Descarta Ebrard que México vaya a ser Tercer País Seguro

Comparte este artículo:

El canciller Marcelo Ebrard descartó que México vaya a ser un Tercer País Seguro, esto tras las presiones de Estados Unidos en el marco de la fecha limite del acuerdo migratorio entre los dos países.

“Reitero frente a las presiones: México no es ni aceptará ser tercer país seguro, tenemos mandato en ese sentido del Presidente de la República y es consenso en el Senado de todas las fuerzas políticas. No lo aceptaremos.”, publicó Ebrard en su cuenta de Twitter.

El funcionario viajo este lunes a Washington para reunirse el martes con funcionarios en la Casa Blanca y evaluar las políticas de migración.

Las declaraciones de rechazo del titular de la SRE se dan luego de que este lunes el comisionado interino de Protección Fronteriza, Mark Morgan, dijera en conferencia de prensa que México debe de hacer más en el control migratorio.

“México debe hacer mas… Ellos están aumentando sus esfuerzos de manera sin precedente pero necesitamos que continúen sosteniendo eso y necesitamos que continúen haciendo más”, dijo el funcionario estadounidense,

Exhiben ‘el show’ de Trump sobre acuerdo con México

Comparte este artículo:

En los pasados días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que hay una parte del acuerdo migratorio con México que no ha sido revelado, y hoy el mandatario lo llevó a otro nivel, al salir ante periodistas en la Casa Blanca con una hoja que aseguró que contiene el acuerdo firmado con nuestro país, incluyendo las partes que afirma no han sido reveladas por las autoridades mexicanas.

Para mala suerte de Trump, el fotoperiodista de The Washington Post, Jabin Botsford, logró capturar parte del techo en el que se detalla el esquema conocido de aplicación en 90 días para la implementación de un acuerdo.

“Si el Gobierno de Estados Unidos determina a su discreción y tras consultar con México que después de 45 días… no han sido suficientes para reducir el flujo de migrantes al sur de Estados Unidos, el Gobierno de México tomará todas las medidas necesarias bajo la ley local para buscar que el acuerdo se implemente en espera de que el acuerdo se implemente en 45 días (sic)”, se lee en el texto visible en la fotografía.

Desde el domingo, Trump ha insistido que en que el acuerdo que su Administración alcanzó el pasado viernes con el Gobierno mexicano para frenar la imposición de aranceles incluye elementos que anuncian no se han revelado, entre ellos una mayor cantidad de exportaciones de productos agrícolas estadounidenses.

“Este es el acuerdo que todo el mundo dice que no tengo. Voy a dejar que México haga el anuncio en el momento adecuado”, dijo Trump a las afueras de la Casa Blanca.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, ha rechazado que haya algún tipo de acuerdo secreto que no haya sido revelado.

Ve Ebrard avances en negociaciones; Evita hablar de Tercer País Seguro

Comparte este artículo:

El canciller Marcelo Ebrard aseguró que hay avances en las negociaciones con Estados Unidos para evitar la aplicación de aranceles el próximo 10 de junio, aunque evitó hablar de la posibilidad de que México pudiera firmar un Acuerdo de Tercer País Seguro en materia de asilo.

“No entraría ahora en detalle”, dijo Ebrard al salir del Departamento de Estado.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que esta tarde continuarán las negociaciones en la Casa Blanca.

“Pienso que estamos avanzando y en la tarde podría darles una visión más concreta de en qué punto nos encontramos”, dijo Ebrard.

El día de hoy más temprano, un alto funcionario de la Administración estadounidense citado por el diario The New York Times, dijo que el vicepresidente Mike Pence solicitó el miércoles a Ebrard la firma de un Acuerdo de Tercer País Seguro, el cual implica que migrantes que soliciten asilo deben hacerlo primero en México.

Estados Unidos acusa a México de exacerbar el flujo migrante

Comparte este artículo:

En una carta dirigida al Capitolio, la Casa Blanca acusa a México de exacerbar los flujos migratorios desde Centroamérica dado que es incapaz de frenarlos o no tiene la voluntad de hacerlo.

La Administración de Donald Trump ha pedido 3 mil 500 millones de dólares para atender la llegada de decenas de miles de familias y menores no acompañados desde Centroamérica. Por otro lado, aseguran que la situación es aún más urgente por la velocidad con la que los migrantes transitan por territorio mexicano.

“Número alarmantes de menores no acompañados y familias están atiborrando las estaciones de la Patrulla Fronteriza que nunca fueron diseñadas para fungir como refugios para largos periodos”, expresa Russell Vought, director interino de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca en su carta al Congreso.

Vought señala en la solicitud, que destinaría 3 mil 300 millones de dólares a la custodia y transporte de migrantes que llegan a la frontera.

En la solicitud no se preve ningún tipo de ayuda binacional a México para labores de contención.

Cabe mencionar que esta no es la primera ocasión que el gobierno estadounidense acusa a México de alentar la llegada de migrantes, el pasado mes de marzo el hoy Secretario Interino de Seguridad Interna de la Unión Americana, Kevin McAleenan, acusó que las políticas migratorias de la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador estaban contribuyendo a la llegada de migrantes a la frontera.

Trump ahora presiona al Congreso estadounidense sobre tema migratorio

Comparte este artículo:

Donald Trump repite hoy, una vez más, su amenaza de cerrar la frontera, aunque esta vez se refirió a “vastas secciones de la frontera”, en caso de que el Congreso no implemente leyes de migración adecuadas.

A través de Twitter, el presidente norteamericano pidió al Congreso de su país eliminar “inmediatamente las lagunas” en el sistema de migración.

El problema migratorio es visto por Trump de distintas maneras, tal vez dependiendo de su humor, pues ayer dijo que estaba cien por ciento listo para cerrar la frontera y frenar así el flujo de migrantes, pese a que era consciente del daño económico, pues según él, la seguridad estaba por encima de todo.

Sin embargo, más tarde la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders matizó estas declaraciones al reconocer que México estaba siendo más responsable para lidiar con la inmigración ilegal, y esperaba que esa actitud se mantuviera “para que no nos veamos obligados a tomar medidas drásticas, como cerrar los puertos de entrada en nuestra frontera”.

Mientras tanto, este martes el canciller mexicano, Marcelo Ebrard aseguró que Mike Pompeo le ha dicho que su gobierno no piensa cerrar puntos en la frontera.

La amenaza de cerrar la frontera que, en 2018 movió unos 612 mil millones de dólares le ha valido a Trump advertencias hasta de sus afines.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dicho que sí hay una crisis en la frontera, pero cerrar la frontera “tendría un impacto potencialmente catastrófico”.

La Cámara de Comercio estadounidense advirtió que la medida sería una “debacle asegurada”, pues hay cinco millones de empleos que dependen del comercio con México.

El consejero económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow dijo que están estudiando la forma en que un eventual cierre no tenga un perjuicio económico, como “dejar abiertos los carriles de carga”.

Por lo pronto en los puertos fronterizos se están registrando enormes filas para ingresar a Estados Unidos que van de tres a ocho horas de retraso.

A lo que este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador que ha rehuido a tocar con el pétalo de una recriminación las amenazas de Trump, minimizó las pérdidas por la lentitud en los cruces al asegurar que: “No es significativa, no hay problemas graves, no hay”.

(Con información El Mañanero Diario)

La Casa Blanca reitera que Trump cerrará la frontera la próxima semana

Comparte este artículo:

El Gobierno del Presidente estadounidense Donald Trump redobló este domingo su amenaza de cerrar la frontera sur, con México, un día después de recortar la asistencia a países centroamericanos acusados por Trump de enviar deliberadamente migrantes a Estados Unidos.

Frente a un aumento fuerte de las personas que buscan asilo procedentes de naciones de Centroamérica que viajan por México, el Presidente dijo el viernes que había una “gran probabilidad” de que cerraría la frontera esta semana si México no impide que los inmigrantes no autorizados lleguen a Estados Unidos.

También acusó, sin ofrecer evidencia, a países de haber “armado” caravanas de inmigrantes y enviarlas al norte.

En el programa “This Week” del canal de televisión ABC, el jefe de Gabinete en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que Trump tenía pocas opciones en ausencia de cualquier respaldo de los demócratas para aumentar la seguridad fronteriza, o medidas para cambiar la ley de migración.

“Frente a esas limitaciones, el Presidente hará todo lo que pueda. Si cerrar las puertas de entrada significa eso, eso es exactamente su intención”, dijo Mulvaney. “Necesitamos seguridad fronteriza y vamos a hacer lo mejor que podamos con lo que tenemos”.

La asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway dijo en “Fox News Sunday” que la situación en la frontera estaba en un punto álgido y que la amenaza del Presidente era en serio.

“Ciertamente no es un engaño. Hay que tomar al Presidente en serio”.

Ninguno de los asesores de Trump dio detalles específicos o el momento para el potencial cierre de la frontera.

El Congreso de EU cerca a Trump: indagará a su familia y empresas por obstrucción de la justicia

Comparte este artículo:

Declarando que queda muy claro que el Mandatario estadounidense obstruyó la justicia, el Presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Representantes dijo este domingo que el panel solicitará documentos a más de 60 personas del Gobierno, familia y empresas de Donald Trump como parte de una investigación en rápida expansión relacionada con la injerencia rusa en las elecciones 2016.

El legislador demócrata por Nueva York, Jerrold Nadler, declaró que su comité quiere revisar los documentos del Departamento de Justicia, de Donald Trump Jr., hijo del Presidente, y del director de finanzas de la Organización Trump, Allen Weisselberg. El ex jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, y el ex abogado de la Presidencia, Don McGahn, también son objetivos probables, dijo.

“Vamos a iniciar investigaciones sobre los abusos de poder, sobre la corrupción y sobre la obstrucción de la justicia”, dijo Nadler, quien tiene previsto iniciar la solicitud mañana lunes según el Washington Post. “Haremos todo lo posible para obtener esa evidencia”.

Cuando se le preguntó si creía que Trump obstruía la justicia, Nadler dijo que así lo creía.

Nadler no está pidiendo una investigación para un juicio político, aunque dijo que los demócratas en la Cámara de Representantes, donde son mayoría, simplemente están haciendo su trabajo para proteger el Estado de Derecho después de que los republicanos durante los primeros dos años del mandato de Trump protegieron al Presidente de cualquier responsabilidad.

“Estamos lejos de tomar decisiones”, dijo respecto al juicio político.

Por su parte, Trump tuiteó este domingo y dijo que la investigación sobre Rusia era partidista y que está injustamente dirigida a desacreditar su victoria en las elecciones presidenciales de 2016.

“Soy un hombre inocente que está siendo perseguido por algunas personas muy malas, conflictivas y corruptas en una Cacería de Brujas que es ilegal y que nunca se le debería haber permitido comenzar, ¡y solo porque gané la Elección!”, dijo el Mandatario.

Esta fue una mala semana para Trump. Salió con las manos vacías de una cumbre de alto perfil con el líder norcoreano Kim Jong-un sobre desnuclearización mientras que su ex abogado, Michael Cohen dijo ante el Congreso que el Presidente era estafador y tramposo.

Al mismo tiempo, los líderes demócratas de comités en la Cámara de Representantes están abriendo media docena de investigaciones relacionadas con Trump, desde sus lazos con Rusia hasta posibles conflictos de interés que involucran a la empresa familiar.

Para hacer su “dichoso” muro, Trump declarará emergencia nacional

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitirá una declaratoria de emergencia para poder financiar el muro fronterizo.

Así lo confirmó esta tarde la Casa Blanca a través de su cuenta de Twitter, mientras la vocera Sarah Sanders señaló a través de un comunicado que el mandatario firmará una ley para mantener al Gobierno abierto hasta el 30 de septiembre.

“El presidente Trump firmará el presupuesto del Gobierno y, como ha declarado antes, también tomará una acción ejecutiva -incluyendo una emergencia nacional- para asegurarse de detener la crisis humanitaria y de seguridad en la frontera”, señala el texto.

El Congreso de Estados Unidos se prepara para aprobar el acuerdo sobre la seguridad fronteriza que provee una mínima fracción del dinero que pidió el jefe del Ejecutivo norteamericano para el muro con México, un pacto con el que se busca evitar un nuevo cierre del gobierno.

Justo ayer el mandatario de la Unión Americana aseguró “vamos a revisar la legislación cuando llegue y tomaré una decisión”.

Lo anterior, pese a que él mismo estaba en desacuerdo con un nuevo cierre.

Proponer mediación para la crisis de Venezuela es “ridículo”: Almagro

Comparte este artículo:

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, se mostró opuesto a la idea de una mediación internacional que alivie la crisis política en Venezuela. “La mediación es un concepto extraño en este caso. De lo más ridículo que podemos ver en este caso es el ofrecimiento de mediación. Esto no es un diálogo entre dos partes, es una redemocratización de un país“, sostuvo.

Almagro también rechazó la idea de que el régimen chavista organice nuevos comicios. “Pedirle elecciones a Maduro definitivamente no es el mejor camino para reestablecer la democracia en el país. Ya sabemos cómo son las elecciones que hace el madurismo, por algo ya las tuvimos que anular”, indicó, señalando que un proceso electoral sería “muy distinto” si es organizado por un gobierno transitorio de la oposición, ya que “solo Guaidó puede ofrecer garantías” de transparencia y legitimidad.

El secretario general de la OEA hizo estas declaraciones junto a Carlos Vecchio, embajador designado por Juan Guaidó en EEUU, que destacó que la principal misión de la oposición es terminar con el régimen de Nicolás Maduro y convocar a elecciones libres “lo más pronto posible”, para lo cual destacó la importancia del apoyo internacional para presionar por la salida del chavismo.

“Tengo clara nuestra misión. Venimos con una prioridad: coordinar el esfuerzo internacional para alcanzar la agenda establecida, de tres puntos: que cese la usurpación de Nicolás Maduro; avanzar a la democracia con un gobierno de transición; y llamar a elecciones libres y transparentes lo más pronto posible”, indicó Vecchio en conferencia de prensa.

El diplomático designado por Juan Guaidó, solicitó la ayuda del resto de países para cercar al régimen de Maduro: “No podemos solos. Esta es una lucha entre democracia y dictadura. Entre la dictadura de Maduro y el mundo libre”. Con respecto a las acusaciones de injerencismo que pesan sobre la Casa Blanca, primer gobierno que reconoció a Guaidó como mandatario de Venezuela, destacó que la oposición tiene “una agenda que va mucho más allá de Estados Unidos“.

Además, destacó la violenta represión desatada por el chavismo en los últimos días, con la muerte de 60 personas en la última semana.

Se reunirá Pompeo con Ebrard por ‘temas fronterizos’

Comparte este artículo:

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, se reunirá el domingo en Washington con el futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, para iniciar un diálogo oficial con el fin de alcanzar un acuerdo para contener la ola de migrantes hacia Estados Unidos, informó este martes la Casa Blanca.

Mike Pompeo y Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, se habían reunido en secreto con el futuro ministro de Relaciones Exteriores de México en Houston, Texas, en noviembre.

Tras esa reunión, funcionarios del gobierno entrante mexicano revelaron a la prensa la existencia de un “acuerdo” para que los solicitantes de asilo permanecieran en México mientras se procesan sus pedidos en Estados Unidos. Pero eso fue desmentido posteriormente.

La Casa Blanca confirmó el contenido de este acuerdo, sin especificar si se había celebrado formalmente.

“Estas conversaciones continúan y no habrá una decisión final hasta que el nuevo gobierno mexicano tome posesión el sábado”, dijo este martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Apenas un día después, el domingo, Mike Pompeo “dará la bienvenida al futuro ministro de Relaciones Exteriores Ebrard” en el Departamento de Estado en la capital federal de Estados Unidos, informó la portavoz de la diplomacia estadounidense Heather Nauert, contradiciendo las primeras informaciones que indicaban que la reunión sería en México.

Según la Casa Blanca, estas conversaciones se centrarán en “todas las cuestiones relacionadas con la frontera”.

El lunes, Ebrard se reunirá con “los funcionarios de la Casa Blanca y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, para seguir intentando concluir estas conversaciones”, dijo Sarah Sanders.

Una “caravana” de miles de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, que abandonaron sus países a mediados de octubre huyendo de la violencia y la pobreza, comenzó a llegar a la frontera entre México y Estados Unidos.

El domingo, cientos de ellos intentaron cruzar ilegalmente la barrera de metal entre la mexicana Tijuana y San Diego, California, antes de ser rechazados por la policía estadounidense.

Washington, en respuesta, cerró este paso durante unas horas, pero el presidente Donald Trump amenaza con cerrar toda la frontera.

Según una publicación del Washington Post, el acuerdo entre Estados Unidos y México establece que los solicitantes de asilo que llegan a la frontera tendrán que esperar en el lado mexicano hasta la audiencia ante un juez de inmigración estadounidense, a la que podrán asistir bajo guardia.

Quien reciba una respuesta negativa no podrá regresar a México. En cambio, será detenido en Estados Unidos hasta ser expulsado hacia su país de origen.