Inicia Marcha por la Paz encabezada por Javier Sicilia

Comparte este artículo:
La Marcha por la Paz, encabezada por Javier Sicilia y la familia LeBarón, inició hoy en Cuernavaca, Morelos.
Cientos de personas, desde integrantes de las familias LeBarón y Langford, así como víctimas de violencia en el País, llegaron a la glorieta de la Paloma de la Paz, para responder al llamado que hizo el poeta.
Sicilia explicó que no buscan dañaban la investidura presidencial, pero urgió retomar la agenda de la justicia transicional.
“Las víctimas, la sangre, el horror, la miseria, las calles tomadas por el crimen organizado, el Estado tomado y cooptado por el crimen organizado no es un show, es la realidad del País”, comentó, haciendo alusión a comentarios del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hoy la caminata avanzará hasta Coajomulco, mañana llegará a la Ciudad de México, el sábado se realizará un evento en la Estela de Luz y el domingo marcharán hasta Palacio Nacional.
Con información de Grupo Reforma. 

Adrián LeBarón ve falta de sensibilidad de AMLO hacia víctimas

Comparte este artículo:

Adrián LeBarón dijo que le pareció una falta de sensibilidad del presidente Andrés Manuel López Obrador su declaración que no recibirá a la denominada Marcha por La Paz.

AMLO había indicado que todos entraran al Palacio Nacional para ser recibidos por el Gabinete de Seguridad y no por él para no hacer un “show”. A causa de esto, LeBarón aseguró que ahora el movimiento se hará más fuerte.

“De lo que se pierde porque yo sí pienso que vamos encontrar mucha solidaridad, yo quiero ser siempre recordado como alguien que aboga, que está aquí, que aboga por las causas”, expresó.

Descartó pedirle otra vez a López Obrador que los reciba, pues “no hay mal que por bien no venga”.

La marcha saldrá el próximo 23 de enero desde Cuernavaca, Morelos y hasta el Palacio Nacional. En ella participará la familia LeBarón, encabezada por Julián LeBarón y el activista Javier Sicilia. 

 

Con información de Político MX.

2019 el año más violento en la historia moderna de México

Comparte este artículo:

En el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se reportaron 34 mil 582 homicidios dolosos, lo que convierten al 2019 el año más violento del que se tenga registro.

Dicha cifra es la más alta desde 2015, cuando se comenzaron a difundir las cifras de víctimas de delitos.

En 2015 hubo 17 mil 886 víctimas de homicidio doloso; en 2016 se registraron 22 mil 545; en 2017 la cifra subió a 28 mil 871, y 2018 cerró con 33 mil 743.

De acuerdo a estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que en 2019 se iniciaron 29 mil 401 carpetas de investigación por homicidio doloso en el País.

Esta es la cifra anual más alta por lo menos desde 1997, cuando el SESNSP comenzó a sistematizar los delitos a nivel nacional.

Durante su conferencia mañanera del 15 de enero, López Obrador reconoció que el tema de los homicidios es un tema pendiente y un problema que no se ha podido resolver.

Tras ser cuestionado por el periodista Jorge Ramos, el presidente argumentó que se dejó crecer mucho la inseguridad y la violencia, y que no se atendieron las causas, pero se comprometió a dar resultados en este 2020.

El SESNSP reportó que el 70% de los homicidios fueron cometidos con arma de fuego.

La entidad que durante el año pasado tuvo la mayor cantidad de carpetas de investigación por homicidio doloso fue Guanajuato, con 2 mil 775, le siguen los Estados de Baja California, con 2 mil 600; Estado de México, con 2 mil 536; Chihuahua, con 2 mil 167, y Jalisco, con 2 mil 30.

 

Viaje al inconsciente

Comparte este artículo:

La revista Letras Libres, que dirige Enrique Krauze, lanzó una convocatoria en la que los participantes deberán escribir un cuento relacionado al tema del avión presidencial, y que deberá empezar con: ” Cuando despertó, descubrió que había ganado el avión presidencial”… ¡Esto, dentro de su crónica “de ficción a ficción”!

Me parece muy ocurrente esta prolongación de la revista en el tema del surrealismo, ya que en 1938, (¡!)  había publicado una entrevista de Humberto Beck, con motivo de la visita de André Breton a México en la cual decía: “El país habría atraído a la vanguardia por padecer una forma particular del retraso cultural, como si visitarlo fuera el equivalente espacial de un viaje al inconsciente”. Y este comentario venía cómo consecuencia de la afirmación del poeta surrealista quien, en conclusión de su viaje a México, en este mismo año de 1938, había afirmado: “No intentes entender a México desde la razón, tendrás más suerte desde lo absurdo, México es el país más surrealista del mundo”.

El presidente de México hizo realidad todas estas profecías de hace 80 años atrás con su rifa del avión presidencial. Surrealismo puro. Retraso cultural y viaje al inconsciente. Entender a México desde lo absurdo. Claro, con un propósito de aplacar las quejas sobre la inseguridad, la falta de crecimiento económico y sobre la ineptitud en lo relacionado a la forma de destruir el Seguro Popular, sin haber establecido siquiera las bases de su nuevo INSABI.

El problema es que el presidente hace surrealismo sin darse cuenta, exhibiendo el país en el escenario internacional (que desconoce e ignora totalmente), y por desgracia, quitándole lo poco de seriedad que le quedaba, después que la combinación Calderón –Peña Nieto se atrevió a adquirir el instrumento del delito: un avión presidencial que no tiene lógica en el entorno socio cultural mexicano de este inicio de siglo XXI.

AMLO se alza a la altura de Ubu Rey (1896), el personaje de Alfredo Jarry que personifica lo grotesco y humanamente innoble del poder político y el gobierno. ¿Reaccionará la clase política, materialmente ausente del escenario político desde julio de 2018? ¿Reaccionarán los empresarios, temerosos de perder sus privilegios antes que de salir a defender su país? ¿Reaccionará la sociedad civil, que cree que con sus “memes” está manifestando eficientemente su inconformidad?

¿O tendremos que esperar a que se haga realidad estos versos de André Breton: “…./En un país de miseria donde el jefe supremo del Estado / Cuando no viaja a pie or miedo a las bicicletas / Sólo tiene prisa en tirar la señal de alarma para ir a retozar en camisa sobre el talud/…

En el México de 2020, los que tenemos que tirar la señal de alarma somos los ciudadanos que rechazamos este “viaje al inconsciente” y todavía pretendemos rescatar el país de la locura en la cual lo está aventando un personaje que no mide la consecuencia de sus actos. Porque no la entiende.

Jimenéz Espriú dice que compraría dos boletos para la rifa del avión presidencial

Comparte este artículo:

Después de que el viernes dijera que la rifa del avión presidencial no es factible, ahora Javier Jiménez Espriú, titular de Comunicaciones y Transportes, afirmó que compraría dos boletos. 

“Yo no escuché la mañanera porque iba yo en camino al aeropuerto a acompañar al Presidente a un viaje a Oaxaca”, se justificó hoy el funcionario ante el Presidente López Obrador.

“Cuando llegué a Oaxaca me preguntaron qué opina usted de la rifa del avión presidencial, y yo que no conocía el tema dije no es rifa, es una subasta que era la información que tenía hasta el momento”.

“Me dijo no pues el Presidente dijo que hay diferentes opciones y una es esta. Ah, no lo había oído pero bueno, sí creo que hay otras opciones. Ahora, si me pregunta usted cuál es lo que ya le dije al señor Presidente, que compro dos boletos”, explicó.

El viernes, Jiménez Espriú indicó que era inviable la propuesta del Presidente de rifar el avión presidencial y  que existían otras opciones para la venta del avión TP-01.

Con información de Grupo Reforma. 

Ve PAN inviable rifar avión presidencial

Comparte este artículo:

La senadora panista, Xóchitl Gálvez, aseguró que es inviable rifar el avión presidencial debido a que no es propiedad del Gobierno.

“No sé si lo puedas rifar porque no es de ellos. No es tuyo el avión: cómo vas rifar algo que no es tuyo. Es como si voy y saco en Elektra una tele y la pongo a rifa. Me va a decir Elektra ‘espérate, yo tengo la factura’. Y no tenemos ni la factura del avión”, argumentó.

La legisladora de Hidalgo reprobó la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“El Presidente debe aceptar que ese avión se debe y que lo que nos van a pagar por el avión se le tiene que pagar a la arrendadora financiera. Que se lo venda a Aeroméxico, que se quede aquí en una empresa seria que le pueda dar una operación. Me parece absurdo, es el momento de ponernos serios, el horno no está para bollos”, comentó.

Mientras tanto, la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle, sugirió a López Obrador usar el avión para sus giras.

“Nos parece que la venta iba a ser muy difícil y hoy creo que se ha confirmado; habría que reconsiderar la posibilidad de utilizar este avión para transportarse, con las modificaciones, quitándole los lujos. Él hace importantes giras y se gasta lo mismo o más para poder viajar con él con su equipo y con la fuente”, planteó.

 

Con información de Grupo Reforma. 

 

Jiménez Espriú no ve factible rifa del avión presidencial

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, consideró que no es factible la rifa propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para vender el avión presidencial.

Al ser cuestionado por reporteros si la propuesta era factible, el funcionario federal consideró que no lo era

“No, no creo… yo creo que hay otras opciones más próximas, pero vamos a ver”, dijo Jiménez Espriú.

Cabe recordar que durante su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador, presentó las cinco opciones que tiene para vender el avión presidencial, entre las cuales estaba la de hacer una rifa de seis millones de cachitos de la Lotería Nacional los cuales se venderían a 500 pesos.

#ContraPortada: “La llanta Ponchada y el Nieto Gringo”

Comparte este artículo:

Las trivialidades de la vida del presidente intentan esconder lo imposible: el año más violento de la historia ya está en su cuenta presidencial.

El personaje casi mesiánico de Andrés Manuel López Obrador le permite tomar con total calma los problemas que hoy tienen preocupado al mexicano de a pie.

Sus redes sociales-las mismas que lo posicionaron como el político más popular del país- van desde su vídeo grabado por una llanta ponchada camino a Sonora hasta las interminables críticas hacia su nieto nacido en Houston y no en un hospital del tan criticado INSABI.

No pretendo caer en la crítica mundana y vaga que acostumbran los opositores [no todos, pero tampoco ninguno] de López Obrador, pero hoy son varios los problemas de fondo que nos dejan muy lejos de la esperanza que prometió el gobierno de la 4T.

El año más violento en la historia de México actual: Las cifras de inseguridad son de terror, no solo no ha funcionado la estrategia pérdida de la Guardia Nacional, sino que además las cifras están superando cualquier panorama negativo que pudiéramos esperar de un gobierno que suele tener funcionarios improvisados y sin la capacidad necesaria para enfrentar las crisis que vive el país.

En el primer año de gobierno han superado los números de Felipe Calderón [27, 213 homicidios dolosos] y los de Peña Nieto [33, 743 homicidios dolosos] con un ritmo de 4 mexicanos asesinados por hora, sumando hasta el momento la nada alentadora cifra de 34, 579 homicidios según datos de su propio gobierno.

La transición del Seguro Popular al INSABI: El deterioro del sistema de salud pública y las condiciones en que éste opera no solo es ineficiente, sino que además es detestable; dentro de todo lo negativo quizá lo menos malo era el Seguro Popular que ofrecía una cobertura casi total a enfermedades de primer, segundo y tercer nivel para todos aquellos que no tenían otra forma de tratarse mediante seguridad social.

Ese no es el principal problema, incluso puede ser una estrategia mayormente efectiva el transitar a un nuevo instituto de salud pública. Lo grave aparece cuando se hace con las prisas de una planeación nula, de una proyección apegada más a temas de corrupción [preocupantes por supuesto] que a temas de acceso a la salud y con la falta de sensibilidad de dejar en la incertidumbre a miles de personas que necesitan tratamientos como el cáncer.

De nueva cuenta las buenas voluntades no bastan para construir un buen gobierno, los discursos populares no generan mejores condiciones de vida y el stand up mañanero no soluciona la sangre que todos los días derrama nuestro país a razón de cuatro homicidios dolosos por hora.

Pero claro, la llanta ponchada y el nieto gringo, a eso le da importancia el gobierno y la oposición.

No todos, pero tampoco ninguno.

Ombudsman de la Salud

Comparte este artículo:

El 29 de noviembre de 2019, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Salud (en adelante LGS) y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud.

Lo anterior, implica uno de los cambios más trascendentales en el sistema de salud mexicano impulsado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto, pues se derogaron las disposiciones relativas al Sistema de Protección Social en Salud (en adelante Seguro Popular) y se implementaron las disposiciones sobre la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para las personas sin seguridad social, mismas que entraron en vigor a partir del 1º de enero de 2020.

Las nuevas disposiciones, tienen como objetivo que las personas que no cuenten con seguridad social tengan derecho a recibir de forma gratuita la prestación de servicios públicos de salud, medicamentos y demás insumos al momento de requerir la atención.

Para materializar lo anterior, se crea un organismo descentralizado de la Administración Pública Federal cuyo fin es promover y garantizar la prestación gratuita de servicios de salud para las personas sin seguridad social denominado Instituto de la Salud para el Bienestar (INSABI) y del cual su titular es el Maestro Juan Antonio Ferrer.

Sin embargo, desde el 1º de enero y al día de hoy ha existido confusión y mal información sobre el contenido de la reforma abordada, que incluso llegó a la Bancada del PAN en el Senado.

Lo anterior, pues los Senadores Keila López Rabadán, Guadalupe Murguía, Alejandra Reynoso, Xóchitl Gálvez, Julen Rementería y Damián Zepeda del PAN anunciaron que presentarán una iniciativa de reforma a los artículos 36 y 77 de la LGS para garantizar 1) que los servicios otorgados por el INSABI sean gratuitos y 2) que se eliminen las cuotas de recuperación para sus beneficiarios.

Iniciativa, que no sería más que un acto fútil, pues los Senadores del PAN, pasan por alto primeramente que el nuevo sistema de salud para las personas que no cuentan con seguridad social garantiza el derecho de sus beneficiarios a recibir los servicios de salud de manera gratuita, pues así lo consignan expresamente los reformados artículos 77 bis 1 y 77 bis 37 de la LGS.

Máxime que incluso con el nuevo sistema, los beneficiarios ya no tendrán que realizar las aportaciones anuales que enteraban al Seguro Popular, puesto que ahora el financiamiento del INSABI será realizado únicamente por la Federación y Entidades Federativas.

También, soslayaron que el artículo 36 de la LGS que prevé las cuotas de recuperación que pueden cobrar algunos hospitales, no fue materia de la reforma de 29 de noviembre de 2019, puesto que dichas cuotas de recuperación existen desde 1987 y su última modificación se dio en 2005.

En la misma tesitura, contrario a sus manifestaciones, olvidaron que la fracción XIV, del artículo 77 bis 37 de la LGS también reformado, expresamente señala que los beneficiarios del INSABI tienen derecho a no cubrir ningún tipo de cuota de recuperación o cualquier otro costo por los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados.

Por esto, es que la iniciativa de reforma pretendida por la Bancada del PAN resulta un acto fútil, pues las “mejoras” que pretenden implementar ya se encuentran previstas expresamente en la LGS desde la reforma de 29 de noviembre de 2019.

Así, como en otras columnas lo he mencionado lo que me parece y a la ciudadanía debe parecerle verdaderamente preocupante es la amnesia con la que se conducen nuestros legisladores, pues se olvidaron del contenido de un texto reformado que no tiene más de un mes de vigencia y que supuestamente estudiaron para ser votado.

Finalmente, lo cierto es que hoy el titular del INSABI se erige como el nuevo Ombudsman del sistema de salud nacional.

#ElTalónDeAquiles: “Cambia, todo cambia”

Comparte este artículo:

En el debate sobre los puntos de partida y llegada de las décadas, sigo la matemática, según la cual el conteo inicia en uno y termina en cero. También me ajusto al calendario gregoriano, que cuenta las décadas de la misma forma.  Así, a pesar de algunos precoces que insisten en celebrar el inicio de los nuevos años veinte, debo insistir sobre el hecho que seguimos en la segunda década del siglo XXI, lo cual no nos impide echar un vistazo a los últimos nueve años de historia, a manera de una preparación antecedente a la celebración.

En 2011, sentíamos todavía la resaca de la crisis económica mundial (2008). Tal vez lo peor de los apuros del Euro había ya pasado, pero las secuelas en la arquitectura europea apenas se gestaban (la novela del Brexit era todavía inimaginable). El precio del barril de petróleo superaba los USD 112: era la época de oro de las nomenklaturas de petro-Estados como el angolano y el venezolano, que pudieron continuar endeudándose para alimentar sus redes corporatistas de distribución de rentas. Hoy, el precio del crudo está en USD 67. A pesar de su reciente aumento, producto, entre otros, del nerviosismo generado por el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, es difícil imaginar una tendencia sostenible al alza de los combustibles fósiles en medio de una crisis climática como la actual.

A inicios de la década, Snapchat y Google+ son creados, Facebook y Twitter entran en la bolsa de valores, y Facebook compra Instagram. WhatsApp surge y la transmisión por streaming se extiende. Sin la masificación de internet, la generalización de banda ancha y la popularización de los teléfonos inteligentes, el crecimiento en importancia de las redes sociales habría sido imposible. Cierto es que la primavera árabe generó ilusión ante el rol que estas tecnologías podría jugar en la apertura de nuevas rutas de progreso. El desplome de los regímenes autoritarios en Tunes, Egipto, y Libia nutrieron el optimismo. Pero la democratización electrónica instauró un nuevo reino, el de los opinólogos e influencers, que dio paso a las fake news, uno de los peligros más importantes de nuestra época. Hoy, cualquiera puede decir lo que sea, y su opinión vale lo mismo que la de un experto. No existen árbitros en este juego y nadie sabe quien miente, si es que verdad existe.

Un intento de rebelión en Siria nos hizo imaginar la democracia, pero la aventura terminó en un complejo conflicto armado que perdura hoy en día. La muerte de Osama ben Laden permitió tal vez cerrar el trauma abierto una década atrás con el atentado de las Torres Gemelas en New York (2001), pero el Estado Islámico se expandió. La vuelta al poder de los socialistas franceses, la elección de Dilma Rousseff, de Luis Guillermo Solís, y la reciente llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador, fueron hechos esperanzadores, como también lo fueron la reelección de Barack Obama, de Michelle Bachelet, y de Juan Manuel Santos (a quien Colombia le debe la paz que continúa disfrutando). Pero a la vuelta de la esquina esperaba Jair Bolsonaro, al tiempo que irresponsables y demagógicos líderes pentecostales, como Fabricio Alvarado, surgieron por toda América Latina, convirtiéndose en verdaderas amenazas al modernismo como filosofía política. ¿Y qué decir del primer Papa nacido en el continente americano, jesuita además? Francisco inició su pontificado como una auténtica estrella de rock.

Después de 19 meses de guerra comercial, Washington parece dejar de lado su proteccionismo y se apresta a firmar un acuerdo comercial con Pekin. El Papa rebelde ya no electrifica fans; su cotidianeidad es marcada por la gestión burocrática de múltiples escándalos sexuales que no terminan de deslegitimar la institución que representa. Muchos esperamos el milagro que nos salvará de la segunda presidencia de Trump. Y aunque las Greta Thunberg de este mundo han surgido gracias a las redes sociales, hoy son más las preguntas en materia de desinformación social y de deformación política que estas herramientas generan, que las ilusiones que alimentan. Cambia… ¿todo cambia? Tenemos todavía este año para hacer el balance de lo bueno y malo, y para ver qué nos deja esta segunda década del siglo XXI. ¡Feliz 2020!

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), 15 de enero de 2019