#PolíticaAPie: “Un Año de AMLO”

Comparte este artículo:

Hola, Andrés Manuel. Hace un año, en diciembre del 2018, nos dijiste y prometiste que la gasolina iba a bajar, que la corrupción iba a desaparecer mágicamente, que Peña Nieto estaría en prisión, que PEMEX iba a ser fuerte, que íbamos crecer 6% anual, que la inseguridad terminaría con el “perdón”, además, nos juraste que la 4ta transformación seria el remedio para un México muy dolido. Prometer no empobrece, pero con la 4T al parecer sí.

Tus 30 millones de votos eran el mejor elemento para cumplir sin excusas, tienes hasta el día de hoy, una de las mayores aprobaciones de la historia, pero al parecer eso no es suficiente. Y resulta insuficiente porque como dice la conocida frase “no es lo mismo ser borracho, que ser el cantinero”. La realidad de un país con una diversa gama de problemas, no fue medida por este nuevo gobierno, lo que ha provocado, que todos los días tengan malas experiencias, reacciones y acciones, dejándolo mal parado y contradiciendo los “valores” y visión que llegaron proyectando. Un año en los que esta escasez de resultados y la esperanza del cambio revolucionario por el que muchos votaron, han provocado una polarización o división social tan marcada y tan notable nunca antes vista, donde entre “chairos” y “fifís” dan sus opiniones, lo cual está bien, ya que se ha despertado una conciencia política, pero la guerra de “fake news” de ambos bandos, hacen que la información sea tan basta, que va variando la calidad de argumentos y contenido que se producen.

Pero desglosando un poco lo que este año nos ha dejado, de verdad, nos ha dejado 365 días de claro oscuros, lo cual nos hace seguir dudando de esta 4T, ya que confiar a ciegas sería muy aventurado, inclusive inocente. Desde el 1 de diciembre del 2018 la gasolina no ha bajado de precio, incluso en ciudades como Monterrey, al día de hoy, pagamos más de $20 por litro de gasolina, por lo cual llevamos el primer strike de este proyecto transformador. La corrupción sigue siendo una de las batallas más vistosas de este gobierno, donde las caras “nuevas” y la incorporación de personalidades no políticas, ha generado una buena percepción, mas no resultados, y es que con esa necesidad de resultados rápidos, estos perfiles nuevos han quedado tanto a deber, al igual que los aliados históricos de AMLO, que ahora hasta libros se roban. De la súper promesa de enjuiciar a Enrique Peña Nieto, al parecer solo fue la finta, porque desde hace un año, solo se habla del Felipe Calderón, lo que hace más fuerte la sospecha del pacto de impunidad, porque de Peña Nieto no sabemos nada fuera de su situación sentimental. PEMEX sigue siendo el gigante dormido, donde debe más de lo que produce, ahora, con el yacimiento de Tabasco, recién descubierto, esperemos que el fantasma del “desarrollo” no termine como le termino a López Portillo.

Hasta ahora, la 4T solo es para optimistas. Los optimistas prefieren guardar el tiempo, defenderlo con el fervor que solo ellos saben y ver como el Presidente cambia versiones de los hechos o de sus declaraciones, lo cual hace que caigan en contradicciones o en tropiezos que el mismo Andrés Manuel criticaba en el 2006, 2012, 2015 recalcaba de sus antecesores. En la memoria de los mexicanos, revive aquel famoso tweet donde criticaba el 2% anual de crecimiento económico de Peña Nieto, y como es la rueda de la fortuna de la vida, que ahora con él como Presidente crecemos la cantidad de 0.2%, se los escribo con letra: CERO PUNTO DOS POR CIENTO, esto durante el segundo semestre del año, una vez descalificando a las instituciones financieras nacionales e internacionales, porque claro, quien diga lo contrario al Presidente, es el enemigo. Como ya les comentaba, la 4ta Transformación es para optimistas.

Rememorando su discurso de eterno candidato, en la lucha contra la inseguridad y la llamada “guerra de Calderón”, volvió a darse cuenta que no es lo mismo decir a hacer. El año 2019 será el año mas violento de la historia de México, esto es abonado con la ridícula estrategia de “abrazos, no balazos” donde el estado deja pasar, perdona y hasta libera a los delincuentes para “proteger al pueblo bueno”. Esta estrategia criticada en todo el mundo, no ha rendido frutos, mucho menos el “fuchi, guacala” con el que los delincuentes iban a dejar sus actividades ilícitas. Una vez más mis amigos, la 4T es solo para optimistas.

365 días de un gobierno que aún no reacciona, que aún no levanta el brazo de la justicia, que le cuesta más que a ningún otro reconocer sus errores, que dice que todo está bien y que quienes se atrevan a cuestionarlos, son uno más de la mafia del poder, esa que hasta el día de hoy es la única que si se ha transformado, con otros colores, pero ahí sigue, para ellos la 4ta Transformación les ha cumplido, con creces, y son quienes al parecer más optimismo les da.

En un año no se puede cambiar todo, pero nos lo prometieron, y este ganso mexicano, ya no parece tan amable como antes.

El Aeropuerto de Santa Necia

Comparte este artículo:

Teníamos en nuestras manos la construcción de una de las puertas al mundo más importantes y modernas de toda América Latina, pero como en México al parecer no podemos tener nada mejor que los demás, la 4ta transformación echo esa posibilidad por la borda. Y no es que no podamos tener nada nuevo, ni moderno, es que la 4T no quiere nada que no venga de ellos, obviamente. 

Después de una lluvia de amparos, de prácticamente recibir advertencias de todas las autoridades aeronáuticas y tener todo en contra, inclusive a la naturaleza, el aeropuerto de Santa Lucia, va. El aeropuerto que llevara por nombre “Aeropuerto Internacional, General Felipe Ángeles”, no es otra cosa más que una necedad y capricho presidencial, al viejo estilo autoritario, donde el mandamás  es quien dice que obra si, que obra no. Tal cual mandamás, el Presidente López Obrador, se pasó por el cerro que está en medio de las pistas de aterrizaje, todas y cada una de las advertencias antes mencionadas. Estamos de acuerdo que el NACIM, el proyecto estrella de Enrique Peña Nieto, estaba plagado de dudas, y debía revisarse con lupa, pero la inversión ya estaba hecha, ya estaba planificada e iba a detonar una zona olvidada, donde anteriormente existió el Lago de Texcoco, del que los morenistas tachaban de faraónico, corrupto y oscuro, por lo cual, desde unos días antes de tomar posesión del cargo, la 4T se encargó de descalificarlo y poner en la cuerda floja la continuidad de este proyecto, cosa que al final, resulto como se predecía: la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

Una vez sepultado el NACIM, era hora de que López Obrador levantara su propio aeropuerto, uno que hasta el día de hoy había funcionado como base militar, al servicio del ejército y la marina armada de México. Este nuevo aeropuerto desde el día uno de su presentación recibió una ola de cuestionamientos, que el cerro no lo habían visto, que el costo de la cancelación del NACIM,  que no había estudios de impacto ambiental (como en Dos Bocas, el tren maya y las que faltan). Inmediatamente, luego de la proyección del arranque de obras, los colectivos sociales se movilizaron para interponer amparos a la construcción, lo cual frenaba la obra, por razones totalmente lógicas, pero, los mexicanos no contamos con que tenemos un Presidente que no le gusta perder (2006 y 2012 lo dejaron muy claro), y así como con la “Ley Taibo”, Andrés Manuel López Obrador modifico y se aprovechó de la ley, declarándolo una obra de carácter de seguridad nacional, si, el Presidente uso el chantaje para salirse con la suya, dejando en el piso a todos los recursos legales y hasta de la misma naturaleza, porque el Señor Presidente quiere su aeropuerto. ¿Qué horas son? – “La hora que usted diga, Señor Presidente” 

Así, por los tamaños de López Obrador tendremos el aeropuerto que él quiere, y no el que el país necesita. Bajo los argumentos de un “aeropuerto nada ostentoso y sencillo” es como se abrirá una ventana al mundo, una que era la punta de la lanza del desarrollo comercial, que la 4T nos cerró. Justo un mes después del anuncio de la cancelación del proyecto, Turquía, uno de los competidores comerciales de México, inauguro su aeropuerto internacional ¡con menos capacidad que el NAICM!, les digo, fue un capricho, un berrinche del Presidente, que nos costara, es más, ya nos está costando, ya que desde su anuncio de cancelación, muchos indicadores comerciales retrocedieron y lanzan señales negativas económicamente hablando sobre México. No es casualidad el 0.1% de crecimiento en lo que lleva este sexenio, y apenas vamos por el primer año.  Y ni digamos sobre el horror que será llegar a este nuevo complejo de transporte, ya que se encuentra en una de las zonas más transitadas de la megalópolis, lo cual hace que los trayectos sean largos, lentos y costosos. Para terminar, antes de que termine el mes de octubre, las aerolíneas, que no les cayó muy en gracia la decisión del aeropuerto de Santa Lucia, se posicionaron en contra, ya que Aeroméxico e Interjet anunciaron que ellos no usaran este aeropuerto, ya que genera costos y dificultad de operaciones.

Del aeropuerto podemos hablar mucho, al final, como lo mencione tendremos uno nuevo, no es el que necesitamos, es el que el mesías quiere.

Los valientes no asesinan

Comparte este artículo:

Esta frase es memorable ya que hace referencia a una época en la cual en nuestro país se establecía la democracia, que además, le salvó la vida a Francisco I. Madero. Esta frase, quedo escrita en la historia, porque en ese momento si era necesario usarla, pero, en estos días, un personaje hizo referencia a todo lo contrario, es más, la distorsionó tanto, que ha causado que Nuevo León ponga sus ojos en lo que la 4ta Transformación hace. Y digo que pone atención, porque ahora si es relevante para el norte lo que sucede en los niveles federales.

Me refiero a las penosas y estúpidas declaraciones de Pedro Salmerón, que afortunadamente hasta esta semana, era titular del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Que se los apuesto, de no haber dicho esto, nadie en Nuevo León se hubiera enterado de la existencia de esta dependencia. El exdirector del INEHRM recordó que Eugenio Garza Sada, uno de los más notables empresarios industriales del país, murió acribillado por un grupo de “valientes” jóvenes integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre, en un intento de secuestro. Sinceramente no sé qué decir, bueno si, ya que estas insolentes palabras las realizó el ex director, ¡desde las cuentas oficiales de comunicación del INEHRM!

Su profunda ignorancia de la cultura industrial y del desarrollo de una de las tierras más prosperas del país, es evidente, y que se puede esperar de alguien que defiende y formó parte de esta famosa corriente ideológica, esa que nunca ganó nada, pero a muchos les hizo perder todo. Como se le ocurre a un funcionario público federal (y de cualquier nivel) declarar por medios oficiales, sus filias y fobias de un tema tan delicado como el asesinato de un gran hombre para Nuevo León, como lo fue Garza Sada. Y es que no hay que dejar de lado, que la generación en la cual creció Salmerón, los azotes a su ideología por parte del gobierno eran constantes, quizá por eso, se envalentonó o quiso verse muy progresista al nombrarlos de esta manera, aprovechando que la izquierda ahora está en el poder y no sabían lo que se sentía gobernar. Bien dicen: “dale poder a alguien y lo conocerás”.

No se puede calificar como “valientes” a un par de asesinos, porque eso son. La historia dice que la Liga Comunista en el norte del país, estaba mermada económicamente, por lo cual no podían hacer manifestaciones, ni bloqueos ni todas las cosas con las que estos “valientes” hacen para ser escuchados y que no llegan a ningún lado. En vista de su situación y como nunca han trabajado para su desarrollo económico, decidieron organizar un secuestro, para poder financiar su movimiento, en este caso, la víctima sería el empresario Eugenio Garza Sada. Confiados en que nada saldría mal, interceptaron el vehículo del empresario, sin contar con que iba acompañado por su equipo de seguridad que en el fuego cruzado, estos “valientes” hirieron y causaron la muerte de su hombre objetivo.

Su asesinato conmocionó a la sociedad industrial y a su querido Nuevo León. Garza Sada dejó un legado de admirar y agradecer, ya que parte de nuestro desarrollo como entidad, fue él, el responsable. Fundador de instituciones que dan vida o son el motor de la actividad en nuestro estado, hacen de Eugenio Garza Sada, un nuevoleonés ilustre. Lástima que solo nosotros lo veamos así al parecer.

La gravedad de estas declaraciones hizo un auténtico huracán en redes sociales, que esta vez, no se la perdonarían a la 4T. Como siempre salieron los paleros, perdón, los defensores del régimen, que sin duda se tropezaban en cada línea de discusión, con la penosa declaración, ahí teníamos a las diputadas federales de morena, haciendo hasta lo que no por defender a su compañero, a los “intelectuales modernos” diciendo que el linchamiento público no es bueno, cuando unos días atrás, provocaron que una piloto casi perdiera su empleo por algo que evidentemente ellos también hacían en épocas de Peña Nieto. Así que justo cuando pensábamos que sería un “ataque más de los conservadores” al menos hubo decencia, y no de una disculpa, porque queda claro que nunca se hará público un error de este gobierno, pero al menos se destituyó a Pedro Salmerón como director del INEHRM, ese mismo fin de semana. Todos se enteraron, menos el, ya que seguía pateando tal tortuga de espaldas, diciendo que no lo corrieron, que él había entregado su puesto, pobre, además de insolente, iluso.

Esta 4T tiene que aprender a controlarse, sabemos que está llena de expriistas, experredistas, comunistas frustrados y supuestos eruditos de la izquierda moderna, pero así como una vez ellos mismos lo dijeron: ¡serenense! Porque ya se dieron cuenta que al menos su movimiento, al día de hoy no es tan bien recibido en el norte, y ese descontento va para largo. El norte no olvida, 4T.

Y  claro, aquí las cosas no se quedaron así, tras este desafortunado hecho, Pedro Salmerón fue declarado persona non grata por el H. Congreso del Estado, por considerar una falta de respeto a la historia y esencia de nuestra sociedad. A lo que Salmerón amagó con retar ese status, ya tenía pensado venir a tierras regias, pero al final, como si leyera el futuro, se echó para atrás, comunista, pero no masoquista.

Si se fijaron no mencioné a Gerardo Fernández Noroña, ya que no pienso dedicarle mi tiempo y el suyo a este burdo personaje, y es que saber que el sí vendrá a Nuevo León no es del interés de nadie, lo que sí es bueno saber es que este vividor disfrazado de “luchador social” que viaja en primera clase y esta cobijado por otro vividor como el PT, también fue nombrado PERSONA NON GRATA EN NUEVO LEON, así, en mayúsculas. Ojalá le quede claro en su visita.

Sr. Salmerón, Sr. Noroña, 4T, el norte no olvida.

#PolíticaAPie: “La 4T lo hace de nuevo”

Comparte este artículo:

Como si se tratara de un guion de una película de Tarantino, o peor,  una de Eugenio Derbez, la cuarta transformación se está aventando unos papelones, dignos de recordar, pero también de señalar porque este mes hubo de todo, y apenas vamos a la mitad.

Hay mucha tela de donde cortar, como en  materia deportiva, y esta vez, no hablaremos de la liga mexicana de futbol. En este caso le tocó a un organismo fundado y fondeado para promover el deporte y preparar a los deportistas elite de nuestro país, mejor conocido como la CONADE. Bueno, a esos deportistas, se les redujo en casi 600mdp el presupuesto para el 2019. ¡Con los juegos panamericanos de Perú este mismo año!, lo cual no encaja con lo declarado por López Obrador en el marco del día mundial de la juventud, donde dijo “no le daré la espalda a ningún joven mexicano”, no sé si el se refería al lejano millón de jóvenes que pretendió becar, que ni de chiste llegará, o es una muestra más del cinismo de esta 4T, donde un día dice una cosa y al rato hace otra. Un día le da todo el financiamiento y apoyo a jóvenes que no estudian  y no trabajan, y al otro le quita y reduce a los que ponen el nombre de nuestro país en lo alto.

Otro ejemplo de cómo esta costosa transformación esta de reversa, es con el famoso aeropuerto nuevo, en el cual después de tantos dimes y diretes se logró la “cancelación” del NAICM, donde solo lo cerraron de palabra  y no mediante las vías pertinentes, ya que la lluvia de amparos lo tiene aún con vida, aun mas vida que su probable sucesor, el aeropuerto Felipe Ángeles, mejor conocido como el aeropuerto Santa Lucia, en el cual, por más obstáculo legal, de ingeniería, físico, o lógico posible, ha sorteado las aguas de esta 4T, en el cual, ya a punto de iniciar, ¡Le ponen un amparo!, esto, por cómo les mencione, aun no se cancela oficialmente las obras en el NAICM, EL lago de Texcoco, da un respiro, eso significa, que aún es un gran pendiente de este sexenio, y apenas  va el primer año.

No solo los problemas de construcción sin estudios, ni propuesta seria, son el calvario del Presidente y su equipo, tiene otro, que es ni más ni menos que la aplicación de la justicia pronta y expedita, para garantizar a los ciudadanos un estado de derecho, donde quien la haga, la pague. Algo que por supuesto, sigue desertando muchas dudas, motivos hay muchos, que si ya son de morena entonces ya son honestos, que si repartir culpas, que las pasadas administraciones dejaron un desastre, en fin, alguien tiene que pagar los platos rotos, y ese sin duda será el tema de las próximas semanas presidenciales. 

Desde el arranque de su administración, la razón por la cual esta 4T no despega es por culpa de las administraciones anteriores, que puede que tenga algo de razón, ya que los gobiernos hacen y deshacen en la recta final, algo que AMLO usa de escudo perfecto ante los cuestionamientos de la sociedad. Mientras Emilio Lozoya está prófugo de la justicia por los supuestos nexos de Pemex con Odebrecht, quien cayó y al parecer ser la pieza de exhibición del museo de esta 4T en cuestión de castigo a la corrupción, tal como en la Alhondiga de Granaditas, asi sería exhibida Rosario Robles, ya que su participación activa en la “estafa maestra” la pone como la primera ex funcionaria de la época de EPN tras las rejas, sanción provisional que me parece exagerada, ya que no era necesaria esta prisión preventiva, pero la gente y la popularidad del movimiento de regeneración nacional lo reclamaban, esto para mantener viva la llama de la 4T.

Para el concepto de la 4T, no solo es el peso histórico para dar buenos resultados, si no que se quieren comer el mundo en medio sexenio. La popularidad, que si bien es un hecho que baja algunos puntos mes con mes, aun le queda mucho por dar, esa debe de ser la razón principal para hacer las cosas de la mejor manera o al menos hacer este circo mediático que al parecer es su solución a los conflictos que arrastran.

#PolíticaAPie: “Morena le dio una cachetada a la democracia y sin guante blanco”

Comparte este artículo:

Este mes de junio del 2019 en estados como Baja California, Puebla, Durango, Tamaulipas, Quintana Roo, Aguascalientes se disputaron puestos de elección popular, el primer ejercicio electoral que ponía a prueba a morena, en donde todo apuntaba a que la famosa cuarta transformación (4T) de Andrés Manuel López Obrador arrasaría, por el empuje y fervor que había en el electorado a 6 meses del inicio de su gobierno. Algo que no fue como esperaban.

Si bien a la 4T le fue, en términos mediáticos, bien, al ganar gubernaturas históricamente de Acción Nacional, en los números no brillaron como esperaban. En Estados como Tamaulipas, el PAN demostró los resultados de su bien gobernado estado, al blanquear a la oposición, llevándose todos los distritos del congreso. En Aguascalientes, Durango y Quintana Roo nuevamente el PAN se llevó la mayoría de las alcaldías y los congresos estatales, dejando a morena muy lejos de sus números en la elección de 2018. En Puebla morena dio un duro golpe al llevarse la polémica elección a gobernador, dejando a Miguel Barbosa a cargo del estado angelino. Y por último Baja California, en este estado se dio un hecho muy particular, en la cual, se renovarían los ayuntamientos, diputaciones locales y federales y era también, la elección a Gobernador de este estado fronterizo, una elección que renovaría todo el panorama político, para ser breves.

Baja California es un estado de la zona del pacifico, donde comparte territorio con Baja California Sur, que durante muchos años existió la idea que eran “Baja California Norte” pero algo que aprendí en mi visita a ese estado, fue precisamente eso, que al estar ubicados debajo del estado norteamericano de California, ellos son Baja California, y su vecino Baja California Sur, término que genera incluso molestia a los bajacalifornianos, llamarlos por su mote de “Baja California Norte”, historia real. En fin, Baja California es un estado históricamente gobernado por el PAN, bastión en cada elección para ese partido político, en este estado, se dio por primera vez la alternancia de un gobernador del PRI por uno de la oposición, con la victoria de Ernesto Ruffo Appel, dándole apertura a la democracia a principios de 1990. Años duró el dominio del PAN en territorios fronterizos, donde su capital, Mexicali o su ciudad icónica, Tijuana, habían tenido alternancia entre el PRI y el PAN, hasta este año.

Este último año fue muy complejo para el PAN en Baja California, entre malas decisiones del gobernador Kiko Vega y el arribo de la caravana migrante a Tijuana, cosa que puso en aprietos al alcalde panista de Tijuana Jorge Gastelum. Dificultades que le costaron caro y que morena, como siempre, uso a su favor.

El ambiente era propicio para una nueva alternancia política en Baja California, y llego. Jaime Bonilla, abanderado de morena, llego a la Gubernatura del estado tras derrotar ampliamente al PAN; aunque, casi se la quitan por no comprobar su residencia permanente en el estado. El ungido por AMLO empezó a hacer sentir su peso en el estado desde el primer día, lo cual, provoco mucha agitación en la escena nacional, pero sin duda alguna, lo sucedió en la última sesión del Congreso de Baja California, no tiene nombre. Bonilla, fue electo para un periodo constitucional de solo dos años, esto con el fin de homologar las elecciones en los estados y tengamos, como en muchos países, elecciones coordinadas y cada tres años, y no cada dos como sucede hasta hoy, lo cual le da estabilidad política a la sociedad y de pasada se ahorra unos cuantos millones en la organización de las elecciones. Volviendo al tema, el congreso del estado, de mayoría panista, en conjunto con lo quedaba del PRI y lo poco que había de morena, fueron orquestados para proponer una modificación al mandato constitucional del próximo gobernador (Bonilla) de Baja California, el cual le cambiaba el periodo de dos a ¡sino años!, lo cual es un evidente atropello a la democracia a y a la voluntad popular. Y es que se usó al congreso para darle a un gobernante más poder del que tendría, lo cual hizo que todo el país, incluido AMLO, voltearan a ver la polémica que había en este estado. Jaime Bonilla, es conocido por todos como un personaje arrebatado, duro y polémico, sin embargo, esto se salió del cuadro, maquiavélico queda corto. Las reacciones no se hicieron esperar, el PAN inicio el proceso de expulsión de sus diputados e interpuso una demanda constitucional para revertir esto desde la ley. El PRI siguió la línea de expulsión de los “traidores” en el congreso. Morena por su parte, agárrense, argumento que “el pueblo quería a Jaime Bonilla más tiempo como Gobernador que el que le tocaba”, estas fueron palabras de su presidenta Yeidckol Polevnsky en una  muestra más de su ignorancia y soberbia.

¿De miedo?, si, ¿Para preocuparse?, sí, mucho.

Morena no puede abusar de su posición de poder para manipular a los actores políticos de ningún estado, para perpetuarse ni un día en el poder a reserva de que sea por mandato popular, solo así. ¿Quién le habrá dicho o lavado el cerebro a Jaime Bonilla de semejante idea? ¿Fue instrucción presidencial? No lo sabremos, a lo mejor fue un intento, para ver reacciones, o solo una desfachatez de un gobernante electo que nunca gano nada en sus otras participaciones en otros partidos. Este polémico caso aún no se resuelve, el Congreso ya dio el “sí”, de los ayuntamientos, solo dos apoyaron la causa, los 3 restantes están en contra, pero definitivamente quien pondría orden en este caso, no lo hizo. El Presidente López Obrador, pudo dar ejemplo de ser un demócrata como tanto lo dice (que demostró no serlo) y solicitar con todo el poder federal a Jaime Bonilla o al Congreso, desistir de su solicitud de ampliar su mandato y obedecer los dos años por los que fue electo, pero obviamente no lo hizo, solo se limitó a decir que en las autoridades electorales competentes dejaría este caso. Tanta faramalla de su espíritu demócrata, ahí lo tienen citando a Juárez y a Madero y en esta ocasión actuó como todo lo contrario, ¿será porque le tocó a morena?

Ahora este clima de ambición y falta de acción contundente de las autoridades electorales, hace que se asome otra vez el fantasma de la reelección de nuevo, que bárbaro, dos veces en seis meses, ¡vaya rumor! AMLO nunca ha negado ni afirmado que sea su deseo, el de continuar como Presidente, para un periodo más o extender el que ya tiene. Una vez salió, con la famosa consulta que quería hacerla en la elección intermedia, obviamente para provechar su imagen y darle “punch” a morena de nuevo, y ahora esto, ojala no sea el precedente perfecto que morena necesita para querer aferrarse y no llegar “a la buena” al poder.

Espero que en Baja California se respete la voluntad, porque esta vez el pueblo dijo que Jaime Bonilla sería su gobernador para dos años, no por cinco, como lo demuestra el más reciente sondeo, donde más del 60% de los bajacalifornianos no está de acuerdo y considera fuera de la ley este polémico hecho. Recuerdo una frase de antaño, que dice, quien nunca ha tenido (el poder, en este caso) cuando tiene, loco se quiere volver.

Fuerza democracia, saldrás triunfante, aunque te golpeen quienes juran respetarte, el guante blanco se lo guardaron, pero no pongas la otra mejilla.

#PolíticaAPie: “En caída libre”

Comparte este artículo:

Como un paracaidista que ya quiere terminar su caída y jalar la cuerda para aterrizar, así esta Jaime Rodríguez Calderón, solo que esta cuerda es el 2021, año en el que termina su gestión como Gobernador de Nuevo León. Pero mientras ese año llega, el Gobernador definitivamente deja en claro que no sabía a lo que se enfrentaría al llegar al poder, porque una cosa es la campaña y otra muy diferente gobernar. 

Recuerdo con cierta nostalgia ese 2015 cuando veíamos a muchos ciudadanos apoyar el “1+” o el famoso “arre”, que ahora de nada sirve para defender la inoperante administración estatal. Aquellos tiempos donde el bronco la libraba con chistes y frases muy norteñas, quedaron atrás, tanto así que sus arrebatos lo han llevado a ser uno de los gobernadores peor evaluados del país, irónico, si recordamos que inicio su gestión con una alta aprobación, pero como dicen, se acabo el encanto y los resultados nunca llegaron.

Estamos en el 2019, cuatro años después de aquel histórico día en el que tuvimos al primer gobernador independiente, bueno, ahora lo que queremos es que ya se termine. Y que se termine por muchos motivos, entre ellos la falta de compromiso y los pobres resultados de su gestión, cabe resaltar, que el Bronco, es de los gobernadores con el menor porcentaje de efectividad en el cumplimiento de su plataforma de campaña. Aquellos días de campaña, insisto, quedaron muy atrás. Al día de hoy se quedo solo, los ciudadanos que con yanta ilusión depositaron su confianza en el, han sido testigos de como una a una cada promesa se la ha llevado el viento. Se convirtió en lo que juro destruir al “chapulinear” de su cargo y aspirar a la Presidencia de la República, donde además de echar mano de la nomina y uno que otro recurso estatal para forjar su candidatura, el bronco empezó muy mal este camino, con las polémicas firmas falsas, pena que sigue en pie y con altas probabilidades de consolidarse el delito electoral que le imputan.

Se fue, con reclamos, con desilusión por parte de los nuevoleonenses, a gritos y sombrerazos, y así como se fue, volvió. Volvió para encarar a los ciudadanos que ahora no le pedían que se fuera, le pedían que ya no volviera; sin embargo, el se puso el sombrero y siguió su camino en Nuevo León.

Sin duda El Bronco o el ingeniero Jaime, como le dicen los empleados del palacio de cantera, ve ahora el tiempo irse, con una oposición que ha hecho su papel, vetando las iniciativas del ejecutivo, encarándolo, presionándolo, haciendo que de un paso atrás en muchos casos. Ve el tiempo irse, con una ciudadanía que no le cree ni la hora, que esta decepcionada y que manchó la figura de los candidatos independientes para siempre. Ve el tiempo irse, con la delincuencia volviendo a tomar las calles, donde de recibir lo único bueno que Rodrigo Medina dejo, la Fuerza Civil, ahora en el 2019 se da el lujo de bajar su presupuesto y como consecuencia, el repunte en los hechos delictivos en todo el estado. Ve el tiempo pasar, con todo el circo que se ha vuelto la Agencia Estatal del Transporte (AET), donde ni él, ni Longoria pudieron darles a los ciudadanos el transporte publico que merecen. Ve el tiempo irse, muy rápido. 

Podemos decir muchas cosas de la administración, buenas o malas, pero da la impresión que El Bronco ya terminó, solo debe de cuidar que Manuel González y su equipo no lastimen más su imagen, ni su administración, porque una más y electoralmente y políticamente todo este Gobierno Independiente no sobrevivirá. El Gobernador esta en caída libre, y solo el 2021 podrá ayudarlo.

PD. Ojala tuviéramos la suerte y la habilidad de la suegra de Jaime Rodríguez Calderón, para recibir lo que merecemos y como ciudadanos queremos para Nuevo León, vaya habilidad Doña Tere, vaya habilidad.

#PolíticaAPie: “López Obrador y Nuevo León”

Comparte este artículo:

Luego del paso arrollador que tuvo en 2018, Andrés Manuel López Obrador comenzó a gobernar desde el proceso de transición. Sus polémicas declaraciones, acompañadas de sus métodos poco ortodoxos para tomar decisiones, nos hicieron ver a lo que realmente aspirábamos con el nuevo Presidente de México.

Dejando a un lado, sus modos y su torpeza a la hora de coordinar a las bancadas, que por un momento se veían indomables (por las pocas convicciones y muchas ambiciones) AMLO sacó adelante las primeras decisiones del Legislativo a su favor. Pero el tiempo se le venía encima a la Cuarta Transformación para enfrentarse a su primera gran decisión: El presupuesto de la Federación para el 2019. 

En este, se vieron las caras por primera vez, una posible oposición y lo que muchos definían como la nueva forma de hacer política de nuestro país. Menos presupuesto por aquí, más por acá; veíamos como el dinero se iba a los compromisos del Presidente o a sus bastiones, como en el caso del sur de México. Estos estados durante años han tenido un marcado rezago en desarrollo, lo que genera que abonen todos los años al número de pobreza extrema en México, por esto, el Gobierno Federal decidió invertir como nunca en ellos, con un tren, una refinería y las conexiones en el Istmo de Oaxaca ¡pura modernidad! Y entre tanta generosidad, de nuevo, quienes más producen, son quienes menos reciben. 

Esto provoco de nueva cuenta enfrentamientos entre el Presidente, ahora, con los Gobernadores, particularmente entre Enrique Alfaro de Jalisco y Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León, los cuales se presentaron con fuertes posturas ante la asignación para sus estados, quienes ocupan el lugar 2 y 3 en generación de PIB a nivel nacional. Estos desencuentros generaron que Jaime Rodríguez Calderón declarara que motivaría a los ciudadanos de Nuevo León a no pagar impuestos federales, lo que obligo una cita con AMLO en calidad de urgente.

Para quienes tenemos un poco de memoria, AMLO estuvo en NL como parte de su gira en campaña, donde, se comprometió a apoyar al estado con los recursos necesarios para atender los problemas primordiales que han marcado la mitad de mandato del Bronco: seguridad penitenciaria, abastecimiento de agua, la red de salud estatal y para rematar, la línea 3 del metro. Sumando esto, el Gobierno del Estado de Nuevo León, presentó un proyecto cercano a los 4000mdp, de los cuales la Federación solo dará al Estado la cantidad de 500mdp, dejando al Gobernador y a los nuevoleonenses completamente a la deriva, ya que en 3 años, el estado por sí mismo no ha podido solventar esta carga.

El descontento de los ciudadanos es evidente, tanto, que el Gobernador le tocará pagar los platos rotos, pero también los que él quebró, ya que es de preocuparse que en este tiempo, el Gobierno Estatal no ha hecho obra pública, ni una sola. Entonces ¿qué hace el Estado con sus recursos?, ¿Por qué en el 2016 solo San Nicolás lo hizo?, esto nos lleva a la siguiente pregunta, ¿es necesario el aumento a los impuestos estatales?, entendemos que los impuestos son necesarios para la supervivencia del propio gobierno, entendemos que son para administrarlos en mejoras comunes, entendemos que los precios se tienen que ajustar a la inflación y a todos los factores que los rodean, pero, si el Gobernador dice que no le alcanza con lo que tenía estos 3 años, ahora que la Federación entregara un presupuesto menos al estado, ahora que se incrementaran los impuestos vehiculares, ¿que hará Rodríguez Calderón? El hechizo bronco se acabó, y el hechizo AMLO logró salir bien librado en esta ocasión.

PD. Estimados diputados de MORENA NL, si van a aventar la piedra y esconderán la mano, mejor ni voten, es más, ni vayan, porque en vez de verse del lado del pueblo, nadie se las compro y se vieron principiantes a la hora de hacer política. Entiendan, no dependerán siempre de Andrés Manuel.

#PolíticaAPie: “El cambio inteligente para México”

Comparte este artículo:

Hoy las redes son solo ecos de los vestigios de la precampaña, las pláticas familiares o de amigos solo hablan de rumores que se leen o escuchan, en las noticias solo vemos, en ocasiones, lo que algunos medios quieren que veamos. Lo que es una realidad es que estamos a unas horas de que el proceso electoral 2018 inicie. Para muchos es una oportunidad para contrastar las opciones que nos ofrece la política mexicana y elegir la que más les parece, para otros, una oportunidad para reafirmar lo que creen, y para muchos más, continuar con esa incertidumbre para elegir a quien poner en “la grande”.

Después de una reunión con amigos, a sabiendas de que mi voto será para la alianza de PAN-PRD-Movimiento Ciudadano (El Frente Por México), encabezado por Ricardo Anaya, muchos de los asistentes llegaron a dos conclusiones, la primera es que México necesita un cambio, sin duda alguna; la segunda, que los momentos que vive nuestro país no necesitan tampoco experimentos, algo no probado no significa que sea lo que necesitamos.

Antes de mencionar a quien decidimos, al menos en esa reunión, dimos una radiografía de los tres punteros en esta contienda, sin desestimar a los demás competidores.

Empezamos por José Antonio Meade (o “Mit”, si tardaste más de 5 años en acabar tu carrera profesional y no eres medico) quien destaca por haber estado en dos administraciones federales sin tener afiliación partidista visible. En las semanas previas a la definición, Meade empezaba a tener los reflectores del Gobierno Federal, un preámbulo de la noticia: el Precandidato del PRI a la Presidencia de la República estaba listo. El “cinco veces Secretario” es un funcionario efectivo, técnico y con resultados positivos en su paso en el gabinete de dos Presidentes; sin embargo, su primer rival, es el mismo partido que lo postula, ya que la loza del PRI es la más pesada de todas. Rodeado de escándalos de corrupción por años y un Presidente Priista que lo mejor que le puede pasar es que el sexenio termine, Meade sabe que la marca del PRI es muy difícil de quitar, aunque públicamente reitera que no es militante tricolor. La tarea es complicada, lo cual hace que muchos pongan a su campaña presidencial en ruinas, esto acompañado con las “figuras” que conforman al PRI, pasando por la Casa Blanca, el repunte histórico de la violencia, la pésima política hacendaria, gasolinazos, los escándalos de Emilio Lozoya, los desvíos de los Duartes, Borges, los nuevos de Rosario Robles, quien por cierto preside a Secretaria de Estado que Meade tuvo, por lo cual la sospecha lo rodea. En fin, el enemigo lo tiene en casa, lo Priista se pega y no se quita, aunque no seas miembro.  

Llegando con el candidato del partido de la izquierda pero con miembros de derecha, tocó el turno de Andrés Manuel López Obrador, el eterno aspirante, casi mártir de la democracia, genera empatías particularmente con los jóvenes, ya que su propuesta al ser desconocida (y poco real) hace que lo volteen a ver y considerar seriamente para este año. Sus opositores lo tachan de socialista o de mesiánico en su propuesta a la Presidencia de México. Vemos a AMLO como una persona con más de 12 años en campaña, con toda su vida sin poder aclarar de donde provienen sus ingresos, un precandidato eterno que cuando ha llegado al poder lo ha hecho de una manera poco eficiente. Considerando que el 90% de la población lo conoce, aún con eso, López Obrador sostiene su histórico 30% o 32% en el mejor de los casos. El tabasqueño llega a la contienda con el primer lugar en las encuestas, aunque así también fue en el 2006 y 2012, una cosa es la precampaña y otra la campaña en forma; es en ese punto donde Andrés Manuel ha demostrado ser su propio enemigo.

Otro factor que podría mermar su desempeño en la campaña podría ser la “mafia del poder” que ahora lo acompaña. MORENA se ha convertido en el club de los segregados de muchos partidos con ideologías distintas, incluso contradictorias, lo cual le resta credibilidad al mensaje anti sistema, ahora los nuevos “morenos” se valen del “efecto AMLO” para seguir en la vida política, muchas veces solo con esa intención. Con esto MORENA dejó de lado a lo que según ellos era lo más importante, su militancia, ya que al menos en Nuevo León, la gran mayoría de sus aspirantes, provienen del PAN, PRI, independientes, (esos que solo les duro 3 años su independencia) y si eres de Veracruz con María Elena Saldaña “la güereja” o de Morelos con Cuauhtémoc Blanco.

El 80% de los mexicanos concuerdan que nuestro país necesita un cambio. Una opción que es la única con tendencias ascendentes reales en las encuestas y quien presenta una opción de cambio diferente a las demás, es sin duda, Ricardo Anaya. El aspirante ha logrado tejer la alianza política más grande de la historia de México, compuesta por el PAN, quien ya gobernó nuestro país, el PRD, una facción de la izquierda con una visión diferente a AMLO y el partido Movimiento Ciudadano, quien ha tomado relevancia en el panorama nacional, así como en Nuevo León. Estas tres fuerzas han conformado el Frente Ciudadano de México. Es cierto que las alianzas enriquecen los proceso electorales, estas han dado buenos resultados, como en Chile, por ejemplo, las alianzas electorales han dado estabilidad política después de la crisis de la dictadura, en Alemania, las coaliciones de partidos socialdemócratas han consolidado a este país como potencia europea. Ricardo Anaya apuesta todo al desarrollo tecnológico, energético y el combate a la corrupción. México por su ubicación y condiciones naturales tiene una posibilidad de acelerar el cambio a energías limpias. La transformación de un país, es necesaria para elevar las condiciones de vida de su población y su futuro, esto lo plasma Ricardo Anaya en su proyecto, uno que luce sólido y posible.

Hoy sabemos que la corrupción es el problema a resolver. El Gobierno Federal, actualmente esta hasta el cuello, no puede sostenerse más, aunque intento sostenerse con el apoyo del fiscal carnal. Ahora Ricardo Anaya y su Coalición buscan una Fiscalía Autónoma, con un fiscal electo para que el ejecutivo no pueda intervenir en las decisiones de este órgano, dejando a los casos de corrupción con la claridad y su debido castigo en evidencia.

Sin duda el cambio en nuestro país es inevitable, tenemos dos vías, una con visión al pasado, con ideas viejas y otra vía con una visión de progreso e inteligente, lo suficiente como para saber que México cambia si cambia también su gobierno. En esa reunión, coincidimos nuevamente, en que Ricardo Anaya es quien tiene la opción de cambio inteligente, con los conocimientos necesarios para dejar de pensar “ojalá esto pasara en México”.

#PolíticaAPie: “¿2018 Independiente?”

Comparte este artículo:

Las candidaturas independientes han despertado gran interés en México, sobre todo en aquellos ciudadanos que no se sienten debidamente representados por los actuales partidos políticos, quienes difícilmente se sumarían o militarían en alguno de ellos, sabiendo también que resulta complejo para formar un partido nuevo.

La característica esencial de estas candidaturas es que son formuladas por ciudadanos en lo individual, al margen y sin mediación (o dinero) de los partidos políticos, siendo conocidas también en otros países como “candidaturas cívicas” o “ciudadanas”.

Desde sus inicios, los ciudadanos, considerando que en esa época aun no se daba pie a  formalizarse los partidos políticos, ellos tomaban los cargos públicos, por designación, por respeto social, por renombre si eras empresario o el adinerado del pueblo o a balazos si eras caudillo del PRI. Pero con las recientes reformas a la ley electoral y con la intención de abrir el rumbo del país a los ciudadanos, las figuras de los candidatos independientes regresaron. En antecedentes recientes, en Marzo del 2013, el estado de Quintana Roo sentó las bases para que los demás estados tuvieran este método de participación ciudadana. El fervor creció rápido en el país, esto debido a los casos de ineficiencia de las dependencias locales, estatales y en su mayoría las federales. En ese mismo año, en las elecciones locales de Zacatecas, se registró en la historia moderna, el primer alcalde independiente ganador por el municipio de General Enrique Estrada. A partir de ahí la historia quedaría marcada.

Y antes de hablar de los candidatos independientes a la presidencia de México, en el mundo, las figuras independientes existen y han llegado al poder, algunos esporádicamente, como en Australia, Alemania, Argentina, y Chile, país que actualmente dispone de las mejores condiciones para la participación de candidatos independientes en América Latina, en las últimas elecciones de alcaldes celebradas en 2008, de 345 cargos se registraron 264 candidatos independientes y fueron electos 38. Por lo visto, muchos quieren, pocos de verdad pueden ganar.

Al día de hoy en nuestro país hay referentes del movimiento independiente, los más destacados son el ciudadano Pedro Kumamoto, quien ha sido una revelación joven y agradable en Jalisco y en Nuevo León el exPRIista Jaime Rodríguez Calderón, quien compitió, ganó la elección a Gobernador y definitivamente está lejos de ser quien dijo ser en su campaña del 2015. Los dos surgieron ante la necesidad de ejercer esa representatividad del pueblo, bueno, solo de Kumamoto, por que el Bronco, entro a la escena independiente, después de ver que le PRI le cerró las puertas. A este se le suma César Valdez, alcalde de García, NL; quien capitalizo la campaña a Gobernador del Bronco, formando su grupo independiente, que claramente se ve como partido político, respondiendo a intereses y cada vez menos a los ciudadanos, pero esa es otra historia.

En este 2018, la posibilidad de tener un presidente desde la ciudadanía es muy real, pero, al día de hoy hay un pequeño detalle, pequeño como las ¡86 candidaturas independientes registradas ante el INE! Según información otorgada por el propio INE. Esto no quiere decir que tendremos un libro como boleta en estas elecciones, estas 86 personas han mostrado su intención de competir en los comicios federales que siguen, pero del dicho al hecho, hay muchas firmas de trecho. En el caso de la elección de Presidente de la República, un aspirante sin partido requeriría de al menos 844,647 firmas para ser registrado como candidato independiente. Siendo realistas, muy pocos las conseguirán, pero todos tienen posibilidades, ya que con esta diversidad de personajes, hay mucho de donde escoger.

Por un lado, el primero que se subió al barco y solicitó su intención de competir en las elecciones para la presidencia de la república, es el periodista Pedro Ferriz de Con, famoso por sus polémicas conferencias en las universidades del país y por cambiar de televisora cada seis meses, Ferriz De Con, es uno de los más conocidos aspirantes, por su profesión y no por expresar un plan o visión del México del 2018 al 2024.

Quien desde los sectores más vulnerables de la sociedad mexicana, surgió como una vocera e imagen en esta gesta electoral, es María de Jesús Patricio, mujer indígena quien encabeza movimientos a favor de los indígenas del país y quien aparece respaldada por el EZNL, después de ser seleccionada como abanderada después de una convención de pueblos indígenas, aunque parezca poca su probabilidad, “Marychuy” aporta más a nuestra democracia y a las candidaturas independientes de lo que creemos. Otro quien renunció a un partido político, el PRD para ser exactos, es el Senador Armando Ríos Piter “El Jaguar”, quien por empeñarse en ser el “Macron mexicano” ha caído en desatinadas declaraciones, de independiente no tiene mucho.

Desde Nuevo León llega cabalgando en un caballo ya muy cansado, Jaime Rodríguez Calderón, de quien ya hicimos mención, y justo después de acusar a “los políticos de siempre” de ser presas del “chapulineo”, tal parece que esos 33 años en el PRI no se olvidan, así como así, y después de decir que era inmoral dejar una responsabilidad como la de Gobernador, pues siempre si se registró y ahora con doble chamba, más de precandidato que de Gobernador. Y por último otra de las candidatas con posibilidades de lograr las ansiadas firmas, es Margarita Zavala, la exPANista, para muchos la mejor posicionada aun después de su salida del PAN y quien después de una serie de desencantos con la dirigencia nacional, y no esperar a las fechas que su partido estipula después de formar el Frente Amplio por México, optó por la vía libre, esperando que su plataforma “Yo con México” sea lo suficientemente firme para ser su escalón de regreso a Los Pinos.

Hay de muchos colores, literalmente, y sabores, sin duda los candidatos independientes capitalizan ese desencanto que han generado los partidos políticos, y es que es tantas las ganas de cambiar a México, de participar y de hacer las cosas bien, que al parecer muchos y muchas, no sabemos por donde empezar.

#PolíticaAPie: “Los nuevos políticos “ciudadanos”

Comparte este artículo:

Todos somos ciudadanos al momento de cumplir la mayoría de edad, al nacer en este bello país y al tener un modo honesto de vivir, de eso no hay duda. Sin embargo, en participación en la vida pública de nuestra comunidad, hemos quedado mucho a deber. La participación ciudadana es la herramienta para mejorar o en algunos casos cambiar las acciones o decisiones que toman en nuestro entorno, desde muchos puntos de vista, desde el ambiental, de jóvenes, inclusión social, gubernamental, temas deportivos, y muchas otras formas que al momento de formar parte de una autoridad bien podrían ser llamadas políticas públicas.

En esta ocasión escribo sobre los actores  jóvenes (algunos ya no tanto) que a través de distintas instituciones o movimientos buscan participar y hacer escuchar su voz para mejorar su comunidad, esto suena muy convincente, aunque en últimos meses hemos visto a jóvenes activistas, particularmente en las redes sociales, el lugar predilecto para sus “acciones”,  pregonando un cambio en la forma de lo que ellos llaman política, a través de distintas plataformas que en ocasiones solo son portavoces de alguien más, pero que de ahí no pasan.

Jóvenes los hay en el PRI con dirigentes como Tomás Montoya de 34 años que fue el eterno líder de los tricolores, a la par de las múltiples organizaciones que tiene el PRI en su haber. Jóvenes también hay en el PAN, donde en una sola plataforma forman a sus nuevos perfiles, con personajes formados en la misma como Felipe Calderón Hinojosa. En el PRD, las juventudes de izquierda están más ocupadas actualmente en ver quien se va o no a MORENA, y hablando de MORENA, en su plataforma política se ve la pasarela de antiguos liderazgos juveniles en su mayoría del PRD y PRI, que no encontraron su lugar o ven una gran oportunidad en el 2018 con AMLO. Donde también se ve una pasarela de antiguos líderes de sus partidos, particularmente del PRI y uno que otro que paso por el PAN, es en Movimiento Ciudadano, un partido relativamente nuevo, donde los jóvenes que participan en él, han encontrado en el nada acertado Samuel García su “modelo” a seguir.

Donde también se cuecen habas es del lado independiente, donde la sorpresiva victoria de Jaime Rodríguez Calderón (PRIista por 33 años) mantuvo viva la llama del gobierno de los “ciudadanos”, una llama que hoy parece encendedor desechable, donde nuevamente vemos el mismo patrón de comportamiento, un ir y venir de ex miembros de partidos políticos, bañándose en pureza, muy al estilo de López Obrador, diciendo que los partidos son el mal de todos los malos, algo así como el lado oscuro.

Pero si observamos detenidamente, con lupa, esos nuevos “ciudadanos” decididos a hacer lo que antes no hicieron los políticos, es ¡por qué ellos eran esos políticos!, jóvenes que hablan de trabajo cuando ellos mismos lo dejaron de hacer. Perfiles hay muchos, y en todos los movimientos y partidos políticos, donde unos se cambian la corbata roja, por una naranja, la azul por morada, otros simplemente se la quitan, envueltos en aventuras electoreras, o en mejores oportunidades, y se vale, pero lo que no se vale es que nos hablen a los ciudadanos de verdad de congruencia en la política para tener la sociedad que nos merecemos.

Vamos a definir la palabra coherencia como la correspondencia entre lo que decimos y lo que hacemos, pero también “relación lógica y coherente entre varias cosas”, según el Diccionario de la Real Academia Española; O sea, hacer lo que decimos y decir lo que hacemos, parece sencillo, pero en este caso no lo es tanto. Hablamos de coherencia en el servicio público cuando probablemente no lo han desempeñado con anterioridad, hablan de coherencia en nuestras ideas, cuando han tenido muchas que hasta se contradicen, hablan de coherencia con la política cuando no pueden definir que defender o no.

Hay jóvenes que antes de los 30 años ya han militado en dos o más partidos políticos, pero aseguran que hace falta congruencia en la política. De acuerdo a lo que hemos escrito, esto no es para nada la congruencia de la que tanto hablan, ¿de qué manera confiar en su palabra o en sus nuevas acciones?

Sin duda este fenómeno es más común de lo que creemos, las elecciones del 2018 serán en algunos casos, remakes de anteriores en el caso de NL, y en el caso de MORENA a nivel nacional también, donde aquellos que hacían daño al pueblo, ahora su nuevo plumaje los hace consientes y listos para defender y hacer aquello que no hicieron en su momento. Las oportunidades para dar lo mejor de nosotros siempre están ahí, desde cualquier trinchera, no esperemos a que nuevos aires nos presenten nuevas hasta cumplir con las que tengamos.

De oportunistas en la política si estamos cansados…

PD.- Un llamado a los Diputados Locales, es hora de descongelar e incluir en este periodo la discusión sobre el transporte gratuito a estudiantes, porque actualmente, se ha convertido en una colecta de información con otro transfundo, al parecer político, porque no es para todos y los pocos que acceden es a cambio de información y participación en actividades hasta el día de hoy de promoción del Gobierno “Ciudadano” y no de beneficio para la sociedad neolonesa. El futuro de NL no puede condicionarse, debe de asegurarse y trabajar para que así sea…a presionar ese tema que los estudiantes, las personas de la tercera edad y las personas con discapacidad lo ocupan.