Ciudadanos de primera

En todos lados escuchamos que tenemos a los políticos que merecemos. Eso se acabará cuando la ciudadanía esté más activa, organizada y sea menos permisiva. Estudios recientes del Instituto Nacional Electoral reflejan la frecuencia y el tipo de participación que está teniendo la sociedad y los resultados son poco alentadores.

Solamente un 20% de la gente participativa ha generado contenido o compartido información política en sus redes sociales (Facebook Twitter principalmente), un 18% ha participado en campañas políticas o de algún partido político, únicamente el 15% ha asistido a reuniones en cabildo municipal y sólo el 3% de la gente ha intentado convencer a terceros de votar sobre el candidato de su elección.

El éxito de la participación ciudadana dependerá principalmente de la experiencia previa y el involucramiento en asuntos del interés público. Mientras que tengamos ciudadanía desinteresada y sin experiencia, se abren las posibilidades de tener que seguir aguantando malos gobiernos. Hoy en el estado de Nuevo León tenemos ya una Ley de Participación Ciudadana que se verá reflejada en todos los reglamentos municipales a más tardar en septiembre, lo cual nos dará herramientas para fomentar y fortalecer el papel que deberá ir tomando la ciudadanía sin necesidad de estar condicionados al humor o apertura del gobernante en turno.

Una de las formas clásicas de ver cómo se da la participación ciudadana en las democracias es mediante la observación de la participación electoral. Los niveles de participación electoral en México son comparables o incluso mayores que los de algunas democracias consolidadas como Canadá, Estados Unidos, España o Francia. Sin embargo, lo que resulta preocupante para nuestro caso en México, siendo una democracia joven, es que sigue creciendo el abstencionismo, quizá gracias al descrédito en las instituciones y especialmente en los partidos políticos. ¿Cómo esperamos tener políticos de primera si no ejercemos nuestro voto?

“El que no habla, Dios no lo oye” y nada vale más que un ciudadano bien informado con ganas de aportar a su comunidad. Si somos ciudadanos de primera, merecemos políticos de primera y para eso tenemos que empezar por sumar, aportar y lograr lo que la mayoría queremos, un lugar con la mejor calidad de vida y oportunidades. Ciudadanos de primera elegirán candidatos de primera; no populistas y oportunistas.

Solicita Wikipolítica Nuevo León Audiencia Pública a Congreso Local

Al considerar que los diputados y diputadas del Congreso Local buscan aprobar de manera fast-track y con un dictamen a modo la Reforma a la Ley Político-Electoral, el grupo Wikipolítica Nuevo León ha solicitado una audiencia pública a los diputados locales, en específico a los de la Comisión de Puntos Constitucionales que preside el priista, Héctor García.

Haciendo uso de su derecho en el artículo 8 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos y apegados a los artículos 47, 48, 50 y 52 de la Ley de Participación Ciudadana, los jóvenes integrantes de del grupo Wikipolítica Nuevo León: Jorge Roberto Rodríguez Hernández, Nydia Griselda González Garay y Jesús Francisco Arellano Montoya, presentaron la petición en la oficialía del H. Congreso del Estado de Nuevo León.

En el texto solicitan que la audiencia se haga para discutir los siguientes puntos:

  1. Iniciativas de Reforma Pendientes de dictamen incluyendo justificación de iniciativas de reforma y desechadas, relativas al ámbito electoral, en la Comisión de Puntos Constitucionales.
  2. Instalación de una segunda mesa de trabajo sobre las reformas pendientes relativas a la Ley Estatal Electoral del Estado de Nuevo León y reformas a la Constitución Política del Estado de Nuevo León.

La comisión a la que va dirigida la solicitud tiene ahora siete días hábiles para darle respuesta.

Coordinación Ejecutiva duplica funciones




Algunas de los puestos burocráticos que fueron creados en la Coordinación Ejecutiva duplican funciones de otras dependencias del Gobierno Central de Nuevo León:

La Coordinación de Enlace con la Sociedad Civil, por ejemplo que lejos de auxiliar burocratiza el acercamiento de las organizaciones de la sociedad con el gobierno central.

Lorenia Canavati cobra como Coordinadora de Enlace con la Sociedad Civil 88 Mil 801 pesos, es el mismo sueldo de un Diputado.

Canavati además dispone de un chofer, vehículo oficial y una asistente ejecutiva que cobra 28 MIL 681 pesos al mes.

Crearon dentro de esta burocracia otra burocracia, que claramente duplica funciones del DIF, Desarrollo Social inclusive de la Oficina Ejecutiva del Gobernador y la propia Secretaria General de Gobierno.

José Davalos Siller que cobra como Director de Enlace Ciudadano 67 MIL pesos al mes.

Concepción Guadalupe Garza Rodríguez que cobra como Coordinadora de Enlace con grupos Vulnerables 76 MIL 209 pesos al mes.

Esto lejos de ayudar a la ciudadanía organizada, burocratiza y complica su comunicación directa con las áreas de interés de cada una. No debemos perder de vista que en cada dependencia cobran funcionarios como Jefes, Coordinadores y hasta directores de atención ciudadana. Ademas se garantizan en la Constitución y Ley de Participación Ciudadana los derechos de audiencias.

En su carta de renuncia al Gobernador el Sr. Fernando Elizondo dijo que “las principales contribuciones a su gobierno ya han sido hechas”.

Si ya está hecho el trabajo y las principales contribuciones de la COORDINACIÓN EJECUTIVA, es momento de analizar la posibilidad de desaparecer este monstruo burocrático, que no transparenta su trabajo y no le rinde cuentas a sus jefes directos, los contribuyentes de Nuevo León.

LINK NÓMINA COORDINACIÓN EJECUTIVA DIC 2016  https://goo.gl/p3T7js 




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Y qué sigue?, asumir nuestro rol ciudadano

Quitar a un gobernador, diputados o alcaldes a mitad de su gestión para la que fue elegido por el electorado de Nuevo León, denominada Revocación de Mandato, es quizá una las herramientas más publicitadas de la Ley de Participación Ciudadana que recién se promulgó en la entidad.

Y no se demerita el valor de esta figura, ya que desde el seno de una sociedad participativa y propositiva se podrá decidir sobre la permanencia del titular del Ejecutivo estatal, legisladores o ediles, si consideramos que han incumplido con sus deberes.

Pero vayamos más allá de lo anterior expuesto. Hablamos de la Ley de Participación Ciudadana como una herramienta de empoderamiento ciudadano, es decir, de cada uno de los individuos con derecho al voto. Pero, ¿cómo una sociedad puede participar de forma organizada y propositiva?

Hablamos de la Ley de Participación Ciudadana como una herramienta de empoderamiento ciudadano, es decir, de cada uno de los individuos con derecho al voto. Pero, ¿cómo una sociedad puede participar de forma organizada y propositiva?

Para pasar de la crítica a la acción hay una brecha muy amplia, pero no imposible. Y eso nos lleva a que la base esencial de esta legislación, que permaneció 12 años en el sueño de los justos, son precisamente las Asambleas y Comités ciudadanos. La primera de las herramientas anteriores tiene el objetivo de regular las juntas de vecinos desde donde se formulan propuestas para el desarrollo comunitario, emiten opiniones y dan seguimiento, además de evaluar las políticas, planes y servicios correspondientes a su sector.

Mientras que los Comités Ciudadanos, en representación de los habitantes de su colonia o sector, elaboran acciones de desarrollo comunitario, reciben información de las autoridades y emiten opiniones sobre programas y servicios públicos.
Digamos que ambas figuras son la base del empoderamiento ciudadano y el primer reflejo de una sociedad organizada. Desde allí inferimos entonces que la Participación Ciudadana es el derecho y la obligación de los ciudadanos de intervenir y participar, colectivamente, en las decisiones públicas, en la formulación, ejecución y evaluación de políticas, programas y actos de gobierno.

Para pasar de la crítica a la acción hay una brecha muy amplia, pero no imposible. Y eso nos lleva a que la base esencial de esta legislación, que permaneció 12 años en el sueño de los justos, son precisamente las Asambleas y Comités ciudadanos.

A lo largo del tiempo hemos aprendido que no todos los trayectos son fáciles, pero ya hemos dado el paso más importante. Nuestro deber ahora es no dejar que esta legislación se convierta en letra muerta.

¿Y qué sigue? La Ley de Participación Ciudadana de Nuevo León entrará en vigor el 9 de noviembre, por lo que los municipios cuentan con un plazo aproximado de 180 días para adecuar sus respectivos reglamentos e integrar las figuras que contempla la legislación.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

CEE y Ley de Participación Ciudadana

El 13 de mayo de 2016 será recordado como un día fundamental en la historia de la participación ciudadana en el estado: Después de más de 10 años de gestiones de organizaciones ciudadanas, y a casi 4 años de la reforma constitucional en la cual se reconoció el derecho de participación a través de consultas populares, en Nuevo León se publicó la Ley de Participación Ciudadana.

Más aún, debe permanecer en nuestra memoria esta fecha tomando en cuenta que para septiembre de 2014, Nuevo León era uno de los tres estados que aún no contaba con una legislación de participación ciudadana (http://www.nexos.com.mx/?p=22324). Festejemos, además, que la legislación no solamente reconoce como instrumento de participación ciudadana a las consultas populares (plebiscito o referéndum), sino que da un paso más e incorpora la revocación de mandato.

Después de más de 10 años de gestiones de organizaciones ciudadanas, y a casi 4 años de la reforma constitucional en la cual se reconoció el derecho de participación a través de consultas populares, en Nuevo León se publicó la Ley de Participación Ciudadana.

Por ahora no me centraré en las bondades o en los laberintos técnico jurídicos de estas dos figuras. Me ocuparé, más bien, del impacto que la expedición de la Ley de Participación Ciudadana tendrá en la Comisión Estatal Electoral. Un primer apunte es respecto de la denominación del organismo. El nombre de Comisión Estatal Electoral de Nuevo León (CEE) es anterior aún a la reforma electoral fundacional de 1996, esto es, pertenece a una época en que las elecciones no arrojaban resultados confiables, y en la cual el término mismo de participación ciudadana se antojaba inviable en el estado.

Adicionalmente, puede afirmarse que prácticamente no hay un solo Organismo Público Local Electoral en el país en cuya denominación aparezca la palabra “Comisión”; toda proporción guardada, esto sería equiparable a que actualmente el Instituto Nacional Electoral (INE), aún se llamara Comisión Federal de Vigilancia Electoral.

El cambio en la denominación de la CEE se deriva obligadamente de sus nuevas facultades. Ahora no solo organiza elecciones en cooperación con el INE; también es ya el responsable de la “organización, desarrollo y cómputo (…), del referéndum o plebiscito; garantizará la equitativa e imparcial difusión de las opciones que se presenten a la ciudadanía. Asimismo, declarará los efectos del referéndum o plebiscito de conformidad con lo señalado en la convocatoria y la Ley” (art. 34). En el mismo sentido, la CEE “llevará a cabo la consulta popular para la revocación de mandato y posterior a ello, emitirá la declaración de validez de la consulta de revocación de mandato, para lo cual emitirá el resultado y los efectos de la misma” (art. 68).

En suma, el nombre de la CEE debe cambiar. Debe aprovecharse que conforme al Artículo Primero Transitorio del decreto de reforma aún hay tiempo para proponer esta modificación en la Ley Electoral. En segundo lugar, en donde el impacto de la Ley debería tener mayor impacto es, justamente, en la dimensión de fomento y de garatía de la participación ciudadana en la entidad. Un par de ejemplos.

En suma, el nombre de la CEE debe cambiar. Debe aprovecharse que conforme al Artículo Primero Transitorio del decreto de reforma aún hay tiempo para proponer esta modificación en la Ley Electoral.

Según el numeral 22 de la Ley, la jornada de consulta popular deberá realizarse “preferentemente” en la misma fecha que la jornada electoral correspondiente. Parece ser que el legislador da una directriz a fin de que “se prefiera” que las jornadas electoral y de consulta popular sean cada tres años en el mismo día, sin embargo, probablemente esto dependerá de la fecha de la solicitud y de la trascendencia del tema, obra o instrumento normativo consultado. En todo caso, disposiciones como la anterior decantarán las decisiones de política pública que en el tema de la participación ciudadana deberá tomar la CEE.

Un ejemplo más, ¿no debería el organismo electoral consultar a las ciudadanas y ciudadanos de Nuevo León los nuevos reglamentos que expide? Piénsese por ejemplo en la siguiente norma: “El Presidente de la Comisión Estatal Electoral instruirá se verifiquen las firmas de conformidad con el reglamento correspondiente y certificará la documentación adjunta” (art. 27). ¿Podría la institución encargada de organizar las consultas populares no consultar a su vez, bien que sea por mecanismos electrónicos, las normas que reglamentan una parte de la participación ciudadana?

En síntesis, la Ley de Participación Ciudadana obliga, por una parte, a renombrar a la CEE y, por la otra, compromete a la Institución a fomentar y garantizar la participación ciudadana.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Según algunos, la mejor medicina

Según algunos, una cura para la corrupción en el estado de Nuevo León, es la famosa Ley de Participación Ciudadana. Tras su promulgación, el día de ayer, autoridades del Estado, junto con las organizaciones civiles, se reunieron en el patio central del Palacio de Gobierno.

La ciudadanía nuevoleonesa juega un papel muy importante dentro de esta ley, porque estos mismos podrán participar dentro de las decisiones políticas del Estado. Además, se debe considerar a la participación ciudadana como un derecho, generando y fortaleciendo la democracia. Esta ley se deriva del mal desempeño que las autoridades han tenido en la toma de decisiones, en unas dejando atrás el bien común de los nuevoleoneses, dejando que la corrupción los enferme y se apodere de ellos.

La Ley de Participación Ciudadana es para todos, invitar a la ciudadanía a que actúe y se desarrolle como una, con un mismo objetivo: el bien común. Nuevo León, se encuentra en la necesidad de que su población interactúe en estos temas, adentrándose en las decisiones que son responsabilidad de todos, ver por las necesidades tanto de su comunidad como las del estado y hacérselo saber a las autoridades. Tener la confianza de evaluar a los políticos que nos gobiernan, desde los alcaldes, los diputados y hasta el mismo gobernador, con el fin de ver el desempeño que han tenido en su puesto, y viendo este, tener el poder de decidir sobre si se queda en el cargo o se va.

Nuevo León, se encuentra en la necesidad de que su población interactúe en estos temas, adentrándose en las decisiones que son responsabilidad de todos, ver por las necesidades tanto de su comunidad como las del estado y hacérselo saber a las autoridades.

Sabemos que esta ley, opta o se sustenta de varias herramientas para ejercer la democracia, para ello la ciudadanía debe y tiene que esta enterada sobre las anteriores. La promulgación de la ley es solo un paso para el combate contra la corrupción e impunidad en Nuevo León, mientras que la tarea del Congreso del Estado solo quedó en aprobarla. Ahora es tarea de los nuevoleoneses hacerla cumplir y valer, informarse sobre esta y así poner el práctica su objetivo. Y me atrevo a decir que seria en vano el esfuerzo y dedicación de años de quienes presentaron esta ley, si el ciudadano no la hace cumplir.

Como anteriormente mencioné, esta ley como muchas otras son suma responsabilidad de la ciudadanía que se ejerzan. Necesitan resolverse los problemas de Nuevo León, que aunque no lo crean, la mayoría de los nuevoleoneses se ven afectados por las malas decisiones que se toman desde arriba. Nuestro gobernador, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, en el evento acerca de la promulgación de la ley, mencionó una frase: “Todos somos sometidos a esta participación…”—dijo. Con la intención de recalcar que todos, absolutamente todos los ciudadanos somos responsables de esta ley, proviniendo de un origen en donde el gobierno tiene la necesidad de mejorar al estado, así como de integrar a la sociedad.

Nuestro gobernador, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, en el evento acerca de la promulgación de la ley, mencionó una frase: “Todos somos sometidos a esta participación…”—dijo. Con la intención de recalcar que todos, absolutamente todos los ciudadanos somos responsables de esta ley…

Es ahora cuando debemos exigir que se verifiquen las cuentas públicas del estado, así como el desempeño que ha tenido cada funcionario público, enterarse sobre las iniciativas presentes en el Congreso del Estado de Nuevo León, ver las necesidades de tu comunidad y acercarte a tu representante, con el fin de buscar el bien común para todos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Derechos Humanos Politizados”

Todo parece indicar que los diputados de nuestro Congreso local nos dan gusto por un lado y nos decepcionan por el otro. Pues ayer fue un día muy productivo para los legisladores ya que por fin las bancadas se pusieron de acuerdo para integrar a la Ley de Participación Ciudadana la revocación de mandato para diputados y alcaldes, contrario a lo que se había mencionado antes que iba a aplicar solo para el Gobernador.

En otra acción positiva, rechazaron las cuentas públicas de la ex alcaldesa de Monterrey, Margarita “Margara” Arrellanes, claro esto después de la presión de la ciudadanía, ahora solo hay que esperar que también echen para atrás las cuentas del ex gober Rodrigo “Golden Boy” Medina. Recordemos que el Auditor Superior del Estado dijo que no encontró ningún detalle en las cuentas de ambos, muy extraño que no encontró nada, pero pues ya los diputados se encargaron de echar todo para abajo.

El tema de la presidencia del CEDH ha sido uno de los mas politizados en lo que va de la administración de “el Bronco” y la actual legislatura…

Pero con lo que no se midieron es con interponer una controversia constitucional al nombramiento de Sofía Velasco como Presidenta de la Comisión Estatal para los Derechos Humanos de Nuevo León. Pues según argumenta Arturo “la Manzanita” Salinas que la ley estipula claramente que nadie que haya participado como consejero electoral, como lo fue Velasco, puede ocupar un puesto en algún órgano de las elecciones en las que participó durante los dos años siguientes a que concluya su gestión.

En otra acción positiva, rechazaron las cuentas públicas de la ex alcaldesa de Monterrey, Margarita “Margara” Arrellanes, claro esto después de la presión de la ciudadanía, ahora solo hay que esperar que también echen para atrás las cuentas del ex gober Rodrigo “Golden Boy” Medina.

El tema de la presidencia del CEDH ha sido uno de los mas politizados en lo que va de la administración de “el Bronco” y la actual legislatura, pues no olvidemos que los diputados no se pudieron poner de acuerdo para votar por la primera opción que fue Eduardo Román González y mucho menos para la segunda siendo esta la de Magda Yadira Robles.

Es lamentable observar que un órgano que presume ser autónomo al gobierno en turno y al aparato legislativo este hoy por hoy manipulado por las fuerzas políticas y al mismo tiempo casi paralizado. Los rumores apuntan a que la CNDH ha dado la recomendación de que se deje a la presidenta interina con el fin de darle fluidez al órgano.

¿Qué opinas?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Revocación Vetada

Últimamente, en el Congreso del Estado y el Palacio de Cantera, las cosas están tensas. Mientras que por un lado los diputados están presentando una buena propuesta de ley de participación ciudadana, con algunos puntos que caen al doble sentido, hasta unos muy fuertes y contundentes que definitivamente cambiarán el rumbo político de nuestro estado como lo es: la revocación de mandato.

El Gobernador no sabe lo que esto significaría para su mandato y de todos los que están en la mesa del poder público, ya que con esto pueden quitarlo si su “raza” sigue decepcionándose del mesías democrático por el que votaron la pasada elección.

Pero, del otro lado, el Gobernador no sabe lo que esto significaría para su mandato y de todos los que están en la mesa del poder público, ya que con esto pueden quitarlo si su “raza” sigue decepcionándose del mesías democrático por el que votaron la pasada elección (no quieren al PRI y votan por un expriista), ante los malos resultados. Pero las sacadas de vuelta y las excusas forzadas ya no son del agrado de sus electores porque ni cárcel a Medina, ni metro gratis, pero sí tenencia. Esto es una factura muy cara que está cargándose al no cumplir con los ramos de promesas que entregó en campaña.

Entre declaraciones que retan al poder legislativo, Jaime Rodríguez, en lugar de mostrar fuerza política, denota una verdadera falta de sentido común, madurez y experiencia al querer hacer a un lado al congreso, y olvidarse de la división de poderes.

Desde el inicio de su mandato, la relación con los diputados no ha sido del todo amigable. Entre declaraciones que retan al poder legislativo, Jaime Rodríguez, en lugar de mostrar fuerza política, denota una verdadera falta de sentido común, madurez y experiencia al querer hacer a un lado al congreso, y olvidarse de la división de poderes; en fin. El “pero”, ahora, es que los diputados pueden iniciar un procedimiento contra alcaldes y gobernador para la revocación de mandato; sin embargo, no especifica cómo se hará para diputados, o sea, como el juez se juzgara a sí mismo. Un buen ejercicio sería por parte de los ciudadanos de su distrito, a propuesta de otros partidos políticos, de líderes sociales, o inclusive de su propio partido, pero tener esa razón para vetar toda una ley completa significa que alguien está preocupado por la revocación y al día de hoy nada ocupado por enfrentar a la raza y resolverles lo que demandan, porque en Tabasco, Tamaulipas o donde se meta con sus precampaña, perdón, conferencias, allá, no nos resuelve nada.

Hay que recordarle que, si la Ley de Participación Ciudadana se aprueba, esto no será un castigo para los gobernantes, sino un derecho para las personas. Ahora la raza sí manda. Y para eso, no hay veto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Revocación de Mandato: El madruguete del PRIAN al Bronco y MC

Muchos ciudadanos están enojados con “El Bronco” por vetar la Ley de Participación Ciudadana (LPC), y con razón… Pero aquí les explicaremos lo que en verdad pasó detrás del telón.

Al entrar esta nueva legislatura, Movimiento Ciudadano impulsó la LPC con Revocación de Mandato (promesa de campaña de ellos, Elizondo y hasta del Bronco), ¡y gran sorpresa!: el PRI y el PAN le aprobaron TODO. Luego de 12 años de tener esta ley en la congeladora, de pronto brotó en el bipartidismo un espíritu democrático y accedieron a destrabar la iniciativa. Sólo pidieron a cambio hacer unas pocas modificaciones para darle más control a los Diputados sobre el proceso de Revocación.

Movimiento Ciudadano accedió, con tal de formar consenso y poder sacar adelante la ley. Los diputados del PRI y del PAN votaron a favor, ¡y voilà!: Nuevo León festejó haber aprobado la LPC más vanguardista de América Latina… Pero como bien dice mi abuelo, “árbol que nace torcido sí muerde”, y los diputados del PRIAN una vez más demostraron su colmillote político al estilo de Frank Underwood.

Nuevo León festejó haber aprobado la LPC más vanguardista de América Latina… Pero como bien dice mi abuelo, “árbol que nace torcido sí muerde”, y los diputados del PRIAN una vez más demostraron su colmillote político al estilo de Frank Underwood.

Aprovechándose de la novatez del Gobierno Independiente y de la Bancada Ciudadana, armaron bien la jugada: metieron a la Ley artículos inaceptables para el Gobierno (como que los diputados pudieran iniciar la revocación del Gobernador), y la votaron a favor sabiendo que iba a ser vetada.

Armaron bien la jugada: metieron a la Ley artículos inaceptables para el Gobierno (como que los diputados pudieran iniciar la revocación del Gobernador), y la votaron a favor sabiendo que iba a ser vetada.

Así, cuando llegó el veto, el PRIAN metió triple gol: pudo culpar al Bronco de ser antidemocrático, cobarde, y mentiroso; creó un fuerte conflicto entre Movimiento Ciudadano y el Gobierno Independiente; y como pilón, el bipartidismo se hace pasar como la facción progresista que intentó darle poder a los ciudadanos, pero no los dejaron.

¿Y esto qué ocasionó? Que ahora tengan excusa para mandar —de nuevo— a la congeladora todas las propuestas de Ley de Participación Ciudadana que vengan en el futuro.

¿Y esto qué ocasionó? Que ahora tengan excusa para mandar —de nuevo— a la congeladora todas las propuestas de Ley de Participación Ciudadana que vengan en el futuro.

Bien jugado, PRIAN. Mal jugado, Manuel González (Secretario de Gobierno), pues tu trabajo era tender los puentes políticos con el congreso y no lo hiciste. Eso pasa cuando todo lo que huela a Elizondo es ignorado por el Gabinete Bronco.

Update: Tras el fallido trabajo de la Secretaría de Gobierno, al fin “El Bronco” encomendó a Fernando Elizondo el trabajar con el Congreso y la Sociedad Civil en la elaboración de la nueva Ley de Participación Ciudadana. Suerte.

Hasta la siguiente…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Ley de Participación Ciudadana a la congeladora”

Como era ya de esperarse, y como el diputado de Movimiento Ciudadano, Samuel García, lo había adelantado, es muy probable que la Ley de Participación Ciudadana quede en la congeladora. El viernes pasado, el gobierno estatal decidió vetar esta ley que había sido aprobada por el congreso local el diciembre del año pasado. ¿La razón? Muchos errores técnicos en la ley que el gobierno estatal quiere que se corrijan, pues según alega “el Bronco” y su gabinete que benefician a los diputados y no a la ciudadanía en verdad.

La respuesta ayer de Marco González del PRI es que el gobierno estatal ni se moleste en enviar un proyecto de ley, pues lo mandarán a la congeladora.

La respuesta ayer de Marco González del PRI es que el gobierno estatal ni se moleste en enviar un proyecto de ley, pues lo mandarán a la congeladora. No me sorprende la reacción de Marco ya que como sabemos es el “Gato de Medina”. Ellos lo que quieren es que sea su propuesta de ley, que fue vetada, la que se apruebe por el ejecutivo. Nuevamente y sin que me quede ninguna duda los diputados del bipartidismo están jugando con los ciudadanos. Cuarenta errores técnicos tiene la Ley de Participación Ciudadana. ¡CUARENTA! Me parece increíble que los diputados quieran seguir adelante con una ley que esta defectuosa y que claramente apoya los intereses de sus partidos.

El tono de las discusiones entre el congreso local y el gobierno del estado están subiendo de tono, el día de ayer después de que Milenio Monterrey diera a conocer que tienen 395 expedientes de cuentas publicas del 2011, 2012 y 2013 sin atender, “el Bronco” les mando decir a los diputados un “a jalar que se ocupa”, pues les pidió ser mas productivos y sacaran adelante esos expedientes. Esta vez coincido con el gobernador, parece ser que muchos diputados como Marco González, son buenos para grillar, pero malos para ponerse a chambear.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”