Desplegaran a la Guardia Nacional en la CDMX

Comparte este artículo:

“Hace falta más presencia de elementos y de protección a los ciudadanos de la capital“. Dijo el presidente de México en una conferencia matutina el jueves.

Dado a el incremento de inseguridad en la Ciudad de México, la guardia nacional se desplegará en todo su territorio, confirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador. Se dice que bajo la administración de Miguel Ángel Mancera “entraron grupos de la delincuencia organizada” que han estado empeorando este problema en diversas partes de la ciudad.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, acordó con el presidente a coordinarse con la Guardia.

López Obrador no fue específico en cuántos elementos estarán en la ciudad, pero aseguró que ya se hay una estrategia en mente en respuesta a la elevada violencia que hay en la capital.

(Con información de Expansión Política)

¿Y después de Minatitlán? Algunas lecciones de la “guerra” contra el narco

Comparte este artículo:

En esta ocasión no citaré cifras ni redundaré en la obviedad de la ola de violencia en que vivimos. Sí me uniré a otras voces que han externado su solidaridad con los familiares de las víctimas de la masacre de Minatitlán. Crecí muy cerca de ahí, en Coatzacoalcos. Aún conservo varias amistades en ambos municipios y tengo muy buenos recuerdos de mi infancia y juventud temprana. Lamento mucho lo que ahí sucedió el pasado viernes, 19 de abril, pero lamento aún más la respuesta evasiva del Presidente López Obrador. En su conferencia mañanera del 30 de enero anunció que “oficialmente ya no hay guerra, nosotros queremos la paz”. Si bien esta frase señala una aspiración legítima, también exhibe la ingenuidad de que el cambio de discurso hacia un tono pacifista transformará la realidad por sí sola. Sé que su gobierno no es culpable, pero sí es responsable de lo que suceda en este sexenio. 

          Desde que dio inicio la “guerra” contra el narco durante la administración de Felipe Calderón, la violencia y el número de muertos han escalado a niveles terribles. Sin embargo, nos guste o no, en este tortuoso proceso las fuerzas de seguridad también han aprendido lecciones valiosas. En junio de 2011 Eduardo Guerrero documentaba (click aquí) dos hechos innegables: 1) la fragmentación de los grandes cárteles en México, y 2) la dispersión de la violencia en el país como consecuencia de ello. También argumentaba que era necesario implementar una estrategia disuasiva similar a la que se utiliza en Estados Unidos, mediante la cual, a una acción desmedida del crimen organizado, le corresponde una reacción (o respuesta) con toda la fuerza del aparato de seguridad del Estado. En lugar de ataques frontales que no consiguen reducir la violencia y que además con desgastantes, los golpes a las organizaciones criminales deben ser focalizados y obedecer al principio de retaliación. En los últimos días otros analistas (ej. Alejandro Hope aquí) han manifestado su apoyo implícito a esta tesis. Comparto esta visión. Creo que la administración del Presidente López debe responder de manera clara y contundente con la fuerza del Estado. Debe enviar el mensaje a los criminales de que el Estado no tolerará atrocidades como la sucedida en Minatitlán. 

          Otra lección aprendida es que la estrategia de focalización ya ha sido puesta en práctica -en cierta medida. Por ejemplo, en 2011, el que fuera el año más violento hasta antes de 2018 (y el actual 2019) algunas estrategias militares y de seguridad pública en el norte de México, Veracruz y Guerrero utilizaron el enfoque de disuasión.  Los resultados mostraron un relativo éxito en la contención de la violencia y el delito. 

          Tercero, es sabido que el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) opera desde hace unos años en Veracruz. Se caracteriza por su estilo violento de confrontación, tanto con el Estado como con otras organizaciones criminales. También es un buen ejemplo del tipo de organización a la cual las fuerzas federales debieron haber respondido de manera focalizada desde hace tiempo. Es posible que exista la preocupación en el equipo del Presidente López de que un golpe a dicho cartel pudiera desencadenar acusaciones en los medios de que su gobierno apoya a otros cárteles. Por este motivo, el Presidente debe comunicar abiertamente lo que pretende hacer, haciendo un ejercicio “pedagógico” como él lo llama. Debe echar mano de su carisma y capital político, que no tenían Presidentes anteriores y, por ende, tenían un menor margen de maniobra en este sentido. Las conferencias mañaneras son el espacio adecuado para exponer este tipo de estrategia. Sobre todo, debe explicar los beneficios -documentados durante los últimos año- que dicha estrategia tendría por encima de otras alternativas. 

          La cuarta lección que hemos aprendido es que hay, a grandes rasgos, dos tipos de organizaciones: 1) los grandes cárteles y 2) organizaciones pequeñas escindidas o satélites de los cárteles. Cada tipología está asociada a diferentes tipos de delito. Los cárteles se relacionan con narcotráfico, extorsión, y otros delitos de mayor envergadura; mientras que las organizaciones más pequeñas están relacionadas con delitos del fuero común. La violencia que cada tipo de organización genera también es de naturaleza distinta y hemos aprendido que se requiere fuerzas de seguridad distintas para hacerles frente. Aquí radica la importancia de las policías locales, sobre todo las estatales, ya que las municipales tienen un rol testimonial en muchos casos. El fortalecimiento de las policías locales sigue siendo una de las tareas prioritarias, y aún pendientes. Lo es porque son estas las que inevitablemente deben asumir la responsabilidad de atender la violencia en los Estados que generan las pequeñas organizaciones criminales. Además, de su fortalecimiento depende que haya más éxitos o fracasos en la coordinación con las fuerzas federales en operativos conjuntos de contención de la violencia. 

          Por último, todo lo anterior no sería posible sin trabajos de inteligencia, tanto en la Federación, como en los Estados. La inteligencia es fundamental para distinguir entre la violencia atribuible a grandes cárteles y aquélla relacionada con organizaciones menores. La distribución de competencias y tareas a nivel local entre ambos niveles de gobierno pasa por entender dicha diferencia. Con esto hay que recalcar que los Gobiernos Estatales también deben asumir su responsabilidad. Los ciudadanos debemos exigirles también a los Gobernadores y no solo al Presidente. 

Mientras tanto, reitero mi solidaridad con Minatitlán. 

Ya chole con la politiquería y grilla, me tiene hasta el copete: AMLO

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), perdió la paciencia durante un evento en el municipio de Tantoyuca, Veracruz:

‘Ya me tienen hasta… el copete’, gritó AMLO presidente a los políticos corruptos que se volvieron contratistas.

Durante su promoción de Programas Integrales de BienestarAMLO eseñaló que, cumplirá todos “los compromisos, no le vamos a quedar a deber nada, cumpliremos al pueblo de Veracruz y al de México”.

López Obrador, describió los gobiernos anteriores como un elefante reumático al que le cuesta trabajo moverse, hay que empujarlo, por lo que pidió ayuda de todos los mexicanos para que este elefante camine.

AMLO admitió que no está siendo fácil, que el gobierno que dejaron los anteriores presidentes no estaba listo para beneficiar al pueblo.

El mandatario, dijo que la limpieza de México ya comenzó, que están sacando a la corrupción y que la cuarta transformación ya inició, sin embargo, tomará tiempo.

Según, AMLO, los actos de los políticos corruptos el presupuesto no le llegaba a la gente que lo necesita, se beneficiaba una minoría, mientras el pueblo solo se empobrecía.

López Obrador, está confiado en que el problema de seguridad que se vive en Veracruz y en el resto de México, la sociedad dejará de ligar la delincuencia con las autoridades. 

Vargas Llosa ‘distraído’ al reaccionar por carta: Tatiana Clouthier

Comparte este artículo:

El escritor Mario Vargas Llosa no está al tanto de los avances del nuevo Gobierno por estar distraído en su nuevo matrimonio, afirmó la diputada morenista Tatiana Clouthier, ex coordinadora de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

Luego de que el escritor peruano-español criticó a López Obrador por exigir una disculpa al Rey Felipe VI por los abusos cometidos en la conquista, Clouthier señaló que Vargas Llosa no conoce el contexto nacional.

Destacó que el de López Obrador es el Gobierno que más ha hecho a favor de los pueblos originarios, ante la sugerencia de Vargas Llosa de que la disculpa tendría que ser del Mandatario tabasqueño hacia los indígenas.

“Creo que le falta a Vargas Llosa contextualizarse, ha andado un poco distraído con esto del matrimonio nuevo o con el noviazgo nuevo y no se ha fijado que en México están pasando cosas distintas en estos momentos”, sostuvo en entrevista en el Senado.

“Soy una amante de Vargas Llosa como lectora, creo que Vargas Llosa ahorita no está ubicado en el contexto”.

Clouthier señaló que integrantes de las comunidades indígenas están representados en el Gobierno.

Andrés Manuel lleva en el Gobierno 100 días, si esta disculpa le piden que se la pida a Peña Nieto o a Felipe (Calderón) por no haber hecho lo correcto, y así me voy para atrás, pero Andrés Manuel lleva 100 días, y si alguien ha sido incluyente con los pueblos originarios en muchísimas vertientes, desde la manera en que fueron incluidos y nos representan en la Cámara de Diputados, ha sido el Presidente actual“, definió.

La hija de “Maquío” consideró que las disculpas por agresiones históricas podrían promover una mejor relación con los ofendidos, en este caso, con las comunidades originarias.

“No es el único país que ha pedido esta disculpa, y no a los españoles solamente, ha habido varios gobiernos que han solicitado una disculpa a partir de ciertas agresiones que se han tenido por parte de la historia, y normalmente, cuando uno se disculpa, uno libra algo y algo se mueve a favor del todo.

“No veo en qué tenga de malo a veces solicitar una disculpa, que puede ser una manera de encontrar una manera de relacionarnos distinta a quienes se han sentido ofendidos, que no necesariamente somos tú y yo, que son nuestros hermanos originarios por muchas de las cosas que pasaron en este país”, afirmó.

 

Recicla AMLO a bateados para CRE

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Senado las nuevas ternas para ocupar las cuatro vacantes en la Comisión Reguladora de Energía (CRE)luego de que la cámara rechazara la semana pasada las propuestas iniciales de presidencia . ¿La sorpresa? Son los mismos aspirantes que fueron rechazados por los legisladores.

La nuevas ternas están integradas por los mismos nombres que ya fueron votados y que no alcanzaron los votos suficientes para ser aprobados por los senadores, solo que en esta ocasión el presidente colocó los nombres en diferentes posiciones.

Así, para reemplazar al comisionado Jesús Serrano Landero, López Obrador propone a Paola Elizabeth López Chávez (que registró tres votos en la votación del pasado jueves), Ángel Carrizales López (que no obtuvo ninguno) y Luis Linares Zapata (que acabó la votación con 73 a favor).

Para reemplazar a la comisionada Neus Peniche Salas la terna es la integrada por Norma Leticia Campos Aragón (que tuvo 74 votos), Jorge Amaya Mendivil (ningún voto en la pasada votación) y Alfonso López Alvarado (1 voto).

Para sustituir la vacante que dejará el comisionado Mercelino Madrigal Martínez los candidatos son José Alberto Celestino Isaacs (75 votos), Mario José Silverio García Yépez (cero votos) y Raúl Morales Mitre, que no se presentó a la comparecencia de la semana pasada.

Por último, para la vacante que dejará la comisionada Celia Montserrar la propuesta es Edmundo Sánchez Aguilar (que obtuvo 75 votos la semana pasada), Fernando Juárez Martínez (sin votos), Guadalupe Escalante Benitez (un voto).

Las ternas fueron enviadas a la Comisión de Energía, ante quienes deberán comparecer nuevamente los aspirantes a comisionados de la CRE.

Revelan la carta que AMLO le envió al rey de España

Comparte este artículo:

El diario Reforma dio a conocer la presunta carta que el presidente de MéxicoAndrés Manuel López Obrador, envió al rey de España para que se disculpara por lo actos violentos cometidos en la conquista, acción que provocó una ola de burlas dirigidas al mandatario mexicano.

En menos de 24 horas, el rey de España, Felipe VI, rechazó tal petición.

Según dicta el documento revelado por Reforma, López Obrador, propuso una ceremonia pública para disculparse.

“El Gobierno de México propone a su Majestad que se trabaja a la brevedad, y en forma bilateral, en una hoja de ruta para lograr el objetivo de realizar en 2021 una ceremonia conjunta al más alto nivel; que el Reino de España exprese de manera pública y oficial el reconocimiento de los agravios causados”.

Durante la conferencia matutina del 25 de marzo, Andrés Manuel, confirmó que había enviado undocimento al rey de España y otro al papa Francisco. En el texto, AMLO presidente, se dirige a la máxima autoridad de la Iglesia como “Su majestad”.

“Sin afán de ahondar en ellas, su Majestad, me ciño a los hechos: la incursión encabezada por Cortés a nuestro actual territorio fue sin duda un acontecimiento fundacional de la actual nación mexicana, sí, pero tremendamente violento, doloroso y transgresor; comenzó como un acto de voluntad personal contra las indicaciones y marcos legales del Reino Castilla y la conquista se realizó mediante innumerables crímenes y atropellos”.

Ayer mismo, las autoridades españolas, respondió dicha carta  en donde rechazaban “con toda firmeza” su contenido, pero también señalaron que “reitera su disposición para trabajar conjuntamente con el Gobierno de México y continuar construyendo el marco apropiado para intensificar las relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos países, que nos permita afrontar con una visión compartida los retos futuros”.

 

 

 

La forma es fondo

Comparte este artículo:

La inesperada petición vía video de Andrés Manuel López Obrador al Rey de España Felipe VI y al Papa Francisco para obtener una disculpa por la manera en que colonizaron a los pueblos indígenas de México ha causado polémica, burlas y hasta cierto punto pena por parte de los mexicanos. El Ministerio de Relaciones Exteriores de España rápidamente comunicó que rechazaban con toda firmeza esta solicitud y de parte de la población española también hubo indignación hacia la misma. 

En la conferencia mañanera del día consecutivo, López Obrador dijo: “contestó el Gobierno de España sobre una carta que enviamos, que dicho sea de paso no dimos a conocer como ellos sostienen … es un asunto de forma, pero a veces la forma es fondo”. Además, mencionó que el lado bueno de esto es que se va a saber lo que sucedió hace 500 años y se podrá iniciar una nueva etapa de perdón y reconciliación, aunque en 1836 ya se había firmado el Tratado Definitivo de Paz y Amistad entre México y España. 

No se puede negar que hubo una brusca colonización e imposición de la cultura española en los pueblos originarios y por esto son merecedores de una disculpa, sin embargo, la comunicación de AMLO carece de congruencia y claridad y está sujeta a declaraciones espontáneas que posteriormente tienen que ser corregidas por el alboroto causado. La historia no debe ser olvidada, los pueblos indígenas han sido invisibilizados a lo largo del tiempo, se reconoce que ahora se les quiera brindar una voz, ya que ellos también son parte de México. 

Tal como dijo nuestro presidente, la forma es fondo, y si se va a optar por tener un ‘Año de la Reconciliación’ también debe haber acciones para llegar arreglar lo que se encuentra cuarteado dentro de la sociedad mexicana. Que haya un apaciguamiento entre las ideologías políticas que puedan existir, un reconocimiento que la prensa es libre y no es fifí solo por mostrar una postura diferente, una igual defensa a los derechos de las mujeres, niños y otros sectores vulnerables, políticas públicas más concretas, fuertes y eficaces para terminar con la corrupción y más para así llegar a una reconciliación en México.

#Kleroterion: “¿Por qué 100 días?”

Comparte este artículo:

En estos días hemos escuchado en todos los medios informativos, periódicos y redes sociales, el trabajo realizado por el Presidente de la República el Lic. Andrés Manuel  López Obrador durante sus primeros 100 días de gobierno.

Asimismo, en el transcurso de los sexenios de la mayoría de los que ostentan un cargo público en todos los rincones del país, hacen referencia a estos 100 días, elogiando o exponiendo el trabajo que se ha realizado, demostrado a su vez, que en poco más de tres meses, los objetivos o promesas de campaña se van consolidando.

Pero, ¿por qué debe ser a los 100 días, y no a los 50, 99 o algún otro lapso de tiempo? Estoy convencido que todos hemos escuchado este término, sin embargo, muy pocos saben el porqué, y a continuación lo expongo.

El periodo de los “Cien Días”, Cent-Jours en francés, o también conocido como la Campaña de Waterloo, tienen su antecedente del 20 de marzo de 1815, cuando Napoleón regresaba a Francia, es específico a París, después de su exilio en la Isla de Elba, hasta el 28 de junio de 1815, fecha de la segunda restauración Borbónica de Luis XVIII como rey de Francia.

Pero, ¿a qué se refiere?, Napoleón, como se mencionó, fue desterrado a la Isla de Elba, el 11 de abril de 1814, lo anterior, derivado del Tratado de Fontainebleau firmado por Austria, Prusia, Gran Bretaña y Rusia, donde se estableció que Bonaparte debía vivir en exilio; posteriormente logró fugarse retomando el poder absoluto durante Cien Días, los últimos de Bonaparte en el mando. Dice la bibliografía, que este acto atemorizó a gran parte de Europa, por lo que las naciones formaron una nueva coalición para intentar derrocarlo, con miras a que fuera la última vez, el encargado de dicha acción fue Arthur Wellesley, mejor conocido como el Duque de Wellington, quien con todo el poder Europeo que estaba en contra de Bonaparte, culminó en la batalla de Waterloo en 1815.

Cabe mencionar que como datos curiosos, al desterrar a Napoleón, se  le exilió como Soberano de Elba y se le mantuvo el título de emperador, aparte le dieron un estipendio de dos millones de francos, además de que previamente sufrió un intento de asesinato y quiso suicidarse pero no lo logró; ya después de su derrota el Waterloo, fue nuevamente exiliado pero a la Isla de Santa Elena donde estuvo hasta su muerte en el 5 de mayo de 1821.

¿Cómo ven, les quedó claro?, va de nuevo pero más explicado, Napoleón fue exiliado y durante 11 meses observó lo que sucedía en Francia, además de ver que la situación europea era peligrosa, tanto que las demandas del zar de Rusia,  Alejandro I, había puesto al borde de la guerra a las potencias en el Congreso de Viena, fue entonces que Bonaparte se entera por sus espías, que los monárquicos de París y Viena, querían deportarlo a las Azores (grupo de islas) y si era posible, asesinarlo, por lo que con toda la astucia que se caracterizaba en Napoleón, aprovechó un descuido de la guardia y se embarcó con aproximadamente 600 hombres, desembarcando cerca de Antibes, localidad francesa; posteriormente su tropa fue creciendo hasta llegar a convertirse nuevamente en ejército, fue así como entró a la capital francesa, donde Luis XVIII escapaba de manera inmediata. Entonces comenzaban los mencionados últimos Cien Días de Bonaparte en el poder, tendiendo en cuenta que su posición política era débil, todas sus actuaciones debían ser por las armas, por lo que Francia y Europa se tomaron muy en serio esto, es así que Napoleón se lanzó al ataque, donde sucumbe de manera definitiva en la batalla de Waterloo. Ahora bien, la expresión Cien Días, se usó por primera vez por el prefecto de París, el Conde de Chabrol, en su discurso de bienvenida a Luis XVIII.

Por otra parte, quedando claro el primer antecedente de este lapso de tiempo, la utilización inmediata de este término, se refiere al siguiente siglo con el trigésimo segundo presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt en 1933, en medio de una gran crisis económica, donde el plazo fue una muestra de colaboración y anuencia del Congreso ante la Gran Depresión. Hoy en día no es de una manera tan extrema como la de ese entonces, pero tiene sentido cuando un presidente entrante tiene la popularidad máxima en este período, además de tener más margen de desempeño en el Congreso, por lo que muchas personas lo manejan como la luna de miel de los gobiernos entrantes.

Un dato interesante, es que en los cien días en 1933 en Estados Unidos, el congreso aprobó 15 leyes que aportaron de manera positiva a esta nación, dando trabajo a miles de desempleados y tranquilizando o haciendo llevadero el pánico bancario que existía, fundando los cimientos del llamado New Deal. Pero en estricto sentido, los verdaderos cien días se dieron entre el 9 de marzo y el 16 de junio de 1933, durante la sesión extraordinaria del Congreso, teniendo en cuenta que Roosevelt llevaba 5 días de presidente, cuando empezó la cuenta.

Es así que el nuevo presidente al recibir a la Nación en medio del caos total, con las bolsas de valores cerradas, los bancos quebrados, con una pérdida de un tercio de la riqueza, con el país apunto del colapso, muchas personas recomendaron que tomara decisiones dictatoriales, a tal grado que su propia esposa le recomendaba que no era mala idea ser un dictador, pero un dictador benévolo; él en cambio, nunca optó por medidas extremas, se apoyó en el congreso empujando reformas y buscado el apoyo de los americanos. Se cuenta también que en ese lapso, tuvo pláticas solicitando a sus amigos que no sacaran todo el dinero de los bancos y que confiaran en las medidas que estaba tomando para superar la crisis, y así fue, logró superarla, y por supuesto, en ese período una infinidad de periodistas le hacían comparaciones con Napoleón Bonaparte.

Fue entonces que por medio de Roosevelt, se daba comienzo nuevamente a los cien días, pero ahora con una manera de presión al congreso y para ganarse a todos y cada uno de los ciudadanos, ofreciendo un plazo corto y efectivo de actuación. Por ejemplo, las primeras leyes que se aprobaron en este período en 1933, fueron la que dio el control del sistema bancario al presidente: acabar con el patrón oro, obras públicas para construir carreteras, subsidios para los granjeros, se creó la primera regulación financiera, así como tasas al alcohol, entre otras. Cabe mencionar que todas estas iniciativas las aprobó el Congreso, curiosamente con muy poquito debate, por lo que sin duda, el plazo “ordenado”, cobró sus frutos, además de que el presidente tuvo empatía hasta por los grupos conservadores y por supuesto, entre los republicanos.

Ahora bien, para México existen indicios que fue Luis Echeverría Álvarez quien siguió con esta tradición de hacer el balance de los 100 primeros días de gobierno, lo anterior, con la finalidad de hacer diferencia con mandatos anteriores, por lo que a partir del comienzo de ese tiempo, se vislumbraría el plan o proyecto político desarrollado durante le sexenio o mandato.

Entonces, después de escuchar lo que significan los 100 días, podemos entender lo importantes que pueden ser hoy en día para cualquier gobernante, ya que sólo así podemos entrelazar en primera instancia, la percepción de la ciudadanía de que al comienzo de un mandato debe existir un cambio y que estas mismas propuestas de inicio pueden ser hasta más importantes que el propio Plan Nacional de Desarrollo.

Es entonces que al retomar los primeros cien días de Gobierno de Echeverría, estoy convencido que de alguna manera su frase “Arriba y Adelante”, tiene que ver con la de Roosevetl, “Actuar y actuar ahora”, o si nos vamos a la actualidad, tal vez la propia frase del Presidente Andrés Manuel, “Juntos haremos historia”, tienen su antecedente en los llamados cien días, por lo que como lo hizo el presidente americano, todas las frases de cualquier gobernante en la actualidad son una muestra del antes y el después, por lo que esta tradición política significa los compromisos inmediatos que postula el gobernante y por supuesto para la ciudadanía; es una muestra de lo que se puede esperar durante todo el cargo, manteniendo o reforzando sus propuestas de campaña, pero que en otros casos sólo demuestran que eran mentiras, asimismo, para los opositores o los que no comulgan con su proyecto, estos días también sirven para atraerlos o simplemente demostrar que su trabajo se realiza de manera satisfactoria para toda la población y en muchos casos, poder cambiar su percepción.

Concluyo diciendo que gracias a estos “Cien Días”, podemos construir la apreciación adecuada que debemos tener ante nuestros gobernantes, siendo ésta, la primera muestra para saber qué tan efectivo será todo el sexenio y en su caso, lo que dará legitimidad y respaldo al propio gobernante, demostrando si el gobierno que inicia tiene la capacidad suficiente para poder lograr un mandato eficaz, comprometido y sobre todo con la palabra postrada durante su campaña, pero entonces de aquí en adelante, vamos a saber con claridad y con toda la historia, lo que significan los 100 días.

Se terminó pesadilla de la política neoliberal: AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó la elaboración de los foros para el Plan Nacional de Desarrollo con la finalidad de que todas las voces de la sociedad sean escuchadas con miras a dejar atrás el modelo neoliberal.

El mandatario criticó que, durante dicho periodo, los gobiernos no hayan escuchado a la ciudadanía y optaran por las “imposiciones” del extranjero.

“Durante todo el periodo neoliberal estuvo en desuso, no se hablaba de planeación para el desarrollo. Se guiaban los anteriores gobernantes de las recetas que enviaban desde el extranjero”, dijo López Obrador. “De las llamadas reformas estructurales, desde allá se definía la agenda nacional y se imponían las políticas públicas”.

El tabasqueño afirmó que dichas “recetas” solo estaban encaminadas a beneficiar a unos cuentos y empobrecer a la mayoría de los mexicanos.

Afirmó que, en un acto de soberanía, el gobierno de México impulso dichas consultas a fin de desarrollar un plan propio de acuerdo con las necesidades de todos.

Por ello, dijo el presidente, el nuevo plan de desarrollo, que está fundado en un profundo cambio de régimen, pone fin a las políticas públicas neoliberales y con ello su enfoque económico, al que calificó de pillaje y entreguista.

“Es el momento de expresar, aprovechando este foro, que para nosotros ya se terminó con esa pesadilla que fue la política neoliberal, declaramos formalmente desde Palacio Nacional el fin de la política neoliberal“, lanzó.

“Quedan abolidas las dos cosas”, enfatizó.

López Obrador indicó que será un reto de su gobierno que el proyecto de desarrollo sirva para la regeneración de la vida pública y que sea una inspiración para otros pueblos.

Destacó que la modernidad se puede forjar desde abajo sin excluir a nadie y que el desarrollo no debe estar opuesto a la justicia social.

AMLO asegura que no buscará la reelección

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no buscará la reelección y para garantizarlo firmará un compromiso este próximo lunes.

“Un compromiso firmado, tengo palabra, lo que estimó más importante en mi vida es mi honestidad. Voy a hacer ese compromiso público, voy a decir que soy partidario de la democracia, que estoy de acuerdo con la máxima del ‘sufragio efectivo, no reelección'”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Lo dicho por el mandatario se da después de que este jueves la Cámara de Diputados aprobó en lo genera y en lo particular las reformas constitucionales para la revocación de mandato y consulta popular.

El político tabasqueño reiteró que admira a Francisco I. Madero porque aporto a la democracia.

“Soy maderista. Voy a seguir, si lo decide el pueblo, seis años y que a finales del 2024 termine mi mandato. Atentamente, ya saben quien”, reiteró AMLO.