El Talón de Aquiles: “Realidades Alternativas”

El número de estadounidenses que dicen arrepentirse de haber votado por Donald J. Trump aumenta. Y es que lo menos que se puede decir es que las dos primeras semanas de la era Trump han sido intensas.

A mi me han hecho desear llegar al fin de semana, días que hasta el momento han sido “Donald-free”, y que me han permitido respirar y descansar de la cascada de pésimas noticias que llegan de lunes a viernes.

A decir verdad, el solo hecho de referirme al Presidente de Estados Unidos como el “hombre naranja” – jamás pensé hacer algo similar, en su respectivo color, con el expresidente Obama – indica la profunda crisis de credibilidad y de legitimidad por la que atraviesa Washington. Trump no genera respeto. Esta realidad alternativa impacta el mundo entero, iniciando naturalmente por América del Norte.




El 10 de enero, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, procedió a un cambio de gabinete, entre los que resalta la salida del canciller Stéphane Dion, antiguo líder del Partido Liberal de Canadá (PLC), y conocido ecologista.

Sin duda, Ottawa recibió señales de que la nueva administración estadounidense se aprestaba a desbloquear la construcción de los oleoductos Dakota Access y Keystone Pipeline, por lo que, con un pragmatismo sorprendente, engavetó sus principios ecológicos para alinearse con la política de Washington.

Dion, quien estuvo a cargo de la cumbre sobre cambio climático de Montreal (2005), debe haber juzgado inaceptable el cambio. Claro, no todo fue pérdida para Dion: su premio de consolación fue su designación como embajador de Canadá ante Alemania y la Unión Europea. México, por su parte, también hizo lo suyo, a su manera.

La vieja política del compadrazgo, que en esta ocasión puso en el puesto de Canciller a Videragay, fue un intento de adaptación, si bien en este caso no hizo más que aminorar a un gobierno ya de por sí debilitado por su improvisación crónica.

Interactuar con “el Donald” equivale a atragantarse un curso intensivo de diplomacia, guerra y paz. Por lo tanto, Videragay, que llegó “a aprender”, debe estar bien contento con la suerte que le ha tocado. ¡Saldrá hecho todo un erudito en relaciones internacionales este canciller Mexicano!

Pero no exageremos: no todo es impredecible. El intento por frenar la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), por ejemplo, era de esperar.

Son 60 votos los que la Cámara de Representantes ha emitido, a lo largo de los últimos años, para anularla. Y si bien ahora los Republicanos no tienen la menor idea de qué hacer en este tema, es una posición tradicional del partido oponérsele y tratar de derogarla.

También era de esperar que Trump, como Bush, restableciera la prohibición, ideada por Reagan, de financiar ONG’s a favor del aborto (y que Clinton y Obama habían eliminado).

No es tampoco raro que se congelen temporalmente las contratos en el Gobierno Federal, ni que se revisen las decisiones que Obama tomó antes de acabar. Los conservadores siempre desconfían del Estado y de su aparato burocrático.




Varios de los decretos ejecutivos, sin embargo se convirtieron en coordenadas que indican, sin lugar a dudas, la existencia de una dimensión desconocida. Primero, la luz verde para construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos, merece nuestra atención. Seamos honestos: ya existe alguna forma de barrera en gran parte de la frontera, y eso desde hace años.

El problema es firmar el decreto cuando el canciller mexicano estaba en Washington preparando una visita del presidente Peña Nieto, continuar afirmando públicamente que México pagaría el muro de una forma u otra, le guste o no, confirmar los planes de deportación masiva de inmigrantes sin papeles, ordenar la publicación de una lista semanal de los crímenes cometidos por inmigrantes, y crear incertidumbre al sugerir gravar importaciones y/o remesas para pagar el muro.

¡Todo eso en 48 horas! Añádase a la lista la intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), buscando un pacto respetuoso para Estados Unidos (porque la víctima es Washington), y señalar que la negativa de México de pagar el muro no haría más que agrandar su tamaño.

Los Republicanos nunca fueron reconocidos por su elegancia y multilateralismo , pero esto es franca provocación. ¿Queda claro por qué no sólo los mexicanos, sino el mundo entero, perciben que México ha sido humillado?

Segundo, la suspensión del programa de refugiados y el veto a la entrada de ciudadanos de siete países (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, y Yemen) ha mostrado ser explosiva. Finalmente, un juez, quien tampoco escapó a los insultos del Presidente, interrumpió una medida que, más allá de su ilegalidad o inconstitucionalidad, resalta por ser inhumana y discriminatoria.

El problema inmediato fue la inseguridad jurídica creada por la confusión. Personas con visas válidas, con Green Cards, o con doble nacionalidad, fueron detenidas durante el fin de semana del 28 y 29 de enero de 2017.




En la semana siguiente, líneas aéreas rechazaron pasajeros en los puntos de embarque que podían generar problemas a su llegada. Tan solo 48 horas después de la firma del decreto, los procuradores generales de California, Connecticut, Hawái, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nuevo México, Pennsylvania, Oregon, Vermont, Virginia, Washington, Washington DC publicaron un comunicado condenándolo.

Cuatro jueces (Brooklyn, Boston, Alexandria, y Seattle) emitieron ordenes señalando que quienes poseen una visa válida no pueden ser rechazados en la frontera.

Protestas tuvieron lugar en varios aeropuertos estadounidenses y no pocos abogados ofrecieron servicios gratuitos a las víctimas de estos actos arbitrarios. Hoy, la orden ejecutiva no está rigiendo, pero ya se anunció una batalla judicial al respecto.

El 21 de enero, una marcha contra la misoginia, pero también en defensa de los derechos reproductivos, a la igualdad y a la protección de las minorías latina y musulmana, congregó a miles de manifestantes, que llenaron 1.6 kilómetros.

Fiel a su marca de comercio – Trump siempre se presentó como un político no tradicional – el Presidente se preguntó por qué los manifestantes no habían votado (como si no hubiera perdido el voto popular por casi tres millones).

La inconformidad no es porque el candidato incumpla sus promesas, sino porque puede cumplirlas. La lógica del electorado estadounidense fue peligrosa: es fanfarronería, se dijo, pues al asumir, el sistema lo moderará.

También se afirmó que el sistema estadounidense lo detendría, como si la democracia se tratara de elegir líderes irresponsables para luego contenerlos a toda costa.

En la realidad alternativa en la que se nos ha obligado a vivir, el Presidente de la supuesta democracia más poderosa del mundo – siempre he tenido mis dudas al respecto – inspira terror; un líder comunista defiende el libre comercio mientras que un conservador republicano saca a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TTP); un vecino incómodo parece amenazar con invadir al vecino pobre. Lo grave no es especular, sino el hecho que no se pueda descartar que de verdad haya sucedido. La incertidumbre en esta realidad alternativa es elevada.

México no está preparado para enfrentar a Trump. Pero Canadá tampoco lo está. Los (supuestamente acalorados) intercambios con Turnbull, Primer Ministro australiano muestran que nadie sabe cómo enfrentar al hombre naranja.

En esta realidad alternativa, el olfato político de Trudeau puede valer lo mismo que la incompetencia de Peña Nieto. Ya ha indicado el Primer Ministro que Canadá recibirá a los inmigrantes que Estados Unidos rechace, lo que lo convierte en un blanco ideal de los insultos de Trump.

En algún momento me pasó por la mente hacer un esfuerzo consciente  para ignorar al  Trump. La mejor táctica es no alimentar ese ego. Pero aquí estoy, apenas dos semanas después de su juramento como Presidente, haciendo exactamente lo contrario.

Lo acepto: la realidad alternativa me ganó. Como intelectual, estoy convencido que es mi responsabilidad unir mi voz para contribuir a contener esta amenaza. Hacer otra cosa es irresponsable e inconsciente. ¿No es extraño que ahora Arnold Schwarzenegger y Kim Jong-un se perciban ahora, de un momento a otro, como chicos casi decentes?

Bienvenidos a la era Trump.

Fernando A. Chinchilla

Cholula (México), enero de 2016

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La mano de Peña Nieto

El cuasi-nombramiento de Enrique Ochoa Reza al PRI es una prueba interesante de ver como evoluciona el partido frente al futuro de la próxima década.

Ochoa, de perfil bajo, peñanietista, tecnócrata del corte de Nuño y Videgaray, un sujeto del que hace ocho días nadie hablaba está a un paso del trono que dejó Beltrones.

La imposición presidencial de Ochoa es un regreso al echeverrismo rancio, a la época del dedazo. Una lección total de que el PRI a pesar de sus derrotas no quiere cambiar sus formas, no quieren modificar estructuras y un guiño de que el presidente sigue teniendo el poder para impulsar las “cargadas” de la CTM, CNOP, CNC, anexas… que son una tradición tan vigente como en los 70s.

Este capricho de Peña Nieto demuestra un claro golpe de autoridad frente a las cúpulas priistas que fueron totalmente derrotadas en las pasadas elecciones. Ante las derrotas estrepitosas de Beltrones y los gobernadores, Peña da un golpe de timón para tomar por él mismo el control del PRI frente a las elecciones de 2017 y 2018.

El que Peña asuma este liderazgo y confronte a los perdedores relegándolos de la dirigencia muestra la gravedad de la derrota vista desde el mismo PRI y desde Los Pinos.

El ex secretario de la CFE llegará a solidificar el peñanietismo como modelo de gobierno interno del PRI dejando claro que las reformas no se negociarán y que se morirán “en la raya” con tal de no ceder ante las presiones externas.

Otra imagen que se muestra, es la fragilidad sindical cada día más débil y anticuada que con tal de mantener prebendas y posiciones apoya a Ochoa o a quien sea con o sin afiliación sindical. El legendario Jesús Reyes-Heroles, expresidente del PRI, alguna vez dijo “En política, la forma es fondo” y el tiempo le ha dado la razón. Las formas en el PRI siguen siendo anticuadas, llenas de oscuridad y llenas de grupos de interés con posturas y perspectivas tan dispares pero que al final comulgan en el entendido de mantener el poder.

Visto desde cierta óptica esta imposición es un movimiento antidemocrático y que infantiliza al PRI como partido haciéndole ver débil y necesitado de un control parental, en este caso, desde Los Pinos. Sin embargo, hablar en el PRI de democracia es hablar de utopías.

Sin duda, Ochoa Reza es un erudito del mundo energético y sus capacidades técnicas pocos se deberían atrever a dudar, sin embargo ¿tendrá el capital y la capacidad política para llevar al PRI a buen puerto? Me parece que la caída de aquí al 2018 es inminente y el barco se les hundirá… el tiempo hablará.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Política Fiscal vs Política Monetaria, ¿qué esperar?

La economía de México atraviesa por un periodo difícil, desde finales del año pasado nuestras instituciones han ajustado periódicamente la política monetaria y fiscal con el fin de mantener estables las finanzas públicas y que la economía de las familias mexicanas no se deteriore. La volatilidad de los mercados financieros y el precio bajo del petróleo han impactado negativamente la cotización de nuestra moneda, lo que podría derivar en un aumento significativo en el nivel de inflación. Por lo anterior, el Banco de México decidió incrementar medio punto porcentual la Tasa de Interés Interbancaria (TIIE).

La economía de México atraviesa por un periodo difícil, desde finales del año pasado nuestras instituciones han ajustado periódicamente la política monetaria y fiscal con el fin de mantener estables las finanzas públicas y que la economía de las familias mexicanas no se deteriore.

La política monetaria utilizada por Banxico pretende contener la salida de capitales e incentivar el ahorro interno, con lo cual se busca frenar un posible incremento en la inflación. Recordemos que Banxico utiliza la política monetaria para procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda mexicana, y para ello se ha fijado como objetivo mantener una inflación de 3%. Este esfuerzo por mantener una inflación controlada beneficia directamente a las familias mexicanas, ya que si el precio de los productos que consumen crece abruptamente el ingreso que tienen podría no ser suficiente para satisfacer sus necesidades.

El cambio en la política monetaria de México se ha acompañado de un nuevo recorte en el gasto de la Federación. En días pasados se anunció que el Gobierno Federal dejaría de gastar 32 mil millones de pesos, afectando el presupuesto de Pemex, la SCT, SEMARNAT, SAGARPA, SEDATU, CONACyT, entre otros organismos. Esta es una medida responsable que busca mantener la solidez en las finanzas públicas, adecuando el nivel de gasto para que corresponda con la disminución en la proyección de ingresos del gobierno. Sin embargo, esta política fiscal restrictiva impacta directamente en la proyección del PIB.

La economía mexicana está enfrentando grandes retos, las medidas que hasta hace unos años se habían aplicado con éxito pueden ya no ser suficientes y esto incentiva al gobierno, y a sus instituciones, a pensar en nuevas alternativas que permitan optimizar los recursos con los que cuenta. En este contexto, se anunció que a partir de abril se autorizará la importación de gasolina, lo cual no solo traerá ingresos públicos adicionales, también se reflejará en un mejor precio para el consumidor.

La economía mexicana está enfrentando grandes retos, las medidas que hasta hace unos años se habían aplicado con éxito pueden ya no ser suficientes y esto incentiva al gobierno, y a sus instituciones, a pensar en nuevas alternativas que permitan optimizar los recursos con los que cuenta.

En los últimos meses el Gobierno Federal y el Banco de México han tenido que modificar de forma importante la política fiscal y monetaria de la nación. Esto es un reflejo de la fortaleza que tiene nuestro país para reaccionar ante la situación económica que atraviesan los mercados internacionales. Es cierto que el panorama es difícil, pero México cuenta con instituciones sólidas que pueden contener los impactos negativos a nuestra economía. Los ajustes en la política económica permiten que nuestro país se mantenga en el rumbo correcto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Sobre aumento de tasas de Banxico

carstens

Desde que inició el año hasta el martes de esta semana el peso mexicano se había depreciado en un 8.52% [1] frente el dólar, llegando incluso a sobrepasar los $19 pesos por dólar en los días más aciagos. La razón de estas depreciaciones incesantes y de la volatilidad de nuestra moneda se debe a varios factores externos, como la desaceleración de la economía mundial, los bajos precios de petróleo y al clima de incertidumbre que se vive en el mundo por el temor a tropezar con otra crisis económica.

Ayer esta entidad anunció la suspensión de estas subastas y el aumento de su tasa de referencia en 0.5 puntos porcentuales, pasando de 3.25% a 3.75%.

El Banco de México, con el objetivo de paliar las grandes variaciones en el tipo de cambio, utilizaba desde el año pasado un mecanismo de subasta de dólares, dándole liquidez de dólares al mercado cambiario mexicano en los días que más escaseaban y manteniendo cierta estabilidad en el precio del dólar. Es decir, si en un día determinado había un exceso de demanda de dólares que depreciara el peso en más de un 1%, el Banco de México satisfacía esa demanda vendiendo de sus reservas internacionales una cantidad determinada de dólares, disminuyendo ese exceso de demanda, sin el objetivo de mantener el tipo de cambio a cierto nivel [2].

Ayer esta entidad anunció la suspensión de estas subastas y el aumento de su tasa de referencia en 0.5 puntos porcentuales, pasando de 3.25% a 3.75%. Esto último con el objetivo de mantener la inflación y sus expectativas cerca de su objetivo de 3.0%, sopesando la posibilidad de que el continuo incremento en el precio del dólar podría al fin traspasarse a la inflación, que hasta ahora, no se había percibido un efecto significante. El mecanismo de esta política es el de incentivar la entrada de capitales extranjeros al país, dado el mayor atractivo en el diferencial de tasas con Estados Unidos y otros países, que se mantienen cerca de cero. Esta entrada de capitales extranjeros apreciará el peso mexicano (o detendrá la incesante depreciación, dando estabilidad) y, por lo tanto, disminuirá el riesgo de que un aumento en el precio del dólar se traspase a la inflación.

Apenas en enero de este año se rompió esta racha, pasando de un nivel registrado en diciembre de 2015 de 2.13% a un nivel registrado en enero de este año de 2.61% [3], aún por debajo del objetivo del Banco de México.

La inflación, el año pasado, había registrado una racha de decrementos por debajo del objetivo del 3.0%, algo sin precedentes en la economía mexicana. Apenas en enero de este año se rompió esta racha, pasando de un nivel registrado en diciembre de 2015 de 2.13% a un nivel registrado en enero de este año de 2.61% [3], aún por debajo del objetivo del Banco de México.

Sorprende esta acción del Banco de México – que a la par se hizo con el anuncio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre el recorte del presupuesto federal de 2016 de 132.3 mil millones de dólares, un 0.7% del Producto Interno de México – ya que se había anunciado con anterioridad que el Banco de México subiría su tasa de referencia en paralelo con los aumentos de la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Ayer, a la par de los anuncios de las entidades federales, el peso se recuperó en 2.26% frente al dólar, la mayor recuperación que ha tenido en lo que va del año. Difícilmente se volverán a los niveles de $12 pesos por dólar que se tenían hace un par de años. Tampoco este nivel se podría ver como un reflejo de que la economía del país está “mal” o de que nos espera una inminente crisis. No hay nivel óptimo de tipo de cambio, sólo el que deciden los mercados. Lo que sí se debe de mantener es estabilidad en el tipo de cambio. La volatilidad crea incertidumbre y hace difícil tomar decisiones de inversión.

[1] Tipo de cambio FIX, Banco de México.
[2] El mecanismo también se activaba cuando la depreciación llegaba al 1.5%.
[3] Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Del Fobaproa al Pemexproa”

Tal parece que la promesa que la Reforma Energética le va a traer beneficios a México por fin se cumplirá… para unos cuantos. Ayer, el periódico de la Ciudad de México, Reforma (nótese, no el Deforma), sacó una nota donde se habla del “Pemexproa”, la versión corregida y aumentada del Fobaproa que salvó a la banca a costa de los bolsillos de los mexicanos en 1995. Por cierto, este “rescate” es un derivado de la Reforma Energética del 2014 y que tanto presume Enrique “el copetón” Peña Nieto.

¡Ahora sí Carlos Romero Deschamps se va a seguir sirviendo con la cuchara grande!

¿Qué es el Pemexproa? Pues te explico, ciudadano, es un sistema autorizado y aprobado por el Congreso, y ahora por la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico que encabeza Luis Videgaray, que busca pagar las pensiones de miles agremiados del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. ¿Quién es el mero, mero de este sindicato? Nada más y nada menos que Carlos Romero Deschamps, por eso le digo que se va a servir con la cuchara grande el senador priista.

Según el senador por la Ciudad de México, Mario Delgado Carrillo, él advirtió sobre el “Pemexproa” desde octubre del año pasado cuando el PRI, PAN y PVEM aprobaron sin discusión alguna este sistema privilegiado de pensiones. También el senador dice que el sistema representa una carga para todos nosotros de 10 puntos del Producto Interno Bruto.

Déjame te lo pongo en cifras que te van a doler más: si el Fobaproa en números de hoy costó $1,169,000,000,000 MXN, el Pemexproa va a costar $1,946,000,000,000 MXN. Ya lo se, son muchísimos ceros; pero así van a dejar las arcas de la nación: en gordos y redondos ceros.

Déjame te lo pongo en cifras que te van a doler más: si el Fobaproa en números de hoy costó $1,169,000,000,000 MXN, el Pemexproa va a costar $1,946,000,000,000 MXN. Ya lo se, son muchísimos ceros; pero así van a dejar las arcas de la nación: en gordos y redondos ceros.

En la nota de Reforma, se comenta que el 24 de diciembre del año pasado Videgaray autorizó el primer pagaré por 50 mil millones de pesos, a pesar que los montos de las pensiones están bajo revisión por un experto independiente que certificará si los cálculos de la petrolera y asegurase que el monto ahorrado es correcto y verdadero.

La situación en la industria petrolera internacional no está para menos, y al parecer Peña Nieto y Videgaray están decidiendo echar la casa por la ventana a pesar que vienen tiempos difíciles para el país, pues aunque Andrea Legarreta dijo que el dólar no afecta, ya comenzó a afectar los bolsillos de la industria agrícola.

El PRI la volvió a hacer, y no, esto no tiene nada que ver con la visita del Papa Francisco, pues el pagaré se aprobó en vísperas de Navidad. Pemex es de los mexicanos, pero únicamente para pagar los errores de esta compañía. ¿O acaso tu has recibido un cheque en la puerta de tu casa?

El PRI la volvió a hacer, y no, esto no tiene nada que ver con la visita del Papa Francisco, pues el pagaré se aprobó en vísperas de Navidad. Pemex es de los mexicanos, pero únicamente para pagar los errores de esta compañía. ¿O acaso tu has recibido un cheque en la puerta de tu casa?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”