Espionaje telefónico es algo inaceptable, no cabe en una democracia: Luis Videgaray.

El secretario de Relaciones Exteriores se refirió a las denuncias de intentos de intervención telefónica contra activistas, diplomáticos y periodistas en México.

El espionaje fuera de la ley “es algo absolutamente inaceptable”, dijo este martes pasado el canciller, Luis Videgaray.

Antes de reunirse con el legislador demócrata Henry Cuéllar, Videgaray aseguró frente a varios reporteros que “el espionaje en términos que no correspondan estrictamente a la ley es algo absolutamente inaceptable; algo que no cabe en una democracia y en una sociedad libre”.

Añadió que  la cancillería mexicana está y estará muy atenta a las declaraciones que hagan y a las indicaciones que escuchen por parte de las áreas competentes del gobierno mexicano.

El secretario de Relaciones Exteriores realiza una visita de trabajo de dos días en Washington, en la que se reúne con legisladores estadounidenses previo a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. 

Arely Gómez reconoce espionaje por parte del gobierno

La ex titular de la Procuraduría de la República y actual secretaría de la Función Publica (SFP), Arely Gómez, reconoció que durante su paso como titular de la PGR el gobierno mexicano hizo uso del software Pegasus, aunque menciono que su uso fue bajo el marco de la ley.

Esta declaración realizada por Gómez ocurre horas después de que Citizen Lab, de la Universidad de Toronto, confirmo que tres integrantes del PAN fueron victimas de un intento de espionaje por parte del software Pegasus, el cual fue creado por la empresa israelí NSO Group, la cual solo vende a gobiernos.

Gómez reconoció esto un día después de que el periodista Carlos Puig dio a conocer que durante la administración de la ex procuradora fue cuando se comenzó a utilizar el software Pegasus contra los periodistas y activistas defensores de los derechos humanos.

El pasado 19 de junio, periodistas y activistas mexicanos, como Carmen Aristegui, Mario Patróndel Centro Prodh, Juan Pardinas del IMCO, Carlos Loret de Mola, y Salvador Camarena de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) han sido espiados con un software adquirido por el gobierno, llamado Pegasus, reportaron este lunes el diario de The New York Times colocando el tema en la portada de su versión impresa estadounidense, Articulo 19 y la organización R3D.

Tras las acusaciones en contra de su gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto rechazó las acusaciones y prometió una investigación del caso.

 

PAN denuncia espionaje y piden investigación por expertos independientes

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, denuncio que el y otros dirigentes de su partido recibieron mensajes con ligas vinculadas con la descarga del software Pegasus; por lo que solicitaron la comparecencia ante el Congreso de la Union del Secretario de Gobernación, director del Cisen y el titular de la PGR y la intervención de un equipo de expertos independientes para llevar la investigación del caso.

En conferencia de prensa Anaya señalo que el equipo de informática del PAN detecto que el y varios dirigentes de su partido como el coordinador del partido en el Senado, Fernando Herrera, el coordinador de la Cámara de Diputados, Marko Cortes, el Secretario General, Daniel Cepeda, y el diputado integrante de la Comisión Bicamaral, Fernando Rodríguez Nodal, recibieron el mensaje para descargar el malware e infectar sus celulares, sin embargo ninguno lo descargo.

Advirtió que desde el partido exigirán la renuncia e investigación de los funcionarios implicados en la compra de este malware, a la empresa NSO Group, u otras semejantes.

Explicaron que el partido solicitó a la organización para la defensa de los derechos digitales R3d.mx confirmar que los mensajes que recibieron los panistas, provienen del mismo programa espía.

En medio de protestas por ataques a la prensas, Osorio Chong niega espionaje a periodistas

Periodistas en Sinaloa protestaron con pancartas, para exigir resultados en las investigaciones por el asesinato de Javier Valdez, frente al gabinete de seguridad federal, encabezado por el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Según reporto el seminario Ríodoce, periodistas de distintos medios locales dieron la espalda al gabinete de seguridad federal, a la par que mostraron las pancartas con la leyenda “Justicia Javier Valdez”.

Ademas Ríodoce reporto que los funcionarios como el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda; el comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, y el secretario General del CISEN, Miguel Robles Bárcena, Osorio Chong, se reunieron para analizar la compra de equipamiento y tecnología para mejorar la seguridad, en ese momento cuatro periodistas se pusieron de pie al frente de los funcionarios y comenzaron su protesta.

El Secretario de Gobernación informó que la Procuraduría General de la República (PGR) mantiene abiertas varias líneas de investigación, por el caso de Javier Valdez.

Osorio Chong también rechazó que desde el gobierno federal se lleve a cabo algún tipo de espionaje o investigación a periodistas, defensores de los derechos humanos u organizaciones no gubernamentales.

Sobre el caso de espionaje, menciono que solicitó que de existir elementos, se presente la denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR), a fin de que ésta realice la investigación correspondiente.

 

Gobierno mexicano espía a activistas y periodistas: NYT

El periódico estadounidense, The New York Times, reveló hoy en un reportaje los casos de supuesto espionaje por parte del gobierno mexicano a activistas, defensores de derechos humanos y periodistas. Entre los que se destacan dos comunicadores de renombre, un activista involucrado en la lucha contra la corrupción y hasta un menor de edad.

Agencias de investigación mexicanas utilizan un software que debería de ser usado exclusivamente para combatir al crimen organizado y terrorismo. El programa cibernética, conocido como Pegasus, es vendido por NSO Group, firma que tiene cede en Israel y que vende sus programas únicamente a gobiernos con el fin antes mencionado.

Entre los espiados esta la reconocida periodista Carmen Aristegui y su hijo de 16 años. Aristegui ha denunciado en pasadas ocasiones el acoso que recibe por parte de autoridades mexicanas, desde que en el 2014 dio a conocer la “Casa Blanca” del Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angelica Rivera. La casa, revela el reportaje, fue regalada a la pareja presidencial por un constructor que se beneficio con contratos por miles de millones de pesos. Otro periodista que es supuestamente espiado, es Carlos Loret de Mola, conductor del programa de noticias de la mañana de Televisa.

Otro de los espiados es el director ejecutivo del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Juan Pardinas, quien ayudo a escribir la legislación anticorrupción, mejor conocida como la Ley 3de3, que fue vetada el año pasado por Peña Nieto, al considerar que necesitaba ser discutida más tiempo en el poder legislativo.

La tecnica que utilizan los “hackers” mexicanos, es el envío de mensajes de texto, que van desde alertas de posibles arrestos, problemas con visas, mexicana e incluso en el caso de la esposa de Pardinas, un mensaje donde se demuestra un supuesto amorío de su marido con una trabajadora del IMCO. En el caso de Aristegui, los mensajes iban desde amenazas de que iba a ser arrestada o problemas con su vida estadounidense. También su hijo, Emilio, fue víctima de los mensajes de texto con el fin de hackear y afectar la imagen de la periodistas.

También el reportaje indica que el director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y representante de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Mario Patrón, ha sido víctima de espionaje por parte del gobierno mexicano. De igual manera Stephanie E. Brewer, quien representa a personas que participaron en las protestas de San Salvador Atenco, en el Edomex, es espiada con el software.

El espionaje por autoridades mexicanas se da probablemente en la completa ilegalidad, debido a que solamente un juez federal puede autorizar el espionaje de comunicaciones privadas y siempre y cuando se demuestren evidencias que sustenten el pedido.

El NYT destaca que los ataques contra estas personalidades se dan probablemente por qué son personas incomodas para el gobierno de Peña Nieto, especialmente enfatiza el caso de Aristegui, periodista que ha dañado mucho la imagen del presidente mexicano, con reportajes como el de la “Casa Blanca”.

Con información de The New York Times.