#ElNidoDelGavilán: “Que de La Piedad, bajabas, por rumbo de la Huacana”

Comparte este artículo:

La Huacana, municipio michoacano de la Tierra Caliente, mencionado en aquella gran canción de Caminos de Michoacán fue sede del hecho del pasado domingo donde personal militar fue agredido por pobladores de esa localidad.

Los habitantes responsabilizaron a los militares de incautarles armas, abrir fuego y lesionar a un niño de 11 años y a otro poblador. Este incidente se viralizó en un video en el que se muestra cómo los enardecidos habitantes agreden a los militares, los retienen y los desarman. No solo los desarmaron, sino que los secuestraron y negociaron su liberación con personal de la SEDENA en el estado.

En los últimos días, Michoacán regresó a la escena mediática con el pedido de Aureoles a la Guardia Nacional y con el ataque del fin de semana en Zamora donde un comando del Cártel de Jalisco Nueva Generación atacó a elementos de la Policía local dejando tres agentes muertos.

Sin dar mayores detalles, el gobernador se pronunció y confirmó la liberación de los elementos castrenses. Sin embargo, no aclaró bajo qué circunstancias se realizó el rescate y si las armas que portaban les fueron devueltas.

Ni tardo ni perezoso, salió el ex presidente Calderón a pedir a que AMLO cancele la orden a los militares de que no se defiendan diciendo una frase bastante peligrosa “Ellos también tienen derechos humanos”.

El peligro radica en que esa justificación -muy de él y de sus seguidores- de favorecer la represión se pasa por alto el contexto del caso y las perspectivas de los grupos involucrados, así como sus necesidades.

Lo que viven los pueblos rurales de Michoacán es tan grave que se tardarán décadas en reparar el tejido social. La violencia y la ausencia del estado de derecho han generado grupos que fungen como autodefensas y otros que actúan como brazos armados del crimen organizado.

La gravedad va más allá de ese coqueteo del ex presidente con el golpeteo sistemático de lo que significan los derechos humanos y a quien defienden, algo muy común en la derecha política. “Los derechos humanos son para los delincuentes” dicen por ahí. Michoacán atraviesa por un problema de desigualdad, migración forzada, uso indiscriminado de recursos naturales y una profunda corrupción que los gobiernos locales y estatales no han podido combatir.

El gobierno federal tiene que mantener su estrategia de NO reprimir a la ciudadanía y mejorar su approach al llegar a esas comunidades divididas y hostiles a la autoridad para evitar este tipo de situaciones. Es gracioso pero la oposición que gusta de reprimir y que a su vez se toma de cualquier cosa para llamar dictador a López Obrador esté esperando un acto de lo que ellos harían para condenarlo.

La fallida guerra calderoniana-peñista, “la labor” de Alfredo Castillo, el movimiento del Dr Mireles y los miles y miles de muertos nos han dejado claro que el problema en Michoacán es mucho más grave que una turba que no quiere a unos militares en una comunidad rural.

Lo dicho, dicho está.

Pide Calderón que Soldados puedan Defenderse

Comparte este artículo:

Esta mañana, el ex-presidente Felipe Calderón, mediante redes sociales pidió a Andrés Manuel López Obrador, revocar la restricción que le tiene al ejército en cuanto a no poder defenderse cuando son agredidos por civiles.

Calderón comunicó lo siguiente en su Twitter:

¡Es inaceptable! Tiene que revocarse la orden presidencial que impide a los soldados defenderse -incluso proveérseles instrumentos no letales- y castigarse estos actos como lo que son: agresiones, lesiones, atentados contra la autoridad. ¡Los militares también tienen derechos humanos!

El mensaje del ex mandatario se da después de que el pasado domingo 26 de mayo, el ejército fue públicamente agredido en la comunidad de La Huacana, en Michoacán.

Dichas agresiones se debieron por el hecho de que los residentes de dicha comunidad responsabilizaron a los miembros militares por dispararle a un niño de 11 años y herir a un mayor de edad. Por ende, ese mismo día fueron aprehendidos, desarmados, y después de unas horas fueron liberados. Todo este suceso fue grabado por celulares de los residentes.

El gobierno de Michoacán ha mantenido silencio ante la situación.

AMLO: “No podemos dar nombres de empresas”

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Instituto de Transparencia resolverá si se darán a conocer los nombres de los institutos que recibieron condonaciones fiscales.

Esa misma política, confirmó, aplicará para toda la información sobre beneficios que recibían empresas o particulares.

Organizaciones y legisladores han presionado al Jefe del Ejecutivo a informar sobre las condonaciones a grandes empresas por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Se demandó informar quiénes son los beneficiados de las cancelaciones de créditos fiscales, que entre 2007 y 2018 superan los 1.1 billones de pesos, una quinta parte del presupuesto federal de 2019.

Televisoras, farmacéuticas, empresas automotrices, mineras, tiendas departamentales, grupos financieros y hasta equipos de futbol, y empresas cuyos pagos de impuestos millonarios fueron condonados durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, luchan para que sus nombres y los montos condonados no sean dados a conocer.

 

(Con información de El Diario de Chihuahua y Reforma)

¿Y después de Minatitlán? Algunas lecciones de la “guerra” contra el narco

Comparte este artículo:

En esta ocasión no citaré cifras ni redundaré en la obviedad de la ola de violencia en que vivimos. Sí me uniré a otras voces que han externado su solidaridad con los familiares de las víctimas de la masacre de Minatitlán. Crecí muy cerca de ahí, en Coatzacoalcos. Aún conservo varias amistades en ambos municipios y tengo muy buenos recuerdos de mi infancia y juventud temprana. Lamento mucho lo que ahí sucedió el pasado viernes, 19 de abril, pero lamento aún más la respuesta evasiva del Presidente López Obrador. En su conferencia mañanera del 30 de enero anunció que “oficialmente ya no hay guerra, nosotros queremos la paz”. Si bien esta frase señala una aspiración legítima, también exhibe la ingenuidad de que el cambio de discurso hacia un tono pacifista transformará la realidad por sí sola. Sé que su gobierno no es culpable, pero sí es responsable de lo que suceda en este sexenio. 

          Desde que dio inicio la “guerra” contra el narco durante la administración de Felipe Calderón, la violencia y el número de muertos han escalado a niveles terribles. Sin embargo, nos guste o no, en este tortuoso proceso las fuerzas de seguridad también han aprendido lecciones valiosas. En junio de 2011 Eduardo Guerrero documentaba (click aquí) dos hechos innegables: 1) la fragmentación de los grandes cárteles en México, y 2) la dispersión de la violencia en el país como consecuencia de ello. También argumentaba que era necesario implementar una estrategia disuasiva similar a la que se utiliza en Estados Unidos, mediante la cual, a una acción desmedida del crimen organizado, le corresponde una reacción (o respuesta) con toda la fuerza del aparato de seguridad del Estado. En lugar de ataques frontales que no consiguen reducir la violencia y que además con desgastantes, los golpes a las organizaciones criminales deben ser focalizados y obedecer al principio de retaliación. En los últimos días otros analistas (ej. Alejandro Hope aquí) han manifestado su apoyo implícito a esta tesis. Comparto esta visión. Creo que la administración del Presidente López debe responder de manera clara y contundente con la fuerza del Estado. Debe enviar el mensaje a los criminales de que el Estado no tolerará atrocidades como la sucedida en Minatitlán. 

          Otra lección aprendida es que la estrategia de focalización ya ha sido puesta en práctica -en cierta medida. Por ejemplo, en 2011, el que fuera el año más violento hasta antes de 2018 (y el actual 2019) algunas estrategias militares y de seguridad pública en el norte de México, Veracruz y Guerrero utilizaron el enfoque de disuasión.  Los resultados mostraron un relativo éxito en la contención de la violencia y el delito. 

          Tercero, es sabido que el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) opera desde hace unos años en Veracruz. Se caracteriza por su estilo violento de confrontación, tanto con el Estado como con otras organizaciones criminales. También es un buen ejemplo del tipo de organización a la cual las fuerzas federales debieron haber respondido de manera focalizada desde hace tiempo. Es posible que exista la preocupación en el equipo del Presidente López de que un golpe a dicho cartel pudiera desencadenar acusaciones en los medios de que su gobierno apoya a otros cárteles. Por este motivo, el Presidente debe comunicar abiertamente lo que pretende hacer, haciendo un ejercicio “pedagógico” como él lo llama. Debe echar mano de su carisma y capital político, que no tenían Presidentes anteriores y, por ende, tenían un menor margen de maniobra en este sentido. Las conferencias mañaneras son el espacio adecuado para exponer este tipo de estrategia. Sobre todo, debe explicar los beneficios -documentados durante los últimos año- que dicha estrategia tendría por encima de otras alternativas. 

          La cuarta lección que hemos aprendido es que hay, a grandes rasgos, dos tipos de organizaciones: 1) los grandes cárteles y 2) organizaciones pequeñas escindidas o satélites de los cárteles. Cada tipología está asociada a diferentes tipos de delito. Los cárteles se relacionan con narcotráfico, extorsión, y otros delitos de mayor envergadura; mientras que las organizaciones más pequeñas están relacionadas con delitos del fuero común. La violencia que cada tipo de organización genera también es de naturaleza distinta y hemos aprendido que se requiere fuerzas de seguridad distintas para hacerles frente. Aquí radica la importancia de las policías locales, sobre todo las estatales, ya que las municipales tienen un rol testimonial en muchos casos. El fortalecimiento de las policías locales sigue siendo una de las tareas prioritarias, y aún pendientes. Lo es porque son estas las que inevitablemente deben asumir la responsabilidad de atender la violencia en los Estados que generan las pequeñas organizaciones criminales. Además, de su fortalecimiento depende que haya más éxitos o fracasos en la coordinación con las fuerzas federales en operativos conjuntos de contención de la violencia. 

          Por último, todo lo anterior no sería posible sin trabajos de inteligencia, tanto en la Federación, como en los Estados. La inteligencia es fundamental para distinguir entre la violencia atribuible a grandes cárteles y aquélla relacionada con organizaciones menores. La distribución de competencias y tareas a nivel local entre ambos niveles de gobierno pasa por entender dicha diferencia. Con esto hay que recalcar que los Gobiernos Estatales también deben asumir su responsabilidad. Los ciudadanos debemos exigirles también a los Gobernadores y no solo al Presidente. 

Mientras tanto, reitero mi solidaridad con Minatitlán. 

La espiral de la violencia en México

Comparte este artículo:

– El país lleva años en una crisis de violencia e inseguridad y no existen indicios de que las cosas mejoren

– En el primer trimestre del año se registraron 8,493 homicidios dolosos en todo México, un aumento del 9.60% respecto al mismo periodo de 2018

La violencia no para. En un hecho despiadado, 13 personas fueron asesinadas durante un festejo en Minatitlán. Entre las víctimas se encontraba una estudiante de nutrición, un entrenador de béisbol y su pequeño hijo de un año. 

Sin duda es un evento trágico y que conmocionó al país, dada la saña con la que los sicarios perpetraron el acto. Pero lamentablemente no es un hecho novedoso en nuestro país. 

Desde que el gobierno de Felipe Calderón inició una fallida guerra contra las drogas a finales de 2006, han sido asesinadas 250,000 personas en diferentes actos de barbarie. Además, más de 40,000 personas están desaparecidas.

2018 se convirtió en el año más sangriento desde que se tiene registro con 33,518 asesinatos, pero 2019 está encaminado a superar estas cifras de criminalidad. Tan solo en tres meses se han contabilizado 8,943 homicidios dolosos. Guanajuato es el estado más sangriento, ya que contabiliza 947 asesinatos. Seguido está el Estado de México con 769, y Jalisco con 720. 

El presidente López Obrador se acaba de comprometer a disminuir los niveles de violencia en 6 meses. Su fórmula se basará en 3 acciones concretas: 

  1. Eliminar la base social juvenil de la delincuencia organizada. 
  2. Los programas de apoyo y bienestar. 
  3. La formación de la Guardia Nacional.

En primer lugar, la Guardia Nacional, si se quiere implementar de manera correcta, requerirá un periodo considerable de tiempo entre los ajustes de organización y la operación en su totalidad. 

Por otro lado, la eliminación de la base social juvenil y los resultados de los programas de apoyo y bienestar no son factores cortoplacistas. Ambos requieren tiempo y poner un plazo de 6 meses solamente generará errores logísticos y de operación de quienes toman las decisiones (los secretarios de seguridad y defensa) y quienes las operan (los nuevos miembros de la guardia nacional). 

Llevamos casi 13 años de violencia ininterrumpida, por una guerra que no tenía sustento y que no se debió comenzar. Tal vez por ahora se compre el discurso del nuevo gobierno de que las administraciones pasadas dejaron un cochinero, pero pronto, más temprano que tarde, la población mexicana empezará a contar los muertos de AMLO y exigir resultados en una problemática que va más allá de buenas intenciones o de acciones aisladas de gobierno. 

#ElNidoDelGavilán: “Always sunny in Foxilandia”

Comparte este artículo:

Desde el advenimiento de la marea de Morena y lo que eso implique, el matrimonio PRI-PAN y la oposición en general siguen de capa caída. Incoherencias, incapacidad de generar liderazgo y muchos, muchos ridículos. En otra gran demostración de superación personal, en los pasados días, el ex presidente Fox afirmó que un comando armado habría irrumpido en su propiedad en Guanajuato… al final, era un grupo de escoltas que iba a una boda a un espacio contiguo a su propiedad…

La carrera de Fox como todos sabemos, pasó de ser un folklórico opositor de la derecha del Bajío a ser el primer presidente de la oposición. A partir de la segunda parte de su sexenio todo se vino abajo. Empezó a lanzarle flores y besos al PRI y a sus narcogobernadores, apoyó el desafuero contra AMLO, se enganchó en crisis diplomáticas con Cuba y Venezuela, metió su cuchara para maquinar el triunfo de Calderón y quedó como el traidor a la democracia que es y será.

Es muy triste lo que le ha pasado a Vicente en los últimos años, atrapado en Foxilandia, una realidad alterna a la vida donde él favorece a candidatos del PRI y del PAN al mismo tiempo, donde hace el ridículo en medios en Estados Unidos y se pretende miembro del “Contrapeso” de Javier Corral aka “Ternuritas”.

Se ha peleado con su partido, con ex colaboradores, se autohumillado en TV nacional y vive en la irracionalidad al twittear cualquier tontería, llamar mandilón a Andrés Manuel (sí, tal como lo lee) o andar en boxers a la Hugh Hefner en Las Vegas.

En estos días, presuntos habitantes de Foxilandia empezaron a vociferar contra unas fotografías publicadas en redes sociales de jóvenes que recibieron becas y demás apoyos del Bienestar del Gobierno Federal. 

Si bien, habrá que evaluar esa política pública de apoyos en efectivo a distintos grupos, es increíble escuchar en pleno 2019 ese nivel de clasismo y racismo contra los jóvenes al asumir que las gastarán en cualquier cosa y principalmente decir que no las merecen “porque es regalar dinero”. Estos ciudadanos son de los que piensan que darles dinero a los grandes empresarios es “fomento industrial” pero a las clases populares es “populismo”. Los que infantilizan a la gente y gozan del status quo de la desigualdad. Lo más importante: Aplauden medidas de grupos de derecha porque creen pertenecer a ella.

Ahora resulta que tanto Fox como Calderón solicitaron seguridad privada porque tienen “temores fundados” ante el lindo país que nos dejaron… y que niegan sistemáticamente. 

Finalmente, ante la respuesta positiva de AMLO para brindarle seguridad, Fox pasó de llamarle, “Lopitos” a “Señor Presidente”. Así las cosas, desde Foxilandia. 

Lo dicho, dicho está.

Peña Nieto no ha solicitado seguridad, informa AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que su antecesor Enrique Peña Nieto no ha solicitado escoltas.

La revelación de López Obrador se da, después de que diversos sectores de la sociedad se han manifestado en contra de la seguridad que se asignó a los expresidente Vicente Fox y Felipe Calderón.

“La protección es para el caso de los expresidente Calderón y Fox. No ha solicitado protección el expresidente Peña… ni ningún otro expresidente”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

El político tabasqueño detalló que se les asignaron ocho elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) que se le asignaron a Fox y Calderón.

Además, aseguró que la protección asignada es equivalente a alrededor del 10% de los privilegios que antes se le otorgaban.

López Obrador asignó ocho escoltas a Vicente Fox y Felipe Calderón

Comparte este artículo:

Desde el inicio de sexenioAndrés Manuel López Obrador, presidente de México, decidió quitar la pensión a ex presidentes junto con otros servicios que les ofrecía el Estado mexicano como seguridad para ellos y sus familias, sin embargo,durante los últimos 3 meses el ex mandatario Felipe Calderón ha contado con 8 guaruras.

De acuerdo con López Obrador, Calderón le escribió una carta solicitándole protección debido a la estrategia de seguridad que llevó a cabo durante su sexenio, por lo que el mandatario mexicano le asignó 8 elementos que cuidan del ex presidente.

“Lo que tiene que ver con la guardia del expresidente Calderón (la instrucción) fue que no fuese excesiva, el informe que tengo es que son 8 elementos”

Este sábado,Vicente Fox,quien gobernó México de 2000 a 2006, denunció que un comando armado intentó ingresar a su casa y responsabilizó de su seguridad a AMLO.

Ante esto, López Obrador ordenó que se le asignara seguridad, que al igual que en el caso de Calderón será de pocos elementos, para garantizar su integridad.

“Dice el ex presidente Fox que me responsabiliza de lo que le suceda a él y así familia, pues es una obviedad, yo soy responsable como titular del Ejecutivo de la seguridad de todos los mexicanos“, dijo AMLO.

 

“Salinas padre de la desigualdad, Fox un traidor a la democracia”: AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó se le fue directo a la yugular a sus antecesores Carlos Salinas de Gortari y Vicente Fox, al primero lo llamó “padre de la desigualdad”, y al segundo “traidor a la democracia”.

“La lista de Forbes, cuando entró Salinas había uno, Garza Sada… terminó Dalias y ya había 24, ya tenían 48 mil millones dólares”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Vean el compartimiento de la desigualdad en México, incluso hecho por el Banco Mundial, y es el periodo en que mas se profundiza la desigualdad, en ese sexenio”.

Adicionalmente responsabilizo al ex presidente Ernesto Zedillo de estar detrás de la deuda millonaria del Fobaproa, mientras que a Felipe Calderón lo acusó  de convertir al país en un cementerio por su lucha contra el crimen, y a su antecesor, Enrique Peña Nieto lo criticó por la corrupción durante su administración.

Considera Calderón que acusar desde el poder presidencial es abusivo e inmoral

Comparte este artículo:

El ex Presidente Felipe Calderón, respondió en su cuenta de Twitter a la acusación lanzada esta mañana por el Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre los motivos por los cuales podría ser acusado de ilícitos.

Calderón consideró que acusar sin pruebas desde el poder presidencial de un delito es un acto abusivo e inmoral.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el ex panista dijo que los señalamientos sin evidencia violan la Constitución porque atentan contra la presunción de inocencia y el derecho a “no ser molestado” sin mandamiento escrito de autoridad competente. Además, indico que ni siquiera se plantea un delito en especifico en su contra.

“Acusar sin pruebas viola Constitución porque rompe la presunción de inocencia y el derecho a no ser molestado sin mandamiento escrito de autoridad competente. Hacerlo desde el poder presidencial y sin siquiera mencionar un delito específico, es abusivo, deshonesto e inmoral”, escribió Calderón en un tweet.

Esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina en la ciudad de Monterrey, López Obrador enlistó los posibles motivos por los que expresidentes podrían ser “enjuiciados” en caso de que los cuidados avalen esa medida en una consulta ciudadana a realizarse en los próximos meses.

Al referirse a Calderón Hinojosa, el titular del Ejecutivo federal dijo podría responder ante la justicia por “utilizar la fuerza” y convertir al país “en un cementerio” con la llamada guerra contra el narcotráfico que lanzó durante su sexenio.