¿Sirven de algo las elecciones?

Comparte este artículo:

¿Habrá sido responsable el tribunal al anular las elecciones del 1º de julio en el municipio de Monterrey, o habrá obedecido a intereses políticos en vez de impartir justicia? Cuando se presentan estas situaciones y que las mayorías partidistas bloquean la búsqueda de soluciones, es deber y obligación de las minorías ser más participativas y sobre todo más propositivas. 

Poco se puede esperar del PRIAN. La calidad de su debate está a la altura de un pleito de lavanderas (con el perdón de las lavanderas). Tomamos en cuenta la inutilidad de la Comisión Estatal Electoral, la cual se limita a hablar de dinero (¿porqué será?) en vez de preocuparse por su capacidad de convocatoria para asegurar la participación de los 11,000 ciudadanos voluntarios que requiere para organizar la elección. La responsabilidad de encontrar soluciones recae en los partidos minoritarios, y si no pueden o no quieren, entonces los organismos de la Sociedad Civil organizada deben multiplicar las propuestas para no permitir que la parálisis buscada por los partidos permanezca, en beneficio de sus intereses particulares.  Peor todavía,  en beneficio de un poder ejecutivo quien, no sin razón, actúa como zopilote para aprovecharse de las carroñas potenciales. 

El embrollo desatado por unos jueces de dudosa respetabilidad, pone a la clase política del estado frente a sus responsabilidades y demuestra su verdadera capacidad de acción. Por lo pronto, no han surgido liderazgos arrolladores. Nadie ha demostrado tener la clase o la autoridad suficiente para imponer otra solución que no sea de irse a disfrutar del puente. Tomamos nota. Ha sido el único consenso logrado por quienes pretenden representarnos. Irse de puente. Por lo demás, ha prevalecido la metodología del “porque no” en vez de la del “cómo sí”. 

Constatamos un vacío de capacidad política y la ineficiencia de los partidos minoritarios que no han logrado quitarle la batuta a un PRI derrotado en las elecciones pero que sigue actuando cómo si fuera la voz determinante. Falta oficio político. Falta claridad de visión. ¿O solamente se trataba de estorbar sin impedir que la partidocracia real siga sus negocios y sus enredos, en detrimento de la ciudadanía?  

¿Sirven de algo las elecciones? En ningún momento parece que el PRI fuera rechazado al punto de tener un solo diputado de mayoría entre los 26 del Congreso. Por falta de liderazgos, este 4% pesa más en el pleno y en las negociaciones que la tropa desordenada que, después de dos meses, resulta incapaz de organizarse. El resultado de esta elección extraordinaria será un reflejo de esta ausencia de liderazgo y de la mediocridad de la clase política que pretende gobernarnos.      

La democracia abusada en Nuevo León

Comparte este artículo:

En Nuevo León se dan cosas extrañas. En 2015, el voto popular marcó un rechazo total a la partidocracia del PRIAN, sin embargo, parece que el Gobernador electo en nombre del combate a la corrupción está perpetuando la corrupción, insultando así a los electores, quienes se lo devolvieron tres años después, infligiéndole una derrota electoral de la cual no parece haberse percatado. O es o se hace. 

En 2018, en las elecciones para renovar el Congreso estatal, se le dio una paliza ejemplar al PRI, para castigar el desempeño nacional del partido y de su presidente y la corrupción que para este partido es “el” sistema de gobierno. Sin embargo, lo que sembró este partido, a raíz de las raterías y de los desvíos de Rodrigo Medina, de Javier y César Duarte y de tantos otros, parece perpetuarse a través del diputado paracaidista Paco Cienfuegos, diputado por obra y gracia de una ley electoral a modo, ensuciada por la propia partidocracia. 

Siendo minoría parece tener la fuerza suficiente para manipular todos y cada uno de los partidos y de manejar el Congreso a su antojo, con el respaldo de los milloncitos que su partido tiene acumulado gracias a las maniobras de empresas fantasmas y de los milagros que realizó su jefe y cuate Rodrigo Medina que dejó un Estado endeudado sin nunca justificar en que había utilizado el dinero de la mega deuda que nos heredó y que pagarán todavía nuestros nietos y sus propios nietos. 

Parece que Paco Cienfuegos es quien tiene acceso a parte del tesoro. ¿Será? ¿Cómo será que para los observadores se ve que hasta Morena obedece a las instrucciones de Paco Cienfuegos, a través de operadores ex priistas que oportunamente vistieron la casaca morena? Hasta la coordinadora del partido de AMLO fue desbancada por instrucciones del tal Paco. 

¿Se habrá enterado la dirigencia nacional del partido moreno o asistimos a un juego arreglado con anticipación? Que desaparezca el PRIAN y viva el PRIMOR. La democracia mexicana está viviendo horas revueltas en Nuevo León. 

Pronto sabremos si unos cuantos ingenuos sirvieron de pantalla para que reviva la pesadilla del partido único y de sus consecuencias antidemocráticas o si nos aprestamos a ser testigos de un verdadero intento de reequilibrio de la sociedad y de la implementación de las medidas necesarias para que exista justicia social, a través de una sistema de redistribución fiscal equitativo y que dé esperanza a una nación entera y no solamente a los mas favorecidos. 

Lo cierto es que parece que la democracia electoral en Nuevo León no tiene consecuencias y que los mismos pillos de siempre hacen y deshacen a su antojo. ¿Se habrán percatado los electores? La Sociedad Civil debe pronunciarse para no mostrarse sumisa a unos cuantos políticos manipuladores y deshonestos. 

Nuevo León ¿La nueva independencia?

Comparte este artículo:

A casi 3 años del primer gobierno estatal independiente en la historia de México, nos lleva a hacer un profundo análisis sobre el desempeño, congruencia y resultados de este gobierno de Nuevo León hacia la ciudadanía. 

Si bien, es cierto que los partidos tradicionales (PRI y PAN) en la pasada legislatura pareciera que se empeñaron en no dejar trabajar al gobierno del estado, esto no es excusa para, en términos generales, tener un gobierno que no ha respondido a las demandas de la ciudadanía. 

Aunque ha habido aciertos, como el tema de la deuda pública del estado, el corte de pagos millonarios en medios de comunicación oficialistas, las expectativas de este gobierno entre la ciudadanía estaba mucho más elevada. Lamentablemente, desde los inicio del gobierno hemos visto “desdichos” del propio gobernador, cuando aceptó que el impuesto de la tenencia vehicular siguiera, a pesar de que era una propuesta de campaña eliminarla, entre otras propuestas. Posteriormente vimos a un gobernador y a un gobierno aferrado en figurar en la carrera presidencial del 2018, etapa en la que se abandonó la responsabilidad en el estado. 

Más recientemente, con el lamentable e inminente aumento a las tarifas del transporte público, diversas expresiones políticas y de la sociedad civil han evidenciado la incongruencia del gobernador, al ofrecer en campaña “obligar a las ocho familias que manejan el transporte en Nuevo León” a brindar un mejor servicio y a un “mejor precio” de lo contrario les quitaría la concesión, cosas que no han sucedido, por el contrario. 

Ante la percepción de la ciudadanía, el primer gobierno estatal independiente de México y Nuevo León no ha respondido a las demandas de la ciudadanía, pareciera que tenemos un gobernador al que ya no le interesa gobernar y hacer bien las cosas. ¿Entonces todos los videos y publicaciones en Facebook de la primera parte del gobierno eran solo para un tema electoral?, Ojalá, por el bien de Nuevo León que no sea así, pues queda la mitad del gobierno. 

Si bien es cierto que toda alternancia es buena para una democracia, porque evita que sigan las prácticas de corrupción y que se acostumbren a malas prácticas los grupos, sindicatos y caciques de siempre que abusan y se aprovechan del poder. El momento político que vive Nuevo León nos obliga a preguntarnos ¿Cuál será el futuro de la figura de Candidatos Independientes en el estado? ¿Debemos fortalecer esta figura, o tenemos que exigir a los partidos políticos que se transformen y que realmente se conviertan en instrumentos que le sirvan a la ciudadanía?

En Nuevo León tendremos elecciones de gobernador en el 2021, y eso debería ser el principal motor de los partidos políticos para prepararse y reinventarse siendo más cercanos a la ciudadanía y sus afiliados para elevar la calidad del debate y de la clase política en este estado.

La sociedad civil como contrapeso

Comparte este artículo:

Crece el temor que al nuevo gobierno de AMLO le falten contrapesos, ya que además de poder ostentar un 53% del voto expresado, su partido y la coalición que encabeza tendrá mayoría tanto en la Cámara de Diputados cómo en el Senado de la República. Los datos no mienten pero deben ser relativizados. El 53% de los 63% de mexicanos que fueron a votar, representa el 33.33% de la población electoral. Uno de cada tres mexicanos en capacidad de ir a votar apoyó a AMLO. Es mucho, pero ¿quién tomará en cuenta los dos mexicanos (de cada tres) en capacidad de votar que no apoyaron a AMLO? Sea por desacuerdo, sea por indiferencia. Por esto se escuchó razonable el discurso humilde del candidato ganador en la noche electoral. Que no se olvidé que uno de cada tres manifestó abiertamente su apoyó. No es para menospreciar a los dos que no lo hicieron. 

Independientemente de la aritmética electoral fría, y más allá de la composición de las cámaras, más allá de los pleitos internos y externos de una partidocracia que quisiéramos ver hundirse, no podemos olvidar que el único y verdadero contrapeso que existirá siempre es la sociedad civil constituida por los ciudadanos que no se identifican con ideologías partidistas pero que no por esto abdican su derecho a opinar y a ser escuchados. Una sociedad civil que ha forzado a la partidocracia a diseñar y aprobar la Ley 3de3, que ha forzado el sistema político corrupto a estructurar un Sistema Nacional Anticorrupción, una sociedad civil que no se quedará callada frente al rechazo del nuevo régimen de crear un sistema de procuración de justicia autónomo e independiente del poder político. 

El nuevo presidente llega al poder soportado por una ola anticorrupción, pero de entrada se reserva el derecho de definir cómo combatir la corrupción. ¿No habrá falta de congruencia entre el discurso y los actos? ¿Será el Gran Tlatoani el único con los criterios correctos para combatir la corrupción? ¿No será la sociedad civil, la que sufre en sus bolsillos los efectos de esta corrupción, la mejor colocada para definir quienes deben combatir a la corrupción? 

Desde Montesquieu, en el siglo XVIII, se dibujó una concepción de la sociedad moderna a través de la separación de poderes. ¿El nuevo modelo político mexicano, nacido de un proceso electoral indiscutible, no reconocerá esta concepción de la sociedad política equilibrada? ¿Seguiremos aplicando los principios que combatía Montesquieu de “L’État c’est moi”? 

Por lo menos, muchos de los dos mexicanos (de cada tres) que no votaron por AMLO tienen esperanzas que la modernización política derrumbará los viejos principios del poder absoluto. Las “benditas redes sociales” que fueron parte importante de la llegada del nuevo régimen, podrían formar parte del juego del contrapeso necesario.   

¿Demasiados partidos políticos?

Comparte este artículo:

Actualmente existen 9 partidos nacionales, es decir, que pueden participar en elecciones federales y locales. De acuerdo con el artículo 41 constitucional: “El partido político nacional que no obtenga, al menos, el tres por ciento del total de la votación válida emitida en cualquiera de las elecciones que se celebren para la renovación del Poder Ejecutivo o de las Cámaras del Congreso de la Unión, le será cancelado el registro.” 

Ya concluido el cómputo distrital de estas elecciones, hay 2 partidos que se quedarían sin registro: Nueva Alianza (PANAL) y Encuentro Social (PES). También Movimiento Ciudadano, Partido de la Revolución Democrática y Partidos Verde Ecologista se hubieran quedado fuera por no alcanzar el 3% en las elecciones de la Presidencia, pero como sí llegaron en las elecciones del Congreso de la Unión no se les cancelará su registro.

El PANAL y PES son partidos que acobijan dentro de otros para alcanzar una mayor popularidad, pero parece que este truco ya no está funcionando porque ni aunque se gane con la coalición (en el caso del PES) se podrían salvar de ser liquidados. 

Más allá de que ya no van a tener diputados y senadores de representación proporcional y que se les va a retirar su presupuesto y otros bienes, este suceso indica que tal vez hay partidos que representan a un sector muy específico de la población, en este caso maestros y cristianos-evangélicos, y que simplemente no están contribuyendo lo suficiente a la política como para congeniar con otras personas. 

El resultado de tener tantos partidos genera mayor división entre la gente. En lugar de dejarles todo el trabajo a los nuevos candidatos electos, debemos de preocuparnos por crear más contrapesos, más organizaciones de sociedad civil, y expandir la cultura cívica y de legalidad. No podemos dejarle todo el trabajo a los partidos; el mejor arma del país somos nosotros mismos siendo ciudadanos responsables que apuestan por crear verdaderos cambios sociales.

ONGs llaman a la reconciliación nacional y promover concordia

Comparte este artículo:

 A tres días de la elección del 1 de julio próximo, organizaciones de la sociedad civil llamaron a los mexicanos a hacer un ejercicio de tolerancia, emprender un proceso de reconciliación nacional, y promover la concordia en el país.

“Al margen de quién gane la contienda electoral, en una democracia, por imperfecta o incipiente como puede ser calificada la mexicana, los problemas nacionales los deberemos enfrentar y resolver todos con ánimos de avanzar y mantenernos en unidad”, dijeron.

El manifiesto lo hicieron organizaciones como México SOS, Mexicanos contra la Corrupción, Coparmex, Barra Mexicana Colegio de Abogados; así como diversos especialistas y académicos, quienes participaron en la formación de la Agenda México 18.24 Seguridad y Justicia.

Explicaron que más allá de las preferencias electorales de cada ciudadano, el sano desarrollo del proceso electoral depende del apego a la ley con que actúen partidos políticos, candidatos, representantes electorales y autoridades gubernamentales y electorales.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, dijo, sin embargo, que los ciudadanos tenemos dos retos, vencer al abstencionismo y sobre todo rechazar al crimen organizado que estará presente en la jornada electoral.

Advirtió que las autoridades, por su parte, tienen la obligación y reto de garantizar la seguridad de los ciudadanos que acudan a votar, funcionarios de casilla y candidatos; así como preservar a toda costa el orden y paz social.

Consideró que, si en algo le queda a deber el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y Poder Judicial de la Federación al país en estos seis años, es precisamente en materia de Estado de Derecho.

“Hay un déficit acumulado en materia de incertidumbre, en materia de corrupción, en materia de seguridad y en materia de impunidad“, dijo el representante del empresariado nacional.

Explicó que de ahí la pertinencia de que diversas organizaciones de la Sociedad Civil presenten una agenda completa para los próximos seis años en materia de seguridad y justicia.

“A la nueva administración, los dos poderes que serán electos, tienen como principal desafío en hacer las transformaciones necesarias que permitan niveles crecientes de seguridad y justicia“, agregó.

Indicó que la agenda 18.24 aporta elementos institucionales, legales y operativos, indispensables para transformar a profundidad el sistema de justicia, por lo que exigió al próximo gobierno acogerlas.

“Exigimos que el próximo gobierno que surja de la participación electoral del 1 de julio retomen de inmediato estas propuestas y las convierta en acciones de Gobierno“, agregó De Hoyos.

En tanto, Alejandro Martí, presidente de México SOS, dijo que esta iniciativa conjunta la experiencia, el conocimiento y sobre todo el talento al servicio de México para lograr la seguridad y justicia que necesita el país.

Advirtió que mientras los índices de violencia suben, los gobiernos hacen padecer a los ciudadanos de la curva de aprendizaje que conllevan las nuevas posiciones operativas que muchas veces se otorgan por favores políticos o compadrazgos.

“Evitemos ya el tradicional cambio de gobierno con cabio de expertos, con nuevos funcionarios y nuevos programas dejando atrás lo que sí se ha hecho bien. Esa es la razón de la agencia 18.24, no desecha lo bien hecho, pero si corrige lo que estuvo mal, no destruye para construir, sino que parte de los hechos para mejorar”, concluyó.

AMLO acusa a Enrique Krauze de “intelectual orgánico del conservadurismo”

Comparte este artículo:

En Campeche, AMLO tachó a Enrique Krauze de ser un intelectual orgánico del conservadurismo tras su llamado a ejercer el voto dividido.

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, acusó al escritor Enrique Krauze de ser un intelectual orgánico del conservadurismo.

Entrevistado luego de encabezar un mitin en Ciudad del Carmen, el aspirante respondió así al llamado que realizó el escritor para ejercer el voto dividido y cuidar la pluralidad en el Congreso.

“Es normal, es normal, es que Krauze es intelectual orgánico del conservadurismo, pero está en su derecho“, expresó.

“Yo lo que quiero es que no haya simulación, que no se digan liberales o que no sean en apariencia liberales cuando en realidad son conservadores, que se quiten la careta”.

El político tabasqueño consideró que a pesar de la posibilidad que tiene de ganar las elecciones, el conservadurismo podrá continuar y ejercer sus libertades a plenitud.

“Van a continuar porque son muchos los intereses de ese partido, estamos hablando de hombres con mucho dinero, son potentados, tienen medios de información, tienen a estos intelectuales orgánicos, se están reagrupando, son los fifís, que yo llamo”, señaló.

“Entonces, ahí va a estar Krauze, ahí va a estar Said, ahí va a estar Castañeda, estoy hablando de los que elaboran más, los que se la dan de intelectuales“.

En ese sentido, López Obrador se refirió a la posibilidad de que ese tipo de intelectuales, empresarios y representantes de la sociedad civil se organicen para convertirse en la oposición a su Gobierno, en caso de que gane las elecciones.

En referencia a una publicación de REFORMA, celebró que quienes no están de acuerdo con él estén dispuestos a actuar con responsabilidad.

“Dicen que van ser una oposición responsable, lo celebro pues. Por eso lo de Krauze y ahí va a estar este que es el símbolo de la sociedad civil, Claudio X González hijo, él es el líder de la sociedad civil y el líder de la intelectualidad conservadora Krauze“, expresó.

“Los tengo vistos como ellos también me tienen a mí, muy analizado. Va a haber eso que dicen ‘una oposición responsable’ es bueno que exista, muy bueno, y nosotros garantizamos libertades plenas“.

Por otro lado, el aspirante advirtió se refirió a las denuncias de compra de voto por parte del PRI y lo atribuyó a la lucha que mantiene con el PAN en la pelea por el segundo lugar.

Insistió en la necesidad de que los gobernadores se pronuncien, como lo han hecho el Presidente y los titulares del INE y del TEPJF, a favor de respetar el voto y no desviar recursos públicos con fines electorales.

#EspacioPúblico: “Monterrey de parques y ríos”

Comparte este artículo:

Había una vez un terreno del centro de Monterrey en el que los miembros del Congreso del Estado quisieron construir un estacionamiento.

Pero surgió una sociedad civil organizada que al ver que uno de los pocos espacios verdes sería convertido en un bloque de cemento decidió ejercer resistencia para que no sucediera. Hoy es un parque.

En esa misma ciudad había un espacio utilizado como estacionamiento, canchas deportivas, mercado y muchos otros usos. Un buen día, un huracán arrasó con todo y por casi ocho años no se volvió a hacer ninguna intervención en él. Hoy es un río.

El hoy llamado Parque Ciudadano es el ejemplo de una sociedad civil organizada que logra acuerdos con gobierno para obtener beneficios públicos.

Fue preciso detener una obra que se construiría sobre un espacio público que ambicionaba ser privilegio para unos cuantos. Después esperar a que cambiara el grupo parlamentario que pretendía construir un estacionamiento y por último llegar a acuerdos y planes de trabajo para construir un parque.  Resistencia, paciencia y acción. 

En el caso del Río Santa Catarina el proceso después del huracán Alex fue más sencillo. No hacer intervenciones.  Había una preocupación tan grande por ejercer acciones sobre la vialidad aledaña que el río paso a segundo plano. Las vialidades resultaron un desastre. El río y la cuidad agradecieron que no se le tocara.

Quizás hoy se requiera el estudio y trato adecuado de especialistas en ríos urbanos, pero la base que hoy se tiene es la de un ecosistema que se ha regenerado por casi una década y que desconocíamos su potencial por haber siempre estado intervenido.

Esto es solo el principio del cuento.  Para que se tenga un final feliz no se necesita de hadas ni príncipes de cualquier color. Se necesita haber hecho consciencia de las lecciones aprendidas.

Por un lado aprendimos que la sociedad civil organizada puede lograr grandes cambios cuando hay objetivos claros  y por otro lado aprendimos que la naturaleza puede lograr grandes beneficios para la ciudad cuando la apartamos de fines políticos que suelen ser presentados como beneficio público.

La ciudad necesita más ciudadanas y ciudadanos organizados para crear nuevos parques y espacios para la gente. La ciudad necesita más ríos, cañadas, montañas y cerros tratados con respeto. Aprender es reproducir los procesos y acciones con los que se logran buenos resultados y dejar de hacer lo que nos lleva repetir errores.

En ocasiones lo mejor es hacer, pero a veces lo valioso es dejar ser. 

EPN fustiga a quienes cuestionan a ONGs

Comparte este artículo:

El Presidente Enrique Peña Nieto cuestionó a las voces que han puesto en duda las aportaciones de las organizaciones sociales.

“Poner en duda la valía de las organizaciones de la sociedad civil es injusto e irresponsable. Un Gobierno que no acepta la crítica, el escrutinio público y la libertad de expresión es un Gobierno que siembra la intolerancia y la confrontación en la sociedad civil”, advirtió.

El mensaje de Peña Nieto, en ocasión de la inauguración de la pieza “Muro de Berlín” en el Museo Memoria y Tolerancia, pareció destinado al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien apenas la semana pasada fue criticado por decir que desconfía de las agrupaciones civiles.

Antes de aludir a las organizaciones sociales, el Mandatario habló de la crisis política y social que se vive en Venezuela y recordó que en Lima, Perú, 16 naciones alzaron la voz para reclamar la restauración de la institucionalidad democrática en esa nación y abogar así por el respeto a los derechos humanos y la plena vigencia del Estado de Derecho.

“Hicimos un exhorto al Gobierno venezolano para que permita la distribución de la ayuda humanitaria. Callar ante lo que está sucediendo en Venezuela es aceptar la violación de los derechos fundamentales; no denunciar la crisis política, económica, social y humanitaria en ese país significaría ser cómplices de quienes pretenden destruir sus instituciones democráticas”, sostuvo.

Nuestro Rol dentro de la Gobernanza

Comparte este artículo:

La gobernanza es un concepto que todos deberíamos conocer; no porque abre un nuevo campo teórico en la ciencia política o porque el uso de esta palabra te hace sonar más elocuente, sino porque nosotros como sociedad jugamos un papel clave dentro de este término.

Últimamente se habla de corrupción, violaciones de derechos humanos, degeneración del medio ambiente, entre otros temas, y todo esto lo atribuimos a un solo actor: el gobierno. Pero la verdad es que no todo puede recaer en el gobierno; sería fatal vivir en un lugar donde todo es controlado y ordenado por la administración pública. Esto nos lleva al concepto de gobernanza, que es la interacción entre el gobierno y actores no gubernamentales como empresas, sociedad civil, organismos nacionales e internacionales, etc. La gobernanza trasciende la idea de que solo el Estado puede y debe manejar la política del país.

La integración de estos actores es vital para la solución de los problemas que enfrenta México. La situación en nuestro país es que hay una sociedad civil débil, mientras que le dejamos las decisiones a otros grupos de interés.

No podemos exigir un gobierno sin corrupción si nosotros no somos íntegros en nuestras acciones. No podemos exigir el cumplimiento de los derechos humanos si nosotros somos los que seguimos fomentando prácticas machistas, racistas o xenófobas. No podemos quejarnos de la calidad ambiental si nosotros somos los que no reducimos la cantidad de basura y no alentamos el reciclaje. Si bien dice el dicho que tenemos el gobierno que nos merecemos, entonces buena parte del trabajo en el país recae en la sociedad. Nosotros tenemos el deber de actuar como ciudadanos responsables. Sí, el gobierno es el que legisla, crea las políticas públicas y administra los recursos de la nación, pero queda en nosotros exigir y participar para que haya un debido cumplimiento de la ley y una buena gobernanza en México.