Nieto.

Aquellos auditorios que carecen de interés político y padecen pereza intelectual, no han formado su postura respecto al presidente con base en las reformas polémicas, los escándalos de corrupción o en la inexistente evolución en materias de economía y seguridad sino en títulos de noticias, memes y videos compilatorios de sus errores y, por supuesto, en ese microcosmos no puede caber ninguno de sus aciertos, es más, siquiera mencionar la posibilidad de que éstos existen genera enojo y la inmediata sospecha de que quien lo sugiere es un vendido; el tiro seguro es llamarle imbécil y una vergüenza.

Y en ese contexto, el plagio del que hoy se le acusa cobra mayor relevancia por poner en entredicho, otra vez, su capacidad intelectual que por la falta ética que éste implicaría, en caso de ser cierto el señalamiento. Dicho plagio bien podría ser explicado desde el descuido, tanto suyo como del asesor de tesis así como en la ausencia de rigor académico, en una deficiente formación investigativa y por supuesto, en una conducta anti-ética.

En su defensa, habrá quienes señalen que dicha práctica lamentablemente es generalizada o podrían criticar el cinismo de autores señalados en el pasado por el mismo acto que hoy se escandalizan y condenan al presidente. Quizá también insistirán en una posible animadversión personal de Carmen Aristegui hacia él o incluso criticarán la expectativa que la periodista creó respecto a la noticia del plagio.

Sin embargo, ninguno de esos argumentos ni mucho menos la declaración de Aurelio Nuño, Secretario de Educación, señalando que “hay asuntos más importantes” logran ocultar que, sin importar la veracidad de la acusación, la noticia ha contribuido a esa imagen de torpe e ignorante que Peña lleva padeciendo durante casi un lustro.

La ridiculización y la sátira han acompañado a la política a lo largo de casi toda la historia del México independiente, con mayor o menor grado de censura; desde las caricaturas del siglo del siglo XIX en periódicos como “El Ahuizote” (recabadas brillantemente por Rafael Barajas en su libro “El País del Ahuizote”), los chistes de “Cuatezón” sobre Álvaro Obregón, los comediantes de carpa como “Palillo” (apresado múltiples veces), hasta llegar a tiempos más recientes con las parodias televisivas o teatrales y por supuesto, los actuales memes.

Esto último me parece relevante ya que Peña Nieto ha sido el primer presidente cuya gestión inició y terminará siendo vigilada y comentada por las redes sociales, una época en la que el chiste no depende de un comediante o caricaturista sino que fácilmente puede ser creada por ti o por mí, algo que sin duda constituye una realidad muy distinta a la de sus antecesores y a la que no se pudo ni supo adaptar; un caso de obligado análisis para los asesores de campañas y marketing político en el futuro.

El plagio más que decepcionar o indignar, para muchos es un motivo más para cuestionar la capacidad intelectual del mandatario y seguirle ridiculizando, tal vez un golpe casi mortal a su ya tan lastimada imagen.

Peña asumió la presidencia siendo visto como un tonto y todo parece indicar que no le queda tiempo ya para dejar la presidencia sin ese estigma.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL PAÍS DE NUNCA JAMÁS

Recientemente hemos vivido en México todo tipo de sucesos para identificar el tipo de sociedad en la que habitamos. En un país colorido, de fiesta y donde aguantamos bastante, todo pasa y nada cambia.

Hace una semana fuimos testigos de un clavo más al ataúd ya muy enterrado del presidente de la república: Don Enrique Peña Nieto. Ahora resulta que plagio casi un tercio de su tesis para graduarse de la licenciatura en la Universidad Panamericana, copió y pegó textos completos de libros y autores que olvidó- o no quiso citar- ni en el desarrollo de su tesis ni en la bibliografía.

Esto en contraste de su insistencia por impulsar una “educación de calidad” mediante la tan discutida reforma educativa, donde por cierto miles de maestros continúan en paro y millones de alumnos se encuentran sin tomar clases, como si no tuviéramos suficiente analfabetismo.

Pero, ¿qué respondió la Universidad Panamericana? Sorprendentemente mediante sus líderes estudiantiles y un comunicado de prensa oficial- que tardó varios días- prácticamente dejó en claro que no haría nada y que su ética no era aplicable a ex alumnos. Vaya, me queda claro que en México no existe institución con los suficientes pantalones para castigar y hacer justicia a un presidente de la república.

¿Cómo reaccionó la sociedad? Algunos indignados, otros muertos de risa. Lo cierto es que al día siguiente de la investigación- no tan bomba- que presentó Carmen Aristegui, millones de jóvenes mexicanos acudían a sus aulas con trabajos y tareas no muy bien citadas, vaya, es un reflejo cultural el que vivimos en el espejo del presidente.

Por otro lado, el país entero llora la repentina muerte del cantautor más aclamado en Latinoamérica: Juan Gabriel. Le lloran sus canciones, su talento y su capacidad para sobreponerse a situaciones de pobreza e injusticia, de esas que vive el mexicano promedio día con día.

Lo sorprendente- no tan sorprendente- es que semanas antes en varios Estados del país miles de personas marchaban contra los derechos de las comunidades LGBT, decían que esos “jotos” solo dañaban la moral (¿cúal moral?) de su sociedad, que no tenían derecho a reproducirse y amarse- ni ser humanos pues- y que eran casi casi la espuria y el opio de este país.

Así de incongruentes somos, así de persinados vivimos, así intentamos avanzar mientras no avance el vecino.

¡Bravo, Juanga! Porque con tu talento demostraste que eres por el alma y no por tu sexo, te impusiste en un país conservador y racista, un país al que amaste hasta el final. Bravo, porque jamás te avergonzaste de ser lo que eras y dejaste un legado que muchos deberíamos seguir: hacer lo que te apasiona con honestidad y para los demás.

El país de nunca jamás se persina en casa y sale a comer carne. Ha adoptado las redes sociales como el nuevo mundo para descargar su ira y su dolor. Critica el plagio y lo hace a diario, acusa a los “jotos” y escucha sus canciones, critica a los políticos y se queda en casa mirando. Así es la vida, en el país de nunca jamás.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “La realidad detrás del Reportaje de Aristegui”




Carmen Aristegui es una periodista que yo respeto, aprecio y admiro mucho. Su investigación sobre la “Casa Blanca” de Lomas de Chapultepec es impecable, un ejemplo vivo del tipo de periodismo que necesitamos en este país, golpeado por la corrupción.

Las revelaciones de la “faceta desconocida” de Enrique “Henry Monster” Peña Nieto el domingo de la semana pasada, me pareció algo forzado, pero un tanto necesario, pues el Peña está forzando una Reforma Educativa, cuando él cometió una falta académica garrafal.

Que si la imprenta, que si el estilo, que si fue hace veinticinco años, que si fue y que vino, no importa, cometer plagio es algo muy grave. Es muy penoso tener un Presidente que hizo una tesis a base de plagio, de hecho me lo imaginé perfectamente haciendo el “copy-paste” a la antigüita, y pensando que ya se estaba salvando de horas de trabajo. Es importante que la Universidad Panamericana, si quiere mantener su prestigio, investigue a fondo al asesor de tesis de Peña y el trabajo de Peña, pero bueno ese no es el punto de este texto.

Carmen Aristegui fue clara y contundente en el video previo a la revelación de la investigación de su equipo, Peña Nieto es una persona que está en estos momentos empujando, moviendo mar y tierra para que los maestros le entren de lleno a la Reforma Educativa, misma que tiene un rechazó contundente en varios estados de la República y que su implementación se complica cada vez más.

¿Qué calidad moral le queda a “Henry Monster” Peña Nieto para seguir exigiéndole a los maestros evaluaciones? Ninguna, pues si Peña Nieto fue capaz de cometer plagio en su tesis profesional, cómo podemos estar seguros que es una persona académicamente preparada.

El líder no puede exigir preparación profesional intacta por parte de los maestros, si él no tiene una preparación buena y además está acusado de plagio.




Es contundente también decir que actualmente Presidencia no han dado una respuesta que podamos considerar fuerte y/o definitiva respecto al plagio de Peña Nieto. Mientras que el “pretexto” o razón del asesor de tesis de Peña, me parece un insulto para la inteligencia de los mexicanos. Deja ir la Reforma Educativa, Peña, o mejor dicho deja ir la Presidencia.

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dándole Patadas al Muerto




El domingo en punto de las 10 de la noche, estuve esperando la revelación de una “faceta” desconocida del Presidente Enrique Peña Nieto, que según la periodista, Carmen Aristegui, iba a dar a conocer. Al final del día fue mucho ruido y pocas nueces, ya que lo que reveló la reconocida periodista quedó corto a las expectativas de sus seguidores y la realidad es que no sucederá nada a consecuencia de su revelación.

El plagio, es grave, de hecho se puede perseguir legalmente a una persona por lo mismo. Que el Presidente de la República lo haya cometido, es aún más grave.

El problema está en que esta “revelación” se da a conocer veinticinco años más tarde, en un video de cinco minutos, sin ponerle más “carne periodística” y esperando que los resultados sean parecidos a los de otros países donde funcionarios han renunciado.

En mi muy humilde opinión y sin defender en lo más mínimo a Enrique Peña Nieto, la investigación de Aristegui Noticias parece más tener fines de darle patadas al muerto y beneficiar en el largo plazo a uno de los candidatos de las elecciones del 2018. En lo personal admiro mucho el trabajo de Aristegui y su equipo en el caso de la “Casa Blanca”, pero esta investigación parece hasta forzada y esperar que por esto mismo renuncie EPN, es una locura.

Imagínese estimado lector, si el Presidente no renunció por el escándalo de la “Casa Blanca”, mucho menos lo hará por plagiar textos de libros de reconocidos autores en su tesis profesional. Es decir, que Aristegui nos demuestre lo inepto que es nuestro Presidente, ya es innecesario. Básicamente se está ridiculizando a alguien que ya está ridiculizado a nivel mundial.




Me parece lamentable que desde estas alturas Carmen este mostrando la casta de quien es su gallo en el 2018, sin que nos sorprenda que sea, Andrés Manuel López Obrador. Cada quien puede tener sus preferencias electorales, pero es triste ver que se utilice un portal como lo es Aristegui Noticias, que tiene prestigio por investigaciones impecables, para una cuestión mediática y golpeadora.

¿Qué Enrique Peña Nieto tiene que dar explicaciones? Si, debe de, y de la misma manera las debe de dar la Universidad Panamericana, no olvidemos que detrás de cada tesis también hay asesores, que son parte del personal docente de la institución educativa.

Las declaraciones de ayer por parte de Presidencia al argumentar que es un “simple error de estilo”, son pobres y lamentables.

Lo que queda cierto de esta investigación son dos cosas, el Presidente pierde mucho mérito al estar empujando una Reforma Educativa y buscar mejor personal docente, cuando el en su vida educativa cometió plagio en el 29% de su tésis.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EPN PAPERS




Esta semana arrancó con un tema, que, si bien no sorprende, si preocupa. Aristegui con bombo y platillo levantó intriga ante lo que parecía ser otra de sus grandes investigaciones, como la de la Casa Blanca o su participación en la investigación de los Papeles de Panamá.

Pero no, a mi parecer Aristegui se quedó corta, tratando de descalificar al ya descalificado con un tema que, si bien es de gran importancia, es de poca trascendencia en el día a día del mexicano (malamente) y que, para colmo, no sorprende. Pero ahora sí que como twitteaba ayer Juan Pablo Becerra, relevante o no relevante, periodístico o no periodístico, es el asunto.

El tema apenas comienza y ya es trending topic en las redes sociales. La investigación deja algunos comentarios y cuestionamientos sobre lo que vendrá en los próximos días.

Hay que estar pendientes de la postura que tomará la Universidad Panamericana al respecto, ¿lo dejará pasar?, ¿Castigará?, para ser una de las principales universidades en materia de Derecho, esperaría que se tomaran cartas en el asunto.

También habrá que ver cuál será la reacción del Presidente y hoy cuestionado “Maestro” Enrique Peña Nieto, que si bien, Eduardo Sánchez, vocero de presidencia, ya emitió un comunicado, su respuesta queda un poco aguada (insípida, incolora e inodora). Dejando en claro nuevamente que el fuerte de los asesores de comunicación del Presidente, no es la comunicación, ¡UPS!




La investigación cae como balde de agua fría al Gobierno Federal, pues es lanzada un día antes del regreso a clases, en medio del pleito con la CNTE y agraviando la ya debatida Reforma Educativa.

Tendremos que analizar con que calidad moral se presentó Enrique Peña Nieto a incentivar la honestidad en los pequeños estudiantes que ayer regresaron a las aulas. ¡Ojalá no lo tomen como ejemplo a seguir!

PREGUNTA SOSPECHOSA: A quien también le pegó la investigación fue a Televisa, no directa, pero si indirectamente ¿Por qué Aristegui lanzó su investigación justo el día del arranque de la “Nueva” Televisa? ¿Coincidencia? Cierto es que en las redes se habló más de su tema que de Televisa.

POSDATA: Quien no dejó pasar la oportunidad de apuntarse en la grilla fue Pedro Ferriz de Con, quien, metido en su campaña imposible, fuera del medio periodístico y con un notable desprecio hacia Aristegui, se pone nuevamente a hablar valores, cuando no es precisamente la persona indicada para ello. Caray, necesitamos mejores candidatos independientes.

Así las cosas, si no nos vemos, pues nos escribimos.

@RicardoGuerraMX

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Acoso a la Libertad de Expresión

Primero hace unas semanas nos enteramos de las demandas del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, a los periodistas, Sergio Aguayo y Pedro Ferriz de Con. Según Moreira la demanda se debe a que estas personas mancharon su imagen y su “honor” si es que al señor aún le queda algo.

Después del supuesto perdón de Enrique Peña Nieto por el caso de la “Casa Blanca”, la periodista Carmen Aristegui denunció hostigamiento y demandas judiciales por parte de su ex jefe, Joaquín Vargas, dueño de MVS Comunicaciones. Ahora Ciro Gómez Leyva también dio a conocer que hay procesos judiciales en su contra.

¿Existe acoso a la libertad de expresión?

Parece que la opresión y acoso al periodismo en México no es una cosa del pasado y esto ha quedado demostrado más profundamente durante el gobierno actual de Enrique Peña Nieto. En estados como Veracruz casi por mes se asesinan a periodistas, el gobierno del estado justifica que son acribillados por andar en “malos pasos”, pero no resuelven los casos ni hacen investigaciones.

En Quintana Roo los periodistas no pueden ejercer su trabajo con libertad ya que el gobernador de ese estado, Roberto Borge, hizo modificaciones en la ley donde prácticamente ellos tienen control en la definición “periodista” esto con el fin de tapar las malas opiniones hacia el gobierno.




Tal parece que la nueva forma de acosar y poner límites a los periodistas en México es utilizando el sistema jurídico mexicano.

Me parece increíble que personajes con tan poca cara como Humberto Moreira estén demandando a periodistas de alto calibre como lo son Sergio Aguayo y Pedro Ferriz de Con.

También es injusto que Joaquín Vargas, personaje que por mucho tiempo había sobresalido por dejar a sus trabajadores trabajar libremente, hoy esté siendo utilizado por Presidencia como una herramienta para silenciar la queja de Aristegui por su despido injustificado de MVS Noticias.

Son momentos difíciles para el periodismo nacional, la nueva regala parece ser, estás conmigo o estas en contra mía y de ser así te demando por “difamación”. Es lamentable que la democracia de nuestro país no pueda tener una prensa que sea 100% libre y saludable.

Muchos debatirán que sí la tenemos y que la libertad de expresión no ha estado en mejores tiempos que este, pero no lo creo así.

Cuando se trata de silenciar a través de las armas o utilizando el aparato jurídico a las personas que están detrás de los hechos y de la verdad, se pierde esa libertad de expresión y pierden todos los mexicanos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Quemando las naves: Televisa

Con la próxima salida de Joaquín López-Dóriga del noticiero estelar de Televisa se confirma nuevamente la necesidad imperante de la televisora por tratar de rescatar algo de los niveles de audiencia que solía ostentar, y es que las nuevas tendencias y la apertura a través del Internet han generado un cambio bastante positivo en nuestra sociedad, a tal grado que existen más cuestionamientos al oficialismo y menos creyentes de que lo que aparece en la televisión es cien por cien real.

No podemos olvidar que la salida del conductor de “El Noticiero” había sido anunciada hace varios meses a manera de rumor y ya se decía que algunos buitres ya rondaban por ahí, queriéndose bañar en oro y gloria para ocupar el espacio.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Haciendo gala de un estilo periodístico bien pulido y con una imagen poco cuestionada, Maerker parece ser una excelente alternativa para sustituir a “El Teacher”. El giro es tan drástico que ella se convertirá en la primera mujer en estar al frente del tradicional espacio noticioso; es más, será la mujer más poderosa en el ámbito periodístico. ¿Por qué hacer una declaración así, tan arriesgada? Porque ni Dresser ni Aristegui tienen el monstruo institucional que Maerker tendrá, y en ese medio las exclusivas, las coberturas especiales y las principales notas se consiguen gracias a eso: a estructuras de poder y relaciones con ‘los grandes’.

Este es el cambio más notorio que está dando Televisa, pero hay muchos otros que se están dando (o ya se dieron) como parte de esta reestructuración general. Si consideramos que además del ámbito noticioso, los principales productos que la televisora ofrece giran en torno al entretenimiento y los deportes (lástima por lo ‘cultural’), entonces encontramos respuesta al porqué de la salida de Javier Alarcón de Televisa Deportes, incluso la razón por la que “En Familia con Chabelo” llegó a su fin. ¿Cuál fue la respuesta de emergencia? Los “Raoul ‘Pollo’ Ortiz”, las “Laura G”, los “Andrés Vaca”, entre otros. Vaya respuesta.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga. Por supuesto, si a eso le agregamos los discursos preparados, la discrecionalidad al transmitir la información, y los acontecimientos como la ‘recreación de los hechos solicitada por los medios’ para el caso Cassez, entonces nos encontramos con una serie de graves errores.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga.

La misma imagen de Televisa es la que comunica todo lo contrario a dinamismo, juventud, o novedad. La empresa sigue representando a la ‘vieja escuela’ y la modernidad le ha quedado grande. Basta con ver que desde el día de su lanzamiento, ‘Blim’ –el intento de Televisa por hacerle competencia en mercado a Netflix– ha sido objeto de crítica y burla, pues no es otra cosa más que ‘pan con lo mismo’, sin pensar que ése es el principal problema: no puedes pretender que con tan sólo reubicar tus contenidos a otra plataforma (y encima usando a los mismos actores) el panorama va a cambiar y serás un éxito; y mucho menos si tu principal contenido son las mismas telenovelas que se transmiten por cadena nacional.

Televisa hoy está quemando sus naves y está echando mano de sus últimos assets no requemados para hacer frente a su fin.

Desafortunadamente no me queda la menor duda de que, si bien Maerker tratará de mantener su estilo, habrá una línea muy marcada en cuanto a notas de coyuntura se refiere, ¿o será lo suficientemente autónoma en tomar las decisiones respecto a la información que comunicará? No niego que es positivo que una personalidad como ella suceda a López-Dóriga, pero las preguntas siguen en el aire, todas excepto una: el primer programa de Maerker como titular del noticiero será el más alto en rating de todas sus emisiones.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”