AMLO descarta haber tratado tema del muro con Trump

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que haya tocado el tema del muro fronterizo con su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante la llamada que sostuvieron ayer por la noche.

“No hemos tocado el tema. En ninguna conversación se ha tratado ese tema, por eso to sostuve ayer, en el Face, en el Twitter, que fue una plática amistosa. La relación con el Presidente Trump es de respeto y de amistad y voy a procurar que siga siendo en esos términos”, dijo López Obrador durante su conferencia matutina.

En la mañana Trump, aseguró en su cuenta de Twitter que México está pagando por el muro, pues Estados Unidos se esta ahorrando dinero con el nuevo acuerdo comercial T-MEC.

“A menudo decía, ‘de una manera u otra, México va a pagar por el muro’. Esto nunca ha cambiado. Nuestro nuevo acuerdo con México, el USMCA-, es mucho mejor que el antiguo, muy costoso y anti-USA NAFTA, que sólo por el dinero que ahorramos, ¡México está pagando por el muro!”, público el mandatario de Estados Unidos.

Trump asegura que trabajará bien con AMLO

Comparte este artículo:

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su administración trabajará bien con Andrés Manuel López Obrador y lo felicitó por su reciente investidura como Presidente de México.

“Felicitaciones al recién investido Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Tuvo una tremenda victoria política con el gran apoyo del pueblo mexicano. ¡Trabajaremos bien juntos por muchos asó por venir!”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Trump, no pudo asistir a la toma de protesta del 1 de diciembre, pero en su lugar envío a su hija Ivanka Trump y al vice presidente de Estados Unidos, Mike Pence.

El mensaje del mandatario estadounidense se da a pocas horas de que culminaran las reuniones entre el Secretario de Estado de EU, Mike Pompeo y el nuevo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

Firman EU, México y Canadá el T-MEC

Comparte este artículo:

Esta mañana los presidentes de Donald Trump, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro Justin Trudeau, firmaron el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en el marco de la cumbre G-20 que se celebra en Buenos Aires, Argentina.

El T-MEC sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entre en vigor en 1994. Cabe mencionar que el nuevo tratado aún debe de ser ratificado por los congreso de los tres países para su posterior entrada en vigor.

La firma se llevo a cabo en el último día del gobierno de Peña Nieto.

El mandatario mexicano, aseguró que el nuevo tratado comercial, abre una nueva etapa en la relación con las naciones vecinas, y ofrece una base más incluyente, firme y moderna para el comercio regional.

Además, el político mexiquense agradeció la ayuda del gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador, al asegurar que sus gestiones ayudaron a lograr un acuerdo.

Por su parte, Trump, agradeció a los equipos negociadores de México y de Canadá, así como a su asesor y yerno Jared Kushner. Agregó que el T-MEC es revolucionario y asegurará un futuro de prosperidad e innovación para las tres naciones norteamericanas.

Trudeau, afirmó que el acuerdo generará oportunidades y reconoció que hay mucho más trabajo por hacer, pero que lograr el acuerdo significó un gran paso.

Los mandatarios firmaron el acuerdo comercial acompañados por sus representantes en las negociaciones, siendo estos, Ildefonso Guajardo, de México; Robert Lighthizer, de Estados Unidos y de Canadá, Chrystia Freeland.

 

Se reunirá Pompeo con Ebrard por ‘temas fronterizos’

Comparte este artículo:

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, se reunirá el domingo en Washington con el futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, para iniciar un diálogo oficial con el fin de alcanzar un acuerdo para contener la ola de migrantes hacia Estados Unidos, informó este martes la Casa Blanca.

Mike Pompeo y Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, se habían reunido en secreto con el futuro ministro de Relaciones Exteriores de México en Houston, Texas, en noviembre.

Tras esa reunión, funcionarios del gobierno entrante mexicano revelaron a la prensa la existencia de un “acuerdo” para que los solicitantes de asilo permanecieran en México mientras se procesan sus pedidos en Estados Unidos. Pero eso fue desmentido posteriormente.

La Casa Blanca confirmó el contenido de este acuerdo, sin especificar si se había celebrado formalmente.

“Estas conversaciones continúan y no habrá una decisión final hasta que el nuevo gobierno mexicano tome posesión el sábado”, dijo este martes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Apenas un día después, el domingo, Mike Pompeo “dará la bienvenida al futuro ministro de Relaciones Exteriores Ebrard” en el Departamento de Estado en la capital federal de Estados Unidos, informó la portavoz de la diplomacia estadounidense Heather Nauert, contradiciendo las primeras informaciones que indicaban que la reunión sería en México.

Según la Casa Blanca, estas conversaciones se centrarán en “todas las cuestiones relacionadas con la frontera”.

El lunes, Ebrard se reunirá con “los funcionarios de la Casa Blanca y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, para seguir intentando concluir estas conversaciones”, dijo Sarah Sanders.

Una “caravana” de miles de migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, que abandonaron sus países a mediados de octubre huyendo de la violencia y la pobreza, comenzó a llegar a la frontera entre México y Estados Unidos.

El domingo, cientos de ellos intentaron cruzar ilegalmente la barrera de metal entre la mexicana Tijuana y San Diego, California, antes de ser rechazados por la policía estadounidense.

Washington, en respuesta, cerró este paso durante unas horas, pero el presidente Donald Trump amenaza con cerrar toda la frontera.

Según una publicación del Washington Post, el acuerdo entre Estados Unidos y México establece que los solicitantes de asilo que llegan a la frontera tendrán que esperar en el lado mexicano hasta la audiencia ante un juez de inmigración estadounidense, a la que podrán asistir bajo guardia.

Quien reciba una respuesta negativa no podrá regresar a México. En cambio, será detenido en Estados Unidos hasta ser expulsado hacia su país de origen.

 

Otorgará Peña Nieto Orden del Águila Azteca a Jared Kushner

Comparte este artículo:

El próximo jueves, el Presidente Enrique Peña Nieto, otorgará la Orden Mexicana del Águila Azteca al yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, esto como una de sus últimas acciones como mandatario.

El esposo de Ivanka Trump participó como asesor presidencial para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Este lunes el Peña Nieto, entregó el galardón a Stephen Allen Schwarzaman, por sus gestiones para facilitar importantes inversiones de la empresa The Blackstone Group en el sector energético mexicano.

El Orden del Águila Azteca se otorga a los extranjeros en México por servicios prominentes que han dado al país.

Amenaza Trump con cerrar la frontera con México

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó esta mañana de jueves con cerrar “toda la frontera” con México, incluyendo los intercambios comerciales, esto si la situación migratoria se sale de control.

“Si se llega a un nivel en el que perdemos el control o personas pueden resultar heridas, cerraremos el ingreso al país por un período de tiempo. Me refiero a toda la frontera. México no podrá vender sus automóviles a Estados Unidos”, dijo el mandatario estadounidense.

El pasado mes de octubre, Trump había lanzado la misma amenaza, esto antes de las elecciones intermedias de Estados Unidos.

Desde que la caravana comenzó a llegar al norte de México, el presidente estadounidense envió miles de soldados que están autorizados a emplear “la fuerza letal si hace falta”, dijo el jueves.

#ElTalónDeAquiles: “Los Siete Pecados Capitales de Enrique Peña Nieto”

Comparte este artículo:

El cambio generacional es importante porque supone innovación. El refrescante (aunque limitado) “Pacto por México”, un acuerdo inter-partidario suscrito en diciembre de 2012, que permitió reformas estructurales en educación, telecomunicaciones, y energía, encarna el potencial de Enrique Peña Nieto (EPN) para renovar la política de su país, e ilustra también su fracaso. Pocos son los avances en los ejes de acción definidos en esa iniciativa: el fortalecimiento del Estado, la ampliación de derechos económicos y sociales (democratización político-económica), y la participación ciudadana en el diseño, ejecución, y evaluación de políticas públicas. El primer pecado capital de EPN, un error usual en la política mundial contemporánea, es haber defraudado las esperanzas de cambio de sus votantes. 

En efecto, como líder partidario, su figura acongoja. Su candidatura al frente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) es símbolo de una modernización fracasada. Siempre se podrá argüir que difícil es que una persona transforme sola estructuras internas que empezaron a ser erigidas noventa años atrás. Pero el sexenio 2012-18 es una suma de oportunidades perdidas para cambiar la avejentada y anacrónica cultura priista. “Casa Blanca”, el escándalo por la compra de propiedades por parte de la pareja presidencial, y que simboliza la inmortalidad de las arcaicas formas de hacer política, encarna el segundo pecado capital de EPN. Además de resucitar y perennizar un tema inscrito en el ADN del PRI corporatista -la corrupción- el caso recordó la prepotencia del PRI neoliberal. Nada malo hubo, según EPN: si el gobernante ofreció excusas… es por empañar “la credibilidad de la institución presidencial”. ¡Pues gracias!

La errática política exterior es su tercer pecado capital. Claro, desde que decidió mirar al norte, el México neoliberal de los años 1990s decidió dejar de ser uno de los países más ricos de América Latina para convertirse en el socio (requete) pobre de Norteamérica (reduciendo además a lo económico su mirada multidimensional internacional). Se acabaron las alianzas con los países andinos, la política autónoma hacia el Caribe y el rol de poder subregional en Centroamérica. Por supuesto, EPN no tiene vela en ese entierro, pero sí en cuanto a su fracaso en privilegiar, como lo prometió, el multilateralismo para disminuir la dependencia de Estados Unidos. A decir verdad, todos los presidentes de México desde Carlos Salinas son culpables de lo mismo. Lo que convierte hoy en capital este pecado, es el marco de la ascensión del presidente Trump. La repugnancia nacional y la vergüenza ajena ante el servilismo mexicano en el marco de la cuestión migratoria y de la renegociación comercial norteamericana, fue evidente. La popularidad de EPN nunca se levantará de los deslices diplomáticos cometidos entre 2016 y 2018. 

A nivel económico, un crecimiento anualizado de alrededor de 2% del Producto Interno Bruto (PIB) y el mantenimiento de la “estabilidad”, son a menudo mostrados como signos de éxito. Cierto es que el crecimiento del PIB mexicano a partir de 2014 es mayor que el de Latinoamérica, que el desempleo urbano abierto 2014-16 bajó en poco más de un punto porcentual, y que el salario medio real, aumentó. Pero los datos formales en un país en donde lo informal representa al menos 25% de la actividad económica son, en el mejor de los casos, parciales. Además, no solo México seguía siendo en 2017 uno de los países más desiguales de la región, sino que el número de pobres permaneció invariable durante el sexenio 2012-18 (43,6% de la población en 2016). Malgastar el potencial económico existente en México para implantar reformas progresistas tendientes a disminuir las desigualdades, es el cuarto pecado capital de EPN. Que alguien me explique por qué es un “éxito económico” dejar un país tan pobre como se le encontró.

La inseguridad ciudadana es sin duda una mancha indeleble de este sexenio, el cual inició con el loable objetivo de privilegiar la prevención sobre la confrontación. Se buscó así dejar de combatir al crimen organizado para esforzarse en disminuir la violencia colectiva que tanto aquejaba a la ciudadanía. Sin embargo, la realidad superó la ficción. Los 31,174 asesinatos cometidos en 2017 (la tasa fue de 25 homicidios por cada 100,000 habitantes) hacen de ese año el más mortífero de la historia del país. Peor aún, la tendencia en la violencia generada por los choques entre las autoridades policiales y militares, y los carteles de la droga, sigue siendo hoy, a la alza. El quinto pecado capital de EPN es cuantificable: los homicidios ascendieron en marzo de 2018 a 104,583, superando así los 102,859 registrados durante el sexenio de Felipe Calderón, durante el cual se desarrolló la infame “Guerra contra el Narcotráfico”.

Con la torpe gestión de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, su sexto pecado capital, EPN hizo exactamente lo contrario a lo firmado en el “Pacto por México”. En vez de reforzar el Estado, extirpó todo amago innovador. En vez de promover la democracia, repitió una hipótesis cuya veracidad fue categóricamente desmentida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): no es cierto que policías corruptos hayan entregado los estudiantes a grupos criminales, quienes los habrían incinerado en un basurero. Esta mentira perpetúa el manto de impunidad que protege a los culpables. En vez de suscitar la participación ciudadana en la formulación de políticas públicas, Ayotzinapa muestra la importancia que EPN dio a la transparencia, la imputabilidad política, y la vigencia del Estado de Derecho: ninguna.

El séptimo pecado capital de EPN, que lo sintetiza todo, es el haberse constituido en el reproductor de los vicios del pasado en vez de convertirse en el arquitecto de las aspiraciones de futuro. En una encuesta publicada en agosto de 2018, el 66,8% de la población desaprobó su gestión, mientras que tan solo 21,2% la aprobó. ¿Qué esperar dados los antecedentes aquí expuestos? México llega al desenlace de un interminable sexenio que la mayoría desea olvidar. Que la guerra contra Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se detenga. Es tiempo de suspirar y respirar, aunque sea por unos cuantos minutos. 

Fernando A. Chinchilla

Nuakchot (Mauritania), noviembre de 2018

El mal presagio

Comparte este artículo:

Ese día, Francisco Fernando archiduque de Austria-Hungría estaba de visita junto a su esposa Sofía en la ciudad de Sarajevo, sin embargo, la visita no era vista con buenos ojos, para muchos era una acto de provocación.

Hacían un recorrido en el automóvil mientras la multitud los recibía con gritos, de pronto una granada fue lanzada hacia la pareja, pero el proyectil no cumplió con su cometido, la Guardía Real hizo maniobras para sacar de ahí a Francisco y a su esposa pero no recorrieron muchas calles cuando de frente se encontraron con un tirador que acertó en el cuello del archiduque y en el abdomen de Sofía. Para muchos, este fue el suceso que detonó la Primera Guerra Mundial donde perecieron más de 23 millones de personas.

El 11 de noviembre del 2018 se cumplieron cien años de la conclusión de la Primera Guerra Mundial, en esa misma fecha se llevó a cabo el “Foro de Paris para la Paz”, con el objetivo de reflexionar sobre los retos de la humanidad y recordar que la paz no es solamente la suspensión de la guerra, sino toda acción que contribuye a disminuir cualquier conflicto.

Emmanuel Macron fue el anfitrión de este evento y en su discurso inicial mencionó que hay que evitar que el mundo descienda hacia el caos, que hay que acompañarlo en el camino de la paz y dijo también; que tenemos que tener el coraje de abrir un nuevo capítulo de la historia, superando nuestros hábitos y rompiendo los tabúes. Angela Merkel, canciller Alemana, y Antonio Gutierres, Secretario General de la ONU fueron los oradores iniciales del evento e hicieron un llamado efusivo a la cooperación internacional y la búsqueda de la paz.

Hoy en día estamos viendo situaciones a nivel mundial que pintan para ser  malos presagios, vemos a un presidente estadounidense haciendo prácticas militares en sus fronteras y criminalizando a todos sus opositores. 

En México, tenemos un mandatario electo que pretende crear una guardia nacional que estará al mando de la milicia dándole fuerza constitucional. En Brasil, Bolsonaro el presidente electo, considera que el calentamiento global es sólo un “dogma” que se ha utilizado para justificar el aumento del poder de los Estados sobre la economía, aún y cuando este tema es el más importante de la agenda global y que Brasil, tiene en la selva del amazonas, lo que se considera “el pulmón del mundo”.

Hoy en día estamos viviendo dos realidades una en el “viejo mundo” donde los líderes están enfocados en conciliar, enmendar los errores históricos de sus naciones, en mejorar la calidad de vida del mundo y la otra realidad, está enfocada en todo lo contrario, en fortalecer a los ejércitos, cerrar las fronteras y minimizar problemas que ya nos afectarán a todos.

Este conflicto lo único que está haciendo es polarizar más a la humanidad y cada vez que eso sucede, cosas malas pasan.

Meses antes de que asesinaran al archiduque Francisco Fernando, el mundo se alineó en dos bandos: por un lado los aliados de la Triple Entente y por otro las potencias centrales de la Triple Alianza. 

El asesinato quizás fue solo una excusa, para que la gran guerra comenzara.

Dicen que el que no conoce la historia está condenado a repetirla…

Espero esto no sea un mal presagio.

Se vale debatir…

Estados Unidos inicia retiro de militares en la frontera

Comparte este artículo:

Autoridades militares de Estados Unidos anunciaron el retorno a sus cuarteles de las militares que fueron llevados de manera apresurada a la frontera con México como parte de las advertencias del Presidente Donald Trump ante el avance de la sobre una caravana migrante en busca de asilo, informó el sitio Politico.

Luego de que demócratas y republicanos criticaran el despliegue como una estrategia del Mandatario para usar las Fuerzas Armadas como un apoyo para contener las pérdidas en las elecciones intermedias del 6 de noviembre, el retiro de los militares podría alimentar aún más las afirmaciones de que el Ejército fue utilizado con fines políticos.

El general teniente general del Ejército Jeffrey Buchanan, quien supervisa el despliegue, señaló al sitio Politico este lunes que las primeras tropas comenzarán a regresar a sus cuarteles en los próximos días, ya que algunas ya no son necesarias una vez que completaron las misiones para las que fueron enviados.

Los miembros del servicio que regresan incluyen unidades de ingeniería y logística cuyos trabajos se enfocaron en la colocación de alambres de púas y otras barreras para limitar el acceso irregular en la frontera de Estados Unidos y México.

Se espera que todo el Ejército deba estar en sus cuarteles para Navidad, como se esperaba originalmente, indicó Buchanan.

“Nuestra fecha de finalización en este momento es el 15 de diciembre, y no tengo indicaciones de nadie de que vayamos más allá de eso”, señaló el funcionario militar que encabeza las fuerzas terrestres del Comando Norte de Estados Unidos.

La decisión de comenzar a retirarse se produce pocas semanas después de que el Presidente Donald Trump ordenara el despliegue altamente de tropas en la línea fronteriza.

En casos anteriores donde los militares se desplegaron para reforzar la frontera, los refuerzos consistían en militares de la Guardia Nacional de tiempo parcial bajo el mando de Gobernadores estatales que respaldaban las labores de las dependencias encargadas de la seguridad fronteriza.

Pero las tropas recién desplegadas, la mayoría desarmadas y de unidades de apoyo, provienen del servicio militar activo, una concesión que el Pentágono hizo después de que el Mandatario insistiera en que el despliegue incluyera no solo a la Guardia Nacional.

Buchanan confirmó a Politico los reportes anteriores sobre que los militares habían rechazado una solicitud del Departamento de Seguridad Nacional de una fuerza armada para respaldar a los agentes de la Patrulla Fronteriza en caso de una confrontación violenta.

“Esa es una tarea de aplicación de la ley, y el secretario de Defensa no tiene la autoridad para aprobar eso dentro de la patria”, señaló Buchanan.

En tanto, el funcionario militar señaló que el cierre de un punto de entrada la mañana de este lunes en la frontera de California cerca de Tijuana, México, fue solo parcial y no requirió medidas más drásticas.

“Alrededor de la mitad de los carriles estaban cerrados esta mañana, pero eso es todo (…) No hay cierres completos”, señaló Buchanan.

Sin embargo, señaló que otros puntos de entrada podrían cerrarse completamente en el futuro, pero no detalló sobre ninguna necesidad de tomar medidas más drásticas.

De Trump y el ejército europeo

Comparte este artículo:

Esta semana se reunieron más de 60 líderes en Francia para conmemorar el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial. Entre las personalidades presentes en el evento se encontraban Donald Trump, Angela Merkel, Justin Trudeau, Vladimir Putin y desde luego Emmanuel Macron. 

Como era de esperarse, Trump escribió una serie de tweets hablando sobre su visita y específicamente de como Europa, necesita empezar a protegerse a sí mismo, al ser Estados Unidos quien paga su protección militar a través de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

 Y al parecer Macron y Merkel decidieron hacerle caso, y ambos durante sus discursos, propusieron la creación de un ejército europeo para dejar de depender de EUA, a lo que Trump respondió: 

 

No sé que me sorprende más, que Trump se haya molestado porque tomaron su sugerencia o que en verdad hay una posibilidad que haya un ejército europeo. Cabe aclarar que no es la primera vez que se habla sobre esto, pues en los años cincuenta se intentó crear una Comunidad de Defensa Europea, que nunca entró en vigor. Y hace 3 años el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker también propuso algo similar por la tensión con Rusia. Más allá del tiempo, dinero y apoyo de los demás países, este ejército conlleva una gran significativa carga.

Que Alemania y Francia declaren que ya no pueden confiar en otros países, es un reflejo de la falta de fe que le tienen a Estados Unidos con Trump a cargo. Para Europa podría ser una oportunidad para tener una autonomía estratégica y una cooperación real entre los países miembros; sin embargo, esta solidaridad también puede causar inquietud entre distintas naciones, al ver a la Unión Europea como un nuevo poderío militar en la sociedad internacional. Al final, es una idea que va a muy largo plazo y puede que sea poco realista, pero pensar que fue generada por la tensión que hay entre los líderes de las potencias europeas con EUA, preocupa y abre paso a un nuevo orden global.