Monterrey XXI

Comparte este artículo:

Esta semana se entregó el premio nobel de economía a Esther Duflo, economista francesa y segunda mujer en la historia en ganarlo. Duflo, en conjunto con sus colaboradores, plantea una nueva forma de hacer política pública. Dejemos las ideologías de lado y concentrémonos en la acción. Hace 500 años la revolución científica nos dio la principal herramienta que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en medicina, tecnología, química, física y muchas otras ciencias naturales. Esa herramienta es el Método Científico, pero irónicamente no lo hemos utilizado para la política, economía y otras ciencias sociales. Es momento de cambiar eso. 

Nuestra capital se encuentra en un momento crítico, seguimos sin resolver los principales problemas que día a día nos afectan, contaminación, tráfico, inseguridad, vivienda digna, pobreza y desigualdad. Lo que plantea Duflo es que en lugar de concentrar los esfuerzos en los grandes problemas, partámoslos en pequeños problemas para encontrar sus causas y ataquemos su raíz con el Método Científico. Para esto hay que desarrollar grupos de control con experimentos sociales para encontrar que sí funciona y que no funciona. 

Monterrey sufre de inseguridad, confirmado con los resultados de la ENSU de Septiembre de la INEGI con un 73.8% de percepción, la peor de toda la ZMM. No sólo eso, somos la ciudad con peor calidad del aire de latinoamérica, perdemos $9,800 mdp anuales en el tráfico, no hay espacios públicos o de esparcimiento, no hay inversión en transporte público, estamos llenos de basura, hay mucho desperdicio de comida y hay un claro rezago en la lucha contra la corrupción dentro del gobierno. Problemas que no se han resuelto con las alcaldías del PAN ni del PRI. 

Para resolver estos problemas complejos tenemos que plantearnos preguntas sencillas que busquen respuestas concretas. En vez de concentrarnos en resolver la seguridad, preguntémonos: ¿Con más luminarias se reducen los crímenes? ¿Parques, vecinos atentos, hacinamiento, cursos de prevención en escuelas? ¿Un carril carpool reduce el tráfico y la contaminación? ¿Tren ligero, verificación vehicular, scooters eléctricos, red de ciclovías? ¿Una contraloría ciudadana resuelve la corrupción? ¿Evaluación policial, evaluación de políticas públicas o funcionarios? Es así como tenemos que comenzar a implementar acciones concretas que busquen resolver estos cuestionamientos para encontrar soluciones reales, con datos y comparaciones claras para estar seguros de su efectividad. 

Tenemos que dejar de lado el pensamiento ideológico, si aplicamos un capitalismo, socialismo, comunismo, progresismo, etc. y concentrarnos en cada tema. En desarrollo urbano tenemos que voltear a ver ciudades como Singapur, Boston, Barcelona o Curitiba, donde se realizó vivienda social vertical y se aumentaron los espacios públicos. En Medio Ambiente comenzar con programas de reciclaje para poco a poco probar si hay reducción de basura y mayor generación de energía, así como fomentar el uso de paneles solares y regular la contaminación industrial y vehicular. En desarrollo social atacar la desigualdad de ingreso de las familias, dejar de lado la burocracia de esos programas y probar un Ingreso Básico sin ataduras que ayude a su economía a fin de fomentar la reinversión y reenfoque en actividades más productivas. Pero todo esto tenemos que probarlo de manera controlada antes de implementarlo en su totalidad, porque sólo así sabremos si sí funciona o no. 

Duflo fue reconocida por concentrarse en estas preguntas y atacar la pobreza en diversas partes del mundo. Como resultado hay personas en África, Asia y Latinoamérica que cuentan con mejor educación, salud y calidad de vida. Pero todas son diferentes culturas, lenguas y sociedades, no sabemos si lo que funciona en otras partes va a funcionar aquí, a menos que lo probemos.

Todo esto solamente se puede lograr si trabajamos en conjunto, al fin y al cabo el Método Científico es una herramienta, no una respuesta. Pero está muy claro que el conocimiento y la mejora es resultado de un trabajo colectivo, de prueba y error. Pongamos nuestras propuestas en acción, juntémonos como regios para encontrar soluciones, para así, juntos construir el Monterrey que queremos para el siglo XXI. 

La industria mexicana liga casi un año en números rojos

Comparte este artículo:

Este octavo mes del 2019 la actividad industrial registró una contracción de 1.0% a tasa anual, se registra que sector de la construcción y minería son los principales responsables de la presión negativa a la industria de acuerdo a las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Aquí también se especifica que la industria en su conjunto liga ya once meses a la baja.  

A pesar de que en su comparación inmediata mes a mes, el nivel de actividad industrial se recuperó de manera modesta con un incremento de 0.8% de julio a agosto, el nivel de actividad industrial ha ejercido presiones importantes sobre el comportamiento general de la economía mexicana ya que históricamente, su aportación al PIB asciende a cerca del 29% del total. 

La construcción

La actividad económica de la industria de la construcción mostró en días pasados su caída de 2.4% a tasa anual, siendo que ha hilado su crecimiento siete meses consecutivos en números rojos.

Pese a esta situación, la contratación registrada para agosto fue la segunda menos pronunciada del año (después del -2.0% de febrero). Esto implica una mejora ligera en la actividad aunque evidentemente insuficiente.

Este sector se divide en los tipos de obra siendo que las cifras más pesimistas las tienen los trabajos especializados de construcción con una contracción de 19.9% a tasa anual y las obras de ingeniaría civil que sufrió una caída de 2.4% en su actividad. 

El único tipo de obra que trató de contrarrestar esta situación son las obras de edificación. Este rubro que integra todas las viviendas, edificios comerciales e industriales, aumentó su actividad 3.2%.

Minería, de las peores industrias 

La actividad minera ha continuado con su tendencia de estar en números rojos en su producción, siendo que en agosto del presente año, se presentó una caída de 3.4% a tasa anual, esta apenas fue su caída menos pronunciada desde 2016.  

Otra de las actividades con peores desempeños son la extracción de petróleo y gas que registró una contracción de 5.7%, ligando 11 números rojos al hilo.

Las que dan aire: manufactura e industria eléctrica

Las únicas dos industrias que han presentado un flote en el terreno positivo del desempeño económico son las manufactureras y las relacionadas con la energía eléctrica en México, dando un poco de aire y alivio a la situación.

El componente que presentó el mejor resultado en la industria eléctrica es la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y gas a los mexicanos registraron un crecimiento anual de 2.6% en relación anual.

Por su parte, hablando de la manufactura, esta actividad registró un incremento de 0.3 por ciento a tasa anual. Hasta hace un par de meses este sector presentaba una gran dinámica aunque la pérdida de la misma se explica por las caídas en casi todos los subsectores, sólo con excepción de la industria alimentaria, la de las bebidas y el tabaco y la producción de aparatos y enseres electrónicos.

Con información de El Economista

Inflación de México se coloca en su mejor nivel en 3 años

Comparte este artículo:

El crecimiento sostenido de precios del país durante este pasado mes de septiembre de ubicó en 3% a tasa anual, su mejor nivel en tres años y dentro del rango objetivo del Banco de México.

Por quinto mes consecutivo, el índice nacional de precios al consumidor vio una desaceleración que refuerza las expectativas de más recortes a la tasa de interés de referencia de acuerdo a las cifras oficiales divulgadas el miércoles.

Esta tasa se coloca en su menor registro desde septiembre de 2016, cuando fue de 2.97%, en esa ocasión las desaceleración fue provocada por las menores presiones en los precios de los productos energéticos y agropecuarios.

Se espera entonces que el Banco de México continúe sus recortes hasta finales de año en su tasa de interés de referencia que, de acuerdo a expertos, podría terminar en 7.25%.

En cuanto a la inflación subyacente, que es considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, creció a una tasa anual de 3.75%.

Con información de Expansión.

Muestran consumidores alza en confianza en este mes patrio

Comparte este artículo:

Este mes de septiembre, los consumidores registraron una mayor confianza debido a que el Indicador de Confianza del Consumidor  en su análisis desestacionalizado divulgado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), reportó un crecimiento de 1.0 puntos en comparación mensual.

Este es la segunda alza al hilo en el indicador después de 5 meses de caídas consecutivas. Así, se colocó en un valor de 44.7 puntos en este noveno mes que acaba de concluir. Sin embargo, las caídas reportadas durante este año no habían seguido la tendencia luego de que se diera a conocer que López Obrador había ganado la presidencia. Ya que desde ese momento se había registrado un aumento en la confianza hasta llegar en febrero al nivel más alto en el índice con 48.6 puntos.

Los 5 componentes del Índice

Los datos revelados por el Inegi mostraron que cuatro de sus cinco componentes avanzaron durante este mes, lo que explica este resultado, por lo que el quinto elemento, las posibilidades de compra de los mexicanos quedó sin variación.

Los otros cuatro componentes crecieron en distintas proporciones en comparación mensual, estos son: la percepción de los mexicanos sobre la economía del país hoy en día (el cuál registró el mayor aumento) con 2.0 puntos, la expectativa económica en un año que avanzó 1.6 puntos, situación actual de los miembros del hogar con 1.2 puntos arriba y la situación esperada por los miembros del hogar en un año que se colocó 1.1 puntos mejor que el mes previo.

En lo que va del año, el indicador ha mostrado un aumento acumulado de 3 puntos.  

Con información de El Economista.

Superávit de 775 mmd en balanza comercial de México en agosto; INEGI

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer la información de la balanza comercial de México de agosto de este año, en ella se registró un superávit comercial de 775 millones de dólares, explicado en parte a una caída  en importaciones, este saldo es comparable con el déficit de dos mil 584 millones de dólares observado en este mismo mes de 2018.

En términos generales, el valor de las exportaciones de mercancía de este mes analizado fue de 40 mil 430 millones de dólares, teniendo un crecimiento anual de 22%, y este es su quinto mes a la alza. Dentro de la misma información, el INEGI comentó que en lo que va del año, se tiene el registro de un superávit comercial de dos mil 804 millones de dólares.

De manera más detallada, también se habla de que el aumento anual en las exportaciones fue resultado de un repunte de 4.6% en las exportaciones no petroleras y de una caída grande de 29.1% en las petroleras.

Por su parte, dentro del mismo registro, las exportaciones agropecuarias aumentaron un 35.6%, las manufactureras crecieron un 3.7% y las extractivas aumentaron 1.4%.

Hablando del periodo acumulado, en lo que va del año presente, el valor de las exportaciones totales ha sido de 307 mil 004 millones de dólares, lo que significa un incremento anual de 3.9%, que al igual de lo comentado en cuanto al registro mensual, ha sido correspondido por una combinación entre un incremento de 5.2% en las exportaciones no petroleras y un descenso de 12.7 % en las petroleras.

Por otro lado, hablando de las importaciones, el organismo reportó que en agosto de este año, el valor de estas mercancías alcanzó apenas 39 mil 655 millones de dólares, monto que implicó una reducción anual de 5.9 por ciento respecto al mes previo. Esta caída se ve explicada por una disminución de 3.7 % en las importaciones no petroleras y de 22.6 % en las importaciones petroleras.

Así mismo, se observó una caída anual de 11.9% en las importaciones de bienes de consumo, que corresponden a una baja de 3.7% en las de bienes de uso intermedio y de 14 % en las de bienes de capital.

Finalmente se indicó que en el periodo enero-agosto del año en curso, el valor de las importaciones totales ha alcanzado 304 mil 201 millones de dólares, este monto representa una caída de 0.4% en las importaciones respecto al año pasado.

Con información de Aristegui Noticias.

Delitos e inseguridad cuestan 286 mmdp en el 2018

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) ha reportado que el costo total del delito y la inseguridad del 2018, registrado como el año más violento, fue de 286.3 mil millones de pesos.

Este dinero representa el 1.54% del Producto Interno Bruto (PIB), según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE). “Lo cual equivale a un promedio de 6 mil 468 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito”, indica la ENVIPE, que fue levantada en 102 mil viviendas entre los meses de marzo y abril de este año.

Sin embargo, el 2018 presentó una disminución comparado con el 2017, el cual tuvo un costo de 314 mil millones de pesos.

“Las medidas preventivas representaron un gasto estimado para los hogares que asciende a 102 mil millones de pesos, mientras que las pérdidas por victimización representaron los 184.3 mil millones de pesos restantes”, agrega.

“A partir de lo anterior, las víctimas de robo total de vehículo tuvieron una pérdida promedio de 25 mil 816 pesos; mientras que las personas que sufrieron fraude perdieron 8 mil 277 pesos en promedio”.

En cuanto a los secuestros, el año pasado presentó una cifra más elevada a aquellas presentadas en 2015, 2016 y 2017. La ENVIPE, presentada por el INEGI hoy, aproxima que hubieron 81 mil 966 secuestros a nivel nacional. El 62.5% de estos crímenes cometidos en el 2018 duraron menos de 24 horas; 18.9% de 1 a 3 días; 6% 4 días o más; y en 12.5% no se especificó.

Por otro lado, a nivel nacional se estima una tasa de 28 mil 269 víctimas por cada cien mil habitantes durante 2018, lo cual equivale a 24.7 millones de víctimas adultas. Estas víctimas se asocian con los 33 millones de delitos que se generaron el año pasado, de acuerdo a la ENVIPE.

De acuerdo a Julio Santaella, titular del INEGI, 9.4 millones de los delitos cometidos en 2018 fueron robos o asaltos en la calle o el transporte público, mientras que 5.7 millones fueron extorsiones.

“Uno de cada tres hogares en México fue víctima del delito”, agrega Santaella.

Finalmente, la cifra negra registrada en México en el 2018 fue de 93.2%, de acuerdo a la Encuesta del INEGI. Este porcentaje representa los delitos donde no hubo denuncia o donde no se inició averiguación previa o carpeta de investigación.

Solamente el 10.6% de los delitos cometidos en el 2018 fueron denunciados, y el Ministerio Público inició averiguación o carpeta en el 63.9% de los casos.

Las razones reportadas por parte de las víctimas para no denunciar delitos ante las autoridades son la pérdida de tiempo, lo cual equivale a un 31.7%, y a la desconfianza en la autoridad con un porcentaje de 17.4%.

 

Con información de El Norte

Inflación alcanza objetivo del Banxico; su mejor nivel en 3 años

Comparte este artículo:

Durante la primera quincena de septiembre, la tasa anual de inflación en México se ubicó en 2.99%. Este ha sido su mejor nivel en tres años, además de que  encajó con el rango objetivo establecido por Banxico de 3% +/- un punto porcentual.  

Este resultado es información suficiente para confirmar su tendencia de desaceleración ya que ha sumado tres meses y una quincena dentro de la meta. Según las cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), el nivel de precios actual obedece a las bajas en los precios de productos agropecuarios y una estabilización en los precios de los energéticos.

La información proporcionada por el Inegi, también indica que durante este periodo del noveno mes del año, el nivel de precios se mantuvo presionado positivamente por el abaratamiento de mercancías con alta ponderación en el INPC (Índice Nacional de Precios al Consumidor); la cebolla encabezó la lista ya que se vendió 9.29% más barata que la quincena anterior. Otros alimentos que bajaron su precio fueron el plátano (4.61%), el aguacate (3.83%) y la carne de cerdo (0.56%). Así mismo, el precio de los servicios profesionales disminuyó (16.53%), los servicios turísticos contratados en paquete (3.31%) y los servicios de telefonía, internet y televisión por cable en paquete (1.24%)

Sin embargo, el gas doméstico LP y la gasolina tipo Magna, aumentaron su precio en 0.73 y 0.36% respectivamente; estos energéticos habían tenido una tendencia de abaratamiento.

Buen desempeño en componente no subyacente

Durante este año, el nivel de precios nacional ha visto un correcto funcionamiento, especialmente resultado de un buen comportamiento de su componente no subyacente, que incluye a los productos más volátiles como los agropecuarios y los energéticos.  Hasta esta quincena de septiembre, algunos de los agropecuarios de alto consumo en México habían mostrado bajas en sus precios.

Con información de El Economista.

“Fuchi” con la inseguridad

Comparte este artículo:

Siempre que hay campañas políticas se habla de tres temas: educación y las condiciones que se necesitan para mejorarla, el tema de la salud y la garantía de acceso a las personas tanto a centros de atención como a medicamentos, y el trabajo: lo que todos necesitamos para ganarnos la vida. En América Latina hay uno más que es imprescindible en esta lista: la seguridad.

En nuestro país, el combate a la inseguridad fue un tema que se volvió altamente controvertido desde la estrategia calderonista para acabar con el crimen organizado al sacar al ejército a las calles. Durante el gobierno de EPN hubo una especie de parón con el tema, pero los delitos de orden común incrementaron y episodios como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa o el asesinato de los estudiantes del Tec tuvieron lugar. Ahora, la 4T lanza su apuesta para acabar con el problema: pedirle a los criminales, así nomás, que por favor ya dejen de delinquir.

“Ya bájenle”, “Pórtense bien”, “Fuchi, guácala. Al carajo la delincuencia”, dice el presidente. Lo dice en pleno Tamaulipas, donde según datos del INEGI, el 86.4% de la población considera que su estado es inseguro. En pleno Tamaulipas, donde hay fines de semana que en menos de 48 horas se registran más de treinta asesinatos. En pleno Tamaulipas (lo repito por si no queda claro), un estado clave para el comercio con Estados Unidos, destino a donde se van más del 70% de nuestros productos de exportación.

Combatir la inseguridad requiere de muchísimos esfuerzos, de una combinación de estrategias y de la atención a los orígenes que la causan. Como lo he comentado en anteriores ocasiones en este espacio, la inseguridad tiene varias vertientes. La falta de oportunidades y la pobreza de capacidades son la gasolina del crimen organizado, del pandillerismo y de los delitos del orden común. Entiendo que el presidente tenga mucha credibilidad a nivel nacional, pero es importante recordar que su popularidad no es que sea particularmente alta en los estados del norte.

La solución moral simplista a la que apela el presidente muy seguramente está calculada (o al menos espero que sea así) con el objetivo de distanciar su figura de la Guardia Nacional, que es la que se encargará de todo el “trabajo sucio”. Utilizar expresiones populares le garantiza aumentar su popularidad, pero también dota de armas a sus rivales que ya están desde ahorita preparando sus discursos utilizando estas frases.

Vaticino que los llamamientos morales del presidente para apaciguar a los criminales de ninguna manera serán efectivos, como muy seguramente cualquiera podría suponer. A la gente le importa que a él le importe la inseguridad. A la gente le importa que el presidente se preocupe (y ocupe) de los tantos problemas que viven millones de mexicanos como para que cada día por la mañana nomás diga que la oposición está moralmente derrotada. Hay una manera muy sencilla de ganarse el apoyo de los ciudadanos: cumpliendo promesas. Es una lástima que la inseguridad sea un tema prioritario de la agenda nacional y por ello no debe ser tratado como una nimiedad más.

Señores criminales, ya oyeron: que dicen sus mamás que por favor ya se metan, que porque ya es tarde y que eso de andar en la calle todo el día no está bien.

La felicidad de los mexicanos alcanzó su máximo en enero, según el Inegi

Comparte este artículo:

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ha comprobado que, al igual que decía el presidente Andrés Manuel López Obrador, mayoría de los mexicanos consideran que están

“feliz, feliz”.

 

De acuerdo a un estudio de Indicadores de Bienestar Autorreportado de la Población Urbana, el indicador llegó a su máximo el 10 de enero con un puntaje de 8.4; esto es lo mayor que se ha tenido registrado.

 

Lo que se está midiendo es una “satisfacción con la vida en general” en una escala de 0 a 10, con el 0 siendo total insatisfacción y el 10 siendo total satisfacción. Para los mayores de 18 años, esto se situó en 8.3, en contraste con “(…) rubros como tiempo libre, ciudad, país, y seguridad ciudadana para el grupo de 60 y más años fueron los peor valorados, con promedios de 6.8 y 5.3, respectivamente.”

 

(Con información de Político.mx)

Previsión de crecimiento baja aún más, según Banxico

Comparte este artículo:

Contrario a la estimación previa de crecimiento económico en México del 2019, el Banco de México (Banxico) ha reducido su cifra de previsión del crecimiento económico de 0.8 y 1.8 por ciento a un intervalo de 0.2 y 0.7 por ciento.

 

Banxico dijo esto en su Informe Trimestral Abril-Junio 2019:

“La revisión para 2019 se deriva del hecho de que, de acuerdo con la información publicada por el Inegi, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue menor a lo previsto -lo que indica una debilidad más profunda de los componentes de la demanda interna a lo estimado con anterioridad-, así como de ajustes a la baja en el crecimiento esperado a lo largo del horizonte de pronóstico para la producción industrial en Estados Unidos y en la plataforma de producción petrolera.”

 

Se espera por el Banco Central que, para el 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) se encuentre más cercano al rango de 1.5 y 2.5 por ciento, ya que esta cifra se compara al 1.7 y 2.7 por ciento que había sido previsto en anterioridad.

 

(Con información de El Norte)