“…si la palabra es plata, el silencio es oro”

Comparte este artículo:

El presidente de la República debería aprender a celebrar el Día del Padre en familia, con sus hijos y olvidarse de su campaña permanente para recorrer el país y sembrar la división en donde sea que se presente. “…si la palabra es plata, el silencio es oro.” Debería meditar este refrán de la sabiduría popular, sobre todo él que tanto le cree al pueblo bueno y sabio. Ahora, el que parece chachalaca es otro. 

El presidente sigue en la misma campaña de los últimos 12 años, supongo que resiente una necesidad fisiológica de hablar, y que si no habla se quedará con un estreñimiento mental que lo incapacitará para gobernar.  Quizás tiene miedo que al no hablar, los mexicanos vayan a olvidar de su existencia. 

En su editorial dominical, Federico Berrueto lo plantea con mucha claridad y precisión: “El país requiere de un Presidente que escuche más y hable menos. Un Presidente que unifique y no divida. Un Presidente que entienda, no que predique. Un Presidente  que tolere al crítico y no que lo descalifique. Un Presidente que aliente, no que fustigue. Un Presidente que sancione al abuso y no que se vuelva parte de éste. En fin, un Presidente que honre la investidura al representar a todos los mexicanos con honestidad y sin falsas ni engañosas coartadas”. 

Fidel Castro acostumbraba discursos de varias horas, Hugo Chávez invadía la intimidad de los venezolanos con su programa dominical “Aló Presidente”, ¿será que la palabra sin límites le da sensación de poder al político inseguro y que si se queda callado lo traga la insignificancia? 

¿Ganó alguien o perdimos todos?

Comparte este artículo:

Cuando el propio rudo de la película celebra su victoria felicitando a sus contrincantes, todo deja a suponer que el acuerdo logrado fue favorable al rudo. Sino, no celebraría. Trump no es un individuo que se caracteriza por celebrar los acuerdos justos. Solamente los acuerdos victoriosos. Él no conoce acuerdos justos. Solamente acuerdos en los cuales gana más que el adversario. 

Todavía no sabemos la historia completa. El propio Trump reveló que falta por dar a conocer parte de los acuerdos. Y se permite recordar que en caso de falla en la aplicación de lo negociado, volverá a la carga con sus mismas amenazas. Si ya funcionó una vez, ¿por qué privarse de repetir el juego? Si México cedió frente a una amenaza violatoria de los contratos vigentes, ¿porqué interesarse en respetar los contratos vigentes? ¿Funciona el chantaje? Sigamos con el chantaje, paga buenos dividendos. 

Trump llegará triunfante a su arranque de campaña para la reelección. Igual que hace cuatro años, su posición fuerte será la de despreciar a México. Y mostrar una fuerza fácil frente a un país que resulta indefenso. 

Para muchos mexicanos que no caen en el juego del populismo, debe parecer igual de preocupante el grito de victoria del gobierno de AMLO, y el despliegue de apoyo “de las fuerzas vivas” organizado en Tijuana. Recordando escenas de los mejores años del priismo, el ver sentado representantes de “los indígenas”, de los empresarios y políticos sumisos de todos colores, pretende hacer olvidar que los indígenas de Centroamérica constituyen víctimas del acuerdo y que ahora, los empresarios le deben una a AMLO y a Ebrard.

 ¿Quién se atreverá a seguir reclamando la inaceptable decisión de cancelar el aeropuerto del futuro, quien se atreverá a cuestionar un tren maya que dará la vuelta a un bosque para transportar una carga inexistente? El costo de estos acuerdos todavía desconocidos es avalar decisiones nefastas para el país. ¿Será Dos Bocas la solución para la soberanía de México porque se evitó un arancel violatorio de los acuerdos vigentes? ¿Será la canalización de todos los recortes presupuestales a abonar la deuda de una empresa quebrada y sin futuro cómo es Pemex porque se aceptó hacerle de gendarme de la frontera sur de Estados Unidos en lugar de la Border Patrol? 

Será importante ponderar lo que sí se puede celebrar y lo que exige vigilancia continua y rigurosa para detectar más derivas que empeorarán la economía del país. 

Preocupaciones

Comparte este artículo:

Preocupante que se siga hablando de una nueva Ley de Movilidad para el área metropolitana de Monterrey sin tener claro en que consiste el área metropolitana de Monterrey, cuales son sus límites físicos, sus leyes básicas y cómo logrará la síntesis entre los conceptos de autonomía municipal y de eficiencia metropolitana. 

Preocupante que el Gobernador y su Secretario de Gobierno opinen sobre el tema de una Ley en la cual están involucrados con conflictos de interés que les resta cualquier objetividad. Preocupante que no se priorice la constitución de una Autoridad Autónoma cuyo único objetivo sea la eficiencia,  la calidad del servicio y la satisfacción de los usuarios. 

Preocupante que los usuarios del servicio público de transporte acepten tantas vejaciones, tantos maltratos por parte de unos empresarios y de un gobierno que se disputan la incompetencia y el desprecio de sus clientes. Preocupante la dificultad, para no hablar de incapacidad, de la Sociedad Civil, empresarios y ONG’s para imponer el concepto de autonomía de la autoridad de control, para quitarle a los políticos la administración de un sistema vital para el área metropolitana, y que desvirtúan para beneficiar sus propios intereses políticos, que no son los de los usuarios del transporte público. 

En este tema, se juega la modernidad de Monterrey. Una sociedad que supo elevarse a un liderazgo indiscutible en la segunda mitad del siglo XX, no deja de hundirse en incoherencias, ausencia total de solidaridad y egoísmos acumulados, desde que inició el siglo XXI cómo la mejor ciudad para vivir en América Latina y ha caído al séptimo nivel en México en 2018. Hasta ahora, los políticos no han mostrado capacidad creativa para ofrecer soluciones capaces de resolver el entuerto. 

¿Habrá una formación política capaz de ofrecer soluciones cómo su bandera electoral para el año 2021? ¿O asistiremos al ultimo capítulo de “grandeza y decadencia de Monterrey”? Todo esto es un reflejo de la carencia de calidad de quienes nos gobiernan. No se puede pretender al mismo tiempo modernizar el estado y andar de saltarín en el escenario nacional. Necesitamos un gobernador con visión de futuro, no un cacique de Galeana y menos de Pablillo.   

Rigor moral

Comparte este artículo:

Primero tuvimos la austeridad republicana, duro recorte al presupuesto de la nación y causa de decenas de miles de despidos, para evitar despilfarros y privilegios de altos funcionarios. Luego, se llegó a la pobreza franciscana, la cual en nombre del combate a la corrupción y a los monopolios de la salud, está dejando sin insumos las grandes instituciones de salud del país. Pero la pobreza purifica y de ella emanará la nueva metodología para adquirir los medicamentos. Sin corrupción ni precios excesivos. 

La última novedad de la cuarta transformación es el rigor moral que pone al rango de motivos de despidos los comportamientos abusivos, la prepotencia, el influyentismo y el nepotismo, entre otras actitudes heredadas de las costumbres del poder. Fuimos testigos en el fin de semana del auto flagelo de una funcionaria de primer nivel, que tenía cómo méritos para ser Secretaria de Medio Ambiente el ser miembro de Morena, licenciada en derecho por la Universidad Anáhuac, (una universidad fifi) y maestra en arte transformativo por la Universidad John F. Kennedy en Berkeley, California,  la cual le suplicó al presidente que la destituyera por su evidente manifestación de abuso de poder al demorar un vuelo de Aeroméxico. 

Suponemos que a penas se está escribiendo el primer capitulo de la nueva constitución moral anunciada por el mesías. Esta nueva era de puritanismo puede ser bienvenida si se aplica en forma pareja y no solamente para los funcionarios que dejaron de ser útiles a los proyectos del presidente o cuyos puestos necesita el presidente para colocar aliados políticos necesarios a sus objetivos políticos. 

Nadie puede cuestionar la destitución de un funcionario que abusó de su posición. Faltará ver que la medida es de aplicación generalizada, en cuyo caso la administración pública sufrirá en unas cuantas semanas una deserción espectacular y el acceso a puestos de responsabilidad de personajes irresponsables y sin calificaciones pero que cumplen con todos los requisitos de rigor moral impuesto por la cuarta transformación. 

Parece que ahora sí, la transformación del país está empezando. Amarren su cinturón de seguridad que la caída de frutas podridas puede provocar piso resbaloso.   

El pataleo de la partidocracia

Comparte este artículo:

En la última sesión del periodo legislativo de primavera, los diputados del HCNL  aprobaron la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, supuestamente modificada para ajustarla a las necesidades del Sistema Estatal Anticorrupción. Esta Ley tiene por objeto distribuir competencias entre los órdenes  de gobierno para establecer las responsabilidades administrativas de los servidores públicos.  Y las sanciones correspondientes a las fallas de los propios servidores públicos. 

Curiosamente, en esta Ley destinada a los servidores públicos, se incluye un artículo obligando a los accionistas y socios de las empresas que quieren hacer negocio con el gobierno como proveedores, a presentar su declaración 3 de 3 (patrimonial, fiscal y de interés). Se intentó establecer la misma obligación a nivel federal, hace algunos años, y el presidente Peña Nieto la vetó. El origen de esta exigencia es una venganza de los políticos que no aceptan que les exijan sus declaraciones de bienes y que pretenden exigir la misma obligación a los empresarios que quieren hacer negocio con el gobierno. Solamente, se olvidan una cosa: los servidores públicos administran los recursos de todos los mexicanos. Los empresarios, administran sus propios recursos. 

En Nuevo León, la partidocracia del PRIAN logró imponer la permanencia de este artículo en la Ley, y en forma por demás extraña, la llamada chiquillada de los partidos minoritarios, la aprobó cómo si fuera algo natural.  La Ley fue aprobada por unanimidad de los diputados. Ocurren situaciones muy raras en el Congreso; por esto tiene tan poca credibilidad, a pesar de algunas excepciones valiosas. 

¿Por qué no existirá la independencia de juicio para rechazar posturas a todas luces inaceptables? ¿Qué fuerza sobrenatural tendrá el PRIAN para que los diputados de MC, de Morena y otros se dobleguen frente a imposiciones tan absurdas y cuyo único propósito es provocar el veto de la Ley y por lo tanto la imposibilidad de aplicarla hasta que en una nueva sesión legislativa, se corrija o ¡hasta que nunca se corrija! 

El ejercicio de la política no es de extraterrestres. Hace falta que enviemos al Congreso más diputados dotados de sentido común, y no individuos que se atribuyan privilegios inexistentes. La política es la búsqueda del bien común. No del bien particular de unos cuantos individuos que pretenden picarnos los ojos. Aquí en Nuevo León, la partidocracia sigue disfrutando de la poca capacidad de quienes quisieran imponer un nuevo orden. 

¿Ambientalistas o políticos?

Comparte este artículo:

El Norte en su versión .com nos tuvo muy entretenidos este domingo, con una foto en la cual aparecen juntos auténticos y falsos ambientalistas, todos en defensa de la Sierra de Picachos, o será más bien en desafío contra el gobierno independiente del Bronco Rodríguez. Consta que me parece muy loable el motivo de la reunión que y soy un defensor de proteger esta reserva natural de las depredaciones futuras en nombre de la explotación de pedreras. 

Pero me parece que juntar tantos voceros inverosímiles acaba peligrando la defensa de una causa tan buena, poniendo en duda la autenticidad de los defensores. ¿Desde cuando el diputado “ejidatario” Paco Cienfuegos ha sido un ambientalista? ¿Este era su propósito cuando adquirió terrenos en Mina atendiendo la invitación de Rodrigo Medina?  ¿Será compatible defender la Sierra de Picachos y agredir la península de Yucatán con el seudo Tren Maya que destruirá miles de hectáreas de bosques dizque para transportar carga entre Chetumal y Campeche con el respaldo de los diputados de Morena? ¿Cuál carga? 

El principal común denominador de los políticos presentes era su protagonismo para la elección para gobernador de Nuevo León de 2021. Todo se vale. Pero los ambientalistas no deberían caer en las trampas de la política y menos en las trampas de los políticos. Hay apoyos que debilitan. Ser selectivo en sus amistades puede ser útil. 

Dicho esto, ojalá tengan éxito en la defensa de la Sierra de Picachos. Y si alguno de los políticos de la foto fuera contendiente para la gubernatura, esperaremos que no caiga víctima de las sirenas ( $$$) de las pedreras. Le recordaremos la foto del día 12 de mayo del 2019. 

PD. ¿Para qué seguir opinando sobre el asunto del Transporte Público en el área metropolitana de Monterrey si el Secretario de Gobierno no tuvo las agallas para presentarse al programa de Cambios para defender la propuesta de estatización del servicio? ¿Va en serio? ¿O es solamente una jugada para transferir el muertito al Congreso? El Congreso se va de vacaciones el miércoles, así que se lavará las manos. Y el Bronco seguirá echando culpas a otros sin asumir nunca la gubernatura que había ganado de forma tan espectacular y finalmente, tan inmerecida. Serán seis años perdidos para Nuevo León y para los nuevoleoneses. No para el Bronco y sus colaboradores que no saldrán con las manos vacías.

¿Algunos de los protagonistas “ambientalistas” de la foto del Norte tendrá una propuesta para solucionar el problema del Transporte Público que le tocará en caso de ganar la gubernatura? ¿Por qué no opinan al respecto? 

AMLO y los milenials

Comparte este artículo:

Las manifestaciones del domingo no fueron muy nutridas y muchos de los observadores destacan que la edad promedia de los que fueron a marchar era de un segmento poblacional más cercano de la tercera edad que de los milenials. Es bastante entendible. 

Los nacidos después de 1960 no pueden tener recuerdos de los desastres de Echeverría y de López Portillo. No tienen la percepción de las catástrofes a venir por los descontroles originados por políticas sociales en las cuales las consecuencias son devaluaciones de la moneda e inflaciones galopantes. No recuerdan cuando se impuso la necesidad de recortar tres ceros a la moneda para hacerla manejable. No recuerdan que a principios de los noventas, todos éramos  millonarios, pero en centavos… 

Pero sí deberían ser más sensibles a una política económica enfocada al rescate de una empresa que ya está fuera del futuro económico y energético del país. Rescatar a Pemex es aferrarse a un modelo económico y energético en vía de desaparición, fuera de las prioridades ecológicas que mueven al planeta y es desperdiciar las oportunidades de promover nuevas fuentes de energía limpia más alineadas con las necesidades de sobrevivencia del planeta. 

Dedicar los ahorros resultantes de la austeridad a pagar la deuda de Pemex, es cómo pagar las deudas del abuelo moribundo en lugar de transformar su patrimonio en proyectos futuros enfocados a una mayor prosperidad y una mayor visión del futuro. 

La eliminación de los desequilibrios sociales y de la inequidad en el reparto de la riqueza no vendrá de quitar a los que más tienen para regalarlo a los que menos tienen. La solución se originará en la creación de más y mejores empleos en las industrias del futuro y en una mejor educación proporcionada por maestros capaces, motivados y motivadores. ¿Estaremos en el camino correcto?  

¿Adversarios o enemigos?

Comparte este artículo:

Ya es tan visible el encono del presidente hacía sus “adversarios” que parecen más enemigos que adversarios. ¿Por qué será que comentaristas mesurados cómo Liébano Sáenz ya hablan de “reconciliación” cuando todavía ni han pasado seis meses de este nuevo régimen? ¿Ya se han convertido los adversarios en enemigos? 

Parece un llamado en el desierto frente a la obstinación de un presidente que tiene que recordar varias veces a la semana que garantizará la libertad de expresión pero sigue crucificando a diario al Reforma. ¿Libertad de expresión? 

En su editorial sabatino publicado en Milenio, “La inclusión y la reconciliación”, Liébano Sáenz le recuerda al presidente que “inaceptables no son los adversarios, los críticos o los inconformes …; los indeseables son esencialmente los criminales, los que han saqueado recursos públicos o han ensangrentado al país, y para ellos debe haber un único consenso: el de aplicarles todo el peso de la ley”. 

Oportuno recordatorio para un presidente electo en nombre del combate a la corrupción pero que pactó con los corruptos para asegurar su acceso al poder, un presidente impotente frente a la violencia y al fraude del huachicol y que no ha sido capaz todavía de encarcelar a ningún bandido de alto vuelo y cuyo régimen  permite la restitución de bienes mal habidos a una de las personalidades más odiadas del país, la maestra Elba Esther Gordillo. 

Liébano Sáenz, quien fue colaborador muy cercano de Luis Donaldo Colosio, secretario particular del presidente de la República en el sexenio de Ernesto Zedillo, advierte que la reconciliación se ve “subvertida por la complicidad entre ganadores y perdedores a costa de los principios de ética pública, y en ocasiones, hasta de la legalidad”. Pone en duda la legitimidad del proyecto del ganador, rebasado por su afán de estar en el poder. 

Es probable que se multipliquen las consultas chafas y grotescas cómo la del domingo en Oaxaca para que el presidente justifique decisiones irracionales, gracias a un apoyo popular cuya base numérica sería bueno revisar de manera fundamentada y no en base a mítines de acarreados al mejor estilo priista. 

Un presidente debe abanderar un proyecto constructivo. No una lista de objetivos a demoler. México está urgido de estrategias para asegurar el crecimiento. No de maniobras para buscar apoyos costosísimos basados en dadivas sin otro retorno que la permanencia en el poder. ¿El poder con qué fin?    

Erradicar pobreza vs. Crear prosperidad

Comparte este artículo:

Gobernar es crear las condiciones para un mejor futuro y para una sociedad que pueda desarrollar esperanza para sus hijos. Sería muy oportuno que el Mesías que pretende reconstruir la sociedad mexicana, en nombre de una supuesta cuarta transformación,  tomará en cuenta este consejo: “solucionar el problema de la pobreza no es lo mismo que crear prosperidad”. 

Y para solucionar el problema de la sociedad mexicana, no se trata de erradicar pobreza, se trata de crear prosperidad. Este consejo muy “fifí” lo emiten los autores de un libro titulado “The Prosperity Paradox”, encabezados por el professor de Harvard, Clayton M. Christensen y sus colaboradores entre los cuales destaca el profesor Efosa Ojomo, africano de origen y líder del organismo “Global Prosperity Practice”. 

Los autores se dan la pena de dedicar un capítulo entero a la situación de un México cuyo fracaso en crecer explican de manera muy sencilla. Sería oportuno que Alfonso Romo, Jefe del Gabinete y Eugenio Nájera, director de Nacional Financiera,  invitarán al profesor Christensen a una charla en Palacio Nacional. 

Esto evitaría la penosa destrucción sistemática a la cual está sometida lo que era el CONACYT, ahora dirigido por ideólogos de un marxismo rancio y fuera de moda, en lugar de ser enfocado hacía metas que permitan trascender la pobreza del país. Un CONACYT que se dedicará a mejorar las condiciones del arado en Chiapas en lugar de promover la formación de innovadores. 

En días recientes, recibí de un amigo que ha dedicado toda su vida a la creación de infra estructura para la ciencia este mensaje desgarrador: ” con mucha tristeza les comparto que el Gobierno Federal cierra las puertas a los Emprendedores de nuestro País. Hoy, (en días pasados), gracias a la votación de #Morena (268 diputados) desaparece el Instituto Nacional de Emprendedores, (INADEM) y con ello se acaban los recursos para abrir empresas. Es verdaderamente preocupante el odio del actual gobierno al empresario, a la propiedad privada y a la cultura del esfuerzo. No entiendo ni podré entender jamás, las becas otorgadas a gente que no es productiva ni aporta nada a su país, y el castigo a la gente que quiere salir adelante.” 

Tampoco entenderemos que este mismo gobierno favorezca la violación de la Ley ni que tantas personas supuestamente inteligentes sigan colaborando con un gobierno que está acabando de destrozar a México. ¿Será que un País no puede aspirar a mucho cuando quien lo encabeza todavía vive y piensa en el siglo pasado?  

¿Comienza AMLO a desvariar?

Comparte este artículo:

¿Será AMLO el Tlatoani que esperaba ansiosamente el “pueblo bueno y sabio”? ¿O será uno más de los portavoces del Foro de Sao Paulo creado bajo la inspiración de Fidel Castro para concretizar un socialismo a la  cubana en América Latina? 

¿Por qué será que la carta que dicen que envió al rey de España para exigirle compensaciones históricas por la Conquista, está inspirada en un discurso de Nicolás Maduro del 12 de octubre de 2017? ¿Por qué será que quiere exigir del papa Francisco una declaración de arrepentimiento a nombre de la Iglesia Católica por hechos de los siglos XVI y XVII, bajo el pretexto que el papa Francisco ya ofreció disculpas a los indígenas en Bolivia, después de haberlo invitado a ser el juez misericordioso de las miserias mexicanas? 

¿Estará el presidente de los mexicanos buscando la prosperidad y la modernización del país o será más importante para él regresar a los tiempos pre conquista en los cuales los aztecas explotaban a los tlaxcaltecas y ellos a su vez a los mixtecos, zapotecos y puede ser que a los totonacas? 

El presidente de México está desvariando. Quizás sea el producto anticipado de la cuarta transformación. En todo caso, quizás sería bueno anticipar la revocación de mandato al año 2020. ¿Les parece el mes de junio?  ¿Ayudará el INE?