Dos servicios, un camino: el taxi

Comparte este artículo:

La vialidad de cualquier ciudad es un tema de importancia. Independientemente de si uno vive en la ciudad o va de paso, ubicarse puede convertirse en todo un dilema. La solución rápida sería que alguien nos lleve, nos olvidemos un rato del estrés y lleguemos a nuestro destino sin ningún tipo de apuro. Hasta hace unos años, los taxis eran la opción preferida de la gente que, desembolsando una cantidad mayor, buscaban viajar de manera más cómoda y rápida hacia su destino. Pero, como todo, al haber una oportunidad hubo varios que se apuntaron para aprovecharla.

El bloqueo que duró poco más de nueve horas en la CDMX es el mismo tipo de bloqueos que se produce en todas partes del mundo cuando de la regulación de las plataformas digitales de trata. La historia es la misma: los taxistas ven en las aplicaciones tipo Uber y Cabify un competidor desleal que les roba la clientela y afecta directamente a su trabajo, mientras que los usuarios ven con buenos ojos que las plataformas se escudan en que ellos ofrecen un servicio de mayor calidad y que satisface más necesidades que las del taxista común.

Y los contraargumentos son los mismos: los taxistas dicen que las plataformas deberían ser reguladas para competir al parejo que ellos y en respuesta obtienen un “hay que buscar la coexistencia entre ambos servicios”, con lo que las plataformas buscan evitar a toda costa gravámenes que supondrían un ajuste en sus precios y por ende pérdidas en términos de clientela.

Las soluciones propuestas también suelen ser las mismas: para los taxistas, ajustes en su modernización y cumplimiento de demandas en regular a las plataformas, lo que permite a éstas continuar con esa “coexistencia” y mantenerse activas en el mercado, pero que les obligan a focalizar su ventaja comparativa en temas de seguridad y comodidad al momento de viajar, algo que es un verdadero reto.

Y justo así fue lo que se acordó desde la Subsecretaría de Gobernación: los taxistas contarán con una aplicación que será desarrollada por el Estado y que estaría disponible a finales de este mismo año. De esta amera, el tema de la inmediatez en el servicio quedaría cubierto, pero falta esperar cuáles son las otras características que contemplaría. Por el poco plazo que hay para desarrollarla, algo me dice que no estará tan completa, pero es preferible dejarse sorprender.

¿Y así de fácil? Pues pareciera ser que sí, pero ¿no será que se está queriendo tapar el sol con un dedo? Hay otros temas pendientes y que son vitales para hacer un buen pronóstico de hasta qué punto la nueva app y los incrementos en tarifas de las plataformas (porque diría que es prácticamente un hecho que sucederá) pueden equilibrar la balanza en favor de los taxistas. ¿Qué va a pasar con los taxímetros? ¿Cómo se calcularán las tarifas? Si no bajo la app ¿entonces mi viaje en taxi va a ser igual que siempre? Si sí, ¿entonces cuál es la diferencia? Estas y más son algunas de las preguntas que quedan pendientes de resolver.

Al final, la uberización del taxi terminará siendo la respuesta, pero algo me dice que las tradiciones no se van a perder del todo. “No, joven, ‘ora sí que nomás lo que me marca aquí en la aplicación. Mire. Yo no tengo cómo moverle”

¿A favor o en contra? ¿Acaso eso importa?

Comparte este artículo:

La ley debe estar de acuerdo con la dinámica social, nunca al revés. Siempre que se hable del aborto habrá posturas a favor y otras en contra. Pero creo que es más importante enfocarnos en lo que verdaderamente le compete al Estado: lo jurídico. En 2007 en Ciudad de México se discutió por la Suprema Corte de Justicia y se probó la constitucionalidad de la despenalización del aborto. Por lo que, desde ese año, ciudad de México era la única entidad del país que permitía el acceso a este derecho humano.  Era el único lugar en el que se permitía que se practicara el aborto de manera segura por médicos calificados. Viendo esto, realmente es muy fácil que cualquier mujer con las posibilidades económicas suficientes pudiera viajar y practicarse uno. Con un simple viaje, podías tener acceso a un derecho que castiga con cárcel a las mujeres en el resto del país. Pero ¿qué pasa si no eras parte de esa población tan reducida y privilegiada? A mi entender, se está dejando desprotegida a una porción considerable de mujeres que al no poder ir a ciudad de México por cuestiones económicas o por el miedo de ser juzgadas recurren a los abortos clandestinos. 

Esta semana en Oaxaca, se aprobó la practica del aborto a todas las mujeres.  Esto implica un gran avance en la protección de la salud y libre desarrollo de la mujer. “Mueren por aborto sólo las mujeres pobres, que no pueden pagar servicios privados de salud o viajar a la Ciudad de México. Pero el concepto es incorrecto, porque ellas no ‘mueren’: son juzgadas, sentenciadas a muerte y asesinadas por un sistema que considera peligroso que las mujeres decidan sobre su cuerpo y sus opciones de vida”. Así puntualizó Elisa Zepeda Lagunas, diputada de Morena.

Lo que realmente le debe importar al Estado es la necesidad de la población que atiende. Me atrevo a poner la palabra necesidad, ya que es una situación que, le guste a quien le guste, ha existido, existe y seguirá existiendo. Aquí no se discute desde la moralidad o sentido religioso propio de cada persona. Se discute el cómo en sólo dos entidades de nuestro país no se limita a la mujer en sus derechos humanos de acceso a la salud y libre desarrollo. Un estudio realizado por Guttmache Institute, reveló que tan solo en el 2009 en México se registraron 159,000 casos de mujeres que requirieron de atención médica por complicaciones derivadas de abortos clandestinos.  En ese mismo estudio se estimó que existen alrededor de 1,026,000 abortos inducidos en México cada año. Los números no mienten, a las mexicanas en casi todo el país se les priva de su derecho humano. Derecho que como ya se vio en 2007 y esta semana en Oaxaca no es contrario a nuestra constitución. 

En un México ideal, desde mi perspectiva, esto debería suceder: Una mujer quiere abortar, entonces ella se acerca a un centro de salud en donde gente profesional y experta en el tema le presenta una gama de opciones y programas que el Estado le ofrece, como apoyo en caso de que decida no abortar. De este modo, te aseguras que la persona que se realizará este procedimiento, este verdaderamente informada sobre sus opciones y se sienta respaldada y protegida por el Estado en su decisión. Suponiendo que aún con esta información ella verdaderamente quiere realizarse esta interrupción al embarazo, entonces, se le deben de proveer de todas las condiciones médicas adecuadas para hacer el procedimiento de manera segura para ella. Además, agregaría que se implementarán de manera paralela, verdaderos programas escolares de educación sexual, ya sus implicaciones de esta que únicamente a saber que es un método anticonceptivo. 

Todos son libres de expresarse y opinar sobre temas de interés público, pero ¿hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que, porque a unos cuantos no les parece, se violente la libertad de otros? Démosle esa libertad de decisión a la persona que aplica para el supuesto, no a terceros. Esta semana se hizo un gran avance en cuestiones de derechos humanos en Oaxaca, por favor sigamos trabajando para que su cumplimiento no se limite a 2 lugares en nuestro país.

Estudio: https://www.guttmacher.org/es/report/embarazo-no-planeado-y-aborto-inducido-en-mexico-causas-y-consecuencias.

Noroña se lanza contra Madero y Anaya por propina

Comparte este artículo:

El diputado federal del Partido del Trabajo (PT), Gerardo Fernández Noroña, criticó al excandidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya y al exdirigente nacional de ese partido, Gustavo Madero, por la propina que supuestamente dejaron en un restaurante en el que se reunieron el pasado 17 de septiembre en Polanco.

Noroña calificó de “codos” y “miserables” a ambos panistas, luego de que circulara una fotografía en donde se observa que tomaron café, además de que dejaron propina compuesta por un par de monedas.

“#TodosSomosFachos los #ximenitos y, además son miserables con las propinas”, publicó el legislador en su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que el pasado 17 de septiembre, Madero compartió una fotografía sobre la reunión que sostuvo con Anaya Cortés, en la imagen se observan un par de tazas de café, ademas de la carta del restaurante Klein’s, ubicado en Presidente Masaryk, en la zona de Polanco, en Ciudad de México. Sobre el ticket de la cuenta, se puede observar un par de monedas, que supuestamente es la propina que dejaron los albiazules.

El ex candidato presidencial informó que la reunión fue para revisar si hay condiciones para ir al evento del PAN, en el marco del aniversario 80 del partido.

Abogados de Rosario Robles renuncian por falta de pago

Comparte este artículo:

Los abogados de Rosario Robles concluyeron su relación laboral con la ex funcionaria debido a que no tiene dinero para pagar los honorarios.

En una carta dirigida a medios de comunicación, el bufete Hernández Barros Abogados y Oléa y oleados dieron a conocer que tras una reunión con Rosario Robles en el Centro Femenil de Readaptación social “Santa Martha Acatitla” en la Ciudad de México, la ex servidora pública les comunicó que estaba imposibilitada de pagar.

“No será posible cubrir el pago de nuestros honorarios profesionales”, se lee en la misiva.

La razón es la “precaria situación económica” por la que atraviesa quien fuera titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, por lo que se tomó la decisión de “finiquitar la relación profesional”, renuncia que se hará afectiva en cuanto la ex funcionaria designe a nuevo defensores particulares, según lo establece el Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley de Amparo.

Por otro lado, los ahora ex defensores de Robles confiaron en la inocencia de la ex funcionaria.

“Estamos convencidos de la inocencia de la maestra María del Rosario Robles Berlanga”.

#ElNidoDelGavilán: “Vamos a la plaza (comercial)”

Comparte este artículo:

En días pasados, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, comentó la necesidad de abrir espacios públicos en la ciudad dado que las plazas comerciales habían ocupado el rol de facilitador de interacción social y convivencia.

En Monterrey, los espacios públicos están abiertamente privatizados o semiprivatizados como el Parque Fundidora. En la anterior columna, resaltaba la importancia de crear nuevos parques públicos en toda la ciudad.

Así ahora, en esta entrega, hay que subrayar la falta de espacios públicos para la interacción social, desafortunadamente están arraigadas las prácticas de segregación social. Las colonias privadas, que fueron hechas para “contrarrestar” la inseguridad, pero que se han vuelto fortalezas donde los vecinos rara vez conviven entre sí.

Un ejemplo claro de la privatización del espacio público a gran escala es la zona de La Fe, esta zona limítrofe entre San Nicolás, Apodaca y Guadalupe.

La zona está inundada por plazas y centros comerciales, específicamente con 4 de gran tamaño, Paseo La Fe, Plaza La Fe, Citadel y Sendero La Fe. En pocas palabras, los habitantes de la zona tienen pocos espacios comunitarios y sí, espacios que ni siquiera están dirigidos a ellos, pues son para atraer gente de otros lados y los que van/vienen del aeropuerto y la zona industrial de Apodaca y Pesquería.

Esta situación se presenta en otras zonas de la ciudad como el sur. La solución al problema es regular las plazas comerciales donde se les obligue a ofrecer espacios verdes y de recreación, integrarlas a accesos de transporte público y participación activa del estado como oficinas de información, servicios automatizados de trámites y pagos, entre otras. Las enormes planchas de estacionamiento ciertamente abonan poco o nada, más que a enriquecer a algunos.

Las plazas no pueden hacer lo que se les venga en gana, ni tampoco podemos apostar a que el ciudadano tenga que pagar por su pedazo de espacio público.

Monterrey, la tierra del capitalismo salvaje y desbocado, tiene que mirar al siglo XXI con otra cara, es lo mejor para todas y todos sin importar clases sociales.

Lo dicho, dicho está.

27 horas en la Ciudad de México

Comparte este artículo:

Comencé este artículo como uno de opinión, pero justo en este momento estoy en la Ciudad de México y tengo muchas cosas nuevas que agregar, por lo que decidí empezar de cero. 

Vine a hacer unos trámites y llevo aquí 27 horas.  He vivido más de lo que esperaba. Desde carros pitándome, a ver el Ángel de la Independencia lleno de grafiti, este viaje express ha sido para mí toda una aventura. 

Escribo esto en las notas de mi celular porque no traje mi computadora, pero el contenido es igual de válido. Lo que no es válido es tener que prender un cigarro cada vez que voy a caminar sola en la calle, por si alguien se me acerca demasiado. O que mi mamá me pida mi ubicación en vivo, por si salgo un momento a la calle y algo me pasa. Porque como dice en el Ángel, vivo en un Estado Feminicida. No puedo ir a visitar a mis amigas que viven aquí porque me tendría que mover en Uber y quién sabe si regrese de esa vuelta. No dejo de pensar en que aunque no soy yo, serán 9 otras. Diario. 

No sé cómo abarcar esta problemática desde un lugar que no sea enojo, desilusión y absoluto rencor al Estado. Justo hoy leí que el educar a mujeres a cómo no ser violadas, sólo ayuda al violador a buscar otra víctima. Y eso me ha dejado pensando. Eso y el que el ex novio de mi amiga amenazó con violarla si terminaban. El que el fin de semana después de la marcha de la brillantina, asesinaron a 20 más, según datos que no tengo aquí a la mano. El que veo en Twitter amenazas de muerte a mujeres que exponen a sus abusadores. ¿Cómo debo reaccionar ante esto?

Vivimos en una época dónde se encubre a los abusadores, dónde se le da “carpetazo” a los expedientes y se busca el “borrón y cuenta nueva” para ellos. ¿El trauma quién lo borra? Aunque como mujer no hayas vivido una situación de riesgo, que lo dudo, vivimos con el constante pensamiento de “¿Si la siguiente soy yo?” 

El futuro de la mujer mexicana es incierto, nuestro cuerpo es propiedad del Estado y estamos más dañadas que el Ángel después del sismo. Nos persigue un trauma colectivo que no se va a resolver hasta que se tomen acciones competentes a este problema complejo. 

Por mientras, seguiremos evitando faldas y shorts si salimos a la calle, subirnos solas a elevadores si no va alguna mujer en ese trayecto, mandándonos ubicación en vivo entre nosotras y rezando, aunque no seamos creyentes, para que al menos el día de hoy, sí lleguemos a casa. 

Además, tal vez seremos revolucionarias. Tal vez salgamos a marchar hasta que nos escuchen, porque el mundo entero nos volteó a ver, y nuestro país nos dió la espalda. Tal vez rayemos tanto los monumentos para que el Estado tal vez sienta una fracción de nuestro coraje. Porque ahora, el estandarte que representa la libertad refleja nuestra verdad. Tal vez nuestra sorioridad sea más fuerte que la impunidad.

¿Indignados por la indignación?

Comparte este artículo:

Las redes sociales se convierten nuevamente en la arena de la discusión pública del país, en ese lugar donde se indignan con los indignados, ya sea por su forma de indignarse o por no indignarse lo suficiente. En esa ocasión, el debate nacional está centrado en la violencia que vive la mujer en México; el génesis de esta ola de exigencias se produce después de diversas denuncias contra la policía de la Ciudad de México, ya que de acuerdo con diversos colectivos feministas, el 10 de julio una mujer de 27 años fue violada por agentes de dicha institución de seguridad en el Centro Histórico de la Capital del país, también una adolescente de 17 años que fue agredida el pasado 3 de agosto y el 8 del mismo mes un policía abusó de una menor en el Museo Archivo de la Fotografía. Ello desembocó el odio nacional, lo que provocó la protesta, la indignación, la rabia, el enojo justificado y el grito necesitado de seguridad. A principios del siglo XX, Simone de Beauvoir escribió que “el problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”, y no podía estar tan vigente. Ellas salieron a las calles de dibujar la verdad; salieron al tenor de las 114 menores de edad asesinadas en México. Gritaron y corearon al tono de las 1,119 mujeres que perdieron la vida a manos de la violencia machista, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad y Protección Ciudadana. Salieron en honor a las que ya no están, y por las que quieren que estén, que no se lleven. Salieron, porque en los últimos 4 años, el feminicidio aumentó en un 97%. Gritaron y consignaron porque en nuestro país, el simple hecho de ser mujer, es mortífero. Salieron por la impunidad que las acalla, que las ata, que las victimiza una y otra vez. Salieron para denunciar que no tienen miedo, y decir ya basta. Salieron porque Rubí no pudo, porque el 7 de septiembre del 2012, Fernanda Rubí no llegó a casa en Orizaba, Veracruz, y como dolosamente mencionó la autoridad “se la llevaron por bonita”. 

En todo el país, tuvieron que salir no por gusto sino por necesidad; tuvieron que marchar y exigir porque las autoridades no lo harán por ellas. Y lamentablemente, el debate se ha centrado no en la violencia generalizada y sistemática que viven las mujeres en México, sino en la manera en que se hicieron escuchar. La forma en la que se llevaron a cabo las protestas para exigir respeto y combate a la violencia contra la mujer, se generaron por el silencio, la complicidad, la indiferencia, la impunidad, y la cotidianidad en la dolosamente viven. En este país, asesinan, torturan, violan, discriminan, y desprestigian a la mujer por el simple hecho de ser mujer. ¿Nos parece violenta su forma de protestar? Es consecuencia de la realidad en la que viven día con día. No comparto ciertas formas, pero los extremos de los fuimos testigos tampoco representan todo el movimiento, pero en ningún sentido lo condeno. ¿Por qué? Porque es mucho más condenable el contexto de violencia que vive la mujer. Yo escribo y vivo desde el horrible privilegio de ser hombre en México, pero hablo desde la necesidad de reformar a nuestra sociedad y sobre todo, a mí mismo. Ojalá y estemos viviendo un nuevo capítulo en nuestra vida pública, pero debemos entender que educar es lo más importante y lo que durará a largo plazo. La empatía y el dialogo serán fundamentales en los próximos días y debates. ¡Se va a caer! ¡Sí se va caer! pero también tenemos que construir algo nuevo.

Pero son unas exageradas

Comparte este artículo:

Las cifras que registra el Secretariado Ejecutivo advierten que, en el primer cuatrimestre del 2019, murieron 1,199 víctimas de la violencia machista. Es decir, cada dos horas y media en promedio, una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer.

En el país, 10 estados concentran más de 65 por ciento de los 1,199 asesinatos en mujeres ocurridos a inicio de año. A la cabeza se encuentra el Estado de México con 152 víctimas de feminicidio y homicidio doloso; Continúa Jalisco, con 102, Guanajuato con 99; Veracruz con 73; Chihuahua con 71 y finalmente la Ciudad de México con 70.

En un contexto más general, las víctimas mortales aumentaron 97 por ciento en cuatro años. En los primeros cuatro meses de 2015 se registraron 610 crímenes; en 2016 fueron 847; en 2017 967 y en 2018, 1,142. La colaboradora en el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM, Lourdes Enríquez, explica que la alza en el delito de feminicidio se origina en la impunidad.

El 1er cuatrimestre de 2019, también fue el más “sangriento” para niñas y adolescentes, ya que se reportó que de enero a abril 114 menores de cero a 17 años, fueron asesinadas.

Y en cuanto a delitos sexuales, las cifras suman 1,530 casos de abuso en tan solo un mes, dando una estadística en promedio de 51 mujeres agredidas sexualmente por día. Desglosando las cifras para los delitos sexuales de enero a junio, las violaciones sin penetración alcanzan a 2,100 casos en tan solo 30 días y un promedio diario de 70 carpetas de investigación. En casos de violación simple y equiparada, la cifra se manifiesta en 8,464 carpetas a las que se suman 13,669 por abuso y acoso sexual, 17 por incesto y 745 por hostigamiento sexual.

En nuestro país parecería que está claro que el problema no es que las mujeres intenten llevar una vida normal, vestirse como quieran, viajar, tomarse las fotos que deseen, sino que existe un problema de violencia e impunidad real y profunda, y si no vamos sobre las causas desgraciadamente las seguirán matando…

Los datos más alarmantes:

  • Cada 4 minutos ocurre una violación sexual en México
  • Si eres mexicana entre 15 y 45 años tienes más probabilidad de ser violada o asesinada que de enfermarte de cáncer o contraer VIH 
  • 40% de la población total de mujeres ha sufrido algún tipo de abuso
  • Cada dos horas y media en promedio, una mujer es asesinada por el hecho de ser mujer.

Notas y sucesos de las últimas semanas:

  • 1ero de agosto: Las pequeñas Alizon, Melani y Renata, de 7, 5 y 3 años de edad, respectivamente desaparecieron
  • 6 de agosto: 4 policías someten y violan a menor en Azcapotzalco
  • 12 de agosto: Acusan a médico del IMSS de violar a paciente
  • 13 de agosto: Drogan y dejan semidesnuda a menor de edad en Prepa 3 (CDMX)
  • 13 de agosto: Ladrón viola y asesina a niña de 6 años
  • 14 de agosto: Violan a abuelita de 70 años en Iztapalapa 
  • 14 de agosto: Jefe policiaco abusa sexualmente de mujer policía 

Desde el día de la marcha (16 de agosto) han sido asesinadas 47 mujeres en nuestro país, pero son unas exageradas…

Urge una estrategia de seguridad que pueda garantizar seguridad a las mujeres en nuestro país, pero urge más entender que el problema va más allá de una mera agenda de seguridad, y que ámbito cultural y educativo juegan un papel fundamental para empezar a dejar de justificar y empezar a actuar.

Las paredes se limpian y los vidrios se cambian, pero las vidas no regresan y las mujeres violadas nunca volverán a vivir igual.

“No vamos a criminalizar protestas”, dice Claudia Sheinbaum; investigarán agresiones a periodistas

Comparte este artículo:

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, descartó que se vaya a abrir una investigación por los daños causados durante la protesta #NoMeCuidanMeViolan del pasado viernes 16 de agosto.

Sheinbaum señaló en entrevista con el periódico Reforma, que su gobierno priorizará el diálogo con grupos feministas y de defensa de Derechos Humanos ante la violencia que se ejerce en contra de las mujeres.

Por otro lado, la mandataria capitalina rechazo que su gobierno busque criminalizar la protesta social y aclaró que el objetivo de pronunciarse por el diálogo es para erradicar la idea de que la violencia debe combatirse con más violencia.

La jefa de Gobierno detalló que los gastos por las pintas y destrozos en el “Ángel de la Independencia”, en instalaciones de la secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y la estación Glorieta de Insurgentes de la Línea 1 del metrobús, serán cubiertos por seguros previamente contratados por las distintas dependencias y por los recursos propios del gobierno capitalino.

Cabe mencionar que Sheinbaum aclaró que la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) sí investigará las agresiones en contra de al menso 12 periodistas.

“Solicité a la @PGJDF_CDMX intensifique sus investigaciones y acciones que lleven a la detención de los agresores a periodistas el día de ayer”, publicó en su cuenta de Twitter la jefa de gobierno.

El día de ayer, Sheinbaum y algunos integrantes de su gabinete se reunieron este domingo 18 de agosto con representantes de varios colectivos feministas. El encuentro tuvo como principal tema de discusión las acciones que el gobierno de la CDMX puede implementar para protección efectiva de la violencia contra mujeres, así como la revisión de protocolos ante casos de ataques y abusos sexuales.

Revelan que líderes evangélicos cobran como Servidores de la Nación

Comparte este artículo:

Al menos tres miembros de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), cobran como Servidores de la Nación.

Los religiosos, quienes son incluso pastores de sus organizaciones, aparecen en el portal de Nómina Transparente de la Secretaría de la Función Pública.

El nombre de Josué Farelas está en el apartado de “Servidores de la Nación”, con un sueldo bruto mensual de 73 mil 507 pesos como coordinador de dicho sector en la Secretaría de Bienestar, al mismo tiempo que es asesor jurídico de la asociación evangélica que dirige su padre, Arturo Farela, cuya presencia se ha documentado en varios encuentros con el presidente López Obrador en los que se ha ostentado como representante de alto rango de su iglesia.

Mientras que en los eventos en los que Farelas hijo aparece en las fotos con López Obrador y su padre, no queda claro si asiste en calidad de líder religioso o como funcionario público.

Cabe mencionar que Farelas es licenciado en derecho por el Instituto de Desarrollo Jurídico en la Ciudad de México con cédula profesional de 2018, mismo año en que fue candidato a diputado federal de la circunscripción 4 de la Ciudad de México por el Partido Encuentro Social (PES).

Además de Josué Farelas Pacheco, al menos otro hijo de uno de los líderes de Confraternice, Ricardo Camarero Salcedo, y  Roberto Vital Pineda, aparecen en la nómina de Servidores de la Nación.

El primero es hijo del tercer vicepresidente de Confraternice Ricardo Camarero Viniegra, y aparece en la nómina de la Secretaría de Bienestar con un sueldo bruto de 10 mil 217 pesos mensuales.

Sus padres, Camarero Viniegra y Maura Salcedo son los pastores y dirigentes de la Comunidad Cristiana Ministerios Ríos de Agua Viva, en Mexicali, Baja California.

Camarero Salcedo, también es pastor y en redes sociales se hace llamar Pastor Rick. En su cuenta de Facebook, lo mismo promueve cursos de homilía como información sobre el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, lo que sería parte de sus funciones como Servidor de la Nación.

Por su parte, Roberto José Vital Pineda, es secretario nacional de Confraternice y recibe a su vez un sueldo de 10 mil 217 pesos mensuales brutos como Servidor de la Nación.

Vital Pineda es pastor de la iglesia Comunidad Cristiana Nueva Vida en la Ciudad de México y uno de veinte líderes evangélicos que se reunieron con López Obrador en Palacio Nacional el 27 de marzo.

La Confraternice es una asociación civil creada por Arturo Farela en 1992 que agrupa a iglesias y a ministros de culto cristianos evangélicos.

Ha sostenido varias reuniones con el presidente López Obrador, quien les encomendó la distribución de la cartilla moral por todo el país.

Al jefe del Ejecutivo federal, le han solicitado concesiones de radio y televisión para las iglesias evangélicas y este les había dicho que buscarían la forma de que las obtuvieran.