#HojaDeRuta: “Entre redes y realidades”

Comparte este artículo:

“Las redes”: esas nuevas deidades etéreas de la opinión pública. Ante cada nueva polémica, desde espacios informativos y de opinión suele preguntarse: ¿qué dicen las redes? Como si fueran oráculos dando sus designios. 

Se les menciona con toda naturalidad, como si no fueran una masa amorfa, un mar cambiante donde lo mismo pueden encontrarse ideas valiosas que rabia pura, grandes piezas periodísticas que noticias falsas.

Cierto, mediante softwares especializados ya se pueden medir tendencias y “sentimientos”, tomando variables como los temas más repetidos o las palabras más mencionadas. Por ejemplo, la agencia digital Etnoscopía realizó un mapeo de identificación ideológica en México, tomando datos de Facebook Insights y encuestas digitales. Este mapa de tendencias ideológicas considera 5 categorías: extrema izquierda, izquierda, centro, derecha y extrema derecha. 

Algunos resultados parecen lógicos, por ejemplo, la zona del bajío es la más identificada con la derecha, mientras que entidades como Guerrero y Oaxaca lo hacen por la izquierda. Sin embargo, sorprende que entidades como Coahuila y Nuevo León se clasifiquen como centro, lo que sugeriría una disposición a tomar posturas progresistas en ciertos temas.

De acuerdo a la Asociación de Internet MX, en su último estudio de hábitos de los usuarios, el año pasado el 67% de los mexicanos mayores de 6 años eran usuarios de Internet. Si bien esta cifra no deja de subir año con año, es preciso reconocer que una tercera parte de la población aún no está en la red. Este mismo estudio señala que la principal actividad de los usuarios mexicanos es acceder a redes sociales, siendo Facebook la de mayor penetración, cubriendo prácticamente la totalidad de los usuarios (98%).

¿Esto implica que lo que se dice en las redes es un reflejo real del pulso social? No necesariamente. Para empezar, porque no todos están ahí, y segundo, porque de los que están, no todos tienen el mismo nivel de politización ni activismo digital. El New York Times, dentro de la sección The Upshot realizó un análisis que refuerza este punto, titulado: “El electorado demócrata en Twitter no es el electorado demócrata real”.

Los datos marcan un contraste notable. Por ejemplo, el 39% de los demócratas en redes sociales se identifican como activistas progresistas, pero en el electorado abierto, esta cantidad baja a 22%, es decir, sí existe una porción importante de simpatizantes que están empujando la agenda del partido a la izquierda, pero en términos reales es una menor proporción de lo que las redes y la percepción mediática sugieren.

Un dato complementario es aquellos demócratas que se identifican como personas moderadas: en redes son apenas el 13%, pero en la vida real esta cifra casi se duplica, para llegar a 24%. Es decir, al menos 1 de cada 4 votantes demócratas se considera a sí mismo como una persona moderada políticamente.

El análisis sugiere que si bien el movimiento hacia la izquierda que el partido ha experimentado es real, pero que el ánimo y fervor que existe en las redes sociales no coincide con el electorado demócrata en la vida real. Esto debiera generar una reflexión interesante en nuestro contexto: ¿qué tan real es la polarización entre fifís y chairos? ¿Qué tanto del electorado en realidad es moderado? ¿Qué proporción realmente está desinteresada de la política y no se expresa (por tanto, no registra) en redes sociales? 

En general, la lección es la cautela y el análisis frío de la información, pues la realidad política y comunicacional se transforma, pero esto no implica cambios radicales o totales en el electorado como un todo, que si bien puede irse transformando, no necesariamente lo hace en la medida y tono que las redes parecen reflejar.

La delgada línea de pixeles

Comparte este artículo:

La primera entrega de cualquier columna habría de responder a la pregunta básica: ¿Para qué? ¿Cuál es su razón de existir? ¿Qué va a aportar a la conversación? Porque en principio, aunque las columnas a veces pequen de monologar, forman parte inevitablemente de una conversación y representan una opinión. La advertencia, en algún lugar de la página: las opiniones expresadas en esta columna no son responsabilidad de este medio informativo. En lugar de valerse de un estilo periodístico sobrio y mesurado, la columna bombardea de voces únicas y ruidosas a quienes la leen -y al leerla pasan a formar parte de La Conversación. En mayúsculas porque es La Única Conversación Real, La Única Conversación Que Vale La Pena, La Única Conversación En La Que Se Discute Entre Gente Seria Y Pensante.

Era -y es- absolutamente necesario que La Conversación terminara o mutara, que el elitismo de todo tipo y la Torre de Babel se derrumbaran, pero ahora sigue contemplar la nueva conversación. Ésta llegó, y sigue llegando, con la democratización (parcial) de la información, con las redes sociales, con las pláticas del water cooler que se convirtieron en temas virales y todo lo demás que conllevó a la accesibilidad universal de los blogs y los posts. La auténtica discusión pública se hizo aparentemente posible para todos, emulando al ágora en su edición posmoderna y millenial. Si el punto de las columnas era formar parte de La Conversación, comentar sobre el estado del país y el mundo, generar discusión a través de opiniones informadas, ¿cuál es su papel hoy? ¿aún vale la pena hacer una columna? ¿No sería casi igual de provechoso en su aporte tomar screenshots de conversaciones en Twitter entre personas públicas y entes semi-anónimos? ¿No se habrá perdido o al menos “ennichado” a la columna tradicional a un rincón, a una cámara de ecos que se irán volviendo cada vez más pequeños ante el avance del enjambre del online?

Tal vez esa es la frontera que queda, si es que tiene sentido llamarle frontera: la delgada línea de pixeles entre la opinión informada y el culto a la opinión basada en las emociones, entre el argumento construido -aparentemente- sobre bases sólidas, y los comentarios impulsivos y los ataque ad hominem, y entre la prerrogativa de lo viral y la rapidez de publicación y la comprobación de información y el cuidado minucioso de los detalles. En fin, entre una columna en un medio establecido, con sus filtros y estándares y una publicación de Facebook de un perfil público. Creo que es cada vez más claro que la forma de hacer las cosas, de compartir información y de formar opiniones está cambiando. 

Quizá la razón de ser de esta columna tendrá que ver con eso, explorar cómo las ideas en el apogeo de las redes sociales pasan de media docena de cuentas de Twitter a un movimiento de repercusiones internacionales, como bolas de nieve, de guijarros a bolas gigantes que persiguen al Indiana Jones en turno, a menudo claramente con la razón esgrimida en mano, y el enojo en la otra.

Quizá la columna vaya cambiando con el tiempo.

No estoy seguro de haber resuelto el Por Qué del todo, pero eso será parte de cada reflexión semanal. Mi promesa solemne al lector y compañero de conversación, es que mi preocupación máxima siempre será la autocrítica y la búsqueda de algo cercano a la verdad, que nos elude tanto en estos días. Y el único compromiso que me interesa de ustedes es que participen, lean, discutan, contesten, critiquen.

Hasta la próxima.

De la Fórmula Uno y el apoyo federal

Comparte este artículo:

Las redes sociales son un cúmulo de desinformación. Sin embargo, me cuesta trabajo, habiendo cursado la carrera de periodismo, pensar que es culpa de Mark Zuckerberg o del tío raro de tu familia que comparte memes asumiendo automáticamente su veracidad. El ser humano tiende al sesgo confirmatorio: buscar información que ratifique su modo de ver el mundo. Por poner un ejemplo inerme: si eres de la CDMX y creciste con la idea de que las quesadillas no deben de llevar queso, vas a creer, compartir y repetir la falsa información que la palabra quesadilla tiene su origen del náhuatl “quetzaditzin”. 

La victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 2018 ha traído consigo una serie de fenómenos interesantes. Uno de los que he percibido es el súbito interés por la vida pública de México. Por parte de la gente se pasó de un «pinches políticos siempre son lo mismo» y «el cambio está en uno, no importa quién gobierne», a un fatalismo apocalíptico o un optimismo desaforado. Y por parte de los medios masivos nos encontramos que, al perder gran parte de su ingreso por la disminución de los recursos públicos (aparte de rellenar sus webs de publicidad, te estoy viendo MILENIO), han apostado a un bombardeo incesante de cada detalle de lo que ocurra en la vida pública, sobre todo enfocado en los diferentes niveles de Morena. Donde antes se pregonaba una integridad periodística, ahora son pocos los medios que se toman el tiempo de investigar la veracidad de la noticia, o peor aún, si aquello vale la pena ser noticia. 

No quiero, ni pretendo ser la brújula que decida lo qué es válido publicar o no; además, entiendo y aliento los intereses que puedan mover la balanza de los medios. He seguido las noticias, a mi pesar, diariamente desde hace más de 15 años. Uno de mis primeros y más permanentes recuerdos es ver a mi padre leyendo El Dictamen y el Notiver, y de presenciar eternas y soporíferas discusiones políticas que tenía con mi abuelo. No me considero aún un experto en el análisis político, pero asumo que tengo cierta sapiencia para poder distinguir, analizar y profundizar la información, pese a mis propias inclinaciones y sesgos filosóficos. 

Para mucha gente este consumo de medios es nuevo y como todo lo que parece sencillo, no lo es. Esto ha pululado las redes sociales de desinformación, que comienza desde compartir noticias evidentemente falsas, asumir conclusiones de editorialistas sesgados, hasta creer que el número de retweets o de veces compartidas en Facebook, de alguna manera hace que un análisis mediocre, o falso, pase por verídico. Hay personajes, como Chumel Torres que, al tener un número significativo de seguidores, genera información que a su vez es compartida, repetida y asumida como verdad o trascendente por millones de mexicanos. Esto obvio, sin dejar en claro que su opinión es sólo eso, y que todo viene desde sus propios sesgos e intereses económicos. 

Uno de los recientes casos, y el que me llevó a comenzar a desmenuzar este tipo de desinformación es el de la cancelación de la Fórmula Uno en la Ciudad de México, ya que a través de Facebook y twitter se ha visto repetido en diferentes formas, muchos argumentos criticando la anulación de este evento, que a primera instancia podrían parecer válidos, pero que no toleran el escrutinio.

Cancelación del evento: se ha comentado que el Presidente decidió cancelar el evento, lo cual es falso. La Fórmula Uno en México fue traída por la empresa CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la más grande en ese rubro del país. La empresa y la F1, en el 2014, firmaron un contrato por 413 millones de dólares, para así traer a México el evento por cinco años. De esa cantidad, 213 millones de dólares fueron pagados por el gobierno federal, a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) (1).  Para renovar y asegurar la fecha del evento, y así mantenerlo en el país, se tenía que renovar el contrato con la F1 antes del 28 de febrero del 2019, y esta vez, el gobierno federal tenía que pagar 45 millones de dólares anuales, o 225 millones de dólares. (2)

El presidente, desde el 19 de febrero declaró que el gobierno federal no aportaría el dinero para dicho evento (2). Al pasar la fecha pautada para la renovación del contrato, la F1 en México no queda cancelada. Lo que sí sucede, anunciado el primero de marzo del año en curso, es que los organizadores pierden el derecho preferencial para conservar la fecha para el evento del 2020. (3) 

En resumen: el evento de noviembre del 2019 no está cancelado, pero sí se canceló el apoyo gubernamental para la renovación de los siguientes años. Según CIE, y el gobierno de la CDMX están buscando financiamiento alterno para dicho evento (4)(5). Los fondos previamente utilizados para este evento pasaron a la construcción del Tren Maya (1). 

La derrama económica: una de las críticas más aireadas que se repiten en las redes sociales, es la pérdida de la derrama económica que habrá, al menos, en la Ciudad de México. La idea, a primera instancia, parece lógica y correcta, aunque se arrojen unas cifras estratosféricas. La aritmética suena sencilla: gobierno invierte en un evento, la derrama económica aumenta y, por consiguiente, la recaudación de impuestos y el ingreso del mexicano también crece. Sin embargo, existen estudios especializados en la economía deportiva (6) basados en las ciudades cedes del Super Bowl, en los que economistas aseguran que los ingresos para las ciudades esta sobreestimado y que, en verdad, lo único que sucede es que se redistribuye la derrama y el gasto en la ciudad en diferentes meses. (7)

Tomando en cuenta estas investigaciones, busqué las cifras de los indicadores de turismo de la CDMX, enero-diciembre del 2008 al 2018 (8). Y para evitar cualquier posible filiación partidista, comparé la emisión del 2017, cuando aún estaba en turno el gobierno de Miguel Ángel Mancera. (9)

Aquí podemos encontrar que el crecimiento en la derrama económica de los turistas hospedados en hoteles en la CDMX, se ha mantenido con un crecimiento marginal. En la década fue de alrededor del 13%, lo cual indica un crecimiento anual promedio del 1.3%. Siendo aún más específico, del 2015 (el primer año de la F1) con respecto al 2014 hubo un decrecimiento de alrededor del 9%. Para el 2018 esta cantidad se habría recuperado, llegando a las cifras del 2014. Este mismo efecto se observa en el gasto promedio por turista.

En la gráfica de la creación de empleos, podemos observar un crecimiento en los últimos diez años de alrededor del 27%. Lo que significa un crecimiento del 2.7% promedio en cada año. Y si vemos el crecimiento de 3% del 2014 al 2018 el promedio se mantiene muy a la par al crecimiento laboral del resto del país. (9)

En los últimos años ha habido cambios en el tipo de turismo que llega a la ciudad, el más reciente: el hospedaje de hoteles de cinco estrellas superó a los de una estrella. Sin embargo, en el 2012 fue la primera disminución y comenzó una tendencia a la baja el hospedaje en los hoteles de una sola estrella, y el alza de los de cinco estrellas, tres años antes de la Fórmula Uno. Así también en el 2012 hubo un incremento significativo en el hospedaje en los hoteles de cuatro estrellas, rebasando a los de una y dos en cantidad de huéspedes, sin embargo, en el 2017 fueron superados, una vez más, por los de dos estrellas. Los hoteles de tres estrellas se mantienen en relativa estabilidad desde el 2015, siendo estos los que más huéspedes reciben en la ciudad.

En resumen, se puede apreciar que el turismo de la Ciudad de México ha tenido un crecimiento estable. Sin embargo, no se pueden observar efectos significativos desde la implementación de la F1 en la ciudad. Esto no quiere decir que no los tenga, ya que se podría argumentar que el crecimiento marginal de estos últimos cuatro años analizados es en relación directa a los eventos de Fórmula Uno, sin embargo, no he encontrado datos que lo vinculen.

Pérdida de ranking: Se repite el argumento que la pérdida del turismo extranjero por la falta de la F1 bajaría a México del ranking de los países más visitados del mundo. Del 2015 al 2017(10) México creció un 12% en captación de turistas, pasando del lugar 10 al seis en el ranking de la Organización Mundial de Turismo. Sin embargo, existen datos muy variados dentro de la misma Secretaría de Turismo mexicana (SECTUR) acerca de la reciente aceleración (11) o desaceleración (12) del turismo en México. Según datos de la INEGI en la Encuesta de Turismo de Internación (encuesta que excluye la zona fronteriza) (13), México recibió 31 millones 683 mil visitantes durante el 2018, y durante el 2017, 30 millones 163 mil.  Para comparar mes con mes vemos que, en enero 2018 y enero 2019, hubo un crecimiento del 3.73% en visitantes según la INEGI. Por el tema de la Fórmula Uno, hice un comparativo entre los meses de octubre y noviembre del 2017 y los del 2018, y se vio una disminución turística ligera del 0.9%. 

Por último, según datos de Stubhub(14)  en el gran Prix del 2018, de la asistencia total de 337,043 personas (en los tres días del evento), el 29% fueron de procedencia extranjera, por lo que nos daría un total de un poco menos de 98 mil extranjeros asistiendo este año. Un crecimiento de cerca del 8% con respecto al año anterior. Durante el 2018 la CDMX recibió 13 millones 982 mil 209 turistas hospedados en hoteles, de los cuales 3 millones 163 mil 907 fueron extranjeros (8). En caso que la pérdida de los asistentes a la F1 fuera irreparable, implicaría una disminución del 3.09%.

En resumen: La pérdida de turistas internacionales que aporta la F1 a la CDMX es significativo, aunque, nada parece indicar que no se reacomodaría y distribuiría en otros meses del año. Así también, durante el primer mes del año, según la INEGI no hay rastro de una pérdida de ingreso turístico. Aunque existen nuevos reportes que los datos de la INEGI deben ser tomados con ciertas reservas (15).

Mi interés por compartir mi recopilación informativa no es la de aplaudir una decisión del gobierno en turno. Tengo mis propios sesgos y mis propias ideas políticas con las que intento luchar casi a diario. Hago esto porque este es el periodismo que me gustaría que existiera en México, uno que encuentre datos y profundice. Espero, también, que esto se haga en las decisiones gubernamentales, aunque todo pareciese indicar lo contrario.  Considero que la información verídica y que expone sus preferencias partisanas o intereses económicos generará una población con mayor criterio electoral, y con una mejor capacidad de discernir de entre la bilis que genera la política y el (a veces poco) raciocinio que impera en esos rubros. El cinismo que la política genera, de cualquier lado de la balanza, no aporta sustancia a la discusión, ni a la resolución de problemas. Asumir que las cosas estarán mal por siempre, o peor aún, que mejorarán por arte de magia, o por algún caudillo héroe de pelo cano, es el verdadero peligro para cualquier democracia. Este es el inicio de una serie que espero que no tenga fin, en la cual abordaré de la manera más seria posible, las diferentes noticias falsas y malas interpretaciones de hechos que invaden mis redes sociales.

Fuentes:

1: https://www.excelsior.com.mx/adrenalina/mexico-pierde-fecha-preferencial-en-formula-uno/1299397

2: https://www.forbes.com.mx/la-condicion-de-amlo-para-que-la-formula-1-regrese-a-mexico-en-2020/

3: https://twitter.com/F1Latino_/status/1101651549841969152/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1101651549841969152&ref_url=https%3A%2F%2Fvanguardia.com.mx%2Farticulo%2Fmexico-pierde-su-derecho-de-conservar-fecha-para-grand-prix-de-f1

4: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/sheinbaum-busca-alternativas-de-financiamiento-para-mantener-la-f1-en-mexico

5: https://www.razon.com.mx/mexico/jefa-de-gobierno-de-la-ciudad-de-mexico-claudia-sheinbaum-posibilidad-formula-1-f1-realizacion-cdmx-financiamiento-evento-400-millones-de-pesos-gobierno-busca-eventos-alternos-gran-premio-de-mexico/

6: https://www.nytimes.com/2018/01/29/sports/football/super-bowl-lii-minnesota.html

7: https://www.youtube.com/watch?v=74V2duDb4Lo

8: https://www.turismo.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Estadisticas/Estadisticas%202018/Enero%20a%20diciembre%202008%20-%202018.pdf

9: https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-mexico-como-vamos/2018/01/23/datos-laborales-imss-2017/

10: http://www.siimt.com/es/basico/Ranking_Mundial

11: https://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/11/11/aumento-6-8-turismo-extranjero-en-mexico-en-2018-9582.html

12: https://expansion.mx/nacional/2019/02/11/mexico-recibe-menos-turistas-extranjeros-en-2018-que-en-2017

13: https://www.inegi.org.mx/programas/eti/2018/default.html#Tabulados

14: https://lideresmexicanos.com/noticias/la-f1-atrae-mas-extranjeros-este-ano/

15: https://www.jornada.com.mx/2019/03/13/economia/022n1eco

Se buscan ciudadanas y ciudadanos inteligentes para cierre de siglo

Comparte este artículo:

¿A dónde nos llevarán las siguientes generaciones? Me he topado y me han mandado artículos que coinciden en que las niñas y niños del siglo 21 tendrán que aprender a reinventarse cada día.

Uno de los autores de estos artículos, Yuval Harari, historiador y autor de los libros “bestseller” Sapiens y Homo Deus, reflexiona sobre lo que necesitamos aprender para que nuestros hijos y nosotros mismos estemos preparados para enfrentar un mundo constantemente cambiante y lleno de incertidumbres. 

Si tenemos un hijo recién nacido o de 10 años, en el año 2050 tendrán entre 30 y 40 años, edad suficientemente madura para estar en el mercado laboral y formar parte de la población que estará decidiendo el rumbo de nuestro país. Si estos mismos adultos tienen buena salud y como se espera cada vez seamos mas longevos, podrían incluso llegar a “cerrar” el siglo 21 y vivir en el siglo 22.

He tenido la suerte y privilegio de estudiar en universidades nacionales y extranjeras; y tengo que aceptar que gran parte del método de estudio era la “atragantada” de montones de información, tomando como base que en su momento era algo cercano a la clave para el éxito. 

Fuimos la generación de “la información es poder”. Así lo aprendimos y así lo enseñaron. Y sí, “la información es poder… siempre y cuando sea certera, verídica y relevante”.

Hoy la realidad es completamente distinta y la habilidad que hemos tenido que desarrollar es la de saber distinguir y discernir información, en un mundo donde el 70% de nuestra “productividad” está en redes sociales como Facebook, Twitter, Snapchat, Youtube o Instagram (mas las que vengan) y con ello de la mano las famosas fake news. 

Sigo sin conocer a alguien que pueda predecir con certeza el futuro, pero podemos estar seguros de que desde hoy, “la Generación Y”, “los Millenials” y las generaciones que vienen ya no tienen que sacar un diccionario ni necesitan memorizar las tablas matemáticas (macheteadas o cantadas); todo está a la mano o tienen la ayuda de Google, Siri o Alexa.

En México, durante los últimos años teníamos municipios o comunidades sin radio o televisión, completamente aisladas de la información y lo que pasaba en el mundo, pero ahora, cualquier niñ@ con un teléfono inteligente y conocimiento básico puede saber e informarse del tema o situación que quiera. Esperemos estar en condiciones de desarrollarles la capacidad de utilizar y explotar la información para el beneficio de sus familias y nuestra comunidad. Todos tenemos tarea.

UDEM rechaza a mujeres trans.- Estudiantes

Comparte este artículo:

Tras cancelarse la participación de la colombiana Ophelia Pastrana, mujer transgénero, empresaria y tecnóloga en la conferencia TEDxUDEM, alumnos de esta universidad calificaron tal acción de discriminatoria y transfóbica.

“Cuando nos llegó la noticia de Ophelia Pastrana dijimos ¡ups!, esto es algo sistémico, están rechazando mujeres trans de manera sistemática”, dijo un estudiante de la Comunidad de Representación de la Diversidad Sexual (Creds) de la UDEM.

“Están impidiendo que la gente trans ingrese a la universidad”.

Pastrana, quien ha compartido aforo con Randi Zuckerberg, jefa de mercadotecnia de Facebook, estaba contemplada para dictar una conferencia motivacional el 24 de noviembre.

La tecnóloga confirmó su participación el 19 de octubre por Twitter. Al día siguiente, anunció la cancelación en la red: “Parece que @UDEM no está de acuerdo con tenerme (según entendí)”.

Ella tiene en su cuenta más de 500 mil seguidores.

Al mismo tiempo que se anunció la negativa para Pastrana, a la Creds se le informó que el permiso para que la activista trans Sylvia Sofía Pérez participara en un diálogo sobre género con estudiantes el pasado lunes no se había tramitado.

En marzo, a petición de la UDEM, el grupo estudiantil Red Universitaria de Promoción de Derechos Humanos UDEM realizó un ciclo por el Día Internacional de la Mujer.

Los alumnos invitaron por su trayectoria a Dania Gutiérrez, bioingeniera del Cinvestav, quien ya había participado en otros eventos udemitas.

Sin embargo, fuentes de la Red indicaron que CELES (organismo encargado de actividades estudiantiles) canceló la participación de la científica trans ya que “la UDEM no se encontraba en buenos momentos para recibirla”.

Seis meses después, tras solicitar una razón de la cancelación, la Vicerrectoría de Formación Integral les indicó que no se permitían participaciones repetidas de un mismo ponente y que no querían que se confundiera la línea “entre aceptar y promocionar” a las personas trans.

Nery Gracia Ledezma, directora de Comunicación y Mercadotecnia de la UDEM, afirmó que la institución no invitó ni desinvitó a Pastrana.

Indicó que toda invitación requiere la validación de alguna autoridad universitaria.

El Reglamento General de Estudiantes de Educación Superior de la UDEM señala que esta institución se inspira en valores católicos, fomenta el respeto, la tolerancia y la aceptación ante la diversidad.

“En Monterrey somos un poquito más gringos que mexicanos” – Bronco

Comparte este artículo:

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco”, aseguró este jueves que la gente en Monterrey es más “gringa” que mexicana.

Ante el Embajador de la unión Europea en México, Klaus Rudischhauser, en el Palacio de Gobierno, el mandatario neoleónes así esta expresión en su intento de promover inversión extranjera en la entidad.

“Quisiera que ustedes promuevan a quienes quieran venir, e igual nosotros haremos la contraparte para quienes quieran invertir en Europa. En Monterrey somos un poquito más gringos que mexicanos (…) Tenemos una cultura más… o los americanos son más regiomontanos que americanos, también, porque nuestra relación es muy pegada”, dijo “el Bronco”.

Rodríguez Calderón aseguró que Nuevo León recibe importantes volúmenes de inversión extranjera y que es capaz de dar empleo a miles de personas de otras entidades.

La reunión fue privada, pero se transmitió a través del Facebook del mandatario.

Revelan que proveedor del PRI en campaña pagó por crear fake news contra Anaya

Comparte este artículo:

El dueño de la empresa que fue la principal proveedora de la campaña de José Antonio Meade, también es propietario de la firma que pagó para promocionar noticias falsas en contra de Ricardo Anaya, ex candidato de la coalición Por México al Frente, durante el pasado proceso electoral.

Sergio Jesús Zaragoza Sicre es dueño de Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., la empresa que pagó a Google y Facebook 3 millones 526 mil pesos para promocionar dos videos y una noticia falsa en contra de Ricardo Anaya, según una investigación del Instituto Nacional Electoral (INE).

Animal Político confirmó que Zaragoza Sicre también es accionista de Aldea Digital SAPI, C.V., la proveedora número uno del PRI durante la campaña que cobró 88 millones 774 mil pesos (o el 34% del gasto total de Meade), según consta en las actas constitutivas de las dos compañías.

El pasado 17 de julio, el INE determinó no interponer ninguna sanción por las noticias falsas “Así lavaron dinero Ricardo Anaya y su prestanombres Manuel Barreiro” y “Lavado de dinero Ricardo Anaya”, difundidas contra Ricardo Anaya, porque no encontró vínculo entre la empresa que pagó la promoción de las publicaciones, en Google y Facebook, y algún partido político.

En la investigación, el INE comprobó que Sergio Jesús Zaragoza Sicre y la empresa Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C., pagaron a Google y Facebook 3 millones 526 mil pesos para promocionar videos y una noticia falsa en contra de Ricardo Anaya. Pero como las plataformas no recibieron el pago por parte de un partido, el Instituto desistió de continuar la investigación.

Animal Político contactó este domingo 2 de septiembre a Sergio Jesús Zaragoza Sicre, pero evitó dar un posicionamiento y después de dos minutos de intercambio, terminó la llamada.

La empresa que usted tiene, Sicre, Yepiz, Celaya y Asociados A. C. pagó las notas falsas en contra de Anaya. ¿Lo incluyó en el cobro a la campaña de José Antonio Meade?–, se preguntó al empresario.

Le ruego que revise el asunto en el INE. El asunto está en litigio. Cualquier cosa que me vaya a preguntar del asunto está ahí y es público. Estoy con mi familia. Es todo lo que le puedo decir, y finalizó la llamada.

Con información de Animal Político.

Campañas Políticas y Fake News

Comparte este artículo:

Para nadie es secreto que la forma en la que las personas intercambiamos información de manera eficiente y rápida por medio de redes sociales ha venido a cambiar la forma en la que se hace campañas políticas en nuestro país. A nivel mundial el fenómeno de las denominadas fake news ha venido tomando un auge importante motivado por el cada vez mayor uso y diversificación que hay en redes sociales y lo barato (en términos de alcance) que es hacer publicidad en estas aplicaciones, en México es muchísimo más caro pagar una entrevista de TV local que tenga un alcance incierto de 300,000 personas que pagar una pauta en algún video que tenga un alcance probado de 300,000 personas que inclusive se pueden segmentar por zona, interés y otras categorías.

Las fake news fueron todo un tema el año pasado, ya que comenzaron a  surgir evidencias que un año antes en 2016 este tipo de guerra sucia fue utilizado ampliamente para desprestigiar y dañar la imagen de Hillary Clinton con ataques que al parecer provenían del extranjero. En México no somos la excepción, vemos con mayor frecuencia como proliferan en nuestras redes sociales sitios falsos de noticias, circulan encuestas de dudosa procedencia que confunden más al elector que las tradicionales las cuales también en muchas ocasiones son de dudosos resultados. 

Al aceptar utilizar una red social como Facebook, Twitter, Snapchat o Instagram estamos aceptando ceder mucha de nuestra información personal y la forma en la que interactuamos en nuestras redes, alimentando bases de datos con nuestros gustos y preferencias en todos los sentidos que bien utilizados pueden ser una buena herramienta para dirigir la publicidad, pero también algunos programas se prestaron para utilizar esa información o por medio de filtraciones obtenerla y dañar un proceso electoral. Hace poco Mark Zuckerbrerg, dueño y fundador de Facebook fue llamado a declarar por el escandalo de las filtraciones masivas de información que se dieron a conocer a inicios de año. 

Aún hace falta legislar al respecto pero es difícil considerando que entramos en un debate sobre si se está afectando o no el derecho de expresión de las personas y su derecho a la intimidad. Las fake news se potencializan con el abuso de redes, chismes y noticias falsas han existido siempre, inclusive en periódicos de renombre donde se llegan a pagar notas pero aún así no tenían el impacto que tienen hoy en día estas notas en redes. Es importante que estemos conscientes de lo que se avecina y ya comenzó, no contribuyamos a la bola compartiendo cosas sin corroborar la fuente o el verdadero motivo de la noticia, son solo dos meses, pero vale la pena aguantarse. 

#Verificado2018: Trump no dijo que construirá el muro para que el gobierno de EPN trabaje en serio

Comparte este artículo:

“Voy a construir el muro para obligar al gobierno mexicano a trabajar en serio” son las primeras palabras falsas que una publicación le atribuye al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

De acuerdo con la publicación, Donald Trump afirmó que en entrevista con la periodista Barbara Walters que: “Voy a construir el muro para obligar al gobierno mexicano a trabajar en serio porque un país inmensamente rico en recursos naturales y humanos no necesita exportar trabajadores ilegales. Es una aberración saber que políticos de ese país tienen cuentas millonarias en dólares y son dueños de grandes empresas. Conozco a muchos en el mundo de los negocios que tienen penthouses en la zona más exclusiva de New York y otros con Chalet en París o castillos en Europa. México es uno de los 5 grandes países petroleros a nivel mundial y pagan las gasolinas mas caras y eso no puede ser. Quiero que el gobierno de México se ponga a trabajar en serio y deje de exportar trabajadores ilegales”.

La información falsa fue publicada en la página de Facebook Nación Unida y hasta el momento cuenta con 158 mil reacciones y ha sido compartida 210 mil veces.

Verificado 2018 revisó el video original y constató que la única referencia que Donald Trump hace al muro es en el minuto 4:09, al decir que “primero que nada debemos de construir un muro y proteger la frontera, debemos tener un muro, vamos a tener un muro y va a ser un muro real, no un muro pequeño en el que puedan poner rampas sobre él, y no será difícil de construir y quién es mejor para construir que yo, sé exactamente qué hacer”.

Fuente: Verificado 2018 y Montserrat Sánchez

Busca Facebook evitar historia de Estados Unidos en México

Comparte este artículo:

Mark Zuckerberg presidente de la Red Social más grande alrededor del mundo, Facebook, sostuvo este martes durante su audiencia en el Congreso estadunidense que su principal prioridad será evitar que su empresa sea utilizada para injerencias indebidas en las elecciones que se realizarán este año en varios países.

“Lo que más me importa en este momento es que nadie interfiera en las diversas elecciones de 2018 en todo el mundo”, esto declaró tras varios escándalos sobre el uso de la red social para fines de proselitismo encubierto, entre ellos la difusión de miles de anuncios políticos auspiciados desde Rusia en Facebook durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2016.

Zuckerberg, aseguró que Facebook contará con un equipo de 20 mil trabajadores encargados de revisar contenidos, y desplegará nuevas herramientas de Inteligencia Artificial para remover noticias falsas y verificar la autenticidad de anunciantes políticos.

Tendremos unas elecciones intermedias extremadamente importantes en Estados Unidos, y elecciones mayores en India, Brasil, México, Pakistán y Hungría”, indicó.

De igual forma, el presidente de Facebook se lamentó de lo sucedido con la filtración de información de usuarios, y reconoció de igual forma que no se ha hecho lo suficiente para evitar este tipo de problemas, así como lo que se denominan Fake News, por lo cual se estará trabajando en mantener un ecosistema viable y confiable dentro de la Red Social.

Al término de su comparecencia, este declaró que: “no basta con darle a la gente una voz, tenemos que asegurarnos que no la estén usando para perjudicar a otras personas o propaguen desinformación”.

“Queremos estar seguros de que hagamos todo lo que podamos para proteger la integridad de las futuras elecciones”, declaró.

Asimismo, se comprometió a enviar al Senado una serie de propuestas de legislación que ayuden a proteger la privacidad de los usuarios.