Funcionarios de primer nivel también deben apretarse el cinturon

Si van elevar la carga impositiva y cargarle la manos a los ciudadanos de Nuevo León, los servidores públicos también deben apretarse el cinturón.




En Nuevo León, no solo son los diputados quienes en Diciembre reciben una jugosa bolsa integrada por sueldo y prestaciones como aguinaldo, esto se repite en el ejecutivo, en el gobierno central cientos de empleados públicos de quienes la mayoría de ciudadanos ignoran su existencia y por ende sus funciones, reciben incluso mayores sueldos los diputados, y consecuentemente mayores prestaciones aguinaldo.

Es importante mencionar que abundan, coordinadores, analistas, asistentes administrativos, choferes mensajeros, secretarias, y decenas de servidores públicos con sueldos superiores a los 100 mil pesos, la páginas de transparencia no se ofrece detalles de que es lo qué específicamente realizan estos servidores públicos.

En dependencias como la coordinación de enlace con la sociedad civil duplican funciones de otras como Desarrollo Social, DIF y la Dirección de Participación Ciudadana, además de burocratizar el acercamiento entre sociedad civil y gobierno, pues se creo un intermediario.




Antes de cumplir un año de trabajo, a los empleados de confianza que entraron con esta administración se les entregó un aguinaldo correspondiente a 15 días de trabajo, cuando un empleado –que no sea de gobierno- debe cumplir 12 meses completos para tener derecho a los mismos días de prestación, en diciembre de 2015 y en marzo de 2016 -de acuerdo a transparencia- los funcionarios del gobierno ciudadano recibieron esta los 15 días de prestación a la que no tenían derecho.

Aún no sabemos cuánto recibirán de aguinaldo este diciembre de 2016, esperamos que la prestación que reciban los funcionarios de confianza sea acorde al discurso del titular del ejecutivo, que ha dicho que el estado necesita dinero con tanta urgencia que inclusive está dispuesto asumir el costo político de mover los plazos de eliminación de la tenencia, todo por la necesidad de los recursos.

Hacemos además un llamado a los ciudadanos de Nuevo León para que en 2017 visiten, naveguen y consulten las páginas de transparencia del Gobierno del Estado, Congreso, Poder Judicial y los Municipios, y ejerzan el derecho humano de acceso a la información pública (que comprende solicitar, investigar, difundir, buscar y recibir información) y así verifiquen de primera mano en que se están gastan los recursos públicos, ya que solo de esta forma se puede hacer material la rendición de cuentas.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Mitos y realidades de las APPs

Por mucho tiempo el tema de las Asociaciones Público Privadas (APPs) ha generado opiniones contradictorias, por un lado están quienes ven en estos esquemas una oportunidad importante para impulsar el desarrollo económico y social de las ciudades. Pero el desconocimiento del tema y los mitos que existen detrás de las APPs ha llevado a muchas personas a desconfiar de la eficiencia de desarrollar proyectos a través de estas estructuras.

Uno de los mitos en torno a las APPs es que pensamos que es un tema que exclusivamente concierne al sector público, cuando la realidad es que para la utilización de esta alternativa de financiamiento se requiere de la participación del sector privado.

Existen casos en los que el sector privado es quien detecta una oportunidad de negocios que converge con la necesidad del gobierno para satisfacer un requerimiento de la población y es precisamente el sector privado quien realiza el primer acercamiento para llevar a cabo esta vinculación. En este sentido, existen muchas organizaciones civiles y mercantiles quienes han expresado su interés de que el gobierno utilice las APPs para el desarrollo de proyectos para los cuales no se cuenta con el recurso público suficiente para utilizar otros métodos más convencionales.

Uno de los mitos en torno a las APPs es que pensamos que es un tema que exclusivamente concierne al sector público, cuando la realidad es que para la utilización de esta alternativa de financiamiento se requiere de la participación del sector privado.

Un mito de la APPs es que el privado se beneficia a costa del gasto realizado por el gobierno. La realidad es que en los esquemas de las APPs ambas partes obtienen beneficios. Estas estructuras bien realizadas les permiten a los gobiernos impulsar proyectos que generen beneficios sociales y económicos importantes, en muchos de los casos los proyectos son autosustentables o bien, pueden ser pagados con el crecimiento de los ingresos públicos. Por su parte, el sector privado puede obtener una rentabilidad importante, acorde al riesgo que está asumiendo.

Las APPs les permiten a los gobiernos impulsar proyectos bajo un esquema de menor riesgo, en comparación con los métodos tradicionales. Otra realidad de las APPs es que los riesgos de un proyecto no son contraídos por un mismo ente, la probabilidad de fallos y sobrecostos disminuye considerablemente cuando el privado se responsabiliza por la parte del proyecto en la que tiene experiencia, mientras el gobierno utiliza las atribuciones que la ley le concede para facilitar el desarrollo del proyecto. Con lo anterior no sólo se logra diversificar el riesgo del proyecto, sino disminuirlo.

Estas estructuras bien realizadas les permiten a los gobiernos impulsar proyectos que generen beneficios sociales y económicos importantes, en muchos de los casos los proyectos son autosustentables o bien, pueden ser pagados con el crecimiento de los ingresos públicos.

Uno de los problemas que han tenido las APPs en el pasado es la poca apertura de información, pero esto no es una condición exclusiva de este tipo de esquemas, la falta de transparencia se puede dar tanto en proyectos de vinculación público privada como en cualquier otro tipo de estructuras. Es esencial que los entes públicos tengan más apertura de información para que puedan brindar mayor confianza en los proyectos y hacer saber a la población que las estructuras se desarrollan bajo las mejores condiciones.

Es importante que conozcamos las ventajas que ha tenido para países desarrollados la utilización de APPs y detectar las áreas de oportunidad que aún existen en México para mejorar la forma en que establecemos este tipo de vínculos. Los recursos económicos del sector público son escasos, necesitamos explorar métodos alternos de financiamiento si queremos seguir desarrollando proyectos que generen beneficios económicos y sociales para nuestra población.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”