No al recorte de becas CONACYT

En los últimos días se han presentado distintas manifestaciones de estudiantes de posgrado y doctorado de toda la República manifestándose en contra de las medidas efectuadas por Conacyt las cuales han denegado las becas a programas del PNPC (Padrón Nacional de Posgrados de Calidad) los cuales están en un escalón por encima del resto de los posgrados a nivel nacional.

Por primera vez en la historia se están presentando casos de jóvenes admitidos a estos programas, sin la obtención de la beca, cuando en ediciones anteriores todos los admitidos eran merecedores de dicho apoyo.

Conacyt, por su parte, ha dicho que no existe tal recorte y que incluso el monto de las becas nacionales aumentó. Si bien es cierto,  dicho monto aumentó, aunque de manera algo engañosa al ya no usar el salario mínimo como medida sino UMAs que es una medida para evaluar créditos y préstamos.

Los estados más afectados hasta el momento son Veracruz, Chiapas, Michoacán, Querétaro y algunos otros estados.

Es verdaderamente inadmisible que Conacyt tome esas medidas sin previo aviso y de una manera arbitraria. Era más sencillo para la dependencia avisar a los coordinadores de posgrado de la necesidad de reducir el número de admitidos o el número de becas a ofrecer.




Un grave problema es que mucha gente dejó sus trabajos dado que todas las maestrías presenciales escolarizadas de este padrón requieren que la gente dedique tiempo completo y no tenga una relación laboral vigente.

Las protestas se han hecho sentir en la UDG de Guadalajara, la UAM Xochimilco y algunas otras universidades autónomas.

La ciencia y tecnología no pueden estar sujetas a recortes de ese tipo dado que la educación superior es un vehículo para el desarrollo nacional.

Entiendo que ahora los políticos están pendientes de las elecciones venideras, especialmente en el Estado de México, sin embargo, no podemos permitir que se ultraje de tal manera a los estudiantes de posgrado que son una minoría comparada con otros países.

La lucha está ahí y todos los mexicanos universitarios debemos apoyar y firmar cualquier iniciativa que defienda la ciencia y tecnología nacional.

Que las oficinas del Conacyt ubicadas en la famosa Avenida Insurgentes de la Ciudad de México sepan nuestro sentir.

Lo dicho, dicho está.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

¿El Gobierno Federal se apretó el cinturón en el 2015?

En enero del 2015 el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, realizó un importante recorte en el gasto público con el fin de proteger las finanzas del país debido al fuerte golpe del precio del petróleo ¿Qué tan cierto es que hubo este ajuste en el cinturón?

El recorte que tenía programado el Gobierno Federal fue de 52 mil millones de pesos, pero en la realidad se terminó gastando 185.8 mil millones de pesos más de lo que se había presupuestado y aprobado por el Congreso, es decir, hubo un gasto del 12.71% de más. Adicionalmente en el 2015 se gastó un 65.83% más que en el 2014, en otras palabras el Gobierno Federal no cumplió su palabra de reducir gastos.

De las 24 dependencias del Gobierno Federal soló 10 se amarraron el cinturón y respetaron el monto que les fue aprobado por la Cámara de Diputados, además solo ocho de las 24 Secretarías gastaron menos en el 2015 a comparación del 2014.

De las dependencias que redujeron su gasto están:

Secretaría de Salud
Secretaría de Economía
Procuraduría General de la República
Secretaría del Medio Ambiente
CONACYT
CONAGUA

De las 24 dependencias del Gobierno Federal soló 10 se amarraron el cinturón y respetaron el monto que les fue aprobado por la Cámara de Diputados, además solo ocho de las 24 Secretarías gastaron menos en el 2015 a comparación del 2014.

Las Secretarías que gastaron más de lo que tenían presupuestado algunas son:

Secretaría de Energía
Presidencia de la República
Secretaría de Relaciones Exteriores
Secretaría de Hacienda y Crédito Público
Secretaría de Educación
Secretaría de Gobernación
Secretaría de la Función Pública

Uno de los aspectos positivos dentro del 2015 es que se cumplió con la cantidad de ingresos por cobertura petrolera, siendo éste de 107 mil 512 millones de pesos. La cobertura petrolera asegura las ganancias por barril de petróleo, es decir, es un seguro con el cual se evitan pérdidas por los bajos precios del oro negro.

Por otro lado se puede apreciar que ni la misma Oficina de la Presidencia que fue la que propuso directamente los recortes a través de la SHCP respetó este ajuste; por ejemplo, en Comunicación Social se había prometido un recorte en gasto del 10%, pero no fue así, ya que al contrario se gastaron 7 mil 574 millones 471 mil pesos, un 65.8% más que en el 2014. Por otro lado, el presupuesto aprobado para Comunicación Social había sido de 2,709 millones 574,276 pesos pero en realidad se gastaron 4,567 millones 534 608 pesos una diferencia de 68.6%.

En donde viene lo interesante es en la Secretaría de la Función Pública que preside Virgilio Andrade desde el 2015, recordemos que fue puesto por el Presidente Enrique Peña Nieto para investigar el caso de la “Casa Blanca”. En el 2014, esta dependencia gastó mil 733 millones de pesos, para el 2015 se aprobó un presupuesto de mil 483 millones de pesos, de los cuales la SFP se pasó por el arco del triunfo y ejerció mil 952 millones de pesos en el 2015.

En el 2014, esta dependencia gastó mil 733 millones de pesos, para el 2015 se aprobó un presupuesto de mil 483 millones de pesos, de los cuales la SFP se pasó por el arco del triunfo y ejerció mil 952 millones de pesos en el 2015.

Esto no nos debe de extrañar, a principios de este año la agencia de información Reuters dio a conocer que funcionarios de la SFP se daban costosos lujos en sus viajes al exterior de México. Por ejemplo, Hilda García que cenó caviar, salmón ahumado y champán en el restaurante de Harrods en Londres. También está el caso de Alejandro Bonilla, funcionario de la SFP que comió en tres ocasiones en menos de 24 horas, calamares en un hotel de Hawaii. Adicionalmente la SFP declaró en esa ocasión a Reuters que ellos no tenían conocimiento ni control de en que se gastaba el dinero público, ni en cuantas ocasiones y a donde viajaban los funcionarios de la SFP.

Ahora, no sé si sea el caso de las demás dependencias, pero que haya habido un gasto más alto de lo presupuestado habla mucho del poco compromiso que tiene el Gobierno Federal de preservar y cuidar las finanzas de nuestro país en momentos que ellos mismos han dicho son muy difíciles. Aunque sí hay cuestiones donde hubo un ajuste de cinturón, el resultado final es el que vale y como se mencionó hubo un incremento del 12.71% en gasto.

Cuestiono también la falta de cumplimiento por parte del Gobierno Federal en el gasto de Comunicación Social, ya que como pudimos observar hubo un incremento del 65.8% del 2014 al 2015, ¿dónde está la seriedad de los recortes? Esperemos que en este 2016 si se utilice de manera más inteligente el presupuesto público y por otro lado es labor de todos observar este tipo de cifras, porque el dinero no es de los servidores públicos, sino de todos los mexicanos que pagamos impuestos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Política Fiscal vs Política Monetaria, ¿qué esperar?

La economía de México atraviesa por un periodo difícil, desde finales del año pasado nuestras instituciones han ajustado periódicamente la política monetaria y fiscal con el fin de mantener estables las finanzas públicas y que la economía de las familias mexicanas no se deteriore. La volatilidad de los mercados financieros y el precio bajo del petróleo han impactado negativamente la cotización de nuestra moneda, lo que podría derivar en un aumento significativo en el nivel de inflación. Por lo anterior, el Banco de México decidió incrementar medio punto porcentual la Tasa de Interés Interbancaria (TIIE).

La economía de México atraviesa por un periodo difícil, desde finales del año pasado nuestras instituciones han ajustado periódicamente la política monetaria y fiscal con el fin de mantener estables las finanzas públicas y que la economía de las familias mexicanas no se deteriore.

La política monetaria utilizada por Banxico pretende contener la salida de capitales e incentivar el ahorro interno, con lo cual se busca frenar un posible incremento en la inflación. Recordemos que Banxico utiliza la política monetaria para procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda mexicana, y para ello se ha fijado como objetivo mantener una inflación de 3%. Este esfuerzo por mantener una inflación controlada beneficia directamente a las familias mexicanas, ya que si el precio de los productos que consumen crece abruptamente el ingreso que tienen podría no ser suficiente para satisfacer sus necesidades.

El cambio en la política monetaria de México se ha acompañado de un nuevo recorte en el gasto de la Federación. En días pasados se anunció que el Gobierno Federal dejaría de gastar 32 mil millones de pesos, afectando el presupuesto de Pemex, la SCT, SEMARNAT, SAGARPA, SEDATU, CONACyT, entre otros organismos. Esta es una medida responsable que busca mantener la solidez en las finanzas públicas, adecuando el nivel de gasto para que corresponda con la disminución en la proyección de ingresos del gobierno. Sin embargo, esta política fiscal restrictiva impacta directamente en la proyección del PIB.

La economía mexicana está enfrentando grandes retos, las medidas que hasta hace unos años se habían aplicado con éxito pueden ya no ser suficientes y esto incentiva al gobierno, y a sus instituciones, a pensar en nuevas alternativas que permitan optimizar los recursos con los que cuenta. En este contexto, se anunció que a partir de abril se autorizará la importación de gasolina, lo cual no solo traerá ingresos públicos adicionales, también se reflejará en un mejor precio para el consumidor.

La economía mexicana está enfrentando grandes retos, las medidas que hasta hace unos años se habían aplicado con éxito pueden ya no ser suficientes y esto incentiva al gobierno, y a sus instituciones, a pensar en nuevas alternativas que permitan optimizar los recursos con los que cuenta.

En los últimos meses el Gobierno Federal y el Banco de México han tenido que modificar de forma importante la política fiscal y monetaria de la nación. Esto es un reflejo de la fortaleza que tiene nuestro país para reaccionar ante la situación económica que atraviesan los mercados internacionales. Es cierto que el panorama es difícil, pero México cuenta con instituciones sólidas que pueden contener los impactos negativos a nuestra economía. Los ajustes en la política económica permiten que nuestro país se mantenga en el rumbo correcto.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”