Nueva administración en Estados Unidos, ¿qué esperar en los mercados?

Comparte este artículo:

Comienza la cuenta regresiva para entrar a la presidencia número 46 en los Estados Unidos, el presidente-electo Joe Biden promete un gobierno en el cual la polarización social (se pretende) se reduzca, se avance en acuerdos internacionales que beneficien al mundo en su totalidad, así como el beneficio particular en materia de economía para nuestros vecinos del norte. Lo anterior, en un período de 4 años. 

Las propuestas que haga Biden tendrán un mayor soporte al contar con las mayorías en el congreso y en el senado; las minorías, por más que luchen, tendrán que ceder ante los embates de propuestas y legislaciones de los Demócratas. 

Ante el caos más reciente vivido el 6 de enero en el Capitolio, la Guardia Nacional ha enviado a millares de activos para la protección y la salvaguarda del orden en la toma de protesta el próximo 20 de enero. Durante las primeras horas bajo el mando de Biden, se espera que este mismo emita un par de ordenes ejecutivas para “contrarrestar” las políticas impuestas por el presidente saliente. 

Sin dejar de mencionar que, debido a lo anterior, Trump es el primer presidente en la historia en enfrentar un juicio político, las probabilidades son pocas, y fue vetado de las redes sociales debido a que sus declaraciones iban en contra de las políticas de uso de las plataformas. 

El punto de quiebre del presidente Trump llegó junto con el incremento de casos de coronavirus en la nación, cuando aseguró que su administración tenía el virus bajo control. Posteriormente los casos de contagio continuaron incrementando, dejando a los líderes estatales en una situación difícil de controlar. 

Dentro de las primeras acciones se encuentra el congelamiento de los pagos de deuda de los estudiantes a nivel federal, del mismo modo el uso de cubrebocas en propiedades federales a nivel nacional, y el levantamiento de las restricciones de viaje en diversos países (en su mayoría musulmanes); así como Venezuela y Corea del Norte. 

Se espera que una vez que Biden esté en su escritorio “The Resolute Desk” (así se le conoce al escritorio de la oficina oval), de reversa a la decisión tomada por Trump en el 2017 de dejar el Acuerdo de París, en conjunto con esto Biden (el mes de diciembre) mencionó que buscará colocar al país en el rumbo a un camino más sustentable para lograr estar en tasa cero de emisiones en el 2050. 

Otros temas que serán de suma importancia, y que se espera los mencione en su discurso inaugural, es la inmigración, el sistema de justicia criminal y el sistema nacional de salud pública. 

No debemos de olvidar que el día de las votaciones y las horas posteriores al primer discurso de Biden como presidente – electo, llamo a la unidad del país, mencionó que gobernará para todos los individuos y no solo para los simpatizantes de su partido. Por lo que este tono puede ser consistente con el discurso del próximo miércoles. 

Para finalizar, el próximo miércoles Wall Street estará al pendiente de que mencione Biden y las propuestas que se generen podrán impulsar el desempeño en sectores que se ven beneficiados con un gobierno de izquierda. Igualmente debemos de tener en la mira la volatilidad del tipo de cambio, ya que, no debemos olvidar que nuestros vecinos del norte son nuestros mayores socios comerciales. 

En cuanto al mercado de valores, los inversionistas a nivel mundial se mantienen a la espera de que tan agresivo será el paquete de estímulos económicos; ya se conoce la propuesta por $1.9 trillones de dólares. Sin embargo, más allá del dinero que estará en circulación en el mercado (con miras al incremento de inflación) los mercados internacionales y Wall Street están agradecidos con la nominada a la Secretaría del Tesoro Janet Yellen. Recordemos que Yellen anteriormente estuvo en el puesto de presidenta del Banco Central o Fed (comúnmente conocida en inglés), durante liderazgo al frente del organismo Yellen mantuvo una política monetaria “acomodativa”; les explico, este término es utilizado cuando la intención es generar inflación y las tasas de referencia se mantienen a la baja. 

Recordemos que la tasa actualmente de los Estados Unidos se mantiene en un rango de 0% a 0.25% siendo estos últimos 25 puntos base, a pesar de ser poco, le dan al Banco Central un rango de maniobra ante un incremento en inflación o bajo crecimiento económico siendo que, si se baja, se pretende que el dinero este en circulación en la economía y no en las instituciones financieras. 

Por otra parte, bajo la administración de Donald Trump, Wall Street se mantuvo con un comportamiento alcista durante 2017 y parte del 2018. El efecto de la reducción de la tasa de impuestos fue el gran catalizador para los inversionistas y para que las empresas mejorarán sus utilidades (volviéndose más atractivas para el mercado). 

El incremento a la tasa de impuestos que se pretende con Joe Biden, pudiera sonar alarmante; sin embargo, la afectación en términos reales es baja, ya que, alrededor del 2% de la población económicamente activa los que pagarán más impuestos. 

Es por esto por lo que Wall Street en el corto plazo se mantiene con miras positivas y en espera de ver el impacto que esto tendrá en las empresas, puesto que, además del incremento de la tasa de impuestos también se pretende tener mayores regulaciones a las empresas de tecnología como Facebook, Google y Twitter. 

Sebastián Vielma 

@sebastianvg91 – Twitter 

Presume Corea del Norte que no tiene ningún contagio de COVID-19

Comparte este artículo:

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, aseguró que no hay ni un solo contagio de COVID-19 en su país, debido a las medidas que ha impuesto para que el coronavirus no entre a su país.

El líder norcoreano llamó a las autoridades a mantenerse alerta contra la pandemia y advirtió que la complacencia podría suponer una “crisis inimaginable e irrecuperable”, de acuerdo con medio estatales que citó la AP.

Sin embargo, expertos dudan de los dichos del líder norcoreano, ya que cuentan con una precaria infraestructura de salud y tienen una estrecha relación comercial y de viajes con China, país donde se detectó el primer caso del nuevo coronavirus.

Aunque en una reunión Kim criticó la falta de atención entre funcionarios y las violaciones de las normas de emergencia contra el virus, el periódico oficial del Norte publicó varias fotografías de Kim en la reunión donde ni él ni los funcionarios tomaban medidas de protección contra el COVID-19.

Las declaraciones del líder de Corea del Norte sugieren que el cierre total de la frontera de ese país con China, su mayor socio comercial y su salvavidas económico, podrían continuar a pesar del costo que está teniendo sobre su economía.

Corea del Norte derriba oficina de enlace con Corea del Sur

Comparte este artículo:

Corea del Norte derribó este martes una oficina de enlace intercoreana en su lado de la frontera, en una reprensión explosiva hacia Seúl que parece diseñada para atraer la máxima atención mundial.

La medida representó la provocación más grave de Corea del Norte en años y sigue a una serie creciente de amenazas contra el gobierno del presidente surcoreano Moon Jae-in.

La agencia estatal de noticias central coreana informó en un comunicado que la oficina, el logro más concreto de una serie de cumbres entre las dos Coreas en 2018, fue “trágicamente arruinada con una explosión terrible”.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur calificó la demolición como un “acto sin sentido” que “destruyó las esperanzas de aquellos que deseaban la paz en la Península Coreana”.

El Consejo de Seguridad Nacional del país advirtió a Corea del Norte de una fuerte respuesta si tomaba más medidas, pero no dio indicios de represalias inminentes.

La destrucción del edificio se produce aproximadamente una semana después de que el régimen de Kim Jong-un abandonara sus operaciones en las instalaciones financiadas por Corea del Sur, que permitía a funcionarios de ambos lados comunicarse durante todo el día.

Corea del Norte ha estado tratando de aumentar la presión sobre Moon frustrado por el continuo apoyo de Seúl a la campaña de sanciones liderada por Estados Unidos que ha debilitado su economía.

Si bien no estaba claro de inmediato cómo reaccionarían los aliados, el objetivo de Kim parecía elegido para avergonzar a Moon sin provocar una respuesta militar de Corea del Sur o del presidente de EU, Donald Trump.

Moon ha pasado gran parte de su presidencia buscando mejores lazos con Pyongyang, a veces poniéndose en desacuerdo con las voces más agresivas de la administración Trump.

“Podemos esperar que Pyongyang continúe con actos militares similares, pero no lo suficiente como para obligar a Seúl a tomar represalias con fuerza”, comentó Duyeon Kim, asesor principal para el Noreste de Asia y Política Nuclear del Grupo Internacional de Crisis.

“Debemos recordar que la oficina de enlace ya estaba esencialmente muerta, así que, si hay un problema real, entonces es para los contribuyentes de Corea del Sur”, consideró.

El incidente es una de las provocaciones más graves desde 2010, cuando se sospechaba que Corea del Norte había torpedeado un buque de guerra surcoreano, matando a 46 marineros, y que había bombardeado una isla surcoreana, matando a dos soldados y dos civiles. Los ataques amenazaron con extenderse a combates abiertos, pero las tensiones se redujeron en medio de las preocupaciones sobre la devastación de otra guerra.

El comercio entre las dos Coreas se ha reducido prácticamente a cero desde 2 mil 700 millones de dólares en 2015, o 10 por ciento de la economía del Corea del Norte. El régimen sufrió un nuevo golpe este año cuando cerró sus fronteras en enero al comienzo de la pandemia de COVID-19, que frenó otros negocios con países como China.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, Zhao Lijian, señaló en una conferencia poco después del incidente que las autoridades chinas esperaban la paz en la Península Coreana, sin mencionar el derribo de la oficina de enlace. China es el principal patrocinador político y socio comercial de Corea del Norte, y tiene un papel clave en la implementación de sanciones internacionales contra Corea del Norte.

La oficina de enlace, abierta hace dos años, fue parte de las medidas para reducir las amenazas a lo largo de la frontera, ya que Kim Jong-un también involucró a Trump en conversaciones sobre su programa de armas nucleares. La oficina permitió una comunicación constante entre las dos partes por primera vez desde el comienzo de la Guerra de Corea de 1950-1953.

Este martes más temprano, Corea del Norte afirmó que estaba revisando planes para enviar tropas a algunas áreas de la Zona Desmilitarizada, sin mencionar partes específicas de la región fronteriza fuertemente fortificada.

La declaración parecía referirse a una región cercana a la oficina en el lado occidental de la península y a un complejo turístico cerrado en el este alrededor del Monte Kumgang, informó la Agencia de Noticias Yonhap.

Moon ha presionado recientemente para restablecer algunos de los lazos económicos congelados con Corea del Norte y ha pedido reiteradamente a Corea del Norte que mantenga conversaciones. Pyongyang ha ignorado sus llamados al diálogo y lo ha castigado por entrometerse en sus intentos de servir como puente entre Kim Jong-un y Trump.

Cheong Seong-chang, director del Centro de Estudios de Corea del Norte en el Instituto Sejong, dijo que la última acción ilustra la “fuerte voluntad” de Corea del Norte de “cerrar completamente” las relaciones con el Sur.

“Corea del Norte está trabajando para volver a militarizar el complejo industrial de Kaesong, y volar la oficina de enlace en el complejo sería solo el primer paso en sus planes”, declaró.

Corea del Norte continuó culpando a su vecino por los panfletos anti-Kim enviados a través de la frontera por activistas con sede en Corea del Sur, señalando que el país se vio obligado a “forzar la escoria humana, y aquellos que la han protegido, a pagar un alto precio por sus crímenes”.

Millones de folletos han cruzado la frontera durante más de una década con mensajes críticos contra los líderes de Corea del Norte. Unos de los últimos cruzaron la frontera cuando Kim Jong-un hizo menos apariciones públicas en las últimas semanas de lo normal, lo que llevó a la especulación mundial sobre su salud.

A lo largo de los años, Corea del Norte a menudo ha amenazado con una acción militar, remarcado que convertiría a Seúl en un “mar de fuego” y hundiría el archipiélago japonés, pero ha tomado algunas medidas que podrían escalar a un conflicto abierto con EU y sus aliados.

“A menudo es un farol, y hemos visto muchos de esos antes”, destacó Zhang Baohui, profesor de ciencias políticas y director del Centro de Estudios del Pacífico Asiático en la Universidad de Lingnan en Hong Kong.

“Sin embargo, cuando se trata de acciones concretas, Corea del Norte ha sido prudente ya que comprende los enormes costos asociados con las acciones imprudentes”, comentó.

(Fuente: Bloomberg)

Asesor de Corea del Sur asegura que Kim Jong-un se encuentra vivo y bien

Comparte este artículo:

Moon Jae-in, asesor de seguridad del presidente de Corea de Sur, desestimó los rumores sobre la salud del líder norcoreano Kim Jong-un, asegurando que está “vivo y bien”.

Según El Universal, el asesor señaló que el líder supremo de Corea del Norte se encuentra en Wonsan, desde el 13 de abril y sobre su estadía no se se ha registrado movimientos sospechosos.

Las especulaciones sobre la salud del líder norcoreano, comenzaron luego de su ausencia en el acto oficial del 15 de abril por el cumpleaños de su abuelo Kim Il-sung, el fundador de Corea del Norte.

Estos rumores se fortalecieron cuando se reveló que un equipo de médicos y expertos fue enviado por China a Corea del Norte para asesorar en la atención del líder supremo. 

 

“Con Información de El Universal” 

Trump le desea “lo mejor” al líder norcoreano Kim Jong Un

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que tiene buenos deseos para el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, esto después de que surgieran versiones que apuntaban a una enfermedad crítica que ponía en peligro la vida del líder norcoreano.

“Tengo muy buena relación con él. Sólo puedo decir esto: porque si está en el tipo de condiciones que señalan los reportes, esa es una condición muy seria. Lo he dicho muchas veces. Si alguien más estuviera en su posición, estaríamos en guerra actualmente con Corea del Norte”, señaló Trump en conferencia de prensa.

Los rumores sobre el estado de salud de Jong Un surgieron después de que el líder norcoreano se ausentara de la celebración de cumpleaños de su abuelo, Kim Il-Sung.

El lunes, reportes anónimos retomados por CNN señalaron que Kim se encontraba en “grave peligro” luego de una presunta cirugía cardíaca.

Sin embargo, posteriormente a estos señalamientos, fuentes de Corea del Sur desestimaron versiones sobre un presunto estado de coma del mandatario.

Otras versiones señalaron que la salud de Kim Jong Un habría sufrido algún topo de quebranto, pero sin especificar la gravedad de la situación.

Fuentes del gobierno de Corea del Sur señalaron que además de las versiones sobre la salud de Kim, no han detectado ninguna “actividad poco usual” en Corea del Norte por el momento, además de que el presidente de norcoreano estaría “recuperándose” de su problema de salud.

Acusan a Corea del Norte de disparar dos proyectiles “no identificados”

Comparte este artículo:

Oficiales de los Estados Unidos y Corea del Sur afirmaron hoy que Pyongyang disparó por lo menos dos proyectiles no identificados. La oficina en Washington D.C se limitó a decir que eran proyectiles de “corto alcance.”

La agencia de noticias coreana Yonhap informó que los proyectiles fueron lanzados desde la localidad de Wonsan, en la costa este del hermético país. El Estado Mayor Conjunto del Ejército surcoreano está “preparándose” para recibir más información de la situación.

Las autoridades norcoreanas no han hecho ningún anuncio hasta el momento. 

Solo hace tres semanas, el presidente estadounidense Donald Trump y el Supremo Líder norcoreano Kim Jong-Un se reunieron en la histórica villa de Panmunjeom, sede de la Zona Desmilitarizada y de la franja que divide a ambos países asiáticos. En dicha junta, Trump se convirtió en el primer líder estadounidense en tocar suelo norcoreano, aunque la tensión entre ambos países sigue existente.

Ésta es una nota en desarrollo, se incluirá más información en cuanto la haya.

(Fuente: El País y Yonhap)

Por Trump y para Trump, la marcha militar del 4 de julio

Comparte este artículo:

En un evento sin precedentes en la historia moderna de los Estados Unidos, hoy se llevará a cabo una marcha militar en la capital para festejar el Día de la Independencia estadounidense. Sin embargo, la fastuosidad del evento, al que inclusive se le unirán tanques de guerra, ha levantado miradas tanto de los oponentes políticos de Donald Trump como miembros retirados de las Fuerzas Armadas norteamericanas.

El tema del desfile militar lleva años en la mesa de la Oficina Oval: desde el momento que Trump acompañó a su homólogo francés Emmanuel Macron para los festejos del día de la Bastilla en 2017, Trump ha buscado maneras de llevar a cabo su propia celebración militar en casa. La primera valoración de tal proyecto puso su costo en 92 millones de dólares.

Así mismo, Trump ha mencionado como ejemplo de logística para estos eventos a China, Rusia y hasta Corea del Norte. Es por esta razón que hay tanta controversia, ya que hace de un día festivo apartidista un festival para la personalidad de Trump, según sus detractores. Como sentenció el general retirado Anthony C. Zinni, “ponga a las tropas ahí para poder agradecerles, pero deje los tanques para la Plaza Roja.”

“Ponga a las tropas ahí para poder agradecerles, pero deje los tanques para la Plaza Roja.”

Además del desfile militar y la típica celebración de fuegos artificiales, Trump dará un discurso en el Monumento a Lincoln, cosa que no es habitual tampoco.

Ésta es una nota en desarrollo, se actualizará concorde se dé a conocer más información.

(Fuentes: The New York Times y el Toronto Star)

Trump hace historia y entra a Corea del Norte a pie

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, efectuó unos pasos el domingo en Corea del Norte, junto a Kim Jong-un, reflejo de un acercamiento histórico con este país, aunque las negociaciones sobre el tema nuclear siguen en punto muerto.

Acompañado por el líder de Pyongyang, vestido con un traje Mao antracita, el magnate estadounidense hizo varios pasos en territorio norcoreano, antes de posar a su lado para los periodistas en la línea de demarcación.

“Es un gran día para el mundo”, dijo el dirigente estadounidense. Por su parte, Kim Jong Un dijo esperar “superar los obstáculos” gracias a su relación con Trump.

El mandatario estadounidense ganó su reto al lograr que el líder norcoreano aceptara en el último minuto su inesperada invitación para encontrarse en la Zona Desmilitarizada (DMZ), que separa las dos Coreas desde el fin de la guerra de Corea (1950-53).

Con este gesto, Trump se ha convertido en el primer presidente estadounidense en ejercicio en pisar suelo norcoreano.

Aunque el encuentro difícilmente resuelva las divergencias entre Washington y Pyongyang, posee una carga simbólica insoslayable para dos naciones que hace apenas dos años hablaban de aniquilación y destrucción.

La visita de Trump a Corea del Sur y la DMZ estaba prevista luego del fin de la cumbre del G20 en Japón, pero el mandatario sorprendió a todos el sábado al sugerir a Kim que esté presente en la frontera para un encuentro.

“Cuando esté allí, si el presidente Kim de Corea del Norte ve esto, me gustaría reunirme con él en la frontera para darle la mano y decirle hola (?)!”, escribió Trump en Twitter, para sorpresa general.

Se trata del tercer encuentro entre los dos dirigentes, desde su histórica cumbre en Singapur en junio de 2018 y la fallida reunión de Hanói, Vietnam, en febrero.

Kim cruzó la frontera el año pasado para estrechar la mano del presidente surcoreano, Moon Jae-in. En esa oportunidad, el líder norcoreano pasó brevemente al territorio de Corea del Sur, y los dos posaron ante la prensa.

A su llegada a la DMZ, Donald Trump visitó, junto al presidente surcoreano Moon las instalaciones y un puesto elevado de observación desde donde se puede ver parte del lado norcoreano de la zona, especialmente una bandera gigante izada en un mástil de 160 metros.

“Había un intenso conflicto antes de nuestra primer reunión en Singapur”, dijo Trump en relación al primer encuentro que mantuvo con Kim, el año pasado. “Después de esa primera reunión, el peligro se esfumó”, añadió.

Trump y Moon también firmaron un mural que registra los visitantes ilustres a las instalaciones.

No obstante, expertos coinciden en que un encuentro de esta naturaleza no es suficiente para resolver las divergencias sobre la desnuclearización de Corea del Norte.

Washington exige que Pyongyang renuncie definitivamente a su programa nuclear para que se levanten las sanciones internacionales, opción que Corea del Norte descarta de plano.

En la opinión de Harry Kazianis, un experto en asuntos coreanos en el Centro de Interés Nacional, de Washington, Trump podría poner sobre la mesa la suspensión de una parte de las sanciones a cambio del desmantelamiento del centro de ensayos nucleares de Yongbyon.

“Una fórmula como esa daría a Pyongyang el incentivo para reactivar su economía, y ofrecería a Trump una gran victoria diplomática en momentos en que las tensiones aumentan en todo el mundo, tanto con aliados como con enemigos”, dijo.

Propone Trump a líder de Corea del Norte encuentro en frontera

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso este sábado al líder norcoreano Kim Jong-un una reunión en la zona desmilitarizada (DMZ) situada entre las dos Coreas, aprovechando que estará en Seúl esta semana.

“Tras varias reuniones muy importantes (…) dejaré Japón rumbo a Corea del Sur (con el presidente Moon). Cuando esté allí, si el presidente Kim de Corea del Norte ve esto, me gustaría reunirme con él en la frontera para darle la mano y decirle hola (?)!”, indicó Trump en Twitter desde la ciudad de Osaka, donde participa en la cumbre del G20.

La oferta llegó por sorpresa tras la última cumbre entre Trump y Kim, que acabó sin acuerdo sobre el programa nuclear norcoreano.

Tras varios meses de silencio, los líderes intercambiaron cartas y abrieron la vía a una tercera cumbre tras la primera, histórica, del 12 de junio de 2018 en Singapur, a la que siguió una segunda, en Hanói, en febrero pasado.

Aunque los ciudadanos norcoreanos no tienen acceso a Twitter, Pyongyang respondió rápidamente al mensaje del presidente estadounidense.

El presidente estadounidenses aprovechó la ocasión para hablar indirectamente de su idea de construir un muro en la frontera con México.

“Cuando hablamos de muro, cuando hablamos de frontera, eso sí es una frontera, nadie cruza esa frontera, es lo que se llama una frontera de verdad”, aseguró.

La zona desmilitarizada, situada al norte de Seúl, es un franja de terreno de 4 kilómetros de ancho y 248 km de largo, esta protegida con barreras electrificadas, campos de minas y muros antitanque.

En noviembre de 2017, durante una visita a Seúl, Trump intentó sin éxito visitar la DMZ.

El helicóptero presidencial, así como el del pequeño grupo de periodistas que le acompañaban, despegaron de la base de Yongsan para visitar el lugar pero tuvieron que dar media vuelta a causa de las condiciones atmosféricas.

A principios de 2018, cuando se especulaba sobre el lugar en el que tendría lugar la primera cumbre con Kim, Trump ya habló de la zona desmilitarizada. “Hay algo que me gusta en esta idea”, aseguró entonces.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Postura dura con México en TLCAN es represalia por migración: Trump

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump admitió hoy que su dura postura frente a México en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de America del Norte (TLCAN) es una represalia por lo que considera es su negativa a ayudar a Estados Unidos a detener los flujos migratorios a través de su territorio.

México está haciendo 100 mil millones de dólares al año a expensas de nosotros por el terrible NAFTA, y estoy siendo duro. Una de las razones por las que estoy siendo duro, es porque ellos no hacen nada por nosotros en la frontera“, dijo.

Hablando ante reporteros en una reunión con su gabinete, Trump indicó que cuando es interrogado sobre la razón detrás de su intransigente postura para renegociar el TLCAN, su respuesta es: “estoy siendo duro, porque es un terrible acuerdo para Estados Unidos“.

El mandatario, que persiste en que la crisis humanitaria provocada por la orden de su gobierno de separar niños de familias inmigrantes en la frontera es culpa de otros, ha sugerido que México tiene responsabilidad, y este jueves buscó afirmar esa narrativa.

“Francamente ellos alientan a la gente para caminar por México hacia Estados Unidos, porque sus narcotraficantes, sus traficantes de personas, sus coyotes, son algunas bellezas”, manifestó sin referirse al mercado consumidor.

Sin ofrecer evidencia para apoyar sus declaraciones, Trump indicó que su vecino, solo busca “tomar nuestro dinero y enviarnos drogas”, en un monólogo que se extendió por más de 20 minutos y donde abordó además temas domésticos y sus conversaciones con Corea del Norte.