Irán violará acuerdo nuclear el 27 de junio; Trump prepara tropas

Comparte este artículo:

Para el día 27 de junio, la República Islámica de Irán habrá producido y almacenado más uranio poco enriquecido del que permite el histórico acuerdo alcanzado en 2015, informó la Organización de Energía Atómica iraní. Asimismo, ésta abrió la puerta a que este material se comenzara a enriquecer hasta llegar a niveles de mayor pureza, cosa esencial para construir un arma nuclear. El gobierno iraní confirmó que esta medida es para orillar a los otros países signatarios del acuerdo a que apoyen al país ante las sanciones económicas estadounidenses: en cuanto éstas se aplicaron, el PIB anual iraní se contrajo 3.9% y ha habido un desabasto generalizado de medicamentos.

En represalia a este anuncio, el presidente Donald Trump envió mil nuevos elementos militares al Medio Oriente; estas tropas se le añaden a las 1,500 que ya estaban desplegadas desde el comienzo de tensiones entre Irán y EE.UU en mayo después de dos ataques a buques petroleros.

Fuentes afirman que la estrategia estadounidense de salir del acuerdo con Irán para comenzar a aplicar máxima presión sobre el país ha sido contraproducente. Ya que cualquier país que busque sacar uranio de Irán sufriría una sanción económica, los inventarios iraníes han incrementado en volumen a un ritmo mucho mayor que antes. Tanto China como Rusia han criticado duramente las medidas de EE.UU y han dicho que seguirán comerciando con el país persa.

Mientras tanto, el resto de los signatarios ha llamado a la paciencia. Emmanuel Macron animó a Irán a mantener “una actitud paciente y responsable,” mientras que Federica Mogherini, alta representante de asuntos exteriores de la Unión Europea (UE), indicó que la UE no tomaría acción hasta que la Agencia Internacional de Energía Atómica indicara que hubo una violación del acuerdo.

(Fuente: Deutsche Welle)

Exhiben ‘el show’ de Trump sobre acuerdo con México

Comparte este artículo:

En los pasados días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que hay una parte del acuerdo migratorio con México que no ha sido revelado, y hoy el mandatario lo llevó a otro nivel, al salir ante periodistas en la Casa Blanca con una hoja que aseguró que contiene el acuerdo firmado con nuestro país, incluyendo las partes que afirma no han sido reveladas por las autoridades mexicanas.

Para mala suerte de Trump, el fotoperiodista de The Washington Post, Jabin Botsford, logró capturar parte del techo en el que se detalla el esquema conocido de aplicación en 90 días para la implementación de un acuerdo.

“Si el Gobierno de Estados Unidos determina a su discreción y tras consultar con México que después de 45 días… no han sido suficientes para reducir el flujo de migrantes al sur de Estados Unidos, el Gobierno de México tomará todas las medidas necesarias bajo la ley local para buscar que el acuerdo se implemente en espera de que el acuerdo se implemente en 45 días (sic)”, se lee en el texto visible en la fotografía.

Desde el domingo, Trump ha insistido que en que el acuerdo que su Administración alcanzó el pasado viernes con el Gobierno mexicano para frenar la imposición de aranceles incluye elementos que anuncian no se han revelado, entre ellos una mayor cantidad de exportaciones de productos agrícolas estadounidenses.

“Este es el acuerdo que todo el mundo dice que no tengo. Voy a dejar que México haga el anuncio en el momento adecuado”, dijo Trump a las afueras de la Casa Blanca.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, ha rechazado que haya algún tipo de acuerdo secreto que no haya sido revelado.

¿Ganó alguien o perdimos todos?

Comparte este artículo:

Cuando el propio rudo de la película celebra su victoria felicitando a sus contrincantes, todo deja a suponer que el acuerdo logrado fue favorable al rudo. Sino, no celebraría. Trump no es un individuo que se caracteriza por celebrar los acuerdos justos. Solamente los acuerdos victoriosos. Él no conoce acuerdos justos. Solamente acuerdos en los cuales gana más que el adversario. 

Todavía no sabemos la historia completa. El propio Trump reveló que falta por dar a conocer parte de los acuerdos. Y se permite recordar que en caso de falla en la aplicación de lo negociado, volverá a la carga con sus mismas amenazas. Si ya funcionó una vez, ¿por qué privarse de repetir el juego? Si México cedió frente a una amenaza violatoria de los contratos vigentes, ¿porqué interesarse en respetar los contratos vigentes? ¿Funciona el chantaje? Sigamos con el chantaje, paga buenos dividendos. 

Trump llegará triunfante a su arranque de campaña para la reelección. Igual que hace cuatro años, su posición fuerte será la de despreciar a México. Y mostrar una fuerza fácil frente a un país que resulta indefenso. 

Para muchos mexicanos que no caen en el juego del populismo, debe parecer igual de preocupante el grito de victoria del gobierno de AMLO, y el despliegue de apoyo “de las fuerzas vivas” organizado en Tijuana. Recordando escenas de los mejores años del priismo, el ver sentado representantes de “los indígenas”, de los empresarios y políticos sumisos de todos colores, pretende hacer olvidar que los indígenas de Centroamérica constituyen víctimas del acuerdo y que ahora, los empresarios le deben una a AMLO y a Ebrard.

 ¿Quién se atreverá a seguir reclamando la inaceptable decisión de cancelar el aeropuerto del futuro, quien se atreverá a cuestionar un tren maya que dará la vuelta a un bosque para transportar una carga inexistente? El costo de estos acuerdos todavía desconocidos es avalar decisiones nefastas para el país. ¿Será Dos Bocas la solución para la soberanía de México porque se evitó un arancel violatorio de los acuerdos vigentes? ¿Será la canalización de todos los recortes presupuestales a abonar la deuda de una empresa quebrada y sin futuro cómo es Pemex porque se aceptó hacerle de gendarme de la frontera sur de Estados Unidos en lugar de la Border Patrol? 

Será importante ponderar lo que sí se puede celebrar y lo que exige vigilancia continua y rigurosa para detectar más derivas que empeorarán la economía del país. 

Trump y PEMEX: dos problemas que agravan el panorama de México

Comparte este artículo:

La semana pasada el país sufrió dos embates que pusieron a la economía a temblar. Por un lado, el presidente de Donald Trump amenazó con imponer aranceles a todas las importaciones mexicanas si el país no colaboraba con la política migratoria estadounidense. Por el otro lado, Moody’s y Fitch ajustaron las calificaciones de la deuda soberana y de PEMEX. Si bien la primera se mantiene en niveles de inversión, la de Petróleos Mexicanos descendió al umbral de especulación (“bono basura”). Eso significa que el precio de los bonos de la petrolera será más bajo y la tasa de interés a pagar será más alta. Esto se traduce en mayores complicaciones para el financiamiento de la petrolera más endeudada de todo el mundo.

Según la calificadora Fitch, el ajuste en la calificación de PEMEX es debido al panorama de incertidumbre que genera la paraestatal, referente a su alto apancalamiento y a sus bajos de niveles de producción. Asimismo, la incertidumbre aumenta en tanto que PEMEX se encargará de la construcción y operación de la refinería en Dos Bocas; una inversión que para muchos es inviable financiera y operativamente. Además del aumento en el gasto por las condiciones del terreno y el tipo de crudo de la región, el costo de oportunidad de la inversión es considerable. Dentro de la industria petrolera, la refinación es el proceso menos rentable. El gobierno mexicano debería enfocarse en su ventaja comparativa, reorientando esa inversión a exploración y a impulsar la producción de PEMEX.

Por otro lado, si bien se han implementado estrategias para reactivar a la petrolera, a través de capitalización y reasignación fiscal, entre otras, estas no parecen disminuir la incertidumbre alrededor de la paraestatal. El gobierno mexicano todavía no entiende que el problema de PEMEX no es solamente de liquidez, sino de solvencia. 

Paradójicamente, la insistencia de AMLO de apuntalar nuevamente a Petróleos Mexicanos como una gran petrolera que vuelva a aportar sustancialmente a los ingresos federales puede significar el último clavo de su ataúd. Y lo que resultaría peor, su situación financiera podría arrastrar consigo a las finanzas públicas y mermar la estabilidad macroeconómica del país. 

El otro tema no tiene su causa en las malas decisiones de este gobierno, aunado a la corrosiva corrupción del sexenio pasado, sino que alude a una variable exógena. Algunos parecen estar sorprendidos de la asimetría de poder entre Estados Unidos y México. Eso no es algo nuevo, desde el nacimiento de México como país, la relación entre ambos países es de subordinación. Empero, el contexto global de antaño jugaba a favor de México. Sobre todo, en el contexto de la Guerra Fría, en la cual Estados Unidos buscaba evitar la propagación del comunismo en América Latina. Esto le permitía a México tener una moneda de cambio para apaciguar dicha relación.

Por otro lado, el problema de la migración no es algo reciente. Desde la segunda mitad del siglo pasado, la confrontación por la migración y el narcotráfico han sido temas centrales en la política exterior con Estados Unidos, tal que condicionaban los acuerdos de comercio entre ambos países. 

El gobierno mexicano debe entender que la amenaza de los aranceles no es un asunto comercial, ni siquiera un asunto migratorio, sino un asunto totalmente electoral. Trump, el presidente pragmático por antonomasia, ya apunta a las elecciones del próximo año. Sabe que colocar a los inmigrantes como chivo expiatorio, culpándolos de todos los males que sufre Estados Unidos, lo puede llevar nuevamente a ganar los comicios federales. 

Era necesario evitar la imposición de aranceles, si bien el tipo de cambio hubiera absorbido en su totalidad el arancel de cinco por ciento, el costo del servicio de la deuda hubiera aumentado y la incertidumbre que el país vive se hubiera intensificado. Sin embargo, el costo de evitar lo anterior es sumamente alto, ya que le otorgamos el poder a Trump de jugar la carta de los aranceles cuando crea que México no está cooperando. 

Nos comprometimos a fortalecer los esfuerzos en la frontera sur, lo que se traduce en regresar a más migrantes centroamericanos, así como recibir a aquellos que sean deportados desde Estados Unidos. Trump no entiende que la ola de migración proveniente de Centroamérica es culpa, en parte, de la política exterior de Estados Unidos. La desestabilización de esos países fue generada por el gobierno estadounidense en los años ochenta, poniendo y quitando dictadores, y generando pobreza y marginación. 

Estamos a merced de un megalómano que hará cualquier cosa para poder mantenerse en el poder, incluso si en el intento aniquila a sus socios comerciales. Trump está dispuesto combatir por la victoria -y ganará- sin importar que sea una victoria pírrica. 

Rechaza Ebrard que haya acuerdo en materia agrícola con EU

Comparte este artículo:

El canciller Marcelo Ebrard rechazó que se haya llegado a un acuerdo en materia agrícola con Estados Unidos, tal y como lo asegura el presidente de ese país, Donald Trump.

“Fuera de lo que acabo de explicar, no hay ningún acuerdo. Es un acuerdo migratorio, no comerciales”, dijo Ebrard en la conferencia de prensa matutina de Andrés Manuel López Obrador.

El canciller reveló que la otra parte que se firmó sobre el acuerdo con Estados Unidos, consiste en tener la oportunidad de que si en 45 días lo pactado no funciona, entonces se aplicarían medidas adicionales, ahí habría la oportunidad de debate regional, en el podría participar el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

“Si no tienen éxito las medidas, se sienten a discutir con Estados Unidos, Guatemala, Brasil, Honduras, sería una negociación regional”, comentó el funcionario federal.

Previo y después del acuerdo, Trump aseguró en su cuenta de Twitter que México comenzaría a importar grandes cantidades de productos agrícolas de productores estadounidenses.

“Congreso mexicano aprobará acuerdo o volverá arancel”: Trump

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó, en su cuenta de Twitter, que México y Estados Unidos firmaron una nueva parte del acuerdo sobre migración y seguridad.

El mandatario estadounidense dijo que el acuerdo se revelará en un futuro no muy lejano y tendrá que ser aprobado por el Congreso mexicano, o de lo contrario volverá la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos.

“Hemos firmado y documentado completamente otra parte muy importante del acuerdo de migración y seguridad con México, uno que Estados Unidos ha estado preguntando sobre cómo conseguir por muchos años. Se revelará en un futuro no muy lejano y necesitaría un voto del órgano legislativo de México. No anticipamos un problema con la votación, pero, si por alguna razón la aprobación no es inminente, ¡las tarifas se restablecerán!”, publicó Trump en Twitter.

Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard, informó que hoy dará a conocer los detalles de los acuerdos con Estados Unidos, durante la conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No necesitamos a México, ellos nos necesitan”, Trump en Fox News

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país no necesita a México, esto tras ser cuestionado sobre si no le preocupaban las consecuencias que su amenaza arancelaria pueda tener en el T-MEC.

“No estoy preocupado porque ellos nos necesitan nosotros no los necesitamos, ellos nos necesitan. Nos robaron el 32 por ciento de nuestro negocio automotriz. El TLC es uno de los acuerdos más estúpidos en nuestros tiempos”, dijo Trump en una entrevista con Fox News.

Por otro lado, criticó que México permita la entrada de migrantes centroamericanos, y acusó que miles de estadounidenses mueren cada año a causa del consumo de drogas que se trafican en la frontera.

“Ellos mandan cada año drogas con un valor de 500 mil millones de dólares. Cien mil personas mueren cada año por lo que entra a nuestro país desde la frontera sur, desde Honduras, Guatemala y El Salvador. México no debería permitir que gente entre a su país”, declaró.

Ve Ebrard avances en negociaciones; Evita hablar de Tercer País Seguro

Comparte este artículo:

El canciller Marcelo Ebrard aseguró que hay avances en las negociaciones con Estados Unidos para evitar la aplicación de aranceles el próximo 10 de junio, aunque evitó hablar de la posibilidad de que México pudiera firmar un Acuerdo de Tercer País Seguro en materia de asilo.

“No entraría ahora en detalle”, dijo Ebrard al salir del Departamento de Estado.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que esta tarde continuarán las negociaciones en la Casa Blanca.

“Pienso que estamos avanzando y en la tarde podría darles una visión más concreta de en qué punto nos encontramos”, dijo Ebrard.

El día de hoy más temprano, un alto funcionario de la Administración estadounidense citado por el diario The New York Times, dijo que el vicepresidente Mike Pence solicitó el miércoles a Ebrard la firma de un Acuerdo de Tercer País Seguro, el cual implica que migrantes que soliciten asilo deben hacerlo primero en México.

Convoca AMLO a acto por la dignidad de México en Tijuana

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a un acto por la dignidad de México y a favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos, el próximo sábado a las 17 horas en Tijuana.

López Obrador detalló que invitará a Gobernadores, legisladores federales y locales, ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al Poder Judicial, dirigentes obreros y empresarios, y líderes religiosos.

“Vamos a llevar a cabo, y estoy convocando al pueblo de México, a todos los sectores de todas las clases sociales y culturas, para un acto de unidad de defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

El acto, se realizará a las 17 horas y el lugar se dará a conocer en las próximas horas.

Por otro lado, el político tabasqueño dijo que tiene confianza en que se logre un acuerdo en las pláticas de la delegación mexicana, encabezada por Marcelo Ebrard, con el Vicepresidente Mike Pence y funcionarios estadounidenses por los aranceles anunciados por su homólogo, Donald Trump, a productos nacionales.

“Se esta dialogando. Hoy a las 10 continúan las pláticas y espero que se llegue a un acuerdo, tengo confianza en que se llegue a un acuerdo para que no se apliquen estas medidas unilaterales a partir del lunes próximo como lo ha expresado el Presidente Donald Trump”.

Trump asegura que negociaciones continuarán

Comparte este artículo:

La semana pasada, el presidente Donald Trump, impone amenaza de aranceles del 5% de todas las importaciones de México a Estados Unidos. Tras aquella crisis, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, viajó a EUA en busca de una junta con el presidente y su gabinete para resolver dichas amenazas.

 

Los aranceles fueron anunciados por su cuenta de Twitter, con el fin de terminar con el flujo de migrantes a Estados Unidos. El porcentaje tiene proyectado cambiar cada mes, hasta que el presidente AMLO resuelva dicha problemática.

 

Esta tarde, concluyó la primera sesión de junta entre el gabinete mexicano y el gabinete estadounidense. Solamente se ha anunciado que no han llegado a ningún acuerdo los dos partidos y que si no se llega a un acuerdo, como planeado, los aranceles tendrán efecto inmediato el siguiente Lunes.