Megaproyectos de AMLO

Comparte este artículo:

Parte esencial de la política es plantear una visión de futuro para un país, la cual se construye mediante leyes, políticas públicas, programas, proyectos y obras. Hoy el gobierno de López Obrador plantea una visión más justa y equitativa, con oportunidades para todos y con menor dependencia exterior. Para lograrlo se están desarrollando tres megaproyectos: el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas y el Tren Maya, que de manera integral deberían impulsar el desarrollo económico, energético y turístico del país. 

Santa Lucía, actualmente suspendido por un amparo hasta resolver, constitucionalmente, la razón de la cancelación y posible destrucción del NAIM. El proyecto busca una vinculación de los aeropuertos de Toluca, AICM y Santa Lucía. Por sí sólo tiene un costo estimado de 95 mil mdp, pero aunado a esto hay que considerar las adecuaciones viales y de infraestructura en los tres aeropuertos, lo que tiene un costo estimado de 175 mil mdp. Algo no muy lejano de la proyección de 285 mil mdp del NAIM. La cancelación se argumentó por corrupción y sobrecostos del NAIM, algo aún pendiente de comprobar e incluso negado por la SCT. Los dichos son que los terrenos aledaños son del grupo Atlacomulco (EPN, Del Mazo, etc.). Urzúa, ex de Hacienda, se opuso e incluso planteó continuar con el NAIM y expropiar los terrenos del grupo priista, algo posible gracias a la legitimidad democrática de AMLO. Ahora tenemos una suspensión y problemas de factibilidad ambiental, geográfica y logística para su construcción, acceso y uso. 

Dos Bocas, proyecto que busca soberanía energética y empleos en Tabasco. Con un costo aproximado de 150 mil mdp, busca aumentar en 16% la capacidad de refinación para abastecer el mercado interno. El reto es mayor, las fallas de Pemex en ésta última década se pueden resumir en tres: presupuestal, ineficiencia operativa y baja extracción. El gobierno de EPN decidió importar gasolina en lugar de atender las necesidades de Pemex Transformación, pasando así de 200 mil barriles diarios en 2010 a 440 mil en 2018. La extracción de crudo en México se ha reducido drásticamente en los últimos 18 años cayendo en 37.3%. Y una ineficiencia operativa grave en las 6 refinerías, pasando de 75% entre 1990 y 2013 a menos del 40% en 2018. A todo esto hay que sumar que tenemos refinerías para crudo ligero cuando extraemos crudo pesado, por lo que es más difícil de refinar, provocando paros inesperados constantes por falta de suministros esenciales como hidrógeno, agua, vapor, etc. Hoy la alternativa es Dos Bocas, en lugar de mejorar la eficiencia de las refinerías, a pesar de las renuncias de las dirigencias de la ASEA, CRE y CNH, y en contra de los pronósticos de las constructoras expertas. 

Tren Maya, proyecto de atracción turística y desarrollo económico para las comunidades de la península de Yucatán. Con un costo de 120 mil mdp, constará de 15 estaciones a través de 1,500 kms de recorrido. La idea es desarrollar “pueblos bicicleteros” en estas estaciones a fin de impulsar el desarrollo de acuerdo a las necesidades de las comunidades. La ironía está en la falta de apoyo de las mismas comunidades al proyecto, en el que 56% de los predios son de ejidos. La FONATUR, quien dirige el proyecto, se encuentra negociando con los ejidatarios. Pero el acercamiento presenta sólo la propuesta y condiciones que el gobierno y empresarios quieren, anteponiendo sus intereses al desarrollo educativo, social y mejora de servicios en estas comunidades. 

Tres proyectos en los que no se ha visto interés real del gobierno para escuchar a los afectados. No hay análisis de impacto, ni consultas conforme a ley para su aprobación. Y sumado a todo seguimos aferrados a producción y consumo de energías fósiles para la transportación y turismo de nuestro país. Todo se resume en las palabras del director de FONATUR “la decisión ya está tomada, o se suben al tren o se los lleva el tren”.

Madre de Lozoya puede regresar a México… ¡Y no ser detenida!

Comparte este artículo:

La suspensión definitiva concedida a la madre del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, que evita que la Fiscalía General de la República (FGR) ejecute la orden de aprehensión librada en su contra, continuará vigente hasta que ella regrese a México.

Una juez de la Ciudad de México, declaró infundado un recurso de incidente de modificación de sentencia definitiva, con la cual la FGR pretendía dejar sin protección a la señora Gilda Margarita Austin y Solís.

En julio, un juez le concedió a la madre del exfuncionario una suspensión definitiva, para evitar su captura.

El 24 de julio fue detenida por agentes de la policía alemana adscritos a Interpol, cuando se encontraba de vacaciones en la isla de Juist, en Frisia Oriental, Baja Sajonia.

Su captura se debió a una ficha roja emitida por la Interpol, con base en una orden de aprehensión girada por un juez del Reclusorio Norte, por su probable responsabilidad en los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y asociación delictuosa por el caso Odebrecht.

Sin embargo, los delitos no ameritan prisión preventiva oficiosa, es decir, no son graves y se pueden enfrentar en libertad.

De acuerdo a la FGR, la mamá de Lozoya recibió el 22 de noviembre de 2012, de la empresa Tochos Holding Limited, ligada a la familia Lozoya, 185 mil dólares a una cuenta de BBVA Bancomer de la que el único beneficiario es el exdirector de la petrolera.

Tal cantidad habría sido utilizado por Marielle Helen Eckes, esposa de Lozoya para comprar en 1 millón 900 mil dólares una residencia en Ixtapa, Guerrero.

Y se presume que los 185 mil dólares forman parte de los 10.5 millones de dólares que la constructora brasileña Odebrecht entregó a Emilio Lozoya a cambio de contratos con Pemex.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Moralmente derrotados… sí, pero no tanto

Comparte este artículo:

Este domingo, el presidente dijo una de las frases más significativa de la historia política reciente del país: “Lo digo con respeto… [quienes se oponen a la transformación del país] están moralmente derrotados”. Y aunque son palabras ciertas, compartidas y celebradas por millones, no son enteramente exactas. La oposición, los que se asumen abiertamente parte de ella y los que no, están debilitados y desarticulados, pero no derrotados, ni mucho menos podemos considerar que estén plenamente derrotados. [1].

“Estamos en una etapa especialmente peligrosa, AMLO no tiene oposición”, dicen algunos. Me atrevo a disentir: la oposición está ahí, muerta en el plano electoral y fragmentada, pero igual de peligrosa que siempre. AMLO, como buen estadista, ha sabido mantenerla débil, dividida, confundida, pero aún falta mucho para lograr derrotarla definitivamente. No nos confundamos, aunque ahora la pelota la jueguen las fuerzas progresistas, gran parte del poder lo siguen teniendo los mismos de siempre. 

¿Quiénes son?

¿Cómo está la oposición entonces? A nivel electoral, podemos casi casi decir que no existe: el PAN se encuentra sin cabeza y sin rumbo, México Libre no levanta y Futuro 21 tiene todo menos futuro. Pero la oposición no es sólo la electoral. [2].

También está en los medios de comunicación, esos que, controlados por empresarios con intereses, se dedican a dar una imagen sesgada del país y de los cambios que esta administración aplica. Que tienen entre sus grupos a ‘expertos’ que sólo dan sus opiniones cada vez más conocidas y menos leídas: para ellos, todo lo que hace el gobierno está mal y la alternativa es volver a las recetas de éxito del PRI y del PAN. 

También está en algunos despachos de abogados, universidades y ONGs que funcionan como voceras de grupos de poder para golpear al gobierno bajo un aura de ciudadanía e imparcialidad. [3]. Un caso muy particular y mediático es el de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización que, dirigida por el hijo del mega millonario y opositor declarado, Claudio X, y encabezada por María Amparo Casar, ligada al PAN por Martha Sahagún y Santiago Creel y cuyo esposo, Carlos Fernando Márquez Padilla, se suicidó aventándose del piso 12 de la Torre PEMEX cuando era investigado por corrupción, ha lanzado una serie de críticas que se presumen políticamente motivadas. [4].

Está en los grupos religiosos, los cuales, aunque silenciosos políticamente, tienen una gran influencia sobre la población del país y nexos históricos con los gobiernos del PRI y del PAN. Además, su rechazo a las ideas progresistas que contiene el proyecto de Morena puede acabar por generar una fractura interna en uno de los puntos donde las contradicciones entre los distintos grupos e ideales de este nuevo gobierno se hacen más grandes. [5]. 

Y, por su puesto, está en las cúpulas económicas y empresariales, algunas hasta externas al país, que financian a todos los anteriores y que se niegan a aceptar la nueva realidad política del país y a renunciar a sus privilegios.

El mensaje

Pero, total, ¿a quién va dirigida esa columna? A ambos bandos. La oposición tiene que saber las causas de su caída, si no, se condena a intentar los mismos caminos que los llevaron hasta donde están. Por suerte para los que apoyamos el cambio de régimen, hasta ahora no logran plantear nada nuevo.

Pero el gobierno no puede ser triunfalista con la situación actual. Tras hablar de la derrota moral, AMLO citó a Juárez: “El triunfo de la reacción es moralmente imposible”. Lo decía porque, tras la victoria de las guerrillas juaristas y la expulsión de la monarquía de los Habsburgo del país, los conservadores, que inicialmente habían llamado a la invasión y apoyado a sostener a la monarquía, se encontraban tan deslegitimados que las fuerzas progresistas pudieron dominar al país sin problema. Se entiende el símil con la actualidad. Sin embargo, de las divisiones entre sus mismas filas, surgió el liderazgo de Díaz que, progresivamente seducido por los conservadores, llevó al país a enterrar sus avances y a sumirse en una terrible guerra interna.

No podría prever algo así, pero señalarlo no está de más. Hasta ahora, toda la comunicación del gobierno refleja prudencia y estrategia: cambios a lo profundo, aunque tarden más; no perseguir, sino esperar, ellos solitos se han bola. [4]. Por sí sola, la oposición no lograría organizarse mas que con una coyuntura extraordinaria. 

No hay oposición electoral, pero claro que sí hay oposición. Ahí está y espera una oportunidad para unificar a todos sus sectores, para sabotear el proyecto de cambio de régimen y para regresar a su viejo sistema de reparticiones entre las cúpulas. Monitorear a los que dominaron y destruyeron a México es hoy tan importante como siempre.

Fuentes y notas

  1. Dejo las palabras exactas: “No han podido constituir, y esto lo celebramos… toco madera para que no se pueda crear un grupo o una fracción con la fuerza de los reaccionarios de otros tiempos. Además, lo digo con respecto, no quiero que se entienda como un acto de prepotencia o una burla, es lo que estoy percibiendo: están moralmente derrotados”.
  2. En el escenario político hay tanto desorden y están tan desprestigiados los mismos de siempre que no se ve si quiera cercana la posibilidad de que constituyan una alternativa viable. Zepeda se va a MC desde el PRD, el PRD se convierte en Futuro 21 junto con gente de Nueva Alianza (Cuadri) y del PRI. Del Pan se fueron los calderonistas y tal vez hasta uno de sus políticos principales, Javier Corral, haga lo mismo pronto. Esto da para seguirle.
  3. Siempre sirve conocer el origen de los líderes de las organizaciones, al igual que su financiamiento. Sobre la caída del ex funcionario de Pemex: https://www.proceso.com.mx/193298/pemex-muerte-en-las-alturas
  4. Espero que por esto no se piense que desprestigio la lucha de muchas organizaciones y movimientos sociales que han aportado mucho al país, es muy clara la diferencia entre el interés social genuino y el interés económico individual creado detrás de algunas. 
  5. El tema religioso en la 4T es un tema muy amplio para analizar aquí. En otra columna lo describiré brevemente.  La historia es larga y, aunque ahora no parece tan importante, es un tema que se mantiene latente bajo la superficie y que puede en cualquier momento surgir como una bomba para la nueva administración. 

El crecimiento económico como condición necesaria para el desarrollo: un balance en materia económica de los primeros nueve meses del gobierno de López Obrador

Comparte este artículo:

El domingo primero de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador entregó su primer informe de gobierno al Congreso y dio un comunicado a los mexicanos sobre los resultados en sus primeros nueve meses.

En este artículo se expondrá un balance de su gobierno durante este periodo en materia económica. En las próximas publicaciones se abordarán los temas en materia política y social. 

El menosprecio por la técnica que muestra López Obrador es preocupante. Nuevamente, aludiendo al periodo llamado neoliberal, un periodo de desigualdad y retroceso ante los ojos del presidente, éste señala a la técnica como un artilugio de los economistas, quienes están obsesionados con los datos, cuando lo que debería preocuparles es la virtud y la honestidad; elementos que emanan de la persona de López Obrador. La política pública y el devenir de la nación no deben de guiarse por datos duros y fríos, sino por el voluntarismo, intuicionismo y buena moral del presidente. Comencemos.

Si definimos al Producto Interno Bruto a partir de la demanda agregada de los recursos, podemos apreciar las causas de la desaceleración del primero. Con cifras ajustadas por estacionalidad, en el primer trimestre de 2019, el PIB decreció 0.3% respecto al cuarto trimestre de 2018 y creció 0.1% respecto al mismo trimestre del año anterior. Para el segundo trimestre, el INEGI estimó un crecimiento de 0.1% trimestral y 0.4% anual; sin embargo, en su primera revisión el Instituto ajustó el crecimiento a 0.0% y 0.3%, respectivamente. Esto significa que el crecimiento económico se encuentra estancado. ¿Qué explica este fenómeno?

El componente del consumo, el cual tiene la mayor participación en el PIB, ha presentado una tendencia de desaceleración en los últimos meses. El crecimiento acumulado de enero a mayo fue de 1.0% anual, lo que contrasta negativamente con el crecimiento de 2.4% registrado durante el mismo periodo del 2018. 

En cuanto a la inversión, ésta registró una caída en promedio de 3.5% anual, lo que contrasta con el crecimiento de 2.1% presentado durante el mismo periodo del año anterior. Bajo un contexto de desconfianza en la situación actual del país, aunado a las señales de contracción de la economía global, los empresarios no buscan arriesgar su capital.

El otro componente que integra la definición del PIB es el gasto, el cual, dada la propuesta de “austeridad republicana”, se ha reducido. El gasto neto pagado acumulado entre enero y julio cayó 3.0% respecto al mismo periodo del año anterior. Dentro del gasto programable resalta la caída acumulada de la inversión física de 15.8%. 

Si el gasto público se encuentra limitado por la retórica franciscana del presidente, también se encuentra acotado por la renuencia a reestructurar el sistema tributario. Ante los problemas financieros y de operación que enfrenta PEMEX, aunado a la tendencia a la baja del precio de la mezcla mexicana, se reduce la capacidad de acción del gobierno. 

Lo anterior se puede ver a partir de los ingresos presupuestarios, lo cuales acumulan de enero a julio una caída de 2.7% anual. Dentro de estos, los petroleros acumulan una caída de 18.2%, mientras que los no petroleros crecieron 0.9% anual. Con ello, los ingresos del gobierno federal se reducen y para cumplir los objetivos del gobierno, éste tendrá que buscar nuevas fuentes de financiamiento, lo que podría obligarlo a incrementar la deuda pública. 

El último componente del PIB son las exportaciones netas. Éste es también un componente de la cuente corriente, la que además de las exportaciones netas integra los ingresos netos de la renta del capital y la entrada neta de transferencias (en su mayoría remesas).  Durante el primer semestre de 2019, la cuenta corriente presentó un déficit de 3 mil 366 millones dólares. Empero, lo que es relevante es el superávit del segundo trimestre, el cual fue de 5 mil 143 millones de dólares. Éste es el primer superávit desde el segundo trimestre de 2010 y el más alto desde que se tiene contabilidad (1980). 

Ahora, que la cuenta corriente haya presentado un saldo positivo no es necesariamente algo bueno; por el contrario, en la situación actual, éste expresa la contracción de los componentes del PIB. Los países emergentes como México tienden a presentar saldos deficitarios en la cuenta corriente, en tanto que perciben flujo de capitales en la compra de activos nacionales. 

Si se combina la definición del PIB y de la cuenta corriente, ésta se puede expresar como la diferencia entre el ahorro interno y la inversión. De esa manera, una cuenta corriente deficitaria significa que el ahorro interno es más que suficiente para cubrir las inversiones de la economía. Durante el primer trimestre de 2019, el ahorro interno creció 10.8% anual con cifras desestacionalizadas. Esto implica que los consumidores perciben a corto plazo una posible caída en sus ingresos. 

Si la inversión y el gasto público caen y el consumo se contrae, el único componente que puede impulsar el crecimiento son las exportaciones de bienes y servicios. En el contexto de una posible recesión económica global, acelerada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, depender de las exportaciones podría dejar a la economía a la deriva. 

López Obrador se ha dado cuenta que sin la inversión proveniente de la iniciativa privada sus objetivos de campaña no podrán cumplirse. Esto lo demostró en la renegociación del contrato de los gasoductos y lo reafirmó en su informe: busca una reconciliación con los empresarios. 

Sin inversión privada, gasto y consumo, el crecimiento económico no va a despegar. No importa si la Junta de Gobierno del Banco de México busca apoyarlo con la disminución de la tasa de referencia, dada una inflación que converge al tres por ciento, sin certidumbre los empresarios y los hogares no se arriesgaran a invertir y consumir.

AMLO sigue denostando las herramientas técnicas y subestima el crecimiento económico; sin embargo, debe entender que, si bien éste no es una condición suficiente, sí es una condición necesaria para el desarrollo. Es momento de reconocer lo que no funciona y rectificar el rumbo de las políticas en materia económica.

#ContraPortada: “Imaginando los cálculos del presidente”

Comparte este artículo:

Con apenas medio año en la presidencia, no hay semana que los posicionamientos y acciones de AMLO no desaten pasiones, a menudo contrarias entre querientes y malquerientes. A esto habría que sumar la sui generis forma de conducir la comunicación del Estado Mexicano. Podría decirse que la estrategia de comunicación es la propia sensibilidad del presidente ¿Se gobierna el país diariamente desde “la mañanera”?

Resulta complejo dilucidar la manera en que se construyen y toman las grandes decisiones públicas, existiendo una evidente tensión entre la política y la técnica, siendo esta última satanizada por ser identificada con regímenes anteriores tildados de “neoliberales”. 

La estridente salida de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda -una de las carteras más importantes del aparato federal- precisamente desnudó esa tensión entre tomar decisiones “basadas en evidencia” y las que obedecen al criterio político. 

En este punto es importante salir del maniqueísmo. No todo técnico es “tecnócrata”, en el sentido peyorativo del término, ni la técnica por sí misma resuelve los problemas públicos sin solidez ideológica en el proyecto y el arte del liderazgo político. Balance entre ambas dimensiones es el escenario ideal, para citar a Max Weber: “la política se hace con la cabeza, no con otras partes del cuerpo, ni con el alma”.

¿Qué cálculos políticos está realizando el presidente para tomar sus decisiones? Imposible conocer su fuero interno, pero su discurso y acciones podrían ofrecer alguna guía:

Cálculo 1: La base es sólida y crecerá. AMLO está consciente del poder detrás de una narrativa antagónica. No es casualidad que el término “fifís” se haya vuelto parte del léxico político nacional y que se haga referencia a los “adversarios” y “conservadores”. La rivalidad unifica, pero conlleva sus riesgos. Si por 3 presidenciales en fila se logró más del 30% de la votación nacional, con el control del aparato federal y cada vez más posiciones políticas en los estados, ese número podría crecer.

Cálculo 2: Que griten arriba si los beneficios se sienten abajo. AMLO ha repetido por casi dos décadas, hasta la saciedad, que “por el bien de todos primero los pobres”. Hay una clara estrategia de recortar gasto en prácticamente todos los rubros, para liberarlo en dos vías: programas sociales e inversión en PEMEX. Probablemente el presidente confía en que los percentiles más bajos no solo mejorarán su capacidad adquisitiva, sino que se identificarán con su gobierno. Eso está por verse, pero hay que recordar que como segmento, los principales votantes de AMLO en 2018 no fueron los más pobres, sino personas jóvenes con estudios universitarios e ingresos de medios a altos, un grupo que fácilmente puede migrar a otras opciones políticas de ser decepcionado.

Cálculo 3: Ante una oposición débil, es momento de copar. Ya pasó más de un año de la histórica elección presidencial (el margen de victoria más amplio en la era de la alternancia) y la oposición no logra recomponerse. Ni impulsando una agenda convincente que no sea oponerse al presidente, ni renovando liderazgos. Si Morena tiene la oportunidad de tomar más terreno, lo hará (aunque también lo amenazan tensiones intestinas). 

Cálculo 4: La presidencia no es la de antes, pero vuelve al centro. AMLO ha insistido que su presidencia significa un cambio de régimen, donde uno de los elementos principales es la separación del poder político del poder económico, condición que debería darse en toda democracia real. Solo así pueden explicarse decisiones como la cancelación del NAIM cuando ya había conseguido todo a su favor (polémica, exhibición de posible corrupción, voluntad de la IP de hacerse cargo), que parecen ser primordialmente políticas. Pero al presidente se le puede pasar la mano con gestos como el recorte a los deportistas, y al mismo tiempo, la compra de dos estadios por un billón de pesos para impulsar clínicas de beisbol. No hay manera de poder encuadrar esas decisiones más que como mera voluntad presidencial. Y eso puede acabar por desgastarle ante el respetable.

Por lo pronto, la aprobación del presidente se mantiene alta, y si bien el desempeño económico es magro, el país no se ha ido por el abismo como pronosticaron los heraldos negros. AMLO ni va tan bien como se imagina, ni tan mal como quisieran sus detractores. El punto es que hay al menos un 20% de electorado flotante que votó por él en 2018, pero no hay ninguna garantía de que se quede con Morena. 

Asegura AMLO que lograron ahorro en contrato con Deschamps

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha asegurado que al negociar el contrato colectivo del sindicato con Carlos Romero Deschamps se logró ahorrar mil 600 millones de pesos; también mencionó que los trabajadores podrían mantener sus prestaciones ya que los ajustes se hicieron “arriba”. Explicó lo siguiente en conferencia mañanera:

 

“Le voy a pedir al director de Pemex que dé a conocer los términos en los que se firmó el contrato, porque, contrario a lo que dice el REFORMA, obtuvimos un ahorro en prestaciones que se otorgaban a dirigentes sindicales, obtuvimos un ahorro de mil 600 millones de pesos.”

“Es como el mundo al revés, pero que bien que salen estas cosas para aclararlas y celebro que salgan estas cosas para aclararlas, se mantuvieron las prestaciones a los trabajadores, no hay nada que les afecte a los trabajadores y el ajuste se hizo arriba, es decir, en lo que establece el contrato colectivo de apoyos para los dirigentes.”

 

Admitió AMLO que la disminución del 80 por ciento fue gracias a la voluntad de los dirigentes y “(…) reiteró su respeto a los sindicatos.”

 

(Con información de Reforma)

Entrega PEMEX bonos de productividad del 30% del salario usual de sus empleados

Comparte este artículo:

El Sindicato de Trabajadores Petroleros (STP) ha logrado establecer un “bono de productividad” en la renegociación del Contrato Colectivo del Trabajo (CCT) 2019-2021. En dicha renegociación, se logró acordar que los trabajadores recibirán 6 mil pesos para uso de gasolina y 1,800 cada quincena para gas LP. Costando un total de 49 millones de pesos diarios en bonos. El cual representa un promedio del 30% del salario usual de sus empleados.

 

Esta renegociación del CCT, es parte de la estrategia de austeridad que propone López Obrador junto con el director de Petróleo Mexicanos (PEMEX), Octavio Romero Oropeza. En la cual buscan un amanera más transparente de darle los beneficios a sus trabajadores sin que los líderes sindicales no distribuyen el dinero que es de los trabajadores. Como pasó con el escándalo de Carlos Romero Deschamps.

 

Con información de “El Universal”

“Si no quieren la planta de Agro Nitrogenados que me la devuelvan; pago los 260 millones de dólares”: Alonso Ancira

Comparte este artículo:

Alonso Ancira, el dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), ha declarado que si no quieren la planta de Agro Nitrogenados que le vendió a Petróleos Mexicanos (Pemex), que se la devuelvan, ya que él sí se está comprometiendo a pagar los 260 millones de dólares que le correspondían de la transacción que se realizó en la administración del ex-presidente Enrique Peña Nieto.

 

“Si no la quieren que me la devuelvan hoy y les pago los 260 mdd a la hora que quieran.”

 

Adicionalmente, “(…) el presidente del Consejo de Administración de AHMSA afirmó a Ciro Gómez Leyva que es un perseguido político del actual gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Comentó que ‘a lo mejor’ están persiguiendo a funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), que tal vez sí lo ameritan, pero él se considera a si mismo como un ‘daño colateral’.”

 

Alonso Ancira se encuentra en España, ya que está sujeto a un proceso de extradición tras haber sido detenido por la Interpol el 28 de mayo en Palma de Mallorca. Ancira mencionó que Altos Hornos de México (AHMSA) pagó la fianza necesaria para lograr obtener libertad condicional en España (contando con una póliza de seguro).

 

“Lo pagó Altos Hornos, porque hay una póliza de seguro que garantiza cubrir los gastos en caso de algún problema legal.”

 

Se requiere la presencia de Ancira en México porque tiene que responder a la venta de esta planta (Agro Nitrogenados), ya que según autoridades se pagó un sobreprecio sin tomar en cuenta de que esta planta era considerada “chatarra”. Por lo tanto, dijo que sí está dispuesto a pagar los casi 270 millones de dólares para “pagar el monto de la operación”, pero que Pemex aún tiene un adeudo con él de 9 millones.

 

(Con información de Vanguardia)

Interpol encuentra propiedades ligadas a Lozoya en Nueva York y Ginebra

Comparte este artículo:

La Fiscalía General de la República (FGR) se dio cuenta de un departamento en Suiza y otros tres ubicados en Nueva York, Estados Unidos, ligados a Emilio Lozoya, quien actualmente está siendo buscado por la justicia mexicana debido a lavado de dinero. Según una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), la Interpol compartió su conocimiento con la Fiscalía de varios domicilios vinculados al ex-director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El primero de estos se encuentra en un suburbio en la ciudad de Ginebra, Suiza, relativamente cerca de los límites con Francia. Además, la Interpol tiene conocimiento de tres domicilios en Nueva York relacionados a la familia de Lozoya y él mismo. El ex-titular de Pemex “(…) proporcionó como su dirección un departamento en el 525 de West End Avenue, en el Upper West Side, en operaciones realizadas desde una empresa tipo Holding constituida en Luxemburgo, en la que participaba como accionista.”

(Con información de SDP Noticias)

No hay orden de aprehensión contra Romero Deschamps

Comparte este artículo:

Se informó que, hasta ahora ahora, la Fiscalía General de la República (FGR), no ha emitido ninguna orden de aprehensión contra el ex-líder sindical de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps. A quien se le acusa de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. 

 

Gracias a que esta orden no se ha dado, el juez Decimo Cuarto de Distrito del Estado de México, negó su suspensión, y afirmó que aunque se saque una orden de aprehensión en los siguientes días, Deschamps ya no contará con ninguna medida que lo proteja. 

 

Algo aún más indignante, es que tampoco se les ha congelado ninguna cuenta bancaria, ni a Deschamps ni a sus familiares. Aún y cuando la Secretaría de Administración Tributaria (SAT), le está investigando por evasión de impuestos y otros delitos. 

 

No obstante, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), ya presnetó dos denuncias en su contra, por los cargos anteriormente mencionados, y ha solicitado que se le congelen las cuentas a Deschamps y su familia.

 

Con información de “El Universal”