PRI: Entre ilusiones y simulaciones

El pasado fin de semana se celebraron 88 años desde la creación del Partido Revolucionario Institucional. “88 años contigo” fue el eslogan que uso el partido para sus festividades.

Los altos dirigentes y mayores representantes del partido que ha gobernado México por más de 70 años, se reunieron en una de las épocas más oscuras y difíciles que tenga memoria el PRI. Con las elecciones en el Edomex, Nayarit y Coahuila en juego este año y la Presidencial en el 2018, los priistas tuvieron que mostrar una cara de unidad y de esperanza de que puedan derrotar a la oposición este y el año que viene.




En un acto que demuestra la simulación dentro del partido, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, le hizo entrega de la medalla “Luis Donaldo Colosio” al ex dirigente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Desde hace tiempo se habla sobre los desacuerdos y la rivalidad entre Beltrones y el presidente Peña Nieto. Pero para los festejos del 88 aniversario estas rencillas parecen haberse eliminado de momento.

El PRI, debe demostrar que está más unido que nunca, debe de demostrar fortaleza, pero al hacer esto cae en la simulación, en la mentira.

El PRI es el dinosaurio de ochenta y ocho años que tiene la esperanza de vivir otros ochenta y ocho. Tal es la prueba de los discursos de Enrique Ochoa Reza y del Presidente. Ambos personajes tienen la esperanza, o por lo menos quieren transmitir esa fe, de que este año arrasarán en el Edomex, Nayarit y en Coahuila, y que los triunfos también los llevará a ganar en el 2018.

Lejos están de la realidad los dirigentes del PRI Nacional. No se dan o no se quieren dar cuenta que la sociedad mexicana está harta del partido oficial. Este hartazgo se está traduciendo apoyo para la oposición, en específico, para Andrés Manuel López Obrador, al que ellos catalogan como “un peligro para México” y un “retroceso”.

El dinosaurio que nació después de la Revolución Mexicana y dio forma a las instituciones que hoy rigen a México, ciertamente, no morirá, pero tendrá que reformarse. Tendrá que entregar a sus Duartes, Moreiras, Borges, Medinas, si quiere en algún momento volver a Los Pinos.

Tendrá que pedir perdón por sus errores y por todos los muertos que han dejado administraciones como la de Díaz Ordaz, Echeverría y por qué no, Peña Nieto.

La regla es: reformarse o morir.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿88 años contigo?”

El sábado fue el festival del cinismo, se celebraron los 88 años del Partido Revolucionario Institucional. En medio de una de sus peores épocas en la historia reciente, los dinosaurios del partido oficial, que ha gobernado por más de 70 años al país, se dieron baños de pureza y criticaron duramente a la oposición.

El primero en hacerse como que la Virgen le habla, fue Enrique “Henry Monster” Peña Nieto. El presidente de todos, aseguro que la victoria de la oposición, ya sea PAN o Morena, sería un retroceso para el país, o sea para el presi, el bueno, el bueno es solamente alguien del PRI.

El otro que se pasó de cínico fue el dirigente nacional del partido, Enrique “Rana” Ochoa Reza. Llamó a que se cumpliera la ley y se capture lo más pronto posible a Javier “Ñoño” Duarte y que se haga cumplir el estado de derecho de nuestro país. Ochoa, dijo esto no sin antes, hacer mención del lamentable hecho de las quimioterapias falsas que el gobierno de “Javidu” dio a niños con cáncer.




En verdad que, escuchando los discursos de los dos Quiques, no sé qué hacer. Llorar, reírme, hacer algún tipo de berrinche.

Es increíble el cinismo que siguen teniendo los altos dirigentes de este partido político. Desde su eslogan, “88 años contigo”, se ve el cinismo y la poca vergüenza que tienen. En 88 años el PRI, sí dio forma al sistema institucional de México después de la Revolución, pero en todo este tiempo, han habido múltiples matanzas donde directamente se han señalado a gobiernos del PRI.

¿Acaso el PRI estuvo con los muertos de la Matanza de Tlatelolco de 1968? ¿Estuvo el partido oficial con los muertos del jueves de Corpus en 1972? ¿Y qué nos pueden decir de Atenco? ¿Ayotzinapa? ¿Los casos de corrupción en más de cuatro entidades? Claro que no, el PRI no ha estado con nadie, más que con ellos mismos.

Desde siempre solamente han visto por el bien de sus bolsillos, no por el bien de la patria y de la gente. Si acaso con los que han estado es con su voto duro, que recuerdan cada que hay elecciones.

Hoy por hoy, el PRI es un partido en decadencia, o se reforma en verdad o va a desaparecer como tal.




En definitiva, el cinismo y la poca vergüenza de sus principales caras y dirigentes no ayuda. Señalar y exigir que Duarte sea detenido, cuando fue al mismo gobierno priista al que se le fugo, va más allá de la lógica de cualquier persona. Pero bueno, el PRI tristemente es un ejemplo de lo viciado que está nuestro sistema político.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

2018: Los paisanos importan más que nunca

La semana pasada y esta, personajes de la política se han paseado por los Estados Unidos. El factor Donald Trump, ha hecho que a nuestra clase política le importen hoy más que nunca los paisanos en los Estados Unidos. ¿Por qué surgió este interés en ellos? ¿Son únicamente las políticas anti inmigrantes de Trump las que han motivado estos “paseos” por la Unión Americana?

No, lamentablemente el interés de los políticos mexicanos en los paisanos no es genuino. Las elecciones del 2018 empiezan a pesar, y mucho en los partidos políticos. Para el año que viene 18 millones de paisanos son elegibles para votar en uno de los comicios más importantes en la historia de nuestro país. Enamorar a los paisanos e ir a hacer “pre campaña” es esencial para los futuros candidatos y los dirigentes de los partidos.

Esta nueva importancia se ha visto reflejada en el discurso de Ricardo Anaya y Enrique Ochoa Reza, dirigentes del PAN y el PRI respectivamente. Ambos hablan de que se deben de defender a los migrantes en los Estados Unidos, que se deben de combatir las políticas anti migrantes de Donald J. Trump, y que los paisanos tienen todo su apoyo. Pero la realidad es que ¿qué soluciones proponen más allá de la asistencia consular? ¿No se deberían de estar preocupando mejor en crear oportunidades en México?




Lo mismo sucede con el Presidente Enrique Peña Nieto. La semana pasada el mandatario de nuestro país recibió a un grupo de mexicanos deportados de Estados Unidos. Se tomó la foto, les hablo de las “oportunidades que hay en México” e hizo ver como que era el primer grupo de indocumentados que deportaba Trump.

La realidad es que este tipo deportaciones llevan décadas, pero nunca antes alguien de la estatura del Presidente, los había ido a recibir. Todo fue un show montado con el fin de que el Presidente pueda, si es posible, repuntar en las encuestas de aprobación de su mandato.

Las acciones que están emprendiendo los dirigentes del PRI, PAN y el Presidente de la República, poco efecto tendrán en los resultados del 2018. Según cálculos del 2012, apenas y 40 mil paisanos votaron desde los Estados Unidos. También el recibimiento que tuvo Andrés Manuel López Obrador en Los Ángeles el domingo, donde el público le gritó: “¡Presidente!”. Demuestra que el inconformismo social y el desprecio hacia el llamado “PRIAN”, también está reflejado en aquel lado de la frontera.




Lo único positivo que puedo sacar de este súbito interés en nuestros connacionales en los Estados Unidos, es que por primera vez se le está poniendo atención a ese sector de la población mexicana que vive en el olvido. Eso sí, esperemos que no sea algo temporal que se pase después de los cuatro años de la presidencia de Trump, y sea permanente. Esto último es un deseo, que difícilmente lo veo como realidad.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Unidad Nacional, pero…”

Este fin de semana habrá una serie de marchas en contra de Trump, en todo el país. Esto viene relacionado al reciente movimiento de “unidad nacional” que desde Presidencia se ha promovido.

El problema que yo le veo es este movimiento, es que, sí está muy padre que haga ese sentimiento de nacionalismo y todo, pero ya son partidos políticos y funcionarios los que están agarrando está banderita de “unidad nacional” y todos contra un “mismo enemigo”.

Claro que Trump es un enemigo en común para todos los mexicanos, pero nuestra verdadera enemiga es la corrupción. ¿Dónde está Javier Duarte? ¿César Duarte? ¿Roberto Borge? ¿Tomás Yarrington? ¿Eugenio Hernández? ¿Qué se va a hacer con los Moreira?

No me crean, pero este conjunto de saqueadores de la nación, son una de las razones por las cuales el país está empinado. Son razón por la que México no avanza, y por qué no decir que por la corrupción tampoco ha crecido nuestro comercio interno (el dinero se va por la coladera en lugar de apoyos a las PyMES).

No se equivoquen, estoy a favor de la unidad nacional, pero ¿en verdad se tienen que armar marchas en contra de Trump? Si vamos a marchar, entonces marchemos contra Enrique “Henry Monster” Peña Nieto y todos sus secuaces, que hoy por hoy quieren esta “unidad” para beneficio propio.

No por nada, Enrique “Rana” Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, anda con todo promoviendo las marchas del domingo, a las que él va a asistir.

Ellos saben que mientras tengan al pueblo distraído con el tema de la “unidad nacional”, se quitarán un peso de encima y más importante, le quitarán presión a la Presidencia de Enrique.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Dimes y Diretes: “Duarte se fugó, ¿Y EPN?”

¡Javier “Ñoño” Duarte se fugó! No hay por donde verle, ayer no se presentó al “debate” con el gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, en el programa Despierta con Loret de Mola. Esto, aunque Duarte había accedido la semana pasada a debatir en televisión en vivo con una de las personas que más lo ha acusado de corrupción y desvío de recursos.

¿Para alguien es sorpresa que se haya fugado? ¿Qué de la nada haya desaparecido, el aún gobernador con licencia de Veracruz? Para mí no, era obvio que se iba a fugar, era obvio que dejando la gubernatura se iba a subir a un helicóptero o avión y salir lo más pronto posible de Veracruz, y por qué no, del país.

Según Yunes Linares, él tiene pruebas contundentes de que “Ñoño” Duarte se fugó del estado para evadir a la justicia y asegura que el actual gobernador interino, Flavino Ríos, ayudó al gobernador con licencia a escapar. ¿Hemos escuchado esta historia antes, qué no?

 




 

Lo interesante de toda esta historia, es que ni Enrique “Títere” Ochoa Reza, ni el Presidente Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, han dicho hasta el momento pío sobre la posible fuga del que en algún momento dijera Peña Nieto en un programa a nivel nacional, representaba al “PRI Jóven” al “PRI Nuevo”, si no me creen vean el video que pongo aquí abajo.

Yo no sabía que Ochoa Reza, cuando se refería a que estaban “limpiando la casa” se refería a que los dejaría fugarse, o sea que es literalmente una limpia total de la casa y que se van a ir hasta del país, pero sin enfrentar a la justicia como debe de ser.

Pues si no debiera nada Duarte, como tanto lo presumió por meses, y claro en el programa de la semana pasada en Telerisa, digo Televisa, ¿por qué se desaparece?

 




 

Ni para que nos hagamos pen… itentes el PRI no va a entregar a nadie de su partido como lo ha venido prometiendo, ni tampoco hará nada en contra de los suyos, ellos confían que el “populacho”, ese que con una despensa y un billete $500.00 pesos son bien felices, le conceda la elección del 2018. ¿Lo vamos a dejar?

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Enrique Ochoa, primero tu casa”

El que vino hace dos días a darse baños de pureza en Nuevo León y decir que no pasa nada en su partido, y que al contrario el que le debe de ser menos corrupto y jalar más, fue el dirigente nacional del PRI, Enrique “Títere” Ochoa Reza. A lo mismo que me pregunto, ¿qué no tiene cosas más importantes de que preocuparse?

Ayer el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, pidió licencia para poder ser investigado por la PGR, también por el SAT y bueno dicen los rumores que hasta por la FBI y la CIA en los Estados Unidos.

A todo esto el buen Enrique le pidió a los diputados locales del PRI en Veracruz, que apoyaran a Duarte dándole la licencia, en otras palabras Quique le dijo a Duarte, “órale gordito, te echó la mano para que te puedas fugar a gusto”.

 




No me jodas Ochoa, vienes a Monterrey a echarle al primero gobierno independiente, que ok, no ha sido el más perfecto, ni mucho menos el mejor hasta ahorita, pero acaso, ¿no ves la caca que tienes en tu partido? Entre Medina, los Duarte, Borge, ni hablar de los asesinos de los Moreira, o, mejor dicho, “El Cartel de los Moreira”, Tomás Yarrington, Eugenio Hernández (ambos investigados y perseguidos por los gringos) y las tranzas que ha hecho en su administración el Presidente, creo que tienes mucho que limpiar en tu casa, cómo para que vengas ahora a decir que “hay corrupción”.

No dudo, que el dirigente nacional del PRI, se mordió la lengua cuando decía esas palabras de “más jalé y menos Facebook”, pues según la sátira Broncowave y haciendo comparaciones en FB, Ochoa tiene más publicaciones en una semana que el mismo Bronco.




Enrique, te lo digo con toda sinceridad, si crees que quemando o ayudando a Duarte tu partido va a levantar para el 2017 y el 2018, estas más que perdido, te repito, túpele a tu chamba, que tienes mucho por hacer.

Ahí Se Leen.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “PRI no sale de las mismas”

¡Compadres y comadres! Como ya saben, chango viejo no aprende maroma nueva, y parece que esta misma frase aplica para nuestros buenos amigos del Partido Revolucionario Institucional. Esta semana es clave para el PRI, pues la Comisión Nacional de Justicia Partidaria va a decidir si sacan o no del partido a Javier “Ñoño” Duarte, actual gober de Veracruz del partido.

Esta decisión no puede venir en un peor momento para el partido oficial, pues este fin de semana que paso le dieron una destapada a su líder nacional, Enrique Ochoa Reza. Pues se dio a conocer en varios medios de comunicación que el ex director de la Comisión Federal de Electricidad recibió una liquidación por su renuncia de 1.2 mdp.

A todo esto, Ochoa Reza contestó que a él no se le había dado ningún trato preferencial y que sus antecesores igual habían recibido una indemnización y que claramente el reportaje era un ataque de sus contrincantes a los que invitaba a debatir sobre corrupción. La cosa aquí es que ¿cuál es la calidad moral que tienen los priistas para debatir de corrupción o tratar de evadir reportajes que los señala de lo mismo?

¿Realmente usted le cree a Ochoa Reza? Pues claro que no, nadie le cree, nada más que su mamá. Por más que él diga que no le dieron ningún trato preferencial, lamentablemente se está topando con el pero tiempo en la historia del PRI, por mucho.

Las aclaraciones ya no son suficientes para el PRI, lo que la gente quiere ver es acción.

Por esto mismo, las decisiones que tome la afamada Comisión Nacional de Justicia Partidaria definirá el futuro de este partido, definitivamente como dijo Federico Arreola, “El PRI continua o muere en base a lo que decida la Comisión”.

Ahí Se Leen.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La 3 de 3 es una mam…




Justo el día de ayer en una charla con periodistas y amigos salió Vicente Fox diciendo que la iniciativa 3 de 3 no sirve, es fácil de truquear y que al final de todo en sus palabras, la 3 de 3 es una “mamada”.

Más allá del poco florido lenguaje de Fox, lo que denota es una desconfianza a la iniciativa pero sobretodo una falta de fe en la democracia mexicana. Dicho de otro modo, lo que Fox nos dice es que nada sirve, nada ayuda, todos somos corruptos, menos él, porque lo aclaró diciendo que él fue el primer político en declarar su patrimonio.

Creamos o no la “3 de 3” a Andrés Manuel López, a Margarita Zavala, a Ochoa Reza o a quien usted me diga, la iniciativa es válida, constructiva y que es el inicio a una transparencia progresiva en nuestro país.

Eso de, “no jala”, “todos mienten” es hundirnos en el marasmo y el abismo de la nulidad, de la desconfianza, del “aquí no pasa nada” que a nadie ayuda ni beneficia.

La 3 de 3 es el resultado de una iniciativa ciudadana, de la propia sociedad civil que representa algo histórico para México, una actitud propositiva, dinámica y no una posición derrotista como la quiere ver Fox; es un logro de instituciones, asociaciones y ciudadanos que dejaron esa apatía para buscar algo diferente.




Obviamente, dicha iniciativa no es la panacea del mundo ni es perfecta, pero sí es una iniciativa que da pie a muchas otras, que da control y monitoreo a las unidades anticorrupción y que abona en el camino contra la mayor enfermedad del país que se llama corrupción.

La visión de Fox es negativa y dista mucho de la sensatez. Vicente en dicha plática comenta que los mexicanos debemos ser más éticos y no mentir, pero entonces ¿sirve o no sirve ser transparente?

Podrán mentir muchos, pero cuando mínimo el monitoreo de la ciudadanía se legaliza y se hace patente en una ley, la primera de muchas en un futuro que quizás nos ayuden a controlar las manos de la terrible clase política nacional.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

2018 ya empezó… (Parte 1)




Desde hace varias semanas, en los medios nacionales ya es tema de especulación la sucesión presidencial, cobran cada día más fuerza e intriga. Los aspirantes tejen alianzas en lo oscuro, lanzan al público Asociaciones Civiles y desde ya también, acusan a sus potenciales rivales, en ocasiones inclusive, de su mismo partido.

El esbozo del panorama político rumbo a la elección del nuevo presidente o presidenta de la República es sin duda de interés.

Sin embargo, no se ha fijado atención en las simultáneas carreras por otros cargos públicos.

En Nuevo León así va el panorama:

Gubernatura

El Bronco, lejos de desistir de sus aspiraciones presidenciales, las ha reforzado. Cerrado a la posibilidad de formar un bloque entre los independientes, Jaime Rodríguez confía en que un golpe mediático nacional de la envergadura de encarcelar a su antecesor, le brindará la posibilidad de competir en la contienda, misma que hoy día se ve improbable.




Estando decidido de querer participar (independientemente de los resultados alcanzados en su corta administración o los indicadores de opinión), seguramente lo haría rodeado de su equipo.

Es aquí donde surge la posibilidad de que Fernando Elizondo vuelva a asumir de manera interina la gubernatura del Estado, pues en el hipotético escenario, encaja con la necesidad de que alguien se quede al mando (1) y que no tenga intención de participar en la campaña presidencial por no formar parte del círculo cercano al gobernador (2). El propio Elizondo ha declarado no estar dispuesto volver a participar en una campaña, menos presidencial (2/2).

San Pedro Garza García

Se rumora que el diputado local Samuel García se lanzaría por la alcaldía. Rumor fundamentado en la efervescente popularidad del legislador (1). Sin embargo, esta popularidad como premisa de una candidatura potencialmente exitosa es cuestionable, puesto que el impacto que ha tenido en redes sociales (principal fuente de su notoriedad) no tiene origen exclusivo en la población sanpetrina, sino en gran medida, en el resto del área metropolitana, que no está facultada para votarlo.

Recordemos que llegó al Congreso por representación proporcional, que si bien es notorio por tratarse de haberle hecho competencia al municipio bastión a nivel nacional del PAN, sigue demostrando la precaria permeabilidad institucional de un partido como Movimiento Ciudadano tanto entre la población (2) como entre la clase política de Garza García (3). (0/3)

Quien sí tiene estos elementos a su favor es Homero Niño de Rivera, actual Secretario de Ayuntamiento. Cuenta con el respaldo de la clase política, encabezada por el alcalde (1) y ha sido electo por mayoría relativa a la Diputación Federal de la circunscripción, lo cual implica aceptación entre la población (2), así como respaldo entre la dirigencia partidista a nivel federal (3).

Su mayor desafío para competir sería la dirigencia estatal y municipal (4), que en la pasada elección mostró molestia ante la tercera postulación de Mauricio Fernández al cargo. Personajes como Alberto Coronado o Álvaro Suárez podrían complicarle el camino al exigir una renovación de grupos. (3/4)

Monterrey

La capital del Estado es pretendida por José Arturo Salinas, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso Local. Habiendo sido director jurídico del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, se puede asegurar un respaldo por parte de la dirigencia nacional (1). En la dirigencia estatal, encabezada por su amigo Mauro Guerra, tiene también apoyo (2).

También ha sido diputado federal, pero a diferencia del caso de Niño de Rivera, esto no implica necesariamente reconocimiento ante la población (3), pues Salinas fue plurinominal.

Su mejor carta a jugar en este escenario es distanciarse de Margarita Arellanes e impulsar el proceso en su contra para así deslindarse del estigma corrupto de las administraciones municipales panistas.

La única posibilidad de que Salinas no compita es que se sume a nivel directivo de la campaña presidencial del PAN, siendo más afín a Ricardo Anaya. (2/3)

La diputada “independiente” Karina Barrón también aspira a llegar al Palacio de Cristal. La disidente de Acción Nacional carece de estructura (1) que si quiera la pueda colocar como contendiente, no tiene apoyo popular (2) y no hay forma que sus novedosos zapatos de 17,000 pesos le ayuden a conseguirlo. Sumen nula preparación académica y política (3). (0/3)

Adrián de la Garza, el alcalde en funciones tendrá la posibilidad de reelegirse en miras a la siguiente elección a gobernador. Hasta la fecha ha hecho un trabajo discreto (1), pero acciones contundentes contra las irregularidades de la administración anterior (2) lo elevarían hasta las nubes en los índices de aprobación. (1/2)

No descartemos a Felipe Enríquez, el candidato que perdió las elecciones contra Margarita Arellanes hace cuatro años y que fue enviado por su padrino, el entonces presidente electo, a Uruguay como embajador justo después.

Ayer (miércoles 17) sostuvo un encuentro privado con Enrique Ochoa Reza, en un marco de restablecer relaciones entre la dirigencia nacional del PRI y los liderazgos locales. Llama la atención que se le haya contemplada como un liderazgo local, pues desde aquella lección se mantuvo en el anonimato. ¿De qué hablaron?

El próximo viernes: Senado, San Lázaro y Guadalupe. Hagan sus pronósticos.

Hasta entonces.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La mano de Peña Nieto

El cuasi-nombramiento de Enrique Ochoa Reza al PRI es una prueba interesante de ver como evoluciona el partido frente al futuro de la próxima década.

Ochoa, de perfil bajo, peñanietista, tecnócrata del corte de Nuño y Videgaray, un sujeto del que hace ocho días nadie hablaba está a un paso del trono que dejó Beltrones.

La imposición presidencial de Ochoa es un regreso al echeverrismo rancio, a la época del dedazo. Una lección total de que el PRI a pesar de sus derrotas no quiere cambiar sus formas, no quieren modificar estructuras y un guiño de que el presidente sigue teniendo el poder para impulsar las “cargadas” de la CTM, CNOP, CNC, anexas… que son una tradición tan vigente como en los 70s.

Este capricho de Peña Nieto demuestra un claro golpe de autoridad frente a las cúpulas priistas que fueron totalmente derrotadas en las pasadas elecciones. Ante las derrotas estrepitosas de Beltrones y los gobernadores, Peña da un golpe de timón para tomar por él mismo el control del PRI frente a las elecciones de 2017 y 2018.

El que Peña asuma este liderazgo y confronte a los perdedores relegándolos de la dirigencia muestra la gravedad de la derrota vista desde el mismo PRI y desde Los Pinos.

El ex secretario de la CFE llegará a solidificar el peñanietismo como modelo de gobierno interno del PRI dejando claro que las reformas no se negociarán y que se morirán “en la raya” con tal de no ceder ante las presiones externas.

Otra imagen que se muestra, es la fragilidad sindical cada día más débil y anticuada que con tal de mantener prebendas y posiciones apoya a Ochoa o a quien sea con o sin afiliación sindical. El legendario Jesús Reyes-Heroles, expresidente del PRI, alguna vez dijo “En política, la forma es fondo” y el tiempo le ha dado la razón. Las formas en el PRI siguen siendo anticuadas, llenas de oscuridad y llenas de grupos de interés con posturas y perspectivas tan dispares pero que al final comulgan en el entendido de mantener el poder.

Visto desde cierta óptica esta imposición es un movimiento antidemocrático y que infantiliza al PRI como partido haciéndole ver débil y necesitado de un control parental, en este caso, desde Los Pinos. Sin embargo, hablar en el PRI de democracia es hablar de utopías.

Sin duda, Ochoa Reza es un erudito del mundo energético y sus capacidades técnicas pocos se deberían atrever a dudar, sin embargo ¿tendrá el capital y la capacidad política para llevar al PRI a buen puerto? Me parece que la caída de aquí al 2018 es inminente y el barco se les hundirá… el tiempo hablará.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”