CTM: El cártel de Ismael Flores

En los últimos días han salido acusaciones serias contra la figura del señor feudal de la CTM Nuevo León, Ismael “Mayelo” Flores sobre sus practicas narcas-zetiles de cobro de pisos a la gente que trabaja en los mercados rodantes.

Esto no es nuevo, es básicamente el pan de cada día de cualquier vendedor de mercado. Bien dice Dimes y Diretes, “En México los sindicatos se han venido degenerando desde hace muchos años y hoy en día están muy lejos de cumplir con los objetivos por los cuales fueron creados”.

Afortunadamente, Ismael Flores no puede estar sentado en la misma mesa que Fidel Velázquez, Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, Carlos Romero Deschamps, y claro la maestra Elba Esther Gordillo. Estos vividores de los trabajadores juegan en la Primera División, Mayelo es simplemente un cacique de liga de Ascenso.

Sin embargo, esto no quita que se está enriqueciendo a manos llenas de los trabajadores y trabajadoras del estado. Taxistas, choferes, obreros, comerciantes, hasta “paqueteritos”, el punto es robar y controlar territorios.

Pero ¿cómo es que este mercenario del sindicalismo llegó a la CTM?, recordemos que Mayelo llega al poder tras la muerte de Raúl Caballero Escamilla y dado que sus familiares no tenían más el apoyo de la central.

De modo que Ismael de la mano de Abel Guerra, se hizo de partidarios aquí y en la Ciudad de México para poder convencer a “quien se debe” para ocupar el puesto.




Una central como la CTM que venía en caída libre (y lo sigue estando) ha retenido cierto control por medio de la imposición de diputados locales y federales y alcaldías como la de Ambriz en Juárez.

Mayelo es el pragmatismo por excelencia, él es quien mantiene viva una central obrera arcaica y anacrónica. La candidatura a gobernadora de Ivonne Álvarez tiene mucho de la influencia israelita.

Ahora la crítica hacia Mayelo aparte de estar detrás de casineros, cobrar piso cual Zeta en mercados y cobrarle casi a los que piden limosna, versa sobre el conflicto que tiene con Clara Luz en el municipio de Escobedo.

Sin embargo, la real “bronca” es con Abel Guerra, sí, el rey viejo de Escobedo, sí, el mismo que le apoyó para estar donde está.

Si bien es cierto, hay lana de por medio entre unos y otros, el problema está en la abierta confrontación de Clara y Abel a las cúpulas del PRI de NL. Aquí, Mayelo, como buen pragmático que es, se mantiene fiel al PRI porque sabe perfectamente de qué lado hay que estar.




Clara y Abel tienen otros intereses políticos, muy relacionados con Jaime Rodríguez… aun así, en dicha pugna, Flores tiene algo de razón, los mercados rodantes son gestionados y han sido impulsados por la CTM, y a pesar de que Ismael tiene a sus operadores actuando como lugartenientes de cualquier cártel, ellos (la CTM) tienen la responsabilidad de llevar lo juntado de los oferentes para el pago de los permisos al municipio.

Aquí como siempre la gente, el trabajador, el ciudadano de a pie, es quien pierde, ¿por qué? Porque al final, a la CTM le importa un comino la gente, le importa poco si los oferentes venden o no, ellos quieren las cuotas, quieren el capital político de tener a la gente agrupada para hacer voto en bloque.

Ismael sabe lo que tiene y lo que busca, a él no le importan tanto los reflectores, él solo busca las influencia, el poder y el control.

Gracioso es ver su cara en un marco de 30cm x 30cm en las oficinas del segundo piso del Mercado Fundadores en el centro. Representa la hegemonía, el control, el poder y lo ridículo del feudalismo sindical en pleno 2017.

Lo dicho, dicho está.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Sindicatos degenerados”

Lo que han revelado está pasada semana, Denise Maerker y El Norte sobre la fortuna del líder de la CTM de Nuevo León, Ismael Flores, no nos debe de venir como sorpresa. En México los sindicatos se han venido degenerando desde hace muchos años y hoy en día están muy lejos de cumplir con los objetivos por los cuales fueron creados.




La riqueza de los líderes sindicales en México no nos debe de sorprender. La historia nos dice sobre la corrupción que existe en la CTM, el Sindicato de Trabajadores del Petróleo, CROC y muchos otros que han salido a la luz pública.

La realidad es que los sindicatos ya no existen con el objetivo de proteger y defender a los trabajadores. Desde hace muchos años los sindicatos tienen un solo objetivo, hacer a su líder sindical multimillonario.

La lista de líderes que han sido acusados en algún momento de corrupción es muy larga, tenemos ejemplos como el de Fidel Velázquez, Joaquín Hernández Galicia “La Quina”, Carlos Romero Deschamps, y claro la maestra Elba Esther Gordillo.

Todos ellos, ni una sola vez han visto por los trabajadores, al contrario, los explotan. También ninguno ha podido comprobar cómo es que mantienen una vida de lujos y extravagancia.

La realidad y es está, los sindicatos deben de reformar o deben de desaparecer. Llevan muchos años ligados directamente al partido oficial, al PRI. Muchos de sus líderes hoy por hoy se enriquecen a costas de los trabajadores, el cobro de cuotas, el cobro de piso, todo ese dinero va para una sola persona, el líder sindical y en año electoral, al partido que les dio el puesto, ya que repito los sindicatos llegaron con el PRI y al igual que este partido, se han ido degenerando a puntos que ya no deben ser tolerable por la ciudadanía.




¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Razones para el Gasolinazo

El gasolinazo anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el pasado martes 27 de diciembre y que entró en efecto el 1 de enero de este año, no es una consecuencia directa de la tan famosa Reforma Energética, ni tampoco de la Reforma Hacendaria como lo han presumido muchos partidos. La realidad es que a Petróleos Mexicanos se lo han acabado, los malos gobiernos federales, el sindicato y claro la corrupción que impera en nuestro país.

Las razones detrás del gasolinazo que han estado dando funcionarios federales son huecas y con el fin de engañar a la población en general. Por un lado, tenemos que la motivación del aumento exagerado de la gasolina es con el fin de igualarlo con los precios internacionales. Totalmente falso, los precios internacionales están más bajos que nunca, puesto que el petróleo marca con el 2017, dos años con precios por debajo de los 60 dólares.




Simplemente países como Estados Unidos, tienen precios muy por debajo de los que ha impuesto el gobierno federal. Haciendo una comparativa de precio por litro entre país y país, podemos ver que en Estados Unidos el precio del galón de la gasolina “Premium” es de $2.53 USD*. Mientras tanto en México con los ajustes que se dieron el primer día de este año, la Premium de Pemex está en $3.30 USD**, ¿cuál precio internacional, Enrique Ochoa?

La otra ha sido por el lado ambiental. Muchos ven que con el aumento de la gasolina se podrá combatir los severos problemas ambientales hay en ciudades como Monterrey.

Aunque es cierto que posiblemente, y es solamente una probabilidad, algunas personas opten por dejar de usar su automóvil con tal de no pagar los altos precios de la gasolina; difícilmente solucionará los problemas de movilidad y contaminación en Monterrey y su Área Metropolitana y otras ciudades del país.

Lo que sí provocará el alza de la gasolina es inflación, lo que repercute en los costos del transporte público, simplemente tenemos el ejemplo que ya se está considerando un aumento en la tarifa para viajar en camión, lo mismo sucederá con los taxis verdes y hasta servicios como Uber y Cabify.

El gasolinazo de enero no se da por cuestiones de precios mundiales, tampoco con objetivos de mejorar el medio ambiente en el país, al contrario, se da por qué Pemex está quebrado. El gobierno federal no lo va a admitir, tampoco los líderes sindicales de la petrolera, pero las pruebas son contundentes.

Pemex fue por muchos años la vaca de Presidentes, funcionarios y líderes sindicales como Joaquín Hernández Galicia “La Quina y claro Carlos Romero Deschamps. Todos ellos ordeñaron miles de millones de pesos de la paraestatal, que hoy apenas y puede mantenerse en pie. Hoy por hoy está importando gasolina del extranjero, solamente así se puede explicar los tan elevados precios.

Cabe mencionar que todos los culpables de la quiebra de Pemex viven hoy en la opulencia total. “La Quina” murió siendo rico, mientras que Deschamps hojea catálogos de yates en el Senado de la República para ver cuál será su próxima compra.

De los Presidentes ni que decir, López Portillo y De la Madrid fueron los más beneficiados del llamado “boom petrolero” de México durante los setentas y gran parte de los ochentas.




Lamentablemente tengo que decir que este es solo el principio del fin de Pemex y es apenas el primer golpe fuerte en el bolsillo de los mexicanos. El próximo 3 de febrero habrá un aumento más y a mediados del mismo mes se harán ajustes diarios, probablemente al alza, puesto que en nuestro país nunca nada baja de precio, al contrario, todo sube siempre. Lo peor está por venir.

*Precio del 3 de enero del 2017.

**Calculado con el precio de dólar del Diario Oficial de la Federación: $20.7323.


“Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Cáncer Sindical

Lo que en el siglo XIX comenzó como un genuino interés de proteger a los obreros que eran explotados en fábricas y obligados a trabajar en condiciones inhumanas, se convirtió en una poderosa estructura de poder que ejerce presión incluso en las decisiones transcendentales del país.

En los años 20, el sindicalismo obtuvo una enorme fuerza y poder social debido a la dupla formada por el gobierno y las organizaciones obreras a propósito de reconstruir el estado mexicano quebrantado en la década de 1910.

Personajes como Luis Morones fueron clave en el fortalecimiento del movimiento sindical, apoyado en gran medida por Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y otros jefes políticos que encontraron beneficios en el ordenamiento sindical.

“Los líderes actuaban mediatizando las demandas obreras y las decisiones eran tomadas en función de la alianza entre los dirigentes sindicales con los jefes políticos”, cita José Manuel Lastra, en su libro El sindicalismo en México. [1]

Durante todo el siglo XX y en la actualidad, los sindicatos han servido como un arma política y una impresora de votos que difícilmente algún candidato ha rechazado. Y es esta co-dependencia y beneficio mutuo la que ha alimentado su poderío y preservación en perjuicio de la actividad productiva del país.

Tanto la hacienda pública como la iniciativa privada son víctimas del gasto económico que representan los sindicatos. Por ejemplo “entre 2007 y 2015, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ha recibido del erario más de 671.8 millones de pesos (mdp) por conceptos de apoyo económico al Comité Ejecutivo; festejos del Desfile del 1 de mayo; festejos de aniversario para la expropiación petrolera y gastos para la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo”, escribe Gerardo Villafranco en Forbes México. [2]

La cantidad de recursos públicos que son destinados por concepto de prestaciones laborales al personal sindicalizado representa para los tres niveles de gobierno un importante gasto que impide a las finanzas públicas dirigir ese dinero a inversión o servicios públicos.

 




Para el sector privado, la constante amenaza de que estalle una huelga si no se aceptan las condiciones propuestas por el sindicato en el contrato colectivo de trabajo merma la productividad de las empresas y, por ende, el de nuestro sistema económico.

“La falta de un auténtico liderazgo y representación de las organizaciones obreras no ha respondido a las exigencias de la clase trabajadora, quien ha rebasado en mucho las expectativas de sus líderes, comprometidos, en política, con intereses personales y apetencias de poder y riqueza, no de defensa ni de mejoramiento de la clase que representan”, expone Lastra en el libro anteriormente citado.

En concordancia con la cita anterior, líderes sindicales como Elba Esther Gordillo y Carlos Romero Deschamps, por nombrar algunos, se han enriquecido estrepitosamente producto de la dirigencia del sindicato de maestros y de PEMEX, respectivamente, denotando la incongruencia entre los principios de un sindicato y los resultados reales de liderar uno. El poder político emanado de su cargo les ha permitido influenciar ampliamente en las decisiones transcendentales del país, incluso ejerciendo presión sobre distintos presidentes de la república.

 




Elba Esther Gordillo, quien fungió hasta 2013 como líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, fue arrestada por operación con recursos de procedencia ilícita, lavado de dinero y defraudación fiscal; Carlos Romero Deschamps se presume que participó en un desvío de más de $1,500 millones de pesos para la campaña de Francisco Labastida en 2000; Napoleón Gómez Urrutia, líder minero, se exilió en Canadá tras ser denunciado por un desvío de más de $55 millones de dólares del fideicomiso minero.

En la práctica, la representación de los trabajadores es eclipsada por la corrupción de los líderes sindicales, cuyo poder político y económico contraviene los motivos por los cuales los sindicatos fueron creados en un principio.

El sindicalismo en México representa una obstrucción al avance económico y al desarrollo de los trabajadores, quienes bajo el manto protector del sindicato, pueden llegar a ejercer mediocremente sus labores sin poder ser removidos ni sancionados.

Atendiendo a la primacía de la realidad, el líder sindical se enriquece y empodera con el apoyo de sus agremiados, éstos a su vez reciben prestaciones laborales más allá de las merecidas y ejercen un co-poder contra el patrón; donde, finalmente, este último se encuentra en desventaja ante exigencias económicas que sobrepasan la prudencia. Las características del sistema económico actual requieren empleados mejor capacitados y con mayor apertura a las exigencias de un mundo cada vez más competitivo.

[1] https://revistas-colaboracion.juridicas.unam.mx/index.php/anuario-mexicano-historia der/article/view/29632/26755
[2] http://www.forbes.com.mx/el-enorme-costo-de-los-sindicatos-en-mexico/#gs.gEIbLHI

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “El Gasolinazo de la Mentira”




Pues un nuevo mes llegó y que nos ponen otro gasolinazo y por lo tanto sufren, sufren los bolsillos de los mexicanos, más que el mes pasado y más que en los últimos 18 años.

Los gasolinazos vienen en un punto muy extraño del sexenio del Presidente Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, pues para estas alturas si la tan famosa “Reforma Energética” estuviera funcionando como lo presume, el precio debería ir a la baja, no al alza, ¿qué está pasando?

Claramente Pemex está en quiebra, va de salida, no lo quieren decir, pero así es, es la realidad de esta empresa que mucho dio por México, hasta que la corrupción y los sindicatos manejados por personajes como Carlos Romero Deschamps, le succionaron hasta dejarla seca.

Ahora con un déficit de producción no queda más que comenzar a importar gasolina, en especial, de los Estados Unidos. Esta importación de gasolina de otros países va a seguir provocando que el precio suba, pues el dólar no ha cedido mucho en las últimas semanas.

La semana pasada después de que se diera a conocer el gasolinazo, Luis “Rana” Videgaray, dijo que el precio de la gasolina en México seguía a un precio competitivo si se comparaba con otros países, ¿qué tan cierto es? Me di a la tarea de investigar:

Le explico estimado lector, hasta el día de ayer los precios de los combustibles en una gasolinera de Laredo, TX (Pilot) al tipo de cambio del Diario Oficial de la Federación ($18.7837) de ayer eran los siguientes:

Básica: $37.54 pesos por galón ($1.99 USD)
Grado Medio: $42.05 pesos por galón ($2.23 USD)
Premium: $47.31 pesos por galón ($2.51 USD)
Diésel: $38.86 pesos por galón ($2.06 USD)




Por cierto, estos probablemente no sean los mejores precios, además el galón es más que un litro, pues un galón equivale a 3.78 litros, por lo tanto tomaremos los precios por litro que tiene Pemex ahorita y los convertiremos a galones y así quedo convertido en pesos:

Magna: $52.76 pesos por galón ($2.80 USD)
Premium: $55.98 pesos por galón ($2.98 USD)
Diésel: $52.84 pesos por galón ($2.81 USD)

Ahora si además comparamos el salario mínimo de un país con otro, también vemos que en nuestro vecino del norte tienen un poder adquisitivo más alto que aquí, pues allá por hora se paga como mínimo $7.25 USD, es decir $136.18 pesos por hora, mientras que en México por una jornada laboral de 8 horas se paga $73.04 pesos.

A todo esto viene la pregunta, ¿qué esta sucediendo en Pemex? ¿Qué sucede en nuestro sector energético? ¿Qué no nos están diciendo?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Made NOT in Mexico

Pemex ha anunciado la nueva orden de compra de gasolinas al extranjero y la cifra es reveladora… 62% de las gasolinas en México son importadas.

De acuerdo al periódico Excélsior, de enero a abril de 2016, México ha comprado gasolinas con un valor de casi tres mil millones de dólares a EU, Países Bajos, España, India, Bahamas, Antillas Neerlandesas, Francia y Trinidad y Tobago.

En resumidas cuentas, esto es un golpe contra la petrolera nacional y contra su dirigencia obstinada en sacar rédito político y no económico de la compañía.

En tiempos donde Pemex es uno de los pilares inmaculados de la política nacional sobretodo para la izquierda, es un buen momento para ver si la famosa Reforma Energética tiene preparado un antídoto para reducir el impacto.

Si bien, la Secretaría de Energía ya ha abierto permisos para la importación de gasolinas, hay que ser precisos en que Pemex no puede abandonar su misión que garantizar una autosuficiencia energética.

Pemex ha sido usado históricamente como trampolín político, como negocio personal de los políticos y del sindicato que dirige el ruin Carlos Romero Deschamps.

Es momento de que su director, González Anaya en conjunto con la Sener ponga en acción la reforma y busquen liberar a la empresa de tanta carga impositiva y restrictiva que solo le impide crecer.

La construcción de nuevas refinerías es una obligación innegable así como la flexibilización de los nuevos contratos laborales para no estar atados al sindicato. Esta noticia es otro padecimiento del actual cáncer de la compañía, del moribundo que tenemos en casa… ese sueño de Cárdenas que el mismo gobierno mató.

El tiempo sigue su marcha, el reloj corre contra Pemex, contra los petroleros… En dos años sabremos si la Reforma funcionó o no y si no… será muy tarde.

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Misa de cuerpo presente: PEMEX

Otra vez ocurrió una tragedia donde el nombre de Petróleos Mexicanos está metido y ahora no fue otro despilfarro del sindicato o tráficos de influencia, fueron víctimas humanas, trabajadores que murieron víctimas de la negligencia de la dirigencia de la planta y de Mexichem.

La existencia de accidentes no es algo extraño en la industria petrolera, pero la incompetencia en el manejo y en el mantenimiento es algo tan mexicano que nos hemos acostumbrado a solo agachar la cabeza y llorar por las víctimas como en todos los temas que impactan negativamente la nación.

No tengo la más mínima confianza en lo que vaya a o deje de hacer José Antonio Gonzalez como director de PEMEX, que simplemente es un sepulturero más que tratará de que el cajón fúnebre luzca de buena madera. Con privatización o no, el anuncio de la muerte de la petrolera tarde o temprano llegará y a decir verdad quizás ya estamos preparados para el funeral.

Esto es parte de la sistemática degradación de PEMEX, poco a poco ha ido avanzando el cáncer; desde tiempos del infame Joaquín Hernández Galicia alias “La Quina” que se robó hasta las tuercas de las refinerías para llegar a la dictadura actual del otro traidor de la clase obrera llamado Carlos Romero Deschamps que por salud mental no quiero pensar cuánto se ha robado. Aquella empresa nacional creada a bien por el General Cárdenas ahora es solo un recuerdo de algo que fue y no volverá a ser. Una empresa que mataron, sí , Pemex no murió por el mercado internacional, no fue la OPEP, no fue el “imperialismo yankee”. Fueron Los Pinos, su sindicato ruin y los compadres del presidente en turno que han manejado la empresa.

Como es una costumbre muy mexa, todo lo que toca el gobierno lo termina empeorando, ejemplos no faltan: Pemex, Conasupo, CFE, Luz y Fuerza, Concarril, etc. Ustedes, la clase política mataron a la empresa, tú, Carlos Romero… ustedes son los traidores, vendidos, ratas, ladrones, cobardes, anti-obreristas, ustedes que son los que se van a enriquecer con la venta no van a poner ni un peso por los trabajadores muertos en los accidentes, no pusieron ni pondrán un peso por las ciudades petroleras como Minatitlán o Coatzacoalcos que van a terminar temblando para ver que hacen en el “after Pemex”.

Hoy en Coatzacoalcos perdieron muchos no solamente Pemex; perdieron el trabajador a pie, su familia, los proveedores, las tiendas de autoservicios hasta el que vende tacos afuera de las plantas, el impacto a la cadena económica es terrible y nadie ha salido a dar la cara por esta bronca que tiene a la ciudad paralizada.

La existencia de accidentes no es algo extraño en la industria petrolera, pero la incompetencia en el manejo y en el mantenimiento es algo tan mexicano que nos hemos acostumbrado a solo agachar la cabeza y llorar por las víctimas como en todos los temas que impactan negativamente la nación.

De los discursos bonitos de los 54980965 directores que ha tenido PEMEX a largo de su historia no come la gente, no come el trabajador que arriesga su vida bajo condiciones paupérrimas solo por la “hueva política” de ponerse a trabajar como empresa que es y no como concesión de poder del presidente.

No tengo la más mínima confianza en lo que vaya a o deje de hacer José Antonio Gonzalez como director de PEMEX, que simplemente es un sepulturero más que tratará de que el cajón fúnebre luzca de buena madera. Con privatización o no, el anuncio de la muerte de la petrolera tarde o temprano llegará y a decir verdad quizás ya estamos preparados para el funeral.

Estimado lector, sobre Pajaritos hay que llorar, pero las lágrimas son para los obreros, los que si amaron a PEMEX, no para el gobierno, ellos no merecen nada.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “¿Qué nos esconden sobre Pemex?”

Las últimas tres semanas no han sido positivas para la empresa estatal, Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que ha sufrido una serie de recortes presupuestales y todo parece indicar que el Gobierno Federal comienza a perder la fe en esta empresa, o más bien, ya vieron que está por colgar los zapatos, pues la semana pasada también el Presidente Enrique “el Copetudo” Peña Nieto anunció que se adelantaría el permiso para importar gasolina y diésel del extranjero del año 2017 al próximo mes. ¿Qué nos están ocultando?

Ayer se adelantaba en varios medios de comunicación que las pérdidas en 2015 de Pemex fueron mayores a las que tuvo en el 2014. Ahora, que no nos vengan con la sorpresa de que esta situación es “de todos los mexicanos”, pues Pemex siempre ha operado en números rojos y nunca en números negros, ¿por qué sucede esto? Muy fácil, por toda la corrupción que existe dentro de la misma empresa, comenzando por los líderes sindicales como Carlos Romero Deschamps.

Los encargados de Pemex pueden decir que estas pérdidas se han dado por el precio del dólar y que el precio del barril de petróleo también ha tenido sus consecuencias negativas en la empresa. Pero el factor que algo raro y turbio está sucediendo con la empresa que es “en teoría” uno de los pilares de la economía de nuestro país, no puede ser ignorado.

Resulta muy extraño adelantar la medida para permitir la importación de gasolina y diésel a México. Sabemos que es uno de los objetivos de la Reforma Energética, pero entonces, ¿dónde está quedando todo ese crecimiento y producción de gasolina de Pemex que debería estar puesto en marcha desde ahora?

Al parecer en Pemex lo único que esta sucediendo es que se refinaron la lana, entre Deschamps y todos los demás corruptos que están sirviéndose con la cuchará grande con dinero que debería de ir a los trabajadores y no nada más a ellos sino a misiones de exploración y aumentar la producción, que por cierto se anunció ayer que serían recortados.

Dejemos de buscarle tres pies al gato, el Gobierno de “el Copetón” lo logró, Pemex está en estado vegetativo y probablemente en unos años lo desconecten.

El Despeñadero de PEMEX…y del Gabinete

Para muchos, el 2012 era el año del fin del mundo y no precisamente por el regreso del PRI a Los Pinos. Muchas de las predicciones no se cumplieron, pero la que parece cumplirse es la del despeñadero de PEMEX. Si bien esta institución que por muchos años fue pozo de extracción de recursos para los bolsillos de sus dirigentes, sindicatos, mandatarios, empresarios, contratistas, proveedores, en fin de todo mundo, a todos les tocaba un pedacito de la producción de petróleo, algo que por supuesto no le tocaba a nuestro país y menos a sus habitantes.

Desde los directivos que no tenían la menor idea de cómo mejorar la competitividad con inversiones que no paraban en nada bueno hasta el descarado de Romero Deschamps que ya sabemos la historia de su familia y sus viajes.

Después de las cosas que pasan en materia petrolera en el mundo, los bajos precios de nuestro oro negro, la alza del dólar, las petroleras con los ojos en el calendario para llegar a nuestro país, parece que el mes de abril será la fecha marcada para darle más vida a un PEMEX que está en situación grave o los santos oleos.

Hace unos días, el Presidente Enrique Peña Nieto anunció que se adelantará el permiso para la importación de combustible de terceros, es decir que iniciando el mes de abril, los extranjeros y particulares podrán vender gasolina o diesel en nuestro país, esto como una estrategia para estabilizar los precios de este recurso. Además, a finales de año se plantea que se inicien con las licitaciones para la extracción de crudo en el Golfo de México, habrá que asegurarnos que sean tan transparentes como lo anunció, ya que si cae en beneficiar a empresas ligadas al gobierno (Constructoras de Casas Blancas, Oceanografía, OHL, por mencionar unas cuantas) sería el colmo. Aún no acabamos, también, se le abre el camino a los inversionistas privados el sendero de la CFE, para los nuevos abastecedores de energía eléctrica en suelo mexicano.

Muchos opinan que este modelo de competencia terminará hundiendo a nuestro país, por ser hecho al vapor o “con las patas”, se van a mermar mas los ya reducidos ingresos para PEMEX.

Todo apunta a hacer ricos a unos pocos que adquieran las licitaciones para proveer de gasolina, diesel y electricidad; si es así, tenemos una política pública con olor al PRI de los 90´s, el sello de la casa.

En Nuevo León, los berrinches y los caPRIchos del Gobernador están pasando la factura a su gabinete, si bien es cierto la renuncia del funcionario ligado al “Cobijagate” fue solo para taparle el ojo al macho, “ahí está para que no digan”, como dicen, pero estimado Bronco, eso no es garantía que se repita o se haga en otras dependencias, así que tendrá que ver con lupa a su equipo porque de independientes y nueva independencia les duro unas semanas. Las renuncias no son suficientes, porque no hubo solo un involucrado.

Muchos ven a un gabinete dividido, confrontado, eso puede ser consecuencia de andar mezclando de otros sabores y colores, ya que estos grupos empiezan a defender sus intereses, pero se les olvida que son titulares de dependencias de un gobierno estatal, en un lugar como Nuevo León, digo, no es cualquier cosa. Así podría ser el preámbulo de la caída de hombres de confianza de Rodríguez Calderón.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “Del Fobaproa al Pemexproa”

Tal parece que la promesa que la Reforma Energética le va a traer beneficios a México por fin se cumplirá… para unos cuantos. Ayer, el periódico de la Ciudad de México, Reforma (nótese, no el Deforma), sacó una nota donde se habla del “Pemexproa”, la versión corregida y aumentada del Fobaproa que salvó a la banca a costa de los bolsillos de los mexicanos en 1995. Por cierto, este “rescate” es un derivado de la Reforma Energética del 2014 y que tanto presume Enrique “el copetón” Peña Nieto.

¡Ahora sí Carlos Romero Deschamps se va a seguir sirviendo con la cuchara grande!

¿Qué es el Pemexproa? Pues te explico, ciudadano, es un sistema autorizado y aprobado por el Congreso, y ahora por la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico que encabeza Luis Videgaray, que busca pagar las pensiones de miles agremiados del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana. ¿Quién es el mero, mero de este sindicato? Nada más y nada menos que Carlos Romero Deschamps, por eso le digo que se va a servir con la cuchara grande el senador priista.

Según el senador por la Ciudad de México, Mario Delgado Carrillo, él advirtió sobre el “Pemexproa” desde octubre del año pasado cuando el PRI, PAN y PVEM aprobaron sin discusión alguna este sistema privilegiado de pensiones. También el senador dice que el sistema representa una carga para todos nosotros de 10 puntos del Producto Interno Bruto.

Déjame te lo pongo en cifras que te van a doler más: si el Fobaproa en números de hoy costó $1,169,000,000,000 MXN, el Pemexproa va a costar $1,946,000,000,000 MXN. Ya lo se, son muchísimos ceros; pero así van a dejar las arcas de la nación: en gordos y redondos ceros.

Déjame te lo pongo en cifras que te van a doler más: si el Fobaproa en números de hoy costó $1,169,000,000,000 MXN, el Pemexproa va a costar $1,946,000,000,000 MXN. Ya lo se, son muchísimos ceros; pero así van a dejar las arcas de la nación: en gordos y redondos ceros.

En la nota de Reforma, se comenta que el 24 de diciembre del año pasado Videgaray autorizó el primer pagaré por 50 mil millones de pesos, a pesar que los montos de las pensiones están bajo revisión por un experto independiente que certificará si los cálculos de la petrolera y asegurase que el monto ahorrado es correcto y verdadero.

La situación en la industria petrolera internacional no está para menos, y al parecer Peña Nieto y Videgaray están decidiendo echar la casa por la ventana a pesar que vienen tiempos difíciles para el país, pues aunque Andrea Legarreta dijo que el dólar no afecta, ya comenzó a afectar los bolsillos de la industria agrícola.

El PRI la volvió a hacer, y no, esto no tiene nada que ver con la visita del Papa Francisco, pues el pagaré se aprobó en vísperas de Navidad. Pemex es de los mexicanos, pero únicamente para pagar los errores de esta compañía. ¿O acaso tu has recibido un cheque en la puerta de tu casa?

El PRI la volvió a hacer, y no, esto no tiene nada que ver con la visita del Papa Francisco, pues el pagaré se aprobó en vísperas de Navidad. Pemex es de los mexicanos, pero únicamente para pagar los errores de esta compañía. ¿O acaso tu has recibido un cheque en la puerta de tu casa?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”