Diputada de Morena propone vender ‘cheve’ tibia en la CDMX

Comparte este artículo:

La diputada local de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, María de Lourdes Paz Reyes, propuso una iniciativa que busca prohibir la refrigeración de la cerveza y otras bebidas con cantidades de alcohol menor al 7% con el objetivo de desalentar su consumo.

La propuesta contempla la modificación al articulo 36 de la Constitución de la Ciudad de México.

La iniciativa también propone que sea una obligación que los titulares de giros de bajo impacto que venden bebidas alcohólicas, es decir, a los dueños de ‘tienditas’ y ‘chulerías’, informen a quienes compren las bebidas embriagantes que está prohibido su consumo al interior de los locales.

En caso de que los dueños permitan el consumo de las bebidas en sus establecimientos, la diputada propone que estos lugares reciban una clausura permanente en lugar de la sanción económica que se aplica actualmente.

Por último, la legisladora morenista postula que los dueños de estos establecimientos difundan “las consecuencias sobre el abuso del alcohol y sobre conducir bajo su influjo”.

#ContraPortada: “La Pesadilla que AMLO está convirtiendo en Realidad”

Comparte este artículo:

Debo iniciar esta columna con total sinceridad: voté por Andrés Manuel López Obrador. Las razones fueron muchas y, a pesar de todo lo que ha pasado, sigo guardando una ligera esperanza de que la 4 cuarta transformación llegue a nuestro país.

Siempre dije que lo que más miedo me causaba de López Obrador no era precisamente él, pues lo conocí en campaña y me pareció un hombre genuinamente interesado en pasar a la historia como un gran presidente, ayudando a su pueblo y viviendo el último tramo de su vida con la dignidad de hacer o al menos intentar hacer las cosas de una mejor manera que los anteriores [y vaya que eso es cosa sencilla]. Lo que más miedo me causaba y continúa son sus seguidores, que en ese afán de justicia [el grito donde muchos cabemos] han decidido destrozar a todo aquel que no piense como ellos y se atreva a retar al presidente o al menos a cuestionarlo.

Estamos viviendo en un país donde es el propio presidente, que debería estar encargado de la unidad y la pacificación nacional, el primer responsable de la división que parte en dos grandes grupos a México: eres chairo o eres fifí. Sí, bajo la etiqueta humorística del hombre y de la mujer “fifí” el presidente ha menoscabado a quienes piensan distinto a él, como si hacerlo fuera causa suficiente para ser el ‘villano de la película’.

De buenas intenciones está lleno el infierno, eso nos ha quedado claro en distintos momentos con AMLO como presidente. Pero hay cosas imperdonables, que bajo ninguna razón tienen cabida en un país como el nuestro.

Le permitimos que, bajo las siglas de su partido, llegaran personajes despreciables a los distintos poderes, personajes que pertenecen a “la mafia del poder”, sí a la misma que él tanto crédito político le ha sacado. 

Perdonamos también el cambio de sede del nuevo aeropuerto de la CDMX con las implicaciones económicas que trae consigo, el cierre del INADEM y con ello la falta de apoyo al sector emprendedor que, dicho sea de paso, son el brazo laboral más fuerte de este país.

El cierre de las estancias infantiles, el precio de la gasolina que jamás ha bajado, la lista de candidatos a la Comisión Reguladora de Energía carentes de toda capacidad y la intención inevitable de meter las manos en el poder judicial. Le hemos perdonado TODO.

Pero toda situación tiene su límite y el de nosotros está llegando a su fin, justo cuando de su boca salió la frase de amenaza: “Si ustedes se pasan, ya saben lo que sucede, ¿no?”, en clara amenaza a la libertad de expresión.

La pesadilla de la que nos platicaron de un hombre autoritario, miope y sordo se está convirtiendo en realidad. Hoy Andrés Manuel López Obrador está comportándose en el monstruo que muchos nos advirtieron pero que millones de mexicanos nos negamos a creer.

La pesadilla que AMLO está convirtiendo en realidad…

Atisbos de justicia laboral

Comparte este artículo:

En la mesa política, hay siempre una gran cantidad de platos calientes. En los últimos días, éstos han tenido que ver con el #MeToo, con las amenazas de Donald Trump de cerrar la frontera, con las (lamentables) ternas de la CRE y, con la reforma educativa, entre otros. Así, con la diversidad y multitud de temas que se presentan en la mesa, me parece pertinente traer al frente un tema que, si acaso, ha pasado como un ligero entremés, a pesar de la vital relevancia que representa. 

El pasado primero de abril, en el marco conmemorativo del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, arrancó el Programa Piloto para incorporar a las Trabajadoras del Hogar al Régimen Obligatorio del Seguro Social. Este programa, derivado de una sentencia de la SCJN que determina la incorporación obligatoria de las trabajadoras domésticas al régimen de seguridad social, tendrá una duración de 18 meses y se concentrará en nueve estados de la república, mismos que concentran el 59% del trabajo doméstico, entre los que se encuentran: el Estado de México, la Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco. 

El arranque del programa viene a constituirse, sin duda, como un logro significativo de la actual administración. Su creación, no solo tiene relevancia legal, sino también simbólica, puesto que viene a abrir el camino para resarcir el daño que por años se ha infligido en uno de los sectores más discriminados de la sociedad. Los datos lo ponen de manifiesto, más de un tercio de las trabajadoras domésticas recibe menos de un salario mínimo por el trabajo laborado, y solo una de cada diez cuentan con algún tipo de prestación, aunque, en una sociedad que no concibe su labor como un empleo o un trabajo “real”, la cifra posiblemente no sorprenda. 

De este modo, el siguiente gran obstáculo que enfrentará este programa, será la transición cultural hacia la construcción de un colectivo imaginario en el que las trabajadoras domésticas sean reconocidas como tal, es decir, como trabajadoras, y se disocie su concepción discriminatoria de “sirvienta”. Esta concepción actual, más allá de presentarse como una fuente de humillación verbal y de perpetuación de ciudadanos de segunda categoría, en la práctica, es realmente consistente con un esquema de servidumbre, entendido éste como un esquema en el que existe un amo y un siervo. 

La perpetuación de este esquema de servidumbre ha sido posible no solo por el componente clasista y machista de nuestra sociedad – partiendo de la noción de que las labores del hogar son una obligación de las mujeres, mismas a quienes históricamente se ha remunerado en mucho menor medida que los hombres – sino por el marco jurídico que rige a este sector, y la falta de acción gubernamental. Combinados estos dos factores, hemos tenido un marco jurídico que permite que las trabajadoras laboren por hasta 12 horas diarias, y sin la existencia de un salario mínimo definido. A este respecto, destaca que la obligatoriedad de fijar dicho salario se estableció en la Ley Federal del Trabajo desde 1977, hoy, cuarenta años después todavía no existe. Afortunadamente, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos ha decidido emprender su parte, y llevará a cabo el primer foro consultivo para fijar dicho salario, el próximo 25 de abril.  

A pesar de que el camino por recorrer es largo (legal y socialmente), el emprendimiento del programa piloto se presenta como una oportunidad de brindarle a este sector de la población la justicia laboral que por décadas se les ha negado, de dignificar su labor, y de contribuir a la reducción de la desigualdad. De este modo, en un país que se ha caracterizado por la inactividad y la indiferencia gubernamental, no permitamos que la falta del cambio recaiga ahora en la sociedad, y en nuestros erróneos y discriminatorios constructos sociales. 

*Link al sitio donde se describen los pasos para inscribir a las trabajadoras domésticas al régimen de seguridad social: http://www.imss.gob.mx/personas-trabajadoras-hogar

Anuncia AMLO creación del proyecto cultural Chapultepec

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec que tendrá 800 hectáreas, la cual estará en en el Campo Militar F1 en la parte alta de Constituyentes.

El mandatario detalló que hasta el momento no tienen un presupuesto, pero esperan tenerlo en uno o tres meses, además pronóstico que el proyecto esté terminado a mitad del sexenio.

El ejecutivo informó que la responsabilidad será de la Secretaría de Cultura en coordinación con el gobierno de la Ciudad de México y la Guardia Nacional se hará cargo de la seguridad.

“La gente va a poder entrar y estar todo el día, recreándose, admirando el arte, la cultura, nuestra historia, va a poder caminar libremente, analizar, reflexionar, vivir lo que es el arte, la cultura”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El artista plástico mexicano Gabriel Orozco colaborará en la coordinación creativa y lo hará sin cobrar un peso.

La titular de Cultura, Alejandro Frausto, indicó que será un lugar que articulará cuatro secciones para poder caminar desde Chapultepec hasta Santa Fe donde hay 11 museos, sino parques nacionales, el Panteón Civil de Dolores y museos como el Tamayo, de Antropología e Historia, entre otros.

“Será el lugar más importante del mundo en cuanto a espacio, en cuanto a arte”, aseguró el presidente.

¿Hablar o escuchar?

Comparte este artículo:

La cuarta transformación sigue trayendo sorpresas desagradables que implican un retroceso de cincuenta años en los avances del país. Más que prospectar el siglo XXI, se pretende regresar a los años sesentas del siglo pasado. 

Despreciar las energías limpias en la generación de energía para volver a dar prioridad al uso del carbón es un triple contrasentido. Contrasentido por el tráfico de influencias de un senador que vende el carbón de sus propias minas a la CFE (¿será esto combate a la corrupción?), contrasentido por la bofetada a los acuerdos de Paris en cuanto a la disminución de emisiones con efecto invernadero, cuando el país es terreno ideal para aprovechamiento de la energía solar,  contrasentido por el incremento en costos de generación, cuando se está gastando una fortuna en unos gasoductos costosísimos que enriquecen a unos cuantos, operen o no operen. 

0En otro capítulo del regreso al siglo XX, se efectuó el viernes el Foro de Consulta sobre Ciencia, Tecnología e Innovación, con la participación entre otros del Dr. Jaime Parada, director del PITT y del Dr. Darío Alejandro Escobar Moreno, Director del Instituto de Investigaciones sobre la Agricultura Regional y Desarrollo Rural de la Universidad Autónoma de Chapingo, futuro delegado del nuevo CONACYT en Nuevo León, en representación de la Directora General, Dra. María Elena Álvarez-Buylla. 

Frente a los reclamos de investigadores de las instituciones locales para más recursos en los desarrollos de punta, de la nueva etapa 4.0 y a los llamados del Dr. Parada para seguir apoyando el PITT y su concepto generador de innovación, el Dr. Escobar enfrió a todos los ánimos declarando que urge más canalizar los recursos a arar los campos de Chiapas. La ciencia y la tecnología de la cuarta transformación se enfocará a optimizar la capacidad de cultivo de las milpas chiapanecas más que a mantener a México en los avances que permiten las innovaciones generadoras de nuevos emprendimientos. 

El presidente de la cuarta transformación, quien sufrió ahora, en la CDMX, en carne propia los abucheos que reservaba a los gobernadores de oposición en sus territorios, menospreció esta manifestación de inconformidad, atribuyéndola a los “fifís”. Aparentemente, él no es presidente de los “fifís”. 

Quizás debería atender una sugerencia surgida de una carta anónima que circuló en las redes sociales este fin de semana, invitándole a dejar de hablar tanto para empezar a escuchar más. La propuesta es de sustituir sus peroratas diarias en Palacio Nacional por sesiones enfocadas de manera específica hacía sectores definidos de la población, para que le lleguen en forma directa los reclamos y aspiraciones del “pueblo bueno y sabio”. Saber escuchar es  muchas veces mucho más enriquecedor que mil discursos repetitivos, que parecen más a propaganda que a ilustración. ¿Escuchará?   

CNTE evita el acceso a San Lázaro

Comparte este artículo:

Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon esta mañana los acceso a la Cámara de Diputados, esto en rechazo al dictamen de la reforma educativa que estaba previsto que se discutiera hoy.

Los dos estacionamiento ubicados sobre la Calle Emiliano Zapata, la puerta de empleados y el acceso de visitantes fueron obstruidos con lonas en las que se demanda la abrogación de la reforma educativa, que no haya evaluación y se otorguen plazas inmediatas a los normalistas.

De igual manera fueron bloqueados los accesos por los estacionamientos 2 y 3, y la puerta peatonal ubicada en Candelaría.

Los manifestantes dijeron que la instrucción que tienen es presionar y bloquear entradas, para complicarles el acceso al recinto legislativo.

Hasta el momento se reporta la presencia de varias secciones sindicales de la CNTE como de la CDMX, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Este es el primer día de movilizaciones anunciado por los docentes y se prevé que mañana continúen con diversas acciones.

Los docentes demandan un encuentro privado con el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, con el objetivo que se apruebe una ley que sólo responda a las necesidades del magisterio nacional.

Entre las demandas de los disidentes se encuentran también que el artículo tercero sea eminentemente educativo, no laboral, que se elimine el estado de excepción para los maestros, la cancelación del modelo educativo neoliberal y se construya un plan educativo que contemple las propuestas de los maestros comprometidos con sus comunidades y no se permita la intromisión de la iniciativa privada en los centros escolares públicos.

Además de la CNTE, se espera la llegada de otros sindicatos como el de la Universidad Autónoma Metropolitana, que estalló en huelga el 1 de febrero.

Automóvil valuado en 30 mdp queda como perdida total en la CDMX

Comparte este artículo:

Un Koenigsegg CCXR Special One, con valor de 30 millones de pesos fue chocado en la Ciudad de México.

El dueño del coche, quien desde su cuenta de Instagram presumía mucho el automóvil, confirmó el accidente y llamó a sus seguidores guardar respeto y no subir fotos del hecho.

El vehículo fue fabricado por la marca sueca Koenigsegg en 2010, especialmente para la familia real de Qatar y fue importado a México en octubre del año pasado.

El carro esta hecho de fibra de carbono, tiene mil caballos de fuerza y su velocidad máxima está por arriba de los 400 kilómetros por hora.

De la Fórmula Uno y el apoyo federal

Comparte este artículo:

Las redes sociales son un cúmulo de desinformación. Sin embargo, me cuesta trabajo, habiendo cursado la carrera de periodismo, pensar que es culpa de Mark Zuckerberg o del tío raro de tu familia que comparte memes asumiendo automáticamente su veracidad. El ser humano tiende al sesgo confirmatorio: buscar información que ratifique su modo de ver el mundo. Por poner un ejemplo inerme: si eres de la CDMX y creciste con la idea de que las quesadillas no deben de llevar queso, vas a creer, compartir y repetir la falsa información que la palabra quesadilla tiene su origen del náhuatl “quetzaditzin”. 

La victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones del 2018 ha traído consigo una serie de fenómenos interesantes. Uno de los que he percibido es el súbito interés por la vida pública de México. Por parte de la gente se pasó de un «pinches políticos siempre son lo mismo» y «el cambio está en uno, no importa quién gobierne», a un fatalismo apocalíptico o un optimismo desaforado. Y por parte de los medios masivos nos encontramos que, al perder gran parte de su ingreso por la disminución de los recursos públicos (aparte de rellenar sus webs de publicidad, te estoy viendo MILENIO), han apostado a un bombardeo incesante de cada detalle de lo que ocurra en la vida pública, sobre todo enfocado en los diferentes niveles de Morena. Donde antes se pregonaba una integridad periodística, ahora son pocos los medios que se toman el tiempo de investigar la veracidad de la noticia, o peor aún, si aquello vale la pena ser noticia. 

No quiero, ni pretendo ser la brújula que decida lo qué es válido publicar o no; además, entiendo y aliento los intereses que puedan mover la balanza de los medios. He seguido las noticias, a mi pesar, diariamente desde hace más de 15 años. Uno de mis primeros y más permanentes recuerdos es ver a mi padre leyendo El Dictamen y el Notiver, y de presenciar eternas y soporíferas discusiones políticas que tenía con mi abuelo. No me considero aún un experto en el análisis político, pero asumo que tengo cierta sapiencia para poder distinguir, analizar y profundizar la información, pese a mis propias inclinaciones y sesgos filosóficos. 

Para mucha gente este consumo de medios es nuevo y como todo lo que parece sencillo, no lo es. Esto ha pululado las redes sociales de desinformación, que comienza desde compartir noticias evidentemente falsas, asumir conclusiones de editorialistas sesgados, hasta creer que el número de retweets o de veces compartidas en Facebook, de alguna manera hace que un análisis mediocre, o falso, pase por verídico. Hay personajes, como Chumel Torres que, al tener un número significativo de seguidores, genera información que a su vez es compartida, repetida y asumida como verdad o trascendente por millones de mexicanos. Esto obvio, sin dejar en claro que su opinión es sólo eso, y que todo viene desde sus propios sesgos e intereses económicos. 

Uno de los recientes casos, y el que me llevó a comenzar a desmenuzar este tipo de desinformación es el de la cancelación de la Fórmula Uno en la Ciudad de México, ya que a través de Facebook y twitter se ha visto repetido en diferentes formas, muchos argumentos criticando la anulación de este evento, que a primera instancia podrían parecer válidos, pero que no toleran el escrutinio.

Cancelación del evento: se ha comentado que el Presidente decidió cancelar el evento, lo cual es falso. La Fórmula Uno en México fue traída por la empresa CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la más grande en ese rubro del país. La empresa y la F1, en el 2014, firmaron un contrato por 413 millones de dólares, para así traer a México el evento por cinco años. De esa cantidad, 213 millones de dólares fueron pagados por el gobierno federal, a través del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) (1).  Para renovar y asegurar la fecha del evento, y así mantenerlo en el país, se tenía que renovar el contrato con la F1 antes del 28 de febrero del 2019, y esta vez, el gobierno federal tenía que pagar 45 millones de dólares anuales, o 225 millones de dólares. (2)

El presidente, desde el 19 de febrero declaró que el gobierno federal no aportaría el dinero para dicho evento (2). Al pasar la fecha pautada para la renovación del contrato, la F1 en México no queda cancelada. Lo que sí sucede, anunciado el primero de marzo del año en curso, es que los organizadores pierden el derecho preferencial para conservar la fecha para el evento del 2020. (3) 

En resumen: el evento de noviembre del 2019 no está cancelado, pero sí se canceló el apoyo gubernamental para la renovación de los siguientes años. Según CIE, y el gobierno de la CDMX están buscando financiamiento alterno para dicho evento (4)(5). Los fondos previamente utilizados para este evento pasaron a la construcción del Tren Maya (1). 

La derrama económica: una de las críticas más aireadas que se repiten en las redes sociales, es la pérdida de la derrama económica que habrá, al menos, en la Ciudad de México. La idea, a primera instancia, parece lógica y correcta, aunque se arrojen unas cifras estratosféricas. La aritmética suena sencilla: gobierno invierte en un evento, la derrama económica aumenta y, por consiguiente, la recaudación de impuestos y el ingreso del mexicano también crece. Sin embargo, existen estudios especializados en la economía deportiva (6) basados en las ciudades cedes del Super Bowl, en los que economistas aseguran que los ingresos para las ciudades esta sobreestimado y que, en verdad, lo único que sucede es que se redistribuye la derrama y el gasto en la ciudad en diferentes meses. (7)

Tomando en cuenta estas investigaciones, busqué las cifras de los indicadores de turismo de la CDMX, enero-diciembre del 2008 al 2018 (8). Y para evitar cualquier posible filiación partidista, comparé la emisión del 2017, cuando aún estaba en turno el gobierno de Miguel Ángel Mancera. (9)

Aquí podemos encontrar que el crecimiento en la derrama económica de los turistas hospedados en hoteles en la CDMX, se ha mantenido con un crecimiento marginal. En la década fue de alrededor del 13%, lo cual indica un crecimiento anual promedio del 1.3%. Siendo aún más específico, del 2015 (el primer año de la F1) con respecto al 2014 hubo un decrecimiento de alrededor del 9%. Para el 2018 esta cantidad se habría recuperado, llegando a las cifras del 2014. Este mismo efecto se observa en el gasto promedio por turista.

En la gráfica de la creación de empleos, podemos observar un crecimiento en los últimos diez años de alrededor del 27%. Lo que significa un crecimiento del 2.7% promedio en cada año. Y si vemos el crecimiento de 3% del 2014 al 2018 el promedio se mantiene muy a la par al crecimiento laboral del resto del país. (9)

En los últimos años ha habido cambios en el tipo de turismo que llega a la ciudad, el más reciente: el hospedaje de hoteles de cinco estrellas superó a los de una estrella. Sin embargo, en el 2012 fue la primera disminución y comenzó una tendencia a la baja el hospedaje en los hoteles de una sola estrella, y el alza de los de cinco estrellas, tres años antes de la Fórmula Uno. Así también en el 2012 hubo un incremento significativo en el hospedaje en los hoteles de cuatro estrellas, rebasando a los de una y dos en cantidad de huéspedes, sin embargo, en el 2017 fueron superados, una vez más, por los de dos estrellas. Los hoteles de tres estrellas se mantienen en relativa estabilidad desde el 2015, siendo estos los que más huéspedes reciben en la ciudad.

En resumen, se puede apreciar que el turismo de la Ciudad de México ha tenido un crecimiento estable. Sin embargo, no se pueden observar efectos significativos desde la implementación de la F1 en la ciudad. Esto no quiere decir que no los tenga, ya que se podría argumentar que el crecimiento marginal de estos últimos cuatro años analizados es en relación directa a los eventos de Fórmula Uno, sin embargo, no he encontrado datos que lo vinculen.

Pérdida de ranking: Se repite el argumento que la pérdida del turismo extranjero por la falta de la F1 bajaría a México del ranking de los países más visitados del mundo. Del 2015 al 2017(10) México creció un 12% en captación de turistas, pasando del lugar 10 al seis en el ranking de la Organización Mundial de Turismo. Sin embargo, existen datos muy variados dentro de la misma Secretaría de Turismo mexicana (SECTUR) acerca de la reciente aceleración (11) o desaceleración (12) del turismo en México. Según datos de la INEGI en la Encuesta de Turismo de Internación (encuesta que excluye la zona fronteriza) (13), México recibió 31 millones 683 mil visitantes durante el 2018, y durante el 2017, 30 millones 163 mil.  Para comparar mes con mes vemos que, en enero 2018 y enero 2019, hubo un crecimiento del 3.73% en visitantes según la INEGI. Por el tema de la Fórmula Uno, hice un comparativo entre los meses de octubre y noviembre del 2017 y los del 2018, y se vio una disminución turística ligera del 0.9%. 

Por último, según datos de Stubhub(14)  en el gran Prix del 2018, de la asistencia total de 337,043 personas (en los tres días del evento), el 29% fueron de procedencia extranjera, por lo que nos daría un total de un poco menos de 98 mil extranjeros asistiendo este año. Un crecimiento de cerca del 8% con respecto al año anterior. Durante el 2018 la CDMX recibió 13 millones 982 mil 209 turistas hospedados en hoteles, de los cuales 3 millones 163 mil 907 fueron extranjeros (8). En caso que la pérdida de los asistentes a la F1 fuera irreparable, implicaría una disminución del 3.09%.

En resumen: La pérdida de turistas internacionales que aporta la F1 a la CDMX es significativo, aunque, nada parece indicar que no se reacomodaría y distribuiría en otros meses del año. Así también, durante el primer mes del año, según la INEGI no hay rastro de una pérdida de ingreso turístico. Aunque existen nuevos reportes que los datos de la INEGI deben ser tomados con ciertas reservas (15).

Mi interés por compartir mi recopilación informativa no es la de aplaudir una decisión del gobierno en turno. Tengo mis propios sesgos y mis propias ideas políticas con las que intento luchar casi a diario. Hago esto porque este es el periodismo que me gustaría que existiera en México, uno que encuentre datos y profundice. Espero, también, que esto se haga en las decisiones gubernamentales, aunque todo pareciese indicar lo contrario.  Considero que la información verídica y que expone sus preferencias partisanas o intereses económicos generará una población con mayor criterio electoral, y con una mejor capacidad de discernir de entre la bilis que genera la política y el (a veces poco) raciocinio que impera en esos rubros. El cinismo que la política genera, de cualquier lado de la balanza, no aporta sustancia a la discusión, ni a la resolución de problemas. Asumir que las cosas estarán mal por siempre, o peor aún, que mejorarán por arte de magia, o por algún caudillo héroe de pelo cano, es el verdadero peligro para cualquier democracia. Este es el inicio de una serie que espero que no tenga fin, en la cual abordaré de la manera más seria posible, las diferentes noticias falsas y malas interpretaciones de hechos que invaden mis redes sociales.

Fuentes:

1: https://www.excelsior.com.mx/adrenalina/mexico-pierde-fecha-preferencial-en-formula-uno/1299397

2: https://www.forbes.com.mx/la-condicion-de-amlo-para-que-la-formula-1-regrese-a-mexico-en-2020/

3: https://twitter.com/F1Latino_/status/1101651549841969152/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1101651549841969152&ref_url=https%3A%2F%2Fvanguardia.com.mx%2Farticulo%2Fmexico-pierde-su-derecho-de-conservar-fecha-para-grand-prix-de-f1

4: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/sheinbaum-busca-alternativas-de-financiamiento-para-mantener-la-f1-en-mexico

5: https://www.razon.com.mx/mexico/jefa-de-gobierno-de-la-ciudad-de-mexico-claudia-sheinbaum-posibilidad-formula-1-f1-realizacion-cdmx-financiamiento-evento-400-millones-de-pesos-gobierno-busca-eventos-alternos-gran-premio-de-mexico/

6: https://www.nytimes.com/2018/01/29/sports/football/super-bowl-lii-minnesota.html

7: https://www.youtube.com/watch?v=74V2duDb4Lo

8: https://www.turismo.cdmx.gob.mx/storage/app/media/Estadisticas/Estadisticas%202018/Enero%20a%20diciembre%202008%20-%202018.pdf

9: https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-mexico-como-vamos/2018/01/23/datos-laborales-imss-2017/

10: http://www.siimt.com/es/basico/Ranking_Mundial

11: https://www.jornada.com.mx/ultimas/2018/11/11/aumento-6-8-turismo-extranjero-en-mexico-en-2018-9582.html

12: https://expansion.mx/nacional/2019/02/11/mexico-recibe-menos-turistas-extranjeros-en-2018-que-en-2017

13: https://www.inegi.org.mx/programas/eti/2018/default.html#Tabulados

14: https://lideresmexicanos.com/noticias/la-f1-atrae-mas-extranjeros-este-ano/

15: https://www.jornada.com.mx/2019/03/13/economia/022n1eco

¿Feliz día de la mujer?

Comparte este artículo:

El pasado 6 de marzo, a dos días del día de la mujer, se votó a favor de “conceder derechos al ser humano desde el momento de la fecundación y hasta el fin con la muerte natural”. En términos prácticos: se penaliza el aborto o Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y se prohíbe la eutanasia. Y, creo relevante aclarar varios puntos de esta decisión, que yo considero un retroceso. 

En primer lugar, se votó con desconocimiento del tema. Después de que la iniciativa estuvo 5 años congelada en el congreso, se anunció repentinamente que se iba a votar, dando dos días para prepararse. Tiempo que no es suficiente para estudiar el tema. En la mayoría de los casos, se hacen mesas de discusión, diálogos con expertos, mesas de trabajo, y otras herramientas para que nuestros legisladores no lleguen en blanco.

Además, se ignoró normatividad nacional e internacional sobre la materia:

– La Comisión Estatal de Derechos Humanos recomendó votar en contra, por incompatibilidad con los compromisos internacionales del Estado.

– El artículo 1 constitucional plantea el goce de los derechos humanos contenidos en la Constitución, pero también en tratados internacionales ratificados.

– México recibe constantes observaciones de: la ONU, el ACNUDH, ONU Mujeres, la OMS, el Comité DESC y el Comité CEDAW. Todas coinciden en que se debe de atender a las obligaciones con los derechos humanos, recomendando que se garantice el aborto seguro, legal y gratuito. También, distintos países como Dinamarca, Nueva Zelanda, Canadá o los Países Bajos han exhortado a México a ser congruente con su normatividad.

– La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha insistido en no considerar el feto como una persona, ya que esto lleva a la vulneración de los derechos de la mujer.

Por otro lado, hay mucha desinformación. Se le ha llamado movimiento “a favor del aborto”, cuando en realidad es pro-choice, el derecho a decidir. No se busca promover la ILE como respuesta a todo, para practicarse en la cotidianeidad. El lema del movimiento es “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, y aborto legal para no morir”. 

Se aboga de manera integral por los derechos sexuales y reproductivos, aspirando a que ninguna se vea orillada a abortar, ya que se tienen las herramientas y el conocimiento para utilizar los métodos anticonceptivos adecuados. Sin embargo, en el caso que se tenga que recurrir a un aborto, se exige que pueda ser un procedimiento legal, gratuito y seguro. No por chiflazón, no porque abrió las piernas, no por irresponsable. Pero, porque tiene derecho a no tener un hijo si no va a poder brindarle las condiciones mínimas de calidad de vida. Porque tiene derecho a decidir no ser madre si no está lista o no desea serlo. Porque tiene derecho a no morir en la clandestinidad.

El Instituto Guttmacher ha estimado 1 millón de abortos clandestinos al año en México. La mayoría implican un factor de riesgo. Según la OMS, en los países con leyes restrictivas de la ILE, solo 1 de cada 4 abortos realizados es seguro. Penalizar el aborto no va a hacer que las mujeres dejen de abortar. Solo las orillará a la clandestinidad.  

Evidentemente, en una democracia y en el ejercicio de la cultura cívica todas las opiniones son bienvenidas. El movimiento pro-vida y los distintos grupos religiosos tienen el mismo derecho que cualquier otro a manifestar su opinión en contra del aborto por sus creencias religiosas o personales. 

Lo que no termina de cuadrar, es cómo sigue teniendo tanta influencia la iglesia católica en un país -supuestamente- laico; y en un tema que no es de moral o de religión, si no de salud pública. La postura personal de cada quién: si lo hiciera o no, si lo apoya o no, si lo considera pecado o no, no debe de entrar a debatir en el Congreso. Cuando se gobierna se debe de atender a un análisis más profundo de las problemáticas.

El 6 de marzo, los diputados decidieron votar con base en sus creencias personales. Los argumentos fueron la ecografía del hijo de una diputada, una anécdota que involucraba al Dr. César Lozano, videos de bebés -claramente deseados y de nivel socioeconómico alto- con sus papás, comiendo, riéndose. 

Pareciera que no hay separación de Iglesia y Estado. Pareciera que nuestros funcionarios no pueden ver más allá de su realidad en su rol de legislador. Pareciera que se busca así, sin más, criminalizar a la mujer, y, sobre todo, a las pobres.

¿Por qué? Porque en el puritanismo también existe la doble moral. Porque no se permite el aborto, pero se censura la educación sexual. Y porque muchos de los que defendieron la reforma, conservadores de clase media o alta, serían los primeros en mandar a su hija a que aborte a la mejor clínica en Houston o en CDMX. Y así, las mujeres pobres, que al parecer a nadie le importan, no solo tienen el riesgo de morirse en un aborto inseguro, sino que lo más probable es que terminen en la cárcel. 

Me consta que no se puede hacer una generalización burda. Conozco a pro-vida con intenciones genuinas, que verdaderamente se preocupan por el ‘tercero’ que ellos ya consideran una persona. Y, aunque no coincido, lo respeto. Celebro el diálogo amistoso, y espero que todos tengamos estos espacios constructivos en los que escuchamos y nos escuchan. 

Pero sí, invito a ver un poco más allá de nuestro privilegio. A desdibujar un tanto los paradigmas con los que hemos crecido. A estudiar, analizar, argumentar. Procesar información, examinar casos, entender que es algo complejo que muchas veces no es ni blanco ni negro. 

Epidemia feminicida

Comparte este artículo:

“Una epidemia se produce cuando una enfermedad contagiosa se propaga rápidamente en una población determinada, afectando simultáneamente a un gran número de personas durante un periodo de tiempo concreto.” De no atenderse rápida y adecuadamente, las consecuencias de una epidemia pueden ser fatales, y México se enfrenta hoy a una de sus peores epidemias. 

La epidemia que dejó un saldo (oficial) de 861 víctimas el año pasado, está alarmantemente lejos de encontrar una cura. Las víctimas van desde los 8 años (o menos), y tienen una única característica en común: son mujeres.  

Entonces, ¿qué pasa cuando la epidemia va más allá de un virus que se puede prevenir con una vacuna, y que se puede combatir con cuarentena y antibióticos? ¿Qué pasa cuando la epidemia no es un virus, sino son hombres? Hombres que trabajan con nosotras, que van en el metro, que se ofrecen a abrirnos la puerta, que son nuestros vecinos, o que conducen nuestro taxi ¿Cómo sabemos quién está infectado, y cómo nos protegemos de una amenaza invisible, pero latente y letal? 

El día de ayer, en respuesta a las denuncias de los intentos de secuestros en el metro, y del incremento de violencia contra las mujeres, se relanzó en Ciudad de México el Código Violeta.  Esta estrategia de “combate a la violencia contra la mujer” consiste en entregar dispositivos con botones de pánico a las mujeres (clever). Una vez que el dispositivo se acciona, emite una alarma silenciosa que envía una señal con la ubicación exacta de la víctima directamente al C5. 

Aunque celebro una estrategia que va más allá de unos simples silbatos, me surgen un par de dudas sobre ésta. De entrada, hay que mencionar que, hasta el momento, se ha dicho que se entregarán los dispositivos a aquellas mujeres que ya han sido identificadas en situación de riesgo de acuerdo con las denuncias que ha recibido la procuraduría capitalina. Hasta el momento, tienen una lista de 128 mujeres que recibirán el dispositivo.  

Bajo este supuesto, el gobierno prioriza a aquellas mujeres posiblemente en situación de violencia familiar, donde el abuso es frecuente, y considera que éstas son más susceptibles de ser víctimas que una mujer que nunca ha presentado una denuncia.

Así pues ¿qué pasa con todas las demás mujeres – fuera de estas 128 privilegiadas – que nunca hemos presentado una denuncia y no estemos catalogadas por el gobierno como mujeres en situación de riesgo? ¿Es que el código asume que si yo nunca he presentado una denuncia, y no me he encontrado nunca en una situación de riesgo, el día que por fin decida subirme al metro en la noche, soy automáticamente inmune a un posible ataque, aun a pesar de que físicamente cumplo con las características del perfil de mujeres susceptibles al secuestro (jóvenes veinteañeras, de tez clara, delgadas, posiblemente estudiantes) o es que el gobierno no se ha dado cuenta de la magnitud del problema y de lo insuficiente que resulta el código violeta?

El problema con el código violeta – más allá de que no hay dispositivos suficientes que protejan a todas las niñas y mujeres del país – es que es una estrategia aislada y reactiva. Lo que me lleva a mi segunda duda. ¿Por qué no, en lugar de entregar botones de pánico a las mujeres – y culparlas más adelante por no haber usado el dispositivo lo suficientemente rápido – se diseñan programas y políticas públicas integrales capaces de brindar soluciones de fondo? ¿Por qué no, en lugar de entregarle botones de pánico a las mujeres que ya se identificaron en situación de riesgo y que ya denunciaron a un hombre, se enlista a los individuos que las han violentado y se les imparten terapias psicológicas y talleres de género y readaptación social? 

Así como el código violeta, existen un sinfín de políticas y programas reactivos – como el Protocolo Alba – que jamás serán suficientes ni capaces de resolver la epidemia, hasta que estos esfuerzos se acompañen del debido fortalecimiento de las instituciones de procuración de justicia, y de políticas integrales que, en vez de transferir la responsabilidad del cuidado de la mujer a ella misma, transfieran la responsabilidad de las agresiones a los verdaderos culpables: los agresores, y comiencen a resquebrajar la ideología machista que alimenta cada una de las diversas formas de violencia contra la mujer, porque el feminicidio es solo la punta del iceberg. 

México se encuentra hoy frente a una epidemia feminicida, y aunque los síntomas y las consecuencias son claras, la cura no lo es tanto.