¡El miedo no anda en burro! EPN y Gabinete buscan amparo

Comparte este artículo:

En su titular de esta mañana el periódico Reforma, dio a conocer que el Presidente de la República Enrique Peña Nieto y su gabinete, protegerse de las investigaciones penales del Gobierno de Chihuahua en su contra.

El 11 de octubre, la Consejería Jurídica de la Presidencia presentó ante la Suprema Corte de Justicia una controversia Constitucional para reclamar posibles órdenes de aprehensión, arraigo, citatorios, averiguaciones o carpetas de investigación abiertas por las autoridades locales contra funcionarios federales.

Reforma, hace notar que esta es la primera ocasión que el Ejecutivo federal presenta una demanda de este tipo.

En el documento los reclamos se imputan al Gobernador panista Javier Corral, a la Fiscalía General de Chihuahua y el Poder Judicial local.

“La solicitud de emisión de órdenes de aprehensión existentes o inminentes respecto de actuales o anteriores funcionarios públicos federales, que se relacionen directa o indirectamente con el ejercicio de sus funciones”, se lee en el documento presentado a ls SCJN.

Cabe recordar que el 28 de septiembre de este año, Corral amenazó cl Gobierno federal por ele aso del ex secretario general del PRI, Alejandro Gutiérrez, el cual fue acusado por la Fiscalía local por un peculado de 250 millones de pesos de recursos federales, cargo que desistió la PGR y con lo cual Gutiérrez logró la libertad.

“Lo puedo decir con absoluta certeza: aunque haya hecho lo que haya hecho Peña Nieto para proteger a Gutiérrez y a César Duarte, no se va a ir impune, no quedará impune. Tarde que temprano la justicia lo va a alcanzar a él, Y es muy probable que sea la propia justicia de Chihuahua”, aseguró el gobernador de Chihuahua Javier Corral.

La demanda que fue firmada por el Consejero Jurídico Misha Granados y reclama a Corral “su intervención directa o indirecta, pública o privada, actual o inminente, en investigaciones averiguaciones, carpetas de investigación, solicitudes de información, órdenes de investigación y solicitudes de colaboración que refieran, mencionen o relacionen actuales o anteriores funcionarios públicos federales”.

Por otro lado, reclama a la Fiscalía General, la participación de sus integrantes en reuniones donde se analice con personas ajenas a la misma, la situación de las probables investigaciones contra funcionarios federales.

(Con información de Grupo Reforma)

La democracia abusada en Nuevo León

Comparte este artículo:

En Nuevo León se dan cosas extrañas. En 2015, el voto popular marcó un rechazo total a la partidocracia del PRIAN, sin embargo, parece que el Gobernador electo en nombre del combate a la corrupción está perpetuando la corrupción, insultando así a los electores, quienes se lo devolvieron tres años después, infligiéndole una derrota electoral de la cual no parece haberse percatado. O es o se hace. 

En 2018, en las elecciones para renovar el Congreso estatal, se le dio una paliza ejemplar al PRI, para castigar el desempeño nacional del partido y de su presidente y la corrupción que para este partido es “el” sistema de gobierno. Sin embargo, lo que sembró este partido, a raíz de las raterías y de los desvíos de Rodrigo Medina, de Javier y César Duarte y de tantos otros, parece perpetuarse a través del diputado paracaidista Paco Cienfuegos, diputado por obra y gracia de una ley electoral a modo, ensuciada por la propia partidocracia. 

Siendo minoría parece tener la fuerza suficiente para manipular todos y cada uno de los partidos y de manejar el Congreso a su antojo, con el respaldo de los milloncitos que su partido tiene acumulado gracias a las maniobras de empresas fantasmas y de los milagros que realizó su jefe y cuate Rodrigo Medina que dejó un Estado endeudado sin nunca justificar en que había utilizado el dinero de la mega deuda que nos heredó y que pagarán todavía nuestros nietos y sus propios nietos. 

Parece que Paco Cienfuegos es quien tiene acceso a parte del tesoro. ¿Será? ¿Cómo será que para los observadores se ve que hasta Morena obedece a las instrucciones de Paco Cienfuegos, a través de operadores ex priistas que oportunamente vistieron la casaca morena? Hasta la coordinadora del partido de AMLO fue desbancada por instrucciones del tal Paco. 

¿Se habrá enterado la dirigencia nacional del partido moreno o asistimos a un juego arreglado con anticipación? Que desaparezca el PRIAN y viva el PRIMOR. La democracia mexicana está viviendo horas revueltas en Nuevo León. 

Pronto sabremos si unos cuantos ingenuos sirvieron de pantalla para que reviva la pesadilla del partido único y de sus consecuencias antidemocráticas o si nos aprestamos a ser testigos de un verdadero intento de reequilibrio de la sociedad y de la implementación de las medidas necesarias para que exista justicia social, a través de una sistema de redistribución fiscal equitativo y que dé esperanza a una nación entera y no solamente a los mas favorecidos. 

Lo cierto es que parece que la democracia electoral en Nuevo León no tiene consecuencias y que los mismos pillos de siempre hacen y deshacen a su antojo. ¿Se habrán percatado los electores? La Sociedad Civil debe pronunciarse para no mostrarse sumisa a unos cuantos políticos manipuladores y deshonestos. 

Es negado amparo a César Duarte para recuperar dos propiedades

Comparte este artículo:

Un Tribunal Colegiado de Circuito negó de manera definitiva un amparo al ex gobernador César Duarte, quien pretendía recuperar dos propiedades aseguradas desde abril de 2017.

En un comunicado, la Fiscalía General del estado de Chihuahua informó que fue notificada de la resolución del tribunal, que confirma que el rancho “El Saucito”, ubicado en el municipio de Belleza, así como una oficina en Parral, son motivo de investigaciones por hechos de corrupción contra el ex gobernador prófugo. Ambas propiedades fueron aseguradas dentro de la “Operación Justicia para Chihuahua”.

A través del juicio de amparo 686/2017, que le fue negado, Duarte Jáquez pretendía recuperar ambas propiedades con el objetivo de aminorar las acciones procesales en su contra.

En febrero pasado, las autoridades de Chihuahua realizaron el aseguramiento de un rancho de 30 mil hectáreas, propiedad del ex gobernador César Duarte, en el que encontraron más de mil cabezas de ganado, aditamentos y maquinaria de uso agropecuario.

La Fiscalía informó que, hasta el momento, se ha realizado el aseguramiento de 11 propiedades de Duarte.

En el marco de las investigaciones contra el ex gobernador, las autoridades de Chihuahua han detenido al menos a 15 personas, presuntamente involucradas en su red de corrupción.

El afán centralizador de López Obrador

Comparte este artículo:

Los 32 “superdelegados” que serán asignados a cada una de las entidades federativas representan un atentado en contra del federalismo. 

Nadie niega la corrupción e impunidad que gravita alrededor de los gobernadores. Simplemente recordemos los casos de los Duarte, Borge y compañía, algunos integrantes del llamado “nuevo PRI”, quienes son acusados de, entre otras cosas, de delincuencia organizada, desvío de recursos públicos y lavado de dinero. (¡La PGR sustituyó el delito de delincuencia organizada por el de asociación delictiva, delito que no considera prisión preventiva para Javier Duarte!).

También es cierto que los gobernadores han sido responsables, por acción u omisión, del apuntalamiento del crimen organizado en múltiples estados. El proceso de descentralización de las últimas décadas -otorgando facultades a estados y municipios- generó un vació de poder por la fragilidad de las instituciones regionales; fenómeno que aprovecharon los cárteles. 

Empero, la descentralización no fue el problema, sino la inexistencia de sólidas y eficientes instituciones que llenaran los vacíos de poder. 

Según el proyecto del gobierno entrante, los “superdelegados” tendrán la función de supervisar los fondos federales en las entidades para evitar su desvío por parte de los gobernadores. Ello tiene implicaciones perniciosas para un sistema federal. Los delegados, quienes responderán directa y únicamente al Presidente, tendrán el capital económico y político para eclipsar la figura de los gobernadores. Existirán dos poderes rivales en cada entidad, ya que uno, por la simple naturaleza de su función, obstaculizará las acciones del otro, aun cuando formalmente se respeten las facultades del segundo. 

La figura de los delegados hace recordar a la figura de los intendentes, quienes fueron establecidos a partir de las reformas borbónicas de mediados del siglo XVIII. 

Después de la guerra de sucesión española (1701-1713), una nueva familia accede a la corona: los Borbones. Décadas después y con el propósito de impulsar el crecimiento económico peninsular a partir de la aceleración del saqueo en tierras americanas, los borbones ejecutaron una serie de mecanismos para agravar la relación de subordinación con la Nueva España. Además de poner en circulación los bienes de la Iglesia, expulsar a los jesuitas, restringir las inversiones de otras potencias, crear un ejército permanente y reducir la producción manufacturera de la colonia y expandir la de materias primas, las reformas buscaron limitar el poder político del virrey, la audiencia, los alcaldes mayores y los cabildos. 

Aunque algunos de los efectos de las reformas fueron positivos  -la supresión de los repartimientos de mercancías, la eliminación del poder monopólico de los comerciantes del consulado de México y la modernización de las finanzas públicas-, otros fueron nocivos para la libertad política de la nueva clase en búsqueda del poder: los criollos. 

El sistema de intendencias tuvo como consecuencia la eliminación de la autonomía del poder local. Los criollos, refugiados en los ayuntamientos después de ser desplazados de los altos cargos por los peninsulares, vieron sus intereses amenazados ante el ataque centralizador de la metrópoli. Ante ello, lideraron un movimiento violento que desembocaría en la Independencia de 1821 y configuraría la distribución del poder regional en el México post independiente con el que batalló tanto el poder central. 

Resulta poco probable que los efectos de la imposición de los 32 “superdelegados” desemboque en un movimiento similar al de hace doscientos años. Sin embargo, sería conveniente revisar la disputa histórica -colonia, época independiente, Porfiriato, periodo posrevolucionario y finales del siglo XX- entre el poder central y los poderes locales con el propósito de no cometer los mismos errores de antaño.

Esta propuesta del gobierno entrante es una de muchas otras que tienden a centralizar el poder en la figura del Ejecutivo. El próximo presidente encontró una solución para mantener también a raya a todos aquellos estados gobernados por partidos opositores.  

Los aires del presidencialismo resoplan nuevamente y el “viejo PRI” parece estar reencarnando en la persona de López Obrador. 

Rechaza Videgaray que SRE sea “cuello de botella” para extradición de César Duarte

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, rechazó lo dicho por el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, que el funcionario este frenando la detención y extradición del ex gobernador César Duarte con el fin de “cuidar su pellejo”, esto en el periódico Reforma.

A través de un mensaje en la red social Twitter, Videgaray Caso, dijo que las afirmaciones del mandatario chihuahuense eran completamente falsas.

“Absolutamente falso lo que afirma la primera plana de Refroma. La SRE no es ningún cuello de botella: las solicitudes de extradición de César Duarte se presentaron en tiempo y forma. Corresponde al gobierno de EUA decidir sobre las mismas”, escribió el Canciller mexicano.

En entrevista con Reforma, Corral aseguró que al evitar la extradición, el actual Canciller se protege, debido a que uno de los señalamientos contra el ex mandatario de Chihuahua, implicara el presunto desvío de 250 millones de pesos desde la Secretaria de Hacienda, dependencia que estaba en esa entonces a cargo de Videgaray.

Auditoría de Chihuahua denuncia a César Duarte y otros 42 exfuncionarios por el desvío de 6 mil mdp

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior del Estado (ASE) de Chihuahua interpuso una serie de denuncias contra el exgobernador César Duarte Jáquez y otros 42 exfuncionarios públicos por el presunto desvío de más de 6 mil millones de pesos de las arcas públicas.

Jesús Raymundo Mata, auditor especial de Normatividad Interna del órgano fiscalizador, presentó las denuncias este jueves ante la Fiscalía General del Estado (FGE), después de una investigación técnica “extensa y exhaustiva” de la cuente pública de 2016.

Mata declaró a los medios de comunicación que las irregularidades encontradas en diferentes instancias de la administración duartista corresponden al periodo que va del 1 de enero al 9 de octubre de 2016.

En un comunicado, la ASE informó que presentaron ante la FGE un voluminoso paquete de denuncias una vez que el Congreso estatal ordenó iniciar los procesos civiles, penales y administrativos por las anomalías halladas en la cuenta pública del gobierno estatal, según el decreto FIS/94/2017.

El organismo explicó que, al dar cumplimiento al Programa Anual de Auditoría de 2017 y conforme a la Ley de Auditoría Superior del Estado de Chihuahua, emitió el Informe Técnico de Resultados, donde se encontraron elementos suficientes para determinar que diversos servidores públicos cometieron una serie de irregularidades e incumplieron con los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben observar en el desempeño de su empleo, cargo o comisión, con independencia de sus deberes y derechos laborales.

El exgobernador César Duarte, prófugo de la justicia, cuenta con al menos 15 órdenes de aprehensión derivadas de causa penales presentadas ente jueces locales y uno federal, anteriores a las que la ASE presentó este jueves.

 

#ContraPortada: “Los Asesinos del PRI”

Comparte este artículo:

El 1 de Julio del 2018 será una fecha de pesadilla para todos los que conforman el Partido Revolucionario Institucional, el capítulo más negro en la historia de este instituto político se consumó con la rotunda derrota de su candidato a la presidencia José Antonio Meade y la llegada de Andrés Manuel López Obrador a su cita con el destino.

Los priistas perdieron en todos lados, incluso en Atlacomulco, su bastión más grande del país y cuna del presidente Enrique Peña Nieto. Lo perdieron todo, en el Congreso Federal se convirtieron en tercera fuerza, solo ganaron 15 de 300 distritos.

¿Y en el Senado? Solo ganaron 1 escaño por mayoría, leíste bien, solo un escaño para el PRI que ganó en Yucatán.

Se acabaron 80 años de priismo en Chilpancingo, tierra del dirigente nacional René Juárez. En Hidalgo la casa de Osorio Chong. A eso hay que sumarle las derrotas en Monterrey, Matamoros, Saltillo, Ciudad Victoria y Mazatlán. El PRI fue ultimado a miles de balazos en las urnas.

Es incontable, una derrota que pisa la osadía. El castigo a un gobierno que no pudo -o no quiso- entender a millones de mexicanos que vivieron un verdadero viacrucis en su último sexenio.

Los asesinos son visibles en el día como en la noche, tienen nombre y apellido. 10 gobernadores cínicos y despiadados: dos Duarte, Borge, dos Moreira, Medina y Yarrington para arrancar la lista.

El sexenio de mayor sangre en la historia de México, 90 homicidios en promedio al día, maldita sea, 90 hermanos asesinados al día. Un presidente que gobernó junto a la corrupción, convivió con ella y tuvo un romance extenso durante el sexenio: Casa Blanca y Odebrecht son los clavos principales de la tumba.

El coraje de los mexicanos reflejado en la desaparición de 43 de los nuestros, cuatro años y ni una sola respuesta.

El PRI ha sido herido de muerte, la factura que cobra la democracia no tiene retorno ni evasivas. El PRI está en la lona y han sido los mexicanos los que, a conciencia, le han propinado un severo coma. 

El dinosaurio se levanta, se reinventa y recobra síntomas de vida. Pero por un tiempo, ese dinosaurio no es bienvenido, no en un México que ya no aguanta un soplo más de silencios prolongados y de eternas preguntas sin la mínima intención de encontrar respuestas.

Reubicán a juez de caso César Duarte y Alejandro Gutiérrez

Comparte este artículo:

El Consejo de la Judicatura Federal reubicó al juez federal que ha mantenido una disputa con el gobierno de Chihuahua por la competencia para conocer del caso de Alejandro Gutiérrez, por el desvío de recursos públicos destinados a la entidad para campañas electorales del PRI. Durante la sesión del Pleno del CJF, se acordó que el juez federalGerardo Moreno García, quien hasta ayer fungía como administrador del Centro de Justicia Penal federal en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, será trasladado y reubicado en otro centro del estado de Chiapas.

Ayer, la Suprema Corte de Justicia de la Nación propinó un revés al gobierno de Chihuahua al desechar el recurso que interpuso contra la orden de que los casos de los ex duartistas debían ser del conocimiento del juez Moreno García.

El CJF confirmó que el juez ya dejó de conocer los casos que tiene para preparar su traslado como parte de la rotación regular que hace el Poder Judicial de la Federación de sus jueces y magistrados. En consecuencia, ya no conoce ni del asunto de Alejandro Gutiérrez, ex secretario general adjunto del PRIEnrique Tarín, ex director de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Hacienda de Chihuahua y del ex director de Administración de dicha dependenciaGerardo Villegas Madriles.

Los tres priistas están señalados por el desvío de 250 millones de pesos de recursos destinados al estado de Chihuahua para beneficiar campañas electorales del tricolor durante la administración del ex gobernador de la entidad, César Duarte, cuyo caso también era del conocimiento del juez Moreno García. Otro asunto que el juez federal dejará de conocer es el de la Procuraduría General de la República contra el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa por delincuencia organizada y lavado de dinero; y de su contadorJavier Nava Soria.

Juez de Chihuahua niega traslado de Alejandro Gutiérrez a penal federal

Comparte este artículo:

Un juez ordenó cancelar el traslado del ex secretario adjunto del PRI Alejandro Gutiérrez (detenido desde diciembre de 2017 por presuntos desvíos para campañas políticas), junto con otros dos acusados, hacia la Ciudad de México, porque cuentan con más causas penales por peculado agravado.

“Existe un impedimento jurídico, toda vez que se debe garantizar una justicia pronta y expedita, debiendo prevalecer los principios de inmediación y contradicción, ya que los imputados tienen diversos procesos penales en el índice de este Tribunal de Control, en los cuales se encuentran sujetos a la medida cautelar de prisión preventiva”, argumentó el juez de control de distrito en Morelos, Eduardo Alexis Ornelas Pérez, de acuerdo con un comunicado emitido por la Fiscalía de Chihuahua.

Gutiérrez está acusado del delito de peculado por 250 millones de pesos, también están en prisión preventiva Enrique Tarín García y Gerardo Villegas Madriles; todos son ex colaboradores de César Duarte, ex gobernador de Chihuahua.

De acuerdo con el juez que frenó el traslado, los procesos penales pendientes de Alejandro Gutiérrez están en la causa penal 4094/2017 por el delito de peculado agravado. Mientras que los de Enrique Tarín están en las causas 1260/2017, 2289/2017, 1841/2017 y 2675/2017; los de Gerardo Villegas están en las causas 1260/2017, 2299/2017 y 2289/2017 por el mismo delito.

Ve Anaya complicidad entre PRI-SCHP en perdón a Duarte

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México de la coalición, “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, dijo que el perdón de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público durante la gestión José Antonio Meade a el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, por presunto lavado de dinero, refleja la complicidad que hay entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI), su candidato y la corrupción.

En entrevista en la ciudad de Guadalajara, Anaya pidió a Meade que explique por qué se le perdonó a Duarte.

“Es verdaderamente grave, poco a poco se va revelando, lo que hay detrás de todos estos problemas de corrupción en donde cada vez queda más clara la complicidad del PRI y de su candidato con todos estos entramados de corrupción”, dijo el panista.

Anaya, también dijo que le parecía grave que se haya ocultado la exoneración del ex mandatario chihuahuense, durante la gestión de Meade como Secretario de Hacienda y que por lo tanto, estaba bajo su caro la Unidad de Inteligencia Financiera.

“Me parece verdaderamente grave que hayan ocultado el que se había exonerado a César Duarte cuando José Antonio Meade era el Secretario de Hacienda y por lo tanto tenía a su cargo la Unidad de Inteligencia Financiera. Me parece que le debe una explicación muy seria al pueblo de México”, aseveró el candidato presidencial.

Las declaraciones de Ricardo Anaya se dan después de que el periódico Reforma, diera a conocer que durante la gestión de José Antonio Meade como Secretario de Hacienda, uno de los organismos dependientes de la SHCP decidió no denunciar al ex Gobernador de Chihuahua, puesto que concluyó que no había cometido ningún delito, por lo tanto la PGR archivó el caso de lavado de dinero en contra de Duarte.

(Con información de Grupo Reforma)