La delgada línea entre el T-MEC y el SMV

Comparte este artículo:

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá; reconocido por sus siglas en español “T-MEC”,  está por convertirse en la figura que reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Este acuerdo comercial, representa una de las promesas económicas de mayor interés para la nación mexicana en la siguiente década considerando que tan sólo en el 2017, los Estados miembros del T-MEC hicieron transacciones con una valía que superaba los 1,486 millones de dólares a diario. Es decir, más de 61 millones de dólares por hora. 

Como se sabe, en la actualidad, la nación estadounidense es por mucho el principal socio comercial de nuestro país. A raíz de esto, es de mutuo interés para ambas naciones el estar en “piso firme” para el flujo positivo de las negociaciones. Es así como EU se pronunció en ocasiones reiteradas el pasado mes en cuestiones relativas al salario mínimo vigente mexicano como un obstáculo de la ratificación del T-MEC. Posteriormente, AMLO declaró que a fin de cumplir con lo solicitado por los Estados Unidos, se buscaría que para el año entrante el salario mínimo se comenzara a incrementar en por lo menos 2 puntos porcentuales por encima de la inflación anual. Esto representaría por lo menos un incremento salarial del 17.2% para el próximo año. Por otra parte, otra de las cuestiones solicitadas por los EU fue que México pudiere contar con un mayor presupuesto a ejercer para su reforma laboral. Solicitud ante la cual AMLO también acordó gestionar lo necesario para su cumplimiento.  

Ahora bien, lo trascendente de ambas demandas y que a su vez podríamos considerar como exigencias, contempla el hecho de reconocer la posición actual que ostenta México en el ámbito internacional respecto a la paga que México brinda a sus trabajadores. La promesa hecha por AMLO representa prácticamente una estrategia a fin de cerrar el trato con los congresistas pertenecientes al partido democrático de los Estados Unidos. Derivando consigo en una ventaja para los trabajadores mexicanos.  

En la actualidad, México ocupa la cuarta posición en la lista de países con mayor desarrollo económico en Latinoamérica, sin embargo, la media del salario de sus trabajadores es equiparable a la de algunas de las ciudades con mayor índice de pobreza en esta misma región del mundo. Otra de las cuestiones que repercuten mucho en la remuneración de los trabajadores es sin duda la tasa de informalidad laboral, misma que se ubica entre los focos rojos de la lista correspondiente. De acuerdo a David Kaplan; uno de los especialistas en materia de mercado laboral del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), es de carácter urgente que México dé un seguimiento firme a su reforma laboral en estricto apego al derecho de los trabajadores a una remuneración justa y que se incremente el salario mínimo en por lo menos 30 pesos.  

La situación no suena lo suficientemente alarmante si únicamente leemos los números: el salario mínimo vigente general de la república se fija en los 102.68 pesos, mientras que el correspondiente a la zona fronteriza se ubica en los 176.72 pesos. Sin embargo, la verdadera pregunta es: ¿para qué alcanza con esto? 

De acuerdo al CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), en México el 48.8% de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza contemplando sus ingresos. Esto quiere decir que las familias mexicanas que pertenecen a este rubro, viven a diario la falta de ingresos suficientes y limitaciones a múltiples de sus derechos entre los cuales destacan: el derecho a una educación básica, a los servicios de salud, a la seguridad social, a una vivienda de calidad con los servicios básicos e incluso a una alimentación digna. 

Con todos estos factores de la mano y el incremento constante de los costos en la canasta básica a manera injusta para lo que el mexicano promedio está ganando: ¿cómo puede México competir en un marco internacional? Si bien es cierto, es en parte triste el tener que ver que los cambios trascendentes tengan que surgir o incluso idearse fuera de nuestra nación. Es decir, a solicitud externa para poder cumplir con los estándares de otras naciones. Lo ideal hubiere sido que todas estas cuestiones se anticiparan a cualquier intervención ajena al gobierno mexicano. Sin embargo, esperemos que con estos cambios y proposiciones, dejando de lado las motivaciones, el pueblo de México pueda verse beneficiado en torno a este ámbito tan representativo y propio de la nación en la cual nos estamos convirtiendo. 

Se prevé que el T-MEC entre en vigor para marzo

Comparte este artículo:

Esta mañana en el marco de las populares conferencias de prensa dirigidas por el presidente, el subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade, dijo confiar en que Estados Unidos comenzará pronto el proceso formal de aprobación del nuevo acuerdo comercial de Norteamérica, TMEC.

El tratado, que reemplazará al TLCAN, debe obtener la aprobación en un Congreso estadounidense dividido donde los legisladores demócratas han manifestado preocupaciones en torno al acuerdo, incluida la implementación de una reciente reforma laboral en México.

Durante la conferencia, Seade comentó que “El progreso logrado en el diálogo entre (la legisladora Nancy) Pelosi y los congresistas de Estados Unidos (…), nos hacen pensar que el fin de esta compleja historia está cerca y pronto veremos a Estados Unidos iniciar el proceso formal para la aprobación del tratado“.

El presidente cerró este tema comentando que tiene confianza de que en las próximas semanas se va a aprobar el T-MEC en Estados Unidos.

Con información de Reuters y Noticieros Televisa.

#ElTalónDeAquiles: “Marketing político”

Comparte este artículo:

En 1967, cuando el primer ministro Lester B. Pearson anunció su salida del mundo político, Pierre-Elliott Trudeau no vaciló en convertirse en candidato a la dirección del Partido Liberal de Canadá (PLC). En junio de 1968, la matemática electoral le bastó, según las reglas del parlamentarismo canadiense, para formar un gobierno mayoritario. Cuatro años después, en octubre de 1972, su triunfo electoral fue más modesto: el gobierno, minoritario (en esa ocasión solo eligió 109 diputados), tuvo entonces que negociar con los 31 diputados del Nuevo Partido Democrático (NPD) para alcanzar la mayoría necesaria para gobernar. 

Medio siglo después, su hijo repite la historia. Justin Trudeau perdió este 21 de octubre de 2019 la mayoría que había obtenido en 2015. Los resultados del proceso electoral son los siguientes: 157 diputados para el PLC (en la Cámara de los Comunes, la mayoría se alcanza con 170 curules), 121 del Partido Conservador (PC), 24 del NPD, y 32 del Bloque Quebequense (BQ). Trudeau liderará un gobierno minoritario y deberá acercarse a los 24 diputados del NPD para alcanzar una mayoría que le permita gobernar. 

El debilitamiento del liderazgo de Trudeau se debe al ocaso, desde hace mucho tiempo, de la luna miel con el electorado progresista. Aquel joven de retórica inclusiva y cosmopolita, proaborto, en favor de los derechos de la diversidad, campeón del medio ambiente, y amante de los inmigrantes, tiene hoy 47 años, y ya no provoca ilusión. Trudeau es más bien visto como un sofisticado producto de mercadotecnia, que vende programas progresistas en campaña y habla bonito, pero que gobierna a la derecha y se contradice sin cesar. Clama, por ejemplo, luchar por el medio ambiente, pero apoya la expansión del Oleoducto Trans Mountain, que permite trasladar grandes cantidades de petróleo de un lado del país al otro. Alcanzar la independencia de las energías fósiles, asegura, requiere una transición ordenada. 

La expectativa de mejorar la transparencia de la administración pública (al permitir el acceso al poder de un líder joven), también quedó enterrada, en esta ocasión, bajo el affaire SNC-Lavalin. La empresa, acusada de fraude y corrupción, se expone a ser excluida por diez años de todo contrato público. Trudeau habría hecho presiones para evitar un juicio penal, favoreciendo un arreglo extrajudicial, fruto de la cooperación con las autoridades (conducente a una reparación). Conciliar es legal, pero la interferencia del despacho del primer ministro en un asunto que debe ser tratado imparcialmente, es problemático. Trudeau acepta (aunque no comparte) los resultados de una investigación independiente, cuyas conclusiones le son adversas. Aduciendo que una de sus obligaciones es evitar la pérdida de empleos, se niega a disculparse.

En un marco de urgencia climática como el actual, en donde comienzan a aparecer los primeros casos de eco-ansiedad, estrategias paulatinas como las propuestas por el primer ministro parecen, en el mejor de los casos, insuficientes, como lo son sus promesas de transparentar la toma de decisiones políticas. Hoy, el acto de elegir parece consistir en muchos países en ir a votar por el político que se aborrece para asegurarse que no resulte electo el político que se detesta. Por ello, el reto de Trudeau es no decepcionar de nuevo, mostrar que, en Canadá, eso no es cierto, y que más allá del marketing político, hay substancia para convertir las políticas progresistas a las que tanto refiere, en acciones concretas que la ciudadanía tanto reclama. 

La tarea no será fácil. El oeste canadiense, sobre todo las provincias petroleras (Alberta y Saskatchewan), en donde el PLC no logró elegir ni un solo candidato, está furioso. Son cuatro años más de un gobierno que subestima la contribución provincial financiera a la federación al tiempo que los grava con un impuesto a la contaminación y, además, les da lecciones ecológicas. Una alianza con el NPD puede entonces empujar a Trudeau a ser más osado y creativo, a ser más como él pretende ser, pero la elasticidad de la cuerda es limitada y podría reventar. Dos días después del fin del proceso electoral, 26,000 personas han ya firmado una petición en línea para formar una alianza en el oeste para promover la separación de Alberta de Canadá. Se trata del “Wexit”.  

Fernando A. Chinchilla 

Montreal, 23 de octubre de 2019

Pelosi asegura que el T-MEC se ratificará

Comparte este artículo:

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, declaró que el T-MEC se ratificará pronto, preferiblemente antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

“Puedo decir honestamente que creo que cada día estamos más cerca”, dijo Pelosi.”El tema es si hay una forma de aplicarlo. Nos sentimos muy bien sobre la posibilidad de que así sea. Aún no lo logramos porque no están las garantías de aplicación que debemos tener. Si bien hay algunas cosas buenas en el proyecto, sólo será una lista de cosas buenas si no se pueden aplicar”.

En noviembre de 2018, México, Estados Unidos y Canadá cerraron las negociaciones para lograr un nuevo acuerdo comercial que sustituiría al Tratado de Libre Comercio (TLCAN).

Desde junio pasado, México ratificó el nuevo acuerdo, T-MEC, pero este no ha sido aprobado en Estados Unidos.

En la cumbre de líderes del G20, el pacto fue rubricado por Robert Lighthizer, representante de comercio Exterior de Estados Unidos; Ildefonso Guajardo, ahora ex-secretario de Economía de México; y Chrystia Freeland, ministra de Asuntos Exteriores de Canadá.

La semana pasada, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador aclaró que la ratificación del T-MEC es necesaria para evitar que se convierta en un tema electoral en Estados Unidos, debido a que el próximo año se podrá elegir o reelegir a su presidente.

 

Con información de Expansión. 

 

AMLO se reunirá con legisladores de Estados Unidos

Comparte este artículo:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se reunirá con los legisladores de Estados Unidos. El propósito de esta reunión será recordar que nuestro país ya cumplió la ratificación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá.

Esto pasará mientras que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard se reunirá con el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo para discutir este mismo tema y ciertos compromisos acordados del pasado 7 de junio.

“Hemos avanzado en lo que a nosotros nos corresponde, cumplimos el compromiso de aprobar y ratificar el Tratado en México. Lo hicimos primero que en Canadá y Estados Unidos. Eso mismo le voy a decir a legisladores de Estados Unidos que viene pasado mañana“, mencionó el presidente durante la conferencia mañanera.

El presidente de México comentó que quiere impulsar la ratificación de las otras dos naciones.

“Y mi postura va a ser esa de que nosotros estamos a favor de que se concluya la aprobación del tratado, somos muy respetuosos de lo que decidan en Canadá, pero es conveniente para las tres naciones, por lo que han significado muchos años de integración económica“, agregó.

(Con información del Sol de México)

Rosalinda Bueso asiste a reunión de primeras damas en el G20

Comparte este artículo:

Rosalinda Bueso, esposa del canciller Marcelo Ebrard, representó a México en el encuentro de las primeras damas, en el marco de la cumbre del G20, que se lleva a cabo en Osaka, Japón.

Los remas que tratan son la promoción de la cooperación asó como desarrollo. Además genera un foro de discusión sobre economía mundial.

Los Estados miembros del G20 son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Cora del Sur, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.

#ElNidoDelGavilán: “Futbol de verano Parte 1”

Comparte este artículo:

De los dos torneos del verano, la Copa América y la Copa Oro, en la primera, la fase de grupos ha terminado, en el caso de la segunda, está cerca de terminar esta fase inicial.

Como es de esperarse, el futbol nos ha dejado sorpresas como el espantoso performance de Argentina, la solidez de Brasil y el paupérrimo nivel de la mayoría de los equipos de Concacaf.

La Copa América, en general, ha sido bastante regular, Argentina a pesar de jugar horrible, clasificó segunda de su grupo, Brasil y Uruguay hicieron lo propio. Colombia y Venezuela son las gratas sorpresas del torneo levantando la mano para competir al trío de siempre.

El formato de competencia es lo suficiente benigno que permite que equipos como Paraguay que sin ganar un juego pasen a la siguiente ronda. Los invitados al torneo, Japón y Catar quedaron eliminados en la primera ronda, pero dejando un grato recuerdo y jugando, en momentos, mejor que Paraguay, Perú, Bolivia y Ecuador.

Los cuartos de final están listos y los favoritos están claros, se pueden dar sorpresas, pero veo a Brasil muy definido para la final.

En cuanto a la Copa Oro, el futbol desplegado es pobre, limitado, con pocas luces, pero muy nuestro. México pasó caminando a la segunda ronda, con un resultado extraño de 3-2 contra la isla de Martinica en el último juego. Costa Rica terminó en un sorpresivo segundo lugar perdiendo contra un Haití que, como es habitual, siempre rompe las quinielas.

Los 3 grandes de la Concacaf tienen la obligación de avanzar de ronda y encontrarse en fase final, sin embargo, con el choque de México y Costa Rica en cuartos, se abre la posibilidad de tres equipos que tienen potencial de dar la sorpresa, Panamá, Canadá y Jamaica.

En grandes rasgos, ambos torneos no han defraudado en las expectativas de los equipos importantes y se han reafirmado las hegemonías históricas.

Los partidos a ver en estos días son, sin duda, los 4 partidos de Copa América que serán durísimos, en tanto de la Copa Oro ver a los 3 de siempre, México, Estados Unidos y Costa Rica.

Por el bien del futbol, ojalá en el mediano plazo, ambos torneos se fusionen para generar un salto de calidad en todo el continente, algo que nos hace falta a todos, especialmente en Concacaf.

Lo dicho, dicho está.

Senado avala ratificación del T-MEC

Comparte este artículo:

El Senado de la República avaló la ratificación del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) con 114 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones, por lo cual será enviado al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

En el proceso de la votación, llamó la atención que 3 legisladores integrantes de la fracción parlamentaria de Morena, emitieron un voto en contra de la aprobación del acuerdo comercial trilateral.

El presidente del Senado, Martí Batres anunció la aprobación del decreto del protocolo por el que se sustituye el Tratado de Libre Comercio de América del Norte por el T-MEC.

En sus redes sociales el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la ratificación y extendió un reconocimiento al poder legislativo por su labor que permitió la aprobación del acuerdo comercial.

“Es una muy buena noticia, se aprobó esta ratificación por mayoría. Votaron la mayoría de todos los legisladores de los partidos, esto significa que hay unidad y estamos de acuerdo en fortalecer nuestras relaciones con Estados Unidos y Canadá”, dijo López Obrador.

Por otro lado, señaló que el acuerdo también es una apuesta por el libre comercio y destacó que no hay dudas sobre la versión final del tratado, pues dijo, el antiguo TLC no promovió un avance de la economía del país.

“Hacia falta un complemento que cambiara la política económica como está sucediendo. Se firmó este tratado hace algún tiempo y no se impulsaron las actividades productivas, no se fortaleció el mercado interno, no se crearon empleos y los más importante, no se combatió la corrupción y la pobreza”, añadió el mandatario.

Reportan tiroteo en celebración de los Raptors en Toronto

Comparte este artículo:

Tras su victoria en las finales de la NBA, el equipo de los Raptors, lleva su celebración a su hogar en Toronto. Donde sus fanáticos se reunieron en el palacio municipal para conmemorar su esfuerzo y dejar su desempeño en la liga.

 

Los acompañaron en su festejo,multitudes de gente, acompañados de figuras importantes de canada, tales como el Primer Ministro, Justin Trudeau.

 

Sin embargo, se interrumpieron las fiestas debido a que durante el festejo se escucharon múltiples disparos entre la multitud. Las autoridades reportaron que solo hubo dos heridos, con lesiones no mortales. Quienes fueron rápidamente llevados a hospitales cercanos.

 

Hasta ahora, la policía no ha aprehendido a ningún sospechoso, no obstante lograron recuperar dos armas de fuego.

Pide AMLO ratificar el T-MEC

Comparte este artículo:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el día de hoy enviará al Senado los documentos para solicitar que se convoque a un periodo extraordinario para ratificar el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, mejor conocido como T-MEC.

“Vamos a solicitar a los senadores que se convoque a un periodo extraordinario para la aprobación del Tratado de Libre Comercio, el canciller Marcelo Ebrard, el consejero jurídico, Julio Scherer, y el subsecretario de Relaciones Exteriores, Jesús Seade, irán al Senado esta tarde”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“En este caso requiere una aprobación por mayoría simple y estamos seguros de que se va a aprobar”, complementó el mandatario.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que hoy irán al Senado a entregar toda la documentación.

“Hoy acudiremos al Senado para entregar todos los documentos del Tratado México, Estados Unidos y Canada, para que los senadores puedan iniciar el proceso de discusión y ratificación, la documentación incluirá el protocolo”.