Trump califica de “idiotas” a equipo de expertos de COVID-19

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a atacar el lunes al principal científico del gobierno, Anthony Fauci, sugiriendo que el muy respetado miembro de la célula de crisis de la Casa Blanca sobre el coronavirus es un “idiota”.

“La gente está cansada del covid”, dijo Trump a su equipo de campaña en una llamada telefónica a la que varios medios estadounidenses tuvieron acceso.

“La gente dice: ‘Déjennos en paz’. Están cansados. La gente está cansada de escuchar a Fauci y a todos estos idiotas”, dijo el presidente, según los reportes de prensa.

“Ese tipo es un desastre”, añadió.

La pandemia ha provocado la muerte de casi 220.000 personas en Estados Unidos.

“Lleva aquí unos 500 años”, se quejó Trump sobre Fauci, de 79 años, reconocido mundialmente por su trabajo como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID), ubicado en las afueras de Washington.

“Si lo escucháramos, tendríamos 700.000 (u) 800.000 muertes”, afirmó el mandatario republicano durante la llamada, antes de afirmar que sería contraproducente despedirlo antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Este último ataque del presidente al muy popular Fauci suscitó una viva reacción del senador republicano Lamar Alexander.

“El Dr. Fauci es uno de los servidores públicos más distinguidos de nuestro país. Ha servido a seis presidentes, comenzando con Ronald Reagan”, tuiteó Alexander.

“Si más estadounidenses prestaran atención a sus consejos, tendríamos menos casos de covid-19 y sería más seguro volver a la escuela, volver al trabajo y salir a comer”.

Hace una semana, Fauci expresó su descontento por el uso de imágenes suyas en un aviso de la campaña de Trump sobre el coronavirus.

“En mis casi cinco décadas de servicio público, nunca he apoyado públicamente a ningún candidato político”, respondió el inmunólogo, diciendo que sus declaraciones en el video fueron sacadas de contexto.

En varios puntos durante la respuesta a la pandemia, Fauci ha aclarado o corregido los comentarios públicos de Trump sobre el desarrollo de tratamientos y vacunas para la covid-19.

El tono entre ellos a veces se ha vuelto tenso, como en abril cuando Trump retuiteó una publicación que contenía la etiqueta #FireFauci (Despedir a Fauci), antes de asegurarle al pueblo estadounidense que “Tony” estaba haciendo un gran trabajo.

A quince días de los comicios del 3 de noviembre, el presidente republicano visitó Arizona, otro estado muy codiciado, en el marco de la maratónica serie de actos que inició una semana después de asegurar que se “curó” de covid-19.

En este territorio donde venció en 2016 -pero en el que los sondeos le sitúan ahora por detrás del demócrata Biden-, Trump se comprometió a rescatar a la golpeada economía por el coronavirus y criticó a su contrincante por pretender “que los socialistas campen en nuestro país”.

“Son afortunados de que sea su presidente”, lanzó el magnate conservador a sus seguidores, la mayoría sin mascarillas y sin guardar distancia social en un mitin al aire libre en Prescott, al norte de Phoenix.

19 de octubre de 2020.-Seguidores de Donald Trump esperan escuchar su discurso en el aeropuerto regional de Prescott en Arizona

En el otro extremo, los demócratas han hecho de su respeto al virus uno de los ejes de su campaña frente a la controvertida gestión de Trump, calificada por la compañera de fórmula de Biden, Kamala Harris, en su mitin en Orlando como “el mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia de Estados Unidos”.

Biden, quien se enfrentará a Trump el jueves en su debate final, incidió igualmente este lunes en la necesidad de un cambio.

“Juntos podemos acabar con los últimos cuatro años de oscuridad, división y caos”, escribió en su cuenta de Twitter, seguida por más de 11 millones de usuarios. “Podemos unirnos, curar nuestras heridas y empezar a sanar”, añadió.

Este lunes, la comisión de debates presidenciales de Estados Unidos anunció que silenciará los micrófonos del presidente, Donald Trump, y de su rival, el demócrata Joe Biden, cuando no estén respondiendo preguntas durante el debate final del jueves para evitar las interrupciones que perturbaron su último encuentro.

Cada candidato contará con dos minutos para responder las preguntas del moderador, tiempo en el que el micrófono del otro estará apagado.

Una vez que ambos hayan usado ya sus dos minutos, habrá una discusión abierta en la que ninguno de los micrófonos se desconectará.

(Fuente: AFP)

Trump acepta nominación del Partido Republicano; advierte “políticas desastrosas” con Biden

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó la nominación para reelegirse como presidente, y advirtió sobre las políticas de su contrincante, Joe Biden, que llamó de “izquierda radical”, pese a que el candidato demócrata ha sido moderado durante toda su carrera.

En su discurso, en la última noche de la Convención Nacional Republicana, el mandatario acusó a Biden de promover iniciativas como quitarle fondos a la policía, lo cual ha sido calificado como falso.

“En ningún momento antes los votantes se han enfrentado a una elección más clara entre dos partidos, dos visiones, dos filosofías o dos agendas”, dijo Trump frente a un público que no respetó las medidas contra el COVID-19.

El mandatario afirmó que Biden busca confiscar las armas de los ciudadanos, algo que el candidato no ah propuesto, y que eso pondrá “en riesgo” la seguridad pública.

Durante el discurso, una revisión de The New York Times encontró al menos diez declaraciones falsas, exageradas o engañosas, entre ellas afirmar que ha garantizado los suplementos médicos para combatir la pandemia, que el tratado comercial con Corea del Sur tuvo grandes beneficios, además de que presumió un programa para veteranos que en realidad comenzó en 2014.

Además, aseguró que bajo las políticas de Joe Biden más migrantes indocumentados entrarán al país.

“Número masivos de migrantes llegarán para obtener todos los regalos que ofrece: educación, salud”, señaló el mandatario.

Pese a sus más de tres años en la Casa Blanca, el mandatario insistió en que es alguien  externo al mundo de la política.

“Rompí la regla cardinal de Washington: mantuve mis promesas”, aseguró.

Trump enlistó sus acciones como terminar con tratados comerciales, como el TPP y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Dijeron que sería imposible terminar el TLCAN, pero estaban equivocados”, afirmó.

Además, aseguró que ha cumplido sus promesas en migración, pese a la oposición interna.

“Nuestras fronteras son más seguras que nunca, el muro estará terminando pronto y ha excedido nuestras expectativas”.

El mandatario afirmó que los estadounidenses están enfrentando al COVID.19 como históricamente el país ha enfrentado otras amenazas.

“Derrotaremos el virus y la pandemia como nunca se ha hecho. Produciremos una vacuna para fin de año o incluso antes”, aseguró, pese a que no existe evidencia de que la vacuna pueda llegar mucho antes del fin de año.

Trump también afirmó que está listo para enviar nuevamente fuerzas federales a ciudades que enfrentan protestas por el caso de Jacob Blake.

“Estamos listos, sólo llaman y nos desharemos del problema en horas”.

Por último, hizo un llamado a los demócratas e indecisos para apoyarlo en la elección del 3 de noviembre.

“El Partido Republicano avanza unido, decidido y listo para dar la bienvenida a millones de demócratas, independientes y cualquier que crea en la grandeza de Estados Unidos y el corazón recto del pueblo estadounidense”.

(Con información de Grupo Reforma)

Trump sugiere posibilidad de retrasar comicios presidenciales

Comparte este artículo:

Donald Trump sugirió este jueves, por primera vez, un posible aplazamiento de las elecciones presidenciales, destacando los riesgos relacionados, según él, con la pandemia de COVID-19.

“Con la votación universal por correo (no la votación en ausencia, que es buena) 2020 será la elección más imprecisa y fraudulenta de la historia. Será un gran bochorno para Estados Unidos”.

Y agregó: “¿Retrasar las elecciones hasta que la gente pueda votar de manera correcta, adecuada y segura?”.

Cabe recordar que Estados Unidos nunca ha retrasado una elección presidencial, ni siquiera durante la Guerra Civil.

Solo el Congreso puede cambiar la fecha de las elecciones, establecida por ley el 03 de noviembre, y la oposición demócrata controla la Cámara Baja, con lo que se ve casi imposible que eso suceda.

Varios estados de la Unión Americana quieren que la votación por correo sea más accesible para limitar lo mas posible la propagación del nuevo coronavirus. Muchos han permitido este sistema de votación durante años y no han reportado ningún problema importante aparte de incidentes aislados.

Desde hace varias semanas, Trump, que enfrenta encuestas muy desfavorables, ha dejado ver la posibilidad de un fraude masivo.

Sus comentarios sobre el tema llevaron a Twitter a reportar por primera vez que uno de sus tuits era engañoso.

Antes que eso sucediera, señalaba continuamente, sin evidencia, que “los demócratas están tratando de amañar las elecciones de 2020, simple y llanamente”.

Y, fue hasta que el republicano tuiteó que “NO HAY FORMA” de que las boletas de voto por correo sean “algo menos que sustancialmente fraudulentas” le valió al Presidente su primer chequeo de hechos realizado por Twitter, que etiquetó el mensaje como engañoso.

A finales de abril, su oponente demócrata, Joe Biden, había predicho que el magnate haría todo lo posible para postergar la elección.

“Recuerden lo que les digo, creo que tratará de posponer las elecciones de una u otra forma, encontrará razones por las que no pueden llevarse a cabo”, apuntó.

Incluso, Biden consideró la posibilidad de que Trump se niegue a dejar la Casa Blanca si pierde.

Pocos días después, Trump interrogado durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, rechazó categóricamente la hipótesis de retrasar los comicios. “Nunca consideré cambiar la fecha (…) ¿Por qué haría eso?”, dijo aludiendo a “la propaganda” del campo demócrata.

El tuit presidencial que evoca la posibilidad de un aplazamiento de una elección fue enviado unos minutos después del anuncio de una caída histórica del PIB de Estados Unidos en el segundo trimestre (-32.09%) como consecuencia de la pandemia.

Quienes critican el voto postal argumentan que la gente puede sufragar más de una vez, usando el correo y luego acudiendo en persona.

A principios de este mes, seis estados de EEUU (California, Utah, Hawái, Colorado, Oregón y Washington) comenzaron a planificar la implementación de un voto por correo universal para las presidenciales.

Estos estados enviarán postales automáticamente a todos los votantes registrados, que luego deben ser enviados o depositados el día de las elecciones, aunque será posible votar en persona en ciertas circunstancias.

La razón de esta medida está en el riesgo que supone el sufragio en persona en el contexto de la pandemia, por la cual más de 150 mil norteamericanos han muerto.

(Fuente: El Mañanero Diario)

AMLO da negativo a prueba de COVID-19

Comparte este artículo:

Esta mañana, durante su tradicional conferencia de prensa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer el resultado negativo de la prueba que se realizó el día lunes 6 sobre COVID-19.

Ya me hice la prueba del Covid-19. Me la hice porque voy a viajar y voy a actuar con responsabilidad y afortunadamente no tengo este virus, llevo mi certificado, no me quita nada si allá (en Estados Unidos) tengo que volver hacerme la prueba“, comentó.

El titular del ejecutivo aseguró que no ha presentado síntomas que refieren los doctores y las autoridades sanitarias del país.

El día de ayer, Obrador indicó que sería una irresponsabilidad no hacerse la pruena antes del viaje a Washington para entrevistarse con Donald Trump, debido a que “no puedo viajar enfermo“.

Con información de Forbes

 

Tendrá AMLO dos encuentros con Trump

Comparte este artículo:

En su visita a los Estados Unidos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sostendrá dos encuentros con el mandatario de este país, Donald Trump, según informó el canciller mexicano Marcelo Ebrard. 

El día de ayer, el funcionario comentó en conferencia de prensa mañanera que se había confirmado el recibimiento de la invitación para la visita oficial de trabajo a los Estados Unidos a celebrarse el día 8 y el 9 de julio. Agregó que los detalles del programa se darán a conocer en cuanto estén terminados.

Aseguró que el día 8 por la tarde “será la agenda de trabajo de carácter bilateral, es decir, reunión de trabajo , encuentro del Presidente Donald Trump con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, conversaciones sobre varios temas.”

Y el día 9 por la mañana lo que tiene que ver con la agenda trilateral, entre México, Estados Unidos y Canadá“.

El canciller destacó que hay un compromiso en América del Norte para fortalecer el comercio, la inversión y el bienestar entre los tres países.

Concluyó comentando: “Y un mensaje muy importante para todos nosotros, el día de hoy no solo entra en vigor un tratado con todos los contenidos que dije, sino que iniciamos una presencia muy importante de México para la inversión, el empleo y el crecimiento económico, ese es el objetivo, para eso va al señor Presidente a los Estados Unidos y por eso habló con ambos Mandatarios, el Presidente Trump y el Primer Ministro Trudeau“.

Con información de Reforma

 

#Kleroterion: La Reunión de AMLO y Trump en el arranque del T-MEC

Comparte este artículo:
Tan pronto anunció el Presidente López Obrador que viajaría a Washington para verse con el Presidente Trump en el marco de la entrada en vigor del T-MEC, el tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, comenzaron a llover las críticas asegurando que dicha reunión sería utilizada por Trump, tal como los hizo con Peña Nieto, para fines electorales. 
Más allá de que el tema México seguramente sea utilizado electoralmente por Trump se reúna o no se reúna con el Presidente, sus críticos pasan por alto una sutileza que vale la pena mencionar.
Esta reunión próxima a llevarse a cabo será entre jefes de estado, es decir entre dos o incluso tres “iguales”, porque todavía se contempla que Justin Trudeau, el Primer Ministro de Canadá, confirme asistencia. Cuando Trump se reunió con Peña Nieto no había motivo diplomático para que este se reuniera con el estadounidense que  sólo era candidato.
Los críticos del Presidente pasan por alto también que esta reunión se da en el marco de la entrada en vigor de un tratado de libre comercio que marcará época hacía la integración de norteamérica. 
Es curioso, por decir lo menos, que constantemente expresan su preocupación porque la economía no va bien, pero pasan por alto el impacto positivo que le traerá a la economía del país la entrada en vigor de este tratado.
Me parece todavía más absurdo que se quejen de que el gobierno de México debe dar certidumbre a los inversionistas, pero no se les ocurre tampoco que asistir a esa reunión  es precisamente abonar a esa certidumbre. 
Tan empeñados están en que al país le vaya mal que no les importa ser incongruentes en sus posturas y absurdos en sus críticas. Para ellos no importa no que el gobierno haga o no haga, todo está mal.
Me ha dado por pensar que lo que los críticos del presidente no toleran es que el personaje al que ellos, con total ignorancia y guiados por el hígado, tachan de comunista sea uno de los artífices y el protagonista principal del tratado de libre comercio más importante que haya firmado un presidente mexicano. 
No le perdonan que  no fracase, que contra todos sus pronósticos y esperanzas el país no se está cayendo a pedazos ni haya un estallido social. No le perdonan que en las cosas que importan, como en la relación con el Presidente del país más poderoso y la economía más grande del mundo, López Obrador haya sacado su madera de estadista y se conduzca con dignidad y decoro, respaldado por el apoyo de millones de mexicanos.

Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut pondrán en cuarentena a visitantes de otros estados de EU

Comparte este artículo:

Los gobernadores de la zona triestatal, conformada por Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, han acordado que visitantes de otros estados del país hagan cuarentena al trasladarse a dichas entidades.

La decisión se habría tomado ante la explosión en casos de COVID-19 en más de 20 estados de Estados Unidos.

Esta orden aplicará, de momento, a nueve estados que han visto un incremento dramático de casos de coronavirus: Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Washington, Utah y Texas.

La orden, que entrará en vigor a partir de la primera hora del jueves, no impide el viaje a personas que provengan de estos estados, sin embargo, las personas que hayan tomado vacaciones en una de estas entidades, o que lleven a cabo un viaje de trabajo, deberán estar en cuarentena durante 14 días.

Avisos sobre estas medidas sanitarias serán desplegados en autopistas y aeropuertos de los tres estados que implementarán estas cuarentenas.

De manera similar a lo ocurrido en otras partes del mundo, los huéspedes de hotel tendrán que informar de su lugar de procedencia y respetar la cuarentena.

La meta para estas nuevas medidas es prevenir la aparición de una “segunda ola” del coronavirus en estos estados, algunos de los más fuertemente afectados al inicio de la pandemia.

La ciudad de Nueva York, en un principio el epicentro de la pandemia a nivel mundial, ahora cuenta con una de las tasas de transmisión de COVID-19 más bajas en todos los Estados Unidos.

Trump fue llevado brevemente a un refugio subterráneo durante protestas frente la Casa Blanca el viernes

Comparte este artículo:

Mientras manifestantes se congregaban frente a la Casa Blanca el viernes por la noche en Washington, el presidente Donald Trump fue llevado brevemente a un refugio subterráneo, según un funcionario de la Casa Blanca y una fuente policial.

El presidente estuvo allí poco menos de una hora antes de ser llevado arriba otra vez.

Una fuente policial y otra fuente familiarizada con el asunto le dijeron a CNN que la primera dama Melania Trump y su hijo, Barron, también fueron llevados al búnker.

La fuente policial familiarizada con el protocolo dijo que si las autoridades decidieran movilizar a Trump, movilizarían a todos los protegidos, es decir, Melania y Barron.

La segunda fuente le dijo a CNN que “si la condición en la Casa Blanca se eleva a RED y el presidente es trasladado” al Centro de Operaciones de Emergencia “Melania Trump, Barron Trump y cualquier otro miembro de la primera familia también serían trasladados”.

A última hora del domingo por la noche, la Casa Blanca advirtió a los empleados que deben ir a trabajar el lunes que ocultaran sus pases hasta que llegaran al punto de entrada del Servicio Secreto y ocultarlos al salir, según un correo electrónico que fue visto por CNN.

El correo electrónico repetía las órdenes para el estado máximo de teletrabajo y dijo que todavía hay una “postura de seguridad elevada” debido a las protestas.

Trump elogió al Servicio Secreto al día siguiente por su manejo de las protestas frente a la Casa Blanca el viernes por la noche y que ocurrieron tras la muerte de George Floyd la semana pasada en Minneapolis.

El diario The New York Times informó por primera vez que Trump fue llevado al búnker presidencial.

El sábado, solo unas horas después de que terminaran las protestas fuera de la Casa Blanca, Trump se declaró a salvo cuando arremetió contra la alcaldesa demócrata de la ciudad y planteó la posibilidad de que sus partidarios se reunieran esa noche en lo que equivaldría a una contraprotesta.

En una serie de tuits, Trump elogió al Servicio Secreto de Estados Unidos por protegerlo dentro de su mansión fortificada el viernes por la noche, diciendo que no podría haberse sentido “más seguro” cuando los manifestantes se reunieron afuera por la muerte de Floyd. El presidente sugirió que perros y armas esperaban dentro de las puertas.

Trump afirmó que la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, no permitió que la policía “interviniera”, aunque el Servicio Secreto dijo más tarde que estaban en la escena.

Así contestó Trump a los incendios por la muerte de Floyd 1:30

Más tarde durante el mismo día, hablando en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida después del lanzamiento del cohete de la NASA y SpaceX, Trump advirtió a los manifestantes en todo el país, expresó su apoyo a la “mayoría de los agentes de policía” y responsabilizó a Antifa y a la “izquierda radical” – sin ninguna prueba – en sus comentarios más extensos desde la muerte de Floyd y las posteriores manifestaciones a nivel nacional.

“Me presento ante ustedes como amigo y aliado de todos los estadounidenses que buscan justicia y paz. Y me presento ante ustedes en firme oposición a cualquiera que explote esta tragedia para saquear, robar, atacar y amenazar. Sanación, no odio, justicia, no caos, son la misión en cuestión”, dijo Trump.

Trump agregó que la voz de “ciudadanos respetuosos de la ley debe ser escuchada y escuchada en voz muy alta”.

“Debemos defender los derechos de cada ciudadano a vivir sin violencia, prejuicio o miedo”, dijo Trump antes de apoyar a “la abrumadora mayoría de los agentes de policía que son increíbles en todos los sentidos y servidores públicos dedicados”.

“Nadie está más molesto que sus compañeros de las fuerzas del orden por el pequeño puñado que no cumplió con su juramento de servir y proteger”, agregó Trump.

En sus mensajes de Twitter del sábado por la mañana, Trump no buscó bajar la temperatura ni consolar a los estadounidenses que se enfrentan a crisis de salud y raciales paralelas.

La decisión de trasladar físicamente al presidente se produjo cuando los manifestantes se enfrentaron a los agentes del Servicio Secreto fuera de la Casa Blanca durante horas el viernes, gritando, arrojando botellas de agua y otros objetos a la fila de agentes, e intentando romper las barreras metálicas.

Por momentos, la multitud superó las barreras de metal y comenzó a empujar a los agentes y sus escudos antidisturbios. El Servicio Secreto reemplazó continuamente las barreras durante la noche a medida que los manifestantes se las llevaban.

(Fuente: CNN)

Trump reconoce que habría más muertes al reabrir

Comparte este artículo:

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró este martes que la ciudadanía, a la que se refirió como “guerreros”, debe volver a sus actividades cotidianas incluso si ésto provoca que más personas se infecten de Covid-19 y mueran.

Durante una conferencia de prensa desde Phoenix, Arizona, el Mandatario, que abandonó Washington por primera vez desde hace un mes, señaló que su Administración se está preparando para iniciar la “Fase 2” de reapertura.

Esta etapa incluirá la desintegración del equipo de respuesta de la Casa Blanca ante el coronavirus, encabezado por los doctores Anthony Fauci y Deborah Brix.

Del mismo modo, el Presidente afirmó que a pesar de los riesgos de salud inherentes a la reactivación del país, se tiene que seguir adelante con el plan.

“¿Habrá más personas afectadas? Sí ¿Algunos serán severamente afectados? Sí”, enunció. “Pero debemos reabrir nuestro país y lo tenemos que hacer pronto”.

En su visita a una fábrica en Phoenix que produce mascarillas de protección, Trump mencionó que el daño económico a la nación ya se ha vuelto demasiado grande como para pensar en una extensión de las medidas de cierre y confinamiento.

Recordó, además, que más de 30 millones de estadounidenses ya han perdido sus empleos a causa del impacto de la pandemia y afirmó ante la cadena ABC News que cerrar el país fue “la decisión más importante” que ha tenido que tomar.

Igualmente, Trump manifestó que la emergencia de salubridad pasará aun si no se ha concluido el proceso de desarrollo de una vacuna que contrarreste los efectos del Covid-19 en los organismos de las personas.

“Habrá más muerte”, dijo. “Pienso que vamos muy bien con el tema de las vacunas pero, con o sin vacuna, el virus pasará y todo volverá a la normalidad”.

Estados Unidos continúa siendo el país más azotado por la pandemia a nivel mundial. Acumula, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, un total de un millón 203 mil 502 contagios confirmados y 71 mil 22 decesos.

(Fuente: Bloomberg)

Aseguran que Estados Unidos cerraría mañana frontera con México

Comparte este artículo:

De acuerdo a dos funcionarios estadounidenses que hablaron con la cadena CBS, Estados Unidos anunciará mañana el cierre temporal de la frontera con México al tráfico no esencial en una medida similar a la anunciada en la frontera con Canadá, esto con el objetivo de evitar la propagación del COVID-19.

Ayer el canciller de México, Marcelo Ebrard, reconoció que está en coordinación con el Gobierno de Estados Unidos, pero hasta el momento no han realizado ningún anuncio sobre el potencial de cerrar temporalmente la frontera común.

El presidente estadounidense, Donald Trump, informó el día de ayer que su país cerraría la frontera norte con Canadá por 30 días al tráfico no esencial para evitar el contagio comunitario del coronavirus a lo largo de la frontera que se extiende desde el estado de Washington hasta Maine.