“Precampañas”, la consolidación del puntero y la lucha por el segundo lugar

Comparte este artículo:

A poco más de un mes de iniciadas las precampañas, las podemos resumir de la siguiente manera: López Obrador se consolida como puntero y Ricardo Anaya y José Antonio Meade se despedazan por arrancar en segundo lugar.

Es claro que existe un puntero, AMLO. Todas las encuestas lo señalan, incluso aquellas de dudosa procedencia. Tenemos a un López Obrador y a un partido Morena que no modifican su tendencia a la alza, y se acompaña de decisiones que mucho se diferencian con las de hace 6 y 12 años.

Por un lado, la alianza con un partido como el PES, que en otras circunstancias parecería imposible, le aseguran al menos un millón y medio de votos y lo más importante, la posibilidad de tener 2 representante más por casilla, por aquello de los “fraudes”. Por el otro, su acercamiento al centro-derecha se refleja con un Proyecto de Nación que representa un guiño para sectores que en otra ocasión no habrían sido considerados.

Vemos a un López Obrador en lo suyo, dictando agenda y haciendo que sus contrincantes giren en torno a lo que el tabasqueño le interesa que se discuta, a la vez que responde de manera cómica a los ataques que le lanzan desde los otros frentes.

Yendo a quienes están en segundo y tercer lugar, tenemos una pelea frontal entre Ricardo Anaya y José Antonio Meade. El objetivo que se han es asegurar que para el día en el que comience la campaña electoral, el segundo lugar le pertenezca a uno de ellos. Porque PRI y el Frente saben que empezar desde el tercer lugar significaría casi en automático la descalificación de la contienda.

En el caso del PRI, el problema con su precandidato es la falta de identidad. Por un lado se quiere vender como el candidato ciudadano que va a transformar a México y por el otro se placea con priistas que representan lo más rancio de la política mexicana.

Considero a Meade como el mejor funcionario que su partido pudo haber postulado (ojo, esto a comparación de sus compañeros de partido), pero sin duda no es ni por mucho el mejor candidato. Es una figura gris, alejada de los priistas, que tiene el carisma o la falta del mismo, de personajes como Hillary Clinton o Josefina Vázquez Mota.

Pasando al otro lado de la acera, la primera pregunta que haría con la coalición PAN/PRD es, ¿qué partido está más dividido? Por un lado, el PRD que se enfrenta a la desbandada de cuadros, militantes y simpatizantes que prefieren a López Obrador, y por el otro está el PAN que sufrió la salida del calderonismo.

Ambos partidos están heridos, es indudable, pero “haiga sido como haiga sido”, Ricardo Anaya y compañía han podido sortear los obstáculos que los diferentes actores políticos le han puesto a su coalición. A pesar de que muchos la dieran por muerta, Por México al Frente tiene elementos para captar a una base del electorado.

En el caso de los independientes, no existe un antecedente en elecciones presidenciales que nos pueda dilucidar el destino de esta figura en la elección de 2018, pero no cabe duda que tanto Margarita y El Bronco, sabrán sacar raja de su porcentaje de intención de voto, por más chico o grande que sea. Con ellos la pregunta es, ¿a quién benefician y a quién perjudican más?

Al final del día, la batalla de tres se convertirá en una de dos, ya sea que el tono de la campaña sea el “saquemos al viejo régimen que representa el PRI”, o el “evitemos que el populismo de AMLO se apodere de México”.

#Kleroterion: “Propuestas de Precandidatos Presidenciales en temas de Inseguridad”

Comparte este artículo:

El contexto electoral del año 2018 definirá al titular del Ejecutivo Federal por los próximos seis años, por ello, las propuestas que ahora esbozan los precandidatos, probablemente mañana se conviertan en leyes, principios, estrategias, programas y políticas públicas para enfrentar problemas de diversa índole, de ahí la necesidad de un recuento preliminar sobre sus propuestas en uno de los temas que más afecta la vida de la ciudadanía: la seguridad.

El precandidato del PRI-PVEM-PANAL José Antonio Meade Kuribreña expresó en distintos foros que, para el tema de seguridad lo que se requiere es una estrategia integral: atacar el aprovisionamiento de armas, que las autoridades hacendarias tengan mayor capacidad para restringir el uso de efectivo y con ello quitar recursos a delincuencia organizada, generar un mejor marco jurídico y que dejar de definir los delitos por fuero común o fuero federal se podría crear una mayor coordinación entre autoridades y generar instalaciones que posibiliten crear investigación contextualizada para avanzar en materia: esta estrategia supone incidir en un tema pendiente que son los recursos financieros de la delincuencia, el control de armas, y la cooperación sistémica entre policías.

El precandidato por MORENA-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador en su “Proyecto de Nación 2018-2024” propone, establecer una instancia de coordinación permanente encabezada por el Presidente, ese gabinete de seguridad se integraría por Fiscalía General de la República, Secretaría de Gobernación, Defensa Nacional, y Marina que se articularía con las autoridades estatales a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). También se crearía la Secretaría de Seguridad Pública y se quitarían esas atribuciones a la Secretaría de Gobernación. Se crearía la Guardia Nacional con la participación de 214 mil 156 soldados, 55 mil marinos para proyectar el retiro paulatino de fuerzas armadas en zonas de alto riesgo y las policías estatales bajo ese mando, es decir, bajo su mando. Destaca que propuso una posible amnistía con narcotraficantes para bajar los índices de criminalidad, este ha sido el punto de mayor polémica, porque no habla de las víctimas y por tanto de reparación del daño, derecho a la verdad y no repetición. El Lic. López Obrador dijo que esta estrategia no requeriría modificar ninguna ley, empero, en realidad tendría que cambiar todo el marco jurídico nacional en seguridad para poder asumir el mando de todas las policías estatales y municipales del país, en cuento a la instancia de coordinación permanente, esta ya existe.

En tercer lugar el precandidato del PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés expresó que buscará una solución integral al tema de la seguridad, que será con mayor inteligencia y menos balas, con una estrategia de prevención del delito que se pueda resolver la violencia en México. Esta estrategia aparece aún indefinida, se habla de inteligencia pero no de cómo y para qué, y sólo asume una parte de la política criminal que es la prevención del delito.

Aún no se conocen las propuestas de los candidatos independientes, que están ocupados en obtener las firmas para presentarse en la contienda presidencial; empero es claro que las propuestas de todos los candidatos son importantes para reducir los números de violencia y criminalidad que se viven actualmente en nuestro país, y ameritan un análisis cuidadoso por parte de la ciudadanía.

En la próxima entrega expondré en líneas generales una propuesta propia en materia de seguridad, basada en mi experiencia como activista por la seguridad, atendiendo víctimas de secuestro al frente del Centro de Integración Ciudadana, complementado con la experiencia legislativa y fundamentalmente con la visión holística que me proporcionó la Presidencia de la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional.

Cuevas afirma que proyecto de AMLO es claro

Comparte este artículo:

La ex militante del PAN y senadora, Gabriela Cuevas, aseguró que Andrés Manuel López Obrador tiene una claridad de la necesidad de reconciliación de México. Además aclaro, que deja al Partido Acción Nacional sin enojos, ni rencores.

En entrevista en la Primera Emisión de MVS Noticias con Luis Cárdenas, la senadora independiente, dijo que su prioridad no es una diputación federal, si no pertenecer a un espacio donde la unidad de los mexicanos sea la premisa importante.

“México ha cambiado, cambia la forma en la que encontramos cómo podemos ayudar a nuestro país. Mi apuesta es por la construcción de un México unido, un México reconciliado”, comentó la ex panista.

Por otro lado, la legisladora aseguró que el PAN no es el mismo de cuando ella se afiló. Además, señaló que en nuestro país ya no hay una agenda de izquierdas o derechas.

Por último, Cuevas se dijo muy feliz de formar parte del la coalición “Juntos Haremos Historia” y que con mucho gusto hará campaña y promoverá el voto a favor del precandidato de Morena, López Obrador.

(Con información de Noticias MVS)

Golpe para Anaya… Gabriela Cuevas se va del PAN

Comparte este artículo:

La senadora Gabriela Cuevas renunció a su militancia de 23 años en el Partido Acción Nacional (PAN) con el fin de unirse al “proyecto plural” de Andrés Manuel López Obrador en Morena.

En un mensaje a medios de comunicación, Cuevas anuncio que a partir de este lunes será senadora independiente.

“Debo tomar una decisión muy difícil. He sido panista desde que tenía 15 años. El PAN siempre será parte importante de quien soy… De la misma forma que en el año 2000 fui parte del movimiento que logró la alternancia en la Presidencia de la República. En 2018, he decidido con la misma convicción democrática unirme al movimiento plural que ha convocado el licenciado Andrés Manuel López Obrador”.

Cuevas argumento que una de las razones detrás de su renuncia, esta el ver que tras 18 años de alternancia, no se ha logrado lo suficiente.

Cabe destacar, que la ahora senadora independiente, en ningún momento critico a Ricardo Anaya, ex dirigente del PAN y ahora precandidato a la Presidencia de México, y al contrario, agradeció a los dirigentes nacionales de ese partido: Carlos Castillo Peraza, Felipe Calderón, Luis Felipe Bravo, Manuel Espino, Germán Martínez, César Nava, Gustavo Madero, Cecilia Romero, Ricardo Anaya y Damián Zepeda.

Tal y como se esperaba en el PAN, Cuevas probablemente sea candidata a una diputación federal con Morena.

Asegura AMLO que de ganar las elecciones pedirá a los Gobiernos extranjeros no intervenir en la vida interna de México

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (19 de Enero 2017).- Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, aseguró que en caso de ganar la contienda electoral exigirá a los gobiernos extranjeros que no se involucren en la vida interna de México, así como también guarden un respeto por el país.

“Para que se pueda cumplir con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos”, así se expresó López Obrador durante su visita en Veracruz.

También aseguró que en caso de llegar a encabezar México, este mantendrá una relación de respeto con todos los gobiernos extranjeros no sin antes “exigir que se respete a México”.

En torno a o comentado por el Presidente de Estados Unidos en su cuenta de twitter en donde afirmo que México es el país más peligroso y que pagará el muro de la frontera norte, dijo que responderá: “yo también me voy a poner ahí y tendrá respuestas”.

“Él usa su Twitter, su Face, yo voy a usarlo también, sí lo uso y entonces le voy a mandar a decir lo que pienso”, afirmó.

 

 

 

#AlebrijesPolíticos: “Andrés Manuelovich y el ‘soft power’ ruso”

Comparte este artículo:

El periodista y escritor León Krauze, se vio envuelto en la controversia esta semana por su columna en el periódico El Universal, donde advierte, utilizando información de agencias de inteligencia, del gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea, una posible intervención de Putin y Rusia en las elecciones de México este año. Aunque coincido con Krauze, creo que en su texto hizo falta un término más exacto para describir esta intervención, presuntamente, a favor del precandidato de Morena y eterno aspirante a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, las palabras son soft power, en español, poder blando. A continuación me explico.

En la teoría de las relaciones internacional hay dos tipos de poder entre los Estados, “hard power” o “soft power”. El primero lo podemos relacionar con la política del regalo o castigo, es decir, estas conmigo, te doy beneficios, estas contra mi, intervengo militarmente para meterte en línea a la mala. El mundo ha pasado de usar usualmente el poder duro a usar más el poder blando, que es influir poco a poco en un país, hasta que terminas incluyéndolos en tu bando o en su caso, ser títeres tuyos.

John Ackerman, académico muy cercano a AMLO, dice de manera correcta que la “Guerra Fría” ha acabado, argumentando que Putin es capitalista y no socialista, lo que es correcto, pero desde mi punto de vista la “Guerra Fría” no acabó, sino que tuvo un cambio. Paso de ser una lucha de ideologías (comunistas vs. capitalistas) a una guerra de ver quien tiene más influencia en los países más pequeños y débiles.

Rusia, entendió que en el nuevo sistema mundial, no puede ir a invadir a la diestra y siniestra otros países, pero los rusos, y sobre todo Vladimir Putin, entendieron en la perfección como podrían usar el poder blando a su beneficio, esto con el fin de influir internamente en los países y manipularlos.

No nos podemos engañar, Rusia lleva tiempo haciendo esto, el ejemplo más reciente es Estados Unidos, donde manipulando, creando noticias falsas y propaganda, han logrado polarizar a la Unión Americana e incluso hacer que Trump llegue al poder. México y su democracia no están exentos de que suceda lo mismo.

Desde hace más de un año, yo he venido argumentando, que Russia Today (RT) es un medio de comunicación del estado ruso, que por medio de la propaganda, ha logrado denigrar al gobierno federal y señalar puntualmente lo muchos errores de la administración de Enrique Peña Nieto, siento yo que hay que ir más allá de RT.

Las redes sociales se han vuelto una de las herramientas más usadas por los rusos para influir en las naciones y polarizarlas. Las páginas que promueven #FakeNews o noticias falsas, son en muchas ocasiones promovidas por rusos, tal como fue el caso en los Estados Unidos durante el 2015 y 2016. También, es de llamar la atención, la cantidad de imágenes y memes que veneran a Putin, llamándolo como un ejemplo de líder y hasta “el líder que necesitamos en México”, un error garrafal.

Putin es pésimo ejemplo de buen líder, Rusia siempre externará una imagen de fuerza, pero la realidad es muy diferente. El país es extremadamente corrupto (como México), la libertad de expresión no existe, la opresión a grupos minoritarios es constante (no olvidemos que ser homosexual en Rusia es prácticamente un pecado), y hay indicios de que el líder ruso ha mandado asesinar a adversarios políticos.

Burlarnos y decir que Rusia no busca influir en México, es ingenuo. Dudo mucho que la campaña de AMLO, tenga un contacto directo con los rusos, como fue el caso de la campaña de Trump. Pero de algo podemos estar seguros, Rusia quiere que gané un personaje como el morenista, no por qué considere que este sea radical, pero ciertamente va a desestabilizar más la ya turbulenta relación con Estados Unidos y por ende con nuestro principal socio comercial.

León Krauze tiene razón, la amenaza rusa es real, y de hecho desde mi punto de vista ya tiene mucho tiempo en nuestro país. Por otro lado, decir, que Rusia ya es capitalista y que por esto no es una amenaza, es inocente, ya que como lo digo antes, esto ya no es una batalla de ideologías económicas y sociales, es una batalla de influencias. La pregunta es, ¿AMLO se deslindará de Ackerman y su esposa? Esperamos que sí y pronto.

Bando 2: La Tragedia Social de CDMX

Comparte este artículo:

El 5 de diciembre de 2000, Andrés Manuel López Obrador tomó posesión como jefe de Gobierno del entonces, Distrito Federal. Dos días después de su llegada, emitió la famosa política Bando Dos sin que mediara una consulta ciudadana o al menos, una consulta con expertos urbanistas que guiaran dicha implementación. Esta política ha traído al día de hoy la construcción de tan solo el 5 % del total de las nuevas viviendas en la ciudad de tipo de interés social bajo, mientras que el resto, han sido de nivel medio y alto. ¿Por qué y qué pasó con la población que no podía acceder a una vivienda que no fuera de nivel bajo?

Bando Dos se instrumentó bajo el cargo de Claudia Sheinbaum, entonces Secretaria de Medio Ambiente y de Laura Itzel, también entonces Secretaria de SEDUVI. Esta política consistía en estimular a través de un plan, la construcción de vivienda de interés social en la ciudad para cumplir su promesa de campaña “primero los pobres”, y que era aplicable a las cuatro delegaciones centrales de la ciudad: Benito Juárez, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Venustiano Carranza, buscando evitar expandir la mancha urbana en las demarcaciones periféricas, aprovechando la infraestructura existente y dotando de vivienda céntrica a habitantes que habían sido segregados por diferentes circunstancias. Aunque en un principio esta política comenzó a dar resultados, los datos actuales demuestran que este modelo urbano de crecimiento solo impulsó el desarrollo de edificios construidos fuera del marco legal, sin vigilancia y encareciendo los precios del mercado, contraponiendo el discurso inicial de esta política; basta con analizar el contexto de la mayoría de edificios que sufrieron daños tras el sismo de septiembre del 2017. Aunado a esto, al llegar Marcelo Ebrard a la jefatura de Gobierno de la ahora Ciudad de México, se tomó la decisión de modificar Bando Dos y expandirla al resto de las delegaciones de la ciudad. Esto significó la imposibilidad de planificar un mejor plan para el desarrollo de vivienda de interés social bajo, y brindar una mejor oportunidad a las personas que requerían de hacerse de una vivienda.

Definitivamente, tengo que decir que esta es una de las mayores tragedias sociales de la ciudad, ya que esta política convirtió el derecho a la vivienda y la promesa de “primero los pobres”, en un negocio para los desarrolladores inmobiliarios al tener todas las circunstancias sociales y económicas a su favor. Bando Dos terminó por expulsar a muchos jóvenes y nuevas familias a las periferias de la ciudad debido al encarecimiento de suelo sin permitirles tener la oportunidad de vivir cerca de sus centros de trabajo, de sus centros educativos, de sus centros de recreación y que, ofrecieran la calidad y la dignidad que todo ser humano merecemos, pero sobre todo, que están instituidos en los derechos humanos universales.

Cuando concentras los permisos de construcción y obligas a que se construya en solo cuatro delegaciones de una ciudad como la capital mexicana, la fórmula de la oferta y la demanda se encarga de poner el precio a la vivienda, y hoy en días, las consecuencias son más que claras. ¿Qué es lo más preocupante? La propuesta hecha mediante el Programa General de desarrollo Urbano de la Ciudad de México 2016-2030 no aborda un plan inteligente que permita a los más desfavorecidos que puedan adjudicarse una vivienda. Además, este programa exime de responsabilidades a los desarrolladores que violaron todos los marcos legales en los últimos años, alentando la corrupción y la impunidad, perjudicando “primero a los pobres”.

Las elecciones presidenciales y los independientes

Comparte este artículo:

La política nos compete a todos. El hartazgo que se huele, que se percibe, deriva de haber dejado la toma de decisiones en manos de grupúsculos, por décadas. En consecuencia, se ha generado una serie de cambios políticos y electorales a nivel nacional que fomentan la integración del ciudadano común en la participación política.  

No se puede obviar la trascendencia histórica del partido. A inicios del siglo pasado y durante su transcurso, no se visualizaba aspirar a un cargo de elección popular desde alguna otra plataforma. En la actualidad, esa figura se ha ido degradando.

En escenarios como el mexicano, donde la política ha sido mayormente tema de unos cuantos y en el cual día con día se desvirtúa esa vocación, el partido es un elemento agotado por la misma historia.  Tras una vida política basada en un partido predominante, pareciera difícil vislumbrar un ejercicio electoral sin dichas organizaciones.

La conformación de MORENA, por ejemplo, resulta anacrónica; sin embargo, la realidad es que para formar una estructura con oportunidades concretas de gobernar aún se requiere del apoyo del partido.

Las intenciones ciudadanas por participar se incrementan junto con el descontento hacia los partidos y los políticos tradicionales. Las experiencias del “Bronco” y de Pedro Kumamoto, por mencionar algunas, permiten generar un micro diagnóstico de lo que ha sido esta travesía.

El papel de Jaime Heliodoro Rodríguez, como gobernador de Nuevo León, se ha catalogado por muchos como gris, contraria a la actuación de Kumamoto. La relatividad de los resultados radica en las dimensiones de los campos de acción y en la voluntad del funcionario. Desde mi parecer son más factibles las candidaturas independientes en el ámbito local, ya que es ahí donde hemos visto sus expresiones. Empero, las figuras ciudadanas aparecerán en las boletas para la presidencia del país.

Actualmente los partidos están agregando a sus filas a “ciudadanos” para entrar en la dinámica que el mercado electoral requiere. Lo curioso es que la mayoría de los candidatos de ese corte, tienen experiencias partidistas previas.

El caso más simbólico es el de José Antonio Meade Kuribreña quien encabeza el proyecto político del Partido Revolucionario Institucional y la coalición “Meade ciudadano por México”; es verdad que el “señoritingo” como lo llamó Andrés Manuel López Obrador, no tiene afiliación partidista, lo cual reafirma que es el candidato de la continuidad del proyecto neoliberal y no propiamente de la tradición priista.

Ante la desesperanza y los desoladores posicionamientos en diferentes encuestas, gracias a su gestión federal, el PRI optó por “ciudadanizar” a su representante en aras de levantar los ánimos nacionales. No obstante, los resultados han sido magros; Meade no levanta y según algunos no levantará. Es un hecho que no se puede menospreciar a un partido con tanta experiencia en la parafernalia electoral, por ello las cúpulas priistas apuestan a su voto duro y al surgimiento de candidatos independientes que dividan el voto del Frente Amplio Democrático y de AMLO; es decir, a la fracturación del voto.

Otro ejemplo relevante es el de Margarita Zavala, quien, tras 20 años de militancia en el Partido Acción Nacional, busca la obtención de firmas requeridas por el INE para inmiscuirse en la contienda presidencial. Habría que pecar de ingenuidad para pensar que dichos “candidatos” representan verdaderamente una candidatura independiente.

Finalmente, para votar en los próximos comicios es necesario valorar la historia nacional, analizar cuidadosamente los perfiles de los candidatos, pensar en las futuras generaciones y no dejarse llevar del todo por el fervor de las candidaturas independientes. Todavía quedan hombres de valía dentro de los diversos partidos políticos y hasta hoy, en esta creciente era de participación, los perfiles ciudadanos no han sido la panacea. Creo, falta camino por recorrer en esa área.

Presidencia niega que EPN intervenga en proceso electoral

Comparte este artículo:

El vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, negó que el Presidente Enrique Peña Nieto intervenga en el proceso electoral, esto después de las declaraciones del mandatario sobre “ni perdón ni olvido” a criminales.

Sánchez Hernández aseguro que las declaraciones del día de ayer por parte de Peña Nieto, obedecen exclusivamente a la postura que tiene la Presidencia sobre el combate a la impunidad y el respeto al estado de derecho, y no una respuesta a la propuesta del aspirante de Morena a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, de dar amnistía a victimarios.

Por otro lado, aseguro que el Presidente garantiza el respeto al estado de derecho y “cancha pareja”, en referencia al proceso electoral del 2018.

(Con información de Noticias MVS)

#ContraPortada: “Nadie les Cree”

Comparte este artículo:

En éstas épocas electorales, la saturación de mensajes, vídeos, publicaciones en Facebook y diversa publicidad de los partidos políticos y sus candidatos han causado el hartazgo cada vez más evidente de una ciudadanía que ya no les cree ni un segundo de lo que salen diciendo en radio y televisión.

Por si fuera poco, a esto hay que agregarle la poca profesionalización de los partidos políticos y sus asesores, quienes regularmente terminan siendo los hermanos, compadres, amigos o cercanos a los dirigentes de cada fuerza política.

Para muestra, la poca calidad del mensaje en éstas elecciones. Noticias que muestran a Meade ‘comiendo torta con la mano’, a Ricardo Anaya posteando en Facebook que fue a dejar a su hijo a la escuela y Andrés Manuel López Obrador apareciendo en un vídeo donde le cortan el cabello en una peluquería, ¿de verdad alguien los cree?

Claramente han querido lograr empatía con los ciudadanos, buscando parecer uno de ellos. Lejos están de lograrlo, ya nadie confía en sus disfraces de oveja en campaña y lobo feroz días después de ganar.

Durante el periodo de campañas y precampañas, el INE realiza la distribución de tiempos aire para los partidos políticos de ésta manera: en precampañas 18 minutos diarios en conjunto por cada hora de transmisión en cada estación de radio y televisión y 41 minutos diarios ya en campaña oficial.

En número de mensajes, el INE realiza la distribución del tiempo en radio y televisión para los partidos políticos de esta manera 30% en forma igualitaria y 70% de acuerdo con el porcentaje de votos obtenido por cada partido en la última elección para diputados federales.

El hartazgo, odio y rechazo a la clase política es casi unánime, no distingue colores, partidos, ideologías ni personas. Siempre busca una nueva salida sin mucho éxito al encontrarla.

Es excesivo el bombardeo realizado por los actores políticos queriendo convencer a los ciudadanos de algo que no hicieron durante los 3 o 6 años en los que tuvieron oportunidad de impactar. El político no ha evolucionado, pero sí ha evolucionado el ciudadano. Ya exige, ya conoce, ya se involucra mucho más de lo que lo hacía antes.

Además, la era digital le ha permitido un giro radical al proceso político y electoral. Las noticias llegan en cuestión de minutos, un error se hace viral en segundos y los avances en transparencia y rendición de cuentas exponen cada vez más a una clase política que poco se ha preocupado por prepararse y avanzar.

Ya nadie les cree, ya nadie les confía y ya no es tan fácil mostrarse como una persona buena y dispuesta a servir, cuando los resultados hablan de que han sido justo lo opuesto.

La gente pedía circo y la clase política elegía a sus mejores payasos. Ahora la demanda es distinta, pedimos resultados, propuestas y acciones reales; pero la política en su gran mayoría conserva a los payasos que antes les hacían ganar la elección.

Justo aquí está el eslabón faltante, urge una limpieza profunda y una voluntad convincente de querer cambiar, aunque se haga -mínimo- porque así lo exige el nuevo mercado.